You are on page 1of 1

Te amo, mi pobre angelito, bien lo sábes, y sin embargo quieres que te lo escriba.

Tienes razón,
hay que amarse y luego hay que decírselo y luego hay que escribírselo y hay que besarse en los
labios, en los ojos, en todas partes. Tu eres mi amada Juliette Cuando estoy triste, pienso en ti,
como en invierno no se piensa en el sol y cuando estoy pienso en ti, como a pleno sol se piensa
en la sombra. Bien puedes ver Juliette, que te quiero con toda mi alma. Tenéis el aire juvenil
de un niño, y aire sabio de una madre."