You are on page 1of 147

Notas de Análisis Real

(en construcción- versión 0.3.4.5)

2007-2009
c Pablo L. De Nápoli

7 de junio de 2015

Índice general

1. Teorı́a de la medida en RN 3
1.1. Intervalos en la recta: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
1.2. Intervalos en RN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
1.3. Conjuntos Elementales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
1.4. Medida de intervalos en RN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
1.5. Medida de Conjuntos Elementales . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
1.6. Conjuntos σ-elementales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
1.7. Medida de conjuntos σ-elementales . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
1.8. Medida exterior de Lebesgue . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
1.9. Conjuntos Medibles (Lebesgue) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
1.10. Propiedades de la medida de Conjuntos Medibles . . . . . . . . . 25
1.11. Caracterizaciones de los conjuntos medibles . . . . . . . . . . . . 27
1.12. Propiedades de continuidad de la medida . . . . . . . . . . . . . 30
1.13. Otras propiedades de la medida de Lebesgue . . . . . . . . . . . 31
1.14. El conjunto de las diferencias de un medible . . . . . . . . . . . . 32
1.15. Existencia de conjuntos no medibles . . . . . . . . . . . . . . . . 33

2. Funciones Medibles e Integral en espacios abstractos 35
2.1. Álgebras y σ-álgebras de conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
2.2. Medidas sobre un álgebra de conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . 36
2.3. Funciones Medibles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
2.4. Funciones Simples . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
2.5. Teorema de Egorov . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42
2.6. Convergencia en medida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
2.7. Integral de Funciones Simples . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.8. Integral de funciones no negativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.9. Funciones Integrables . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52

3. Construcción de medidas 56
3.1. Medidas Exteriores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
3.2. Medidas exteriores métricas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
3.3. Las medidas de Lebesgue-Stieltjes . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
3.4. El teorema de Extensión de Medidas . . . . . . . . . . . . . . . . 66

1

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 2

4. Espacios Lp (E, µ) 71
4.1. Funciones equivalentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
4.2. Norma p ( 1 < p < ∞) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
4.3. Norma Infinito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72
4.4. Espacios Lp (o Lp (E, µ)) (1 ≤ p ≤ ∞) . . . . . . . . . . . . . . . 74
4.5. Exponente Conjugado de p. Desigualdad de Hölder . . . . . . . . 76
4.6. Desigualdad de Minkowski . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
4.7. Desigualdad integral de Minkowki . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
4.8. Completitud de Lp (Teorema de Riesz-Fischer) . . . . . . . . . . 81
4.9. Inclusiones entre los espacios Lp . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
4.10. Clases de funciones densas en Lp . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
4.11. El espacio L2 - Espacios de Hilbert . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
4.12. Teorema de la Perpendicular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
4.13. Funcionales Lineales Continuas en un espacio de Hilbert . . . . . 93

5. Diferenciacion (en RN ) 95
5.1. El Lema Simple de Vitali . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
5.2. Función Maximal de Hardy - Littlewood . . . . . . . . . . . . . . 98
5.3. Teorema de diferenciación de Lebesgue . . . . . . . . . . . . . . . 101
5.4. Cubrimientos de Vitali: Lema de Vitali . . . . . . . . . . . . . . . 103
5.5. Derivada de funciones monótonas: . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
5.6. Funcionnes de variación acotada (de variación finita) . . . . . . . 111
5.7. Funciones absolutamente continuas . . . . . . . . . . . . . . . . . 114
5.8. Descomposición de Lebesgue . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117

6. Las Medidas complejas y el Teorema de Radon-Nikodym 119
6.1. Medidas complejas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
6.2. Absoluta continuidad. Medidas Singulares . . . . . . . . . . . . . 125
6.3. Teorema de Lebesgue - Radon - Nikodym . . . . . . . . . . . . . 127
6.4. La descomposición polar de una medida compleja . . . . . . . . . 130

7. Convolución y Aproximaciones de la Identidad 132
7.1. Definicion y propiedades elementales . . . . . . . . . . . . . . . . 132
7.2. Desigualdad de Young . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
7.3. El soporte y la convolucion . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136
7.4. Convolucion con funciones suaves . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
7.5. Aproximaciones de la identidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139
7.6. Ejemplos (en N = 1) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142

A. Notaciones 145

N } Nuestro objetivo es asignarle a cada conjunto E ⊂ RN (de una cierta clase que vamos a definir. desarrollaremos la teorı́a de la medida de Lebesgue en el espacio euclı́deo N -dimensional1 RN = {x = (x1 . . en contraste con el de otras presentaciones más abstractas de la teorı́a. un número m(A) (su medida de Lebesgue) que generalizará las nociones intuitivas de longitud (en N = 1). .Capı́tulo 1 Teorı́a de la medida en RN En este capı́tulo. El clásico libro de Wheeden y Zygmund [12] presenta una construcción similar. 3 . por lo que creo que es más fácil de comprender para los estudiantes. Fava. 1. Nota sobre la bibliografı́a: La presentación que he elegido sigue esencialmente mis notas del curso del profesor N. b] = {x ∈ R : a ≤ x ≤ b} (a. . área (en N = 2) y volumen (N = 3). .1. quizás algo más directa (aunque omite algunos detalles).1 Los intervalos de la recta real son los conjuntos de los cuatro tipos siguientes: [a. con quien yo cursé la materia. El principal mérito de esta construcción. es el de tener un claro significado geométrico.1. b) = {x ∈ R : a ≤ x < b} 1 Reservaremos en lo sucesivo la letra N mayúscula para la dimensión del espacio. . Realizaremos esta construcción en varias etapas. xN ) : xi ∈ R para i = 1. Fava y F. x2 . por lo que una referencia recomendada es el libro de N. b] = {x ∈ R : a < x ≤ b} [a. comenzando por los in- tervalos. 2. extendiendo la noción de medida a clases cada vez más generales de conjuntos. . . . Zó [4]. que llamaremos la clase de los conjuntos medibles). Intervalos en la recta: Definición 1.

Si todos los Ij son abiertos.2. a) 2.1 Un intervalo en RN es el producto cartesiano de N intervalos lineales: I = I1 × I2 × . La intersección de dos intervalos es un intervalo2 . . Si todos los Ij son cerrados. 3.2.Notas de Análisis Real . 5. Propiedad 1. En cualquier caso la medida de un intervalo I se define por: m(I) = b − a Propiedades de los intervalos de la recta 1. ∪ Ik entonces m(I) = m(I1 ) + m(I2 ) + . Consecuencia: (Aditividad de la medida) Si un intervalo se escribe como unión finita de intervalos disjuntos I = I1 ∪ I2 ∪ .2. El conjunto vacı́o es un intervalo: ∅ = (a. b números reales con a ≤ b. . De Nápoli 4 (a. 2 Para que esto sea cierto sin excepciones es necesario considerar al conjunto vacı́o como un intervalo. I es un intervalo cerrado. 2007-2015 c Pablo L. × IN = {x ∈ RN : xj ∈ Ij (1 ≤ j ≤ N )} donde los Ij son intervalos de R. . La diferencia de dos intervalos I1 y I2 se puede escribir como unión de dos intervalos J1 y J2 disjuntos: I1 − I2 = J1 ∪ J2 con J1 ∩ J2 = ∅ 4. Intervalos en RN Definición 1. b) = {x ∈ R : a < x < b} siendo a. I es un intervalo abierto. . Observación: La representación de un intervalo como producto cartesiano de intervalos lineales es única (salvo para el intervalo vacı́o).2 La intersección de dos intervalos de RN es un intervalo de RN . La única manera de escribir un intervalo como unión de k intervalos dis- juntos consiste en elegir k puntos interiores de subdivisión (esto es: una partición del intervalo). . . . + m(Ik ) 1.

Entonces: n [ [ m A∩B = (Ii ∩ Jj ) i=1 j=1 y los conjuntos Ii ∩Jj son intervalos disjuntos ⇒ A∩B es un conjunto elemental.  Corolario 1. Propiedad 1. J intervalos de RN entonces se escriben como producto cartesiano de N intervalos lineales: I = I1 × I2 × . .3. Demostración: Sean A. De Nápoli 5 Demostración: Sean I. .3.3. .Notas de Análisis Real . IN ∩ JN son intervalos de la recta.3 La intersección de cualquier familia finita de conjuntos ele- mentales es un conjunto elemental. . también lo es A ∩ B. .2 Si A y B son conjuntos elementales. (Es una consecuencia obvia de la definición.) . . × JN entonces: I ∩ J = (I1 ∩ J1 ) × (I2 ∩ J2 ) × . . × IN J = J1 × J2 × . I2 ∩ J2 . . .3. .1 Un conjunto elemental es un conjunto que puede repre- sentarse como unión de un número finito de intervalos disjuntos: n [ A= Ii i=1 donde los Ii son intervalos disjuntos de RN . × (IN ∩ JN ) Como I1 ∩ J1 .  1.3. Conjuntos Elementales Definición 1.4 Si A y B son conjuntos elementales disjuntos entonces A∪B es elemental. I ∩ J es un intervalo en RN . B conjuntos elementales n [ A= Ii i=1 donde los Ik son intervalos disjuntos de RN m [ B= Jj j=1 donde los Ji son intervalos disjuntos de RN . Propiedad 1. 2007-2015 c Pablo L.

(I1 − J1 ) × I 0 es elemental ⇒ I − J es elemental (por la propiedad 1. Para N = 1 (en la recta) vale. I 0 − J 0 es un conjunto elemental de RN −1 . . . entonces I −J es un conjunto elemental de RN . . × JN son intervalos en RN −1 . y I1 ∩ J1 es un intervalo de R. Por la propiead 1. 2007-2015 c Pablo L.5.4).Notas de Análisis Real . y Ii × Jj es un intervalo de RN +M ⇒ A × B es un conjunto elemental de RN +M . entonces (I1 ∩ J1 ) × (I 0 − J 0 ) es elemental (por la propiedad 1. × IN J 0 = J2 × J3 × . × JN donde Ii .3.  . .3.3. Por otra parte I1 − J1 es unión de dos intervalos de la recta.  Propiedad 1. Podemos escribir esto como I = I1 × I 0 . Demostración: Sean: n [ A= Ii i=1 donde los Ik son intervalos disjuntos de RN m [ B= Jj j=1 donde los Ji son intervalos disjuntos de RM . Demostración: Hacemos inducción en la dimensión N .3. . . × IN J = J1 × J2 × . Tenemos que: I − J = [(I1 − J1 ) × I 0 ] ∪ [(I1 ∩ J1 ) × (I 0 − J 0 )] donde [(I1 − J1 ) × I 0 ] ∩ [(I1 ∩ J1 ) × (I 0 − J 0 )] = ∅ Por la hipótesis inductiva. Entonces: n [ [ m A×B = (Ii × Jj ) i=1 j=1 Además la unión es disjunta. Ji son intervalos de R.5). Si N > 1 y suponemos que vale en RN −1 .5 Si A es un conjunto elemental de RN y B es un conjunto elemental de RM entonces A × B es un conjunto elemental de RN +M . . sean: I = I1 × I2 × .3.6 Si I y J son intervalos de RN . De Nápoli 6 Propiedad 1. . J = J1 × J 0 donde I 0 = I2 × I3 × .

3.3. Entonces: n [ A−B = (Ii − B) i=1 siendo la unión disjunta. entonces A ∪ B es ele- mental. A ∪ B es elemental (por la propiedad 1. Se dice que los conjuntos elementales forman un anillo de conjuntos. y m [ B= Jj j=1 donde los Jj son intervalos disjuntos de RN . . El inverso aditivo de A es A ya que A∆A = ∅.3.  Propiedad 1. A − B es ası́ mismo elemental (por la propiedad 1. Por la propiedad 1. que es unión del conjunto y su com- plemento.4).4). A ∪ B y A − B Observación 1.  Resumen: Si A y B son conjuntos elementales entonces también lo son A ∩ B.3. Demostración: Sean n [ A= Ii i=1 donde los Ii son intervalos disjuntos de RN . entonces A − B es ele- mental. Observación 1.3. serı́a acotado). De Nápoli 7 Propiedad 1. por lo tanto Ii − B es elemental para cada i (por la propiead 1. ∩) es un anillo (en el sentido del álgebra). y por la ley de De Morgan. Demostración: A ∪ B = A ∪(B − A) siendo la unión disjunta. El conjunto vacı́o es el cero de este anillo. y en consecuencia.3. En consecuencia. 2007-2015 c Pablo L.10 Un conjunto elemental es acotado (es unión finita de con- juntos acotados).3.8 Si A y B son conjuntos elementales.7 A − B es elemental. ∆.2).7).3.Notas de Análisis Real .9 La diferencia simétrica de conjuntos elementales es ele- mental: A∆B = (A − B) ∪ (B − A) Si consideramos la clase E de los conjuntos elementales con ∆ como suma y ∩ como producto (E.3. tenemos que: m \ Ii − B = (Ii − Jj ) j=1 Cada Ii − Jj es elemental (por la propiedad 1.7 Si A y B son conjuntos elementales. Por lo tanto el complemento de un conjunto elemental no puede ser elemental (sino el espacio RN .

4.L intervalos disjuntos) de modo que I = I1 ∪ I2 donde: I1 = H × J2 × .4. . . . × JN entonces: I ∩ J = (I1 ∩ J1 ) × (I2 ∩ J2 ) × . Medida de intervalos en RN Definición 1. 2007-2015 c Pablo L.1 Si I = I1 × I2 × . Supongamos primero n = 2 Cuando un intervalo de RN se descompone como unión de dos intervalos dis- juntos es porque se parte uno de los lados. Si para todo i fuera Ii ∩Ji 6= ∅. . × IN J = J1 × J2 × . × Jn y I2 = L × J2 × . × Jn Tenemos que: m(I) = m(J1 ) · m(J2 ) · · · m(Jn ) = (m(H) + m(L)) · m(J2 ) · m(J3 ) · · · m(JN ) = = m(H)·m(J2 )·m(J3 ) · · · m(JN )+m(L)·m(J2 ) · · · m(J3 ) · · · m(JN ) = m(I1 )+m(I2 ) Esto prueba el teorema en este caso. xk > c xk < c. × (IN ∩ JN ).2 (Aditividad de la medida de intervalos) Si un intervalo I se escribe como unión finita de intervalos disjuntos Ii . entonces I ∩J 6= ∅. . al proyectar sobre alguno de los ejes tenemos que obtener intervalos disjuntos: Si I = I1 × I2 × . xk ≥ c . . × JN y que: I1 = H ∪ L (siendo H. . . Observemos que si I y J son intervalos disjuntos de RN . Teorema 1. . . × IN es un intervalo en RN (siendo los Ii intervalos en R) definimos la medida (o volumen) de I por: m(I) = m(I1 ) · m(I2 ) · · · m(IN ) Observamos que m(∅) = 0. . Supongamos que I = J1 × J2 × . .Notas de Análisis Real .4. Supongamos por ejemplo que Ik ∩Jk = ∅. entonces existe un hiperplano de ecuación xk = c que deja a I y J en semiespacios complementarios: xk ≤ c. la medida de I es la suma de las medidas de los Ii : n [ n X I= Ii (Ii disjuntos) ⇒ m(I) = m(Ii ) i=1 i=1 Demostración: Hacemos inducción en n (el número de partes en que se parte el intervalo). De Nápoli 8 1. . .

. . vamos a demostrar el teorema: Supongamos n > 2. y por lo tanto por la hipotesis inductiva: m(I 0 ) = m(I1 ) + m(I30 ) + m(I40 ) + . . y que el teorema vale para descomposiciones en n − 1 intervalos. . + m(In0 ) m(I 00 ) = m(I2 ) + m(I300 ) + m(I400 ) + . . una descomposición en n intervalos disjuntos: n [ I= Ii (Ii disjuntos) i=1 Podemos claramente suponer que Ii 6= ∅ para todo i.+m(IN 0 )+m(I2 )+m(I300 )+m(I400 )+. H 00 = H ∩ S 00 entonces H 0 y H 00 son intervalos disjuntos. + m(In00 ) Tenemos que I = I 0 ∪ I 00 con I 0 ∩ I 00 = ∅. deducimos que I10 = I1 e I200 = ∅ 0 pues I2 ⊂ S 00 . n [ n [ I 00 = I ∩ S 00 = (Ii ∩ S 00 ) = Ii00 i=1 i=1 donde la unión es disjunta.[B Utilizando estas ideas.Notas de Análisis Real . sin perdida de generalidad. . notaremos H 0 = H ∩ S0. en consecuencia: m(I) = m(I1 )+m(I30 )+m(I40 )+. + (m(IN 0 ) + m(In00 )) . Como I1 ∩ I2 = ∅ existe un hiperplano de ecuación xj = c que deja a I1 e I2 en semiespacios complementarios S 0 y S 00 : Tenemos que: [n n [ I 0 = I ∩ S0 = (Ii ∩ S 0 ) = Ii0 i=1 i=1 donde la union es disjunta.+m(In00 ) = m(I1 ) + m(I2 ) + (m(I30 ) + m(I300 )) + (m(I40 ) + m(I400 )) + . Si H ⊂ RN es un intervalo. y como I1 ⊂ S . Tenemos pues: I 0 = I10 ∪ I30 ∪ I40 ∪ . In0 I 00 = I200 ∪ I300 ∪ I400 ∪ In00 que son dos descomposiciones en n − 1 intervalos disjuntos. y se tine que H 0 ⊂ S y H 00 ⊂ S 00 . . . 2007-2015 c Pablo L. Análogamente. . . luego m(I) = m(I 0 ) + m(I 00 ). Consideramos ahora. I 00 = ∅. . . e I 0 = I2 . De Nápoli 9 o sea existen semiespacios complementarios S 0 y S 00 tales que Ik ⊂ S 0 y Jk ⊂ S 00 .

 La aditividad es la propiedad clave de la medida que intentaremos mantener al extender la medida a clases más generales de conjuntos. Por lo tanto. i=1 i=1 j=1 Analogamente. De Nápoli 10 = m(I1 ) + m(I2 ) + . + m(In ) como querı́amos demostrar.1 Si A = i=1 Ii es un conjunto elemental (donde los Ii son intervalos disjuntos de RN ) definimos su medida elemental m(A) (también no- tada a veces |A|) por: X n m(A) = m(Ii ) i=1 Hay que comprobar que la definición es correcta: Supongamos que m [ A= Jj j=1 es otra descomposción de A como unión de intervalos disjuntos. 1.   [m m [ Ii = Ii ∩  Jj  = (Ii ∩ Jj ) j=1 i=1 Esta es una unión disjunta de intervalos. .2 Sn (aditividad) Si A1 .5. n X n X X m m(Ii ) = m(Ii ∩ Jj ). A2P . . en virtud de la propiedad distributiva. 2007-2015 c Pablo L. . . .Notas de Análisis Real . Corolario 1. n [ m X m X X n Jj = (Ii ∩ Jj ) ⇒ m(Ji ) = m(Ii ∩ Jj ) i=1 i=1 i=1 k=1 Por lo tanto: n X m X m(Ii ) = m(Jj ) i=1 j=1 En consecuencia.5. An son conjuntos elementales dis- n juntos y A = k=1 Ak entonces: m(A) = k=1 m(Ak ). Medida de Conjuntos Elementales Sn Definición 1.5. . . Entonces. por la aditividad de la medida de intervalos. las dos descomposiciones dan el mismo valor para m(A).

2007-2015 c Pablo L.3 Si A y B son conjuntos elementales. m(B) = m(B − A) + m(A ∩ B) Sumando estas relaciones: m(A) + m(B) = m(A − B) + m(B − A) + 2m(A ∩ B) (1. m(B) = m(A) + m(B − A) ⇒ m(B − A) = m(B) − m(A) Como m(B − A) ≥ 0 ⇒ m(A) ≤ m(B)  Corolario 1. y A ⊂ B entonces: m(B − A) = m(B) − m(A) y m(A) ≤ m(B) (La medida elemental es creciente) Demostración: Tenemos que: B = A ∪ (B − A) (union disjunta) Luego. De Nápoli 11 Demostración: Cada Ak será unión de nk intervalos disjuntos Iki : nk [ nk X Ak = Iki ⇒ m(Ak ) = m(Iki ) i=1 i=1 Tenemos: nk n [ [ A= Iki (unión disjunta) k=1 i=1 luego X nk n X n X m(A) = m(Iki ) = m(Ak ) k=1 i=1 k=1  Corolario 1.5. m(A) = m(A − B) + m(A ∩ B) Análogamente.5.1) .4 Si A y B son conjuntos elementales m(A ∪ B) + m(A ∩ B) = m(A) + m(B) Demostración: Tenemos que: A = (A − B) ∪ (A ∩ B)(unión disjunta) Luego.Notas de Análisis Real .

Entonces.5. y un intervalo abierto G ⊃ I tal que m(G) < m(J) + ε.5 (subaditividad) m(A ∪ B) ≤ m(A) + m(B) (ya que m(A ∩ B) ≥ 0 ). existen un intervalo cerrado Fi ⊂ Ii y un intervalo abierto Gi ⊃ Ii tales que: ε m(Fi ) ≥ m(Ii ) − n ε m(Gi ) ≤ m(Ii ) + n Definimos entonces. Por inducción en k deducimos que: m(A1 ∪ A2 ∪ . Lema 1.2) deducimos que: m(A) + m(B) = m(A ∪ B) + m(A ∩ B)  Corolario 1. 2007-2015 c Pablo L. dado ε > 0 existen un intervalo cerrado F ⊂ I tal que m(F ) > m(I) − ε.7 Si A es un conjunto elemental y ε > 0. De Nápoli 12 Pero A ∪ B = (A − B) ∪ (B − A) ∪ (A ∩ B) (union disjunta) luego m(A ∪ B) = m(A − B) + m(B − A) + m(A ∩ B) (1. . los conjuntos F y G por: n [ n [ F = Fi . para cada i con 1 ≤ i ≤ n. F ⊂ A ⊂ G. . Dado ε > 0. entonces existen un con- junto elemental cerrado F ⊂ A y un conjunto elemental abierto G ⊃ A tales que: m(G) < m(A) + ε y m(F ) > m(A) − ε Sn Demostración: Sea A = i=1 Ii (donde los Ii son intervalos disjuntos de RN . ∪ Ak ) ≤ m(A1 ) + m(A2 ) + .5. + m(Ak ) Observación 1. G= Gi i=1 i=1 Desde luego.2) De (1.1) y (1. . .Notas de Análisis Real .6 Sea I ⊂ RN un intervalo.5. . F es cerrado por ser unión finita de cerrados y G es abierto por ser unión de abiertos.

y n n  n X X ε X m(F ) = m(Fi ) ≥ m(Ii ) − = m(Ii ) − ε = m(A) − ε i=1 i=1 n i=1 Notemos también que G es elemental por ser unión finita de elementales. . . .8 (σ-subaditividad de la medida elemental) Sea A1 . De Nápoli 13 Por otra parte. en consecuencia F es elemental. luego existe un subcubrimiento finito. existe un Gk ⊃ Ak elemental abierto tal que: ε m(Gk ) ≤ m(Ak ) + 2k Entonces. y los Gk forman un cubrimiento por abiertos. Suponemos pues: ∞ X m(Ak ) < ∞ k=1 Dado ε > 0. . existe F ⊂ A elemental cerrado tal que: m(F ) > m(A) − ε y para cada k ∈ N. 2007-2015 c Pablo L. ∞ [ ∞ [ F ⊂A⊂ Ak ⊂ Gk k=1 k=1 F es un conjunto cerrado y acotado (está incluido en A. . . Ak .Notas de Análisis Real . que es elemental) y por lo tanto compacto. es decir: existe un n > 0 tal que: n [ F ⊂ Gk k=1 . . A2 . los Fi son disjuntos por serlo los Ii (los Gi no tienen por- qué serlo). y que: n n  n X X ε X m(G) ≤ m(Gi ) ≤ m(Ii ) + = m(Ii ) + ε = m(A) + ε i=1 i=1 n i=1 Esto prueba el lema. una sucesión infinita de conjuntos elementales y sea A un conjunto elemental tal que [∞ A⊂ Ak k=1 Entonces: ∞ X m(A) ≤ m(Ak ) k=1 Demostración: Si la serie es divergente no hay nada que probar.5.  Teorema 1.

Notas de Análisis Real .  . obtenemos el teorema.4) se obtiene el teorema. ∞  ∞ n ! n [ X X ε X m(F ) ≤ m Gk ≤ m(Gk ) ≤ m(Ak ) + = m(Ak ) + ε 2k k=1 k=1 k=1 k=1 Resulta entonces que: ∞ X m(A) − ε ≤ m(F ) ≤ m(Ak ) + ε k=1 o sea que: ∞ X m(A) − ε ≤ m(Ak ) + ε k=1 Como ε > 0 es arbitrario.9 (σ-aditividad de la medida elemental) Si un conjunto ele- mental A se descompone como la unión numerable de conjuntos elementales disjuntos Ak : ∞ [ A= Ak k=1 entonces: ∞ X m(A) = m(Ak ) k=1 Demostración: Por el teorema anterior.4) k=1 (Notemos que la serie converge pues sus sumas parciales forman una sucesion creciente y acotada).5.3) k=1 k=1 Por otra parte tenemos que n n ! [ [ Ak ⊂ A ⇒ m Ak ≤ m(A) k=1 k=1 y como la unión es disjunta: n ! n n [ X X m Ak = m(Ak ) ⇒ m(Ak ) ≤ m(A) k=1 k=1 k=1 Cuando n tiende a infinito resulta: ∞ X m(Ak ) ≤ m(A) (1.3) y (1. 2007-2015 c Pablo L.  Corolario 1. De (1. De Nápoli 14 En consecuencia. como ∞ [ ∞ X A⊂ Ak ⇒ m(A) ≤ m(Ak ) (1.

Conjuntos σ-elementales Definición 1. en consecuencia.6. U es σ-elemental. entonces U ∩V es σ-elemental. Entonces. .3.2).  Observación: En cambio la intersección numerable de conjuntos elementales puede no ser σ-elemental. U ∩ V es σ-elemental. ∞ [ [ ∞ U ∩V = (Ai ∩ Bj ) i=1 j=1 Esta es una unión numerable de conjuntos elementales (por la propiedad 1. En efecto definamos una nueva sucesión Bi poniendo: n−1 [ B1 = A1 . V = Bj i=1 j=1 donde los Ai .4 Si U y V son σ-elementales.Notas de Análisis Real . Demostración: Sean ∞ [ ∞ [ U= Ai .6. y en general Bn = An − Ak k=1 entonces: ∞ [ ∞ [ U= Ai = Bk i=1 k=1 donde los Bk son elementales pero ahora la unión es disjunta.6. B3 = A3 − A1 ∪ A2 . S∞ Proposición 1. 2007-2015 c Pablo L.6. En consecuencia. Contraejemplo: el ternario de Cantor.6. B2 = A2 − A1 .2 Si U = i=1 Ai donde los Ai son elementales (no ne- cesariamente disjuntos) ⇒ U es σ-elemental. es numerable) Proposición 1. Bj son elementales. De Nápoli 15 1.1 Un conjunto σ-elemental es el que puede representarse co- mo una unión numerable de conjuntos elementales disjuntos: ∞ [ U= Ai i=1 S∞ Observación 1.3 Si U = k=1 Uk donde cada Uk es σ-elemental entonces U es σ-elemental. (La unión numerable de numerables.

