You are on page 1of 47

KRAV MAGA FEMENINO

La violencia contra la mujer presenta numerosas facetas, que van desde la
discriminación y el menosprecio hasta la agresión física o psicológica y el
asesinato, produciéndose en muy diferentes ámbitos (familiar, laboral,
formativo,..), adquiriendo especial dramatismo en el ámbito de la pareja y
doméstico. Anualmente decenas o cientos de mujeres son asesinadas a manos
de sus parejas en diferentes países del mundo.

El colectivo femenino es considerado uno de los más vulnerables debido a su
condición física, factores sociales, culturales…etc., por lo que son víctimas
potenciales de agresiones y todo tipo de abusos. Además la violencia contra
las mujeres es una clara expresión de la desigualdad entre hombres y
mujeres, lo que obliga a la mujer a estar más atenta, actuar con más
prudencia y tener en todo momento sus sentidos en alerta.
El programa de Krav Maga Femenino de la IKMS ha sido cuidadosamente
desarrollado por personal altamente cualificado, ya que además de formar a
la mujer en defensa personal ofrecen apoyo continuado: especialistas en
seguridad privada, psicólogos, terapeutas e instructores de Krav Maga-
Defensa Personal. Esto nos ha permitido desarrollar un método que nos
posibilita trabajar dos vertientes muy importantes; la vertiente física y sobre
todo la vertiente psicológica, facilitando y agilizando la respuesta ante
situaciones de agresión o peligro con un único fin, la autoprotección y salir
sana y salva de una agresión. Es necesario concienciar a la mujer de su
capacidad de defenderse y crear una serie de mecanismos de defensa que le
proporcionen ese sentimiento de seguridad, que en muchas ocasiones no
existe, a través de un conjunto de técnicas y estrategias que requieran poco
esfuerzo y que cualquier tipo de mujer, independientemente de su edad o
condición física, pueda ser capaz de realizar. La metodología se basa
principalmente en m

 antener la calma ver las posibilidades ( negociación si
se puede, posibles salidas, que hacer y lo mas importante
saber que no se debe de hacer.
 Tipos de ataques y modos de defensa personal:
desplazamientos, agarres, bloqueos de golpeo, defensa
desde el suelo, amenaza con armas…etc.
 Aprender a utilizar el cuerpo íntegramente como
medio de defensa y conocimiento de los puntos débiles del
cuerpo humanoy saber como
 actuar correctamente ante una situación de peligro:
autocontrol, análisis visual, análisis de la situación,
establecer siempre una distancia de seguridad, esquivar
el peligro siempre que sea posible…etc. Facilitar recursos de
protección y defensa en caso de sufrir un intento de agresión física: llaves,
móvil, bolso, bolígrafo, paraguas, libro…etc
El Krav Maga aporta múltiples beneficios a las mujeres aumentando su
autoestima, seguridad y el control de estrés en situaciones reales de agresión
(principal responsable del bloqueo). Los entrenamientos a veces se realizan
con ropa de calle en la lugares habituales de agresiones (recintos cerrados,
garajes, al aire libre,…etc.) con un programa muy estricto y real cuyo fin
último es salir sana y salva de una agresión. Nuestras clases se desarrollan
en grupos concienzudamente organizados según edad, situación personal,
tipo de problema…etc., dirigidos por una psicóloga y profesionales de la
defensa personal ( Krav Maga) Esto nos permite elaborar un programa de
trabajo específico adecuándonos a las necesidades de cada persona, o grupo
de personas, que requieran nuestra ayuda, ya que la situación a la hora de la
enseñanza será diferente.
IKMS colabora con diversas instituciones públicas y privadas en seminarios,
jornadas, coloquios,…etc., contra la violencia de género: Gobiernos
Autónomos, Ayuntamientos, Universidades y Centros de mujeres.
CURSO DE DEFENSA PERSONAL PARA MUJERES
Sistema AIAM.

