--:

Operación ctitu
Psicológic

Ana· P. de Quirog~

Clases dictadas en la Primera Escuela Privada de Psicología Social
en 3° y5° año 1982-1984

I
, ..... -_._-_ .._- ... _-_ ..-_._. '- - .. ' .. ---- .-

I
ser.¡ aíio,2 de agOsto de 1002
I'
Nos reencontramos en un momento muy particular del proceso de
!
aprendiza]e, aquel proceso que iniciáramos juntos en abril de 1980; por-
que ¡están precisamente en esta clase en la mitad de ese camino. Les diría
que Iha pasado la mitad más difícil y que queda por delante la mitad más
gratíñcante. ,
¡
IUstedes acaban de dejar atrás una reelaboraci6n y una evaluación
¡
que significó una instancia de síntesis, de recapitulación en lo teórico,
perq también de reflexión acerca de lo que fueron viviendo en este primer
período de su 3er. año. Esta síntesis parece que implica para ustedes un
replhl1teo:de su proyecto porque aparece una inquietud acerca del destino
y lal~ontinuidad de su tarea en la Escuela. La reelaboracíón y la evalua-
ciónl,:los enfrentó con una vivencia de plazo porque viven como inminente
la culminación de un ciclo básico que va á conducir su aprendizaje a cen-
trars:e en forma sistemática en la construcción del rol psicólogo social des-
de 1¡ práctica concreta del rol observador y el rol coordinador.

I Por esta inquietud que está surgiendo en ustedes, por este redefí-
nírse y hacerse más concreto el proyecto que los trajo aquí, parece ser este
un momento pertinente- para repensar juntos acerca del proyecto defor-
mac~ón qU? les ~lantea la Escuela. Parec? ser este Un mo~ent8 pertínente
PaTa;refleXlOn9I'Juntos acerca de qué aptitudes es.necesario o es Importan-
te de sarrollar; qué actitudes es necesario, construir para abordar la tarea
psic ,·lógica para abordar la operación psicológica. Proceso .deformecíón
t

que tiene como objetivo la construcción de una capacidad de íntervencíon
operativa en un campo Interaccíonal en el que se despliega un interjuego,
una ~aléctica entre sujetos, que implica ala vez un ínteriuego, una dialéc-
tica. ~ntre el mundo Internny el mundo externo para cada uno de los suje-
tos que están comprometidos en ese campo interaccional. A esta interven-
ción Qadenominamos operación psicológica. Esta 'operación psicológica se
realiza desde un rol que requiere modalidades relativamente estables y
coherentes de pensamiento; sentimiento y acción., Estas modalidades o.
actitudes requeridas desde el rol y para la operación psicológica esloque
denominamos actitud psicológica.
I
'-
I
I Hablábamos recién de un reencuentro, esto es mencionar de-alguna
manera el pasado, y nos remitíamos al primer encuentro, al inicio de este
proceso de formación, al proyecto inicial' que desde la: experiencia 1:1Oy
. - :, ....• . '- -' -
. .
"

','

1
--- -·---~··--,_._A.._ .... _. _ _ .....__.. ..__.__.. ... ,_.

ustedes están redefiniendo y se les hace más concreto y apuntando ya ca
mayor claridad -desde el miedo y desde el deseo- al ejercicio de un rol
'-ilDa tarea psicológica. Hay algunos .de ustedes que ejercen ese rol y es
tarea, pero en todo caso sería acotado desde el trabajo, porejempl0, en u
campo grupal o él ejercicio del rol y esa tarea desde este esquema cOllcel
tual,

Lo que en un primer momento los acercó a la Escuela fue una ÍJJ
tensa necesidad de vivir una experiencia grupal, básicamente una necesí
dad de intebl-aciótt y de comunicacíóll~ una necesidad de apertura. L9 bus
,cado era el grüpo corno un hábitat, como 'un espacio para habitar. como 11]
continente y también como un objeto para descifrar. Frente a la büsqued
que los trajo aquí, la oferta institucional se deftr.J6 -ya en el encuentn
concreto- como una propuesta de formación y les planteamos "aprender ¡
pensar ya operaren términos de psicología social", y les propusimos tra
bajar juntos un Esquema Conceptual, Referencial y Operativo. ¿Por qué'
Básicamente por algo obvio} porque como escuela somos una instituci6r
, centrada en el aprendizaje pero también desde ustedes nos parecía perti
1

nsnte porque esa búsqueda y esa necesidad nos parecia un buen punto de
partida para el proceso formativo. Ustedes al interrogarse sobre el grupo
al tratar de entender y elltenderset la necesidad que expresaban de repara]
p';periencias grupales que les habían sido dolorosas o de rescatar el placer
:te la integración. el intento de descifrar ese misterio que hay en todo vín-
(;:510)en todo grupo, en todo proceso de relación, nos pareCÍa un punto de
partida adecuado,' un fu..'1damento motivacional adecuado para el trabajo
de este EC:~O, es decir, para la construcción del rol psiCólogo y para el
desempeño de la tar-ea psicológica. '

¿Qué es 10 que sostiene y organiza este proceso de formación? El
ECRO, pero en ese formarse que se fue dando durante este tiempo el ECRO
se incorpora, se procesa y se,:intenlaliza. Ese ECRO así intemalizado se va
vehiculizando yseva haciendo más concreto en un rol, es decir, en una
posición dentro de un sistema vincular, yen una función, es dec.ir,en un
' hacer o en una tarea que es la operación psicológica. Nuevamente Insisto,
la operación 'psicológica se nace desde un rol que ~ehiculizaun ECRO.

Entonces~ ¿en qué consiste la formación, que es el objeto explícito
de nuestro contrato? En un procesmuiento en una organízacíon y sistema- 1

tización de experiencias, emociones,infotmaciones percepciones~ .con- T

ceptos. Entendemos como proceso formativo a la organización que le da
.forina a estos contenidos. Esta organizaci6n o sistematización integradora

2
de contenidos se cumple en nuestra interioridad como sujetos de la for-,
macíón. ¿Ya qué da lugar esa sistematización de elementos tan heterogé-
neos? piensen que mencioné conceptos, afectos, percepciones, experien-
g

cias, etc. A la construcción de una estructura o de un modelo interno de
interpretación y de acción sobre la realidad. Es decir, no sólo una organi-
zación conceptual sino también' actitudes y aptitudes que son estas moda-.
Iidades estables y coherentes de pensamiento, sentimiento y acción que:
decimos que son las requeridas para la tarea psicológica.

Ahora, ¿qué es en concreto la operación psicológica? En principio y.
como una primera aproximación a una respuesta podemos caracterizar a'
la operación psicológica como una tarea, como un hacer en un campo
concreto. Esta tarea, este hacer tiene una díreccíonalidad, un sentido, un
para qué, y se organiza desde un esquema conceptual.

¿Cuál es la díreccíonalídad, el sentido o el para qué de la operacíón
psicológica? Esta tarea apunta a promover, apunta a crear condiciones:
para que los sujetos comp remetido s en esa situación de operación psicoló-
gica sean los actores, sean los protagonistas de Un proceso de esclareci-
miento progresivo. Un objetivo específico de la tarea psicológica es crear
aperturas para que se dé el ínsíght, conocimiento de sí en situación y tam-
bién conocimiento del contexto. El ínsíght, aquello a lo que apuntamos es
a la conciencia o conocimiento' no sólo intelectual sino también emocional
(aquel conocimiento que nos compromete como sujetos totales) de noso-
tros mismos, del contexto, y de las relaciones de determinación recíproca ¡
entrenosotros mismos y el contexto vincular, social. Entonces, esta tarea.]
la operación psicológica apunta a que los sujetos que nos comprometemos I
en ella como agentes o como sujetos (el agente es aquel que, por ejemplo, I
en un grupo coordina y los sujetos serían los integrantes) puedan' integrar, I
puedan establecer relaciones entre distintos aspectos de símísmos hasta I
allí disociados. Apunta, a q~e, podamos establecer relaciones entre hechos r
cuyos nexos significativos hasta allí se nos habían escapado, permanecían I
ocultos, se habían transformado en verdaderos escotomas o puntos ciegos.'
Ese es un sentido o una díreccíonalidad posible de Ia operación psicológí-]
ca, pero también hay otra que sena la opuesta:' romper asociaciones que!
no se corresponden con la realidad, es decir, desligar lo que hasta allí ha i
quedado arbitrariamente ligado. ¿Qué cosas a veces quedan arbitrariamen-I
te ligadas? Por ejemplo, placer-culpa-castigo, o sexo-transgresión, o vída-.
transgresión, ciertos argumentos internos que aparecen como Interpreta-
clones de la realidad que están.arbitrariamente ligadas. Hay una causali-]
dad por qué se ligaron, pero se ha transformado en un instrumento ínope- j
:

3
----·r--· .".
I

I
I '.. .
±te de inte:rp~ta~6r: de la realidad y la operación psicológica apunta a
r¡mper esa asociación inoperante. '.'
¡
I La operación psicológica intenta que quienes la protagonizan. des-
d$ los distintos roles que la situación requiere, puedan discriminar lo in-
terno de lo externo, los vínculos internos de los externos, los afectos y los
vínculos del presente de los afectos y los vínculos del pasado, que el deseo
o I el miedo escenificados en la fantasía puedan ser discriminados de lo
real, La operación psicológica implica crecimiento, elaboración, transfor-
ladón de sí y del contexto. '. .

I Solemos caracterizar -síguíendo a Pichon-Rlvísre- a la operación
psicológica como un proceso instrumental, es decir, un camino, un moví-
irliento cuyo eje es el aprendlza]e y- que está, como todo proceso y como
tido camino humano, sometido a alternativas avance y de retroceso.de
¿for qué instrumental? Porque se plantea que los protagonistas de este
proceso adquieran, se apropien y desarrollen los elementos y las herra-
niíentas necesarias para visualizar, analizar-y enfrentar -lntegrando pro-
~sivamente el afecto, el pensamiento y la, acción- sus contradicciones
íntemas y con el contexto.

I . Entonces, .la operación psicológica se plantea entre SUB objetivos
que los sujetos de este proceso se apropien de. algo, hagan suyo un método
df análisis y de interpretación. de la propia realidad para ir adquiriendo
aytonomiarespecto del agente de la operación, es decir, para que puedan
ir, ínternalízando ese vínculo, por ejemplo, la operatividad del vinculo
terapéutico o del vínculo de aprendizaje; ir internalizando el método que
sJ ha desplegado en forma conjunta en la operación psicológica.

I . ¿Qué se
internaliza? Por ejemplo, se internalíza la figura. del tera-
pauta. Este se transforma en un objeto interno y entonces ¿desde dónde
está operando? Desde nuestra interioridad. O'seintemalíza la estructura o
1~gestalt grupal o institucional que es el escenario o el instrumento de la
operación psicológica. Por ejemplo, se puede aprender a pensar desde el
grupo. Si nosotros' incorporamos un estilo de pensamiento grupal empe-
zámos a tener una mayor apertura de pensamiento, empezamos a poder
trabajar con mayor soltura en algo que es esencial al pensamiento creativo
que es el juego de lo divergente y lo convergente; de lo heterogéneo y lo
homogéneo, Si nosotros pensamos desde el grupo se va rompiendo la vi-
sipn monocular y se va teniendo una visión multilateral como es aquella
que vamos incorporando en tanto vamos ínternalízando el método de tra-
1

¡
4 .
••• - ••••• __ ._--_. __ .- •• _--- • .o •• '._._.,_._. _ •• _~.-'._ •••
bajo grupal, el poder analizar una misma cuestión desde múltiples pers-
pectivas. Esta estructura ·vincular, por ejemplo, la figura del terapeuta;'
objeto interno, o la estructura terapéutica o la estructura grupal o la es-!
tructura institucional ínternalízada continúa su eficacia en la Interioridad
de cada uno de nosotros.

A mí me pareció interesante traer aquí una reflexión que hace Pi-
chon-Rívíere respecto a la ínternalízacíon de la estructura terapéutica,
pero curiosamente señala su operatividad no fuera de la sesión sino den-
tro. Dice que muchas veces en sesión el discursó del paciente cesa, el pa~
dente se calla y guarda silencio, es un silencio de autoanálísis, un silencio
reflexivo, no comunica al terapeuta sus asociaciones. ¿Eso debe ser inter-
pretado siempre como resistencia? No, dice Píchon-Riviére, al contrario,
en ese momento está quizá dialogando con el terapeuta como un objeto
interno, hay una posibilidad de diálogo interno y aparece un nuevo mate-
rial, es decir que está operando la estructura terapéutica intemalizada en
el contexto mismo de la sesión. Y no pude menos que asociar esto con
ciertos silencios grupales que tienen también esa calidad reflexiva donde
no puede decirse que se haya Interrumpido el juego comunicacional si
bien hay un silencio, pero podemos decir es un silencio donde de todas
maneras se percibe un diálogo interno y que los interlocutores son los ín-.
tegrantes de esa gestalt, de esa estructura de tarea, En general. suelen ser ¡
momentos de autorregulación grupal, donde Ios integrantes llegan. aun 1

insight sin-necesidad de la intervención del coordinador, y aparte, en fun-]
ción de ese .diálogo resulta muy fácil retomar el hilo de lo dicho por ell
otro; cuando se rompe el silencio y alguien trae algo nuevo es algo que es I
muy fácil asociar con lo que uno estaba pensando. Eso no es magia, eso es]
que hay un proceso de internalización recíproca de un diálogo en ese [ue-]
go de mundos internos. I
. !
" .,. i

• Ahora, ¿para qué apoderarse de un método de pensamiento, de un¡
método de análisis, para qué este enfrentar y solucionar Integradoramente]
conflictos y contradíccíonest, que es lo que se plantea como criterio oríen-]
tador de la operación psicológica. Para poder promover transformacíones.]
modificaciones en nosotros mismos y en elcontexto vincular. Es decir que!
el objetivo de la operación psicológica es que el sujeto de la operación se]
. instrumente para desarrollar una. adaptación activa a la realidad, que pue-],
da realizar lo que se llama una lecturaun análisís, una comprensión de sÍI
mismo y de los otros que permita una acción transformante. Entonces, el!
sentido, la dirección, el para qué de la operación psicológica es que 10s1
sujetos comprometidos en esta operación {agente y sujeto) accedan a la!
f

5
.......,
-t'·- ."~---.'-'.
-... .
I

condición de sujetos situados. Acá aparece la fuerte influencia del pensa-
miento de Sartre en Pichon-Riviers cuando habla de "sujeto situado".
¿Qué quiere decir "sujeto situado"? Consciente de sí nll6.010; de su circuns-
tancíahístoríca, de su temporalidad, consciente de dónde vive. cómo vive,
en qué circunstancias vive, pero consciente de que no va a ser eterno! es
decir, que es -WUl ser temporal, que la finitud es algo que marca su vida.
Pichon-Riviere dice que un objetivo de la operación psicológica es que en
un proceso se vaya elaborando un proyecto vital que tenga en cuenta la
finitud, el hecho de la propia muerte, conciencia de temporalidad .. con-
ciencia de interrelación con los otros. Estas formas de concíencía, con-
ciencia de mortalidad y de integración con otros, es decir, de ser seres so-
ciales e lústóricos, serian precisamente formas de conciencia opuestas a la
alienación, que sería la inconciencia, el desconocímientD o la negación de
estos hechos.

La operación psicológica se ajusta,· entonces, a ciertos parámetros.
Uno de los organi7.adores de la operación ,psicológica es el criterio de sa-
mn,-r enteno
. ~ , • d.8 aprennizaje
..l:~' rl d '6 ti .•. .•. 1
O.v.O a aptací n ac 'va que SUStenta 81 ageuw
-'-

de la operación ..En este sentido; en un sentido ideológico, podemos decir
que no existe neutralidad valorativa en la operación psicológica. ¿Por qué?
Porque preguntarnos por esto es lo mismo que preguntarnos por las rela-
ciones entre la tarea psicológica y la ideología.

Un paciente, un grupo, una institución se acerca a la experiencia
que llamamos operación psicológica, lo sepa o no, sustentando una con-
cepción del hombre y del nrundo, un sistema de valores. ¿Qué sucede del
otro lado de ese vinculo? El agente de la operación psicológica realiza sü
práctica desde 'tilla concepción del hombrsp del mundo que es la que de-
termína, lo sepa o no, el criterio desde donde va a operar. Que lo sepa o
no, no es indiferente. Nosotros creemos que es importante, que hace a la
. actitud psícológíoa el saber, quizá no el saber sino Blpennanenteanalizar
la ideología que uno está desarrollando en la tarea, no la que enuncia sino
la que practica, porque es d.üerente~Entonces~ es esa concepción del horn-
bre la que determina en el agente la concepción de lo psíquico o de la
subjetividad,
r
la concepción de lo sano y delo enfermo. .