Teorema 1. Medida de conjuntos σ-elementales S∞ Definición 1.7. entonces ∞ X m(U ) ≤ m(Uk ) k=1 En particular. . Hay que probar que esta definición es correcta: Si ∞ [ U= Bj j=1 es otra descomposición de U como unión numerable de elementales disjuntos tenemos como antes: ∞ [ ∞ X ∞ X X ∞ Ai = (Ai ∩ Bj ) ⇒ m(Ai ) = m(Ai ∩ Bj ) j=1 i=1 i=1 j=1 ∞ [ ∞ X ∞ X X ∞ Bj = (Ai ∩ Bj ) ⇒ m(Bj ) = m(Ai ∩ Bj ) i=1 j=1 j=1 i=1 Dado que una serie doble de términos no negativos puede sumarse en cualquier orden sin que cambie el valor de sus suma.3 (σ-subaditividad para σ-elementales) Si ∞ [ U⊂ Uk k=1 siendo U .Uk conjuntos σ-elementales. De Nápoli 16 1. Demostración: Sea G un abierto. m(U ) ≤ m(V ). y como RN es un espacio separable podemos extraerle un subcubrimento numerable. Los cubos Qx forman un cubrimiento abierto de G.7.7. 2007-2015 c Pablo L.1 Si U = i=1 Ai (Ai elementales disjuntos) definimos su medida m(U ) (a veces notada también |U |) por: ∞ X m(U ) = m(Ai ) i=1 Esta serie no siempre converge (La medida de un σ-elemental puede valer +∞).2 Cualquier conjunto abierto en RN es σ-elemental. y dicha bola contiene un cubo). siendo m(Ai ∩ Bj ) ≥ 0.7. si U ⊂ V entonces.Notas de Análisis Real .  Teorema 1. Para cada punto x de G existe un cubo abier- to Qx contenido en G que lo contiene ( hay una bola centrada en x contenida en G. resulta que: ∞ X ∞ X m(Ai ) = m(Bj ) i=1 j=1 Por lo que ambas descomposiciones dan el mismo valor para m(U ).

deducimos que: ∞ X ∞ ∞ n ! [ X X m Ak ≤ m(Bkj ) = m(Uk ) k=1 k=1 j=1 k=1 O sea n X ∞ X m(Ak ) ≤ m(Uk ) k=1 k=1 Haciendo que n → ∞ resulta que: ∞ X ∞ X m(Ak ) ≤ m(Uk ) k=1 k=1 (La serie del primer miembro converge por formar sus sumas parciales una sucesión creciente y acotada).8. Por el teorema 1. que ∞ X m(Uk ) < +∞ k=1 Sean ∞ [ U= Ak (Ak elementales disjuntos) k=1 ∞ [ Uk = Bkj (Para cada k : Bkj elementales disjuntos) j=1 entonces n [ ∞ [ ∞ [ [ ∞ Ak ⊂ Ak ⊂ Bkj k=1 k=1 k=1 j=1 Sn Notemos que k=1 Ak es un conjunto elemental que está incluido en la unión de la sucesión infinita de elementales Bkj .1 Dado un conjunto E ⊂ RN . De Nápoli 17 Demostración: Podemos suponer. definimos su medida exterior (de Lebesgue) notada me (E) como el ı́nfimo de las medidas de los σ-elementales que incluyen a E: me (E) = ı́nf{m(U ) : U ⊃ E. por definición. Medida exterior de Lebesgue Definición 1.Notas de Análisis Real . esto es: ∞ X m(U ) ≤ m(Uk ) k=1  1.5.8.8. Pero. 2007-2015 c Pablo L. U σ − elemental } . sin pérdida de generalidad.

2007-2015 c Pablo L. Demostremos ahora la afirmación iv): Sea ∞ [ E= Ek k=1 Si algún Ek tuviera medida exterior +∞ no hay nada que probar. existe un U σ-elemental tal que: m(U ) < me (E) + ε (Por la definición de ı́nfimo) Proposición 1. Para demostrar iii) observemos que. Supondremos pues que me (Ek ) < +∞ ∀k. Pero esto vale para cualquier σ-elemental U que incluya a E2 . De Nápoli 18 Observación: Cualquier conjunto E ⊂ RN tiene una medida exterior. iii) Si E1 ⊂ E2 . Otra Observación: Si me (E) es finita y ε > 0. entonces me (E1 ) ≤ me (E2 ). luego: me (E1 ) ≤ ı́nf{m(U ) : U ⊃ E2 . ii) también ya que el conjunto vacı́o es σ- elemental.2 (Propiedades de la medida Exterior) La medida exte- rior de Lebesgue tiene las siguientes propiedades: i) 0 ≤ me (E) ≤ +∞.8. entonces U ⊃ E1 ⇒ me (E1 ) ≤ m(U ).Notas de Análisis Real . U σ − elemental } = me (E2 ) Esto prueba iii). Entonces dado ε > 0 existirá para cada k un σ-elemental Uk ⊃ Ek tal que: ε m(Uk ) < me (Ek ) + 2k . ii) me (∅) = 0. si U es un σ-elemental y U ⊃ E2 . iv) La medida exterior es σ-subaditiva: ∞ ∞ ! [ X me Ek ≤ me (Ek ) k=1 k=1 v) Si U es σ-elemental m(U ) = me (U ) (Para un conjunto σ-elemental la medida y la medida exterior coinciden) Demostración: i) Es evidente por definición.

2 Todo conjunto σ-elemental es medible. demostremos la afirmación v): Como U es un conjunto σ-elemental que incluye a U . V σ − elemental } = me (U ) (1.6) Como probamos las dos desigualdades (1. me (E) ≤ m(U ) (por definición). entonces m(U ) ≤ m(V ). Pero esto vale para cualquier σ-elemental que incluya a U luego: m(U ) ≤ ı́nf{m(V ) : V ⊃ U.9. Notacion: M = {E ⊂ RN : E es medible Lebesgue } Propiedad 1.1 Diremos que un conjunto E ⊂ RN es medible (en el sentido de Lebesgue) si para cada ε > 0 existe un conjunto σ-elemental U tal que U ⊃ E y me (U − E) < ε. tomamos U = E. En particular todo conjunto abierto es medible.3 La medida exterior no es aditiva en general: puede demos- trarse que existen S y T con S ∩ T = ∅ tales que: me (S ∪ T ) < me (S) + me (T ) Un resultado positivo es el siguiente: Ejercicio 1.8.9.Notas de Análisis Real . De Nápoli 19 Definimos: ∞ [ U= Uk k=1 Entonces U es σ-elemental y U ⊃ E.5) y (1.9.6). 2007-2015 c Pablo L.  Observación 1. Conjuntos Medibles (Lebesgue) Definición 1. Demostración: Si E es σ-elemental. entonces: me (S ∪ T ) = me (S) + me (T ) (ejercicio 2 de la práctica 1) 1.4 Si S y T son tales que d(S.8. Entonces me (U − E) = me (∅) = 0 < ε  .5) Por otra parte. si V es un σ-elemental con V ⊃ U . me (U ) ≤ m(U ) (1. vale la igualdad. T ) > 0. Por otra parte. entonces: ∞ ∞  ∞ X X ε X me (E) ≤ m(Uk ) ≤ me (Ek ) + k = me (Ek ) + ε 2 k=1 k=1 k=1 y como ε es arbitrario: ∞ X me (E) ≤ me (Ek ) k=1 Finalmente.

Demostración: Como me (E) = 0. 2. Además: ∞ [ U −E ⊂ (Uk − Ek ) k=1 (Si x ∈ U y x 6∈ E está en alguno de los Uk y en ninguno de los Ek ). Observación 1.  Propiedad 1. En consecuencia: ∞ ∞ ∞ ! [ X X ε me (U − E) ≤ me (Uk − Ek ) ≤ me (Uk − Ek ) ≤ =ε 2k k=1 k=1 k=1 (Utilizamos que la medida exterior es creciente y σ-subaditiva) Como ε es arbitrario.4 Si E ⊂ RN tiene medida nula.  Propiedad 1.9. El ternario de Cantor es un ejemplo de conjunto de medida nula que tiene la potencia del continuo. Como U − E ⊂ U ⇒ me (U − E) ≤ me (U ) < ε Como ε es arbitrario. Consideremos entonces. .5 Si Ek ∈ M(k = 1.Notas de Análisis Real . . .6 Si E1 y E2 son conjuntos medibles entonces E1 ∩ E2 es me- dible.9. esto prueba que E es medible. es una sucesión finita o infinita de conjuntos medibles entonces ∞ [ Ek ∈ M k=1 (La unión numerable de conjuntos medibles es medible). De Nápoli 20 Definición 1. . y m(U ) < ε.3 Diremos que un conjunto E ⊂ RN tiene medida cero o me- dida nula si me (E) = 0 Observación: Todo conjunto numerable tiene medida nula. dado ε > 0 existe un U σ-elemental tal que U ⊃ E. concluimos que E es medible.9. 2007-2015 c Pablo L. Demostración: Sea ∞ [ E= Ek k=1 Dado ε > 0.9. el conjunto: ∞ [ U= Uk k=1 Es un conjunto σ-elemental y U ⊃ E. para cada k podemos encontrar un σ-elemental Uk ⊃ Ek tal que me (Uk − Ek ) < 2εk . entonces es medible.

entonces m(U ) < +∞. El siguiente lema da una caracterización útil de los conjuntos finitamente me- dibles: Lema 1.9.9 E es finitamente medible si y sólo si. Entonces.9. ε ε me (U − E) ≤ me (U1 − E1 ) + me (U2 − E2 ) = + =ε 2 2 Como ε es arbitrario.9. Como E1 es medible.  Definición 1. Consideremos el conjunto: U = U1 ∩ U2 .) Definición 1. dado ε > 0.Notas de Análisis Real . para todo ε > 0 existe un conjunto elemental A tal que me (A∆E) < ε Demostración: ⇒) : Supongamos E finitamente medible. Del mismo modo. su medida exterior. y ∞ X m(U ) = m(Ii ) i=1 Como m(U ) < +∞ esta serie converge. Como U es σ-elemental se puede escribir como una unión disjunta de intervalos ∞ [ Ik : U = Ii i=1 Tenemos que: U ⊂ E ∪ (U − E) ⇒ m(U ) = me (U ) ≤ me (E) + me (U − E) Tanto me (E) como me (U − E) son finitas. existe U σ-elemental tal que U ⊃ E y me (U −E) < ε. esto prueba que E es medible. su medida es por definición. De Nápoli 21 Demostración: Sean E = E1 ∩ E2 y ε > 0. U ⊃ E y U − E ⊂ (U1 − E1 ) ∪ (U2 − E2 ) (Pues si x ∈ U − E entonces está en U1 y en U2 pero o no está en E1 o no está en U2 ).7 Si E ∈ M (es medible) definimos su medida de Lebesgue m(E) por: m(E) = me (E) (Es decir que Para un conjunto medible. En consecuencia. como E2 es medible existe otro conjunto conjunto σ- elemental U2 tal que U2 ⊃ E2 y me (U2 − E2 ) < 2ε . Entonces. 2007-2015 c Pablo L. existe un conjunto σ-elemental U1 tal que U1 ⊃ E1 y me (U1 − E1 ) < 2ε . por lo tanto es posible elegir un i0 tal que: ∞ X ε m(Ii ) < i=i +1 2 0 .8 Diremos que E ⊂ RN es finitamente medible si es medible y m(E) < +∞.

En consecuencia. me (E) ≤ m(U ) ≤ m(A) + m(A) ≤ m(A) + 2ε < +∞ ya que la medida de un conjunto elemental es siempre finita. V es σ-elemental. U es σ-elemental U − E ⊂ (U − A) ∪ (A − E) U − A ⊂ V y A − E ⊂ A∆E ⊂ V . entonces ε me (A − E) ≤ me (U − E) < 2 y E − A ⊂ U − A = V .Notas de Análisis Real . ∞ X ε m(V ) = m(Ii ) < i=i0 +1 2 luego: ε me (E − A) ≤ m(V ) < 2 Por último: A∆E = (A − E) ∪ (E − A) En consecuencia. entonces A es elemental y V es σ-elemental. en consecuencia.  . y por otra parte. 2007-2015 c Pablo L. ε ε me (A∆E) ≤ me (A − E) + me (E − A) ≤ + =ε 2 2 ⇐) Supongamos que para todo ε > 0 existe un conjunto elemental A tal que: me (A∆E) < ε Dado ε > 0 sea A tal que me (A∆E) < ε. por la definición de la medida exterior. σ-elemental tal que m(V ) < me (A∆E) + ε < 2ε Sea U = A ∪ V . Además como E ⊂ U . existe V ⊃ A∆E. luego U − E ⊂ V . De Nápoli 22 Hecho esto llamemos: i0 [ A= Ii i=1 y ∞ [ V = Ii i=i0 +1 entonces A − E ⊂ U − E. Entonces. Esto prueba el lema. me (U − E) ≤ me (V ) < 2ε Como ε es arbitrario. esto prueba que E es medible. pues A ⊂ U .

definimos la distancia de S a T por: d(S. E − F ) ≤ d(Ak . Vamos a convertir a F en un espacio seudo-métrico. Consideramos la cla- se F = {E ⊂ RN : me (E) < +∞} Si M es la clase de los medibles y Mf la de los finitamente medibles: Mf = M ∩ F y si E es la clase de los elementales E ⊂ F.Notas de Análisis Real . E) < ε. En otras palabras: Mf = E (Los finitamente medibles son la clausura de los elementales) Teorema 1. Z) + d(Z. De Nápoli 23 El lema anterior admite una interpretación interesante. si S. entonces E − F es me- dible. T ) = me (S∆T ) Notamos que se verifican las propiedades de la distancia: d(S.9. T ) ≤ d(S. F ) . S) d(S. S) = 0 pero dos conjuntos pueden estar a distancia cero sin ser iguales Con este con- cepto de distancia el lema se puede enunciar de otra manera: Lema 1. (Ak − Bk )∆(E − F ) ⊂ (Ak ∆E) ∪ (Bk ∆F ) ⇒ me ((Ak − Bk )∆(E − F )) ≤ me (Ak ∆E) + me (Bk ∆F ) o sea: d(Ak − Bk .11 Si E y F son medibles cualesquiera. Demostración: 1) Supongamos primero que E y F son finitamente medibles entonces por el lema existe una sucesión Ak de conjuntos elementales tal que Ak → E cuando k → ∞ (Ak tiende a E en la pseudo-distancia d) y existe una sucesión Bk de conjuntos elementales tal que Bk → F cuando k → ∞. me (S∆T ) ≤ me (S∆Z) + me (Z∆T )  d(S.9. E) + d(Bk . para todo ε > 0 existe A elemental tal que d(A. T ) = d(T. T ∈ F.10 E es finitamente medible si y sólo si. T ) Demostración: S∆T ⊂ (S∆Z) ∪ (Z∆T ) En consecuencia. 2007-2015 c Pablo L. Para ello.

y en consecuencia.9. Observación: Incidentalmente hemos probado que la diferencia de conjun- tos considerada como una función de F × F en F es una función continua. ∞ [ ∞ [ E−F = [(E − F ) ∩ Qk ] = [(E ∩ Qk ) − (F ∩ Qk )] k=1 k=1 E es medible.9. en consecuencia k=1 Ekc es medible. por lo tanto E − F es unión numerable de medibles. Como Ak − Bk es elemental. 2. por lo tanto E ∩Qk es medible y como: m(E ∩ Qk ) ≤ m(Qk ) es finitamente medible. 2007-2015 c Pablo L. por el lema E − F es finitamente medible.  Corolario 1. Analogamente F ∩ Qk es finitamente medible. En el caso general en que E y F son medibles que pueden tener medida +∞ procedemos ası́: sea Qk = {x ∈ RN : |xi | ≤ k(i = 1. . T∞ Demostración: Sean Ek (k = 1.Notas de Análisis Real . n)} el cubo cerrado centrado en el origen de lado 2k entonces: ∞ [ RN = Qk k=1 En consecuencia. Dem: E c = RN − E (RN es medible) Corolario 1. . . Qk es finitamente medible. . es medible. y por lo tanto E es medible. . es decir es cerrada bajo uniones e intersecciones numerables y com- plemento.12 El complemento de un conjunto medible es medible. Esto prueba el teorema. Por lo antes demostrado (E ∩ Qk ) − (F ∩ Qk ) es finitamente medible. .13 La intersección numerable de conjuntos medibles es medible. Cada Ekc es medible.  Resumen: La clase M de los conjuntos medibles (Lebesgue) forma una σ-álgebra. De Nápoli 24 Por lo tanto Ak − Bk → E − F . . 2.) conjuntos medibles y sea E = k=1 Ek entonces: ∞ [ Ec = Ekc k=1 S∞ por la ley de De Morgan. .

en consecuencia: m(Ak ∩ Bk ) → m(E1 ∩ E2 ) Como ya se probó anteriormente.10.1 Supongamos que Ak . Bk de conjuntos elementales tales que Ak → E1 y Bk → E2 . me (Ak ∪ Bk )∆(E1 ∪ E2 )) ≤ me (Ak ∆E1 ) + me (Bk ∆E2 ) y por lo tanto d(Ak ∪ Bk . E1 ∪ E2 es medible) Analogamente tenemos que: (Ak ∩ Bk )∆(E1 ∩ E2 ) ⊂ (Ak ∆E1 ) ∪ (Bk ∆E2 ) entonces d(Ak ∩ Bk . E1 ∩ E2 ) ≤ d(Ak ∆E1 ) + d(Bk ∆E2 ) luego Ak ∩ Bk → E1 ∩ E2 . tenemos que m(Ak ∪ Bk ) + m(Ak ∩ Bk ) = m(Ak ) + m(Bk ) y al hacer que k → ∞. Entonces. entonces m(E1 ∪ E2 ) = m(E1 ) + m(E2 ) . Podemos pues suponer que E1 y E2 son finitamente medibles. En tal caso existen sucesiones Ak . tenemos que: (Ak ∪ Bk )∆(E1 ∪ E2 ) ⊂ (Ak ∆E1 ) ∪ (Bk ∆E2 ) En consecuencia. A ∈ F y que Ak → A en la seudo- distancia d. Caso particular: Si E1 ∩ E2 = ∅. de modo que m(Ak ) → m(A) y m(Bk ) → m(B). De Nápoli 25 1.2 Si E1 y E2 son conjuntos medibles entonces: m(E1 ∪ E2 ) + m(E1 ∩ E2 ) = m(E1 ) + m(E2 ) Demostración: Si fuera m(E1 ) = +∞ o m(E2 ) = +∞ entonces m(E1 ∪ E2 ) = +∞. 2007-2015 c Pablo L. en consecuencia m(Ak ∪ Bk ) → m(E1 ∪ E2 ) (Ak ∪ Bk es elemental .Notas de Análisis Real .10. E1 ∪ E2 ) ≤ d(Ak . E2 ) Luego Ak ∪ Bk → E1 ∪ E2 . se obtiene el teorema. E1 ) + d(Bk . Propiedades de la medida de Conjuntos Medibles Recordamos que para un conjunto medible su medida no es otra cosa que su medida exterior. B) = me (A∆B) Proposición 1.  Observación: Incidentalmente se ha probado que la unión y la intersección de conjuntos (como funciones de F × F en F son funciones continuas. entonces: me (Ak ) → me (A) (en otras palabras la medida exterior como función de F en R es una función continua) Proposición 1. Recordamos también que en el espacio F de los conjuntos de medida exterior finita introdujimos la distancia d(A.10.

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 26

Corolario 1.10.3 (Por inducción) Si E1 , E2 , . . . , En son conjuntos medibles
disjuntos entonces si
n
[ n
X
E= Ek ⇒ m(E) = m(Ek )
k=1 k=1

Proposición 1.10.4 (σ-aditividad de la medida de Lebesgue) Sea (Ek ) una
familia numerable de conjuntos medibles disjuntos y

[ ∞
X
E= Ek ⇒ m(E) = m(Ek )
k=1 k=1

Este es el resultado fundamental de la teorı́a de Lebesgue.
Demostración: Tenemos que

X
m(E) ≤ m(Ek )
k=1

por la σ-subaditividad de la medida exterior. Como, por otra parte:
n n
!
[ [
Ek ⊂ E ⇒ m Ek ≤ m(E)
k=1 k=1

Por lo tanto,
n
X
m(Ek ) ≤ m(E)
k=1

Al hacer que n → ∞, se obtiene que:

X
m(Ek ) ≤ m(E)
k=1

que es la otra desigualdad. 
Ejercicio: Probar que la proposición 1.10.4 continúa siendo ciera si los con-
juntos (Ek )k∈N son “casi disjuntos” en el sentido de que m(Ei ∩ Ej ) = 0 si
i 6= j.
Otro ejercicio: Probar que si E1 ⊂ RN y E2 ⊂ RM son medibles, entonces
E1 × E2 es medible en RN +M , y se tiene que:

m(E1 × E2 ) = m(E1 ) × m(E2 )

(donde hacemos el convenio de que 0 · (+∞) = (+∞) · 0 = 0. ¿Porqué es
necesario este convenio? )

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 27

1.11. Caracterizaciones de los conjuntos medi-
bles
Definición 1.11.1 Diremos que A ⊂ RTN es un conjunto de clase Gδ si es

intersección numerable de abiertos: A = k=1 Gk donde los Gk son abiertos.

Definición 1.11.2 Diremos que BS ⊂ RN es un conjunto de clase Fσ si es

unión numerable de cerrados: B = k=1 Fk donde los Fk son cerrados.

Observación 1.11.3 El complemento de un Fσ es un Gδ y recı́procamente.

Ejercicio: (de Cálculo Avanzado)
1. Probar que todo cerrado es de clase Gδ .
2. Probar que Q no es un Gδ .

Observación 1.11.4 Como todo abierto es medible ⇒ todo cerrado es medible
(ya que la clase de los medibles es cerrada por complemento), en consecuencia
todo conjunto de clase Fσ o de clase Gδ es medible (ya que la clase de los
medibles es cerrada por uniones e intersecciones numerables)

Teorema 1.11.5 Para E ⊂ RN son equivalentes las siguientes afirmaciones:
a) E es medible
b) Para todo ε > 0 existe un abierto G tal que E ⊂ G y me (G − E) < ε
c) Existen G, N ⊂ RN tales que G es Gδ , N tiene medida cero y E = G − N
d) Existen F, N1 ⊂ RN tales que F es Fδ , N1 tiene medida cero y E = F ∪N1

Demostración:
a) ⇒ b) : Dado ε > 0, existe U σ-elemental tal que U ⊃ E y me (U − E) < ε.
Como U es σ-elemental será

[
U= Ii
i=1

donde los Ik son intervalos disjuntos. Para cada intervalo Ii podemos tomar un
intervalo abierto Ji tal que: Ii ⊂ Ji y m(Ji ) ≤ m(Ii ) + 2εi .
Definimos entonces el conjunto:

[
G= Ji
i=1

Como los Ji son abiertos, G es abierto; y se tiene que G ⊃ U ⊃ E. Además,

G − E = (G − U ) ∪ (U − E)

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 28

∞ ∞ ∞
! !
[ [ [
G−U = Ji − Ii ⊂ (Ji − Ii )
i=1 i=1 i=1
Por lo tanto,
∞ ∞ ∞
X X X ε
m(G − U ) ≤ m(Ji − Ii ) = (m(Ji ) − m(Ii )) ≤ =ε
i=1
2k
k=1 k=1

En consecuencia,

m(G − E) ≤ m(G − U ) + m(U − E) ≤ ε + ε = 2ε

Como ε es arbitario, esto prueba a) ⇒ b).
b) ⇒ c): En b) eligimos ε = 1/k resulta que existe (para cada k ∈ N) un
abierto Gk tal que Gk ⊃ E y me (Gk − E) < 1/k. Definimos entonces:

\
G= Gk
k=1

Resulta entonces que G es de clase Gδ y G ⊃ E.
Sea N = G − E. Como G ⊂ Gk ⇒ G − E ⊂ Gk − E, luego:

me (N ) = me (G − E) ≤ me (Gk − E) ≤ 1/k

Como k ∈ N es arbitrario debe ser me (N ) = 0. Claramente E = G − N
c) ⇒ a): Si G es Gδ y N de medida nula ⇒ son medibles y si E = G − N ⇒ E
es medible por ser diferencia de medibles.
a) ⇒ d): Si E es medible ⇒ E c = RN − E es medible. Como ya probamos que
a) ⇒ c) deducimos que existen G de clase Gδ y N de medida nula tales que
E c = G − N . Sea F = Gc = RN − G entonces F es de clase Fσ (complemento
de un Gδ ). Como G ⊃ E c ⇒ F ⊂ E. Tenemos E = F ∪ N1

N1 = E − F = E − (RN − G) = E ∩ G = N ⇒ m(N1 ) = 0
d) ⇒ a): Si E = F ∪ N donde F es Fσ y N de medida nula, es medible por ser
unión de medibles. 

Ejercicio 1.11.6 (otra caracterización de los conjuntos medibles) C. Ca-
ratheodory probó que un conjunto E ⊂ RN es medible si y sólo si para cualquier
conjunto A ⊂ RN (medible o no) se cumple que:

me (A) = me (A ∩ E) + me (A ∩ E c )

(ejercicio de la práctica 1). Toda la teorı́a puede basarse en esta definición
alternativa de conjunto medible (ver por ejemplo el libro de P. Halmos [6]).