En la actualidad existe un Movimiento psicológico, sociocultural y espiritual que consiste
en recuperar el poder de lo femenino, al que se le llama Empoderamiento de la Mujer. Por
causa de este factor, se le ha tratado de compensar a la mujer por todos los daños,
sufrimientos y vejaciones a su femineidad que se han venido sucintado a lo largo de toda la
historia. Sin embargo, no ha sido posible tal compensación. Por desgracia cada día nos
enteramos de miles de mujeres que vuelven a ser dañadas, agradidas o violadas, incluso en
ocasiones son ellas mismas las que se perjudican quejándose e incluso odiando el haber
nacido con éste género.

Es nuestro deseo que este marco sea una plataforma de autoestima y fortaleza para todas las
mujeres que así lo deseen. De igual manera, creemos que podemos ser un soporte para
grupos de apoyo y entreno para mujeres, tanto físico, emocional, mental y espiritual.

¿Cual es el sistema mas eficaz para repeler una agresión?
¿Cual es la reacción más adecuada para cada situación dentro de un conflicto?
¿Qué alternativas conoces para la prevención de posibles ataques a tu persona?
¿Cómo superas tus miedos y tus bloqueos ante una situación de peligro?
¿Cómo detectar la violencia psicológica? ¿Cómo enfrentarse a ella?

Estas preguntas las resolverás en este Taller de Defensa personal física y psíquica
para mujeres (y algunos hombres, niños o ancianos).

Cómo contrarrestar las agresiones mas habituales a mujeres. No hay topes de edad y
no es necesario estar en perfecta forma física o ser una “superwoman”. Aprenderás a
sacar partido a tus condiciones físicas y psíquicas. El sistema requiere estar más
dispuesta a usar la estrategia inteligente, la prudencia, la ductilidad, la técnica y la
serenidad antes que el atolondramiento, la fuerza y la agresión distorsionada y
carente de sentido común.

En el caso de no poder evitarlo, saber qué es lo que estás dispuesta a asumir como
punto máximo de violencia y poder despues, llevarlo sobre tu conciencia.

Los ejercicios consisten en simular situaciones. El ambiente no acostumbra a ser
denso, si no, mas bien relajado y agradable para que la enseñanza sea más productiva
y el grupo sea un punto de apoyo para fortalecer tu proceso personal.

Este sistema incluye técnicas para poder superar a personas mucho más fuertes.
Obviamente, sería más apropiado un encuentro continuado dos veces por semana
durante un tiempo para que se instalen los nuevos hábitos y patrones que obtendrás
de este Método, mas Terapia de apoyo, ejercicios de autoayuda, crecimiento personal
y refuerzo de la autoestima para dar mayor seguridad a cada una.
La situación actual de la Mujer

El efecto que produce en la mujer el sentimiento de vulnerabilidad, la hace vivir
muchas veces, un miedo inconsciente que la limita en el momento de querer realizar
proyectos y actividades en los que no cuentan con el apoyo total de su cónyuge o
pareja.

Es importante que la mujer crea que puede defenderse y crear una serie de
mecanismos de defensa que le proporcione ese sentimiento de seguridad que muchas
veces la falta.

Características de la defensa personal femenina

- Este sistema esta diseñado específicamente para mujeres o personas con poca fuerza
física, adaptado a sus características físicas y psicológicas.

- Requiere poco esfuerzo

-Lo puede realizar desde una mujer joven hasta una mujer mayor.

- Es muy importante, en primer lugar tratar de evitar la agresión, y si no fuese

posible, provocaremos que sea de la forma mas favorable posible.

-No es necesario poseer mucha fuerza física, ya que las técnicas se aplicaran en
puntos muy vulnerables.

-Se aprende una técnica contundente y segura.

-Son ejercicios muy sencillos para poder recordarlos fácilmente.

-El objetivo primordial de este método de defensa personal es evitar ser agredidas,

no el vencer a nadie.

-La mejor protección es evitar que se produzca la agresión. Para ello debemos

observar siempre nuestro entorno y tener unas precauciones mínimas que se

abordaran en los protocolos de actuación diseñados para prevenir en la mayor

medida posible cualquier tipo de agresión.
Programa Básico de Defensa Personal Femenina

Es importante tener en cuenta que cualquier técnica que realicemos tiene que hacerse
de forma contundente, como si no pudiésemos realizar ninguna otra. Si no es así,
nuestro agresor multiplicará su fuerza para el siguiente ataque.

