..

1
3
o6- •

A LA PAZ DE LAS REPUBLICAS
:CEL EIO :CE I,A J?I,AIJ:'A,

POR

D .. VENTURA AGUILAR ..

La dedica al l!·r
D. Francisco· Solano de Antuña ~ Ma-
gistrado de la alta Cámara de Justicia de dicha última Re-
pública ~ en recuerdo de su amistad.

-----,.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡~·~·0·1 =

GRAN - CANARIA: 7 1852. - IMPl\E:NTA DE 1\I. COLL A,

Biblioteca de la Universidad de La Laguna.

Biblioteca de la Universidad de La Laguna. .

ODA Á LA PAZ DE L S DOS REPúBLICAS DEL RIO DE LA PLATA. Tiñó de horror el fulminante acero En sangre de su hermano ! Ese mónstruo feroz sembró la guerra. ¡ Maldicion . los rencóres . tronó indignado : Se abrió su ira cual volean ardiente • • El cielo se abatió : huyó espantado El mar prec1pitando su corriente. Ciñendo de ira el corazon insano . Biblioteca de la Universidad de La Laguna. . Y cubr1óse de crimines la tierra. Entonces el Señor . BUENOS-AYRES Y MONTEVIDEO. Como cédros del Líbano crecieron Las envidias :: los ódios . maldicion al que primero .. La tnsaciable ambicion con sus furóres .

altos pinos s Obeliscos . mortales ! EnYidiad -á Jehová el lloroso ruego. raudos vientos . . Ay ! ya desáta el escuadran de males : ¡Ay! ya retumba con tronante fuego. Ron1piendo las esféras Con sus canas cirnéras Temblaron de los montes los cimientos. • . de iforror6sas Sómbras y lividez la faz cubiérta :~ Del séno dolorido Arrancó un agudísimo gemido. De su ántro profundo Salió el horrible Caos . Iamentósas. y sus álas agitando. De pálidos espectros Invocando de Dios el sánto nombre : Y la Natura toda. - Furiosos de lo alto descendieron Como águilas veloces . Sus diques cternales • Rompió y:i el oceáno : véd cual súbe De cspúma y tu1nhos y de rahia ctego Biblioteca de la Universidad de La Laguna. ¡Orad. borrascosos torbellinos Sobre el orbe con ímpetu cayeron. Y en turbios. Con espésa tiniebla envuelve el mundo. antiguos monumentos Con fragor horrísono se hundieron. Corrió el impío : huyó azorado el hombre: Los templos resonáron Con plegárias dolientes. Cayeron : cedros.2- . robles . . y ensanchando Su imperio . orad.

. colinas y montañas : Un torrente. desolacion . En brazos de la Paz y en blando lecho Por las virtudes hecho . á quien la pura llama Coróna de virtud . . . Flotando vá del orbe entre las ruinas. Habló el Señor y hundióse en el abismo. El n1ar se replegó : brilló la tierra Orn:ida de esmeraldas y de flores Formando valles y tendidos llanos Al pié de la alta sierra .. Y el sol dulces verános Coronados de espígas y verdores Engendró cún ardor nuevo y fecundo. El cielo le sonríe : gráta el áve De la alma paz y cándtdos amores Le ofrece yá la oliva reluciente.3-- Trága llanos. Mecida de las auras peregrinas .. horrores . Pero ¡ ay! que en vano clama. Tristísiluos clamores Del Jnundo en parasismo . - . Tan solo el justo. Y con acento fuerte Bramando por la tierra dice: ¡muerte ! !\-fuerte no mas .en féble nave . Con cláro pecho y con seréna frente. la dicha y repoblóse el mundo • Tornó ¿Pero que estrueudo resonante cunde Por las cavérnas lóbregas del suelo Y del oriente al polo se difunde? Biblioteca de la Universidad de La Laguna. un Jordan es cada nube.