En el teorema anterior probamos que en la definición de conjunto medible
es posible cambiar los σ-elementales por los abiertos. Vamos a probar que lo
mismo puede hacerse al definir la medida exterior:

G ⊃ E} Todo abierto es σ-elemental. De Nápoli 29 Teorema 1. α(E) = me (E) como querı́amos probar. Para cada i ∈ N consideramos un intervalo abierto Ji tal que: ε m(Ji ) ≤ m(Ii ) + i 2 y definimos ∞ [ G= Ji i=1 Entonces G ⊃ U ⊃ E y G es abierto por ser unión de abiertos. ı́nf{m(G) : G abierto. U σ − elemental } o sea.7 me (E) = ı́nf{m(G) : G abierto. U σ − elemental } En consecuencia. entonces {m(G) : G abierto. G ⊃ E} Demostración: Notaremos α(E) = ı́nf{m(G) : G abierto. G ⊃ E} ≥ ı́nf{m(U ) : U ⊃ E. Supondremos pues que me (E) < +∞. Además: ∞ ∞ ∞ X X ε X m(G) ≤ m(Ji ) ≤ m(Ii ) + i = m(Ii ) + ε = m(U ) + ε < me (E) + 2ε i=1 i=1 2 i=1 Ahora por definición α(E) ≤ m(G). 2007-2015 c Pablo L.11.  . G ⊃ E} ⊂ {m(U ) : U ⊃ E. El conjunto U se escribirá en la forma: ∞ [ U= Ii i=1 donde los Ii son intervalos disjuntos.Notas de Análisis Real . Dado ε > 0 por la definición de la medida exterior existe un σ-elemental U ⊃ E tal que m(U ) < me (E) + ε. luego: α(E) < me (E) + 2ε y como ε es arbitrario resulta: α(E) ≤ me (E) Por lo tanto. α(E) ≥ me (E) Ahota queremos probar que: α(E) ≤ me (E). Si me (E) = +∞ no hay nada que probar.

m(En − En−1 ) = m(En ) − m(En−1 ) En consecuncia tenemos (serie telescópica): ∞ X k X m(En − En−1 ) = lı́m m(En − En−1 ) k→+∞ n=1 n=1 k X = lı́m [m(En ) − m(En−1 )] = lı́m m(Ek ) k→+∞ k→+∞ n=1 pues m(E0 ) = m(∅) = 0. . ⊂ En ⊂ En+1 ⊂ .12. X∞ m(E) = m(En − En−1 ) n=1 Pero como En−1 ⊂ En . y la medida es creciente. 2007-2015 c Pablo L. entonces también serı́a m(En ) = +∞ para n 6= n0 y m(E) = +∞ pues En0 ⊂ En ⊂ E para n ≥ n0 . y \ E= En n∈N .1 Sean (En )n∈N es una sucesión creciente de conjuntos medi- bles E1 ⊂ E2 ⊂ E3 ⊂ . Podemos suponer pues que todos los En tienen medida finita.12. . y [ E= En n∈N Entonces m(E) = lı́m m(En ) n→+∞ Demostración: Notamos que si algún En0 tuviera medida infinita. . Pongamos E0 = ∅. . De Nápoli 30 1. . Propiedades de continuidad de la medida Teorema 1. En consecuencia por la σ-aditividad de la medida de Lebesgue.2 Sean (En )n∈N es una sucesión decreciente de conjuntos me- dibles E1 ⊃ E2 ⊃ E3 ⊃ . el teorema se verifica trivialmente en este caso. Notamos que entonces: [ E= (En − En−1 ) n∈N donde la unión es ahora disjunta. . En consecuencia.12. .  Teorema 1. . ⊃ En ⊃ En+1 ⊃ .Notas de Análisis Real .

3 (efecto de una transformación lineal) Si E ⊂ RN es me- dible y T : RN → RN es una transformación lineal. E = ∅. La segunda parte la dejamos como ejercicio.Notas de Análisis Real . entonces T (E) es medible y m(T (E)) = det(T ) · m(E) Teorema 1.13. 2007-2015 c Pablo L. en- tonces m(E) = ı́nf{m(G) : G ⊃ E. enton- ces λE es medible y m(λE) = λm(E) Teorema 1.2 (efecto de una dilatación) Si E ⊂ RN es medible. m(En0 − En ) = m(En0 ) − m(En ) Por lo tanto:   m(En0 ) − m(E) = lı́m m(En0 ) − m(En ) = m(En0 ) − lı́m m(En ) n→+∞ n→+∞ Concluimos que: m(E) = lı́m m(En ) n→+∞  Observación: Esta última propiedad no es válida si los En tienen todos medida infinita. y E ⊂ En0 .12. m(E) = lı́m m(En ) n→+∞ Demostración: Tomando complemento con respecto a En0 tenemos que: \ E n0 − E = (En0 − En ) (ley de De Morgan) n∈N Utilizando el teorema 1.11.13.1 tenemos entonces que: m(En0 − E) = lı́m m(En0 − En ) n→+∞ Como En ⊂ En0 . 1. Contraejemplo: En = [n. De Nápoli 31 Entonces si m(En0 ) < +∞ para algún n0 . +∞) en R.7.13.13. entonces E + x es medible y m(E + x) = m(E) Teorema 1.1 (Invariancia por traslaciones) Si E ⊂ RN es medible.  . todos tienen medida finita y se tiene que m(En0 − E) = m(En0 ) − m(E).13. G abierto } y m(E) = sup{m(K) : K ⊂ E. la primer propiedad se deduce inmediatamente del teorema 1. K compacto } Demostración: Como la medida de un conjunto medible no es otra cosa que su medida exterior. Otras propiedades de la medida de Lebes- gue Teorema 1.4 (regularidad de la medida) Si E ⊂ RN es medible.

Tomamos entonces δ < n10 . por ser #(E) un cardinal infinito3 .) . entonces F ∩ (F + x) 6= ∅: si suponemos que no. en consecuencia obtenemos que: m(Un0 − [F ∩ (F + x)]) ≤ m(Un0 ) − m(F ) + m(Un0 ) − m(F + x) = 2m(Un0 ) − 2m(F ) < m(F ) por la invariancia por traslaciones de la medida de Lebesgue.1 Sea E ⊂ R un conjunto medible.2. deducimos que c = # ((−δ. exis- tirá un cerrado F ⊂ E con 0 < m(F ) < +∞. y por lo tanto x = (y + x) − y ∈ D(F ) ⊂ D(E). Demostración: Notamos que en virtud de la regularidad de la medida. Por el teorema 1. si llamamos Un = {x ∈ E : d(x. pues como F ⊂ Un0 . tendremos que: m(Un0 − [F ∩ (F + x)]) ≤ m(Un0 − F ) + m(Un0 − (F + x)) pues Un0 − [F ∩ (F + x)] = (Un0 − F ) ∪ (Un0 − (F + x)) pero por la elección de δ.2 (Teorema de Steinhaus) Si m(E) > 0.14. debe ser |F | ≤ |Un0 |. Como suponemos F cerrado. tendremos que \ F = Un n∈N y en consecuencia.14. en consecuencia existirá y ∈ F tal que x + y ∈ F . F + x ⊂ Un0 . δ)) ≤ D(E) ≤ #(E) · #(E) = #(E). m(F ) = lı́m m(Un ) n→+∞ por lo que podremos elegir n0 tal que m(Un0 ) < 23 m(F ). y ∈ E} Teorema 1. El conjunto de las diferencias de un medi- ble Definición 1. Demostración: Claramente E es infinito no numerable (pues sino m(E) = 0). Afirmamos que si |x| < δ.3 Si E ⊂ R es medible y m(E) > 0.14. E) < n1 }.  3 Notemos que esta prueba utiliza el axioma de elección (que se requiere para probar que α2 = α para todo cardinal infinito α). definimos su conjunto de diferencias por D(E) = {x − y : x. y como D(F ) ⊂ D(E). De Nápoli 32 1.14.Notas de Análisis Real .14. la conclusión serı́a trivial. existe un δ > 0 tal que (−δ. entonces E tiene la potencia del continuo (esto es tiene cardinal c = #(R)). Esto es una contradicción. δ) ⊂ D(E). pero no la hipótesis del continuo (si aceptáramos dicha hipótesis. Esta contradicción provino de suponer que F y F + x eran disjuntos. 2007-2015 c Pablo L. bas- tará probar el teorema para F .  Corolario 1.

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 33

1.15. Existencia de conjuntos no medibles
Teorema 1.15.1 (Vitali) Existen conjuntos no medibles (Lebesgue). Más aún:
cualquier conjunto medible E ⊂ R con medida positiva contiene un conjunto no
medible.

Demostración: En el conjunto E definimos una relación de equivalencia:

x'y ⇔x−y ∈Q

Consideramos esta relación restringida al conjunto E. Esto determina una par-
tición del conjunto E en clases de equivalencia4 .
Utilizando el axioma de elección, formamos un conjunto V eligiendo un
elemento en cada clase de equivalencia de E. El conjunto ası́ “construido” recibe
el nombre de conjunto de Vitali5 . Vamos a probar que V no es medible.
Fijamos una numeración del conjunto de los números racionales: Q = (qk )k∈N
(lo cual es posible dado que Q es numerable), y consideramos los conjuntos
trasladados de V por números racionales :

Vk = V + qk
Notamos que: [
E⊂ Vk
k∈N

Pues si x ∈ E, entonces x ' v para algún v ∈ V , dado que V contiene un
elemento en cada clase de equivalencia. Luego x − v ∈ Q, es decir x − v = qk
para algún k y por consiguiente x ∈ Vk .
Si V fuera medible, cada Vk serı́a medible y m(Vk ) = m(V ) (por la in-
variancia por traslaciones de la medida de Lebesgue). Por lo tanto, por la σ-
subatividad:

X ∞
X
m(E) ≤ m(Vk ) ≤ m(V ) (1.7)
k=1 k=1

Si m(V ) = 0, resultarı́a que m(E) = 0 contra la hipótesis. Queda pues
analizar qué sucede si m(V ) > 0.
Por otra parte si fuera m(V ) > 0, D(V ) deberı́a contener un intervalo de la
forma (−δ, δ) para algún δ > 0, en virtud del teorema 1.14.2.
Pero por la definición de V , tenemos que

D(V ) ∩ Q = {0}

Esto es una contradicción, dado que por la densidad de los racionales en el
intervalo (−δ, δ) hay infinitos números racionales.
4 En el lenguaje del álgebra consideramos el grupo cociente R/Q
5 Ponemos la plabra ”construido” entre comillas pues precisamente esta demostración que
emplea de modo esencial el axioma de elección es un ejemplo paradigmático de demostración
no constructiva.

Notas de Análisis Real - 2007-2015
c Pablo L. De Nápoli 34

Este absurdo provino de suponer que V era medible. En consecuencia V no
puede ser medible. 

Observación 1.15.2 El mismo argumento muestra que cualquier subconjunto
medible del conjunto de Vitali mide cero6 .

Nota sobre esta demostración: La construcción de conjuntos no medibles depende
de manera esencial del axioma de eleccción. El matemático Robert Solovay consi-
guió construir un modelo de la teorı́a de conjuntos (de Zermelo-Fraenkel) en el que no
vale el axioma de elección para familias arbitrarias de conjuntos, pero en el que todo
conjunto es medible. (R. Solovay, “A model of set-theory in which every set of reals
is Lebesgue measurable.” Annals of Mathematics. Second Series 92: 1-56. (1970). (Se
trata de una prueba de consistencia relativa: si la teorı́a de Zermelo- Fraenkel tiene un
modelo, es posible construir otro modelo en que todo conjunto sea medible Lebesgue).
El teorema 1.14.1 fue demostrado por H. Steinhaus en el artı́culo “Sur les distances
des points dans les ensembles de mesure positive”, Fundamenta Mathematicae vol 1,
número 1, pag. 93–104.(1920).

Nota sobre la bibliografı́a: Existen diversas presentaciones de la teorı́a de la me-
dida en la Bibliografı́a. Además de la construcción geométrica que hemos seguido (ver
los libros de Fava y Zó [4], y Wheeden y Zygmund [12]), existen otros procedimientos
más abstractos que permiten construir la medida (y la integral) de Lebesgue.
Por ejemplo, podemos mencionar la del clásico libro de Halmos [6] (que se apo-
ya en la definición de Carathéodory de los conjuntos medibles, que permite formular
un teorema de extensión de medida en el contexto de las álgebras y σ-álgebras de
conjuntos), o la de Rudin [11] (que introduce primero la medida en un espacio abs-
tracto, y desarrolla a partir de allı́ toda la teorı́a de la integración, para después recién
obtener la medida de Lebesgue; a partir de un teorema de F. Riesz que representa
las funcionales lineales continuas sobre el espacio de funciones continuas con soporte
compacto, como integrales con respecto a una medida). Estas últimas presentaciones
son ciertamente interesantes para profundizar en el estudio del tema, pero creo que
son demasiado abstractas para una primera aproximación.
Finalmente, cabe mencionar la presentación de F. Riesz-Sz. Nagy [10], en la que se
recorre el camino inverso del que seguimos nosotros: construye primero la integral de
Lebegue utilizando una aproximación por funciones continuas de soporte compacto,
que son integrables en el sentido de Riemann, para después introducir la medida de
Lebesgue a partir de ella.
El libro de Billingsley [1] contiene una interesante presentación de la teorı́a, moti-
vada desde la teorı́a de probabilidades.

6 Esto dice que la medida interior, definida como m (V ) = sup{m(F ) : F ⊂ V, F cerrado },
i
del conjunto de vitali es nula.

Capı́tulo 2

Funciones Medibles e
Integral en espacios
abstractos

Nota: En el curso vimos primero los conceptos de función medible e integral en
RN , y después su generalización al contexto de espacios de medida abstractos. En estas
notas, desarrollamos estos conceptos directamente en el marco de un espacio abstracto.
Ver los libros de Fava y Zó [4], o de Wheeden y Zygmund [12] para una exposición más
geométrica de la integral en Rn (a partir de la definición como medida del conjunto
bajo el gráfico de una función, para funciones no negativas, como hicimos en clase).

2.1. Álgebras y σ-álgebras de conjuntos
Sea Ω un conjunto al que llamaremos el espacio. Sus elementos serán llamados
puntos del espacio. En lo sucesivo consideraremos solamente conjuntos que sean
subconjuntos de Ω.

Definición 2.1.1 Una colección de conjuntos A ⊂ P(Ω)[P(Ω): partes de Ω) se
llama un álgebra de conjuntos si:

1. ∅ ∈ A
2. Si A ∈ A, entonces Ac = Ω − A ∈ A
3. Si A, B ∈ A, entonces A ∩ B ∈ A.

Corolarios:
1. Ω ∈ A (Ω = ∅c )
2. Si A, B ∈ A, entonces A ∪ B ∈ A (pues por la ley de De Morgan, A ∪ B =
(Ac ∩ B c )c )

35

1. En particular dada una colección C ⊂ P(Ω) podemos considerar la intersección de todas las álgebras (σ-algebras) que contienen a C (Hay por lo menos una: P(Ω)).álgebra) generada por C. A2 . 2. Definición 2. de con- juntos disjuntos de A cuya unión n=0 An pertenezca a A se cumple que: ∞ ∞ ! [ X µ An = µ(An ) n=1 n=1 Ejemplo 1: Sea A la σ -álgebra de los conjuntos medibles Lebesgue y µ la medida de Lebesgue. Ejemplo 2: {∅. Ω} es una σ-álgebra. B ∈ A. An . . . Es decir un álgebra ASes una σ -álgebra si ∞ para cualquier sucesión infinita (An ) de conjuntos de A. ∞] se llama una medida (positiva) si: 1. Ejemplo 3: Sea A la colección de los A ⊂ Ω tales que A es numerable o Ac es numerable. . entonces n=1 An ∈ A Ejemplo 1: Los conjuntos medibles Lebesgue forman una σ-álgebra. µ(∅) = 0 2.2.3 Una σ-álgebra es cerrada bajo intersecciones numerables. n=1 An ∈ A Corolario 2. Observacion: La intersección de una familia arbitraria de álgebras (σ-álge- bras) de subconjuntos de Ω es un álgebra (σ -álgebra). .1.1 Sea A una álgebra de conjuntos.Notas de Análisis Real . El álgebra (σ-álgebra) generada por C está caracterizada por ser la más pequeña álgebra (σ-álgebra) que contiene a C. . T∞ O sea si (An ) es una sucesión infinita de conjuntos de A. P(Ω) es una σ-álgebra.2 Un álgebra de conjuntos A que es cerrada bajo uniones nu- merables se llama una σ-algebra. Ejemplo: Los conjuntos cerrados son conjuntos borelianos.4 La σ-álgebra de Borel en RN es la σ-álgebra generada por los abiertos. . . Ejemplo: Los conjuntos elementales de RN forman un álgebra. De Nápoli 36 3. Si A. 2007-2015 c Pablo L. Sus elementos se denominan conjuntos borelianos. Definición 2. Entonces las condiciones 1) y 2) se cumplen. También lo son los conjuntos de clase Fσ y de clase Gδ . El álgebra (σ- álgebra) ası́ obtenida se llama el álgebra (σ. A es una σ-álgebra. es decir: para cualquier S∞ sucesión A1 . . Una función µ : A → [0. Medidas sobre un álgebra de conjuntos Definición 2.2. µ es σ-aditiva. entonces A − B ∈ A [A − B = A ∩ B c ].1.

2 Una medida es finitamente aditiva.  Corolario 2. .4 Una medida positiva es σ-subaditiva: Si AyA1 . Recı́procamente toda medida sobre N es de esta forma. . entonces B = A ∪ (B − A) ⇒ µ(B) = µ(A) + µ(B − A) ≥ µ(A) (Notar que B − A ∈ A). A2 . Pongamos X µ(A) = an n∈A Es fácil ver que µ es una medida. Ejemplo 3: Sea Ω = N. son conjuntos del álgebra A tales que ∞ [ ∞ X A⊆ An ⇒ µ(A) ≤ µ(An ) n=0 n=1 Demostración: Podemos formar una nueva sucesión Bk de conjuntos del álge- bra A poniendo: B 1 = A1 B2 = A2 − A1 B 3 = A3 − A1 ∪ A2 y en general: k−1 [ B k = Ak − Ai i=1 .2. .3 Una medida positiva es creciente Demostración: Si A ⊆ B(A. . . An es una sucesión de conjun- n tos disjuntos de A cuya unión A = k=1S Ak pertenezca a A entonces ponga- ∞ P∞ mos Pn A k = ∅ para k > ny resulta: A = k=0 A k ⇒ µ(A) = k=1 µ(A k) = k=1 µ(A k )pues µ(A k ) = µ(∅) = 0 para n >k.2. y  #(A) (cantidad de elementos de A) siA es finito µ(A) = +∞ si A es infinito µ se llama medida de contar. 2007-2015 c Pablo L. .  Corolario 2. Es trivialmente una medida. An . Demostración: Supongamos que AS 1 . . Corolario 2. .2.Notas de Análisis Real . De Nápoli 37 Ejemplo 2: Sea Ω un conjunto cualquiera. A2 . . . A = P(N) y (an )n∈N una sucesión de números reales no negativos. B ∈ A. A = P(Ω).

Al par (Ω. Son equivalentes: i) f es medible. La noción de función medible puede formularse de varias maneras equiva- lentes. Bk ⊂ Ak . .3.3. son disjuntos y se tiene que: ∞ [ ∞ [ A⊂ Bk = Ak k=1 k=1 Por otra parte. etcétera). M) lo llamamos espacio medible. Luego: ∞ X ∞ X ∞ X µ(A) = µ(A ∩ Bk ) ≤ µ(Bk ) ≤ µ(Ak ) k=1 k=1 k=1  2.3.2 Sea f : Ω → R una función. Definición 2.Notas de Análisis Real . Ejemplo: El ejemplo clásico es Ω = RN . M) un espacio medible y sea f : Ω → R una función. es decir pertenece a M. usaremos las notaciones abreviadas {f < α} = {ω ∈ Ω : f (ω) < α}. 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 38 Los conjuntos Bk están en A. (En lo sucesivo. M= conjuntos medibles en el sentido de Lebesgue. Lema 2. entonces: µ(Bk ) ≤ µ(Ak ) y se tiene que: ∞ [ A= (A ∩ Bk ) k=1 donde la unión es disjunta. Posteriormente definiremos la integral de una función con respecto a una medida. las funciones respecto a la σ-álgebra M reciben el nombre de funciones medibles en el sentido de Lebesgue. para todo k. Las funciones que vamos a integrar deberán satisfacer una condición técnica. Diremos que f es una función medible (respecto a la σ-álgebra M) si para todo α ∈ R el conjunto {f > α} = {ω ∈ Ω : f (ω) > α} es medible. a saber que podamos medir ciertos conjuntos asociados a la función. A los cojuntos de M los llamare- mos conjuntos medibles (representará la clase de aquellos conjuntos a los que asignaremos medida). Funciones Medibles Consideramos un conjunto Ω y una σ-álgebra M de subconjuntos de Ω. En este caso.1 Sea (Ω.

Más precisamente tenemos las siguientes propiedades: Lema 2. tendrá como consecuencia que la clase de funciones medibles será cerrada por las operaciones algebraicas. y por las operaciones de tomar supremo o lı́mites. y utilizamos que M es cerrada por complementos. y como M es una σ-álgebra. iii) Para todo α ∈ R. Demostración: i) ⇒ ii): \ {f ≥ α} = {f > α − 1/n} n∈N Como f es medible. ii) ⇒ iii): Notamos que {f < α} = Ω − {f ≥ α}. Demostración: Notamos que [ [ {f < g} = {f < q < g} = ({f < q} ∩ {q < g}) q∈Q q∈Q y usamos que M es una σ-álgebra y que Q es numerable.3. Concluimos que {f ≥ α} ∈ M. iii) f 2 es medible. ii) f + g y f − g son medibles. g : Ω → R funciones medibles. v) Si g 6= 0. y como M es cerrada por complementos.3.  El hecho de que la σ-álgebra M sea cerrada por operaciones conjuntı́sti- cas numerables. cada uno de los conjuntos {f > α − 1/n} pertenece a M. iv) f · g es medible. es cerrada por intersecciones numerables. . {f ≤ α} es medible.4 Sean f. {f < α} es medible. g : Ω → R funciones medibles Entonces: i) f + k y kf son medibles para todo k ∈ R. {f ≥ α} es medible. 2007-2015 c Pablo L. {f < α} ∈ M.  Proposición 2. iv) ⇒ i) : Notamos que {f > α} = Ω − {f ≤ α}. iv) Para todo α ∈ R.Notas de Análisis Real .3 Sean f. De Nápoli 39 ii) Para todo α ∈ R. f /g es medible. Entonces: {f < g} = {ω ∈ Ω : f (ω) < g(ω)} es medible. iii) ⇒ iv) : Escribimos \ {f ≤ α} = {f < α + 1/n} n∈N y utilizamos que M es cerrada por intersecciones numerables.

Entonces sup fn (x) ı́nf fn (x) n∈N n∈N lı́m inf fn (x) lı́m sup fn (x) n∈N n∈N son medibles. Demostración: Notamos que [ {sup fn (x) > λ} = {fn > λ} n∈N n∈N Por lo que si cada fn es medible. {fn > λ} ∈ M ∀ n ∈ N .Notas de Análisis Real . En particular si fn converge.5 Sea (fn )n∈N una sucesión de funciones medibles. {supn∈N fn (x) > λ} ∈ M. y en consecuencia co- mo M es una σ-álgebra.  . Esto prueba que supn fn (x) es medible. entonces: f (x) = lı́m fn (x) n→+∞ es medible. f + g está bien definida. De Nápoli 40 Demostración: i): {f +k > α} = {f > α−k} Si k > 0: {kf > α} = {f > α/k} mientras que si k < 0: {kf > α} = {f < α/k} ii): {f + g > α} = {f > α − g} y√α − g es medible√ por i) iii): Si α ≥ 0. De modo análogo. ya que: [ { ı́nf fn (x) < λ} = {fn < λ} n∈N n∈N Para probar que lı́m sup fn es medible. salvo cuando es de la forma (+∞) + (−∞) o (−∞) + ∞. iv): Se deja como ejercicio (por iii) basta ver que 1/g es medible)  Observación: El lema se puede adaptar al caso en que f o g toman los valores ±∞. {f 2 > α} = {f > α} ∪ {f < − α} (sino {f 2 > α} = Ω).3. se prueba que ı́nf n fn (x) es medible. Finalmente notamos que si la sucesión (fn ) converge. por lo que la función lı́mite de las fn es medible. Para definir f · g. de que lı́m inf fn = sup ı́nf fn k k≥n Se deduce que lı́mı́nf fn es medible. notamos que lı́m sup fn = ı́nf sup fn k k≥n Pero para cada k. hay que utilizar las convenciones 0 · (±∞) = (±∞) · 0 = 0 Lema 2. 2007-2015 c Pablo L. y en conse- cuencia lı́m sup fn es medible. Del mismo modo. entonces lı́mn→+∞ fn (x) = lı́m inf fn (x) = lı́m sup fn (x). supk≥n fn es medible por lo que ya probamos.

Es decir si para todo intervalo (a. Por lo tanto contiene a toda la σ-álgebra de Borel (que es la menor σ-álgebra que contiene a los intervalos). generada por los inter- valos. concluimos que ϕ ◦ f es medible.4.Notas de Análisis Real . Podemos representarla entonces como: Xn f= ci χEi (2.3. Demostración: Sea B un boreliano de la recta.1) i=1 donde Ei = {ω ∈ Ω : f (ω) = ci }. c2 . entonces existe una sucesión ϕn (x) de funciones simples no negativas tales que lı́m ϕn (x) = f (x) ∀ x ∈ Ω n→+∞ 1 En la teorı́a de probabilidades se denomina indicador. En- tonces f es medible si y sólo si f −1 (B) ∈ M para todo B ∈ B(R). Funciones Simples Definición 2. M) un espacio medible y f : Ω → R una función. y en consecuencia como f es medible: (ϕ ◦ f )−1 (B) = f −1 (ϕ−1 (B) ∈ M Como esto vale para todo B boreliano. +∞] es una función medible no negativa.  2. Demostración: Notamos que: A = {B ⊂ R : f −1 (B) ∈ M} es una σ-álgebra. P ) es un espacio medible.6 Sea ϕ : R → R una función.3. . f : Ω → R es medible y ϕ : R → R es medible Borel. 2007-2015 c Pablo L. b]) es un conjunto boreliano de la recta. b]. . entonces A contiene a los intervalos. Si f es medible.4. entonces ϕ−1 (B) es boreliano.1 Llamamos función simple a una función medible f : Ω → R que toma un número finito de valores {c1 . Lema 2. y χEi es la función caracterı́stica1  1 si ω ∈ Ei χEi (ω) = 0 si ω 6∈ Ei El siguiente lema de aproximación por funciones simples. De Nápoli 41 Definición 2. su pre-imagen por ϕ.2 Si f : Ω → [0.4.3. . entonces ϕ ◦ f : Ω → R es medible. ya que el término función carac- terı́sitica tiene en dicho contexto otro significado. Diremos que ϕ es medible Borel si es medible con respecto a la σ-álgebra de Borel B(R). ϕ−1 ((a.7 Sean (Ω.8 Si (Ω.  Corolario 2. cn }. . será de gran utili- dad para la teorı́a de la integral: Lema 2. .

existe una subsucesión (fnk ) de (fn ) y un subconjunto medible Eδ ⊂ E tal que fn converge uniformemente a f en Eδ .2 (Egorov) Sea (E. Observación En el caso en que E es un subconjunto medible de Rn . las hipótesis se verificarán siempre que m(E) < +∞ y fn (x) tienda en casi todo punto a un lı́mite finito2 Demostración: Dados j.Notas de Análisis Real .5. k ∈ N definimos los conjuntos   j 1 Ek = x ∈ E : |fn (x) − f (x)| < ∀ n ≥ k j Claramente cada Ekj es medible pues: \ 1  Ekj = x ∈ E : |fn (x) − f (x)| < j n≥k 2 En clase. definimos: n n2 X i−1 ϕn (x) = χEn. M. Entonces. f : E → R fun- ciones medibles. M.5. µ) un espacio de medida tal que µ(E) < +∞.i (x) + nFn i=1 2n siendo   i−1 i En.1 Sea (E. De Nápoli 42 Demostración: Para cada n ∈ N .5. Diremos que fn (x) converge a f (x) en casi todo punto x ∈ E (con respecto a µ) si µ({x ∈ E : fn (x) 6→ f (x)} = 0 Teorema 2. y fn . dado δ > 0. y µ = m es la medida de Lebesgue.  2. y µ(E −Eδ ) < δ. 2007-2015 c Pablo L. Teorema de Egorov Definición 2. Supongamos que tenemos una sucesión de funciones medibles (fn )n∈N : E → R que converge en casi todo punto de E (con respecto a µ) hacia una función medible f (x). pero es claro que su demostración no utiliza ninguna propiedad especial de Rn . este teorema lo vimos para el caso de un conjunto medible con medida finita en Rn . µ) un espacio de medida.i = x ∈ Ω : n ≤ f (x) < n 2 2 Fn = {x ∈ Ω : f (x) ≥ n} Es decir que: i−1 i−1 i  2n si 2n ≤ f (x) < 2n ϕn (x) = n si f (x) ≥ n Se prueba facilmente que ϕn (x) tiene las propiedades del enunciado.