Una vez efectuada una respuesta efectiva contra el agresor nuestro objetivo
primordial es el de huir. Nunca debemos permanecer junto al agresor esperando ver
si le hemos hecho suficiente daño o no.

Debemos correr hacia un lugar seguro y denunciar el hecho ocurrido ante la policía.

Afrontar una agresión no es fácil y el hecho de poder salir ilesa de ella es un gran
éxito, pero para ello debemos de ser capaces de reaccionar a tiempo ante esa agresión
y eso se consigue, primero, no dejándose llevar por el pánico y segundo, habiendo
adquirido una serie de pautas de actuación ante diferentes situaciones que permitan
resolver la situación lo mas favorable posible.

Dentro de la defensa personal femenina desarrollaremos una gran variedad de pautas
que nos servirán para resolver de manera efectiva cualquiera de las distintas formas
de agresión que pudiera sufrir cualquier personas en circunstancias de precariedad
física ante otras.
Medidas de Prevención del Peligro

Centramiento y prácticas psicológicas. Estrategias mentales, emocionales y físicas.

Luxaciones.

Golpes, puntos clave.

Ejercicios en el suelo.

Utilidades con objetos circunstanciales: (Bolígrafos, paraguas, revistas, bolsos, peines,
limas de uñas, llaves)
También objetos útiles en caso de agresiones como sprays de pimienta, botes de
aerosol con un compuesto de pimienta que al ser rociado en la cara del agresor le
provoca una parálisis durante varios minutos).

Conclusión – Objetivos – Bases de Actitud

Crear una clase de formación permanente de 1 o 2 días a la semana, para que todas
las mujeres que lo necesiten puedan practicar y asimilar el gran abanico técnico que
tiene este sistema de Defensa Personal Femenina.

Como profesionales de la defensa personal femenina, nos adaptaremos a las exigencias
sociales para brindar a todas las mujeres en general un sistema de autodefensa acorde
con las circunstancias.

Es un Sistema simple de entender y de practicar, con técnicas eficaces y expeditivas.

Existen muchas variables a las que enfrentarse en una situación real, que nos alejan
de combates prolongados y nuestra respuesta ha de ser contundente y resolutiva.

Es importante la actitud con que se hace frente a las situaciones de riesgo, aprender a
positivizar el estrés será de gran ayuda.

La prevención de riesgos puede ayudarme a salir de más de una situación sin

necesidad de enfrentamiento. Tengo que saber que hay elementos y objetos que me
pueden servir de ayuda.

Una mujer tiene que aprender a confiar en que es capaz de poder resolver una

situación de conflicto, una vez ésta se produzca.

Ley Orgánica 1/2004

LEY ORGÁNICA 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la

Violencia de Género

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se

manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad.

Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por

ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad,
respeto y capacidad de decisión.

La violencia de género se enfoca por la Ley de un modo integral y multidisciplinar,

empezando por el proceso de socialización y educación.

Artículo 1. Objeto de la Ley.

1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de

la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres

sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus

cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de

afectividad, aun sin convivencia.

2. Por esta Ley se establecen medidas de protección integral cuya finalidad es prevenir,

sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a sus víctimas.

3. La violencia de género a que se refiere la presente Ley comprende todo acto de

violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas,

las coacciones o la privación arbitraria de libertad.
PROGRAMA
- Presencia
- Actitud
- Autoestima
- Reflejos.
- Postura. Gesto
- Fluidez. Movimiento.
- Tono de voz. Grito, modulación.
- Ritmo.
- Mirada.
- Objetos de ayuda. Soportes de estrategia.
- Herramientas de alineación.
- Ejercicios de stress.
- Prácticas de liberación.
- Equilibrio.
- Escucha
- Percepción grupal. Geometría del espacio.
- Prácticas de potencia.
- Golpes
- Luxaciones.
- Agresión, sumisión, ataque y huída, victoria o derrota.La tercera Vía.
- Previsión, Improvisación, Adaptación, Superación.

ué aprendí de mis clases de defensa personal femenina
Debido a los miedos que aparecen cuando una se plantea viajar sola por el mundo, hace un
par de semanas, me apunté a unas clases de defensa personal impartidas por la Asociación
de Mujeres de la Ribera de Navarra. Durante 4 días aprendí técnicas con las que librarte de
un contrincante y con las que defenderte en caso de ser atacada, pero, además, me llevé 5
lecciones básicas de mis clases de defensa personal femenina.