Y de sangre espumosa el suelo nega. La ciñe en torno de la luz gloriosa Súbito empero su favor la niega. Poniéndole delante. le ostiga á la pelea . Del Nilo al polo yerto .. El Asia toda devoró en Platéa. en raudo vuelo De lauros coronados alza al cielo.- Tal arrojando su ceniza al cielo El Etna se abalanza y bronco brama ~ Los montes bambolean. Playas . Corrió el Asia á su voz . al moro . Y rápida cayendo se apedaza . y espantoso Brota á torrentes la humeante llama. El orbe que la paz embellecía . al saj on . rócas. al godo . Tal de su presa el águila se abraza Y alígera volando al circo de oro . Al íbero y al galo .:. al macedonio . Biblioteca de la Universidad de La Laguna. escollos desparecen . . y cuando aclama La victoria . . El orbe ya rendido . y al impetuoso Golpe. Enciéndese la mar : lúchan y crecen La olas y el furor . Al ítalo . y en júbilo se inflama . Ya al beocio . Del Gange á la O ·a . Así la Guerra truena En cárro volador : árma de Jérges Contra la Europa el brazo fulminante: Le seduce . reinos . al lacon . imperios se estremecen.4 .

En la aurora tus tímidas doncellas Rizan y esparcen tu cabello de oro. u- Bajo escombros yac1a . de sus largos giro .mora . .. Biblioteca de la Universidad de La Laguna. Que brilla en arcos de esplendentes soles Por dó se enlazan al corintio gusto De mil columnas las soberbias moles. Vestidos de diamantes relucientes Y en lechos de corales y zafiros En tí reposan las cerúleas frentes Dos vastos mares . En tu m~nto estelífero reflejas La gloria del gran Ser que el c1elo . Ornan tu cuello de mil joyas bellas Vertiendo copiosísimo tesoro. Y ~¡ tu inocente sueno blando arrullo. El universo que á tus plantas dejas Te aclama por su reina y su señora. Dan :i tus playas lluvia nacarada Sonando en torno en roncador n1unnullc Y la br1sa de aróma~ perfun1ada .. Coronada de perlas y de flores ! Brillante como el sol tu rica veste Baña las auras de esplendor y olores. Cual inmenso sepulcro en el desierto ¡ Oh America feliz ! Virgen celeste . Cubren de alfombras tu palacio augusto . _!!:!_ ..

De las montañas duermen.. Coronándose en iris esplendentes.. de ámbar y esmeraldas. Unos se lanzan á los polos fríos . Con sonrisa fugaz y perfunctoria Esparciendo perfumes de ambro~ía . Brota tu seno cauaalosos ríos Como mares enórmes . Y alta las voz celebran su victoria En palacios de plata y pedrería .. en delictoso Ed ~n : Biblioteca de la Universidad de La Laguna. Rósas de sárdios y topacios finos.6- .. Otros por blandas zonas resbalando. ya con lazos Cinen las islas. . ¡ Oh virgen inocente ! En tu retiro Creces cual pahna. Ora se entreg~n á los tiernos brazos De las frondosas selvas : ya en las faldas. que bramando . Aquí se humillan. Y al soJ alzando las sobérbias frentes Corren el circo y de furor se ciegan . Cual la de1 alba pura y candorosa Cuando las olas cristalinas riza Y tiñe el cielo de su luz hermosa . Vága en tus labi{)s mágica sonrisa. - • Duermes bájo magnífieos doséles De oro y seda y jacintos purpurinos Que guarnecen riquísimos caireles . . mas allá se elevan .

. de a~egria lleno. y hórridos rugiendo Siembran su ira en la asombrada tierra . diciendo . ~iemblan los Andes . Biblioteca de la Universidad de La Laguna. un celestial rumor. qué lúgubres gemidos Llenan las selvas de dolor y espanto? Agúdos alaridos Del bélico cañon el ronco estruendo Suceden á la dicha. tierno tu suspiro. amor ~ amor t Néctar te brindan de su cásto seno) En cópas de cristal las fuentes puras.7·-- - Blando es tu pecho. . al dulce canto. Dó elevando sus voces melodiosas Tu gloria. al San Lorenzo .. De sus grútas recól1tlitas y oscuras . • . cantan en sus árpas de oro. uáves las flores que ornan tu alba sien. Y de noche . in1nenso . . Allí tendido en las mullidas pieles Te canta el indio paz. guerra . Sacando el rostro. C u erra . En tus bosques y plácidos vergéles Resuena un grato . • • ¿Pero qué ayes . Y un éco fuerte . Por el bóreas alígero lanzado Al Plata . Y cuando ríe en el' rosado oriente La. á tus selvas misteriosas De· ángeles bája el refulgente coro.virgen de la cándida mañana.