Ahora bien. 2007-2015 c Pablo L. es decir que la sucesión Ek1 ⊂ Ek2 ⊂ . De Nápoli 43 y las fn y f son funciones medibles. . pongamos ∞ [ Eδ = Ekj 0 (j) j=1 Es claro que Eδ ⊂ E es medible. Observamos que cuanto mayor es k menos restrictiva es la condición que define Ekj . si llamamos ∞ [ Ej = Ekj k=1 tendremos que: lı́m µ(Ekj ) = µ(E j ) k→+∞ En consecuencia. por consiguiente existe un k0 = k0 (j) tal que si j ≥ k0 (j) se tiene que 1 |fn (x) − f (x)| < j Como j es arbitrario. entonces x ∈ Ekj 0 (j) para todo j ∈ N. . esto prueba que fn (x) converge uniformemente a para x ∈ Eδ . Por consiguiente.3) tenemos que: δ µ(E − Ekj 0 (j) ) ≤ µ(E − E j ) + µ(E j − Ekj 0 (j) ) = 0 + µ(E j − Ekj 0 (j) ) < 2j . . por la ley de De Morgan: ∞ [ E − Eδ = (E − Ekj 0 (j) ) (2. Por consiguiente.2) j=1 Pero E − Ekj 0 (j) ⊂ (E − E j ) ∪ (E j − Ekj 0 (j) (2. es creciente. Notamos que si x ∈ Eδ . para cada j podemos elegir un k0 = k0 (j) de manera que δ µ(E j − Ekj 0 ) < 2j Hecha esta elección. ⊂ Ekj ⊂ . Nos queda estimar µ(E − Eδ ).3) y se tiene que E − E j ⊂ {x ∈ E : fn (x) 6→ f (x)} pues si x ∈ E pero x 6∈ E j .Notas de Análisis Real . Entonces por (2. para todo k existirá un j ≥ k tal que |fn (x)−f (x)| > 1 j j . . µ(E − E ) = 0 (por la hipótesis que que fn converge a f en casi todo punto de E.

en el teorema de Egorov (teorema 2. por consiguiente: B(E) ⊂ M donde σ-álgebra B(E) denota la σ-álgebra de subconjuntos de E generada por los abiertos (σ-álgebra de Borel).2). Una medida µ de- finida en una σ-álgebra M ⊂ P(E) se dice regular si se cumplen las siguientes condiciones: 1.4 Si la medida µ es regular. De Nápoli 44 y utilizando (2. podemos suponer que Eδ es compacto. Corolario 2. Demostración: Por el teorema 2. la medida de Lebesgue en Rn es una medida regular. .Notas de Análisis Real .2) y la σ-subaditividad de la medida. donde no está ne- cesariamente definida una métrica. resultan medibles (respecto a la σ-álgebra M). fn (x) converge uniformemente a f (x) en Kδ . deducimos que: ∞ ∞ X X δ µ(E − Eδ ) ≤ µ(E − Ekj 0 (j) ) < =δ j=1 j=1 2j como querı́amos ver. 2007-2015 c Pablo L. Eδ puede tomarse compacto.5. Esta condición implica que las funciones f : E → R continuas (o semi- continuas). iii) τ es cerrada por uniones arbitrarias.3 Sea E un espacio métrico (o topológico). por la regularidad de µ podemos encontrar un compacto Kδ ⊂ Eδ tal que µ(Eδ − Kδ ) < 2δ . 2. y se tiene µ(E − Kδ ) ≤ µ(E − Eδ ) + µ(Eδ − Kδ ) < δ Esto prueba que en el enunciado.5. Pero entonces.5. necesitamos considerar un espacio que es a la vez un espacio métrico (o topológico 3 ) y un espacio de medida. Los abiertos del espacio E pertenecen a M. Se cumple que µ(B) = sup{K ⊂ B : K es compacto} = ı́nf{U ⊃ B : U es abierto}∀ B ∈ M Por ejemplo.  En muchas situaciones. sino una topologı́a: esto es una colección τ de partes de E con las siguientes propiedades: i) ∅ ∈ τ.5. E ∈ τ . Entonces por definición los abiertos de E son los elementos de τ . La siguiente definición establece una condición de compatibilidad entre ambas estructuras: Definición 2.2 (cambiando δ por δ/2) podemos encontrar Eδ ⊂ E tal que δ µ(E − Eδ ) < 2 y fn (x) → f (x) uniformemente para x ∈ Eδ . cuando µ es regular (sustituyendo a Eδ por Kδ ). Entonces.  3 Los espacios topológicos son una generalización de los espacios métricos. ii) τ es cerrada por intersecciones finitas.

M.6. Veamos algunas propiedades de la convergencia en medida: µ µ Proposición 2.2 (Unicidad del lı́mite) Si fn −→ f y fn −→ g. Se dice que (fn ) con- verge en medida a la función medible X si para todo ε > 0. De Nápoli 45 2. µ{|f − g| > ε} = 0 Como [  1  {f 6= g} = |f − g| > n n∈N Por la σ-subaditividad de µ. deducimos que: ∞   X 1 µ({f 6= g}) ≤ µ |f − g| > =0 n=1 n  Definición 2.3 Una sucesión de funciones medibles (fn ) : X → R finitas en casi todo punto. cualquier subsucesión de (fn ) también converge en medida a f .6.6. Convergencia en medida Definición 2.Notas de Análisis Real . .6. se dice de Cauchy en medida o fundamental en medida si para cada δ > 0. Observación: Si (fn ) converge en medida a f . 2007-2015 c Pablo L. Demostración: Por la desigualdad triangular. m → +∞. µ({x ∈ X : |fn (x) − fm (x)| ≥ δ}) → 0 cuando n. |f − g| ≤ |f − fn | + |fn − g| Entonces µ{|f − g| > ε} ≤ µ{|f − fn | > ε/2} + µ{|fn − g| > ε/2} Deducimos que para todo ε > 0.1 Sea (X. µ) un espacio de medida (fn )n→N : X → R una sucesión de funciones medibles finitas en casi todo punto. tenemos que µ {|f − fn | > ε} → 0 cuando n → +∞ Notación: µ fn −→ f Observación: En la teorı́a de probabilidades esta noción se denomina “con- vergencia en probabilidad”. entonces f = g en casi todo punto con respecto a µ.

. Si completamos la definición de f poniendo f (x) = lı́m sup fn (x) ∀ x ∈ X n→+∞ Entonces f es medible. . Y si llamamos Ek al conjunto Ek = {x ∈ X : |fnk+1 (x) − fnk (x)| ≥ 2−k }. . Además la sucesión entera converge en medida a la misma función lı́mite. entonces existe una subsucesión (fnk ) que converge hacia una función finita en casi todo punto de X. cuyas sumas parciales forman la sucesión fn1 (x). y obtendrı́amos una función medible. . . De Nápoli 46 Teorema 2. . Consideramos entonces el conjunto: ∞ [ \ ∞ N = lı́m sup Ek = Ek i=1 k=i S∞ Para cada i. |fnk+1 (x) − fnk (x)| < 2−k Esto implica que la serie fn1 (x) + (fn2 (x) − fn1 (x) + . + (fnk+1 (x) − fnk (x)) + . . . 2007-2015 c Pablo L. Por eso optamos por completar su definición como el lı́mite superior de las fn (x). .6. . tendremos que µ(Ek ) < 2−k . fnk (x). . Pero esto no es cierto si se trabaja con una medida no completa (para la que que no valga que un subconjunto de un conjunto de medida nula es medible). m ≥ nk Obviamente podemos suponer que n1 < n2 < . con lo que queda determinada la sucesión (fnk )k∈N . existe un entero i tal que por S ∞ x 6∈ k=i Ek . . .. . es absolutamente convergente si x 6∈ N . Demostración: Como (fn ) es de Cauchy en medida para cada k ∈ N existe otro entero nk tal que: µ({x ∈ X : |fn (x) − fm (x)| ≥ 2−k }) < 2−k si n.Notas de Análisis Real . . y fnk (x) converge a f (x) en casi todo punto4 4 Si estuviéramos trabajando con la σ-álgebra y la medida de Lebesgue podrı́amos completar la definición de f definiéndola en los puntos de N de cualquier manera. de donde se deduce que: ∞ ∞ X X 1 µ(N ) ≤ µ(Ek ) ≤ 2−k = 2i−1 k=i k=i lo tanto deducimos que µ(N ) = 0. < nk < . N está contenido en el conjunto k=i Ek . Si x 6∈ N . Podemos definir entonces una función f (x) = lı́m sup fnk (x) si x 6∈ N k→+∞ y fnk (x) converge a f (x) si x 6∈ N . y por lo tanto si k ≥ i. .4 (Riesz) Si (fn ) es de Cauchy en medida. fn2 (x).

y el segundo término también es menor 2ε si k.  Corolario 2. . En conseguncia si k ≥ máx(n0 . {|f (x) − fn (x)(x)| > δ} < ε Esto demuestra que fn converge en medida a f . 1 Dado δ > 0 elegimos i0 tal que < δ.6. tenemos que:     δ δ {|f (x) − fn (x)| > δ} ⊂ |f (x) − fnk (x)| > ∪ |fnk (x) − fn (x)| > 2 2 y en consecuencia: µ ({|f (x) − fn (x)| > δ}) ≤     δ δ µ |f (x) − fnk (x)| > +µ |fnk (x) − fn (x)| > 2 2 ε El primer término es menor que 2 eligiendo k ≥ k0 (ε) pues fnk converge en medida a f . . . 2007-2015 c Pablo L. para ello volveremos a utilizar la hipótesis de que (fn ) es de Cauchy en medida. en consecuencia: f (x) − fnk (x) = (fnk+1 (x) − fnk (x)) + (fnk+2 (x) − fnk+1 (x)) + . existe una subseción fnk (x) que converge a f (x) en casi todo punto. Como consecuencia de la desigualdad triangular.5 Si la sucesión fn (x) converge en medida a f (x). n1 ).Notas de Análisis Real . se deduce de lo anterior que ∞ X 1 |f (x) − fni (x)| ≤ 2−k = i−1 < δ si i ≥ i0 2 k=i En consecuencia: ∞ ∞ X X 1 1 µ ({|f (x) − fni (x)| > δ}) ≤ µ(Ek ) ≤ k = i−1 < δ si i ≥ i0 2 2 k=i k=i Esto prueba que la subsucesión (fnk ) que hemos construido converge en medida a f . De Nápoli 47 A continuación probaremos que la subsucesión fnk que hemos construido converge en medida a f . f (x) = fnk (x) + (fnk+1 (x) − fnk (x)) + (fnk+2 (x) − fnk+1 (x)) + . . Notamos que también tenemos que si x 6∈ N . Entonces: 2i0 −1 ∞ ! [ {|f (x) − fni (x)| ≥ δ} ⊂ N ∪ Ek si i ≥ i0 k=i pues si x 6∈ N y |fnk+1 − fnk (x)| < 2−k para todo k ≥ i. . Finalmente demostraremos que toda la sucesión (fn ) converge en medida a f . nk ≥ n1 (ε) [notamos que nk ≥ k] pues (fn ) es de Cauchy en medida.

tiene las siguientes propiedades: Proposición 2. entonces . Si f : Ω → R es una función simple. Integral de Funciones Simples Consideramos ahora un espacio de medida (Ω. representada por (2.7.1 1. linealidad: Si f y g son funciones simples: Z Z Z (f + g) dµ = f dµ + g dµ Ω Ω Ω Si f es una función simple.7. M. De Nápoli 48 2. Monotonı́a: si f y g son funciones simples y f ≤ g. µ) es decir un espacio medible.Notas de Análisis Real . y k una constante: Z Z (kf ) dµ = k f dµ Ω Ω 2. entonces: Z Z f dµ ≤ g dµ Ω Ω 3. 2007-2015 c Pablo L. Si f es una función simple. +∞].1) definimos su integral de la siguiente manera: Z n X f dµ = ci µ(Ei ) Ω i=1 La integral de las funciones simples. donde además está definida una medida (σ-aditiva) µ : M → [0.

Z .

Z .

.

.

f dµ .

≤ |f | dµ .

.

+∞] una función medible no negativa. g : Ω → [0. y f : Ω → [0.8.1 Sea (Ω.2 Si f. µ) un espacio de medida. M. Definimos la integral de f de la siguiente manera: Z Z  f dµ = sup ϕ dµ : 0 ≤ ϕ ≤ f. entonces Z Z f (x) dµ ≤ g(x) dµ Ω Ω . ϕ simple Ω Ω Una consecuencia inmediata de la definición es la siguiente: Proposición 2.8. Integral de funciones no negativas Definición 2.8. Ω Ω 2. +∞] son funciones medibles no negativas tales que f ≤ g.

podremos representarla en la forma N X ϕ= ci χEi i=1 siendo Ei conjuntos medibles disjuntos. definimos la integral de f sobre A como: Z Z f dµ = f · χA dµ A Ω Lema 2. Entonces la función λ = λϕ : M → [0. +∞] definida por: Z λ(A) = ϕ dµ A es una medida Demostración: Supongamos que un conjunto medible A se representa como una unión disjunta numerable de una sucesión (An )n∈N de conjuntos medibles: [ A= An n∈N Queremos probar que: ∞ X λ(A) = λ(An ) n=1 Como ϕ es una función simple.8.3 Si A ∈ M es un conjunto medible. y f : Ω → [0. 2007-2015 c Pablo L.4 Sea ϕ una función simple no negativa. N X λ(An ) = ci µ(Ei ∩ An ) i=1 Y por lo tanto ∞ X ∞ X X N λ(An ) = ci µ(Ei ∩ An ) n=1 n=1 i=1 Como en esta suma doble los términos µ(Ei ∩An ) son no negativos.Notas de Análisis Real . da lo mismo efectuar la suma en cualquier orden. ∞ X X ∞ N X N X ∞ X λ(An ) = ci µ(Ei ∩ An ) = ci µ(Ei ∩ An ) n=1 i=1 n=1 i=1 n=1 . De Nápoli 49 Definición 2. es decir que su representación canónica es: N X ϕ(x)χAn (x) = ci χEi ∩An (x) i=1 En consecuencia. que toma el valor ci en el conjunto An ∪ Ei . Notamos que ϕ(x)χAn (x) es una función simple.8. En consecuencia. +∞] es una función medible no negativa.

Notas de Análisis Real . Z Z lı́m f (x) dµ = lı́m fn (x) dmu Ω n→+∞ n→+∞ Ω Demostración: Sea f (x) = lı́m fn (x) n→+∞ Por la monotonı́a de la integral es claro que: Z Z fn (x) dµ ≤ f (x) dµ Ω Ω Y por lo tanto que: Z Z lı́m fn (x) dµ ≤ f (x) dµ n→+∞ Ω Ω Por otra parte. Dado α ∈ (0. De Nápoli 50 Ahora notamos que: [ Ei ∩ A = (Ei ∩ An ) n∈N siendo esta unión disjunta. +∞] una sucesión creciente (o sea: fn (x) ≤ fn+1 (x)) de funciones medibles no negativas. consideramos los conjuntos (medibles) An = {x ∈ Ω : fn (x) ≥ αϕx} Entonces la sucesión (An )n∈N es monótona creciente (o sea An ⊂ An+1 ) y [ Ω= An n∈N Además la función λϕ definida en el lema anterior.8. . sea ϕ una función simple tal que ϕ ≤ f . ∞ X µ(Ei ∩ A) = µ(Ei ∩ An ) n=1 y concluimos que: ∞ X N X Z Z λ(An ) = ci µ(Ei ∩ A) = ϕ(x) χA (x) dµ = ϕ(x) dµ n=1 i=1 Ω A  Teorema 2. 2007-2015 c Pablo L. En consecuencia. como µ es una medida. por lo tanto: λ(Ω) = lı́m λ(An ) n→+∞ 5 También conocido como teorema de Beppo Levi. es una medida.5 (Teorema de la Convergencia Monótona ) 5 Sea fn (x) : Ω → [0. Entonces. 1).

Z Z Z α ϕ(x) dµ = α lı́m ϕ(x)dµ ≤ lı́m fn (x) dµ Ω n→+∞ An n→+∞ Ω Haciendo tender α a 1 deducimos que: Z ϕ(x) dµ ≤ lı́m fn (x) dµ Ω n→+∞ y por lo tanto como esto vale para toda función simple ϕ con 0 ≤ ϕ ≤ f .6 (Linealidad de la integral) Si f. Entonces: Z Z lı́m inf fn (x) dµ ≤ lı́m inf fn (x) dµ Ω n→+∞ n→+∞ Ω . para cada n ∈ N .7 (Lema de Fatou) Sea fn : M → [0. 2007-2015 c Pablo L. Z Z lı́m ϕ(x) dµ = ϕ(x) dµ n→+∞ An Ω Por otra parte.8. Z Z Z [λ1 fn (x) + λ2 gn (x)] dµ = λ1 fn (x) dµ + λ2 gn (x) dµ Ω Ω Ω Y el teorema de convergencia monótona implica entonces que: Z Z Z [λ1 f (x) + λ2 g(x)] dµ = λ1 f (x) dµ + λ2 g(x) dµ Ω Ω Ω  Teorema 2. por la definición de integral.Notas de Análisis Real . deducimos que: Z f (x) dµ ≤ lı́m fn (x) dµ Ω n→+∞  Proposición 2. Z Z Z α ϕ(x) dµ ≤ fn (x) dµ ≤ fn (x) dµ An An Ω De modo que. +∞] son funciones medibles no negativas y λ1 . λ2 ≥ 0 son números reales no negativos. De Nápoli 51 es decir.8. Entonces por la linealidad de la integral de funciones simples. y una sucesión creciente (gn (x)) de funciones simples que converge a g(x). g : Ω → [0. +∞] una sucesión de funciones medibles no negativas. entonces: Z Z Z [λ1 f (x) + λ2 g(x)] dµ = λ1 f (x) dµ + λ2 g(x) dµ Ω Ω Ω Demostración: Utilizamos el lema de aproximación por funciones simples: sa- bemos que existen una sucesión creciente (fn (x)) de funciones simples que con- verge a f (x).

hacemos la descomposición: f = f+ − f− (2. siendo  f (x) si f (x) ≥ 0 f + (x) = 0 si f (x) < 0 y  0 si f (x) ≥ 0 f − (x) = −f (x) si f (x) < 0 Notamos que: |f | = f + + f − .4).Notas de Análisis Real .9. Funciones Integrables Si f : Ω → R es una función medible. deducimos que: Z Z f (x)dµ ≤ lı́m inf fn (x) dµ Ω n→+∞ Ω  2.4) Ω Ω k→+∞ k→+∞ Ω Por otra parte si n ≥ k. De Nápoli 52 Demostración: Llamemos   f (x) = lı́m inf fn (x) = sup ı́nf fn (x) n→+∞ k∈N n≥k y consideremos la sucesión creciente de funciones no negativas: gk (x) = ı́nf fn (x) n≥k Entonces por el teorema de convergencia monótona: Z Z Z f (x) dµ = lı́m gk (x) dµ = lı́m gk (x) dµ (2.5) como diferencia de dos funciones medibles no negativas. tenemos que Z Z gk (x) dµ ≤ fn (x) dµ Ω Ω y en consecuentcia: Z Z gk (x) dµ ≤ lı́m inf fn (x) dµ Ω n→+∞ Ω Y por lo tanto: Z Z lı́m gk (x) dµ ≤ lı́m inf fn (x) dµ k→+∞ Ω n→+∞ Ω En consecuencia utilizando (2. 2007-2015 c Pablo L.

2007-2015 c Pablo L.1 Diremos que una función medible f : Ω → R es integrable si son finitas las integrables Z f + (x) dµ Ω y Z f − (x) dµ Ω En ese caso. definimos la integral de f con respecto a µ en el espacio Ω por: Z Z Z f (x) dµ = + f (x) dµ + f − (x) dµ Ω Ω Ω Observación: De la definición de función integrable. deducimos que f es integrable si y sólo si Z |f (x)|dµ < +∞ Ω Además: .9.Notas de Análisis Real . De Nápoli 53 Definición 2.

Z .

Z .

.

.

f (x)dµ.

≤ |f (x)| dµ .

.

y se tiene que: Z Z Z [λ1 f (x) + λ2 g(x)] dµ = λ1 f (x) dµ + λ2 g(x) dµ Ω Ω Ω Demostración: Primero probaremos que es posible sacar escalares de la inte- gral: En efecto si λ > 0. λf también lo es y se verifica que: Z Z Z λf dµ = (λf )+ dµ − (λf )− dµ = Ω Ω Ω Z Z =λ f + dµ − λ f − dµ Ω Ω Z =λ f dµ Ω Si λ < 0. tenemos que: (λf )+ = λf + (λf )− = λf − Entonces es claro por la definición y la linealidad de la integral para funciones no negativas. que si f es integrable.2 (Linealidad de la integral) Si f. Ω Ω Proposición 2. notamos que: (λf )+ = (−λ)f − . g : Ω → R son funcio- nes integrables y λ1 .9. entonces λ1 f + λ2 g es integrable. λ2 son números reales.

Z Z Z f dµ = f1 dµ − f2 dµ Ω Ω Ω Vale decir que si en lugar de (2. Hecha esta observación.5). deducimos f + + f2 = f1 + f − .5) proporciona una escritura de f como diferencia de dos funciones no nega- tivas. 2007-2015 c Pablo L. utilizáramos cualquier otra descomposición de f como diferencia de funciones medibles no negativas obtendrı́amos el mismo valor de la integral. En consecuencia. Pero que si tenemos otra escritura de f como diferencia de dos funciones medibles no negativas: f = f1 − f2 Entonces de f − f = f1 − f2 . vemos usando la definición y la linealidad de la integral para fun- ciones no negativas. y la linealidad de la integral para funciones no negativas: Z Z Z (f + g) dµ = (f + + g + ) dµ − (f − + g − ) dµ = Ω Ω Ω Z Z Z Z f + dµ + g + dµ − f − dµ − g − dµ = Ω Ω Ω Ω Z Z = f dµ + g dµ Ω Ω  . entonces por + − la linealidad de la integral para funciones no negativas: Z Z Z Z f + dµ + f2 dµ = f1 dµ + f − dµ Ω Ω Ω Ω En consecuencia. que si f es integrable. por la observación anterior. λf también lo es y se verifica que: Z Z Z λf dµ = (λf )+ dµ − (λf )− dµ = Ω Ω Ω Z Z = −λ f − dµ + λ f + dµ Ω Ω Z =λ f dµ Ω (El caso λ = 0 es trivial porque la integral de la función nula dá 0). Ahora probaremos que la integral distribuye la suma: Para ello notamos que (2. notamos que f + g = f + − f − + g + − g − = (f + + g + ) − (f − + g − ) y que esta última expresión proporciona una escritura de f + g como diferencia de funciones no negativas.Notas de Análisis Real . De Nápoli 54 (λf )− = (−λ)f + y de nuevo.

por el lema de Fatou. De Nápoli 55 Teorema 2. que converge puntualmente a una fun- ción f (x) f (x) = lı́m fn (x) n→+∞ y tal que existe una función integrable g de modo que |fn (x)| ≤ g (en casi todo punto con respecto a la medida µ). 2007-2015 c Pablo L. Z Z Z 2 g(x) dµ = lı́m hn (x) dµ ≤ lı́m inf fn (x) dµ Ω Ω n→+∞ Ω Z Z 2 g(x) dµ − lı́m sup |fn (x) − f (x)| dµ Ω n→+∞ Ω En consecuencia. Z Z lı́m fn (x) dµ = f (x) dµ n→+∞ Ω Ω Demostración: Sea hn (x) la sucesión de funciones medibles no negativas. Entonces Z lı́m |fn (x) − f (x)| dµ = 0 n→+∞ Ω En particular. . de- finida por: hn (x) = 2g(x) − |fn (x) − f (x)| Entonces. de Lebesgue) Sea fn (x) : Ω → R una sucesión de funciones integrables.9. Z lı́m sup |fn (x) − f (x)| dµ = 0 n→+∞ Ω Entonces.Notas de Análisis Real .3 (De convergencia mayorada.

Z Z .

Z .

.

.

fn (x) dµ − f (x) dµ

≤ |fn (x) − f (x)| dµ → 0 cuando n → ∞

Ω Ω Ω  .

µ∗ (∅) = 0 2. Medidas Exteriores En este capı́tulo.1 Una medida exterior µ∗ es una función de P(X) (el conjunto de partes de X) en [0. Ahora generalizaremos esta construcción a espacios abstractos.1.3 Diremos que un conjunto E ⊂ X es µ∗ -medible (o simple- mente medible) si para cualquier conjunto S ⊂ X se cumple: µ∗ (S ∩ E) + µ∗ (S ∩ E c ) = µ∗ (S) 56 .2 E ⊂ RN es medible Lebesgue si y sólo si para todo conjunto S se cumple que: me (S ∩ E) + me (S ∩ E c ) = me (S) (me (S) es la medida exterior de Lebesgue de S. ∞] con las siguientes propiedades: 1. Recordamos que para cosntruir la σ-álgbera y la medida de Lebesgue en RN . µ∗ es creciente: si A ⊂ B. µ∗ es σ-subaditiva: para cualquier sucesión Ek ⊂ X se cumple: ∞ ∞ ! [ X ∗ µ Ek ≤ µ∗ (Ek ) k=1 k=1 Constantin Carathéodory probó que en RN vale la siguiente propiedad: Teorema 3. queremos describir un general procedimiento para construir medidas.1. Definición 3.1. partimos de la noción de medida exterior.1.Capı́tulo 3 Construcción de medidas 3. E c es el complemento de E) Basándose en esto propuso tomar esta propiedad como definición en el caso de la medida abstracta: Definición 3. entonces µ∗ (A) ≤ µ∗ ∗(B) 3.