El otro día hablé de los miedos a los que se enfrenta una mujer que decide coger la mochila
y ponerse a viajar en solitario por el mundo: el miedo a dar el paso, el miedo a los otros, el
miedo a enfermar, el miedo a perder lo que tenemos y el miedo a fracasar (para saber más
pincha aquí).

Por las preguntas que me hacen, por las respuestas al blog, y por las constantes afirmaciones
de mis abuelas (– “Ay, hija mía, ¿sola?, ¿y si quieren algo y te matan?”) parece ser que el
miedo mayor de todo el mundo es ese. Después de dar las gracias a mis abuelas por los
ánimos, y sin quererlo, me imaginé un encuentro con un malo, malísimo, que quiere todo lo
que tengo (que es poco) y que acaba conmigo. Poco después, la imagen desapareció de mi
cabeza. Será que no quiero imaginarme ese tipo de cosas.

Y pensando en todo esto y aprovechando que la asociación de mujeres de la Ribera de
Navarra daba un curso de defensa personal para mujeres me apunté al cursillo. Esto
supuso tener que hacerme 60 kilómetros al día durante 4 días, pero mereció la pena. La verdad
es que no esperaba mucho de un cursillo de cuatro días para mujeres totalmente amateurs,
pero el curso era barato, lo tenía relativamente cerca y era muy improbable que pudiese
encontrar otro con estas características antes de mi fecha de partida hacia Tailandia.

AUTODEFENSA PARA VIAJERAS

Y el curso me sorprendió muy positivamente.

Por supuesto, quiero explicaros un poco las técnicas más claves que aprendí en el curso,
porque me parecieron sencillas y muy útiles en el caso de estar frente algún tipo de amenaza,
pero antes me gustaría hacer un breve resumen de las lecciones que me llevé yo de ese curso
de defensa personal femenina.

# El miedo genera miedo

¿Te lo has planteado alguna vez? Tú vas tan tranquila al curso, llegas al polideportivo y dejas
el coche en un aparcamiento. En ningún momento sientes miedo ni te planteas que allí pueda
haber algo peligroso o alguna amenaza. Estás atenta, siempre vas atenta, pero nada de ese
entorno te resulta extraño ni amenazante, estás en un pueblo, exactamente como el tuyo,
donde nunca sientes miedo. Y una vez dentro, hablando sobre por qué esa necesidad de
defendernos comienzan las historias. Historias en las que parece que alguien te sigue, en las
que tú aceleras el paso y en las que finalmente no pasa nada. Pero la amenaza, el peligro,
estuvo ahí. Porque estuvo ¿no? ¿o fue el miedo? No lo sé, pero la realidad es que acaba el
curso, y salgo al parking, sintiéndome más fuerte, conociendo más técnicas de defensa
personal, y sin embargo entonces, entonces siento miedo. ¿Y si…?

# Y la violencia genera violencia

“Sonreíd cuando os defendáis” nos dijo el profesor.

¿Que sonría? ¿en serio? ¡Me está atacando!

“Sonreíd, pues la respuesta a la violencia con más violencia genera todavía más violencia y
no estaréis en situación, ya que en general tendréis menos fuerza que vuestro contrincante.
Tranquilizaos y defendeos como si no tomáseis en serio la amenza, como si sus gestos os
molestasen, pero sin ensañarse. Y una vez podáis, alejaos de su campo de visión. Vuestro
fin siempre es huir, no pelear.“
# Si quieres recordar algo, recuérdalo con dolor

Esta frase era muy repetida por el profesor. Y admito que hubo momentos en los que no me
gustó nada. “Este tío es un masoca” pensaba yo.