Por siempre al ciclo la crueldad intl:ima. . ¡ Oh ! ¡ qué ejemplos presentan sus anales l ¡Cuantos imperios que fundó el acéro Sepúl tan boí horribles arenales ! Y el mismo pueblo que en su triunfo fiero .. • - . tened : no asi las manos Ensangrenteis en cándidos· corderos. Dejad sin crimen la mansion del Inca. Si la virtud á vuestro seno alcanza . Y asilo protector . Al indio perdonad : él os ofrece De sus preciosas minas el tesoro.. Biblioteca de la Universidad de La Laguna. crueles. Sobre espléndido túmulo asentado. Allá en las nubes ocultó la frente.C ontra nuestros tiranos Volved mas bien la vengadora lanza. .8-- - Con el fragor de un monte despeñado Responde á sus acentos: j guerra! guerra! Tened. y ya de hinojos Á vuestras plantas trémulo paréce. Hélos huir cual tímidas palomas De·Ios halcones fieros.o el oficio de asesino. Si lágrimas co}fservan vuestros ojos. Saciad vuestra ambicion con tronos de oro . Mas si al_g un resto de piedad os finca.oria Ciñó jamas el yelmo diamantino Del guerrero que infáma su memoria EjercienQ. Hélo ya entre sus víctimas postr<1do CuaL herido de fiebre pestilente. N o con sus Iáuros la sevéra bis t.

9- . bellísimas gemélas ( * J Que morais entre cánnenes floridos De rosas . • Aun . El marfil indio en el confin sibério. lirios . horrible estrago Que cubre los sombríos horizontes . aun el mar en sus abismos brama. Reinas de Colombia . Biblioteca de la Universidad de La Laguna.~un .- .. cáltas y diamélas r Por las auras suavísimas mecidos : Vosotras. Donde apénas destella De vuestra libertad la tttrbia cstvclla ? ~") las l~CjJUMicas de Uucnos. Y hácia el Plata el monstrúoso megatério_.taba ver el rójo lágo Que rompiendo sus ramblas. ¿ como púdo Vuestra beldad ajar y vuestro nombre De la guerra civil el hierro agúdo Por la ambicion fren é tica de un hombre? No os bas. . Viejo -Mundo las Iegiónes Tus llijos devoraron á millónes . .. aun llóran los ojos. cuya jóven y alba frente Se coronó de gloria en el oriente Con brazo victorioso á ese hemisfério Libertando del tórpe cautivério. V énse los péces en las áltas cumbres . en profundo: Océano inundára el Nuevo -1\fundo? ¿No el alto. • De s u tre111é nda ira los despójos.Ayu·s y 1\lontc' ideo. Y vosotras . P ero ¡ ay ! que en vano clamo ~ An1er1ca iufelice ! Del feroz.

. la t<~ ---agrada • (J. « Co~ tun1l>res . «Sin recelar dell\Iundo los engaños .. « L:ihran el biene'>tar de las nacton ' S • « L a v irtud . « i Oh cruel verdad con nuestro nutl con1prada . =10== ¿Ni <i lusos . (<Nos sedujo galan.. « En tan sencillos años « Ell\Iundo nos mostró su faz seréna . (( Los campos de cadáveres y abrójos .. fcligion ~ no alna:::. libertad y gloria aváras . 1 o Pl g·obi crno d '1 pueblo . la piedad .ontes . nt d e re s.. « ¡ Oh cáras ilusiones ! «Y en tan vanos arréos. Otros surcando piélagos airados ? • ! Y en dos lústros. en festines. con odios tan prolijos .yc~ .. « Y en danzas. «Y dicha y paz y amor nos ofrecía. 1 -. «Nuestra pureza virginal perdimos. • Unos huyendo á los cercános rr. Biblioteca de la Universidad de La Laguna. (<De placer .. galan té o~ (( De la historia ol vidéhnos las 1 ccione~ . o: Y en nuestra acérba pena o: Ni aun lágrimas conservan ya los ojos. o: Radiante de belleza y resplandores . ni á bretónes debelados. << Al estilo de Aténas y de Ron1a . « Hélo ya séco y de dolóres lleno .. « El gorro frigio y túnica vestimos. La sangTe derramais de vuestros hijos ! « ¡ Ay ! no asi culpes nuestro error-: el séno «Henchido de abundancia y alegria. « La aurora juvenil nos sonreía. allí en sus áras.