Ustedes recordarán que el año pasado cuando trabajamos ECRO y
concepción del sujeto, decíamos que a toda concepción psicológica (y
concepción vuelvo a decir no es s6lo el onuncíado teórico sino que es la
acción, la práctica concreta) subyace una concepción del hombre. y del
mundo que es la que abre la problemática de la tarea, la que sienta las

6

. - ._-.........•. __ .....•.... _._--..,...".. ...•. ..--. __ _
.. .. _. -
premisas de la tarea, la que determina a esa tarea. ¿y por qué voy a insistir
en lo práctico? Por ejemplo, si el hospital psiquiátrico eslo que es, es el
hospicio, es un depósito degradante y deshumanizante, si lo que se practi-
ca en la mayoría de los hospitales psiquiátricos es la descalificación síste-
mática del pensamiento, de la palabra y del sentimiento del paciente, no
se está revelando allí sólo una concepción de la enfermedad mental, se
está revelando mucho más, se está denunciando a sí mismo una concen-
cíón del hombre. Esta concepción del hombre es una expresión conceptual
de un sistema de explotación en el que el hombre es degradado, descalifi-
cado en su pensamiento, en su hacer y en su emoción de mil maneras di-
versas. El sistema de salud, como el sistema educativo, como muchos
otros, es un aparato ideológico.',En ese sistema se van a expresar las con-
tradicciones, los distintos sistemas de significación social o concepciones
del mundo que se enfrentan en una organización social dada .. ¿Por qué
digo que se enfrentan? Porque en el sistema de salud no existe sólo el hos-
picio) existen esfuerzos que están definidos desde otra concepción del
hombre y del mundo y desde otra concepción de lo psicológico que inten-
tan crear condiciones para la salud y no para el congelamiento de la situa-
ción o para la mayor degradación del sujeto. Por eso surge, por ejemplo, la
comunidad terapéutica con distintas variantes, algunas más ligadas a la
adaptación activa, otras más ligadas a la adaptación pasiva, pero de todos
modos la comunidad terapéutica signífica una ruptura. "

¿Qué intentó la experiencia que hlzoPichon-Riviere en el hospicio?
Intentó adjudicar al paciente un rol de sujeto activo, sujeto de un saber
psicológico que lo instrumentaba desde la tarea, que era el ser enfermero,
el hacerse cargo de sí mismo y de los otros, y desde un conocimiento teó-
rico para transformar su realidad, para salir de la marginalidad y la pasivi-
dad que socialmente se adjudica" al enfermo mental. Experiencias como la
que se dio en Lomas de Zamora y la de la Peña Carlos Gardel en el Hospi~
tal Borda, ¿qué se propusieron? Se propusieron crear espacios de protago-
nismo," crear espacíos de recuperación de la dignidad y de la instrumenta-
ción de los enfermos. Por ejemplo, emergió en la Pe.Í1.auna "universidad
popular", que se llamaba ostentosamente "Universidad" Popular Chacha
Peñaloza". ¿Qué se" proponía? Era una estructura de aprendizaje en que
" cada uno enseñaba al otro lo que sabía. Alguien sabía geografía, quizá no
porque la sabía teóricamente sino porque era de la zona, entonces ubicaba
en "el"mapa ese lugar y explicaba a sus compañeros cómo era, o alguien
que conocía el oficio de sastre y entonces 10 trasmitía, o tocar un instru-
mento, porque no sólo eran aprendizajes de cosas prácticas, sino también
de cosas que teman que ver con disfrutar el tiempo libre. Y también se

7

..•
4 ••••• _ ' •• "'_ •• ~ •• •• __ • ••
- j -

i

I
sJeró una estructura de producción, los incluidos en la Peña pusieron
un~ fábrica de guantes de goma y esto les permitió insertarse nuevamente
en ¡la organización social desde su proceso fundamental, es decir, desde el
proceso productivo. Por eso digo no lo que se enuncia sino lo que se prac-
tica; no importa qué se enunciaba allí, allí se estaba practicando algo.

j¿Qué pasa, por ejemplo, cuando el hospital o las instituciones psi-
quíátrícas se convierten en las barracas de depósito de la mano de obra
improductiva) como sucede en los EE.UU. (recuerden Airapado sin. salida)
o 8111 irnos tan lejos, acá, donde puede haber grandes enunciados, o qué
sude de cuando el hospital psiquiátrico sirve para confinar a los disidentes
co~o sucede en la Unión Soviética? Una cosa puede ser el enunciado de
la ~oncepción del hombre y otra cosa es la práctica concreta. Las contra-
dicciones entre nuestros enunciados teóricos e ideológicos y nuestra prác-
tíca concreta es una de las cosas que debemos indagar en forma perma-
nente cuando queremos asumir el rol' de agente de la operación psícológi ..
ca, I No dejamos engañar por el enunciado. Por ejemplo} si nosotros nos
proponemos desarrollar un pensamiento libre pero reprimimos en el grupo
al ~ue se opone, ¿dónde estaría la libertad de ese pensamiento? Cuántas
ve~es se oprime a otro en nombre de una ideología liberadora, y no s610 se
lo oprime poniéndolo en la cárcel, se lo puede oprímíro reprimir descali-
ficJ];do su pensamiento en vez de intenta¡ dialogar con él, y esto es una
cosa que se ve muchas veces en los grupos. .
I
De la misma manera, así como hablábamos de la macro organiza-
ció a nivel de los sistemas de salud, el concepto de salud y en última
ins ~anda el concepto de hombre está presente cuando se centra la tarea en
el análísís de los procesos intrapsíquícos o cuando se trabaja con los VÍD.-
culos o cuando se trabaja exclusivamente desde una perspectiva de abor-
. daj~ orgánico. Cada línea está revelando una concepción del hombre y
desde allí se está definiendo 10 sano y lo enfermo, desde allí se están ela-
botando los criterios de salud y enfermedad, desde allí se planifica y se le
da dirección a la operación psicológica. y todo esto nos plantea problemas
éticos, teóricos, técnicos e ideológicos que nos remiten a un tema que tra-
taremos de desplegar en la próxima clase que es Ia relación entrecríteríos
de salud, la actitud psicológica y las formas de la operación psicológica.
Qué pasa cuando agente y sujeto de la operación psicológica no comparten
la misma concepción del hombre y del mundo, no comparten la misma
ideología) qué le toca al agente, porque el sujeto tiene libertad absoluta, el
. qu~:está acotado, el que estáimpactado por los problemas éticos, teóricos.
técnicos,
i
ideológicos, etc., es el agente y sobre eso tenemos que pensar.

8
Lo que hasta aquí planteamos como objetivos de la operación psi-.
cológica no son sino enunciados que ustedes pueden conocer o reconocer
como el criterio de salud sustentado por el ECRO de Píchon-Rívíere. Desde
allí, desde el pensamiento de Píchon-Rtvíere, la hipótesis central es que lo .
necesitado por todo sujeto -ya sea situacionalmente el agente o el sujeto de
la operación psicológica- es el afianzamiento de la identidad, una concien-
cia de sí mismo y de los otros, la capacidad de transformaciones internas y ;
externas. Pero para que se dé esa capacidad de transformaciones internas ;
y externas, es decir, para que haya aprendizaje, ¿qué tiene que disminuir a •
un nivel tolerable? Las ansiedades básicas, porque si éstas descienden no '
necesitamos apelar a modelos o defensas estereotipadas, se hacen más
instrumentales las técnicas del yo, están al servicio de la exploración de la .
realidad, y no están en una preservación de lo bueno y un control de lo ;
persecutorio estereotipadamente. Esto se da estereotipadaments, el control .
de lo persecutorio o de lo malo y preservación del objeto bueno, es decir,
una rigidización de la técnica de disociación y de control si es muy alto el
monto de ansiedad. Por lo tanto uno de los objetivos de la operación psi-
cológica es el descenso del monto de ansiedad,

Entonces, si se da esa disminución de ansiedades, no hay una ape-
lación a defensas y modelos estereotipados, se hace posible la
reparación
de objetos internos, de vínculos que son Vividos como deteriorados, como
destruidos o como amenazantes. Se va a dar una posibilidad de relación
libre consigo mismo y con los otros. El logro de una mayor plasticidad de
las técnicas del yo y de los modelos internos que, como les decía recién,
implica una creciente fluidez en el' Interjuego entre mundo interno y
mundo externo. En síntesis, todo esto apunta a nuevas y más ricas posibi-
lidades de creatividad y de aprendizaje. Uno de los objetivos de la opera-
ción psicológica en este ECRO es el logro de la creatividad, de una mayor
posibilidad de creatividad y aprendizaje. .. ,._

Si nosotros hablamos de una Integración consigo mismo y con los
otros, ¿de qué estamoshablando? Estamos 'hablando de .la pertenencia, el
estar incluido en una estructura en la que uno se siente contenido y que
refuerza el sentimiento de la identidad.lQué requiere la pertenencia? Re- .
quiere cooperación, comunicación y' aprendizaje. ·Y estamos recomendo
. en este momento los vectores del cono. El sujeto situado, activamente
adaptado, comprometido en un hacer, alcanza progresivamente niveles de
pertinencia, y la disminución de las ansiedades básicas, la reparación de
aquellos objetos y vínculos internos le permiten una actitud de mayor

9
"'~'-'-'-."--"'" ....,...-,.- .. _.,.::--_ .._,..,. ..-_ .._".- •.... _-_._-~":"..~. -_._~_._--..... -- '.

apertura hacia el cambio. A todos estos rasgos, a todas estas determinacio-
nes se refiere Píchon-Rívlsrs cuando dice "un sujeto es sano en la medida
en que mantiene una relación dialéctica mutuamente modificante con el
mun d o." To'do eso que estuvimos
. antean d o: 1a piasucrcad os 1as' téecni-.
pIan T ••• , 1 ,

cas, la disminución de las ansiedades ••la posibilidad de modificación de
modelos internos, está incluido en esa formulación tan general: "en Ia me-
dida en que mantiene una relación dialéctica mutuamente modificante
con el ID1Uldo".Es decir, se puede modíñcar a SÍ mismo y puede transfor-
mar la realidad externa en tanto tiene apertura hacia esa realidad externa y
no se encierra y se estereotipa ante ella.

Todos estos criterios planteados hasta aquí son abstractos, tienen'
un alto nivel de generalización; en cambíola situación de una familia, de
una institución, de una pareja o de una, ccmunidad .es una situación con-
creta. ¿Esto qué quiere decír? Que esa situación es particular, es única e
írrepetíble. Podrá tener Utsgos en común con otras situaciones pero es úni ~
ca desde lo concreto, desde su realidad. La ciencia debe tener en cuenta
precisamente esto, que toda verdad es concreta, es decir que los criterios
generales, abstractos} se redefinen en la operación psicológica desde la
realidad concreta de ese sujeto, de esa fm:nili.a de ese grupo, de esa pareja} j

sobre la que nosotros vamos a trabajar. Desde esa realidad concreta es que
el objetivo de la operación. psicológica va a tomar también una forma con-
creta, parttcular, Por ejemplo, recién hab1á:bamos de las técnicas del yo)
. para' un sujeto puede ser que lo necesitado o el objetivo sea un fortalecí-
miento de sus defensas porqu.e éstas pueden ser excesivamente lábiles. En
El 1-.1-. i-N
e nacer oua persona que uesde su reanoao 10 que cene lograr es
.J. -l- 1 T. ,.~ ..•..• ...•..•..•.
tanto pue ..•.
un nivel de desestructuración o de desbloqueo, es decir, aquellas personas
que frente al sufrimíenm en determinados momentos de su vida han es-
.lnJcturado una defensa en términos de bloqueo o de disociación, entonces
no se enteran de lo que sienten. All], ¿cuál va: ti ser el objetivo de la opera-
ción psicológica? Apuntar a que se vaya rompiendo ese bloqueo y que se
puedan integrar esas partes disociadas y que esa persona pueda juntar su
pensaruiento1 su sentüuiento y su accíén, pueda permitirse encontrarse
con sus sentimientos. .

Esta posibilidad de reconocer qué el objetivo toma una forma parti-
cular, concreta y única en cada operación psicológica, donde se puede
reconocer lo universal del aprendizaje y de la adaptación activa, esta posi-
bilidad de reconocer lo singular, lo específico de cada situación, de cada
camino de aprendizaje, esta posibilidad de estar trabajando desde un
ECRO, es decir, desde un esquema conceptual universal, teórico, pero

10
atento a las particularidades que van a plantear rectificaciones y ratifica,
dones, que van a plantear dudas, interrogantes, etc., ese pensamiento
abierto es ceracterístíco de la actitud psicológica que nosotros apuntamos
a construir juntos. Apuntamos a que se vaya construyendo entre nosotros
un pensamiento abierto con una capacidad de espera, con una capacidad
de exploración, con una. capacidad de asombro. Lo opuesto a esto es, el
pensamiento esquemático en el que se aplica mecánicamente la teoría a la
realidad, no importa qué suceda con la realidad. No se observan lbs datos
para analízarlos, integrarlos y elaborar desde allí, desde el marco de refe-
rencia, sino que se aplica el marco de referencia prácticamente sin haber
jugado primero la observación.

Este pensamiento esquemático es un riesgo que todos corrernos, y
refiriéndome en forma particular a la coordinación de grupos pensé' en qué
momentos del ejercicio del rol coordinador se corre particularmente el
riesgo del pensamiento esquemático. Uno es el inicio, la ansiedad frenteial
objeto de conocimiento que no es sólo el campo interaccional sino tam-
bién uno en ese campo ínteraccíonal ejerciendo ese rol, es decir, el objeto
de conocimiento se ha complejizado, el rol se transforma también en un
objeto de conocimiento. Esa 'ansiedad conduce muchas veces a la inhibi-
ción de dos elementos básicos en el método de trabajo, que es la observa-
ción, por un lado, una observación focalízada, y también lo que sería Io
opuesto a la observación que es la capacidad de conectarse con el propio
impacto, con los propios sentimientos, con el registro personal, con las
fantasías que emergen en uno ante ese campo, y se coordina yse ínterpre-
ta desde el esquema teórico. ¿y cómo resulta esto? Muchas veces resulta
formal, desgajado del aquíy ahora. Este obstáculo suele desaparecer con la
práctica, pero es un obstáculo prácticamente inevitable. ¿Por qué? Porque
además tenemos que remontar en un "aprender a aprender" el darle valí-
deza nuestra fantasía, el darle validez como instrumento de exploracíon
de 'la realidad al juego entrefantasía y realidad, por 10 menos en la tarea
psicológica; yo no digo, pero, creo que me equivoco si no 10 digo, en la ela-
boración matemática} creo que también allí. Todo proceso creador implica
un permanente pasaje de registros. i
. .. . j! i

Decía que suele desaparecer esto con el tiempo, pero puede apar~-
cer en otro momento de la vida profesional de un coordinador en que se
vuelve a coordinar desde el e~quema, y es cuando uno ha adquirido "expe-
. ríencia", Uno ha visto muchas veces un proceso de configuración gIi.1P~,
ha visto la emergencia de cierto tipo de roles, la emergencia de cierto tipo
. de obstáculos, y entonces aparece un verdadero "síndrome de adormecí- .
I
11 i
-_.._- -_ ..__ ._.__ .... 0.'_- .... _ .... _ ... ~_ .. ._... .._._._ ._

i

miento", ¿QUé es lo que se adormece? Se adormece la sensibilidad, se
puede adormecer la capacidad de asombre, el poder reconocer lo singular,
~o único y lo irrepetible de lo concreto de cada grupo, y entonces se coor-
dina desde lo esperable, desde lo ya sabido, desde el "ofícío", "son años"
como dice el gordo Parcelo Peto eso es un saber y un oficio congelado, y
duando esto sucede ya no se está leyendo Un acontecer grupal, ya no se
~stá comprometido en ese campo psicológico corno sujeto total porque se
~a perdido la distancia óptima por un .exceso de lejanía. Una cosa puede
ser que se haya establecido una relación fóbica con el objeto de conocí-
~ento. La situación de fobia o de ansiedad frente al campo grupal no su. .
cede en. el primer encuentro, puede sorprendemos y de hecho nos sor-
prende en muchos otros momentos. En general, ¿qué nos sucede a las "per-
Sonas que coordinamos grupos o que trabajamos en este campo? Frente al
Jncuentro siempre sentimos ansiedad, pero esa ansiedad es muy ímpor-
tbte y ojalá no la perdamos jamás porque es la que nos mantiene alerta
frente a lo único e irrepetible de este objeto de conocimiento. También
~uede suceder que defensivamente frente a estaansíedad hagamos un
hlcqueo del registro de la sensibilidad y aparezca este coordinar congela-
do. En ambas situaciones (el esquematismo del inicio y el esquematismo
~efensívo y narcísísta del "oficio"] el agente de la operación psicológica
está en pretarea porque estamos disociando pensamiento, sentimiento y
acción; Afortunadamente la complejidad y la intensidad de los fenómenos
srupales llegan a despertar al coordinador 116 la fascinación con su rol
desde esa fantasía de sabérselas todas y lo mueven -porque allí le va su
~~stfu.o- a recuperar la distancia óptima, la capacidad de contener, de al-
"bergar el acontecer grupal y descifrarlo, que son características de la actí-
~d psicológica, de la que vamos a seguir hablando la semana próxima.
I .
1
Il. ~
·3~r.aiio, 9 de agosto de 1982
!