Ya han pasado más de dos semanas desde que hice el curso y todavía tengo algún moratón
que me recuerda algunas técnicas. Y es curioso, porque después de dos semanas ya sólo
recuerdo las técnicas que más daño me hicieron: las que provocaron moratones. Aprendes
tanto en tan poco tiempo, que no puedes recordarlo todo, y tu memoria vuelve a aquello que
tan sencillamente te causó tanto dolor.

# No practiques con una chica que sabe mucho más que tú

Suena a broma ¿no? Pues no.

Los tres primeros días practicábamos las técnicas entre nosotras, todas amateurs, y temerosas
de hacer daño a nuestra compañera. Practicábamos en serio, nos defendíamos y nos hacíamos
daño (¡de ahí mis moratones!), pero siempre teníamos en mente las limitaciones de la otra
persona y dónde estábamos.

El cuarto día el profesor tuvo una idea que pudo ser muy buena, pero que para mí fue un
fiasco: compartiríamos clase con sus alumnos, así veríamos cómo es una clase real y
pondríamos en marcha nuestros recién adquiridos conocimientos. Una chica muy simpática
se acercó a mí y empezamos a practicar. No tuvo compasión. O la tuvo, pero la escondió
mucho. La chica acabó provocándome una tendinitis leve en el codo que a día de hoy todavía
me molesta. Nada grave, claro, pero me enseñó que en casos así los hombres tienen mucho
más tacto. Se saben fuertes y tienen mucho más cuidado con las mujeres que las propias
mujeres, siempre en esa “obligación” de tener que demostrar que ellas pueden ser igual de
fuertes. El resto de mis compañeras, que habían practicado con hombres, salieron
contentísimas, ellos habían sido simpáticos, dulces y muy considerados. ¡Al fin y al cabo
sólo llevábamos 4 días de entrenamiento! Yo, lamentablemente, no pude decir lo mismo.

# Nunca estarás preparada

Por supuesto, la última lección, muy relacionada con la anterior, fue que nunca se está
preparada para una ataque. Tu atacante tendrá más fuerza que tú y seguramente sepa cómo
agarrarte, sin embargo, tenemos la ventaja de la sorpresa: conociendo algunas de las técnicas
es probable sorprender al atacante y ponerte a correr. Porque, recuerda que lo único que en
lo que tienes que pensar es en liberarte y ponerte a correr.

Cinco claves sobre autodefensa que toda mujer debería
conocer
¿Miedo a los demás? ¿Miedo a que te hagan algo? Yo me apunté a un curso de autodefensa
femenina que me fue muy útil. Aprendí varias técnicas con las que es posible defenderte de
una amenaza o de un ataque.

Con el fin de escribir un post útil y sencillo, aquí os presento las cinco claves sobre
autodefensa que toda mujer debería conocer, viaje sola o no.

Todas las técnicas que nos enseñaron, como ya expliqué en un post anterior, estaban basadas
en la necesidad de aprovechar el movimiento y la fuerza de tu contrincante para hacerla tuya
y conseguir más fuerza. Una vez el atacante está fuera de juego, sorprendido, en el suelo o
distraído, hay que recordar que nuestra finalidad última siempre es huir o hacer ruido para
llamar la atención de posibles testigos.

Tras considerarlo durante un tiempo, he decidido no explicaros cada una de las técnicas que
nos permitían zafarnos de un ataque por la espalda, por el cuello o de frente. Y esto es porque
todas estas técnicas están ya descritas en internet (incluso hay vídeos muy interesantes en
youtube) y al no realizarlas “in vivo” las olvidaríais recién leído este artículo. Sin embargo,
sí que os quiero explicar las cositas que considero más útiles, sencillas y fáciles de recordar,
que te ayudarán a defenderte en un momento de tensión. Os presento las cinco claves sobre
autodefensa que toda mujer debería conocer, viaje sola o no viaje:

#1 Evita que te agarren

Lógico ¿no? Es la primera regla. Si algo o alguien te da mala espina, cambia de rumbo, pásate
a la otra acera. Cambia tu forma de actuar para observar su reacción. Si sus reacciones son
sospechosas ya tienes más certeza de que aquello que te ha alertado puede convertirse en un
ataque.