 . también lo es su complemento.5 ∅ ∈ Mµ∗ (∅ es medible) Observación 3. De Nápoli 57 Equivalentemente: E es medible si y sólo si para todo A ⊂ E y todo B ⊂ E c . µ∗ (S ∩ (E ∩ F )) + µ∗ (S ∩ (E ∩ F )c ) ≤ µ∗ (S ∩ E) + µ∗ (S ∩ E c ) Pero como Ees medible. Corolario 3. luego tenemos: µ∗ (S ∩ (E ∩ F )) + µ∗ (S ∩ (E ∩ F )c ) ≤ µ∗ (S) y como ésto vale para todo S ⊂ X. para cualquier S ⊂ X tenemos: µ∗ (S ∩ E ∩ F ) + µ∗ (S ∩ (E ∩ F )c ) ≤ µ∗ (S ∩ E ∩ F ) + µ∗ (S ∩ E ∩ F c ) +µ∗ (S ∩ E c ∩ F ) + µ∗ (S ∩ E c ∩ F c ) por ser µ∗ sub-aditiva.1.1.6 Si E es medible. µ∗ (S ∩ E) + µ∗ (S ∩ E c ) = µ∗ (S).4 Como S = SE ∪ SE c tenemos: µ∗ (S) ≤ µ∗ (S ∩ E) + µ∗ (S ∩ E c ) luego para ver que E es medible basta ver que: µ∗ (S ∩ E) + µ∗ (S ∩ E c ) ≤ µ∗ (S) (para todo S ⊂ X) Esto basta verlo cuando µ∗ (S) < +∞.Notas de Análisis Real .7 La intersección de dos conjuntos medibles es medible (por lo tanto Mµ es un álgebra de conjuntos) Demostración: Sean EyF medibles. Queremos ver E ∩ F es medible. Notación: M = Mµ∗ es la clase de los conjuntos µ∗ -medibles.1. se tiene que: µ∗ (A ∪ B) = µ∗ (A) + µ∗ (B) Observación 3. Tenemos que: (E ∩ F )c = (E ∩ F c ) ∪ (E c ∩ F ) ∪ (E c ∩ F c ) luego. 2007-2015 c Pablo L. Pero como F es medible: µ∗ (S ∩ E ∩ F ) + µ∗ (S ∩ E ∩ F c ) = µ∗ (S ∩ E) Similarmente: µ∗ (S ∩ E c ∩ F ) + µ∗ (S ∩ E c ∩ F c ) = µ∗ (SE c ) Luego.1. (Esto está claro ya que E y E c intervienen simétricamente en la definición) Proposición 3. concluimos que E ∩ F es medible.

. Si n > 1 y lo suponemos válido para n−1 conjuntos medibles disjuntos vamos a probar que también vale para n.1. tenemos que: n n−1 !! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) == µ S ∩ Ek + µ∗ (S ∩ En ) k=1 k=1 Sea E el conjunto: n [ E= Ek k=1 entonces: E ∩ En = En y n−1 [ E ∩ Enc = Ek k=1 (ya que los Ek son disjuntos). En son conjuntos medibles disjuntos. Separando el término con k = n. se puede reescribir como una unión numerable disjunta de medibles bastará entonces probar que Mµ es cerrada bajo uniones numerables disjuntas. . son disjuntos y tenemos que ∞ [ [∞ Ek = Bk k=1 k=1 Como toda unión numerable de medibles. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . Demostración: Basta probar que es cerrada bajo uniones numerables disjun- tas: Sea (Ek ) una sucesión conjuntos de Mµ y pongamos: B1 = E1 Bk = Ek − Sk−1 i=1 Ei entonces los Bk ∈ Mµ (pues ya sabemos Mµ es un álgebra). . luego: n X µ∗ (S ∩ Ek ) = µ∗ (S ∩ E ∩ En ) + µ∗ (S ∩ E ∩ Enc ) = µ∗ (S ∩ E) k=1 por ser En medible.8 Si E1 . . .1.  Lema 3. y utilizando la hipótesis inductiva. o sea: n n !! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) = µ S∩ Ek k=1 k=1 como afirma el lema.9 Mµ∗ es una σ-álgebra. E2 . Si n = 1 es trivial. entonces para cualquier conjunto S ⊂ X se tiene: n n !! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) = µ S ∩ Ek k=1 k=1 Demostración: Se prueba por inducción sobre n. De Nápoli 58 Lema 3.

En virtud del lema anterior.  Lema 3. para cualquier S ⊂ X: n n !c ! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) + µ S ∩ Ek k=1 k=1 n !! n !c ! [ [ ∗ ∗ =µ S∩ Ek +µ S∩ Ek = µ∗ (S) k=1 k=1 Sn ya que k=1 Ek es medible (Mµ∗ es un álgebra). luego como vale para todo S ⊂ X resulta que por E k=1 k es medible. . Como por otra parte: ∞ !c n !c [ [ S∩ Ek ⊂S∩ Ek k=1 k=1 Tenemos. Vamos a pro- Sea pues bar que k=1 Ek también pertenece a Mµ∗ .10 µ∗ restringida a Mµ∗ es una medida. De Nápoli 59 S∞ (Ek ) una sucesión de conjuntos de Mµ disjuntos.1. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . !c ! !c ! ∞ [ n [ ∗ ∗ µ S∩ Ek ⊂µ S∩ Ek k=1 k=1 Luego obtenemos que: n ∞ !c ! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) + µ S∩ Ek ≤ µ∗ (S) k=1 k=1 Cuando n → ∞ resulta la desigualdad: ∞ ∞ !c ! X [ ∗ ∗ µ (S ∩ Ek ) + µ S∩ Ek ≤ µ∗ (S) k=1 k=1 Tenemos que: ∞ !! ∞ !c ! [ [ ∗ ∗ µ S∩ Ek +µ S∩ Ek k=1 k=1 ∞ ∞ !c ! X [ ≤ µ∗ (S ∩ Ek ) + µ∗ Ek ≤ µ∗ (S) k=1 k=1 ∗ S∞ la σ-subaditividad de µ .

entonces cual- quier conjunto boreliano de X es µ∗ medible. Decimos que µ∗ es una medida exterior métrica. B) > 0. d) un espacio métrico y sea µ∗ una medida exterior definida en X. Entonces: ∞ X ∗ µ (E) ≤ µ∗ (Ek ) k=1 ∗ pues µ es σ -subaditiva. para todo n ∈ N se tiene: n n ! X [ ∗ ∗ µ (Ek ) = µ Ek ≤ µ∗ (E) k=1 k=1 Haciendo que n → ∞ obtenemos: ∞ X µ∗ (Ek ) ≤ µ∗ (E) k=1 Como probamos las dos desigualdades opuestas. d).2. es suficiente probar que todo cerrado de X es µ∗ medible. Por otra parte. si µ∗ (A ∪ B) = µ∗ (A) + µ∗ (B) siempre que d(A. y E ⊂ X arbitrario. vale la igualdad. Demostración: Dado que Mµ∗ es una σ-álgebra.2.2 Si µ∗ es una medida exterior métrica en (X.1 Sea (X. De Nápoli 60 S∞ Demostración: Sólo falta ver que es σ-aditiva. Es decir: B(X) ⊂ Mµ∗ Además definimos la σ-álgebra de Borel de X como la σ-álgebra generada por los conjuntos abiertos. o que satisface la condición de Carathéodory. Teorema 3. 2007-2015 c Pablo L. Sea pues F ⊂ X un conjunto cerrado. llamamos B = E ∩ F y C = E ∩ F c . Medidas exteriores métricas Definición 3. Hemos de probar que: µ∗ (E ∩ F ) + µ∗ (E ∩ F c ) ≤ µ∗ (E) Para ello.2.Notas de Análisis Real . e introduzcamos los conjuntos   1 Cn = x ∈ C : d(x. Sea E = k=1 Ek domde los Ek son disjuntos.  3. C) ≥ n .

y) resulta que: d(x. De Nápoli 61 1 de modo que los conjuntos Cn forman una sucesión creciente. y como y ∈ Cn .Notas de Análisis Real . tenemos que: ! n [ Xn ∗ ∗ µ (C2n+1 ) ≥ µ D2k = µ∗ (D2k ) k=1 k=1 y que: ! n [ n X ∗ ∗ µ (C2n ) ≥ µ D2k−1 = µ∗ (D2k−1 ) k=1 k=1 Mientras que por la σ-subaditividad. Para verlo. tenemos que: ∞ X ∞ X µ∗ (C) ≤ µ∗ (C2n ) + µ∗ (D2k ) + µ∗ (D2k−1 ) k=n k=n Si alguna de las series ∞ X ∞ X µ∗ (D2k ). utilizando la condición de Caratheodory extendda inductivamente. F ) + d(x. que µ∗ (C) ≤ lı́m µ∗ (Cn ) n→+∞ Llamemos Dn = Cn+1 − Cn .  . y) ≥ n1 − n+1 1 >0 Entonces. d(Cn . si ambos son no vacı́os. dado ε > 0. F ) ≤ n+1 . µ∗ (D2k−1 ) < ε k=n k=n En consecuencia. Afirmamos que d(Dn+1 . F ) ≤ n1 . F ) ≥ n y [ C= Cn n∈N En virtud de la condición de Carathéodory. tenemos que: µ∗ (E) ≥ µ∗ (B ∪ C) ≥ µ∗ (B ∪ Cn ) = µ∗ (B) + µ∗ (Cn ) Luego. µ∗ (D2k−1 ) k=n k=n diverge. bastará probar que: µ∗ (Cn ) → µ∗ (C). entonces como x 6∈∈ 1 Cn+1 . Si esto no ocurre. µ∗ (C) ≤ lı́m µ∗ (Cn ) n→+∞ como afirmamos. podremos elegir n0 > 0 tal que si n ≥ n0 . 2007-2015 c Pablo L. entonces como d(y. supogamos que x ∈ Dn+1 y que y ∈ Cn . entonces se sigue de las dos primeras ecuaciones que lı́m µ∗ (Cn ) = +∞ n→+∞ y la desigualdad buscada se verifica trivialmente. F ) ≤ d(x. se tenga que: ∞ X ∞ X µ∗ (D2k ) < ε. d(x. d(y. Cn ) > 0. o dado que Cn es creciente.

xn−1 < xn = b de I y elegimos puntos intermedios2 ξi ∈ (xi . Stieltjes utilizó esta noción. d] por ejemplo. Se puede probar que la integral (3. ϕ) = ϕ(ξi )λF ((xi . d] y el intervalo [c. b] → R una función creciente. . comenzamos definiendo una medida exterior asociada a λF : Definición 3. xi+1 ]. para generalizar la integral de Riemann de esta manera: Si ϕ → I es una función. Consideramos las sumas de Riemann-Stieltjes n−1 X n−1 X Sπ (f. De Nápoli 62 3. decimos que la integral (3. y F : [a. pues resultará que. dn ]) = ı́nf F (dn ) − F (cn ) n=1 n=1 1 En esta sección consideraremos siempre intervalos semiabiertos. con lo que el intervalo (c. d] ⊂ I semiabierto1 . 3 O más generalmente. d] = F (d) − F (c) Notamos que esta noción generalizada de medida de un intervalo. 2 En realidad. xi+1 ]) = ϕ(ξi )(F (xi+1 ) − F (xi )) i=0 i=0 Si cuando la norma de la partición |π| = máx |xi+1 − xi | 0≤i≤n−1 tiende a cero. ϕ) convergen a un lı́mite I (independientemente de como hayamos elegido los puntos intermedios). de variación acotada . Para ello nos pre- guntamos si existe alguna medida ΛF . para la medida de Lebesgue-Stieltjes los puntos pueden tener medida positiva. que corresponda la noción generalizada de medida λF de un intervalo. b].1) existe si ϕ es continua y F es creciente3 .3. tomamos una partición π : a = x0 < x1 < . a diferencia de lo que sucedı́a con la medida de Lebesgue. Las medidas de Lebesgue-Stieltjes Consideramos un intervalo de la recta I = (a. imitando lo que hicimos antes con la medida de Lebesgue. . le asignamos la longitud generalizada λF (c.1) a Para ello. definimos: ∞ X ∞ X Λ∗F (E) = ı́nf λF ((cn . Esto es importante. y que su valor es I. 2007-2015 c Pablo L. Nuestra intención es generalizar esta noción de integral. las sumas Sπ (f.3.1) existe. estamos trabajando con particiones con puntos marcados. Stieltjes tuvo la idea de asociarle a F una noción generalizada de medida de un intervalo de la siguiente manera: a cada subintervalo (c. es creciente y finitamente aditiva.Notas de Análisis Real .1 Dado E ⊂ I. no vacı́o. queremos definir la integral Z b ϕ(x) dF (x) (R − S) (3. Para ello. pueden tener medidas diferentes.

queda comprobar que si d(E1 . Si E = E1 ∪ E2 . E2 ) > 0. entonces Λ∗F (E1 ∪ E2 ) = ΛF (E1 ) + Λ∗F (E2 ). para cada n podemos conside- rar un cubrimiento [∞ En ⊂ In.k n=1 k=1 y en consecuencia ∞ ∞ X ∞  ∞ X X ε  X ∗ Λ∗F (E) ≤ λF (In. Consideremos entonces un cubrimiento de E por intervalos semiabiertos: ∞ [ E⊂ In n= . De Nápoli 63 donde la suma se toma sobre todos los posibles cubrimientos de E.k ) ≤ Λ∗F (En ) + 2n k=1 Entonces: ∞ [ [ ∞ E⊂ In. Demostración: Para comprobar que Λ∗F es una medida exterior.2 Λ∗F es una medida exterior métrica.k ≤ Λ∗F (En ) + = ΛF (En ) + ε n=1 k=1 n=1 2n n=1 Como ε es arbitrario.3) y para ello podemos suponer que Λ∗F (E) < +∞.3. Finalmente. 2007-2015 c Pablo L. se obtiene (3.Notas de Análisis Real . dn ] n=1 Ponemos Λ∗F (∅) = 0. Teorema 3. Queda pues demostrar que Λ∗F (E) ≥ Λ∗F (E1 ) + Λ∗F (E2 ) (3.k tales que ∞ X ε λF (In. ya sabemos que Lambda∗F (E) ⊂ Λ∗F (E1 ) + ∗ Λ∗F (E2 .k k=1 por intervalos semiabiertos In. hemos de demostrar que si [∞ E⊂ En n=1 entonces: ∞ X λ∗F (E) ≤ Λ∗F (En ) (3.2) n=1 Podemos suponer que Λ∗F (En ) < +∞.2). Entonces. por una familia de intervalos semiabiertos: ∞ [ E⊂ (cn .

x]) es su función de distribución4 . es de la forma ΛF .4). J ⊂ I. Nos queda comprobar que Λ∗F exitende a λF . Entonces ningún intervalo puede cortar simultáneamente a E1 y E2 . obtenemos (3. se tiene que Λ∗F (J) = λF (J) (3. y podemos separar la suma anterior. Teorema 3. De Nápoli 64 tal que ∞ X λF (In ) < Λ∗F (E) + ε (3. nece- sitaremos hacer una hipótesis adicional: que F sea continua por la derecha. Incluso se puede generalizar al caso I = (−∞. es posible probar que toda medida de Borel (esto es definida en la σ-álgebra de Borel) finita en un intervalo I = (a.5) para cualquier intervalo semiabierto J ⊂ I. en los intervalos que cortan a E1 y los que cortan a E2 (los que no cortan a ninguno podemos descartarlos: ∞ X ∞ X λF (In ) + λF (In )+ < Λ∗F (E) + ε n:In ∩E1 n:In ∩E2 pero los intervalos In que cortan a E1 .3 Si F es creciente y continua por la derecha. en vir- tud del teorema 3. podemos suponer que |In | < δ (por la subaditividad finita de λF .4) n=1 Sea δ = d(E1 . donde F (x) = µ((a. +∞] = R . resulta Λ∗F (E1 ) + Λ∗F (E2 ) < Λ∗F (E) + ε y siendo ε arbitrario. L tales que K ⊂ J ⊂ L◦ y λF (L) < λF (L) + ε λF (K) > λF (L) − ε 4 En el mismo sentido en que este concepto se emplea en la teorı́a de probabilidades. Para que ello sea cierto. E2 ) > 0.3. Recı́procamente.  Dado que hemos demostrado que Λ∗F es una medida exterior métrica. vemos que es una medida definida sobre la σ-álgebra de Borel que siempre es finita. b] de la recta. cubren a E1 y los que cortan a E2 cubren a E2 (pues todos juntos cubrı́an a E). Si llamamos ΛF a la restricción de Λ∗F a los borelianos. d] un intervalo semiabierto.3). Subdividiendo si es necesario los intervalos In . 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . Observación: Sea J = (c. Entonces. Luego. esta subdivisión no afec- tará la relación (3.2.2 todo subconjunto boreliano del intervalo I es Λ∗F -medible. dado ε > 0 existen intervalos semiabiertos K.

3. ∞ [ J⊂ Jn n=1 entonce ∞ X λF (J) ≤ λF (Jn ) n=1 Demostración: En virtud del lema. λF (Ln ) < λF (Jn ) + n 2 Entonces ∞ [ K⊂ L◦n n=1 y por compacidad de K. En base a esta observación.  . existirá un n0 tal que n0 [ K⊂ L◦n n=1 y en particular. d] donde δ2 es el que corresponde a ε por la continuidad a la derecha de F en el punto c). está contenido en la unión de una familia numerable Jn ⊂ I de subintervalor abiertos de I. λF (K) > λF (J) − ε e intervalos semiabiertos Ln tales que ε Jn ⊂ L◦n . como λF es finitamente subaditiva: ∞ X λF (K) ≤ λF (Ln ) n=1 En consecuencia. d + δ1 ] donde δ1 es el que corresponde a ε por la continuidad de F a la derecha en el punto d. podemos encontrar un intervalo semiabier- to K tal que K ⊂ J.Notas de Análisis Real . ∞ ∞  ∞ X X ε  X λF (J) − ε < λF (K) ≤ λF (Ln ) ≤ λF (Jn ) + = λF (Jn ) + ε n=1 n=1 2n n=1 Como ε es arbitrario. n0 [ K⊂ Ln n=1 Entonces. 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 65 (simplemente basta tomar L = (c. se obtiene el teorema. podemos demostrar la σ-subaditividad de λF en la clase de los intervalos: Lema 3.4 Si un intervalo semiabierto J ⊂ I. y K = (c + δ2 .

Ejercicio: Probar que si ϕ : (a. De Nápoli 66 Una vez demostrado este lema.1) coincide con la integral respecto de la medida de Lebesgue-Stieltjes Z b ϕ(x) dΛF (x) a 3. y Jn = (a. J es en sı́ mismo un cubrimiento de J (podemos tomar J1 = J. a un contexto más abstracto. a] = ∅ para n ≥ 2.4. Para ello. se verifica (3.1 Supongamos que µ es una medida definida sobre un álgebra de conjuntos A ⊂ P(X). y si A ∈ A entonces µ∗ (A) = µ(A) .3. Si B ⊂ k=1 Bk . luego por definición de µ∗ (A) tenemos que: ∞ X µ∗ (A) ≤ µ(Bk ) k=1 . l Lema 3. con lo que λ∗F (J) ≤ λF (J) En consecuencia. dado un conjunto E ⊂ X definimos: (∞ ∞ ) X [ ∗ µ (E) = ı́nf µ(Ak ) donde E ⊂ Ak y los Ak ∈ A k=1 k=1 donde para formar el ı́nfimo se consideran todas las formas de cubrir E por una cantidad numerable de conjuntos de E. Definición 3. b] → R es continua entonces la integral de Riemann-Stieltjes (3.Notas de Análisis Real . observamos que si (Jn )n∈N es un cubrimiento de J por intervalos semiabiertos tenemos en virtud del lema. ∞ X λF (J) ≤ λF (Jn ) n=1 y al tomar ı́nfimo sobre todos los posibles cubrimientos de J obtenemos que: λF (J) ≤ Λ∗F (J) Por otro lado.4. donde los Bk ∈ A.4. 2007-2015 c Pablo L. estamos en condiciones de demostrar el teo- rema 3. si queremos que esté indexado por N). entonces A ⊂ k=1 Bk .es decir µ∗ restringida a los conjuntos del álgebra A coincide con µ.2 µ∗ es efectivamente una medida exterior. Para ello.5). Queremos definir una medida exterior µ∗ asociada a µ. ∗ Demostración:S∞ Probemos que µ es creciente: Supongamos S∞ que A ⊂ B. El teorema de Extensión de Medidas Presentaremos en esta sección una construcción que generaliza la que hicimos antes de las medidas de Lebesgue-Stieltjes.3.

entonces µ∗ (A) ≤ µ(A)  . S∞ Finalmente. Dado entonces ε > 0 para cada k (por definición de µ∗ (Ek )) podemos encontar conjuntos Akj ∈ A tales que: ∞ [ Ek ⊂ Akj k=1 y ∞ X ε µ(Akj ) < µ∗ (Ek ) + j=1 2k S∞ Entonces si E = k=1 Ek tenemos que: ∞ [ [ ∞ E⊂ Akj k=1 j=1 Es decir: tenemos un cubrimiento de E por una cantidad numerable de conjuntos del álgebra A. ∪ ∅ ∪ .. 2007-2015 c Pablo L. Probemos que µ∗ es σ − subaditiva: Dada una sucesión (Ek )k∈N ⊂ X queremos ver que: ∞ ∞ ! [ X ∗ µ Ek ≤ µ∗ (Ek ) k=1 k=1 Si para algún Ek se tiene µ∗ (Ek ) = +∞ no hay nada que probar. haciendo que ε → 0 se obtiene la desigualdad buscada. Podemos pues suponer µ∗ (Ek ) es finita para todo k. De Nápoli 67 pero esto vale para cualquier cubrimiento de B por miembros del álgebra A luego por definición de µ∗ (B) tenemos que: µ∗ (A) ≤ µ∗ (B). de la definición de µ∗ (A) resulta que µ(A) ≤ µ∗ (A) Por otra parte.. entonces por definición de µ∗ (E) tenemos que: ∞ X ∞ ∞  ∞ X X ε X ∗ µ∗ (E) ≤ µ∗ (Akj ) ≤ µ∗ (Ek ) + = µ (Ek ) + ε 2k k=1 j=1 k=1 k=1 Como ε era arbitrario.. Como esto vale para cualquier cubrimiento de A por miembros de A.Notas de Análisis Real .. entonces ∞ X µ(A) ≤ µ(Ak ) k=1 por ser µσ-subaditiva. un cubtimiento particular de A por miembros de A es A = A ∪ ∅ ∪ ∅ ∪ . probemos que µ∗ extiende a µ: Si A ∈ A y A ⊂ k=1 Ak (Ak ∈ A).

entonces SA ⊂ k=1 Ak ∩ A (Como A es cerrada por intersecciones AS k ∩ A ∈ A) ∞ Análogamente S ∩ Ac ⊂ k=1 Ak ∩ Ac (donde Ak ∩ Ac ∈ A) por lo tanto: ∞ X ∞ X µ∗ (S ∩ A) + µ∗ (S ∩ Ac ) ≤ µ(Ak ∩ A) + µ(Ak ∩ Ac ) k=1 k=1 pero µ es una medida sobre A. luego: µ∗ (Ak ∩ A) + µ∗ (Ak ∩ Ac ) = µ(Ak ) por lo que obtenemos: ∞ X µ∗ (S ∩ A) + µ∗ (S ∩ Ac ) ≤ µ(Ak ) k=1 pero como esto vale para cualquier cubrimiento de S resulta: µ∗ (S ∩ A) + µ∗ (S ∩ Ac ) ≤ µ∗ (S) Luego. Es decir: todo conjunto del álgebra A es µ-medible.Notas de Análisis Real .4. Si por analogı́a con RN .4. 2007-2015 c Pablo L. este enunciado dice que todo conjunto elemental es medible. ¿puede ser υ 6= µ∗ en σ(A) ? S∞ Sea E ∈ σ(A). S∞ S∞ Demostración: Sea S ⊂ k=1 Ak .4 A ⊂ Mµ . En particular si σ(A) es la σ-álgebra generada por A tenemos σ(A) ⊂ Mµ . llamamos conjuntos elementales a los del álgebra. cualquier medida sobre un álgebra se puede extender a una medida sobre la σ-álgebra generada (La ventaja es que esta σ-álgebra no depende de la medida). Si E ⊂ k=1 Ak donde los Ak ∈ A entonces: ∞ X υ(E) ≤ υ(Ak ) k=1 . Ası́ hemos probado que toda medida sobre un álgebra se puede extender a una medida sobre una σ-álgebra que la contiene. Ası́ pues. A es medible. De Nápoli 68 Corolario 3. Lema 3.  En resumen: hemos partido de la medida µ definida sobre un álgebra A y hemos construido la medida µ∗ definida sobre la σ-álgebra Mµ que coincide con µ en A. υ(A) = µ(A)). Nos preguntamos: ¿En qué condiciones podemos asegurar que la extensión sea única ? Sea υ una medida sobre σ(A) que coincide con µ en A (para todo A ∈ A.3 µ∗ (∅) = 0 (pues ∅ ∈ A).

pero 1 + (+∞) = (+∞) + (+∞) = +∞) Definición 3. Ejemplo: La medida de Lebesgue en RN es σ-finita. 2007-2015 c Pablo L.4. . µ∗ (A) = µ(A). ∞ X υ(E) ≤ µ(Ak ) k=1 Como esto vale para cualquier cubrimiento de E por miembros de A.5 La medida µ : A → [0. +∞] se llama σ-finita si existe una sucesión (Ak ) ⊂ A tal que ∞ [ X= Ak k=1 con µ(Ak ) < +∞ Es decir: µ es σ-finita si el espacio se descompone como la unión numerable de conjuntos de medida µ finita.Notas de Análisis Real . O sea. concluimos que υ(E) ≤ µ∗ (E) Sean E ∈ σ(A) . y además en realidad: υ(A ∩ E) = µ∗ (A ∩ E) υ(A ∩ E c ) = µ∗ (A ∩ E c ) porque si por ejemplo fuera υ(A ∩ E) < µ∗ (A ∩ E) entonces: υ(A) = υ(A ∩ E) + ν(A ∩ E c ) < µ∗ (A ∩ E) + µ∗ (A ∩ E c ) = µ∗ (A) = µ(A) contra la hipótesis de que µ y υ coinciden en A (ı́dem si fuera υ(A ∩ E c ) < µ∗ (A ∩ E c ) ) (Nota: este razonamiento no es válido si intervienen valores infinitos: por ejemplo: 1 < +∞. A ∈ A. µ(A) < +∞ υ(A) = υ(A ∩ E) + ν(A ∩ E c ) ≤ µ∗ (A ∩ E) + µ∗ (A ∩ E c ) = µ∗ (A) ya que A es medible. Observación: se puede suponer que los Ak son disjuntos. luego υ(A) ≤ µ(A) Si suponemos que µ∗ (A ∩ E) y µ∗ (A ∩ E c ) son finitas resulta: υ(A ∩ E) ≤ µ∗ (A ∩ E) υ(A ∩ E c ) ≤ µ∗ (A ∩ E c ) Luego υ(A ∩ E) y υ(A ∩ E c ) son finitas. De Nápoli 69 por ser υ σ-subaditiva. +∞ ≤ +∞. Pero como A ∈ A.

De Nápoli 70 Si suponemos que µ es σ-finita y (Ak ) es una sucesión disjunta de conjuntos de A tales que [∞ X= Ak con µ(Ak ) < +∞ k=1 teneomos que: ∞ X ∞ X υ(E) = υ(E ∩ Ak ) = µ∗ (E ∩ Ak ) = µ∗ (E) k=1 k=1 pues µ∗ es una medida en σ(A)). . entonces µ∗ (Ak ∩ E) ≤ µ∗ (Ak ) = µ(Ak ) y resulta que: µ∗ (Ak ∩ E) < +∞ Análogamente: µ∗ (Ak ∩ E c ) < +∞ Entonces.Notas de Análisis Real . hemos probado el siguiente teorema de extensión de medidas: Teorema 3. Si la medida es σ-finita dicha extensión es única.4. Como Ak ∩ E ⊂ A. 2007-2015 c Pablo L.6 (Carathéodory-Hahn) Toda medida sobre un álgebra de con- juntos se puede extender a una medida sobre la σ -álgebra generada. podemos aplicar el razonamiento anterior y concluir que: υ y µ∗ coin- ciden en σ(A) (en realidad en Mµ ) En definitiva.