Nosotros hemos encuadrado esta temática como una reflexión so-
bre los objetivos de formación, es decir, sobre el tipo de tarea, de instru-
nientacíón para la .que esta secuencia organizada de experiencias e infor-
mación intenta capacitar. Hemos caracterizado a esta tarea como una ope-
ración psicológica, y hemos dicho de ella que consiste en un tipo de ínser-
cíón en. un campo ínteraccíonal, inserción cuyo sentido, cuya direcciona-
Iidad es promover, entre los sujetos comprometidos en ese campo, proce-
sos de comunicación y aprendizaje", una adaptaci6n progresívamsnta actí-
va a la realidad. Hablamos de posibilidades de ínsíght, de autoconocímíen-
i

12
.- . --._ ..*_ .._~.__ ..._--_._-_._----_._.
tú, de conocimiento de la propia necesidad y de 'la necesidad del otro, es
decir, conocimiento del vínculo; promover que. se desarrolle una relación
de modificación, de transformación recíproca entreel'sujeto y el contexto.
Hemos hablado entonces de una "capacidad de intervención operativa en
un campo ínteraccíonal", en un interjuegoentre sujetos, en el que se cum-
ple a su vez una compleja dialéctica entre el mundo externo y el grupo
interno de cada uno de esos actores. .' ,

Esa intervención -con el nivel de operatividad que estamos plan-
teando en este momento- se desarrolla desde un Esquema Conceptual,
Referencial y Operativo que incluye un criterio de salud, de adaptación,
que en este caso caracterizamos como adaptación activa, como aprendiza:"
je, como posibilidad de una relación dialé¿ticamutuamente modificante
entre el sujeto y el contexto, criterio al que subyace una concepción del
hombre, del sujeto. Pero la tarea y la finalidad de la operación psicológica
implican también Toles, es decir. posiciones, y funciones en esa red vin-
cular en la que se desarrolla la operación psicológica. A ese rollo denomí-
namos rol psicólogo, a la función que se desempeña desde el rol psicólogo:
operación psicológica, y a las modalidades relativamente coherentes, esta-
bles de pensamiento-sentimiento-acción requeridas desde el ejercicio del
rol y la tarea psicológica la denominamos actitud psicológica.

Al reencontrarme con este tema, a medida .que voy reflexionando
sobre él se me hace más evidente que s610 podremos ahondar en la com-
prensión de lo requerido, de las aptitudes a desarrollar, de las actitudes a
construir, en otras palabras, en la direccionalidad que este proceso forma-
tivo debe tener para nosotros, en la medida en que profundicemos en la~
características de la operación psicológica, de la que tenemos un conocí 1
miento directo en tanto sujetos de esa operación. Lo somos en tanto pal
cíentes, en tanto integrantes de un grupo sometido a un encuadre que
permite el análisis de la conducta de los integrantes, el interjuego entre 19
manifiesto y lo latente. Es decir, tenernos como punto de partida esa expel
riencia de lo que es la operación psicológica, desde allí es que podernos
capitalizar ese conocimiento. '. !
¡
Ahora se trata de hacer una aproximación a esa tarea (operación
psicológica) desde otro rol, rol que va a ser construido -en este ámbito- en;
una práctica que, como decíamos, capitaliza aquella que tenemos comq

gar el acontecer del otro, para descifrar los contenidos latentes que.
ocultan y se muestran en ese vínculo, se va construyendo como paciente,
=
sujetos. Porque la actitud psicológica, la actitud para contener, para alber-

I
)
,
13
~omo integrante de un grupo, y ustedes vieron a principio de año que en
~ealidad se va construyendo en muchas experiencias vitales que tienen
éaracterísticas de experiencias correctoras sin llegar a estar enmarcadas en
,: lo que es un encuadre psicológico. Vamos a capitalizar esta. experiencia
corno paciente o como integrante de grupo desarrollando las posíbüídades
de establecer ese tipo de vínculo, con esa pertinencia de sostén, de ser
~POYOl de estar al servicio de un proceso detransformación, La actitud
~sicolÓgica se va construyendo por la internalízacíón de todos los vínculos
en los que hemos sido contenidos, albergados, sostenidos. Es decir, se está
¿onstruyendo la actitud psicológica desde las primeras experiencias vín- .
culares, porque si nosotros tenemos contenidos psíquicos es. porque al-
guíen, cuando nosotros no teníamos unaorganizaci6n yoíca, funcionó
$omo sostén de nuestro psíquísmo, funcionó como continente que permi-
tió que nosotros nos reconociéramos como sujetos y nos encontráramos
~on nuestros .propíos contenidos psíquicos .. Meestoy refiriendo, por su-
puesto, al vínculo primario. Desde allí, desde ésas lejanas experiencias se
tmpieza a construir la actitud psicológica.

I Retomando, para poder repensar esa tarea psicológica, esa opera-
ción psicológica de la que hemos sido y somos protagonistas, sujetos, pero
como les decía desde el otro rol, desde el rol de agente de ese proceso, es
decir, desde un rol psícológíco, he tomado algunas de las caracterizaciones
que Plchon-Riviére hace de esa operación psicológica. En primer término,
~adefine como una indagación activa. Esto es, tiene en cuenta que se trata
~e la configuración de un campo psicológico caracterizado por la interac-
ción, por. la interdependencia de partes, y en el que -si decimos Indaga-
ción activa- la investigación coincide con la acción, con la transformación.
tas formas de establecer la relación se plantean desde allí, desde el objeti-
,.[ro de promover desde el mismo instante de la instauración del campo
~peracionaI una movílízacíón en el sujeto, ciertos niveles de ínsíght y de
tiransformación. Un sujeto, en una entrevista psicológica, en un test, está
ya sometido. a un estímulo capitalizable para -una operación psicológica,
para una transformación.

En esta idea de indagación activa, de un investigar que coincide
con el transformar, se articulan en el esquema conceptual de Píchon •.
Ríviere rdos corrientes: la freudíana, el método clínico planteado por
~'reud, .que es una indagación de los procesos: inconscientes, pero que en el
índagarlos los transforma al hacer consciente lo inconsciente, y la otra
comente: la teoría del campo de Kurt Lewín,..que también confluye en esta
coincidencia fundamental de que toda indagación es a la vez transforma-

14
.. _;._--~-_._---_ .. - ....

!

I
ción, es decir que no hay una indagación aséptica desde el punto de vista
del hacer y del transformar,:no hay una intervención que sea inocua, sino
que siempre, cualquier tipo de intervención, tiene una direccionalidady.
un efecto.

Entonces, trataré de desarrollar el tema a través de la respuesta a
algunas preguntas: 1) ¿Qué se indaga en la operación psicológica?, tratan-
do de definir la pertinencia, lo que hace a la operaciónpsico16gica. 2)
¿Cómo se indaga?, es decir, la modalidad operativa, lo metodológico. 3)
¿Para qué se indaga?, que de alguna manera fue respondida al plantear la
semana anterior los criterios de salud y al definir recién la operación psi-
cológica para promover transformación, ínsight, autoconocimiento, etc.

¿Qué es lo que se indaga? Se indaga el conflicto subyacente a la
conducta manifiesta, a lo que se recorta como observable y. que desde
nuestro esquema conceptual [es caracterizado como emergente o signo. Se
trata, de descifrar las contradicciones, vivenciadas como conflictos, que
subyacen a la conducta de un sujeto, de una estructura grupal, de una ins-
titución o de una comunidad, tomando los cuatro ámbitos que nos plan-
teamos desde la psicología.social. Esas contradicciones o conflictos subya ..
centes, al no resolverse, al dilematizarse, es decir, al congelarse el .desa-
rrollo de esa contradicción, o al resolverse en forma fallida, da lugar a la.
conducta desviada, al trastorno del aprendizaje u obstáculo. ~Qué es el
obstáculo para Pichon-Riviere? Es una estructura patógena, es decir, gene-
ra patología porque va a llevar a la estereotipia de las técnicas del yo. m
sujeto, el grupo, la institución ola comunidad frente al obstáculo pueden.
quedar congelados en la pretarea, Se han cerrado, por gravitación de 18.$
ansiedades básicas, los procesos de aprendizaje y entonCes se consolidan y
rigidizan los estereotipos, ya no hay más un interjuego entre lo interno y
lo externo. .

Ahora bien, hablamos de indagar una relación entre observables)
signos, emergentes y procesos subyacentes, entonces estamos planteándo-!
nos que la indagación que hace la operación psicológica es una indagación!
estructural. ¿Porqué? Porque investigamos relaciones, interdependencia,!
·articulación de factores. Fíjense que nosotros trabajamos con hipótesis de
polícausalídad, de multideterIllinación; investigamos relaciones internas Yi
externas, indagamos en la opéración psicológica la relación, por ejemplo,i
entre síntoma y conflícto, entre conducta del portavoz y dinámica y orga-:
nización del grupo, indagamos la relación entre grupo interno y grupo;
externo-horizonte de experiencia. . .

15
La 'indagación estructural requiere 'una modalidad de pensamiento
capaz de establecer relaciones, requiere una mirada. totalizadora, que bus-
que las conexiones no manifiestas, que apunte a 'asociar lo que a una mi-
rada superficial aparece como aislado o fragmentado o disociado .. Es decir,
se trata de un pensamiento dialéctico, no metafísico (que se caracteriza
por map.tener a la realidad fragmentada). ..

Pero nosotros no indagamos solamente relaciones, interdependen-
cia, artículacícn de factores, no hacemos s610 una indagación de tipo es-
¡ltructurall indagamos también el origen y elde$arrol1o de los fenómenos de
un campo. Desde allí nuestra comprensión no sólo apunta a ser estructu ..
ral, sino también genética:c6m.o se gesta esto que hoy definimos como
bmergente. Una mirada estructural Y que apunta a la historicidad del pro-
beso, a la relación entre el pasado y el presente y el futuro. Esto implica
fmáusis del peso de factores dispo!licionales y actuales, qué vicisitudes
tuvo, qué posibilidades se le dan hoya ese proceso.
I
I Entonces, ¿qué se indaga en la operacion psicológica? El grado de
plasticidad de las técnicas del yo (su flexibilidad o su estereotipia), de los
recursos adaptativos con los que cuenta el sujeto, Se investigan las carac-
teristicas y el grado de estereotipia de los argumentos internos, elaborados
tomo fantasías inconscientes y que están operando como modelos Inter-
*05 de relación, modalidades inconscientes de. interpretación de la exps-
ríencía, de la realidad. Se indagan las formas del vínculo, de la comunica-
Jión y aprendizaje; otra vez, la relación grupo interno-grupo externo. Pi-
dhon-Rivilire dice: "el campo de la operación psicológica es el terreno de
los miedos", entonces, la tarea consiste. en ,esclarecer la génesis de esos
miedos,
I de dónde surgen, de qué experiencias,
. . de qué deseos, de qué fan-
tasias, y sostener -desda el rol y en la operación psicológica- un proceso de.
ejlaboración de los mísmos, de los sentimientos de insegw:idade Incertl •
.dumbre, Esto implica para el operador que en. principio tenga un cierto
nível de insight de sus propios miedos y haga. un intento de elaboración de
ellos,porque. si vamos a penetrar en el terreno de los miedos del otro, para
poder ser continente enprlncipio tenemos que tener por 10 menos con.
ciencia de cuáles son algunos de los aspectos de' nuestros miedos para no
mdiscrhninarnos· del otro, es decir, para mantener esa distancia ÓPtima
que es una cercanía pero donde no nos confu¡:tdUnos con el otro que es en
este moro.ento nuestro objeto de conocimiento. Recuerden que la distancia
óptima es una cercanía que permite la comprensión, pero la comprensión
tiene que plantear una discriminación sujeto ..objeto.

16
¿Cómo se-indaga? El encuadre más general de la operación psicoló-
gica, de esta indagación, es el Esquema Conceptual, Referencial y Operati-
vo. Ustedes recordarán que Píchon-Riviers dice: "El ECRO es uri conjunto
organizado de conceptos, generales, teóricos, referidos a un sector de lo
real, que permite la aproximación instrumental al objeto particular concre-
to", y al final de la definición dice: "Este ECRO se fundamenta en el méto-
do dialéctico". ¿Qué entendemos por método dialéctico? El conocimiento
de las tendencias contradictorias, del juego de opuestos que operan como
fuente del desarrollo y movimiento en todos los fenómenos y procesos, de
la naturaleza, de la sociedad, del pensamiento. Implica un tipo de pensa-
miento" un tipo de análisis que parte de los hechos más elementales," más
inmediatos, por ejemplo: el sujeto concreto, en sus condiciones concretas.
de existencia, en sus vínculos, y desde allí intenta devalar los principios
que van configurando a ese sujeto y su comportamiento.

En el año 1965, en un reportaje publicado en la revista Confirmado,
Píchon-Rívíere señala que su método de trabajo en psicología puede ser
caracterizado como un análisis dialéctico en tanto apunta a la indagación
de las contradicciones internas al sujeto y las que vive con su contexto.
Las contradicciones del contexto se reflejan a la vez en el sujeto; son in-
ternalizadas. Podemos agregara esto que este análisis dialéctico, requerido'
desde la operación psicológica como modalidad de pensamiento, parte del
hecho básico de que la realidad es contradictoria y .nosotros la vivimos, la,
experimentamos contradictoriamente. Hacer ínsight de esto -no s610 de-.
cirio sino incorporarlo como parte nuestra- implica un cambio actítudínal,
un cambio que hace a la actitud psicológica. Implica un "aprender a
aprender" de otra manera, un redefinir modelos de pensamiento ya que
ciertas matrices incorporadas por nosotros nos llevan a desarrollar muchas:
veces un pensamiento lineal, que implica disociación y negación, que en:
ese momento, desde el punto de vista de lo que es Iaíntervención psícolo- ¡
gíca, no es operativo.

¿Cólno se expresa este pensamiento lineal en la operación psicoló-
gica? Los conflictos, los obstáculos tienen niveles sucesivos de resolucíén..
Se logra un nivel pero la contradicción reaparece, con otras características;
y vuelve a configurarse un obstáculo o se logra resolver un conflicto. Por!
ejemplo, pensemos que estamos trabajando con una pareja: se logra un!
cierto nivel de Integración, pero este progreso objetivo desencadena una'
nueva contradicción en esa pareja. Esto escostoso y doloroso deaceptar
para los sujetos de la operación psicológica que se vuelven a encontrar con:

17
i
I
I
I J

cUficultades".cuando en realidad aquello a loque se apuntaba es a un esta-
cio de felicidad inmóvil, lo que pasa es qUf1 nosotros tenemos la idea de
~ue el equilibrio vital es un equílíbrío inmóvil y el equilibrio vital es
sfempre transitorio. Esto nos cuesta mucho aceptarlo, más que concep-
tualmente, emocionalmente nos cuesta mucho .aceptar que "este" momen-
tp no se va a quedar detenido y que se va a reabrir la contradicción. No
s610 para el sujeto, también para el agente es doloroso el reconocimiento
de esta trayectoria espíralada de la adaptación a la realidad. Entonces, ha-
c:e a la actitud psicológica poder reconocer en ese emergente, en ese con-
~icto que se reabre, que a veces parece una repetición. 10$ indicios de lo
nuevo, es decir, las caracterfsticas de ambas tendencias en oposición: la
rgreSiVa y la regresiva. .

I Ese encuadre dialéctico de la operación psicológica permite inves-
tigar las contradicciones que emergen y se desarrollan en la situación de
t:&bajo, en el campo de trabajo. Por ejemplo, 'la contradicción sujeto-grupo
vk marcando las alternativas de la integraci6u:y esta contradicción no se
1suelve con el primer nivel de integración de' un grupo, está permanen-
temente abierta y es una de las contradicciones que es motor del desarro-
~o de un proceso grupal! las formas de la contradicción sujeto-grupo no se
resuelven totalmente nunca. La contradicción entre el pasado y el presen-

sr
te, entre grupo interno y grupo actual. entre 'el personaje interno y la per-
na del coordinador o de los compañeros, todas estas contradicciones
hacen a la esencia. del proceso transferencíal, La contradicción proyecto-
résistencía, que en la operación psic.ológica marca las vicisitudes de tarea
ylpretarea.

, l. Dice Pichcn-Riviere: "La operación psicológica se lleva a cabo si-
guiendo el trayecto de un vínculo, no lineaI~sino que se desarrolla si-
guíendo la trayectoria de una. espiral continua. (O sea que no podemos
j~ás pensar que vamos a detenemos estables en algún momento del pro-
C€(SO sino que espiral continua quiere decir pasar aparentemente muchas
vécespor-al mismo lugar, pero en.realidad en otro momento de la ruta). A
través de ese vínculo se visualizan e intentan resolver las contradicciones
I . . . .

