You are on page 1of 6

Reseñas | Revista Autónoma de Comunicación http://investigacion.politicas.unam.

mx/racomunicacion/category/resenas-2/

AR C HIVO D E LA C ATE GO R ÍA: R ES E ÑAS

El discreto encanto de la modernidad
Publicado el 29 abril, 2014 por Administrador

Sobre El discreto encanto de la modernidad

Gandler, S. 2013. El discreto encanto de la modernidad, Querétaro, Siglo XXI.

por Alberto Paredes Zúñiga[1]

Un acercamiento a la obra de Stefan Gandler, intitulada El discreto encanto de la modernidad, implica un comentario en dos vías que son dos partes que integran la
obra y dos valores diferenciados de la misma que se inserta en el contexto de la teoría crítica de la sociedad.

La primera de estas vías es el valor para el conocimiento científico mexicano, e incluso latinoamericano, ya que abarca la teoría social haciendo consideraciones
respecto al status quo de la teoría latinoamericana en un diálogo constante con la teoría europea.

La segunda vía de análisis es su valor como documento político que recoge la historicidad del espacio mexicano, con el valor agregado de poner la visión de alguien
educado en la escolástica europea con la capacidad sustancial de expresar una perspectiva que revaloriza la trascendencia que México ha tenido para el mundo más
allá de América.

El primer ensayo de la obra es una declaración que articula el resto del libro. En “Shoa en Alemania”, el autor alemán con residencia en México, problematiza la
negación por parte de los alemanes de su pasado nazi, a través de un documental que muestra el horror creado por un régimen el cual antes de ser derrotado,
representó el estadio más avanzado del proceso moderno.

Gandler construye su ensayo alrededor de la importancia de la historia en la obra Walter Benjamin, autor que escribió en sus Tesis sobre la filosofía de la historia
(1942) que de no corregir las injusticias del pasado, esos fantasmas seguirían venciendo a los muertos. De esta manera, Gandler ensaya al olvido como agente de
perpetuación del sistema que la historia ha condenado como injusto, incluso brutal, pero que lejos de cambiarlo, sólo ha adoptado una forma distinta para seguir
existiendo.

Planteada la importancia del no-olvido, Stefan Gandler no sólo recuerda un pasaje de la historia alemana que transformó al mundo, sino que vuelve a hacer sonar las
voces bajo la pregunta ¿Qué hacía usted en el 34?, éstas hacen el necesario recordatorio de que vivimos en un mundo el cual no es exactamente el mismo de la
Alemania nazi, pero tampoco tenemos un mundo que se pueda afirmar uno completamente diferente.

Teniendo ya la primera plataforma del libro, Gandler acude a uno de los episodios de la historia mexicana que han marcado significativamente el devenir de nuestro
país. En “México y la modernidad universal”, se ensaya la importancia de la postura política de Benito Juárez en el tiempo y espacio en el que se desarrolló.

Según el autor alemán, la postura anticlerical y antimperialista de Juárez, tiene una importancia toral para entender los procesos mundiales, debido a un menosprecio
de las acciones de Juárez por parte de los europeos y su trabajo científico. Con esto, el autor alemán sigue construyendo su obra para dejar constancia de su enojo
con los europeos a quienes reprocha escatimar los logros de Juárez por el simple hecho de ser de un país de periferia y pertenecer a un origen étnico no caucásico.

De esta forma, los dos primeros ensayos del libro exponen la posición privilegiada que Europa toma para sí y que queda claramente explicitada en su forma de hacer
teoría social. Este asunto comprende la parte nodal de la obra cuya intención es la recuperación del conocimiento creado más allá de Europa, por lo tanto, para el

1 von 18 07.07.2014 18:19
Reseñas | Revista Autónoma de Comunicación http://investigacion.politicas.unam.mx/racomunicacion/category/resenas-2/

autor es inherente criticar el mismo seno en que fue formado: Alemania.

En “Alemania y la unificación turbada”, Gandler pone en la mira uno de los temas más sensibles para sus connacionales: el nacionalismo. El escritor explica un
momento histórico fundamental para la historia del siglo XX; la unificación de Alemania que representa el símbolo del fin del mundo bipolar y cuya trascendencia no ha
sido lo suficientemente atendida por las distintas teorizaciones críticas.

El aporte de Gandler en este respecto es, una vez más, político y teóricamente destacado. Por una parte, intenta generar un análisis dialectico de uno de los eventos
más sensibles para la crítica que ha intentado distanciarse a toda costa del socialismo real de la URSS, y de la misma forma, genera una crítica al polo opuesto que no
es otro que el representado por la producción científica que encuentra en la reunificación de Alemania uno de los grandes logros del proceso occidental, mismo que
abrió la época donde la teoría política tradicional siguió a píe juntillas lo dictado por la political correctness.

Como gozne de este libro, se encuentra una breve explicación de la importancia de revivir la crítica al eurocentrismo, bajo el título de “Universalismo periférico”,
Gandler abre la parte más sustancial para el trabajo teórico-metodológico que se realiza desde la teoría crítica.