1 Sea 1 ≤ p < ∞ un número real. definimos la norma p de f (sobre el espacio E) con respecto a la medida µ. f1 + f2 ' g1 + g2 2. Dada una función f ∈ F. Es importante el hecho de que esta relación de equivalencia es compatible con las operaciones algebraicas con funciones: Proposición 4. µ) un espacio de medida. Norma p ( 1 < p < ∞) Definición 4. f1 · f2 ' g1 . lo mismo ocurre con el del primero.Capı́tulo 4 Espacios Lp(E. λ · f1 ' λ · f2 Demostración: Probaremos por ejemplo la primera afirmación (Las otras son análogas): {f1 + f2 6= g1 + g2 } ⊂ {f1 6= g1 } ∪ {f2 6= g2 } Como los conjuntos del segundo miembro tienen medida nula por hipótesis.1.g2 3. Estamos interesados en la clase F de las funciones medibles medibles f : E → C. M. entonces: 1.1. o 71 .  Por comodidad identificaremos (consideraremos iguales) a las funciones que son iguales en casi todo punto. µ) 4.2.1 Si f1 ' f2 y g1 ' g2 y λ ∈ C. En el conjunto F introducimos la siguiente relación de equivalencia: f ' g si f (x) = g(x) en casi todo punto de E con respecto a la medida µ. Es decir si µ((E ∈ E : f (x) 6= g(x))) = 0. 4. Funciones equivalentes Sea (E.2. y escribiremos f = g en lugar de f ' g.. Facilmente se comprueba que ' es efectivamente una relación de equivalencia.

es decir es el mı́nimo de dicho conjunto: kf k∞ = mı́n{C : |f (x)| ≤ C en casi todo punto x de E respecto de µ} La norma infinito de f está caracterizada pues. 2007-2015 c Pablo L.µ) = |f | dµ E Observación: puede ocurrir que kf kp = +∞ (cuando la integral valga +∞) Observemos que si f ' g entonces kf kp = kgkp (Ya que dos funciones iguales en casi todo punto tienen la misma integral). De Nápoli 72 más brevemente la norma p de f por: Z 1/p p kf kp = kf |Lp (E. |f | ≤ kf k∞ en casi todo punto de E respecto de µ 2. Norma Infinito Definición 4. pudiendo valer eventualmente +∞ (Notar que C = +∞ es una de las posibles constantes).Notas de Análisis Real . entonces k f k∞ =k g k∞ .3. por las siguientes propiedades: 1. El siguiente teorema da una explicación del por qué del nombre “norma infinito”: . Notación: Una constante C tal que kf | ≤ C en casi todo punto se llama una cota superior esencial de |f |. Nuevamente si f ' g.1 Dada una función f ∈ F definimos su norma infinito por: kf k∞ = ı́nf{C ∈ R : |f (x)| ≤ C en casi todo punto x de E respecto de µ} Este ı́nfimo siempre existe como un elemento de la recta real extendida R. Por lo tanto el del primero también es decir: | f |≤ kf k∞ en casi todo punto de E. Si kf k∞ 6= +∞ podemos escribir: ∞   [ 1 {x ∈ E : |f (x)| > kf k∞ } = x ∈ E : |f (x)| > kf k∞ ) + n=1 n De la definición de kf k∞ se sigue que los conjuntos del segundo miembro tienen medida nula. Es la mı́nima constante con esta propiedad.3. Las funciones de L∞ se llaman esencialmente acotadas. 4. Pero esto significa que kf k∞ es en realidad un ele- mento del conjunto sobre el que tomamos ı́nfimo.

y resulta: lı́m kf kq ≤ kf k∞ (4. Análogamente tenemos que: Z Z Z q q |f | dµ ≥ |f | dµ ≥ cq dµ = cq µ(A) E A A Elevando ambos miembros a la potencia 1/q: kf kq ≥ c µ(A)1/q y ahora hacemos que q → ∞: lı́m ı́nf kf kq ≥ c q→∞ pero como esto vale para cualquier constante c con 0 < c < kf k∞ resulta que: lı́m ı́nf kf kq ≥ kf k∞ (4. y consideramos el conjnto A = {x ∈ E : |f (x)| > c).1) y (4.2 Si E kf k∞ = lı́m kf kq q→∞ Demostración: Tenemos que: Z Z Z q q−p p q−p |f | dµ = |f | · |f | dµ ≤ kf k∞ | f |p dµ E E E pues |f | ≤ kf k∞ en casi todo punto de E con respecto a µ. kf kq = 0 y el teorema es trivial. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . De Nápoli 73 | f |p dµ < +∞ para algún p > 0. Ahora elegimos una constante c con 0 < c < kf k∞ arbitraria. Podemos suponer pues que kf k∞ 6= 0.2) se sigue el teorema.3. entonces R Teorema 4.1) q→∞ Si kf k∞ = 0 entonces f = 0 (en casi todo punto). Que µ(A) > 0 está claro por la definición de la norma infinito. Elevando ambos miembros a la potencia 1/q: Z 1/q kf kq ≤ kf k1−p/q ∞ |f |p dµ E Hacemos ahora que p → ∞. Si fuera µ(A) = +∞ se tendrı́a: Z Z Z |f |p dµ ≥ |f |p dµ ≥ cp dµ = cp µ(A) = +∞ E A A lo que contradice la hipótesis.  . Afirmamos que 0 < µ(A) < +∞.2) q→∞ De las desigualdades (4.

2007-2015 c Pablo L. por lo tanto kλ · f k∞ ≤ |λ| · kf k∞ Por lo que |λ|· k f k∞ es una constante que mayora a |λ · f | en casi todo punto y kλ · f k∞ es. Tenemos: |λ · f | = |λ| · |f | ≤ |λ| · kf k∞ en casi todo punto de E[µ]. µ)) (1 ≤ p ≤ ∞) Llamamos Lp a la clase de las funciones con norma p finita.2 kf + gk∞ ≤ kf k∞ + kgk∞ .4.  Lema 4. Espacios Lp (o Lp (E. Lema 4. pero como convenimos en considerar iguales a las funciones que están en la misma clase podemos pensar Lp como una clase de funciones. entonces kλ · f kp = |λ| · kf kp Demostración: Probaremos primero el lema para 1 ≤ p < ∞: Z 1/p kλ · f kp = |λ · f |p dµ E Z 1/p p p = |λ| · |f | dµ E Z 1/p p = |λ| |f | dµ = |λ| · kf kp E Probemos ahora el lema cuando p = ∞.Notas de Análisis Real . por definición.4. De Nápoli 74 4.4. Lp = {f ∈ F :k f kp < +∞} Es decir que: Z f ∈ Lp si y sólo si | f |p dµ < ∞ E Observacion: Lp está en realidad formado por las clases de equivalencia respec- to a la relación '. la mı́nima de tales constantes.1 Si 1 ≤ p ≤ ∞.

Otro ejemplo de utilidad es tomar E como un conjunto medible Lebesgue en Rn y Z µ(A) = w(x) dx A . entonces f + g ∈ Lp .4. en consecunecia: kf + gk∞ ≤ C Es decir: kf + gk∞ ≤ kf k∞ + kgk∞  Teorema 4. mientras que si tomamamos E = [1. y tomamos µ como la medida de Lebesgue (restringida a los subconjuntos medibles de E.4.2. Finalmente por el lema 4.Notas de Análisis Real . +∞].1. o sea si f ∈ Lp entonces λ · f ∈ Lp  Ejemplos: 1. | g |)) ≤ 2p (máx(| f |p . que formarán la σ-álgebra M). +∞]) cuando pα + 1 < 0. | f + g |p ≤ 2p (| f |p + | g |p ) Integrando miembro a miembro resulta: Z Z Z  p p p p | f + g | dµ ≤ 2 | f | dµ + | g | dµ E E E Luego si las integrales del segundo miembro son finitas. 1]) si pα + 1 > 0. si k f kp es finita (1 ≤ p ≤ ∞) entonces k λ · f kp también lo es. Lp es un espacio vectorial sobre los números complejos. Notemos que C = kf k∞ + kgk∞ es entonces una constante tal que |f + g| |≤ C en casi todo punto de E con respecot a µ.3 Si f. El caso más frecuente es el siguiente: Consideramos E ⊂ Rn un conjun- to medible en el sentido de Lebesgue. 2. también lo es la del primero.4. g ∈ Lp (1 ≤ p ≤ ∞) y λ ∈ C entonces f + g ∈ Lp yλ · f ∈ Lp . 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 75 Demostración: Tenemos que: |f + g| ≤ |f | + |g| ≤ kf k∞ + kgk∞ en casi todo punto de E respecto de µ. f ∈ Lp ([1. 1] tendremos que f ∈ Lp ([0. y por definición. Demostración: p p | f + g |p ≤ (| f | + | g |p ) ≤ (2 máx(| f |. | g |p ) Por lo tanto. Que lo mismo vale para p = ∞ se deduce inmediatamente del 4. En otras palabras. Luego si f. Por ej si f (x) = xα y E = [0. g ∈ Lp con 1 ≤ p < ∞. kf + gk∞ es la mı́nima de tales constantes.

µ) se suele designar por `p .5. de la siguiente manera: p Si 1 < p < ∞ entonces p0 = p−1 Si p = 1 entonces p0 = ∞ Si p = ∞ entonces p0 = 1 Observacion: 1 1 + =1 p p0 Esta es una forma más simétrica de expresar la relación entre py p’. b̃ = λ1/p b .2 (Desigualdad de Young) Si 1 < p < ∞ . Notamos que Q tiene la siguiente propiedad de homogeneidad: si ponemos 0 ã = λ1/p a. a ≥ 0 y b ≥ 0 enton- ces: 0 ap bp a·b≤ + 0 p p donde p0 es el exponente conjugado de p. b) ≥ 0. b) = + 0 − ab p p queremos ver que Q(a. Demostración: Para a.w(x)dx) = |f (x)| w(x) dx E 3.5. b ≥ 0. Lema 4. El espacio Lp (E. definamos 0 ap bp Q(a. Finalmente. Consisten en las sucesiónes (an )n∈N ∈ C con la norma ∞ !1/p X p k(an )kp = |an | n=1 4. De Nápoli 76 siendo w(x) una función medible no negativa (una función de peso) y A ⊂ E medible. 2007-2015 c Pablo L.5. otro ejemplo importante es el siguiente: tomamos E = N y como µ la medida de contar. Desigualdad de Hölder Definición 4.1 Para 1 ≤ p ≤ ∞ definimos el exponente conjugado de p notado p0 .Notas de Análisis Real . Exponente Conjugado de p. Se obtiene un espacio Lp “pesado” cuya norma es Z 1/p p kf kLp (E.

1) = F (a) ≥ F (1) = + 0 −1=0 p p Si b = 0. ap 1 Q(a.  Podemos demostrar ahora la desigualdad de Hölder.3 (Desigualdad de Hölder) Si 1 ≤ p ≤ ∞ y p0 es su expo- nente conjugado: Z Z 1/p Z 1/p0 0 |f · g| dµ ≤ |f |p dµ |f |p dµ E E E Es decir: Z |f · g| dµ ≤ kf kp kgkp0 E Demostración: Si p = 1 ⇒ p0 = ∞. Si b = 1. En consecuencia. que es una de las más importantes del análisis: Teorema 4. tenemos ap Q(a. b̃) = λQ(a. y que. En consecuencia F (a) alcanza su mı́nimo en a = 1. y que es negativa en 0 < a < 1 y positiva si a > 1. y 1 1 Q(a. De Nápoli 77 con λ > 0. 2007-2015 c Pablo L. b) Notamos entonces que siempre podemos elegir λ de modo que b̃ = 1 a menos que 0 b = 0 (tomando λ = b−p ). Calculando su derivada: F 0 (a) = ap−1 − 1 vemos que sólo se anula en a = 1. tenemos que Q(ã. 1) = + 0 − a = F (a) p p que es una función de una variable.Notas de Análisis Real . Por definición de k g k∞ se tiene: | f · g |≤| f | · k g k∞ en casi todo punto de E respecto de µ. b̃) ≥ 0. en tal caso. Por lo tanto: Z Z Z | f g | dµ ≤ | f | · k g k∞ dµ =k g k∞ | f | dµ =k f k1 · k g k∞ E E E Esto prueba el teorema en este caso. Análogamente si p = ∞(p0 = 1) . b) ≥ 0 si y sólo si Q(ã. Q(a. 0) = ≥0 p por lo que la desigualdad queda demostrada. bastará probar la desigualdad en los siguientes casos espa- ciales: cuando b = 1 y cuando b = 0.5.

ldots. Desigualdad de Minkowski Teorema 4.y la desigualdad se cumple trivialmente. Supongamos pues 0 <k f kp < ∞ y que 0 ≤k g kp0 < ∞ En el lema 2 pongamos: f (x) a= k f kp g(x) b= k g k p0 Tendremos: 0 |f (x)||g(x)| |f (x)|p |g(x)|p ≤ p + 0 kf kp kgkp0 pkf kp p0 kgkpp0 Integrando resulta: 0 |f (x)|p dµ |g(x)|p dµ R R R E |f (x)g(x)| dµ 1 1 ≤ E + x = + 0 =1 pkf kpp 0 kf kp kgkp0 p0 kgkpp0 p p De donde resulta la desigualdad de Hölder. De Nápoli 78 Podemos suponer pues suponer que 1 < p < ∞. Si k f kp = 0 o k g kp0 = 0 entonces R f o g son nulas en casi todo punto de E respecto de µ . 2007-2015 c Pablo L.g| dµ = 0 . . fk (x)| dµ ≤ kfi kpi E i=1 4. que se prueba por inducción en la cantidad k de factores: Corolario 4. .5.4 (Desigualdad generalizada de Hölder) Si 1 ≤ pi ≤ ∞ para i = 1.1 (Desigualdad de Minkowski) k f + g kp ≤k f kp + k g kp Demostración: La desigualdad es inmediata en los siguientes casos: k f kp = ∞ o k g kp = ∞ . y por lo tanto E |f.6. multiplicando por k f kp · k g kp0  Vale un resultado más general. Cuando k f kp = ∞ o k g kp0 = ∞ es de nuevo trivial. k y k X 1 =1 p i=1 i entonces Z k Y |f1 (x)f2 (x) .Notas de Análisis Real . Podemos pues suponer que k f kp > 0 y k g kp0 > 0.6. 2.

Ası́ pues.4. Entonces tenemos: R Llamemos λ = E 0 λ ≤ (k f kp + k g kp ) · λ1/p Por lo tanto. De Nápoli 79 y también cuando k f + g kp = 0.1) 2. Nos queda verificar dos propiedades de la norma. y 0 < k f + g kp < ∞. a saber: 1. k λ · f kp =| λ | .4. k f kp < ∞. g ∈ Lp . 0 λ1−1/p ≤ (k f kp + k g kp ) O sea: λ1/p ≤ (k f kp + k g kp ) Esto es: k f + g kp ≤k f kp + k g kp  Este teorema es importante porque nos permite hacer de Lp un espacio normado. .3. Si p = ∞ ya fue probada (lema 4. consideramos que f = 0.Notas de Análisis Real . dicha función es nula en casi todo punto).2). por el teorema 4. Según el convenio adoptado para la igualdad. Z Z | f + g |p dµ = | f + g | · | f + g |p−1 dµ E E Luego: Z Z Z p p−1 |f +g | dµ ≤ |f |·|f +g | dµ + | g | · | f + g |p−1 dµ E E E Usando la desigualdad de Hölder obtenemos: Z Z 1/p0 Z 1/p0 p p p | f +g | dµ ≤k f kp · | f + g | dµ + k g kp · | f + g | dµ E E E O sea: Z Z 1/p0 p p |f +g | dµ ≤ (k f kp + k g kp ) · |f +g | dµ E E | f + g |p dµ. Si p = 1 es muy fácil: Como | f + g |≤| f | + | g | integrando obtenemos lo que queremos. tendremos 1 < p < ∞. tenemos que Lp es un espacio normado. tendremos que f + g ∈ Lp . es decir que f. 2007-2015 c Pablo L.4. Eliminando todos estos casos particulares. entonces f es nula en casi todo punto de E[µ] (Se usa que si la integral de una función no negativa es 0. k f kp = 0 si y sólo si f = 0 Si k f kp = 0. k f kp Esto fue probado (Lema 4. k g kp < ∞. Entonces.

Entonces 1 : Z .1). Desigualdad integral de Minkowki El siguiente teorema constituye una versión integral de la desigualdad de Minkowski (teorema 4.Notas de Análisis Real . Su prueba es análoga.6.1 Sean X ⊂ Rn . Teorema 4. 2007-2015 c Pablo L.7.7. De Nápoli 80 4. Y ⊂ Rm y f : X × Y → R una función medible.

Z .

p 1/p Z Z 1/p p .

.

.

|f (x. y)| dy .

y)| dx dy . dx ≤ |f (x.

.

y)| dx dy Y X Utilizando entonces la desigualdad de Hölder en la integral interior. y)| dx dy Y X 1 Enunciamos y demostramos este resultado en Rn (con la medida de Lebesgue). y)| dx X X X Integrando en y. pues este es el contexto en el que expusimos (en clase. tenemos que: Z Z 1/p0 Z 1/p p−1 p p I(x) |f (x. por ahora no está incluido en estas notas) el teorema de Fubini-Tonelli. y)| dx dy Y X Y X de donde deducimos la desigualdad buscada pues p/p0 = p − 1: Z Z 1/p p kI(x)kp ≤ |f (x. Pero el mismo es válido en espacios de medida abstractos (siempre que las medidas involucradas sean σ-finitas (pues el teorema de Fubini-Tonelli también es válido en este contexto más general). . podemos intercambiar el orden de las integrales y escribir esta expresión como Z Z  I(x)p−1 |f (x. I(x) está bien definida para casi todo x. Calculemos Z Z Z Z  kI(x)kpp = I(x)p dx = I(x)p−1 I(x) dx = I(x)p−1 |f (x. y es medible. Y X X Y Demostración: Consideramos la función definida por Z I(x) = |f (x. deducimos que: Z Z  Z Z 1/p 0 kI(x)kpp = I(x) p−1 |f (x. y)| dy Y Por el teorema de Fubini-Tonelli. y)| dx ≤ |I(x)| dx |f (x. y)| dx dy ≤ kI(x)kp/p p p |f (x. y)| dy dx X X X Y Por el teorema de Fubini-Tonelli.

Nuestra primera afirmación es que (fn ) es de Cauchy en medida: Sea δ > 0 tenemos que probar µ({x ∈ E : |fn (x)−fm (x)| |≥ δ)) tiende a cero cuando nym tienden a infinito.8. Por ejemplo. De Nápoli 81 siempre que kI(x)kp sea finita y no se anule. Demostración: Caso 1 ≤ p ≤ ∞ Debemos mostrar que toda sucesión de Cauchy en Lp converge. Completitud de Lp (Teorema de Riesz-Fischer) Lema 4. kI(x)kp será ciertamente finita si si f está soportada en un un conjunto de medida finita y es acotada. Luego si n ≥ n0 : 1 µ({x ∈ E : | | fn (x) − fm (x)| ≥ δ}) ≤ · δp · ε = ε δp Como ε es arbitrario. Entonces aproximamos f por una sucesión de la forma fk (x) = f (x)χBk (x) donde Bk = {(x. hemos probado que (fn ) es de Cauchy en medida.1 (Desigualdad de Tchebyschev) Sean f ∈ Lp y δ > 0 enton- ces: 1 µ ({x ∈ E : |f (x)| ≥ δ}) ≤ p kf kpp δ Demostración: Sea A = {x ∈ E : |f (x)| ≥ δ} entonces: Z Z Z k f kpp = | f |p dµ ≥ | f |p dµ ≥ δ p dµ = δ p µ(A) E A A Dividiendo por δ p se obtiene el lema. la desigualdad es trivial.1 aplicado a fn − fm tenemos: 1 µ({x ∈ E :| fn (x) − fm (x)| ≥ δ}) ≤ k fn − fm kpp δp Como (fn ) es de Cauchy en Lp dado ε > 0 podemos elegir n0 tal que si n.  4. Si kI(x)kp = 0 (lo que ocurre si y sólo si I(x) = 0 en asi todo punto).8.  Teorema 4. y δ también. La desigualdad es válida para las fk por el argumento anterior. es decir un espacio de Banach. y el teorema de convergencia monótona implica entonces que es válida para f .2 (Riesz-Fischer) Lp (1 ≤ p ≤ ∞) es un espacio normado completo. m ≥ n0 . Sea (fn ) una sucesión de Cauchy en Lp . |f (x. Por lo tanto sabemos que tiene una subsucesión (fnk ) que converge en .Notas de Análisis Real . |y| ≤ k. entonces k fn − fm kp < δ · ε1/p . Si kI(x)kp = +∞ se requiere utilizar algún argumento de aproximación.8. y)| ≤ k}.8. y podemos sin pérdida de generalidad suponer que f ≥ 0. 2007-2015 c Pablo L. y) ∈ X × Y : |x| ≤ k. Por el lema 4.

Sea ∞ [ [ ∞ Z= Zn.Notas de Análisis Real .m = {x ∈ E :| fn (x) − fm (x) |>k fn − fm k∞ } Entonces µ(Zn. Luego resulta: Z | f − fn |p dµ ≤ ε si n ≥ n0 E Lo que significa que f converge a f en Lp . Por el lema de Fatou. Caso p = ∞ : Sea (fn ) una sucesión de Cauchy en L∞ . Pongamos f (x) = lı́m fnk (x) n→∞ Queremos ver f ∈ Lp y que fn → f en Lp . entonces: | fn (x) − fm (x) |≤k fn − fm k∞ Como fn − fm k∞ → 0 cuando n. Además f ∈ Lp ya que para n ≥ n0 . . f − fn ∈ Lp y como fn ∈ Lp ⇒ f ∈ Lp .m n=1 m=1 Entonces µ(Z) = 0. el lı́imite inferior es menor o igual que ε). m → ∞. Esto significa que k fn − fm k∞ → 0 cuando n.m ) = 0 por definción de la norma infinito. 2007-2015 c Pablo L. m. en consecuncia: lı́m k fnk − fn kpp ≤ ε k→+∞ (Ya que si todos los números de una sucesión se conservan a partir de un cierto momento menores o iguales que ε. y se obtiene: Z Z p | f − fn | dµ ≤ lı́m inf | fnk − fn |p dµ = lı́m k fnk − fn kpp E k→∞ E k→∞ Pero como (fn ) es de Cauchy en Lp y nk ≥ k tenemos dado ε > 0 existe n0 tal que k fnk − fn k< ε1/p si n. k ≥ n0 . y por lo tanto converge uniformemente en E − Z hacia una función f . De Nápoli 82 casi todo punto de E (con respecto a µ) a una función medible f finita en casi todo punto. m ∈ N llamenos: Zn.m para ningún n. luego | fnk − fn |p tiende a | f − fn |p (El lı́mite inferior es en realidad el lı́mite). Z Z lı́m inf | fnk − fn |p dµ ≤ lı́m inf | fnk − fn |p dµ E k→+∞ k→+∞ E Ahora cuando k tiende a infinito fnk tiende a f . entonces x 6∈ Zn. Para n. m → ∞ resulta que (fn ) es uniformemente de Cauchy en E − Z. Si x 6∈ Z.

2 Si µ(E) < ∞ y 1 ≤ p ≤ q < ∞ entonces Lq ⊂ Lp y si fn → f en Lq entonces fn → f en Lp . y como ε es arbitrario resulta que k fn − f k∞ → 0 cuando n → ∞.  Corolario 4. k fn − fm k∞ < . resulta la desigualdad del teorema.  4.9. dµ · 1 dµ E E E Es decir que: Z Z p/q p q |f | dµ ≤ | f | dµ · µ(E)(q−p)/q E E Al elevar a la potencia 1/p.9. Dado ε > 0. 2007-2015 c Pablo L.9. De Nápoli 83 Para que f esté definida en todo E pongamos f (x) = lı́m supn→ fn (x) Entonces f es medible. Entonces si x ∈ E − Z.Notas de Análisis Real .1 Si µ(E) < ∞ y 1 ≤ p ≤ q < ∞ entonces vale la desigualdad k f kp ≤ µ(E)(q−p)/pq · k f kq Demostración: Z Z | f |p dµ = | f | ·1 dµ E E Sea r = q/p. o sea que (fn ) converge a f en L∞ . podemos elegir n0 tal que si n ≥ n0 . calculemos su exponente conjugado r0 y usamos la desigualdad de Hölder: q/p q r0 = = (q/p) − 1 q−p y resulta: Z Z p/q Z (q−p)/q | f |p dµ ≤ | f |q . | fn (x) − fm (x) | ≤k fn − fm k∞ <  Haciendo que m → ∞ resulta: k fn − f k≤ ε si x ∈ E − Z y n ≥ n0 Esto significa que ε es una cota superior escencial de fn − f por lo que: k fn − f k∞ ≤ ε Esto en particular prueba que f − fn ∈ L∞ ⇒ f ∈ L∞ . . Inclusiones entre los espacios Lp Teorema 4.