Internas y externas del sujeto, las que se dan en. su interioridad y con su
contexto," .
I
..
I

I

I Desde acá queda planteado que se indaga en la operación psícoló-
~cainstaurando al vínculo como ámbito e instrumento de investigación y
transformacíon. Vínculo bicorporal y trípersonal, por ejemplo, en la situa-
ci!~:lUterapéutica que es uno de los campos en donde Píchon-Rívíera más

18

desplegó todo este tipo de conceptos, o en la situación multicorporal que
es la situación de grupo o la situación institucional o comunitaria, pero
siempre el vinculo comoámbito e instrumento de investigación y trans-
formaci6n. La indagaci6n entonces se centra en el análisis del vínculo co-
mo estructura, de las calidades de los procesos de comunicación y apren-
dizaje, lo que implica análisis del ajuste o desfasaje de la relación grupo
interno-grupo externo. entendiendo que el grupo interno es una modali-
dad de recreación-reconstrucción del grupo externo. Esa reconstrucción es
siempre en alguna medida distorsionada, es siempre fantaseada, pero tiene
que permitir una lectura queposíbílíte una relación activa sujeto-contexto,
es decir, una relación de transformación, por eso mencionábamos el análi-
sis de la operatividad de las técnicas del yo. Es. decir, una evaluación -
desde un criterio de salud- del carácter adaptativo, operacional, noseológi-
ca e instrumental de las técnicas del yo. O sea, al servicio del aprendizaje,
de la exploración de la realidad en búsqueda de la fuente de la gratifica-
ción. Entonces, ¿qué evaluamos? El grado de estereotipia o rígldízacíón de
esas técnicas para controlar una ansiedad intensificada, o el grado de plas-
ticidad. Por ejemplo, un proceso de disociaci6n-regresi6n-negaci6n no
constituyen per se signos de patología, son instrumentos, son recursos del
sujeto en su interjuego con el mundo (por eso posición instrumental, en 1'a
que evolutivamente se van construyendo los recursos de relación con el
mundo l. Ahora, ¿cuándo configuran patología? Cuando por un alto monto
de ansiedad no elaborada estas técnicas en vez de 'ponerse al servicio de la
exploración de la realidad) en vez de ponerse al servicio del aprendizaje y
de la apropiación de la realidad para transformarla, se ponen al servicio de
congelar, dílematízar la relación mundo interno-mundo externo, de frag-
mentar el objeto, disociarlp sin poder pasar a un segundo momento inte-
grador del yo, del objeto, del vinculo (niveles de elaboración del conflicto
de ambivalencia). :

i
I

Entonces, el interjuego fragmentación-integración hace a la esencia
de la tarea. Un sujeto está vitalmente en tarea cuando en su relación con t:;1 •
mundo, con los otros, puede llegar a confundirse, disociar y luego integrar,
y así sucesivamente en ese permanente juego hombre-mundo, en un equí-
librio inestable. Cuando no puede pasar de la disociación o fragmentación
del objeto a una integración del yo, del objeto y del vínculo, el sujeto o el
grupo se instalan en la pretarea, caracterizada por Pichon-Ríviére como
aquella situación en que Se estereotipan las técnicas del yo y pierden su
carácter instrumental, en el sentido de aprendizaje de la realidad, si están

al servicio del control de las ansiedades.
1>,. ..-
. :!

,
¡
I

19
1
I

iI
IPíchon-Rivíere señala la importancia dentro de la operación psíco-
lpgica de la confrontacíén entre reconstrucción interna y realidad externa,
10 que implica una 'jerarquízacíén, en el enálísís psicológico, de las rela-
diones y circunstancias externas-objetivas d.el.SUjeto, es decir, una jerar-
quización de las relaciones reales. En esa confrontación se infiere el grado
de aprendizaje, la posibilidad. de leer y de transformar la realidad externa.
muchas veces oímos decir "él lo vive. así y eso es 10 válido". Este tipo de
dfirntación -si bien a tui entender es una deformacíén o un uso abusivo del
~oncepto de realidad psíquica planteado por Freud- se encuadra dentro
del marco teórico del psicoanálisis y está emparentado con los conceptos
de realidad psíquica (es decir, aquel tipo de fantasías que tienen para el .
s/ujeto una vigencia tal -díce Freud- que toman las características de una
realidad, se le presentan como reales) y relación de objeto, pero sobre todo
Istá inserto en un esquema Gonc.eptual para..e....
1 que las relaciones reales
on el contexto no pueden ser tomadas como principalmente determinan-
;t s, sino que tienen que ser analizadas a nivel" de fantasía, tomando las
relaciones reales como resto diurno, es decir, desjerarquizando el peso
determinante de las relaciones reales. Esto implica un tipo de análisis cen-
~ado en lo íntrasubjetívo, quelateralíza la eficacia de la acción del otro,
~el ~bjetoJ ~~en ~e mueve.-desde nue~tro esqtle~a conceptual- de hech?
hacía la gratífícacíón o hacía la frustración yeso tiene efectos en la constí-
tución del mundo interno. Esa perspectiva lateraliza la dialéctica vincular
que es eje del análisis píchoníano, quien sí reconoce en las relaciones
leales el f4ctor principal de determínacíón. Para Píchon-Rivíere el análisis
debe confrontar lo fantasmátíco y la realidad externa al sujeto. Por ejem ..
~lo, si la enfermedad es entendida como un emergente grupal. sin negar la
dausalidad del portavoz (que como recordarán suele ser quien peor tiene
.~to el.conflicto de ambivalencia, de allí aquella famosa frase. que de-
cía siempre: unose enferma por amor y de odio, los dos elementos que
~stán en juego en esa contradicción amor-odioque constituye el conflicto
de ambivalencia), sin negar su conflictiva, sonlas relaciones íntersubjetí-
-Vas,grupales las que tienen eficacia determinante en lo intrapsíqutco.
, I

. .1'Loviveasí yeso es lo válido". Desde Píchon-Rívíére,desde la
perspectiva planteada eso es válido en tanto dato, en tanto efecto, en tanto
registro de una experiencia, pero nuestro análísís debe apuntar. a descifrar
qué determina que lo viva así, de qué experíencias, de qué tipo de relacío ..
nes, de qué interjuego es emergente ese tipo de registro. Qué elementos de
su historia y de su presente inciden para que aparezca esa conducta, ese
Síntoma, etc.
I
!

20
¿Cómo se indaga? A través del análisis de un vínculo, interjuego
grupo interno-grupo externo. De allí la importancia que en la operación
psicológica tiene el análisis de los procesos transferenciales.· Ese análisis
es el que develará la estructura y dinámica del grupo interno, el argumen-
to o dramática interna que se actualiza, que se intenta poner en escena en
el aquí y ahora de la operación psicológica, sea cual fuere su encuadre. Los
sistemas de roles inscriptos en el mundo interno que en ese momento
tienden a hacerse presentes en la situación de operación psicológica.
También la indagación de la transferencia nos permite investigar la sus-
ceptibilidad, o sea, la plasticidad de los argumentos íntemos, la suscepti-
bilidad a una confrontación de esos. argumentos en una experiencia: co-
rrectora. El nivelo el grada de enmascaramiento de la persona por los per- .
sonajas Internos.

Es parte fundamental de la operación psicológica .el desciframiento
del rol adjudicado en el proceso transferencíal ("aquÍ:-y"-aliora--conr:nigo
como si fuera ..." 1 es decir, cuál es el personaje que yo estoy sígniñcapdo
para el otro, con quién me .está confundiendo, con quiénmeestáenmasca-
raudo), Hace a la actitud psicológica la continencia de ese proceso. ¿Qué
debe hacer el agente de laoperación psicológica frente a la transferencia o
adjudicación transferencia¡ de rol o depositación indebida como lo llaman
algunos? Asumirlo en tanto descifrarlo-reconocerlo, no jugarlo. Ese desci-
frar-contener el proceso transferencíal es establecer un proceso de. comu-
nicación en el que se decodífica el mensaje. inconsciente del emisor que es
el que está siendo sujeto de ese proceso transferencíal. Entonces, contener-
descifrar ese afecto. ese rol transferido del pasado al presente, de lo inter-
no a lo externo, es un. hacerse cargo, un albergar al otro; un albergara ¡SUS
contenidos internos. Contener signlñcn acá albergar, hacerse depositario
de esa adjudicación, pero un depositario operativo ..es. decir que compren-
de la necesidad y el sentido de la adjudicación. de ese rol, el sentido ~ue
tiene en la historia de ese, sujeto ese rol, ese tipo de relación, ese. tipo de
juego vincular, pero que ala vez introduce la discriminación. ¿A través de
qué introducimos la discriminación en un proceso transferencíal? A través
de la interpretación de lo transferido, Entonces, contener-elbergar-hacerse
.cargo-descifrar son todos rasgos de la actitud psicológica que se comple-
mentan con la interpretación, es decir, con el enunciado de una hipótesis
acerca del sentido de esa. transferencia. Interpretación ímplíca acá contras-
tar pasado y presente. gl'l.lpO interno y grupo externo. ! .

La actitud requerida desde la operación psicológica implica ser sos-
tén-continente de ese deslizamiento de lo interno sobre lo externo.] del
1

21

~2
I
I
¡pasado sah"'; -el presente y también Ser el· sostén, apoyo, acompañante,
icopel1sorde esa confrontación interior que protagoníza el sujeto de la ope-
ración psicológica y de la transferencia cuando ese, rol que quiso hacer.
[ugar le sea devuelto en una interpretación. "Usted, se, diríge amí como si _'
[yo fuera su padre", ¿qué sucede cuando nos dicen eso? Hay una confron-
Itación entre mundo interno y mundo externo, entre pasado y presente,
entre personaje y persona, y el que va haciendo la interpretación,·desde su
resencía, y desda el encuadre, también va apoyando y acompañando esa
confrontación que nos conmueve porque nos obliga a repensar nuestra
• -1-. ría
S~O ..•

¡ Desde el contener del agente, desde ese albergar dentro de si y des"
pifrar-interpretar que se realiza en la operación psícológíca, el sujeto de la
operación psicológica puede a su vez transformarse luego en su propio
pontinente. Esto es, hacerse cargo, reconocerse en sus propios contenidos
~ue antes se le escapaban, le eran desconocidos.

I . Otro aspecto importante de la operación psicológica es indagar -en
pste análisis de la transferencia-. qué apoyahrlra,s reales tiene esta adjudica- .
pión de rol. Qué aspecto de lo real está desencadenando el proceso transfe-
rencíal. Qué hay en la persona, en la actitud, en la situación del terapeuta,
~el coordinador o del grupo que lleva a reeditar y revivir, Y esto implica
analizar la telé ..Ustedes recuerdan que telé no E:?8 lo mismo que transferen-
tia, telé es una reacción que implica percepción de cualidades reales, aho-
ta, la telé desencadena procesos transferenoialss. Ciertos rasgos, por ejem-
¡ plo, autoritarios o excesivamente permisivos del terapeuta o del coordina-

i Hor movilizan procesos transferencíales con figuras similares o contra-
puestas. Por ejemplo, uno siendo coordinador-se encuentra con que le es
~djudicado unrol autoritario. Otra vez, no' coordinar desde el esquema,
unono es per se y por estar sentado en ese sillón el representante de la
~utoridad¡y-entonGes desde allí siempre le vana adjudicar un rol autorita-
tío ,Eiso 'es-una pa:rte de la verdad, pero podemos preguntarnos, ¿y no ha-
brernostenídoalgñn rasgo autorítarioj, ¿qué cosa hay en mi modo de diri-
i girme al otro que puede desencadenar este. proceso? ¿Qué es lo télíco _
\ como dicen los morenianos- y qué es lo .transferencíal? .Es decir, ¿qué co-
r
i sas reales se deslizan en este vínculo que favorecen y refuerzan estos pro-
I
i cesos transferenciales? ¿De qué manera sin saberlo -a pesar de que por ahí .
! puedo interpretar- estoy a la vez jugando el rol que estoy interpretando?
I . .

!
I Entonces, esto implica analizar la talé y la relación entre telé y
vansferencia; Ese análisis del proceso transferencial es clave en la opera-
I
i
.1 22
I
I
I
I
r •

II A~
ción psicológica porque instaura la discriminación entre pasado y prese. ..
te, entre lo interno y lo externo, entre -lo viejo y lo nuevo. Abre posibilida-
des de aprendizaje. Debemos preguntamos dentro de lo transferencia! qué
domina, ¿el situarse", llo reslstencíal? Una relación delpasado interroga a
una relación del presente. ¿La interroga o la niega? El contener-descifrar;
esclarecer la transferencia permite que el otro no quede atrapado en su
dramática interna. Este análisis de la transferencia se ve acotado por el
campo en el que se esté realizando la operación psicológica (por ejemplo,
grupo de aprendízaíe, grupo terapéutico). El campo, el encuadre, la sítua-
ción en la que se desarrolla la operación psicológica van definiendo posi-
bilidades y límites del esclarecimiento de lo transferenclal.

¿Qué método propone Pichón- Rívíere para la operación psicológi-
ca? Por método entendemos un conjunto de procedimientos, de acciones
dirigidas a un fin, dotadas de díreccíonalídad, Píchon-Rivíére habla de la
observación como un método universal para la operación psicológica. Esa
modalidad de registro, de escucha, en la que se focalízan determinados
aspectos del campo, por ejemplo, la relación grupo ..tarea, se combina con
una escucha más libre, que es, característica de la escucha analítica a la
que. Frend llamó atención flotante, que no privilegia "a priori" ningún
elemento del discurso del sujeto de la operación psicológica. De parte del
agente es un dejar fluir libremente su propia actividad inconsciente. En el
análisis se corresponde con la asociación libre. Píchon-Rívíére llama a esto
un recoger los propios emergentes, emociones, sensaciones, ideas que sur-
gen ante el acontecer grupal.

Estas dos formas _de actividad: la atención focalízada y la atención
flotante se incluyen para Píchon-Rívíere en una actividad mental que hace
a la actitud psicológica. Esa actívidad mental tiene que ver con la imagina-
ción creadora en la que se da una síntesis entre una actividad irracional y
otra racional. Esa-actividad sintetizadora de dos formas de funcionamiento
mental permite una aproximación más comprensiva, más totalízedora de
los referentes ..observables y el contenido latente de esos referentes .. La
atención flotante selecciona referentes distintos que la observación racio-
nal. ¿Qué hacer entonces? Confrontamos ambos tipos de referentes, de
datos. Por ejemplo, un sentimiento de hostilidad, pesadez, sueño, fantasías
agresivas o placenteras y palabras dichas o acciones realizadas. La situa-
ción grupal, los elementos que se han Incluido, el tema de la clase. Se ela-
_boran hipótesis sobre el contenido latente. Esto hace referencia a algo tra ..
tado en la clase anterior, En la, operación psicológica no deben emplearse i.
exclusivamente esquemas teóricos, sino otro tipo de registro, de aproxl-
• " "Ij¡;

~
..
'i

23
I
i

macíón al objeto de conocímiento, que luego deben integrarse. En la ope-
r,~ción psicológica no se da un intercambio emocional del paciente con los
conceptos
I
del agente. Se trata de un
.
proceso. de interacción, con la riqueza
~e intercambio a nivel de sentidos que se da en la interacción. de. percep-
ción, de anticipación.
!

Esta imaginación creadora, esta posibUiqad de interjuego entre dís-
tijntos tipos de registro de una situación, deUJ.1Jvínculo, de juego entre lo
ímagínarío y lo real hacen a la actitud psicológica como actitud.Iúdíca,
actitud permisiva-no preiuiciosa ante los propios signos y los signos del
o~o, como signos todos emergentes de un campo ínteraccíonal. Este pen-
samíento, en realidad este modelo de relación con el objeto de conocí-
míento, apunta a descubrir nexos, a integrarlo aparentemente fragmenta-
do o disociado.
I
I ¿Cómo verificar la eficacia de ese estilo de aproximación? A través
del análisis de la unidad de trabajo: el existente, la intervención, el nuevo
emergente, es decir; en el campo concreto está la respuesta al interrogante
acerca de la lectura que hemos hecho de ese campo, al ajuste o desajuste
db la intervención (no necesariamente inmediato).
Hemos señalado que el vinculo es el escenario y el instrumento de
la operación psicológica. Todo vínculo se establece sobre la base de nece-
sídades. ¿Qué sucede aquí con necesidades-objetivo y tarea, y desde allí
TrIes·en la operación psicológica?