Una vez que consideras que es una amenaza, busca un lugar con gente (un bar, una tienda,
una plaza abarrotada de gente…). Si no puedes, acelera el paso o comienza a correr. Piensa
que si finalmente no era ninguna amenaza y estabas equivocada…. simplemente habrás
hecho un poquito más deporte del correspondiente al día 😉

#2 Tu peso es tu aliado

Vaya… Finalmente te han agarrado. Estás nerviosa, la adrenalina está a tope y tu cuerpo se
prepara para la lucha. Sin embargo, el atacante es mayor que tú, más pesado, con más horas
de gimnasio que tú y tiene unos bíceps que parecen piedras vascas. Bueno, pues recuerda que
tu peso es tu aliado.

Siempre luchando contra esos kilos de más… y ahora te digo que tu peso es tu aliado. Así
es…la vida. Y es todo lo que tenemos que recordar.

Cuando nos agarran, nuestro cuerpo se pone rígido y comenzamos a pelear, a movernos
intentando soltarnos. Y justamente el secreto está en lo contrario. Deja tu peso muerto.
Porque ¿has intentado mover a alguien del suelo cuando está inconsciente? Es difícil ¿no? Y
es que pesa… pesa mucho. Sin embargo, piensa en una bailarina, en su postura cuando un
bailarín la levanta en el aire ¿parece un peso muerto?

Has tenido la mala suerte de que alguien te ha agarrado, quiere tu bolso, asustarte o coger el
dinero que imagina que llevarás en el interior de la camiseta. Deja tu peso muerto y déjate
caer hacia el suelo. Será imposible para el atacante aguantar todo tu peso y acabará
cayendo al suelo contigo o soltándote.

#3 Pellizca, pellizca y pellizca

¿Cuántas veces nos han dicho de pequeños que no se pellizca? Y no hay que pellizcar
porque… ¡duele!

Yo hoy te digo lo contrario. Si te atacan, y te tienen inmovilizada, pellizca. Pero no pellizques
en cualquier lado, pellizca donde más duele.

¿Y dónde duele?

La parte interior del brazo duele a rabiar y la parte interior de la pierna también. Un buen
pellizco a tiempo hará que el contrincante te suelte al momento.
Doy fe, ya que estuve una semana con moratones en los
brazos…

Parece una táctica de niña ñoña ¿no? Hoy, cuando quedes con un chico que se las dé de
fuerte, háblale de la defensa personal femenina… Y cuando ponga esa cara de superioridad
en la que deja claro que tú, con tu peso y tus no-músculos, no podrás hacerle nada, pídele que
te agarre por el cuello. Una vez lo tengas así, ¡pellízcale! Verás qué rápido te suelta.

#4 Hazte con un puño americano

¡Es broma!

Bueno, a medias. En el momento que sientas una amenaza, hazte con un objeto pequeño de
los que siempre llevamos a mano en un viaje: un mechero, un bolígrafo, tu linterna de mano…
Cualquier cosa dura y pequeña que quepa en tu mano. En el caso de tener que defenderte
hazlo con eso en tu mano, intentando cubrirlo totalmente con la mano de forma que la fuerza
se ejerza de mayor forma, e intenta ir a la cara o a los huesos de la clavícula.

Cuidado, o no, con los bolígrafos. Como dijo mi profesor “los bolígrafos traspasan muy
fácilmente la piel”.
#5 Aprovecha sus deseos

Si cuando alguien te ataca mira tu bolso, la cosa está clara. Es aquí donde tienes que recordar
el primer punto “Intenta evitar que te agarren”. Si lo que quieren es el bolso… ¿por qué no
les facilitamos el trabajo? Protegerlo con nuestro cuerpo es una inconsciencia, te agarrarán y
tendremos que luchar con los puntos 3 y 4. ¿Qué hacer entonces?

