NINGUNO COMO ÉL

(Juan 7:45 – 52)

INTRODUCCIÓN

Era el último y gran día de la fiesta de los Tabernáculos (7:37).
Tres veces al año, los judíos debían congregarse en Jerusalén
con propósitos religiosos. La fiesta de las cabanas era la última
o la reunión final del año. Mucha gente se había dado cita para
el gran evento religioso. Los judíos del norte y sur de Judea y
Galilea, como de otras naciones habían venido para participar de
la fiesta. Jesús alzó la voz para dar su último mensaje a
aquellos que quizá nunca más lo escucharían. Su mensaje
fue claro y directo. Todo aquél que tenga sed podía venir y
beber gratuitamente del agua de vida (7:37-39). Pero como
era de esperarse, no todos concordarían con sus
declaraciones unos aseguraban que Él era el Cristo y otros
dudaban de su identidad (7:40-44).

Jesús siempre causó en el corazón del hombre atracción o
repudio, aceptación o rechazo, bienvenida o menosprecio.
No existía la posibilidad de mantenerse neutrales ante la
invitación de Jesús. Las palabras de Jesús golpeaban el
corazón más duro y su rostro amoroso transformaba las
fruncidas frentes de sus más fieros enemigos.

Contenido
Los fariseos y los principales sacerdotes al ver a Jesús
enseñando a la multitud y predicando libremente en el
templo, enviaron alguaciles para que le prendiesen (7:32). No
eran capaces ellos mismos de capturarlo porque temían a la
multitud, pero sobretodo no se atrevían porque eran intimidados
por su santa presencia. Los pecados de estos líderes
religiosos despertaban en ellos odio y rencor hacia el
Maestro íntegro e inmaculado.

Pero las palabras de Jesús habían conmovido su corazón. Pero estos mismos hombres superficiales y licenciosos fueron cautivados por el amor de Jesús y sus inspiradoras enseñanzas. pero sí presenta delante de ellos la verdad y el error para que decidan entre lo bueno y lo malo. Sus corazones podrían ser los más duros y severos. Estaban acostumbrados a los mensajes insípidos. El amor de Jesús y su mensaje sencillo. En sus acciones no había contemplaciones. Pero ¡sorpresa! Los líderes religiosos no estaban en el templo y menos en la fiesta. . Esto muestra que no importa cuán lejos haya ido el pecador. penetró en el corazón secular y profano de estos alguaciles. respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre! Estos alguaciles seguramente eran hombres con vidas desordenadas y expuestos siempre al pecado. Ese día no asistieron a los servicios religiosos. Es importante recordar que era el último y gran día de la fiesta. pero profundo. una vida sin tacha atrae más que la moda y la elegancia. una vida que no se condice atrae más que lo físico. aburridos y sin gracia de los fariseos.Definitivamente Dios no obliga a los hombres a aceptarlo. todavía anonadados por las palabras de Jesús. La irresistible atracción de Jesús (7:45-46) Los alguaciles que fueron enviados para prender a Jesús habían vuelto sin Él. Una vida íntegra atrae más que las palabras. Entonces los fariseos y sacerdotes reclamaron por qué no le habían traído. si un día abre su corazón a Jesús puede ser verdaderamente transformado. Fueron formados para matar y actuar con violencia. Los alguaciles.

. Y luego cerró su puerta. Esto implica un asunto muy importante. y le ofrecí estudiar la Biblia. Ella me dijo. Reflexionemos en los argumentos de estos estudiosos de la Ley y supuestamente conocedores de la Palabra. Yo le contesté: "No deseo cambiarla de religión. hay que despojarnos del orgullo para comprenderla. Un día me acerqué a una señora que barría la vereda fuera de su casa. Le volví a contestar: "Y si usted descubriese que la Biblia no sustenta su posición qué haría?. Ella finalmente contestó: "Por eso. pero nada me va a ser cambiar". Las palabras de los alguaciles deberían haberles mostrado la diferencia de Jesús. Ella replicó: "Usted y yo tenemos posiciones diferentes y eso no va cambiar". no voy a estudiar la Biblia con usted porque ya sé que yo no puedo sustentar mi posición con la Biblia.El corazón endurecido (7:47-49) Los fariseos no podían creer lo que estaban escuchando. El ser humano se perderá no porque Dios no le dio oportunidad de arrepentimiento sino por haber desperdiciado todas las oportunidades. solo deseo estudiar la Biblia con usted". del poder de conversión en quienes le escuchaban. Ella prefería quedarse con su posición equivocada con tal de no cambiar. Joven: "Yo no me voy a unir a su religión". pero ellos se resistieron todo el tiempo. Yo quedé sorprendido por su respuesta. Pero quienes estaban engañados por sus propios prejuicios eran ellos mismos. No basta estudiar la Biblia. Dios no va obligar a nadie a seguirlo. Primero ellos consideran que los soldados también han sido engañados (7:47). Enviaron a los soldados para capturar a Jesús y terminan siendo sus seguidores.