I La tarea, llegar a un progresivo esclerecímíento, ínsíght, transfor-
ma:cioo de .sí Y del medio. La operación psicológica se establece en las
f~rmas que actualinente conocemos -ealvo en lbs grupos de autogestíón-
corno un hacer en el que se encuentran dos o más sujetos, y ese hacer-
'tarea de la operación marcaría la existencia-de dos tipos de roles; el de
s-ujeto-protagonista de ese proceso, cuyas necesidades pasan a un primer
plano y son las determinantes de la situación interaccional,y un agente
que desde una instrumentación y un rol-posición tiene como tarea ser el
sosten-contínente-apoyo de ese proceso, ser él interlocutor de ese diálogo
eh el que el sujeto accede al insight. Desde su rol, el agente, apoyándose
e~ el ECRO y el encuadre, y en interacción con el sujeto, abren el espacio,
instauran el ámbito de la operación psicológica. El sujeto, centrado en su
1, ' .

necesidad, en la indagación y el descubrimiento de su necesidad. El agen-
I .'
te, descentrándose de su propia necesidad, la cual es satisfecha en forma
indirecta, y centrándose en la necesidad del otro. Al servicio de la necesí-

24
dad del otro implica ser apoyo, continente, no adQctrlnador, no consejero,
lo que no implica abstenerse del anállsis de las ideologías, la propia y la
del otro, pero ideolOgía tomo forma de interpretación de lare8Iidad, de,los
vinculos. Ser consciente de si y de su contexto no es lo mismo que trans-
mitir mi forma de conciancia de mi y del contexto. Cualquier forma, de
adoctrinamiento sería e~resión -en el ámbito de la operación pslco16gi'ca-
de un pensamiento aUbmta:cio, negación del descentramiento. InstaUrar
un espacio para la reflexión no es lo mismo que adoctrinar, se cambiaría el
contenido manifiesto pero no la forma, que es contenido latente.

Sto" afio, 31) de junio de 1983

Como equipo de Sto: estuvimos pensando cómo aportar desde la
información a esta fase tan Particular de su proceso de tormacíon, que es):á •
marcada por la experiencia de la coordinación rotativa del propio grupo,
ya sea en coordinaciónir\diYidual o en co-coordinación. Como encuadra
general en esta segunda etapa vamos a tomar temas ligados a la deffuici6D.
de la tarea del psicólogo social, es decir, a la definición de lo que es la
operación psicológica, la ~cUtud requerida por la operación psicológica de
la que hemos hablado vari¡asiveces (actitud psicológica) y esto visto desde
una perspectiva específica que es la del rol coordínade-, Vamos a ir desa-
rrollando luego el repertorio de recursos técnicos, vamos a trabajar el ro~
psicólogo social en función !le coordinación de grupos, preguntándono~
qué hace un coordinador, enqué consiste la tarea de un coordinadOJ', cój
mo la haca. En el qué hace Y 'cómo lo hace va a estar incluido un planteo
del para qué: para qué trab~j4\ para qué hace lo que hace, y desde d6ndej
cuáles serían los elemento¡) orientadores de esa tarea. Qué hace, cómo lo
hace, para qué, desde dónde y.con quiénes. i
I
Pero antes de desarrollar sistemáticamente estos temas vamos al
tratar de situar o de situarnos en esta experiencia que se inicia hoy, anali-
zando los alcances yel sentido de esta experiencia. Entonces, para anali-
zarla mejor, tratemos de ublcafla en el contexto de Iadisciplina científica
ala que pertenece esta expeiiencia. Es decir, tratemos de ubicar esta expe-
. ríencía de coordinar un grupo .al que se pertenece como integrante desde
la perspectiva de la psicología $ocial. .

25
¿Qué--esla psicología social], J.paraqué trabaja?, porque desde ese
~lanteo más general vamos a ir aoorcándonos a esta situación concreta que
empezamos a vivir hoy. Pichon-Ríviere. sostiene que la psicología social

trabaja para que cada sujeto se integre a mismo, constituya su identidad,
bu mismidad en una relación dialéctica, creativa, mutuamente' transíor-
fante con el mundo vincular:"social del que forma parte. Mundo que lo
.configura y que lo habita, es decir que aquello a lo que la psicología social
lapunta es a la posibilidad de construirnos Goma sujetos, de ir adquiriendo
identidad y alteridad pero en la conciencia de esa relación determinante
con los otros. De la imposibilidad de que exista un sujeto sin otros sujetos,
sino que somos sujetos en tanto hay una relación con ese mundo vincular
que nos habita y que nos constituye.

Este sentido de la psicología social -díce Pichón Riviere ...significa,
.entre otras cosas, trabajar en una contradicción entre la libertad y la alie-
nación. Esto está planteado en el primer trabajo de Psicología de la vida
. cotidiana, incluida esta tarea dentro de una contradicción entre libertad-
conciencia de si-conciencia crítica y alienación, o sea, desconocimiento de
.las relaciones que nos articulan con los .•otrosseres humanos. Está también
como campo de trabajo la contradicción entre la adaptación activa y el
estereotipo. Estamos trabajando entonces en múltiples contradicciones.
Surge que el campo de acción del psicólogo social es el .terreno de los .
miedos', el terreno de las ansiedades, porque'. éstas al incrementarse confi-
guran la situación de obstáculo, es decir, configuran los cierres en la dia-
léctica sujeto-mundo, configuran la situación de resistencia al aprendizaje,
resístencía a la adaptación.activa. Recordarán que estereotipo y ansiedad
estánintemamente ligados porque el estereotipo es la conducta defensiva
emergente ante el incremento de la ansiedad, Cuando un tipo de estructu-
ra se rigidiza [estereos quiere decir fuerte J., adquiere una consistencia par-
ticular que congela, aunque sea en un punto, la dialéctica sujeto-mundo,
podemos inferir que hay una ansiedad promovida por una situación previa
en esa dialéctica que está siendo controlada a través de esa rigidización.

Elpsic61ogo social trabaja en el terreno de 108- miedos, ¿para' qué?
. Para. aportar al esclarecimiento del origen de- esos miedos que están liga-
dos a fantasías, a contradicción entre necesidades, etc., y cooperar con los
sujetos de la operación psicológica, en un proceso de elaboración de esas
ansiedades, sosteniendo desde un encuadre, a partir de una teoría y de
una técnica y con una actitud que es la actitud psicológica, el análisis y la
resolución de contradicciones entre proyecto y resistencia, contradiccio-

26
nes que al egudízarse configuran lo que Pichon-Riviere llama la situací6n
de pretarea.

Continúa diciendo, Pichon.Riviere que ese sujeto, el psicólogo SO~
cíal que se instala como campo de trabajo en el terreno delos miedos, su-
fre su impacto, impacto de los miedos que províenen de sí mismo y los
que provienen del campo, y debe ir elaborando sus propias resistencias a
la vez que abordar las resistencias de los otros para ayudar a elaborarlas.

Esto no es sencillo y requiere una instrumentación, por eso ser psi-
cólogo social es tener un oficio -díce Pichon- porque no es innato, y sos-
tiene que el psicólogo social. para poder operar con eficacia necesita. un
largo aprendizaje de ese oficio. Ese largo aprendizaje se inicia en forma
sistematizada con experiencias que nos implican a nosotros como sujetos
en campos de interacción, vihculares como integrantes de esos sistemas
grupales. Y hablamos entonces de indagación activa, de implicación per-
sonal en un campo de conocimiento en el que a la vez que Indagamos,
transformamos, y que nos comprometemos como personas totales en tanto
sujetos de conocimiento.

Entonces, empieza nuestra formación como integrantes de un: gru-
po, con experiencias que nos comprometen como tales, teniendo -en tanto
experiencia:-' un contacto directo con el acontecer grupal, que a veces nos.
permite un insight de lo que vivimos, esto es, nos permite una conciencia.
de nosotros y de los otros en grupo, una conciencia que es un conocímíen-
to a la vez que conceptual, teñido de intensa afectividad de la situación enl
la que estamos inmersos. Experiencia de participación grupal que 110S ¡
permite visualizar y analizar el.acontecer de un grupo, nos permite vivir yi
comprender fenómenos de comunicaci6n, emergencia de ansiedades, y lo I
que es aquello que se llama.desda lo conceptual inteIjuegodesujetos in- ¡
teríuego entre grupo interno y grupo externo; vivir, visualizar y compren-
1
!

der procesos transferenciales,conflictos, logros, aprendizajes, movilidad
de roles, etc. .

Después, en la sucesión de experiencias se da el momento del esta-
blecimiento de 'Ia distancia que permite la lectura de ese proceso vivido
por otros, y entonces es cuando se empieza a construir el rol observador.
Se empieza la construcclon del rol psicólogo socíal y la adquisición de
este oficio desde otra etapa jr desde otra inserción en el campo Interaccío-
nal, el rol observador.

21
. Desde el rescate de esos dos roles, desde el trabajo interno y la ca-
pitalización de lo vivido en estas dos posiciones en un campo grupal, la
tarea que hoy iniciamos es también una experiencia, es decir, un contacto
vívido y directo con la situación grupal pero desdeotro lugar, desde otr-a
posición y desde otra función, con otro hacer en ese grupo ..Y digo inicia-
mos una experiencia y quiero remarcar experiencia en el sentido de con-
tacto directo pero también primera aproximación.

¿Qué es esta coordinación rotativa, esta experiencia de coordinar?,
¿es un "corno si" coordináramos? No, .es una aproximación real y un real
ejercicio de la función, pero con la conciencia de que es un paso más y el
primero desde este lugar en el largo aprendízaie de un oficio, y esto no es
un examen de aptitud; en todo caso no es un examen de aptitud ante no-
sotros, busquen ante quién están dando ese examen.

Quisiera que juntos pudiéramos resignifícar esta experiencia de
coordinación no como punto de llegada sino fundamentalmente como
punto de partida, de cada uno de ustedes y de la estructura grupal de la
que forman parte.

Si retomamos ·la definición de operación psicológica que comenzá-
ramos a trabajar a principio de año podernos decir que la operación psi-
cológica es un hacer, una tarea que tiene una direccionalídad, un sentido;
hacer, tarea con direccionalidad y sentido que está organizada y sostenida
desde un Esquema Conceptual, Referencial y Operativo. La operación
psicológica para que se dé desde esta perspectiva implica un vínculo o
una red de vínculos, un sistema. en el que hay protagonistas. sujetos de un
proceso de aprendízaje, de un proceso de cura, de un proceso de esclare-
cimiento, y agentes de esa operación psicológica. Esa tarea •.ese hacer con
díreccionalídad es una tarea com.partida,es decir que el agente lo que hace
es aportar su instrumentación a ese campo vincular, épero qué aporta con
su ínstrumentacíont Su capacidad decontínencia, su capacidad de alber-
gar ese proceso, y esa capacidad está siempre en construcción y en revi-
.sión, no se adquiere de una vez para siempre, está siendo permanentemen-
te, se está siempre adquíríendo: De la misma manera se aporta no sólo la
capacidad de continencia sino la posibilidad de desciframiento, la lectura
. O comprensión del acontecer grupal, también siempre en construcción.

Entonces, la acción, el hacer del.agente de la operación psicológica
es una conducta que en ese campo, en esa estructura de relaciones con-
cierne a las conductas de otros sujetos comprometidos en ese campo. ESE

28
conducta apunta a promover un esclarecimiento progresivo, apunta, en
última instancia a que se dé en cada uno de esos sujetos presentes en el
campo un reconocimiento de sí y del contexto, un reconocimiento de la
propia necesidad. Con esto estoy diciendo que la conducta, la acción del
agente de la operación psicológica intenta crear aperturas para que en ese
campo se dé el insight, es decir, conocimiento de sí en situación, de sí .en
un contexto. y conocimiento del contexto. Conocimiento del interjuego
entre la verticalidad, para cada uno de nosotros, yo, mi historia) mi cuer-
po, mis representaciones' conscientes, mi acontecer inconsciente, compar-
tiendo este tiempo y este espacio: con otros cuerpos) con otras historias,
con otras representaciones. Compartiendo estas tareas y estas vicisitudes
con otros que están ligados a mi, que son a la vez semejantes y distintos.
Es decir que a lo que se apunta es a trabajar un vínculo donde haya alterí-
dad, donde haya discriminación. La verticalidad del sujeto, la horizontali-
dad del grupo. Se apunta a que en ese insight se dé un reconocimiento de
sí y del otro, de las necesidades que nos articulan, de las contradicciones
que nos ligan y que nos separan.

Si hacemos un relfPva;mientode todo lo dicho en la obra de Pichón ..
Rivíére acerca de la operacíon psicológica, de la tarea del psicólogo social,
de la función de un coordinador en un grupo operativo; si hacemos ade-
más una sistematización de todo lo dicho sobre la complejidad de los pro-
cesos grupales, la 'complejidad de la dialéctica entre grupo interno y grupo
externo, podemos inferir que la tarea que vamos a Ullciardesde el rol co-
ordinador es muy exigente. Porque lo que sucede en un grupo operativo
entre sus integrantes y la coordinación tiene la complejidad, la riqueza de
lo real. Pero hay en la teoría y en la práctica concreta. en lo escrito y sís-
tematízado a través de la tarea una paradoja, y es qué para operar en tan
grande'complejidad el camino planteado, las acciones concretas para rea-
lizar esta tarea tan compleja son de una
, .
gran simplicidad. . i

Cosas que aparecen con grandes títulos de neón, por ejemplo, "el
esclerecímiento", "elinsíght", "la elaboración de ansiedades", "la vísualí-
zacíón y resolución de conflíotos", "la relación de transformación recípro-
ca entre sujeto y contexto" ¿lo tendríamos que hacer .nosotros? No lo t~-
1

nemes que hacer nosotros, esos son efectos, implican un trabajo psíquico
de parte de todos los sujetos comprometidos en ese vínculo en el que s:e
desarrolla la operación psícolégíca, Entonces, desde él rol coordínador
esos efectos tan complejos se ponen en marcha desde acciones muchomás
simples, mucho más limitadas que esos efectos, '

29
=- ---",--
--------- l·
I
j
I
I
I Para fundamentar esto quiero traer algunas de las caracterizaciones
que hace Píchon-Rívíere del rol coordinador: en ."Técnica de los grupos
pperativos" .. Dice: el coordinador trabaja en un grupo copensando. Esto
quiere decir pensando con los otros y acerca de los otros. Pensando en una.
perspectiva que es la relación de los integrantes con la tarea. El pensar, el
bopensar con los otros desde la perspectiva de la relación de estas perso-
I as con sus necesidades, con los objetivos y las tareas que se han plantea-

o va a implicar también analizar la relación de los integrantes entre sí y
on el propio coordinador, con el encuadre, con el ámbito institucional en
~ ue esa tarea se realiza (si hay ámbito ínstítucíonal], etc. Esto quiere decir
que
todo proceso transferencial tiene este eje de análisis: la relación de los
~tegrantes con sus necesidades, objetivos, tarea, porque la relación de los
integrantes entre sí y con el objeto grupo son procesos en gran parte trans-
erenCiales.

r·sso para¿Quépotencialízar
es u:na.técnica? ~s un conjuntod~"procedirnientosl
la acción grupal, la.•ac.•..
en este
cion de una estructura -el
po- que para Píchon-Rívíerees per se operativa. La definición de grupo
ue plantea Píchon-Ríviere: "conjunto de personas que ligadas por cons-
pmtes de tiempo y espació y articuladas por Su mutua representación m-
ema, se proponen en forma explícita o implícita una tarea que constituye
11 finalidad e interactúan a través de complejos mecanismos de asunción
adjudicación de roles", está diciendo que. uno de los ejes organizadores
e un grupo es un hacer, una tarea; y que el grupo surge porque es una
structura funcional y operativa a las necesidades de los integrantes, en
rrincipio(porque el hecho de que pueda no ser así es lo que da lugar a la
técnica). .

Píchon-Riviere deposita en la relación grupal la operatividad. La
~~cnica con sus elem~ntos de encua<?,~ y lafunci6n. ~?observa9-or y co.or.
jdinador están al servícío de potencíalízar esa relación grupal, esa acción
WUpal, complementando lá potencialidad grupal y no desde mi rol suple-
mentario. Esto quiere decir que cuando uno va a coordinar un grupo lo
[primero que se puede plantear es cuál es el monto de potencialidad y de
operatívidad que ese conjunto de personas par se pueden desarrollar. E
íncluír su hacer en los momentos. en que se vea que la propia potencialí-
¡dad pueda complementar la potencialidad de los otros y no en el momento
¡que la pueda sustituir.
I Pichon-Rívíere analiza el acontecer grupal desde un esquema que
es el del cono invertido. Vamos a tomar los vectores. Cuando tenemos el

30
vector afiliaciÓn-pertenencia. tenemos el fenómeno de identificación y. de
mutua representación· interna como efecto del acto de internalización re:"
cíproca, es decir, cuando se da lo que Laing llama "relaciones de coinhe~
rancia" donde cada uno ínternaltza al otro y alsístema de relaciones que el
otro ha intemalizado. Ese es Uno de los organizadores fundantes de la es-
tructuragrupal; cada sujeto, desde esta síntesis, instituyendo al grupo,
Esto quiere decir que en una situación de grupo constatamos sistemática:'
mente este tipo de modalidad de relaciones y este tipo de fen6menos. .

