1

Aforismo XXV

El espiritismo tiene el mérito de estudiar
«científicamente» los fenómenos metafísicos. El
problema es que la metafísica estudia dianóicamente

lo inefable, distorsionando su sentido original.