Demostración: RSea f ∈ Lp (Rn ). pero no es un espacio normado con la norma p (La desigualdad de Minkowski es falsa). Por hipótesis f p < ∞. g) = | f − g |p dµ E Lp resulta un espacio métrico completo. Clases de funciones densas en Lp Teorema 4. 4. No obstante. 2007-2015 c Pablo L. donde Soporte(f ) = {f 6= 0}. podemos elegir k tal que kf − ϕk kp < ε Si f ∈ Lp es cualquiera con valores reales ⇒ f = f + − f − .10. . podemos definir la distancia d(f. g) entre dos funciones f y g de Lp por Z d(f. Las funciones simples (que están en Lp ) 2. Las funciones continuas de soporte compacto. k f − fn kq → 0. Si f n → f en Lq .1 Las siguientes clases de funciones son densas en Lp (Rn ) ( si 1≤p<∞) 1. |f | = f + + f − donde f + = 1/2(f + |f |) y f − = 1/2(|f | − f ) permite descomponer a f como diferencia de dos funciones positivas.  Nota: Cuando 0 < p < 1 podemos definir  Z  Lp = f ∈ F : | f |p dµ < +∞ E p L sigue siendo un espacio vectorial. Supongamos además f : Rn → R y f ≥ 0.Notas de Análisis Real . Sabemos que existe una sucesión de funciones sim- ples no negativas ϕk que tiende a f en forma creciente: ϕ1 ≤ ϕ2 ≤ . . Las funciones continuas (que están en Lp ) 3.10. . De Nápoli 84 Demostración: Si k f kq es finita entonces k f kp es finita. . entonces k f − fn kp → 0. ≤ ϕk ≤ . . y f (x) = lı́m ϕk (x) k→∞ Tenemos: Z Z ϕk ≤ f ⇒ ϕpk p ≤f ⇒ ϕpk ≤ f p ⇒ ϕk ∈ Lp 0 ≤ (f − ϕk )p ≤ f p por el teorema de la convergencia mayorada Z lı́m (f − ϕk )p = 0 ⇒ lı́m kf − ϕk kp = 0 k→∞ k→∞ Luego dado ε > 0.

deducimos 0 ≤ |χ − g|p ≤ 1 ⇒ kχ − gkp ≤ |G − F | < εp Elevando ambos miembros a la potencia 1/p : kχ − g k≤ |G − F | < ε Sea ahora N X ϕ= c i χ Ei i=1 . Primero lo probaremos para funciones caracterı́sticas de conjuntos finita- mente medibles. basta probar que una función simple se puede aproximar en Lp por funciones continuas.(kf kp + k|f |kp ) =k f kp luego f + ∈ Lp . Esto prueba que las funciones simples (que están en Lp ) son densas en Lp . Gc ) = 0 ⇔ x ∈ Gc (Gc es cerrado) ⇔ x 6∈ G Como si x ∈ F ⇒ x ∈ G se deduce que el denominador no se anula y como la distancia a una conjunto es una función continua ⇒ g es continua Notemos que 0 ≤ g ≤ 1 y g(x) = 1 si x ∈ F . Sea E ⊂ Rn medible con |E| < +∞. Z Z p p kχE − gkp = |χE − g| = |χE − g|p Rn G−F (pues el integrando vale 0 en Gc y en F . |G − F | ≤ εp Definimos entonces la función d(x. De Nápoli 85 kf = kp = 1/2 k f + |f | kp ≤ 1/2. F ) = 0 ⇔ x ∈ F ( F es cerrado) Si d(x. Para probar que las funciones continuas son densas en Lp . vamos a probar que dado ε > 0 existe una función continua g tal que kχE − gkp < ε Como E es medible existen un conjunto abierto G y un cerrado F tales que: F ⊂ E ⊂ G. g(x) = 0 si x ∈ Gc . Gc ) (Gc es el complemento de G) Si d(x. Como 0 ≤ g ≤ 1 . 2007-2015 c Pablo L. F ) g(x) = d(x.Notas de Análisis Real . F ) + d(x. Dado ε > 0 podemos elegir (por lo ya probado) funciones simples ϕ+ yϕ− tales que kf + − ϕ+ kp < ε/2 y kf − − ϕ− kp < ε/2 ⇒ kf − (ϕ+ − ϕ− )kp = k(f + − f − ) − (ϕ+ − ϕ− )kp ≤ kf + − ϕ+ kp + kf − − ϕ− k ≤ ε Finalmente si f : Rn → C escribimos f = Re(f ) + i · Im(f ) y aplicamos un argumento análogo. Analogamente f − ∈ Lp .

χEi i=1 luego Z N X |ϕ|p = |ci |p . |g − g · ψk |p = |g · (1 − ψk )|p ≤ |g|p Cuando k → ∞ . probaremos que una función continua g ∈ Lp se puede aproximar en Lp por funciones continuas de soporte compacto. B2k ) ψk = c d(x. 2k) Notamos ψk es continua vale 1 en Bk y 0 fuera de B2k ⇒ g · ψk es una función continua de soporte compacto. Sea: N X g= ci .Notas de Análisis Real . g · ψk → g por el teorema de la convergencia mayorada. sin embargo las funciones continuas acotadas . Bk ) donde Bk = B(0. Finalmente para probar que las funciones continuas de soporte compacto son densas en Lp . Z |g − g · ψk |p → 0 cuando k → ∞ Rn o sea g · ψk → g en Lp  Observación: Cuando p = ∞. sigue siendo cierto que las funciones simples acotadas son densas en L∞ (RN ). esto prueba que las funciones simples se pueden aproximar en Lp por funciones continuas. Definamos la función c d(x.gi i=1 Entonces g es continua y N X N X N X kϕ − gkp = k ci · (χEi − gi )kp ≤ |ci | · kχEi − gi kp ≤ ε |ci | i=1 i=1 i=1 PN Como ε es arbitrario .|Ei | ≤ +∞ ⇒ |Ei | < +∞ para todo i. Tenmos : N X |ϕ|p = |ci |p . Rn i=1 Para cada i elijo una g continua tal que kχEi − gkp < ε (se puede por lo antes probado). B2k ) + d(x. 2007-2015 c Pablo L. y i=1 |ci | es una constante que sólo depende de ϕ . De Nápoli 86 una función simple en Lp . k) y B = B(0.

De Nápoli 87 no son densas en L∞ (RN ) (de hecho. 4. 0i = h0. g están en L2 entonces f · g es integrable (hf. son un subespacio cerrado. hf. gi (Linealidad en el primer argumento)) H2) hf.Espacios de Hilbert Entre los espacios Lp se destaca de modo especial el L2 ya que su norma proviene de un producto escalar: Definición 4.1 Si f. µ) entonces definimos el producto escalar o producto interno de f por g mediante: Z hf. pues el lı́mite uniforme de funciones continuas acotadas también lo es). pero no lo es si p = ∞. g ∈ L2 (E. y |hf. f i H3) hf. f i ≥ 0 y hf. gi + hg. El espacio L2 . donde la barra indica el complejo conjugado) Si en la desigualdad de Hölder tomamos p = 2 ⇒ p0 = 2 y resulta: Z Z 1/2 Z 1/2 |f · g| dµ ≤ | f | dµ |g(x)|dµ = k f k2 · k g k2 E E E luego si f. f i = 0 ⇔ f = 0 (Recordamos f = 0 significa f (x) = 0 en casi todo punto) Un espacio vectorial H sobre los números complejos en el que está definido un producto interno (o escalar) que satisface las propiedades H1)H2) y H3) se llama un espacio con producto interno (o escalar) o espacio pre- Hilbertiano. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . gi| ≤k f k2 . gi está bien definido). gi = hg. Ejercicio: Probar que Lp (RN ) es un espacio métrico separable si 1 ≤ p < +∞.11. f i = 0 para todo f . k g k2 (Desigualdad de Cauchy-Schwarz). En cualquier espacio con producto interno valen: 1. hi = hf. hi = λ · hf. g(x) = g(x).11. gi = f · g dµ E donde g significa la función conjugada de g (Para cada x. hi hλ · f. Propiedades del producto interno H1) hf + g.

gi = 0. g) =k f − g k) Si el espacio H es un espacio métrico completo. y en particular un espacio métrico ( definiendo la distancia por d(f. f i λ= k g k2 Resulta: hf.gi = λ · hf. De Nápoli 88 2. f + λ. gi |2 Por lo tanto | hf. resulta multiplicando por k g k2 : 0 ≤k f k2 k g k2 − | hf. f + λ. gi · hg. y la desigualdad es trivial. k g k2 y tomando raı́z cuadrada obtenemos lo que queremos. gi |≤k f k · k g k ( Para L2 es un caso particular de la desigualdad de Hölder) Demostración: Si g = 0 entonces hf.  . Proposición 4. gi 3.Esto hace de Hun espacio normado. |hf. f i + λλhg.11.Notas de Análisis Real .gi = hf. vamos a estudiar un espacio de Hilbert H cualquiera. gi Pongamos. gi λ= k g k2 de modo que: −hg. f i En cualquier espacio con producto interno H se define: p k f k= < f. f > Se verfica por 3) que k f k≥ 0 para todo f ∈ Hy que k f k= 0 si y sólo si f = 0. En lugar de estudiar el espacio L2 . hf. diremos que es un espacio de Hilbert. Por ejemplo. gi + λ · hg. gi |2 . λ. gi · hg. L2 es un espacio de Hilbert. gi|2 = hf. gi |2 ≤k f k2 . f i + λ · hf. f i =| hf. f + λ · gi + λhg.2 (Desigualdad de Cauchy-Schwarz) En cualquier es- pacio con producto interno se tiene: | hf. gi · hg. −hf. 2007-2015 c Pablo L. Su- pongamos pues g 6= 0 0 ≤k f + λ · g k2 = hf + λ · g. f i 0 ≤k f k2 − k g k2 y como hf.gi = = hf.

2007-2015 c Pablo L. f i + hg.11. f i =| λ |2 · k f k2 Tomando raı́z cuadrada obtenemos i) k f + g k2 = hf + g. gi + hg. gi+ k g k2 Utilizamos ahora la desigualdad Re(z) ≤| z | para obtener: k f + g k2 ≤k f k2 +2· | hf. f + gi = hf. De Nápoli 89 Proposición 4. λ · f i = λ · λhf. f i = hf. f i + hf. gn i → hf.11. gn → g y λn → λ entonces: i) fn + gn → f + g ii) λn · fn → λ · f iii) hfn . gi + hg. Proposición 4. gi + hf. gi (donde Re significa: parte real) k f + g k2 =k f k2 +2Rehf. gi | + k g k2 Y por la desigualdad de Cauchy-Schwarz: 0 ≤k f k2 +2· k f k · k g k + k g k2 = (k f k + k g k)2 Tomando raı́z cuadrada obtenemos ii) iii) es simplemente otra forma de escribir la condición 3) de la definición. gi Notemos que hf.el producto por escalares y el producto interno son continuos) .  Esta proposición prueba que un espacio con producto interno es un espacio normado. gi = 2 Rehf.4 (Teorema de continuidad) Si f → fn .Notas de Análisis Real . gi iv) k fn k→k f k (Esto es: en un espacio con producto interno la suma.3 En cualquier espacio con producto interno valen: i) k λ · f k=| λ | · k f k ii) k f + g k≤k f k + k g k iii) k f k≥ 0 y k f k= 0 ⇔ f = 0 Demostración: k λ · f k2 = hλ · f.

De Nápoli 90 Demostración: i): k (fn + gn ) − (f + g) k ≤ k fn − f k + k gn − g k Cuando n → ∞ tenemos que k fn − f k→ 0 y k gn − g k→ 0 por hipótesis. gn − gi + hfn − f. gi | | hfn . luego: k (fn + gn ) − (f + g) k→ 0 o sea: fn + gn → f + g ii): k λn · fn − λ · f k=k λn · (fn − f ) + (λn − λ) · f k k λn · fn − λ · f k=k (λn − λ) · (fn − f ) + λ · (fn − f ) + (λn − λ). gn − gi + hf. gn i − hf. gi |≤| hfn − f. k fn − f k→ 0 y | λn − λ |→ 0 por hipótesis. gn − gi + hfn − f. gn i − hf. gi | Usando la desigualdad de Cauchy-Schwarz. gn − gi | + | hfn − f. gn i → hf.f k Por lo tanto. gn i − hf. gn − gi | + | hf. luego | hfn . luego k λn · fn − λ · f k→ 0 Es decir: λn · fn → λ · f .Notas de Análisis Real . gi |→ 0 Esto significa que hfn . k λn · fn − λ · f k≤| λn − λ | · k fn − f k + | λ | · k fn − f k + | λn − λ | · k f k Cuando n → ∞. gi |≤k fn − f k · k gn − g k + k f k · k gn − g k + k fn − f k · k g k cuando n → ∞ k fn − f k→ 0 y k gn − g k→ 0. gi |=| hfn − f. gi. gn i − hf. iii): | hfn . 2007-2015 c Pablo L. gi | | hfn . gn i − hf. gi |=| hfn . iv): Aaplicamos iii) con gn = fn entonces k fn k2 →k f k2 luego k fn k→k f k  . | hfn .

 Notas: 1) se puede probar que si en un espacio normado vale la identidad del paralelogramo la norma proviene de un producto escalar. si = 0 luego f + g ∈ S ⊥ Si f ∈ S ⊥ y λ ∈ C. Sea S ⊂ H. se obtiene que k f − g k2 = kf k2 − 2 Rehf. si = hf. si = 0 luego λ · f ∈ S ⊥ Finalmente. k g k2 (4. hfn . Demostración: Es inmediata: k f + g k2 = hf + g. si = 0 para todo s ∈ S. para todo λ ∈ [0. el segmento que los une está contenido en C. gi = 0.12.1] ) Recordamos que un subconjunto C de un espacio vectorial es convexo si dados x. si + hg. gi + kgk2 (4. f + gi k f + g k2 = hf. y ∈ C. si = λ · hf. f i + hf. 2007-2015 c Pablo L. .Notas de Análisis Real . gi k f + g k2 = kf k2 + 2 Rehf. entonces para todo s ∈ S: hλ · f. si = 0 luego f ∈ S ⊥ .4) Si cambiamos g por −g. 2) Se puede usar para probar que en los Lp (Rn ) con p 6= 2 la norma no provie- ne de un producto escalar ( Tomar por ejemplo f = función caracterı́stica del intervalor [0. 1/2] y g la del intervalo [1/2. De Nápoli 91 4.2 S ⊥ es un subespacio vectorial cerrado de H.4 hf. si fn es una sucesión de vectores de S ⊥ y fn → f tenemos para s ∈ S. si = 0 y por la proposición 4. gi + hg. g ∈ S ⊥ entonces para cualquier s ∈ S tenemos hf + g.1 Sea H un espacio con producto interno. definimos S ⊥ por: S ⊥ = {v ∈ H : hv.3 (Identidad del paralelogramo) En un espacio con pro- ducto interno se tiene: k f + g k2 + k f − g k2 = 2. f i + hg. gi + kgk2 Y sumando estas relaciones se obtiene la identidad del enunciado. 1]. Demostración: 0 ∈ S ⊥ pues h0. Diremos que dos vectores f. g ∈ H son ortogonales y escribiremos f ⊥ g si hf.12.11. k f k2 +2.12.3) geométricamente: La suma de los cuadrados de las diagonales de un palalelo- gramo es la suma de los cuadrados de sus lados. Si f.  Proposición 4. si = 0 para todo s ∈ S} Observación 4.12. Teorema de la Perpendicular Definición 4. es decir si (1 − λ)x + λy ∈ C.

se deduce que kfn − fm k → 0. Entonces. Notamos que un subespacio es en particular un conjunto convexo. y h ∈ H. es decir que (fn ) es de Cauchy.5 (de la perpendicular) Sea H un espacio de Hilbert. Entonces existe un vector f0 ∈ C. (fn ) convergerá a algún vector f0 ∈ H. C). (Una tal sucesión se llama una sucesión minimizante). existe una sucesión (fn ) de puntos de F tales que k h − fn k→ d.4). existe un vector f0 ∈ F que realiza la distancia d = d(h. como H es completo. gi + t2 kgk2 .12. 2 ∈ C. tomemos cualquier g ∈ F . Y por la continuidad de la norma. en consecuencia: 2 fn + fm − h ≥d 2 Por lo tanto. En virtud de la definición de ı́nfimo. F ). que realiza la distancia de h a C. 1 2 1 2 1 2 1 1 kfn − fm k ≤ kfn − hk + kfm − hk − d2 = (d + δn )2 + (d + δm )2 − d2 4 2 2 2 2 Cuando n.3) con f = fn2−h y g = fm2−h tenemos que: 2 fn − fm 2 fn − h 2 fm − h 2 fn + fm − h + = 2 2 + 2 2 2 2 fn +fm Pero como C es convexo. es decir tal que kf0 − h| = d(h.Notas de Análisis Real . Y como C es cerrado. C) = ı́nf{k h − f k: f ∈ C} Demostración: Sea d = d(h. m → ∞.12. Vamos a probar que h − f ∈ F ⊥ . 2007-2015 c Pablo L.  Teorema 4.4 Sea C ⊂ H un conjunto convexo cerrado. y fn ∈ C para todo n. vemos que P (t) es un polinomio cuadráti- co: P (t) = kh − f0 k2 + 2t Rehh − f0 . Luego por el teorema anterior. P (t) = kh − (f0 + tg)k2 Desarrollándola de acuerdo a (4. Para ello. De Nápoli 92 Teorema 4. Escribiremos kh − fn | = d + δn donde δn → 0 Vamos a probar que (fn ) es una sucesión de Cauchy: Por la identidad del paralelogramo (4. f0 ∈ C. Sea F un subespacio vectorial cerrado de H entonces H = F ⊕ F ⊥ (Geometricamente: por un punto exterior al subespacio F pasa una sóla per- pendicular a F ) Demostración: Sea h ∈ H. y consideremos la función de la variable real t. kfn − hk = d.

entonces existe una constante C tal que | γ(h) |≤ C k h k La mı́nima constante C posible se llama la norma de γ y se nota k γ k Ejemplo: Sea f ∈ H fijo. En consecuencia. gi = 0 ∀ g ∈ F ⊥ (4. Es decir que: H = F + F ⊥ .13. gi = 0 ∀ g ∈ F ⊥ y teniendo en cuenta (4. Por álgebra lineal. De Nápoli 93 Observamos que f0 + tg ∈ F . sabemos que entonces H = F ⊕ F ⊥  4. Funcionales Lineales Continuas en un es- pacio de Hilbert Definición 4. esto prueba que h − f ∈ F ⊥ . vemos que en realidad: kγf k = kf k . donde f0 ∈ F y h − f0 ∈ F ⊥ .Notas de Análisis Real . hh − f0 . Entonces definamos γf (h) = hh. f i = 0. Si f ∈ F ∩ F ⊥ . f i para todo h ∈ H . hemos podido escribir a cualquier vector h ∈ H en la forma h = f0 + (h − f0 ). gi = 0 ∀ g ∈ F ⊥ En consecuencia: Imhh − f0 . Entonces γf es una funcional lineal continua. En el caso complejo. entonces hf. gi = 0 ∀ g ∈ F ⊥ Es decir que h − f0 ∈ F ⊥ . Es decir F ∩ F ⊥ = {0}.5).5) En el caso de un espacio de Hilbert real. ig ∈ F por ser F un subespacio luego: Rehh − f0 . notamos que si g ∈ F . es decir: Rehh − f0 . luego f = 0. Luego P 0 (0) = 0. Luego. 2007-2015 c Pablo L. Es decir P (t) tiene en t = 0 un mı́nimo.1 Una funcional lineal en el espacio de Hilbert H una función γ : H → C que satisface γ(λ1 · h1 + λ · h2 ) = λ1 · γ(h1 ) + λ2 · γ(h2 ) Recordamos que si γ es continua.13. P (t) ≥ d = P (0). ya que por la desigualdad de Cauchy-Schwarz tenemos que: |γf (h)| ≤ kf k · khk f Además se tiene kγf k ≤ kf k. Pero eligiendo h = kf k . igi = 0 ∀ g ∈ F ⊥ o sea: Re(−i)hh − f0 . por ser F un subespacio.

γ(g) · gi Llamemos f = γ(g) · g entonces f es el vector buscado. f1 − f2 i = 0 En particular: hf1 − f2 . gi =k g k = 1 se tiene γ(h) = hγ(g) · h. Veamos que f es único. gi − hγ(g). veamos que γ(h) · g − γ(g) · h ∈ N : γ (γ(h) · g − γ(g) · h) = γ(h) · γ(g) − γ(g) · γ(h) = 0 Como g ∈ N ⊥ . Demostración: Probaremos primero la existencia de f . Esto termina la demostración. y listo (γ es identicamente nula). gi = 0 O sea: γ(h) · hg.13. Es decir: γ = γf . gi − hγ(g) · h. Si N ⊥ 6= {0}. H = N ⊕ N ⊥. De Nápoli 94 Teorema 4. 2007-2015 c Pablo L. Sea N = N u(γ) = {h ∈ H : γ(h) = 0} = γ −1 ({0}) Como γ eslineal y continua.Notas de Análisis Real . f2 i serı́a: hh. gi = 0 2 Como hg. gi Podemos escribirlo como γ(h) = hh. f1 i = hh. f1 − f2 i = k f1 − f2 k2 = 0 Por lo tanto. f1 − f2 = 0 ⇒ f1 = f2 .2 (Teorema de representacion de Riesz) Si γ : H → C es una funcional lineal continuaen un espacio de Hilbert H entonces existe un único vector f ∈ H tal que para todo h ∈ Hγ(h) = hh. Si N ⊥ = {0}. Entonces.h. entonces N = H ⇒ Tomamos f = 0. tendremos: hγ(h) · g − γ(g) · h. sea g ∈ N ⊥ con k g k= 1. f i.  . gi = 0 hγ(h) · g. para algún f ∈ H. Si para todo h ∈ H fuera: hh. N es un subespacio vectorial cerrado. (Si j ∈ N y j = 6 0 tomamos g = j/ k j k ) Sea h ∈ H cualquiera.

1. . . Se trata sin duda de los resultados más bellos y profundos que veremos en el curso. Si B = B(x0 . . . Bk . r) = {x ∈ RN : kxk ≤ r} es una bola cerrada en RN tenemos que: m(B) = ωN rN donde ωN = m(B(0. 1)) es una constante que depende de la dimensión. existe una sucesión disjunta (finita o no) de bolas de la colección C: B1 . que puede tomarse como C(N ) = (3 + ε)−N para cualquier ε > 0. El Lema Simple de Vitali Comenzaremos nuestro trabajo.Capı́tulo 5 Diferenciacion (en RN ) El propósito de este capı́tulo es probar resultados que generalizan el teorema fundamental del cálculo para la integral de Lebesgue. Lema 5. 5. . probando un lema de cubrimiento. necesitaremos desarrollar algunas herramientas. Antes de llegar a ellos. . Notaremos r(B) al radio de la bola B. .1. Si sup{r(B) : B ∈ C} < +∞. tal que: ∞ X m((Bk ) ≥ C(N ) me (E) k=1 donde C(N ) es una constante que depende sólo de la dimensión. 1 Demostración: Fijemos 0 < ε < 1. B2 . y sea δ > 0 tal que 1−δ =1+ε 95 .1 (Lema Simple de Vitali) Sea C una colección de bolas cerrados que cubre un conjunto E ⊂ RN .

. . Está claro que. . Bk ∩ (B1 ∪ B2 ∪ . . . podemos elegir una bola B1 ∈ C tal que: r(B1 ) > s1 (1 − δ) Puede ocurrir que B1 intersecte a cualquier bola de C entonces el proceso de selección se detiene allı́. En general: Supongamos que ya elegimos B1 . Supongamos que existe una bola B ∈ C que no corta a ninguna bola Bk ∀k B ∩ Bk = ∅ Para cada k tendremos: sk ≥ r(B) . que es finito por hipótesis. pues B pertenece a la colección de bolas {B : B ∈ C. por construcción. B ∩ (B1 ∪ B2 ∪ . Si este es el caso. ∪ Bk−1 ) = ∅} . Luego: m(Bk ) → 0 cuando k → ∞ ⇒ r(Bk ) → 0 cuando k → ∞ Vamos a probar que toda bola de C corta a alguna bola de la sucesión Bk . B2 . ∪ Bk−1 ) = ∅ Este proceso puede terminar en un número finito de pasos u obtenerse una sucesión Bk infinita. . continuamos el proceso. Si no existe B ∈ C que no corte a B1 . Supongamos pues que converge. B2 . . B1 ∩ B2 = ∅ Puede ocurrir que cualquier bola de la coleeción intersecte a B1 o a B2 . De Nápoli 96 Sea s1 = sup{r(B) : B ∈ C}. tal que r(Bk ) > sk (1 − δ). . ∪ Bk−1 ) = ∅} Elegimos Bk ∈ C. el proceso termina aquı́ Si no. Queremos probar que: ∞ X m(Bk ) ≥ C(N ) me (E) k=1 Si la serie diverge no hay nada que probar.Notas de Análisis Real . . Como δ con 0 < δ < 1. Bk−1 disjuntas. las bolas Bk resultan disjuntas. . . B ∩ B1 = ∅} Podemos elegir una bola B2 ∈ C tal que: r(B2 ) > s2 (1 − δ). Si existe. . . Si no es este el caso consideramos: s2 = sup{r(B) : B ∈ C. Supongamos primero que se obtiene una sucesión infinita. B ∩ (B1 ∪ B2 ∪ . sea: sk = sup{r(B) : B ∈ C. 2007-2015 c Pablo L. Bk−1 no podemos proseguir. .

 Observación 5. entonces: B ⊂ Bk∗ ∗ En efecto. 1 tal que B ∩ Bk 6= ∅ y r(B) < 1−δ r(Bk ) = (1 + ε)r(Bk ) Sea Bk la bola cncéntrico con Bk cuyo lado es r(Bk )(3+ε). en efecto si r(B) no es acotado podemos elegir una sola bola B1 tal que: m(B1 ) ≥ (3 + ε)−N me (E) Observación 5. Luego toda bola de C corta a alguna Bk . sea y ∈ B ∩ Bk . ∪ Bk−1 ) = ∅ ⇒ sk ≥ r(B) (Si fuera k = 1 igualmente serı́a s1 ≥ λ(B)) (r(B) es un elemento de la colección de números cuyo supremo es sk )) Por otra parte.Notas de Análisis Real .1. d(z. . Sea B ∈ C cualquiera. Esta contradicción provino de suponer que existı́a una bola B en C que no corta a ninguna de las Bk . ya que r(Bk ) → 0 cuando k → ∞. por construcción. . Consideremos el mı́nimo ı́ndice k tal que B ∩ Bk 6= ∅ ⇒ B ∩ (B1 ∪ B2 ∪ . y) = sup |xi − yi | 1≤i≤n . m(Bk∗ ) = (3 + ε)n m(Bk ) ∞ [ ∞ [ E⊂ Bk ⊂ Bk∗ k=1 k=1 Por lo tanto: ∞ X ∞ X me (E) ≤ m(Bk∗ ) = (3 + ε)N m(Bk ) k=1 k=1 ∞ X ⇒ (3 + ε)−N me (E) ≤ m(Bk ) k=1 Esto es lo que querı́amos probar.3 El lema simple de Vitali vale también si reemplazamos las bolas por cubos. que son las bolas para la distancia d∞ (x. xk ) ≤ d(z. y) + d(y. tenemos que: r(Bk ) > sk (1 − ε) ≥ r(B)(1 − ε) O sea para cualquier bola B ∈ C existe una bola Bk de las que hemos elegido. x) + d(x. si B = B(x. xk ) ≤ 2r(B) + r(Bk )) < (3 + ε)r(Bk ) Las Bk∗ no son necesariamente disjuntas. Lo mismo vale si el proceso de selección se detiene tras un número finito de pasos.1. De Nápoli 97 Deducimos que: r(Bk ) > sk (1 − δ) ≥ r(B)/2 Como r(B)(1−δ) es un número positivo fijo esto es absurdo. 2007-2015 c Pablo L.2 El lema vale aunque r(B) no esté acotado si pedimos me (E) < +∞ . r) y z ∈ B.