La cooperación, segundo vector, Es la posibilidad de articular la
tarea o la accíén de cada uno en función de necesidades y objetivos co-
munes y esto interactúa con las posibilidades de afiliación y pertenenciaJ
La pertinencia es la posibilidad o la m.odalidad de interacción en 10 que;
está ajustado el hacer de cada-uno de los integrantes y de su totalidad con!
necesidades, objetivos y tareas puestos en común en:el grupo. '
. I
¿Qué es la comunicación? El intercambio de mensajes, de sígníñ-.
cados, de información que permíte llegar a tener un marco referencial co-]
mún, un universo común. El aprendizaje .. Pichon~Riviere lo defíns como
apropiación instrumentald}3 la realidad paratransformarla~ es una. forma
plena de la relación dialéctica sujeto-mundo, es el pasaje de un menor
conocimiento a un mayor conocimiento, podemos dar muchas definicio-
nes.

Por telé Se entiende la disposición a trabajar con unos u otros inte-
grantes, disposición negativa o positiva, emergente de la captación de
cualidades reales del otro; pero esas cualidades reales del otro desencade-
nan en nosotros muchas veces procesos transfsrencíales que enmascaran a
aquel qué sí tiene ciertos rasgos similares o que evocan una situación del
pasado y que determinan precisamente .81 intento de reinstalar esa relación
delpasado inscripta en el mundo interno. en el aquí y ahora del grupo. El
trabajo de las telés implica un permanente análisis de los procesos de
transferencia como situaciones de desconocimiento y el conocimiento
recíproco. Lo "télíco" (que para los morenianos es la vísíón depurada de
transferencia, no es lo que e~{actamenteconsideramos nosotros) incide en
la posibilidad de cooperación, de comunicación, de afiliación y pertenen-
cia, es declr,de identificación con los otros, etc.

Entonces, acá tenemos las modalidades de interacción que se pue ..
den dar en un grupo, las constantes de interacción sistematizadas en este
esquema, pero toda esta interacción tiene un elemento central que es! cuál

31
i
I

I
eJ la direccÚjnalidad del acontecer del grupo. Hay una posibilidad, si hay
necesidades, objetivos y tarea, necesariamente va a tener un movimiento
desde 'el presente hacia el futuro, un proyecto, mua posibilidad de cambio.
¿(:Cuáles la actitud dominante dentro de esta estructura donde están todos
estos fenómenos hacia el cambio? Y entonces la hipótesis es como decía-
mios,recién, que si bien hay un movimiento en el sujeto' hacia el cambio
que tiene que ver con un ciertotipo de necesidades, otras entran en ,con-
1r~dicci6n, surgen ansiedades y puede .haber momentos de resistencia al
cambio, es decir, incremento de las ansiedades básicas que generan sítua-
dones de' estereotipo que afectan, por ejemplo, al aprendizaje, a la comu-
4caci6n, a la pertenencia. a la telé y a la pertinencia.

l
Estemovimiento, este acontecer grupal se analiza desde lo explící-
t tratando de inferir lo implícito, es decir, los sentidos ocultos en estos
h ches observables que se manifiestan en el campo grupal. Este moví-
miento de lo explícito a lo implícito es luego recorrido en el sentido inver-
s~ a través de la interpretación al hacer explícito lo implícito. Interpreta-
ción que es llamada así básicamente cuando es planteada desde el lugar de
1& coordinación, aunque muchas veces la explídítacíón de lo implícito está

¡
al de los integrantes del grupo, es deCir" que la función interp,retante
cargo
uchas veces circula en la estructura grupal. ,
. . ,

. De todos, estos vectores Píchon-Riviére jerarquiza 1IDO como vía
regia de la tarea de la coordinación: la comunicación. Dice: El coordinador
~enecomo función principal en esta técnica la. de crear, mantener y fo-
mentar la comunicación. El coordinador es un favorecedor de la comuni ...
c~ción íntragrupal, su intervención apuntará a evitar discusiones frontales.
Esto quiere decir, a evitarsituaciones dilemáticas o polarizaciones, lo que

1:
Plica en tanto estereotipo de la diSOCiación,.,' instal.".ación, de la pretarea en
acontecer grupal. EI;l otro texto .díce. La tarea-del coordinador apunta a
. ala comunicación en el grupo se mantenga activa y creadora. .
I '
I .Nosotros podemos caracterizar esto diciendo que al darse más fluí-
qamente la comunicación en un grupo, permite esa visión multilateral y
multifacétíca que hace que el grupo sea un instrumento, de creatividad, el
poder articular y desarticular que hace al trabajo grupal ese desestructurar
y, reestructurar información, y desde 'allí lograr visiones cada vez más ,
dbarcativas, ricas o innovadoras de la realidad. !Esto queda claramente gra-
f;i.cado con la imagen del rompecabezas, es decir que cada uno puede apor-
tar una perspectiva que al sintetizar se da una imagen mucho más rica.
I
I
I

j
i
32

I
!
En otro ·texto Pichon-Riviere dice: "la funci6n del coordinador está
íntimamente ligada a que no se produzcan o no se mantengan cierres en el
sistema, es decir, cierres a la incorporación de información que modifique
el esquema previo." Si hay información el esquema previo se modifica;
¿Qué puede suceder por operación de las ansiedades básicas y por lo tanto
de una situación de resistencia al cambio? Un cierre en el sistema que ím-
pida la incorporación de una nueva información y vamos a tener, po;'
ejemplo, mi caso típico: obstáculo epistemofflico, no poder incorpora~
emocionalmente una nueva información, no sólo emocionalmente porque,'
eso no puede ser pensado desde la ansiedad que provoca. Entonces, el
cierre en el sistema emerge de las resistencias, de las ansiedades, y cuando;
decimos cierre del sistema 'a. una información quepueda modificar el es-!
quema previo no estamos hablando obviamente de información teórica;
sino que todo puede ser información, es decir, la variedad de información I
que cada uno de nosotros sujetos emite con la sola presencia, la palabra, el!
cuerpo, la mirada, etc. .

Pertenencia. cooperación. pertinencia, telé, hacen a un proceso
central dentro de la teoría dePichon~Rivíere .que es el aprendizaje; para
poder aprender es imprescindible la elaboración de ansiedades y de resis-
tencias. Entonces, ¿por qué la jerarquizacíón de la comunicación si el pun-
to central es el aprendizaje? Porque recordarán que Pichon·Riviere dice
que el riel por el que circula el proceso de aprendizaje, el proceso de ínte ..
gracíón, de confrontación entre lo interno y lo externo, de elaboración de
lo transferencia}, etc., es la comunicación. .

Podríamos tomar nosotros como punto de partida en la operación
psicológica realizada desde la función coordinación este trabajo de la CO~
munícacíón. ¿Cuándo se da esa posibilidad de aporte desde el rol coordi-
nador a esa estructura que ese! grupo, si estamos tomando como .eje la
comunicación? Me da cierta duda que esto parezca un consejo del Viejo
Víacacha, pero es a1gomuy simple que aprendí del primer coordinador
que vi operar que fue a Píchon precisamente, que es: en el momento en
que es posible que el otro nos escuche. En el momento en que nosotros,
por el. acontecer del grupo, encontramos que hay un lugar. O sea, hay un
fenómeno comunícacíonal que se va incrementando, decreciendo, etc. No
tiene mucho sentido desde esta idea de complementariadad, en general,
que nuestra intervención sea en. el momento de mayor fluidez de la comu-
nicación del grupo, sino en los momentos donde hay un decrecimiento de
esa comunícacíón, ¿Pero qué ocurre? A veces parece que hay mucha flui-
dez y no la hay tanta, pero para definir esa situación no tenemos que ir

33
i
I

[

I
s~lam.ente ~ 10 descriptivo sino a la capacidap...interpretati.'ya con la que
ustedes se manejan. Y por supuesto que los instrumentos de la coordina-
.~~n en ~ste trabajo .sobre este ~ector ce~tral que es la comunicación son el
señalamiento y la interpretación, domínantemente. hay otras formas de
ijtervención.

ñer. año, 6 de agosto de 1984

En estas dos clases vamos a abordar el tema de operación y actitud .
psícológica. Vamos a desarrollar algunas ideas acerca de la tarea psicológi-
da, a la que llamamos operación psicológica, y de la actitud requerida para
11 desempeño del rol psicólogo, es decir, qué tipo de conducta, de actitud,
~e modalidad de relación, de pensamiento, dé vínculo, de manejo de lo
~ri.locional y de lo conceptual es requerido para el ejercicio del rol psícólo-
'o.

¿Qué entendemos por operación psicológica? Podemos decir que es
hacer, una tarea que tiene como materia.de trabajo las vivencias, afee-
tos, representaciones, fantasías, deseos" defensas, ansiedades, necesidades
y conflictos de los sujetos de esa operación psicológica. En otras palabras,
lb operación psicológica es un hacer que define como su pertinencia los
~rocesos psíquicos y opera sobre ellos con la intención de esclarecer las
causas y el sentido, direccionalidad de la conducta. Como praxis la opera-
ón psicológica tiene una díreccíonalídad y apunta a la visualización y
solución de las contradicciones internas a 10~.sujetos,.y las que cada Uno
; e nosotros, sujetos, tenemos con nuestro contexto vincular, y esta resolu-
~i6nva a implicar una transformación recíproca del sujeto y del contexto.
Esta transformación recíproca del sujeto y del contexto es entendida tam-
bién como adaptación activa a la realidad o como aprendizaje. Es decir
I .

que la operación psicológica, en sus distintas modalidades, apunta allo-
gro, a la preservación 6 el afianzamiento de la salud mental.
I .

I Esta operación psicológica se desarrolla en mi campo que es el de
los procesos de interacción en su. complejidad, proceso que implica una
dialéctica, un interjuego entre el mundo externo y el mundo interno de·
bada uno de los sujetos que están comprometidos en esta tarea. Es decir
~ue hay una dialéctica entre lo intersubjetiva ylo intrasubjetivo.

I 34

II Z2
¿Desde dónde se plantea la tarea a la que llamamos operación psi-
cológica? Desde las necesidades de los sujetos, y es sostenida teórica y
metodológicamente esta operación desde un Esquema Conceptual, Refe-
rencial y Operativo que incluye un criterio de salud que es el orientador
de la operación psicológica. Este ECRO y este críterío de salud a su vez se
fundamentan y remiten a una concepción de hombre. Siempre que pode-
mos ver la direccionalidaq de la operación psicológica y el oríterío de sa-
lud que sustenta esa direccionalidad nos vamos a encontrar que más allá o
fundamentándolo está una.concepcíón del hombre.

La operación psicológica se cumple como una situación de encuen-
tro entre dos o más sujetos, mínimamente dos, pueden ser vanos más.
Puede haber varios sujetos de la operación psicológica y varios 'agentes de
la operación psicológica. En esa situación de encuentro entre dos o más
sujetos se configura un particular campo psicológico. En ese encuentro se
va a instituir una relación que vamos a llamar relación de asistencia, en la
que uno de los términos es' el protagonista, es el actor del proceso a realí-
zarse, es el sujeto de la operación psicológica, y el otro es alguien que
aporta instrumentación, sostén y continencia a ese acontecer y ese es el
agente de la operación psíeológíca. Entre ambos términos de la relacíón,
sujeto-agente, se establees una círculacíón intersubjetiva, un intercambio
que está centrado en los conflíctos del sujeto. , '

¿Cómo se da ese encuentro? ¿Cómo esque se va a establecer la lre-
lacíén asistencial y desarrollar la operación psícolégíca? En generalIo que
sucede es que es el sujeto de la operación psicológica quien requiere del
agente esa relación y realiza su pedido, realiza su demanda desde un regís-
tro de carencia, de alteración, de daño o de obstáculo. La vivencia de obs-
táculo o daño puede tener distintas calidades, dísfíntas intensidades. !¿Y
cómo es que encuentra, al agente? Porque este agente está incluido en! el
universo social que comparte con el demandante o sujeto; y ese universo
social lo significa al agente, lo señala como un ofertante, como el deposita-
rio de una determinada. instrumentación relacionada con las necesidades
del demandante, es deeír, como la respuesta socialmente disponible. Di-
choen términos más sencillos, cuando uno' está enfermo sabe,' desde un
universo social de significaciones, que hay un sujeto ofertante, una i*s-
trumentacíón, que se llama médico y que es la respuesta socialmente dís-
poníbleal daño, a la carencla que se registra. Si uno tiene una determina-
da conflictiva empieza a saber que existe una respuesta socialmente dís ..
ponible, que es la operaci6n.psico16gica, que tiene un agente, el psicólogo"
y que depende de sus especificidades (será un psicólogo social, etc.), i

35
T---'
-~

I

l "
I Laoperación psicológica, en su acepción más amplia, abarca en
,tanto relación asistencial. problemáticas' que 'SO:l1 muy dive.rsas. Por ejem-
plo, puede abarcar tanto desde el tratamiento de una neurosis y psicosis,
e~ apoyo a la resolución de dificultades en Un proceso de aprendizaje, el
logro de una mayor operatividad a nivel grupal o institucional, la modíñ-
c*ción de modalidades de vínculo y de comunicación en un grupo famí-
Iiar, o 'por el contrario, el abordaje de una situación de crisis o emergencia
s cíal. Y con esto, al enumerar todas estas situaciones, queremos mostrar
q e la operación psicológica abarca distintas especificidades de problemas
o de cuestiones que van desde una situación de enfermedad a otras que no
1 son y todas estas' situaciones, pese a su heterogeneidad y a sus distintas
e pecíficídades, requieren de la, operación psicológica, requieren de una
~ lación asistencial, aunque a su vez estas especificidades diversas (la psi-
e sis o la resolución de una emergencia social) requieren ínstrumentacío-
n s diferenciadas del agente de la operación psicológica. Normalmente
q¡rien está instrumentado para resolver una situación de emergencia social
no está instrumentado para trabajar en una psicosis y viceversa.

Esta extensión actual del campo de la, operación psicológica es un
h cho nuevo. El desarrollo de la operación psicológica en el campo de la
p omocíón de la salud, de la prevención, es. rugo que se ha abierto en los
~timos años. Durante mucho tiempo la operación se ajustó al modelo mé-
'dfcOJ limitándose a una relación terapeuta-paciente donde el sujeto de la
eraci6n era definido siempre como enfermo. Estar incluido en una ope-
cíón psicológica era sinónimo de estar enfermo. Estas huellas de este
: odelo primario social determinan muchos aspectos de la operación psi-
c616gíca, entre ellos un prejuicio. social en el ofertante y en eldemandante..
e~ decir, en el posible agente y en el posible sujeto. Por ejemplo, muchas.
veces el demandante se resiste a incluirse en una operación psícológíca
que se daría en el campo de la: prevención por temor a ser considerado
como enfermo o loco. Esto por supuesto se 'puede potencíalízar con sus
I . .

propias fantasías de enfermedad, pero está también apoyado en un cierto
consenso social que viene del viejo modelo de la relación médico-
prciente; y esto también determina que muchas, veces el .ofertante se com-
porte ante el demandante como si éste fuera un lpscíente, cuando en realí ..
dad no es un paciente. Por ejemplo, los participantes de un grupo de tra-
I .

bajo que quieren resolver obstáculos de integración y lograr una mayor
eficacia en su tarea, un grupo que pertenece: a una institución asistencial
I . .

que quiere rever, analizar la relación con el asistido. Un grupo de padres
dF chicos diabéticos o chicos asmáticos que quieren resolver en un trabajo
I
36

I
I
I
I
i
-_ _-
-.~. .. .._---------- _.

conjunto, lograr buscar ~nt6nción y una instrumentación que les permita
resolver más operativamehttl la situación de sus hijos o la relación Con sus
hijos. Las Madres de Plaza de Mayo y familiares de desaparecidos que tra-
bajan en grupos su problemática fruniliar, la relación con sus nietos, la
relación con el contexto social, que buscan allí contención y otientacióh.
Las instituciones que en la época de la guerra de Malvinas se dirigieron' a
la Escuela pidiendo una Íliltervencióu psicológica para trabajar básiCame4.
te las dificultades del eiercícío del rol docente. La población de la ciudaa
de General Roca. en Río Negro, que en la misma época aceptó la oferta de
un conjunto de psicólogos sociales que propusimos elaborar en forma co-
munitaria las ansiedades despertadas por la situación de guerra y que de-
sarrolló en función de eso, una reflexión destinada a replantear la orgaru;.
zación de la defensa civil .de esa ciudad, que en realidad estaba pésim~.
mente diseñada porque estaba diseñada para Buenos Aires y no para Ge~
neral Roca que no tiene s6ía11os ni ascensores. Entonces, todas estas peti
sanas articuladas en grupos, instituciones y comunidad, con toda legiü,
midad no definen su situación como enfennedad ni a sí mísmos com~
enfermos, y sólo pueden responder y decod1ficar la oferta y establecer una
relación de asistencia con un agente da operación psicológica que puedá
reconocer la particularidad de esa situación. :

El COmún denominador que engloba los distintos aspectos de l~
, !

operación psicológica, con sus: diversas especificidades es que la relación!
asistencial se instaura a partir de la vivencia de conflicto. Vivencia de' con-!
J

flieto que por supuesto es expf:rlmentada por el sujeto. La apelaci6n o lal
demanda al agente operador se fundamenta en el registro de un conflicto I
que por su intensidad puede haber destruido el equ, Iibrío del sujeto (como i
es el caso de la enfermedad.o de una aguda crisis) o lo ha vuelto Precario o
insatisfactorio, como pueden ser otros ejemplos que mencioné aquí . .Desde
allí entonces que surgen, se' registra la necesidad y la expectativa del en-
cuentro y la tarea que vamos; a definir como operación psicológica .

