UN MENSAJE DE AMOR PARA TODA LA IGLESIA

Filipenses 1:1,2

EXORDIO:

¿En alguna ocasión no se ha sentido aludido porque cree que usted está bien o
porque piensa que tiene privilegios con alguien?

PROPOSICIÓN:

El propósito del sermón de esta mañana es que usted se sienta aludido con el
mensaje de Dios a través del apóstol Pablo; peo no se preocupe, es un mensaje
de gracia y paz: “Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les conceda gracia
(charis) y paz (eirene).” (1:2).

INTRODUCCIÓN:

El fin que el apóstol Pablo busca en su emisiva a los hermanos de Filipos es que
la Iglesia llegue a tener el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, para que es fin
se logre cada uno de los miembros de la comunidad cristiana deben estar
involucrados y responder positivamente al llamado del apóstol. Es por ello que
Pablo habla a los santos (hagios), a los obispos (episkopoi) y a los diáconos
(diakonoi); la intención de Pablo no es hacer una estratificación de castas o de
grupos dentro del pueblo de Dios, solamente el que quede claro que el mensaje es
inclusivo respecto a todos los creyentes.

CONFIRMACIÓN:

I. El Mensaje a los santos.

“Doy gracias a Dios cada vez que me acuerdo de ustedes. En todas mis
oraciones por todos ustedes, siempre oro con alegría … Estoy convencido de
esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día
de Cristo Jesús. … Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde
cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es
mejor, y sen puro e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia,
par gloria ya alabanza de Dios.” (1:3,4,6,9-11).

II. El mensaje a los pastores.

“Espero en el Señor Jesús enviarles pronto a Timoteo … No tengo a nadie más
que, como él, se reocupe de veras por el bienestar de ustedes … ustedes conocen
bien la entereza de carácter de Timoteo, que ha servido conmigo en la obra del
evangelio, como un hijo junto a su padre.” (3:19-22).

“Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a
mi lado en la obra del evangelio.” (4:3).

III. El mensaje a los diáconos.

“Ahora bien, creo que es necesario enviarles de vuelta a Epafrodito, mi hermano,
colaborador y compañero de lucha, a quien ustedes han enviado para tenderme
en mis necesidades. Él los extraña mucho y está afligido porque ustedes se
enteraron de que estaba enfermo. … arriesgando la vida para suplir el servicio
que ustedes no podían prestarme.” (3:25,26,30).

“Ruego a Evodia y también a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor.”
(4:2).

“… junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en
el libro de la vida.” (4:3).

EPÍLOGO:

El mensaje a todos los santos es un mensaje de aliento, el mensaje a los
obispos/pastores es un mensaje de reconocimiento y encargos, y el mensaje a los
diáconos es un mensaje de reconocimiento y corrección. En cada mensaje
encontramos el deseo de Pablo de que la gracia y la paz de Dios y del Señor
Jesucristo se vea reflejada.

PROPOSICIÓN:
Cada uno de nosotros tiene un lugar como destinatario en el mensaje de Pablo,
así que todos debemos sentirnos aludidos a lo que Dios habla a su pueblo.
Ninguno debemos sentirnos ajenos, pues es una bendición estar incluidos entre
los destinatarios.

Pastor Abraham Banda Robles
Iglesia Bautista Casa Blanca
27 de mayo de 2012