1

Aforismo XXXIV

Pasos para enfrentar el mundo fenoménico:

1. Tener en cuenta, ser consciente, todo el tiempo, que,
por nuestra condición de individuación, estamos sujetos al error.
Todo cuanto agrande el “yo”, es ilusión. Lo que tiene de grande
lo tiene de aislado. Se entiende que mientras más grande sea el
yo en la captación del mundo, menos campo habrá para los
otros, por tanto, menos real será la percepción.
2. Somos nada. Y, a la vez, todos somos parte del
Todo. Un dios yace dentro de nosotros pero no somos nosotros.
Es decir, somos nosotros, pero no nuestro “yo”.