.Ahora, podemospregu.ntarnos nosotros hasta qué punto es válido
para un sujeto que demanda la operación psicológica hablar que siempre
esta operación se establece desde un registro de conflicto que amenaza el
equilibrio, cuando existen personas que solicitan la operación psicoIógica
que establecen su demanda ·pol"que registran carencias a nivel de lo no f

adquirido, demanda. por ejemplo,. de instrumentación, demandas de
aprendizaje para el mejor d~IIlpeño de un rol. Por ejemplo, en 1ÍU grupo
de terapeutas que realizan un trabajo psicológico conjunto para elaborar
mejor la relación persona"roI""campo de trabajo, o ustedes mismos que, re-

37
~uieren el grupo operativo para aprender de otra manera, para aprender él
~.:prender,¿dónde estaría ?n ustedes 1~ vivencia.. de conflict~ que lleva.~ la
. demanda? Podríamos decír que el registro de alguna carencia nos moviliza
~ nosotros a buscar aprendizaje, a intentar nuevas experiencias. Cuando
~ay un :registro de una necesidad de aprendizaje nos situamos enla ínmí-
~encia de un aprendizaje, pero también en la inminencia de un cambio, de
vna cierta desestructuracíón de lo previo y de una nueva estructuración, y
esto puede ser vivido inconscientemente como amenaza y desde allí pue-
~e surgir la ambivalencia. Entonces, por ejemplo, podemos estar en. ten-
sión por la presión de la necesidad que nos es.tá movilizando hacia la ta-
rea, hacia el cambio, hacia lo nuevo, hacia apoderarnos de algo no conad-·
~o, de algo todavía no poseído, pero también esta necesidad puede entrar

I
contradicción
n con otra, que es la de preservar lo ya tenido, lo ya poseí-
e
a, y se da una contradicción entre neceSid.ad!lS impulsos. uno que em-
uja al encuentro del cambio y una necesidad de conservar el equilibrio
revío.Io ya estructurado y lo ya poseído. Allí se da una contradicción, en
la situación de aprendizaje, en esta demanda desde lo no adquirido, entre
o viejo y lo nuevo, y en el interior de la contradicción entre lo viejo. y lo
. uevo emergen las ansiedades o miedos básícos, el miedo a la pérdida y el
.edo al ataque. El temora la des estructuración y la pérdida del conocí-
a enta y la instrumentación previa de los aspectos de identidad ligados a
kse conocimiento y esa instrumentación prevía y el ataque al yo, que se
¡;ive mucho más frágil, mucho más vulnerable, por esa fantasía de deses-
cturaci6n y desinstrumentación. Estos miedos, que emergen en la con-
dicción entre lo viejo y lo nuevo que acompaña a toda situación vital.
ueden llegar a intensificarse y si se llega a dar esa intensificación de los
.edos básicos) se va a dar otra contradicción: la contradicción entre el
proyecto (lo que empuja hacia lo nuevo, que está motivado por una nece-
sidad) y la resistencia (que está motivada por otra.necesidad), y la alterna-
tiva y desarrollo de esta contradicción entre. proyecto y resistencia va a dar
lugar a las vicisitudes entre tarea y pretarea en la operación psicológica.

Hemos dicho que entre el agente de la operación psicológica y el
sujeto de esa operación (sujeto que puede ser un individuo en una rela-
ción bícorporal, sujetos articulados en un grupo o en una institución o
¡sujetos abordados en una situación comunitaria), tengamos siempre en
icuenta que el instrumento de trabajo en la comunidad y en la institución
'es siempre el grupo. La institución es una abstracción y la comunidad
también es una abstracción, nosotros no trabajamos sobre toda la comuni-
dad y sobre las multitudes, sino que se trabaja sobre la sociedad y sobre la
institución tomando distintos grupos. Entonces, este sujeto de todos mo-

38
. ,

dos puede ser el individuo, el grupo, la institución o la comunidad. ¿Entre
sujeto y agente qué se establece? Decíamos, una circulación, un proceso
comunicacional, un intercambio de mensajes en el que ambos son alterna-
tivamente emisor y receptor. ¿Cuál es el texto del mensaje? Lo' intercam-
biado es esencialmente información acerca de la conflictiva del sujeto, qué
le pasa al sujeto. Es en este sentido que la relación es asimétrica y carece
de reciprocidad porque el agente no habla de su conflictiva con el sujeto.
El agente ofrece consciente o inconscientemente -nos vamos a detener en
la próxima clase sobre estos dos rasgos esenciales. de la tarea y la actitud
psico16gica- contíneneta y deScifrAmiento; pero adelantana qué quiere
decir desciframiento. No S8 trata de un adivinar la realidad del otr-o, lID se
trata de elaborar un pensamiento y un discurso que dé cuenta exhausti-
vamente de esa realidad, de sus causas" la describa y la expliqu~, sino que
se trata de una hipótesis, de un pensamiento que comunicado tiende aque
el sujeto se remita a esa realidad~ que la pueda visualizar bajo nuevas
perspectivas. que la pueda resígnífícar, que desarrolle nuevas líneas de
comprensión, Es una hipótesis. Este desciframiento consiste en la posibi-
lidad de elabürar una mpptesis que tienda a estimular el pensamiento y la
creatividad del ai.rO, que penda a estimular Un movimiento COgrlitivq que
nosotros llamamos Insíght y que culmina en la elaboración. Por eso, el
agente de la operación psícologtca, desde esta perspectiva, se llama copen-
sor, piensa con el otro, pero su pensamiento tiende a estimular un movi-
miento
. de pensamiento, de emoción y de acción en el sujeto.
,

Este descifrar datos es un plantearse hipótesis acerca de la relación
entre significante y significado ex{un. código qüe es propio del sujeto, 'Pero
es propio aunque a él mísmo se le escapa. A veces hay significantes I que
remiten a significados que nosotros mismos no conocemos, la tareaj del
agente sería establecer hipótesis que permitan descubrir la conexión entre
ese significante (que puede ser una conducta, una palabra, una repre~en-
taCión) y otros significados. y 10 que tomamos como dato no es sólo el idís-
curso del sujeto, sino lo que hace, es decir, su acción. Lo que emite a.tra-
vés d~llenguaje .corpoi'al·y la acción, entendiendo que acción y cuerpo
tienen un lenguaje particular. El agente ejerce así una función interp~eta-
tiva aportando al sujeto significaciones acerca de su propio acontecer ¡que
a él se le escapan, a él les: son desconocidas, y con la intención de que el.
sujeto se apropie de esas significaciones, que las haga suyas, Hace ~ la.
esencia de la operación psicológica este intercambio de mensajes, este
intercambio de información, este ofrecer datos y descifrarlos y realizar una
tarea de reflexión conjunta' entre el sujeto y el agente. '

39
Cuando se produce un ínsíght hay un existente. Tomemos algo que
ustedes conocen, la unidad de trabajo. Existente" algo está circulando en
esel campo. El coordinador elabora una hipótesis acerca de esto que está
dáJ.idose, circulando en ese campo intersubjetívo.entre ély los integrantes
de~ grupo. Comunica esa hipótesis haciendo una tarea de desciframiento
qué apunta a estimular un movimiento de ínsíght, de autoconocimiento en
10s1 integrantes del grupo. Se produce esa posibilidad de remitirse a la rea-
lidad de la' situación grupal y leerla, significarla de una manera distinta,
deJcifrarla. Esto ya desde una apropiación que los integrantes están ha-
derdo de esta información y de sus significados, y surge un nuevo ele-
merito en ese campo grupal. Nuevo emergente. Coordinador e integrantes
reflexionan juntos sobre esta situación nueva que surge, a partir del in-
I '

sigp.t. Este intercambio es esencial a la operación psicológica. Hay una
nu va información emergente. '

Valabrega dice, en un libro muy interesante que se llama La tela-
ci TI terapéutica, que el problema de la salud y la enfermedad es plantea-
do vivido y resuelto o no resuelto, bajo la forma de relaciones especificas
de sujeto consigo mismo y con otro. Entonces, las relaciones en las que se
ju ga la problemática de la salud y la enfermedad son relaciones que, co-.
m . todo vínculo humano, tiene dos dimensiones, intersubjetiva e, intra- .
su~[etíva. ¿Cómo se da esto en la operación psicológica? El sujeto, prota-
go lsta, trabaja a nivel de lo intersubjetiva. ¿Qué. hace? Se vincula con el
ag nte o con otros, por ejemplo, con sus compañeros de grupo. Secomu-
ni a,'despliega modelos de relación, de comunicación, de vínculo. Ese
ni rel de lo intersubjetiva remite necesaríamentea un trabajo a nivel de lo
'íntrasubjetívo, a nivel de mundo interno, y entonces el sujeto debe trabajar
sub fantasías, sus miedos, sus ansiedades, sus defensas, sus personajes y
mbdélos internos que están desplegados en esa intersubjetividad, en ese
víb.clllo. Ahora, ¿por qué puede remitirse a su mundo interno? Se incluye .,
desde su mundo interno y toma su mundo interno COU10 objeto de cono-
ci?rlento y como objeto de operación a partir de algo que se da en el vin-
culo y que provienedel.agente y que puede ser aquella famosa hipótesis o
interpretación de la que estábamos hablando. Entonces, allí se ve cómo
trJbaja
I
a dos, niveles,, intersubjetividad e intrasubjetiVidad. ¿y el agente
qué hace, trabaja sólo a nivel de lo intersubjetiva? No, el agente,' por su-
p~esto, está situado en un vínculo, analiza ese vínculo, analiza el mundo
indterno de los sujetos comprometidos en esa relación a partir de las moda-
li ,acles de vínculo, de comunicación, puede inferir las defensas que están
p*estas en juego a partir de las modalidades de relación, puede inferir las
fantasías y los personajes que se están actualizando en el aquí-ahora sobre,
I
I
1

40
los compañeros del grupo, sobre el grupo como totalidad, sobre la institu-
ción, sobre él mismo, etc. Pero para poder desarrollar su tarea, en función
de la continencia y el desciframiento, requiere que él trabaje con su propia .
intrasubjetividad, con su propio mundo interno, que examine las escenas
internas que esa situación está moviendo. Por ejemplo, "esto me hiere",
"esto me resuena", "me muero de bronca", son vivencias del agente. No se
crean que esa. cara absolutamente impasibleuo oculta un mundo interno,
.nunca es absolutamente impasible, uno trata de no ser demasiado expresí-
vo desde el rol de agente. Entonces¡ allí hay un procesamiento a través de ,
algo que se denomina la estructura dedemora, es decir que en vez de ha-
ber una reacción inmediata, frente al estimulo que se da en el vínculo su-
jeto-agente, de parte del agente, no reacciona de forma inmediata, sino que I

instala un espacio de reflexión que se denomina estructura de demora en
la que va elaborando un pensamiento y se ve remitido a su mundo interno,
buscando en sus propias escenas, en sus propias' resonancias, en su propia
dramática vincular movilizada por la dramátíca vincular actual, en su
propia historia. Él es para sí mísmo una fuente de ínformacíón en relación
a lo que está pasando en ese vírlculo.Pero debe trabajar sus escenas inter-
nas no sólo porque él es fuente de información sino para esclarecerse
. acerca de sí mismo porque su propia resonancia le aporta información
acerca del sujeto, pero también le es necesario establecer ¿qué? Una dis-
tancia óptima, una discriminación entre mundo interno y mundo externo,
L"entr~ ya y otro para poder ofrecer la suficiente continencia.

3er. año, 13 de agostD de 19811

.Hemos dicho que la operación psicológica es una praxis, con una
direccicnalídad, un sentido. ¿Cuál es? Como tarea apunta a promover
condiciones para que los sujetos comprometidos en esa relación de asís-
. tanda protagonicen un proceso de progresivo esclarecimiento. Se trata de
crear condíciones vpor la
disminución de las ansiedades- para la ruptura
de estereotipos de pensamiento, sentimiento y acción.

La operación psícológlca toma como campo de trabajo el terreno de
los miedos, de las ansiedades. E.Pichon-Riviere insiste en señalar que se
plantea la tarea no en términos de cura, sino en términos de disminución
de ansiedades. ¿Por qué o para qué operar sobre ellas? Porque son ellas las
que al incrementarse dan lugar a la rigidízacíón de la respuesta adaptativa;
al estereotipo, al trastorno del aprendizaje y la comunícacíonal empobre-

41
r
I --_'0 .-----0 . 00_0__ -
I

I
cinÍiento de Ia relación mundo interno-mundo externo, Es por .la opera-
ción de ansiedades intensificadas que la relación $ujeto-contexto vincular,
Pi~e su carácter mutuamente modificante, se cristaliza en el estereotipo.

i
Es objetivo de la operación psicológica que el sujeto se integre a sí
mismo y con otros, construya su identidad en una relación libre, creativa,
mutuamente transformante con el mundo víncalar-socíal que lo sostiene,
lo blabita
I y Io.determína.
. . :.

I E.Pichon-Riviére habla de un sujeto "situado", consciente de su
necesidad, de su circunstancia histórica (conciencia crítica). Es por eso
quella operación psicológica se sitúa a su vez en ~l terreno de los miedo.s,
para detectar su operación, para esclarecer el origen de esas ansiedades.
Ind~gar qué fantasías las determinan, qué defensas ponen en juego. Por
eSO decíamos recién que la operación PSicOlógic.a a..•
punta a crear condício-

r
nes ara que los sujetos elaboren esas ansiedades, hagan insight.
i

I •

¿Qué es el insight, momento clave, nodal de la operación psicológi-
I

ca? Es un proceso de conocimiento, conciencia, un salto cualitativo en la
relación del sujeto consigo mismo y con el contexto, que abre la posíbílí= ,
.dad Ide nuevas transformaciones de esa relación. El Insíght es una situa-
ción¡ gestáltica, compleja, que integra conciencia de sí en situación, con-
cienpia de la situación, conciencia de las relaciones "que guardo con el con-
texto, de la reciprocidad o determinación recíproca. Por ejemplo, una ope-
racifn psicológica desarrollada tomando como sujetos de la relación asis-
tencial a los miembros. de un grupo, apuntaría a que en el insight com-
pre~diéramos, cada uno de nosotros, individuos, qué lugar ocupo en esta
estructura, desde qué historia, qué significan los otros para mi, por qué los
sígníñcods esa manera, qué. estoy reeditando o repitiendo. Y tener a la vez
concjiencia del acontecer grupal en términos de qué roles juegan en este
campo, cómo nos articulamos, cómo nos comunicamos, qué está determí-
nando esta particular forma de interacción en la que todos nos comprome-
ternos y de qué manera se articulan historia y circunstancia actual, vertí-
calidad y horizontalidad en este momento.