En los ensayos posteriores a este, el autor alemán demuestra con claridad sus desavenencias con la crítica europea estanca. Recurriendo a los mismos fundadores
del Instituto de Ciencias Sociales de Frankfurt, Gandler afirma que la crítica europea le pasó lo mismo que a la modernidad, es decir, pasó de formar una parte de
transformación social a ser la gran superestructura que no permite la trasformación a otros estadios. De esta forma, Gandler afirma que al igual que la modernidad
dará los frutos que podrán sobrepasarla, la teoría europea deberá voltear a realidades científicas distintas si quiere superar la parálisis confortable que ha adquirido
desde la aparición del trabajo más relevante de Habermas hasta ahora.

Stefan Gandler encuentra en el eurocentrismo y la crítica esterilizada, dos aspectos que periten girar a este círculo estanco. Uno de los grandes errores que encuentra
este autor alemán es la relevancia que ha adquirido en los últimos años la teoría del reconocimiento de Honneth, y el absoluto desconocimiento de filósofos
latinoamericanos como Adolfo Sánchez Vázquez y Bolívar Echeverría, mismos que, en opinión del autor, han tenido trabajos de mayor alcance que los de Honneth y
demás investigadores de la cuarta generación de la Escuela de Frankfort.

Con esto, la propuesta teórica y política de Gandler es exhortar a los europeos a mirar hacía la periferia para salir de su ensimismamiento, y a los de la periferia a no
reproducir la parálisis de la crítica desarrollada por los centros de mayor autoridad en Europa, hecho que sustenta en la crítica a la obra de Honneth, crítica necesaria
pero que, por su tratamiento metodológico no es del todo asertiva ya que, somete las categorías conceptuales de Honneth a un andamiaje conceptual de Bolivar
Echeverría que es completamente distinto, teniendo así un atajo para desechar el trabajo de Honneth sin agotar todas sus posibilidades.

La forma en que Gandler agotó las posibilidades de la teoría europea resultan del todo valiosas, sin embargo, cuando decide poner en la palestra a uno de los
representantes más notables de ésta, decide no trabajar metodológicamente el mismo camino de la Dialéctica de la Ilustración que está presente en el resto de su
trabajo con la cual hace una crítica a las categorías conceptuales desde su constitución teórica interna, y así las lleva a sus últimas consecuencias haciendo evidente la
forma en que se han agotado.

La decisión de generar crítica de una forma u otra de las antes referidas tiene una consecuencia definitiva, ya que no permite cumplir a cabalidad el objetivo del autor:
mostrar el agotamiento de la teoría crítica alemana y las posibilidades reales de la crítica latinoamericana con los inherentes aportes que podría dar a las otras
teorizaciones críticas.

En El discreto encanto de la modernidad, se puede leer un documento valioso para los investigadores que trabajan desde esta perspectiva teórica-metodológica, ya
que presenta una reflexión sobre el lugar actual de la misma teoría social. Gandler ha entregado a la Universidad de Querétaro, una constancia de las múltiples
posibilidades que tiene la teoría crítica entre las líneas de nuestros meridianos. Quizás, el mayor aporte de Gandler sea ser el responsable de abrir debates respecto
a estos temas, habrá que seguir de cerca estas líneas de investigación abiertas para ser testigos de los grandes resultados que puedan ofrecer a la ciencia.

¿Qué nos aporta esta obra a los investigadores de la comunicación?

Preguntarse por el aporte de esta obra hacia las ciencias de la comunicación podría resultar bastante claro pero no poco importante de evidenciar. Los distintos
acercamientos teóricos de la crítica tienen como principal objetivo la transformación del conocimiento tradicional para proponer una ciencia distinta que sobrepase los
límites del conocimiento normativo (Horkheimer, 2003).

Ante esto, las ciencias de la comunicación deben encontrar en el libro de Gandler un llamado a la reflexión del conocimiento que damos por dado y estanco, además, la
permanente renovación crítica de textos fundacionales para nuestro campo de estudio.

Siguiendo la crítica de Gandler hacía el eurocentrismo que forma parte de la crítica europea estanca, podríamos pensar en la necesidad de pensar la obra de autores
de primera referencia a nuestro campo de estudio, específicamente, podríamos plantear, sólo como ejemplo, una relación paralela entre lo que significa Honneth para
la sociología, y lo que significa Wolton para la comunicación.

Tanto Honneth como Wolton han significado la producción de dos obras que han definido campos enteros de investigación, ambos autores gozan de una claridad en sus
explicaciones tan grande que difícilmente pueden obviarse en sus respectivos campos disciplinares.

Por otro lado, podríamos encontrar una relación similar entre Bolívar Echeverría y Antonio Pasquali, autores latinoamericanos que han tenido un alcance menor a nivel
internacional pero de profunda influencia en sus cercanías geográficas e identitarias.

2 von 18 07.07.2014 18:19
Reseñas | Revista Autónoma de Comunicación http://investigacion.politicas.unam.mx/racomunicacion/category/resenas-2/

Siguiendo entonces la idea de Gandler, —y aunque el espacio no permita explicar con detenimiento las posibilidades de este asunto—podríamos voltear a los autores
europeos para generar un dialogo teórico que abarque a los autores latinoamericanos para romper con lo estanco que aqueja a las ciencias sociales. Es decir, hacer
una crítica constante y permanente, una crítica que, sin lugar a dudas, representa la parte más importante de esta forma de hacer conocimiento.