Helado de pavor y casi muerte.ípuJo desciende : Biblioteca de la Universidad de La Laguna. en nubes de oro" De sirio aroma y de sabéo incienso Envuelta apenas la vcl6ce planta. . Véd ya cual se adelanta E l Angel de la paz . Tal en espesa noche .es Fulgúra el cielo en su dosél inmenso. Róseos matic. en tan múdo y lóbrego desierto . ! Oh . ¡ Desgraciadas hermanas ! i Infelices Beldades! Ya vuestro dolor quebranta La ira del Señor. venid¡ dejad el lloro. los frondosos Campos que riega el Uruguay fecundo De las nocturnas aves Resuenan con los lúgubres solloz(Js. por los écos graves De los montes y sélvas repetido. Unas imitan los dolientes ayes De la afligida madre: otras el llóro De un ternezuelo infante abandonado: Otras en ronco y trémulo graznido De víctima el gemido : Y el viajero que oyó tan triste coro Por vez primera en el silvéstre prado. JH~lo cual brilla : Los astros deja atras : los Andes pása: Ya r. hermosas . Héio . ~ ¡ Hoi nuestros hijos con sus propias manos «Nos dan al hierro y son nuestros tiranos 1. Quéda ..) Dijeron : y un tristísimo alarido Rompió los aires.

Paz anuncia á las z6nas.. Al so}>lo de JQs zéfiros festivos . Ya reflejan• tus límpidos cristales.dilatando .. ¡ Gigante rfo . Ya súrgen de tus plácidas riberas Junto á bosques de arómos y de sauces De mil pueblos las cumbres al tanéras . = i2 = Llama . la esféra abrasa . Ya rompiendo los cauces Á tu raudal undívago . gloria . Vierten vida. al erytréo . . abundancia y lozantJ Por vPgas dilatadas Biblioteca de la Universidad de La Laguna. Por los austros alígeros nevada .desiguales· Las flámulas y b. vástas y amén as ! Alza en la mano el húmedo tridente . que en estrádos de ambar- La magestad inclinas de tn frente . De cien · provincias rey . Con acento profundo Paz resuenen los ámbitos áel mundo . Paz á las naves que te van surcando ~ Paz al piélago cimbrio . En rúmbos. espumo o . Y tu voz y tu im pério.éllcos pendones Que rinden á tus plantas cien naciones . Del día á la morada. sol .. · Que de verdor corónas . Y allí como en troféo . luz . La esféra por dó ñiende: Ya se asienta del Plata en la áurea silla .. Córre á la mar que con tus olas llenas ..

Y en alas de las Artes placentéras Tu nombre se alzará ..npia guerra ! :o Canaria. . Sus brazos.:..estendia.. maldici{)n á la í. En las lóbregas selvas . á los cielos . En las zónas que abrasa el sol ardiente. de gloria lleno . Se oye á un Génio clamar con voz que aterra : e ¡ Maldicion . Donde el ombú monstruoso . En el raudo Amazónas y el Obío . en los Pámpas ..ijdes en su céntro estremeciendo. === {3== De espigas coronadas.. En los máres que junto al polo fri. Dándo abrigo á Jas fieras.. -~_.___ _ _ _! Biblioteca de la Universidad de La Laguna..o ·S uspenden su corriente. Los A. Venciendo al cláro Tiber y al Isméno • . Ma_yo 23 de !852.• Brámas empero en ráuda catarata: Mi canto desfallece Al hórrido rumor que en ronco estruendo Por los cóncavos montes se dilata Y cual trueno los aires oscurece.

Biblioteca de la Universidad de La Laguna. .• • • • ..

Related Interests