1 Esto que acabo de desarrollar serían los elementos que están pre-
sentes en el ínsíght, pero los he planteado desplegándolos analíticamente.
Es aquello a 10 que accedo en el insight y que puedo elaborar y replantear
a p~tir de él. Perola vivencia del ínsíght, que quiere decir comprensión,
es Ialde la desocultación súbita de un hecho, de una relación o de un pro-
ceso ¡en el que estamos inmersos, tenernos una relación de inmediatez, de
I
.1
1
42
•..•. - .. _-._-~. __ ._- ••.•~.- -,_,_0 .• _._ ' __ 0
• _. ." - _.... • •• _ •••• '--- ."' ••••••••••••• - ••••• ---~-._ ••• ~---._._-- -.-- __ o - •••••• _"

cercanía, pero a la vez de desconocimíento. Es un "darse cuenta" y por eso
decimos que significau:na transformación cualitativa de la relación del
su
sujeto consigo mismo )j contexto. Por ejemplo. por el ínsíght puedo pa-
sar de la vivencia de sentírme atosigado. sobreexigido por los otros, de un
argumento en el que soy Víctima de la voracidad ajena a descubrirla pro-
pia angustia ante el vínculo, la propia voracidad proyectada; puedo esta-
blecer la relación entre una conducta evítatíva, la intolerancia a una rela-
ción prolongada con otros y el temor al abandono. Insight es, entonces}
visión de relacionas, de sistema de relaciones, de estructuras, descubri-
miento de nexos, resignjficación de la experíencía, reinterpreta.ci6n de la .
experiencia que permite una nueva Iectu ... ra de la realidad. Es Un momento
de desciframiento. Así ooráo la int.erpretación es el desciframiento realiza-
rtn nn"l"
•...•....• 01 noanto
O••.
y .......•.••..•.•.•. 01 ínsía h+; aL" ,.,.1 descífr ....
V.L ..-v...;""! ..•.••+,... P.LULa5V.U.L..c..n
JU..J-43.Llfr-.L"- ua ~ .••..•.•.
.., .•..•.••.. ""~ •..••..•..•...
"'Q'v U. nU~'"Al suje-
:~ .•...u,J.••..•
C.I.4.u..LV.J..J.LU .1. 'Ji ~
to. . , .
.J..t;v ••••, ')1"'"

r

Decíamos que ínsíght es comprensión, desocultación súbita deun
proceso en el que vivimos inmersos, que actuamos sin saberlo. Pero no es
un conocer puramente D;ltelectual, el que despojado de la .intensidad emo-
cional del descubrimiento: carece de eficacia' transformadora, e incluso
puede ser resistencial, puede ser una racionalización encubridora.

El ínsíght es un tipo de conocimiento que implica un compromiso¡
una'movilización de afecto, en el que al darse la desocultación e integra-
. cíón, puede haber vívonctas depresivas. de dolor, de rabia, de culpa. Esa
conciencia de sí en situación puede tener como efecto la modificación .de
actitudes, de modalidades :de- interpretar la experiencia, de matrices .¡de
aprendizaje} vinculo e ínterpretacíon de la realidad profundamente arraí-
gadas en elmundo interno COIno novela o argumento interno. Con el in-
síghtse desmorona siempre' una ficción, un mito personal o grupal. :
tÍ i
. Desde un promover aperturas a nuevas modalidades de hacer, sen-
fu, pensar, la..tarea desplegada en la operación psicológica apunta a que
los sujetos de la misma, a través del insight, puedan integrar aspectos de sí
mismos hasta allí escindidos. Si el sujeto puede integrar esos aspectos,
articularlos, descubre 'las tramas subyacentes a muchas de sus. experien-
cias, puede descubrir elsentído de ciertas conductas, de ciertos efectos
que tiñen sus vínculos y su tarea. .

veríamos esta función integradora de la operación psicoló-
¿CÓUI0
gica en el campo grupal? S~ lo que indaga la operación psicológica es el 1

conflicto subyacente a loque se recorta como observable, como emergente
i I

í
43
1
en bste· campo, la· operación psicológica ap~~a, por ejemplo, a· c~~~
prender las relaciones existentes entre intensas vivencias de fragilidad, lo
qu~ determina la necesidad de conservar objetos jntemos idealizados. y de
desprenderse de toda vivencia de objeto rrialointemo (preservando al
bmpo) y una conducta manifiesta de evitación del contacto y de relación
evacuativa, en la que se da la permanente descalificación o denigración
dellotro, del grupo y de la tarea. Veríamos acá, operar estereotipadamente
un mecanísmo de identificación proyectíva en el que lo expulsado son los
propios aspectos denigrados o descalíñcados.. ¿Qué es lo emergente? La
despalificación, hostilidad, etc. ¿Qué es lo subyacente? La vivencia de fra-
gílidad, impotencia, etc. Podemos ver entonces que un momento de la
tarqa, que se da en la operación psicológica, es el de integrar, articular)
establecer nexos o relaciones significativas entre distintos hechos, viven-
cia~, conductas. Nexos hasta allí escotomízados y que se desocultan en la
intirpretación. en el ínsight. .:.

I Así como uno de los movimientos que se da en la operación psico-
lógica es la integración de lo disociado, el descubrímíento de relaciones
has~a allí ocultas, hay en la operación psicológica y en el ínsíght que en .
ella emerge, un movimiento inverso y complementario: la ruptura de aso-
ciaéiones que por su intensa vigencia como cante.·. nido inconsciente, ope-
ranj como obstáculo en la dialéctica grupo interno-grupo externo, en la
lecFa de la realidad. Conexiones internas, establecídas por elsujeto en
algún momento, que tienen para él eficacia de realidad, se le imponen con
n:~a de realidad. Freudhabla entonces de "desligar lo que fue arbitra-
ri l· ente ligado". Esas relaciones o articulaciones que deben ser desestruc-
turfdas dan lugar a interpretaciones de lo real, a significaciones de la ex-
periencía, a la configuración de una dramática o trama argumental interna
est,reotipada. ~or ejempl;>, . cre?imiento=transgresi6n=crimen, se-
xo r muerte. Podríamos menCIOnarmiles. . .

I Éste movimiento doble, característico de la operación psicológica:
asociar lo fragmentado, articular, integrar por: unlado, y desarticular lo
que hasta allí se dio como unidad, es coincídentsínsnra común con el do-
blel movimiento de desarticulación y articulación de la creatividad. Esta
coincidencia nos permite vislumbrar el ínsíghty la elaboración en la ope-
ración psicológica como momentos creativos del sujeto, en los que se libe-
ra ~e la estereotipia y el empobrecimiento en la relación con el mundo y
consigo mismo, momentos de aprendizaje. Hay en esa operación psícoló-
g1.cf, en el ínsíght y elaboración, una reestructuración a nivel del mundo
. interno, una regresión con reencuentro de ímagos íarcaícas, una progresión
I '
I
I 44

I

I
I
•• - ••••• - •••• _- - __ o __ ._ ••• ~ ••• _ ••

en términos de redefíníeíón en la relación con sus fantasmas. Esto es un
juego más libre del sujeto en relación a sus vivencias, afectos, fantasías,
por eso podemos afirmar que 4ay coincidencias profundas entre la elabo .
ración psíquica que se da en el 'proceso creador y el que desarrolla el suje .
to de la operación psicológica; en ambos casos se trata, con diferentes ma-
tices y circunstancias, de unja recreación y resignificación de la experíen-
pía. Una posibilidad de reparación de sí y de los objetos internos. Una ins-
tancia de transformación recíproca sujeto-contexto, es decir, aprendizaje.
En ambos casos se hace posible 'ampliar las fronteras de la experiencia.

¿Qué sucede con el agente de la operación psicológica? Está tam-
bién realizando un proceso creativo, Su tarea requiere ese doble movi-
miento y que para descifrar debe permitirse articular aun lo que parece
inarticulable. Establecer conexiones, relaciones, a la vez que atreverse a
descomponer y desarticular lo que se muestra como totalidad. Esto signifi-
ca una actitud lúdica, de juego en ese campo operacional, abriéndose a sus
resonancias, liberándose de esquemas interpretativos rígidos, aventurán-
dose a jugar con sus fantasmas y los de los otros y utilizando su fantasía.
ya que en última instancia, como dice Lagachs, una interpretación es una
fantasía del terapeuta acerca de .la fantasía del paciente. Del agente acerca
de la fantasía del sujeto.
I

Estamos hablando ya de Una actitud, de una forma de vincularse y
accionar del agente en ese encuentro que es la operación psicológica. Ca-
racterízamos a la actitud psicológica como el conjunto de modalidades
relativamente estables y organizadas de sentir, pensar y hacer, requeridas
para desempeñar el rol de agente de la operación psicológica. Esa actitud
no es innata, puede haber disposición, aptitud, motivación vocacional,
pero esa actitud se construye en un trabajo formativo permanente, en el
que se procesa no sólo información, teoría. sino las experiencias vitales.
Formarse estrabajarse a sí mismo. Laactítnd psicológica se construye en
. una elaboración deIarelacíón entre persona-rol-campo de trabajo y ECRO.
Un sujeto con una historia, unasenstbííídad debe asumir una función-rol
en un campo ínteraccíonal, Situarse en él desde su historia y desde un
modelo teórico-técnico que guía su acción. Por eso decimos que la actitud
psícológíca .implica una modalidad instrumental, operativa de relación
con otro. .

Los rasgos fundamentales de la actitud psicológica son la capací-
dadde continencia y la capacídsd de desciframiento. El desciframiento en
.laoperación psicológica sena! una lectura interpretativa de la. diversidad.

45

. ,
I

i
de Isentidos y fenómenos que entran en juego enla situación. Es un análi-
sistue intenta decodificar el sentido de lo maníñesto, observable, indaga
las condiciones de producción de lo emergente. Por eso consiste en la
cor trucción de hipótesis acerca del acontecer subyacente, de relaciones
c~1sales. Esa construcción va precedida de una escucha, una mirada o
re istro ~e·hechos de,ese cru:npo~teraccional~ ~l,l el que ~.estar incl~do;
s I propias resonancias y vrvencias son mataría de análísís. Ese registro
es~á hecho desde un ECRO, que transforma los hechos en datos, en inter-
pretables. Es el ECRO el que permite el procesamiento de esa información,
el Establecimiento de relaciones. El Pl'OCesoe1a.,bOratiVOse hace .posible
pOfque en esa interacción de la operación psícolégica el agente deja trans-
cupir un tiempo entre el registro y su ínterveneíón. Es decir, porque ha
aprendido a instrumentar una estructura de demora, postergación de su
re~puesta al estímulo. Esa estructura de demora es rasgo esencial de la
continencia.

La interpretación como enunciado se incluye en el campo aportan-
dOIa lossuietos de la operación psicológica una hipótesis acerca de aspec-
tos hasta allí desconocidos del proceso que; protagonizan, para que se
apropien de ellos. . ,

l Hemos dicho que la interpretación más que una descripción ex-

·
h~ stiva de un hecho, en tanto indagación activaapunta a la operatividad,
eSj decir, a promover en el sujeto el insight,. una hueva relación de conocí-
5ento, una apertura. hacia nuevas modalidades de exploración y sígníñ-
cac ión de la realidad. . ... .

I
l
. El conocimiento de .las leyes que rigen lbs procesos indagados es
ca dici6n necesaria para .el ejercicio del rol agente, pero la capacidad de
desciframiento no es sólo eso, requiere
.
capacidad de encuentro, una.
mo..
dalídad de vínculo que Se llama continencia. El conocimiento de las leyes
.

dJ un proceso debe instrumentarse Goma continencía.
l· ¿Qué es continencia? La capacidad de albergar dentro de sí el acon-
teeer de otro, sus ansiedades, fantasías, afectos, proyecciones. etc. Es con-
tínente .quien desde el albergar y comprender, puede devolver esas ansíe-
dades y fantasías descifrándolas a la vez que sosteniendo, acompañando al
sltjeto en el encuentro y tolerancia de sus propios contenidos. Corno deco-
dificándolos, vinculándolos con el sujeto y slf hístoría, de modo que pue-
d~ ser reconocidos por éste como propios. Por eso hablábamos recién de
unI apropiarse de aspectos
.
de sí mismo, de una integración que es sostení-.
I
!
46
._ _--~ '.

da por el agente, d,\lpositario operativo de esos contenidos que desde allí
aporta a la elaboració]j. del sujeto.


Esta continencia de la operación psicológica se desarrolla sobre un
modelo vincular origUiario: madre-bebé. relación asimétrica en la que UIlD
de los términos, el bebé, por su escasa organización yoica, no puede, en un
principio, procesar los datos de los sentidos y los evacúa en la madre,
quien desarrolla una función yoíca, función de sostén del ser dal bebé,
función qUe se relaciqua con la capacidad de recibir y tolerar 10· que el
bebé evacúa a tJ:avé,S $1 mecanismo de identificación proya.-tiva. Evacúa
lo displacentero. La madre recibe un eslimuIo desde allí. Frente a eso tiene
dos posibilidades: $a, descarga inmediata (simetría con el bebé). o una
postergación de Sil reacción que permite la transformación de los esnmu-
los en percepción y pensamiento. Por ejemplo, el bebé llora, rechaza el
pecho, eso es percibido como señal de carencia, de malestar que causa
sufrimienro y no solo Como agresión, aun cuando el llanJ:p yel réchazo
están cargados de hostilidad. La madre estádescenlrada de si y centrada
en el beM. ¡';sa capáCigad de postergación, de metabolizar estímulos y
simbolizarlos, de comprensión abren pare el bebé su propia posibilidad de
postergación; pensamiento, comprensión. Una madre capaz absorber de
los impulsos hostiles del bebé, sin angustiarse ni angustiarlo y puede de-
volvérselos modificados~ descifrados, pennite el desarrollo del hijo. Por lo
que vemos, esa funcíén de sostén, continencia (alfa) de la madre es inter~
pretativa. I . . '. I

'O ~ 1; - ? d 1 ':,
¿r.(.ue suceos en la operaClon pSlCO ogicar L.Ua.."'1 o 6.J.agente u ope-
~1. l, . •••• ro. i

rador rea]í7.a una descitrga inmediata frente a estnnulos del sujeto, faÍla su
capacidad de posterga<;:ió)l o estructura de demora. Cae en un "actingi' que
si no es corregido, obtura POsibilidadtts de pensamiento, de confrontación
. entre lo fantasmático sj lo .real, en el sujeto de la operación psicol6gic~. Eso
sucede cuando actúa lb proyectado o asume juega el rol adjudiCado en la
transferencia sin interpretarlo. Da una resp
J

fiesta simétrica, se cent;tra en sí y no en el sujeto.

Si .61 operador puede funcionar como depositario operativo, alber-
gar discriminando, tomar Una distancia óptima, se manejaría más o menos
así; inserto en un campo' operacional recibe un estímulo de ese campo,
algo dicho por el sujerolo.hiere,lo angustia, lo enoja, lo halaga (por ejem-
plo, un reclamo, descalifioación, elabanzaJ. 1) .Registra ese sentir ypooter-
ga la descarga-respuest!í. 2) Se interroga: ¿por qué siento 10 que siento? (la
interpretación es el ejerciqio de la sospecha, sobre mi y sobre el otro), [Si

47
. .'~.'.'_.- . .~ .. _._~.. - ,,-.~-- ~
.
ihvestigáramos a nivel dramático confrontaríamos dos escenas: la actual y
~ consonancia con la del pasado). 3) Pasa-a un nivel de conceptualiza-
<p-ón,piensa 10 que sucede. Pasa de pensarépor qué me angustia y qué
voca?, a qué le está pasando al sujeto que produce ese hecho, ese díscur- .
o. Entra en el terreno del descubrimiento. 'Allí hay continencia y descí-
amiento. 4) Desde la comprensión o .elaboración de hípótesís,' transmite
otro esa comprensión a través de la palabra.iel sílencío, un comentarlo,
a interpretación, señalamiento, etc. '

Hemos dicho que la salud mental, logro, desarrollo, es el objetivo.
e la operación psicológica. ¿Cómo nos incluimos los psicólogos sociales
n la organización social de la salud? ¿Cómo. nos planteamos nuestra ta-
ea? Desde una pregunta: salud mental ¿para quién? Para el pueblo. Lo que
· plica otra pregunta: ¿cómo se garantiza esto?, ya que el aparato de la
· alud, su organización social, es un aparatoideó16gico, de Estado, expresa
.' deología dominante, condensada, por ejemplo, en el criterio de salud, la
.Ofmft, _ ilIltul, la institución-depósito. Entonces, debemos plantearnos:
alud mental ¿por quiénes? POr' el pueblo, queldesde el reconocimiento de
u necesidad se dé una organización para la salud. Nuestra inserción debe .
apuntar a crear espacios' para elreconocímíento de esa necesidad, para
facilitar la organización comunitaria para la salud; para la detección pre-
coz. Esto replantea el rol del técnico, agente. Las relaciones de poder que
impregnan la operación psicológica y que están instituidas desde la ideo-
logía y la organización actual de la salud, .la concepción de actitud y ope-
ración psicológica, el criterio de salud y la concepción de hombre que sus-
tenta este ECRO están ligadas a esta propuesta: salud para el pueblo y por
el pueblo, organización comunitaria y conciencia crítica. Como psicólogos
sociales contamos con instrumentos teóríqo-técnicos para la creación de
·esos espacios sociales de reconocimiento de la necesidad y de organiza-
·ción en función de ella. Nos faltan otros. Un mayor conocimiento de la
realidad. üJlitaria de nuestro país. No 'Somos los únicos que poseemos ins-
trumentos y vocación. Debemos integramos y trabajar con otros técnicos:
psiquiatra; asistente social, terapísta ocupacional, sociólogo, docente, psi-
copedagogo.En salud la praxis debe ser colectiva. ...., .

; 48 '..
EDICIONES CINCO
24 de Nóvlembre 9971 (1224) Buenos Aires
Telfax: 4931 ~6197.:E-mail: edicionescinco@navigo.com.ar