You are on page 1of 3

PREGUNTA PROBLEMA

El desarrollo, una noción problemática asociada a los procesos de modernización que los
países emprenden a nivel global, se experimenta de diferentes formas según el contexto y las
particularidades de cada territorio y sociedad. En Colombia, así como en otros países de
América Latina, catalogada como un país en vía de desarrollo, la dificultad aumenta debido
a su componente poblacional heterogéneo, conformado por diversas comunidades que son
catalogadas como minorías y cuyas prácticas y formas de identificación cultural son distintas,
por lo que se plantean como obstáculos para la ejecución de los proyectos, obligando así al
estado, a tenerlos en cuenta y hacer modificaciones o salvedades dentro de planes especiales
y unidades institucionales específicas.
Dichas modificaciones se hacen partiendo del reconocimiento a la diferencia y buscan, en
teoría, dar legitimidad a sus necesidades y garantizar el cumplimiento de ellas según sus
especificidades. El problema reside en la perspectiva que se adopta para dicho
reconocimiento, y la favorabilidad que esto tiene para dichas comunidades al momento de
ser llevado a la práctica, teniendo en cuenta las diferencias que hay entre ellas y la presencia
permanente de los intereses estatales.
La dificultad mencionada en los párrafos anteriores, la cual será estudiada en un caso
concreto, lleva a preguntarse ¿En qué clave conceptual se lee a las comunidades indígenas
dentro de los proyectos de desarrollo del estado? ¿Se toma su visión de mundo y se valida o
se encasilla a las minorías dentro de un marco general preestablecido?
JUSTIFICACIÓN
Las discusiones sobre desarrollo se enmarcan en una multiplicidad de perspectivas teóricas
que tienen implicaciones sobre la forma que adopta la praxis de esta noción. Aunque es
comúnmente abordada desde lo económico y lo político, el aspecto cultural, tiene gran
relevancia, especialmente al momento de observar y analizar el éxito o el fracaso de los
modelos desarrollistas hegemónicos y los matices que se presentan en la forma de
implementarlos en un contexto determinado.
En este trabajo específicamente, la evaluación de los conceptos relacionados con cultura, más
específicamente multiculturalidad e interculturalidad, a la luz de sus implicaciones en los
componentes del modelo de desarrollo que se implementa desde el estado colombiano, tiene
una gran importancia, y constituye un gran aporte en los análisis de dichas políticas, pues
permite ver de qué forma se presentan las influencias de uno sobre otro, así como evidencia
la dificultad de importar modelos a contextos que, por la forma en que están compuestos,
tienen necesidades especiales y diferentes.
La falta de una única “cultura nacional”, que hace referencia a “las experiencias, creencias,
patrones aprendidos de comportamiento y valores compartidos por ciudadanos del mismo
país.” (Hidálgo, 2005) hace que dichas políticas deban enfocarse de manera distinta en cada
uno de los grupos sociales y que los tomen de manera diferente para, por un lado, no vulnerar
sus derechos y, por el otro, no estancar los proyectos nacionales.

conocimientos. parte del cuestionamiento sobre los espacios para la inclusión y afirmación real de la diferencia que se presentan dentro de las políticas de estado y la forma en que la diferencia puede llegar a constituirse en un obstáculo. lleva. para así entender cuál es el interés que. de lucha por ocupar espacios de emisión/recepción. representan significados y perspectivas distintas. pero no ahonda más allá. Revista de Ciències de l'Educació. los símbolos. – Lima : Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales en el Perú. Sin embargo. haciendo referencia a la relación e intercambio y. modas y sensibilidades. el prefijo “inter” va más allá. 2002) Dicha indagación. 2002. las imágenes. 2002) REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Hidálgo. El reto de las identidades y la multiculturalidad. “el término “multicultural” tal y como indica su prefijo “multi” hace referencia a la existencia de varias culturas diferentes. M. reconocida desde el estado. desde lo conceptual. Interculturalidad y Política: desafíos y posibilidades / Ed. “la doble cara de la lucha por la hegemonía y la apuesta por la democracia cultural” (Hopenhayn. como lo afirma Hopenhayn. con lo que nos da a entender que no existe relación entre las distintas culturas. Interculturalidad y Transculturalidad: La evolución de un término. y sus implicaciones en las proyecciones que tienen una pretensión integradora que parte de la diferencia. Norma Fuller. 2005) En este sentido. “La cultura se politiza en la medida que la producción de sentido.Esta diversidad cultural. Hopenhayn. Cultura. en este aspecto.” (Hopenhayn. a la necesidad de evaluar.” (Hidálgo. íconos. metodológicamente. Pensar Iberoamérica. unidades informativas. mientras que una perspectiva intercultural parte de la necesidad de la intervención de las comunidades en los planteamientos relacionados con el desarrollo que los afecta a ellos y al país en general. teniendo en cuenta. (2002). . La asimetría entre emisores y receptores en el intercambio simbólico se convierte en un problema político. pues aunque parezcan estar relacionados. cual es el término relacionado con cultura que orienta las propuestas y las dinámicas con las comunidades. al enriquecimiento mutuo entre las distintas culturas. por tanto. una perspectiva multicultural implicaría que dichas políticas reconocen la diferencia pero no abogan por una real participación. V. Lo que se pretende estudiar es si la inclusión del componente indígena de la población se hace desde una perspectiva multicultural o intercultural. (2005). tienen los proyectos de desarrollo del país. visibilizada y puesta en tensión en el discurso y programas de desarrollo nacional y local que se manejan desde lo estatal en el caso colombiano. Multiculturalidad. El ejercicio busca indagar por la relación ente cultura y política. por constituirse en interlocutor visible y en voz audible. tienden a imponerse según cuáles sean los actores hegemónicos en los medios que difunden todos estos elementos.