Enseña el bolso como ofreciéndolo, cuando se acerque un poco suéltalo dejándolo caer
al suelo un poquito alejado de ti. Al ir a recoger el bolso del suelo, una postura muy
incómoda, y teniendo en cuenta que en ese momento ya no le interesas, puedes empujarle
suavemente en dirección al suelo, recoger tu bolso y correr.

¿Qué te parecen estas 5 claves sobre autodefensa que toda mujer debería conocer? Yo creo
que son 5 claves muy sencillas, lógicas y muy útiles. Hoy, de deberes, ¡a practicarlas!

Por cierto, hoy la entrada tiene banda sonora:

Nota: Por supuesto, si alguien quiere saber más sobre las técnicas, no lo dudéis y
preguntadme, os contaré todo lo que sé.

Comparte este artículo con tus amigas, hijas o hermanas, éstas son 5 claves de autodefensa que toda
mujer debería conocer.
¡CORRE LA VOZ!




 Menéame
 inShare

About the Author: Patricia

¡Hola! Soy Patricia. En 2014 dejé mi trabajo en una farmacéutica y viajé a Bangkok sin billete de
vuelta. Decidí irme sola, aunque cargaba mil miedos en la mochila. Tras 7 meses por el Sudeste
asiático volví enamorada de viajar en solitario. Ahora me dedico a animar a otras mujeres a hacer
lo mismo siendo cabeza y manos del blog Dejarlo Todo e Irse. En 2016 pasé 9 meses sola y a dedo
por Sudamérica y desde el 5 de febrero estoy por Marruecos.

Related Posts

Viajo a casa. Vuelvo a casa.

octubre 7th, 2016 | 3 Comments

Viajar con la regla

septiembre 24th, 2016 | 0 Comments


Viajar sola en temporada baja

septiembre 13th, 2016 | 0 Comments

Días en los que necesito volver

agosto 16th, 2016 | 1 Comment

¿Y no te da miedo hacer dedo sola?

agosto 8th, 2016 | 3 Comments


Y si me quedo sola

julio 30th, 2016 | 12 Comments

Torres del Paine y por qué no hacer sola la W

mayo 9th, 2016 | 5 Comments

Viajar sola a dedo en Uruguay

abril 18th, 2016 | 4 Comments


Yo (también) viajo sola

marzo 3rd, 2016 | 7 Comments

Un 2016 en Sudamérica

enero 9th, 2016 | 17 Comments

¿Viajas sola por Navidad?

diciembre 24th, 2015 | 4 Comments


Mi primera vez haciendo autostop sola

diciembre 12th, 2015 | 10 Comments

Mi fracaso: acampar sola, y qué aprendí de él

noviembre 21st, 2015 | 13 Comments

10 Consejos para hacer el Camino de Santiago sola

noviembre 14th, 2015 | 3 Comments


¿Y si hago el Camino de Santiago sola?

noviembre 10th, 2015 | 13 Comments

Dicotomías de viaje

septiembre 28th, 2015 | 3 Comments

10 consejos para hacer couchsurfing viajando sola

agosto 13th, 2015 | 8 Comments


Próximo objetivo: Acampar sola

junio 23rd, 2015 | 4 Comments

Llegar a destino ¿y ahora qué?

mayo 12th, 2015 | 4 Comments

Viajar sola con Blablacar

mayo 10th, 2015 | 8 Comments


El vértigo de empezar un viaje

abril 28th, 2015 | 2 Comments

Lo peor de viajar sola

abril 21st, 2015 | 3 Comments

10 regalos para una viajera

abril 11th, 2015 | 1 Comment


15 trucos para ahorrar para viajar (parte II)

marzo 31st, 2015 | 2 Comments

Wild; una mujer y 1770 kilómetros a pie. Lecciones y nuevos objetivos

marzo 29th, 2015 | 12 Comments

15 trucos para ahorrar dinero para viajar (parte I)

marzo 24th, 2015 | 3 Comments


¿Cómo decirle a mis padres que quiero viajar sola?

marzo 17th, 2015 | 6 Comments

Viajar sola a Marruecos: Mi experiencia y consejos

marzo 26th, 2017 | 0 Comments

¡Estoy sola en Tánger!