La fe de ellos solo era cognoscitiva pero no experimental. Usted debe estudiar la Palabra de Dios por sí mismo. Literalmente ellos les dijeron: Gente del suelo ¿Cómo pueden estos fariseos ser defensores de la Ley y a la vez despreciar quienes la Ley manda que amen? ¡Qué contradicción! Recuerde: el conocimiento no basta. . esto es muy peligroso. con conocimiento. Lo que ellos dicen es: no hay ninguna gente importante. de los amigos. No confiaban realmente en Dios. Dicho de otra manera: si tal cantante. 9:22). Para un fariseo o gobernante. entonces debe ser cierto. reputación. Todo sincero y fiel estudioso de la Biblia puede obtener y encontrar la verdad con la ayuda del Espíritu Santo. se necesita la experiencia. seguir a Jesús significaba ser expulsado de la sinagoga. o si tal gobernador cree de esta manera. Esto es muy peligroso porque se asocia fama. No estaban dispuestos a arriesgarse tanto. clase. de clase o de reputación que sea seguidor de Él. Conocían textos de la Biblia pero no creían en su contenido. Repito. del sanedrín. con verdad. Por otra parte. Recuerde que siglos pasados se ha considerado que solo cierto grupo de la iglesia o clero podían entender e interpretar las Escrituras y como resultado trajo un oscurantismo espiritual en el mundo. si tal presidente. del empleo.El segundo argumento de los fariseos es más peligroso. había fariseos que sí creían en Jesús como el Mesías pero no tenían el valor suficiente para seguirlo porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios (12:42. Finalmente los fariseos maldicen a todos aquellos que siguen a Jesús porque supuestamente no saben la Ley. con habilidad. de la familia. Ellos menosprecian a Jesús porque ninguno de los gobernantes o fariseos ha creído en Él. Esto es contrario a la misma Palabra de Dios.

La decisión de Nicodemo se fortalecía con el estudio de las Escrituras cada día. Sí. Más espero que no seas como los soberbios fariseos. Ore fervorosamente por las decisiones de esta noche. Todo lo que necesitas para ser feliz y ser victorioso sobre el pecado se encuentra al lado de Jesús ¿Cuántos esta noche desean aceptar a Jesús en su corazón y entregarse completamente a Él por medio del bautismo? Vengan adelante. y que mejor debía escudriñar más la Escritura. y sabe lo que ha hecho?". finalmente Nicodemo. . adinerado. pero necesitado de Jesús. o puede ser que hayas sido como Nicodemo. los fariseos estudiosos pero endurecidos de corazón a causa de la soberbia. Segundo. Pero quienes no habían escudriñado bien eran ellos. respetado.Uno entre muchos (3:50-52) Yo alabo a Dios porque esta historia no termina aquí. Puede que hoy Dios haya hablado a tu corazón de soldado. Nicodemo. los soldados que son atraídos por Jesús a pesar de sus vidas desordenadas y perdidas. judío. era de Belén. Al final de ese día. Llamado Hoy encontramos un mismo escenario con tres protagonistas diferentes: Primero. del linaje de David. y de este capítulo aparece un hombre que antes prefería ocultarse en la oscuridad de la noche. Por lo tanto. un hombre famoso. Y entonces replicó con la Palabra a quienes supuestamente sabían la Palabra: "¿juzga acaso nuestra Ley a un hombre si primero no le oye. Sus colegas fariseos no respondieron a la pregunta sino que intentaron callarlo con otra pregunta. que te has consumido con el pecado por la vida desordenada y licenciosa. el Mesías. que si él era galileo. reunido con las demás evidencias. Hoy entrega tu vida a Jesús. Ya no podía quedar callado. respetado por todos pero vacío por dentro. Jesús no era galileo. ya no podía soportar tanto desprecio de sus colegas y tanta evidencia a favor de Jesús.