Referencias:

Horkheimer, M., 2003. Teoría Crítica. Buenos Aires: Amorrotu.
Horkheimer, M y Adorno, T. 2007. Dialectica de la Ilustración. Madrid: Akal

[1] Egresado de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Correo electrónico:
paredes.alberto.com@gmail.com

Publicado en Reseñas

Industria cultural, información y capitalismo
Publicado el 7 enero, 2014 por Administrador

El capital en la cultura

por Eduardo Flores Torres[1]

Bolaño César, Industria cultural, información y capitalismo, Ed. Gedisa, Barcelona, 2013, 366pp.

Cuando a finales del siglo xviii Adam Smith definió la economía política como el estudio de la riqueza y la repartición de recursos, estaba interesado en saber cómo la
humanidad conseguía distribuir los escasos bienes disponibles para satisfacer ciertas necesidades y no otras. En términos simples, trataba de identificar las formas de
producción, distribución y consumo de la riqueza, así como sus consecuencias para el bienestar de la sociedad dentro del capitalismo.

Años más tarde, ya con el modo de producción más instalado, Marx y Engels insistieron en la necesidad de una crítica radical al desarrollo del sistema capitalista, con
el fin de hacer frente a sus rasgos constitutivos de injusticia y desigualdad. Se sentaban las bases de la economía política de orden crítico, cuya finalidad estaba en la
exploración de las relaciones entre las mercancías, las instituciones, la sociedad y la hegemonía, a través de un estudio multidisciplinario capaz de definir tanto el
análisis cultural de sociedades específicas como ciertas lecturas ideológicas.

Pero esta economía política crítica o marxista, reconocida como una corriente independiente, no ha tenido un eco trascendente en las investigaciones de otros
campos. En los estudios de comunicación, por ejemplo, su referencia, al menos en el siglo pasado ha sido casi nula. Durante los años cuarenta y cincuenta del siglo xx,
los investigadores en comunicación estudiaron sobre todo los efectos de los medios sobre los individuos a partir de la psicología, y dejaron de lado el contexto
económico en el que los medios eran producidos, distribuidos y consumidos.[2]

Industria cultural, información y capitalismo, de César Bolaño, no olvida la relevancia de los consumidores en el proceso de producción; por eso da cuenta de una
preocupación legítima: comprender tanto el papel productivo de las comunicaciones como su rol social.

A partir de una crítica a la economía política del siglo xix y de una lectura profunda de El Capital de Marx, Bolaño propone una perspectiva de estudio para la
comunicación capaz de problematizar el fenómeno de la industria cultural, así como la apropiación del trabajo inmaterial.

Situado en la economía política de la comunicación, el autor atiende la creciente penetración de la forma mercancía en todos los ámbitos de la vida, especialmente en
la base económica de la cultura, y plantea una mirada crítica de los procesos de información y comunicación para explicar “la lógica del valor y el fetichismo de la
mercancía”. Por eso incluye en la discusión económica el concepto de capital simbólico, formulado por Pierre Bourdieu, para explicar las contradicciones entre
economía y cultura en los procesos productivos que abrevian el trabajo intelectual.

A diferencia de aquellas vertientes cuya interpretación de los medios se basaba en la dominación política y la reproducción ideológica, Bolaño plantea que la economía
política de la comunicación de orden crítico supone una función de los medios en el proceso de acumulación de capital, en el cual prioriza la relevancia de la publicidad
y la propaganda como formas generales de información. En este sentido la primera parte del libro se encarga de establecer la doble naturaleza de la publicidad y las
industrias culturales, pues, afirma que como cualquier industria, la publicidad forma parte de la infraestructura social necesaria para la realización de las mercancías y
para el incremento de su valor. Bolaño menciona que estos sectores son doblemente productivos, las operaciones de la industria cultural tienen un doble valor. Por un
lado el objeto o servicio cultural (los libros, las películas, la información), y por otro el valor simbólico que genera audiencias a partir de ciertos factores culturales, cada
vez más explotados por la publicidad.

Los siguientes tres capítulos detallan gran parte de la historia intelectual de la economía política de la cultura. Sin embargo el autor no suelta las ideas previamente
apuntadas. Al contrario, ahonda en elementos que se habían dejado un tanto al aire cuando se exponía el hilo del libro. Primero define los elementos teórico-históricos
necesarios para una completa particularización de la industria cultural. Después, recupera las principales corrientes marxistas que revisaron el tema y las clasifica de

3 von 18 07.07.2014 18:19
Sobre la Revista Autónoma de Comunicación | Revista Autónoma ... http://investigacion.politicas.unam.mx/racomunicacion/?page_id=115

1 de 2 24/8/17 23:12
Sobre la Revista Autónoma de Comunicación | Revista Autónoma ... http://investigacion.politicas.unam.mx/racomunicacion/?page_id=115

2 de 2 24/8/17 23:12