febrero 7th, 2017 | 6 Comments


Por qué elegir Marruecos como país al que viajar sola por primera vez en África

febrero 1st, 2017 | 0 Comments

6 Comments

1.

philomythus at 00:08 - Reply

De lujo tu blog, ¿cómo no lo encontré antes? Bien, pues ahora me siento mucho más
animada en el viaje que estoy a pocos días de emprender. Mil gracias!

o

prisxd at 13:01 - Reply

Gracias Philomythus! Por cositas así todo el trabajo que invierto en el blog
merece la pena! 🙂 Un abrazo y espero oir tus aventuras!

2.

Rosa at 17:30 - Reply

Hola, hace algo más de 10 años que quiero hacer esto. Hace 8 me decidí a dar el
paso y volver a España, y me salió mal, perdí a mi pareja, con la que convivía, y por
alguna razón sin sentido me cree otros vínculos aquí, hipoteca yo sola, estudié una
carrera, ahora tengo un trabajo bastante bueno. Si, pero también depresión ansiedad
y estrés por querer hacere ésto y no atreverme, teniendo en cuenta que hace ahora si
di el paso a cambiar de país y me salió muy mal.
Como segun todo el mundo con como están las cosas sería una locura, aquí sigo,
trabajo de 9a 3 todos los días y tengo unos 3 meses de vacaciones repartidos por
todo el año. Como los meses están repartidos , no puedo irme 3 meses seguidos.
El caso, por muy maravilloso que sea mi trabajo, cada vez estoy peor anímicamente
y de salud. Por muy maravilloso que sea, que tengo que reconocer, yo misma sé que
si lo pierdo la cosa será jodida, día a día sólo pienso en volar ” libre” cada día
pienso más en dejarlo todo y bueno….. Si cuando vuelva ( si vuelvo ) he perdido
todo supongo que al menos me llevaré eso….me agobio porque ya tengo 35 años, ni
pareja ni hijos ni prospectos…en fin…mucho miedo y mucho agobio, y a la vez
mucho rechazo a nuestra vida y a nuestra sociedad.
Todos los días pienso en hacer esto que tu dices, dejándolo todo. Imagino que al
menos ganaré en salud.
Gracias porque tu blog me ha animado y he visto que no soy la única a la que le
pasa.
Cuando vives fuera y viajas se te mete ese gusanillo y ya nunca más te libras de el.
Si eres aventurera ésto no se lleva bien con la vida española.
Gracias.

o

Ali at 11:17 - Reply

Rosa, con35años,carrera universiari,empleo fijo,experiencia laboral y
experiencia de la vida,amor/desamor,haber vivido en el extranjero y
retornado;sin compromiso de pareja,ni hijos.Eres super joven,afortunada y
libre para cambiar de rumbo o decidir tu destino.Lo malo crear
ataduras,hipoteca adonde no se esta agusto

3. ¿Cómo decirle a mis padres que quiero viajar sola? at 21:03 - Reply

[…] pensada, de las condiciones de vida y de las precauciones que ya estás tomando
(visados, vacunas, clases de autodefensa…). Puedes contratar un seguro de viaje
(aunque como hablé en esta entrada muchos seguros de […]

4.

Anónimo at 14:43 - Reply

El post es genial. Y los consejos también; útiles, con encanto y gracia. Muy bueno

Si tienes algo que comentar... aquí tienes tu espacio

ESTA SOY YO:
En 2014 dejé mi trabajo en una farmacéutica y viajé a Bangkok sin billete de vuelta. Decidí
irme sola, aunque cargaba mil miedos en la mochila. Tras 7 meses por el Sudeste asiático
volví enamorada de viajar en solitario y decidí animar a otras mujeres a hacer lo mismo a
través de mi blog.

Acabo de volver de un viaje de 35 días sola por Marruecos. El 15 de marzo en Urnieta
hablando de viajes en solitario sin billete de vuelta y el 24 en Madrid ¿te vienes?
¿QUÉ QUIERES HACER?
¿A DÓNDE QUIERES VIAJAR?
OTROS VIAJES