Littlewood) Observación 5. Demostración: Notemos M ∗ f (x) a una función definida como M f (x) pero usando bolas abiertas en vez de bolas cerradas. introduciremos un operador que resultará de fundamental importancia para probar el teorema de diferenciación de Lebesgue. .3 M f (x) es continua inferiormente : el conjunto {x ∈ Rn : M f (x) > λ} es abierto para todo λ ∈ R .2.2. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . De Nápoli 98 5. ya que permite acotar a muchos operadores que aparecen en el análisis armónico.2.Littlewood En esta sección. Tenemos: m(Bk ) → m(B) y Bk |f (y)|dy → B |f (y)|dy (se justifica usando 1 1 R R el teorma de Lebesgue para f · χBk ).2. Definición 5. Función Maximal de Hardy . M es un operador (el operador maximal de Hardy . Luego: m(B k) Bk |f |dy → m(B) B |f |dy Ahora para cada k es: Z 1 |f |dy ≤ M ∗ f (x) m(Bk ) Bk por lo tanto: Z 1 |f |dy ≤ M ∗ f (x) m(B) B y como vale para cualquier bola cerrada B será: M f (x) ≤ M ∗ f (x) Analogamente podemos escribir una bola abierta como unión de una sucesión creciente de bolas ceradas y obtener: M ∗ f (x) ≤ M f (x) luego M f (x) = M ∗ f (x)  Observación 5.1 Sea f ∈ L1 (Rn ). Cabe men- cionar que este operador tiene muchas otras aplicaciones.2 En la definición de M f (x) se pude reemplazar las bolas cerradas por bolas abiertas. T∞ Sea B una bola cerrada que contiene a x la escribimos como B = k=1 Bk donde las Bk forman una sucesión R decreciente deR bolas abiertos. Definimos la función maximal de Hardy- Littlewood por: Z 1 M f (x) = sup |f (y)|dy B3x m(B) B donde el supremo se toma sobre todos las bolas cerrados B que contienen al punto x.

δ) contenida en dicho conjunto ⇒ {M f (x) > λ} es abierto.  Resumamos las propiedades del operador maximal: . Cada R en una bola B. Demostración: Siendo λ > 0 pongamos E = {x : M fR(x) > λ}. .  Corolario 5. De Nápoli 99 Demostración: Supongamos M f (x) > λ . de bolas de la colección C tales que: ∞ X m(Bk ) ≥ C(N )−1 me (E) k=1 Por lo tanto. Bk .1) λ donde C(N ) es una constante que depende sólo de la dimensión (de hecho se puede tomar C(N ) = 3N ). Si x ∈ E 1 entonces existe una bola cerrada B tal que x ∈ B y m(B) |f (y)|dy > λ 1 R B Sea C la colección de las bolas B que cumplen m(B) B |f (y)|dy > λ. Ası́ pues . Si B ∈ C . .2.Littlewood) Si f ∈ L1 (Rn ) y λ > 0 C(N )kf k1 m ({M f > λ}) ≤ (5. . δ) ⇒ M f (y) ≥ m(B) B |f (y)|dy > λ ya que B es una bola que contiene al punto y.4 M f (x) es una función medible. Luego por el lema simple de Vitali existe una sucesión disjunta B1 . por lo tanto C cubre punto de E está kf k1 el conjunto E. .entonces existe una bola abierta B tal que: Z 1 |f (y)|dy > λ m(B) B Sea δ > 0 tal que B(x. . las bolas de C tienen radios acotados. hemos probado que dado x ∈ {M f (x) > λ} existe una bola B(x.Notas de Análisis Real . B2 .5 (Desigualdad Maximal de Hardy . B |f (y)|dy > λm(B) ⇒ m(B) < λ Luego.2. ∞ ∞ Z Z X X 1 C(N ) me (E) ≤ C(N ) m(Bk ) ≤ C(N ) |f (y)|dy = |f (y)|dy λ B λ A k=1 k=1 S donde A = Bk ⇒ Em consecuencia: C(N )kf k1 me (E) ≤ λ como querı́amos probar. δ) = {x0 ∈ Rn :k x − x0 k< δ} ⊂ B ( que existe por ser la bola B abierto) 1 R Si y ∈ B(x. . 2007-2015 c Pablo L. Proposición 5. .

todas estas variantes de la función maximal resultan equivalentes en el sentido de que existen constantes c1 (N ).6 Si f ∈ L1 (RN ) . Es positivamente homogéneo: Si c ∈ R es una constante. C(N )kf k1 m ({M f > λ}) ≤ λ Corolario 5.r) o se puede reemplazar las bolas por cubos Z 1 M ff (x) = sup |f (y)|dy Q3x m(Q) Q En RN .2.Notas de Análisis Real . c2 (N ) > 0 tales que c1 (N )M f (x) ≤ M ff (x) ≤ c2 (N )M f (x) (análogamente para Mc ) . Z Z 1 1 |f (y)|dy ≤ Cdy = C m(B) B m(B) B luego M f (x) ≤ C 4.7 También se considera a veces la maximal centrada Z 1 Mc f (x) = sup |f (y)|dy r>0 m(B(x. De Nápoli 100 1. Se verifica la desigualda maximal: Existe una constante C(N ) > 0 tal que si λ > 0 . r)) B(x. Es sublineal M (f + g) ≤ M (f ) + M (g) 2. 2007-2015 c Pablo L. M (c · f ) = |c| · M (f ) 3.  Observación 5. kM f k∞ ≤ kf k∞ Dem Sea C = kf k∞ ⇒ |f (y)| ≤ C en casi todo punto.2. M f (x) es finita en casi todo punto Demostración: ∞ \ {M f (x) = +∞} = {M f (x) > k} k=1 luego C(N )kf k1 m({M f (x) = +∞}) ≤ m({M f (x) > k}) ≤ k Cuando k → ∞ resulta que: m({M f (x) = +∞}) ≤ 0 ⇒ m({M f (x) = +∞}) = 0 Luego M f (x) es finita en casi todo punto.

3. pues . B una bola cerrada que contiene a x Definición 5. x ∈ RN . Teorema de diferenciación de Lebesgue Sean f ∈ L1 (RN ).3.1 Diremos que x es un punto de diferenciación de la integral de f si: Z 1 lı́m f (y) dy = f (x) r(B)→0 |B| B (lı́mite cuando r(B) → 0 ) Definición 5. De Nápoli 101 5.3.2 Diremos que x es un punto de Lebesgue de f si Z 1 lı́m |f (y) − f (x)| dy = 0 r(B)→0 |B B Observación 5.3 Todo punto de Lebesgue es un punto de diferenciación.Notas de Análisis Real . 2007-2015 c Pablo L.3.

Z .

Z .

1 .

1 .

.

m(B) f (y)dy − f (x).

≤ .

. observemos que: L(f + g) ≤ L(f ) + L(g) Lema 5.3.3. |f (y) − f (x)| dy B m(B) B Teorema 5.5 Si f es continua (e integrable) entonces Lf (x) = 0 en todo punto. entonces Lf (x) = lı́m Lε f (x) ε→0 Queremos probar Lf (x) = 0 en casi todo punto (es equivalente al teorema) Las propiedades de Lf (x) son parecidas a las de M f (x) En primer lugar. introducimos un operador L definido por: 1 Lf (x) = lı́m sup f (y) − f (x)| dy r(B)→0 m(B) Una definición más precisa: se elige un ε > 0 y se forma Z 1 Lε f (x) = sup |f (y) − f (x)| dy r(B)<ε m(B) B donde el supremo se toma sobre todas las bolas cerradas B que contienen a x tales que r(B) < ε. o sea en casi todo punto x vale: (si f ∈ L1 ) Z 1 lı́m |f (y) − f (x)|dy = 0 r(B))→0 |B| B Para demostrar este teorema.4 (Teorema de diferenciación de Lebesgue) Casi todo pun- to es un punto de lebesgue.

y como vale para todo ε será Lf (x) = 0  Lema 5. 2C 2 2C + 2 me ({Lf (x) > λ}) ≤ k f k1 + λ k f k1 = k f k1 λ λ (Usamos la desigualdad maximal.  Ahora podemos probar el teorema 5. {Lf (x) > λ} ⊂ {M f (x) > λ/2} ∪ {|f (x)| > λ/2} y por lo tanto. Por lo tanto: En consecuencia.3. Lf (x) ≤ M f (x) + |f (x)| Luego. 2007-2015 c Pablo L. Z 1 |f (y) − f (x)| dy ≤ M f (x) + |f (x)| m(B) B y por lo tanto. C es la constante de Hardy-Littlewood 5n ). existe una sucesión ψk de funciones continuas (e integrables) tales que k f − ψk k1 → 0 Tenemos que: L(f ) = L((f − ψk ) + ψk ) ≤ L(f − ψk ) + L(ψk ) = L(f − ψk ) pues L(ψk ) = 0 (ψk es continua).3. Luego Z 1 1 |f (y) − f (x)| dy ≤ · m(B) · ε = ε m(B) B m(B) Como esto vale para cualquier bola B 3 x tal que δ(B) < ρ será Lf (x) ≤ ε. De Nápoli 102 Demostración: Si f es continua en x será |f (y) − f (x)| < ε si |x − y| < ρ Si δ(B) = 2r(B) < ρ y y ∈ B ⇒ |x − y| < ρ (x ∈ B) ⇒ |f (y) − f (x)| < ε. Como las funciones continuas son densas en L1 .4: Demostración: Sea f ∈ L1 .Notas de Análisis Real . me ({Lf > λ}) ≤ me ({L(f − ψk ) > λ}) . m({Lf (x) > λ}) ≤ |M f (x) > λ/2| + |{|f (x)| > λ/2| Concluimos que.6 Existe una constante C 0 = C 0 (N ) tal que: C0 m({Lf (x) > λ}) ≤ k f k1 λ Demostración: Z Z Z 1 1 1 |f (y) − f (x)| dy ≤ |f (y)| dy + |f (x)| dy m(B) B m(B) B m(B) B En consecuencia.

 5. ∞ ! [ me E− Bk =0 k=1 (Las bolas Bk cubren E salvo un conjunto de medida nula) 2. |{Lf > λ}| = 0 y como ∞ [ {Lf 6= 0} ⊂ {Lf > 1/k} k=1 concluimos que me ({Lf 6= 0}) = 0. tales que 1. Supongamos pues que si B ∈ C ⇒ B ⊂ G. . Lema 5. . es decir que Lf (x) = 0 en casi todo punto. B2 . Esto prueba el teorema. ∞ X |Bk | < +∞ k=1 (La serie de las medidas de las Bk converge) Observacion: Si me (E) = +∞ vale 1) pero no 2). .2 (Lema de Vitali) Si 0 < me (E) < +∞ y C cubre a E en el sentido de Vitali entonces podemos extraer de C una sucesión de bolas disjuntas B1 .4. 1 me ({Lf > λ}) ≤ k f − ψk k1 → 0 cuando k → ∞ C0 Por lo tanoto para todo λ > 0.4. Si me (E) = 0 es trivial. Sabemos que existe un abierto G tal que G ⊃ E y m(G) ≤ me (E)(1 + ε). Cubrimientos de Vitali: Lema de Vitali En esta sección. De Nápoli 103 (por inclusión).Notas de Análisis Real . Por lo tanto. por lo tanto debe haber infinitas bolasque contengan a x. .1 Diremos que una colección C de bolas cerradas cubre al con- junto E ⊂ Rn en el sentido de Vitali si para todo x ∈ E y para todo η > 0 existe una bola B ∈ C tal que x ∈ B y r(B) < η Observacion: Una bola tiene radio no nulo. probaremos un lema de cubrimiento más refinado. Podemos suprimir de C las bolas que no están contenidas en G y seguir teniendo un cubrimiento de Vitali. .4. Demostración: Sea C(N ) la constante del lema simple de Vitali y fijemos β con 0 < β < C(N ). . . Bk . . Definición 5. 2007-2015 c Pablo L.

N1 ! N1 ! N1 ! N1 [ [ [ X me E− Bk ≤ G− Bk = m(G)−m Bk = m(G)− m(Bk ) k=1 k=1 k=1 k=1 ya que las Bk son disjuntas y están incluidas en G. hay bolas de C contenidas en B(x. r) ∩ k=1 Bk = ∅. En consecuencia. B3 . BN1 +2 . existe una sucesión B1 . B2 . . . r) de diámetro tan pequeño como se quiera) De C1 podemos pues. .Notas de Análisis Real .. de bolas disjuntas de C tales que: ∞ X m(Bk ) ≥ C(N )me (E) > β me (E) k=1 Existe entonces un N1 tal que N1 X m(Bk ) > β me (E) k=1 entonces. extraer una sucesión BN1 +1 .. k=1 Bk ) > 0pues k=1  Bk es un conjunto cerrado luego SN1 existe un r > 0 tal que B(x. N1 ! [ me E − Bk < (1+ε)me (E)−βme (E) = (1+ε+β)me (E) < (1−β/2)me (E) k=1 (siempre que elijamos ε < β/2) Concideramos el conjunto: N1 [ E1 = E − Bk k=1 y la colección ( ! ) N1 [ C1 = B∈C:B∩ Bk =∅ k=1 Entonces C1 cubre aSE1 en el sentido de S Vitali N1 N1 ( Si x ∈ E1 ⇒ d(x. BN2 (renombrándo- los) tal que: N2 ! [ me E1 − Bk < (1 − β/2)me (E1 ) ≤ (1 − β/2)2 me (E) k=N1 +1 Entonces. ! N2 [ me E− Bk ≤ (1 − β/2)2 me (E) k=1 . y como C es un cubrimiento de Vitali. . De Nápoli 104 Por el lema simple de Vitali. 2007-2015 c Pablo L..

De Nápoli 105 Ahora consideramos: N2 [ E2 = E − Bk k=1 ( N2 ! ) [ C2 = B∈C:B∩ Bk =∅ k=1 Repitiendo el procedimiento. concluimos que ∞ X m(Bk ) ≤ m(G) < +∞ k=1 Esto prueba el lema. BN3 disjuntas en- tre sı́ (y con las anteriores) tales que: N3 ! [ me E2 − Bk < (1 − β/2)me (E2 ) ≤ (1 − β/2)3 me (E) k=N2 +1 entonces N3 ! [ me E− Bk ≤ (1 − β/2)3 me (E) k=1 e Este proceso puede continuarse al infinito.Notas de Análisis Real . . . . elegimos BN2 +1 .  . 2007-2015 c Pablo L. obteniendo una sucesión Bk tal que ∞ ! [ me E − Bk = 0 k=1 pues ∞ ! Ni ! [ [ me E− Bk ≤ me E− Bk ≤ (1−β/2)i me (E) → 0 cuando i → ∞ k=1 k=1 Por último como ∞ ∞ ! [ [ Bk ⊂ G ⇒ m Bk ≤ m(G) < +∞ k=1 k=1 y como ∞ ∞ ! [ X m Bk = m(Bk ) k=1 k=1 ya que las Bk son disjuntas. BN2 +2 . .

5. Por lo tanto. existe un número natural N tal que ∞ X m(Bk ) < ε k=N +1 Definamos entonces: N [ ∞ [ A= Bk . . entonces podemos extraer de C una sucesión finita disjunta B1 . . me (E) ≤ me (E ∩ A) + me (V ) + me (Z) = me (E ∩ A) + ε En consecuncia. . tal que: ∞ ! [ me E − Bk = 0 k=1 y ∞ X m(Bk ) < +∞ k=1 Dado ε > 0. . B2 .3 Si 0 < me (E) < +∞ y la colección de bolas C cubre E en el sentido de Vitali.4. Además f 0 (x) es integrable en [a.Notas de Análisis Real . . b]. B2 . . V = Bk k=1 k=N +1 S∞ entonces E ⊂ A ∪ V ∪ Z. . . b] → R es monótona creciente entonces f 0 (x) existe (y es finita) en casi todo punto de [a.5.1 (Lebesgue-Vitali) Si f : [a. Ek . podemos extraer una sucesión B1 . me (E ∩ A) ≥ me (E) − ε Esto prueba el corolario. De Nápoli 106 Corolario 5. donde m(Z) = 0 ( Z = E − k=1 Bk ) Entonces E ⊂ (E ∩ A) ∪ V ∪ Z. . . Derivada de funciones monótonas: Teorema 5.  5. . b]y vale: Z b f 0 (x) ≤ f (b) − f (a) a . 2007-2015 c Pablo L. Bn tal que: n !! [ me E ∩ − Bk > me (E) − ε k=1 Demostración: Por el lema de Vitali.

v números racionales con u > v > 0. v. De Nápoli 107 Lebesgue probó este teorema con la hipótesis de que f sea continua.v = x ∈ [a. D− f (x) ≤ D+ f (x) (5. Vitali suprimió la hipótesis de que f (x) sea continua. . Para demostrar el teorema introducimos las derivadas de Dini: f (x + h) − f (x) D+ f (x) = lı́m sup (Derivada superior por la derecha) h→0+ h f (x + h) − f (x) D+ f (x) = lı́m inf (Derivada inferior por la derecha) h→0 − h f (x + h) − f (x) D− f (x) = lı́m sup (Derivada superior por la izquierda) h→0− h f (x + h) − f (x) D− f (x) = lı́m inf (Derivada inferior por la izquierda) h→0− h Entonces f 0 (x) existe (en un punto x) si y sólo si D+ f (x) = D+ f (x) = D− f (x) = D− f (x) y además el valor común es finito.v donde u. Sean u. 2007-2015 c Pablo L.v | = 0 para todo u. entonces D+ f (x) ≤ D− f (x) en casi todo punto. Para trabajar siempre con valores de h positivos observemos que: f (x) − f (x − h) D− f (x) = lı́m sup h→0 h f (x) − f (x − h) D− f (x) = lı́m inf h→0 h Vamos a probar que en casi todo punto: D+ f (x) ≤ D− f (x). b]/D+ f (x) > u > v > D− f (x)  Como [ {D+ f (x) > D− f (x)} = Eu. v ∈ Q y u > v > 0 si probamos que |Eu.2) Entonces: D+ f (x) ≤ D− f (x) ≤ D− f (x) ≤ D+ f (x) ≤ D+ f (x) por lo que ha de valer la igualdad. y consideremos los conjuntos E = Eu.Notas de Análisis Real .

Podemos entonces extraer una colección finita disjunta I1 . Ik ⊂ G para todo k 2. k=1 entonces |F |e > t − ε (t = |E|e ) Observemos que si ponemos: N ! \ [ ∗ F =E Iko k=1 (donde Iko significa el interior de Ik ) seguiremos teniendo que: |F ∗ | > t − ε pues si bien F ∗ ⊂ F . me (F − F ∗ ) = 0. (Notemos que |E|e < ∞ pues E ⊂ [a. De Nápoli 108 Con el fin de ver que |E| = 0 (dados u. . . ∆f (I) < v · |I| La colección de los intervalos que cumplen estas dos condiciones cubre a E en el sentido de Vitali. x] ⊂ G. hay valores de h > 0 tan pequeños como se quiera tales que: f (x) − f (x − h) <v h Como G es abierto. entonces: ∆f (I) < v · |I| (pues |I| = h) Hay intervalos tan pequeños como quiera que cumplen que: 1. podemos además elegir h de modo que I = [x − h. . ∆f (Ik ) < v · |Ik | 3. entonces existe un abierto G tal que G ⊃ E y |G| < t + ε. I ⊂ G 2. Si ! N [ F =E∩ Ik .Notas de Análisis Real . y me (F ) ≤ me (F ∗ ) + me (F − F ∗ ) = me (F ∗ ) . IN tal que: 1. b] ) Sea x ∈ E. v fijos) razonamos ası́: Sea t = |E|e y sea ε > 0. Pongamos ∆f (I) = f (x) − f (x − h) (el incremento de f en el intervalo I). . entonces f (x) − f (x − h) D− f (x) = lı́m inf <v h→0+ h Por lo tanto. I2 . 2007-2015 c Pablo L.

extraer de ellos una sucesión finita disjunta J1 . hay valores tan pequeños de h como quiera tales que: f (x + h) − f (x) >u h Pongamos J = [x.Notas de Análisis Real . Si llamamos ! M [ ∗ H=F ∩ Ji i=1 entonces: |H|e > |F |e − ε Deducimos que: |H|e > t − 2ε luego: M X t − 2ε < |H|e ≤ |Ji | i=1 en consecuencia. 2007-2015 c Pablo L.|Jk | 3. . J2 . De Nápoli 109 Si x ∈ F ∗ entonces x ∈ Ik0 para algún k. . M X M X u · (t − 2ε) < u · |Ji | < ∆(Ji ) i=1 i=1 Como cada Ji está incluido en algún Ik resulta: N X X u · (t − 2ε) < ∆f (Ji ) k=1 Ji ⊂Ik P Como f es monótona creciente y los Ji son disjuntos: Ji ⊂Ik ∆f (Ji ) ≤ ∆f (Ik ) Luego: N X N X N X u · (t − 2ε) ≤ ∆f (Ik ) < v|Ik | = v · |Ik | ≤ v · |G| < v · (t + ε) k=1 k=1 k=1 . ∆f (Jk ) > u. x + h] entonces: ∆f (J) > u|J|. Como x ∈ E será: f (x + h) − f (x) lı́m >u h→0+ h Entonces. JM tal que 1. Cada Ji ⊂ Ik para algún k 2. . . cubren a F ∗ en el sentido de Vitali. Podemos entonces. Consideramos ahora la colección de todos los intervalos cerrados J tales que J ⊂ Ik para algún k y ∆f (J) > u · |J|. Por lo anterior.

Notas de Análisis Real . 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 110 pues N [ Ik ⊂ G k=1 y como los intervalos Ik son disjuntos: .

N .

N .

[ .

X I = |Ik | ≤ |G| .

.

.

k.

.

.

los puntos de discontinuidad de f son a lo sumo numerables. y por lo tanto los puntos de continuidad de f son densos en [a. β ∈ [a. b]: Como f monótona. entonces u ≤ v. k=1 k=1 Luego u · (t − 2ε) ≤ v · (t + ε) y al hacer ε → 0 resulta: u·t≤v·t Si fuera t = |E|e > 0. lo cual es absurdo. Hemos probado pues. b] Sean α. Por lo que concluimos que |E|e = 0. que en casi todo punto: D+ f (x) = D+ f (x) = D− f (x) = D− f (x) Llamemos f 0 (x) al valor común (posiblemente infinito) f (x + h) − f (x) f 0 (x) = lı́m h→0 h Como f (x + 1/n) − f (x) f 0 (x) = lı́m n→∞ 1/n se deduce que f 0 (x) es medible. b] con α < β puntos de continuidad Por el lema de Fatou β β f (x + h) − f (x) Z Z 0 f (x) dx ≤ lı́m inf dx α h→0 α h Pero: (Z ) β β β f (x + h) − f (x) Z Z 1 dx = f (x + h)dx − f (x)dx α h h α α (Z ) β+h Z β 1 = f (x)dx − f (x)dx h α+h α . Vamos a probar que f 0 (x) es integrable en [a. Con esto probamos que en casi todo punto: D+ f (x) ≤ D− f (x) Para probar que D− f (x) ≤ D+ f (x) se puede usar un argumento análogo o aplicar lo anterior a g(x) = −f (−x) (g es monótona creciente).

b] π : a = x0 < x1 < x2 < . Π) = |f (xi ) − f (xi−1 )| i=1 Definimos la variación de f en [a.1 Sea f : [a. b] por n X Vab (f ) = sup |f (xi ) − f (xi−1 )| π i=1 donde el supremo se toma sobre todas las particiones π de [a. Claramente 0 ≤ Vab (f ). De Nápoli 111 (Z ) β+h Z α+h 1 = f (x)dx − f (x)dx h β α Cuando h → 0. luego Z β f (x + h) − f (x) lı́m dx = f (β) − f (α) h→0 α h el lı́mite inferior es en realidad el lı́mite) Luego: Z β f 0 (x)dx ≤ f (β) − f (α) α y haciendo α → a. Con esto queda probado el teorema.6. Funcionnes de variación acotada (de varia- ción finita) Definición 5. β → b resulta (por el teorema de Beppo Levi ya que f 0 (x) ≥ 0) que: Z b f 0 (x) dx ≤ f (b− ) − f (a+ ) ≤ f (b) − f (a) a Luego f 0 (x) es integrable y en particular es finita en casi todo punto.Notas de Análisis Real . . < xn = b consideramos la suma n X S(f. 5. Z α+h 1 f (x)dx → f (α) h α y Z β+h 1 f (x)dx → f (β) h β por ser α y β puntos de continuidad (teorema fundamental del cálculo). 2007-2015 c Pablo L. . Para cada partición π de [a. b] → R.6. b]. Las funciones f que verifican Vab (f ) < +∞ se llaman funciones de variación acotada (Camile Jordan) .

< x2 < . por la definición de variación temos que: S(f.6. Π) ≤ S(f. .3) Entonces tomando supremo sobre todas las particiones Π de [a. . < x2 < . b] tenemos que: Vab (f ) ≤ Vac (f ) + Vcb (f ) Para probar la desigualdad opuesta. Π) ≤ S(f. . . 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 112 Propiedades Proposición 5. b].2 (Aditividad de la variación respecto al intervalo) Si a < c < b entonces Vab (f ) = Vac (f ) + Vcb (f ) Demostración: Consideramos una partición arbitraria Π : a = x0 < x1 < x2 < . < xn = c de [a. Consideremos la partición Π0 la partición que consiste en agregar a Π el punto c como punto de subdivisión. Π1 ) + S(f. .. . . < xi < c que es una partición de [a. . < xm = b de [c. b] y tenenos: Vab ≥ S(f. Π = Π1 ∪ Π2 : a = x0 < x1 < x2 < . . c] y Π2 : c < xi+1 < . Π2 ) ≤ Vca (f ) + Vcb (f ) (5. . < xm = b es una partición de [a. Supongamos que xi < c < xi+1 .. < xn = b de [a.Notas de Análisis Real . c] y otra partición Π2 : c = xn < xn+1 < xn+2 < . consideramos una partición Π1 : a = x0 < x1 < x2 < . . . Π2 ) . b] Entonces. entonces Π0 : a = x0 < x1 << xi < c < xi+1 < . Π1 ) + S(f. < xn = b Entonces: S(f. . b] Entonces. Π0 ) = S(f. Π) = S(f. Π0 ) ya que: |f (xi+1 ) − f (xi )| ≤ |f (xi+1 ) − f (c)| + |f (c) − f (xi )| Podemos descomponer Π0 como Π1 ∪ Π2 donde Π1 : a = x0 < x1 < . . < xn = b es una partición de [c. . .

En cada punto existen los lı́mites laterales f (x+)yf (x−) 2. b]) Observación: Las funciones f de variación acotada en [a. 3. entonces podemos escri- birla como f = v − u con u.v monótonas crecientes. Luego. tomando supremo sobre todas las posibles Π2 tenemos que: Vab (f ) ≥ Vac (f ) + Vcb (f ) Por lo que vale la igualdad. c] tenemos Vab (f ) ≥ Vac (f ) + S(f. entonces f es de variación acotada. notemos que si f es monótona creciente entoces Vab (f )f (b) − f (a) Como Vab (f + g) ≤ Vab (f ) + Vab (g) y Vab (λ · f ) = |λ| · Vab (f ) se deduce que la suma de funciones de variación acotada.6. 2007-2015 c Pablo L. Son derivables en casi todo punto y f 0 ∈ L1 ([a. Demostración: 2) Concideramos una función f de variación acotada. y] y S(f. b] tienen las siguientes propiedades (que se deducen de las correspondientes propiedades de las funciones monótonas) 1. Los puntos de discontinuidad son a lo sumo numerables. b]. Consideramos u(x) = v(x) − f (x) (de modo que f = v − u ).3 (Descomposición de Jordan) Una función f : [a. y el producto por un número real de una función de variación acotada son de variación acotad (es decir que las funciones de variación acotada forman un espacio vectorial real] Luego si f = u − v con u. b] forman un espacio normado V A[a.  Teorema 5. el término |f (a)| hace que si k f k= 0 entoces f = 0) . De Nápoli 113 Tomando supremo sobre todas las particiones Π1 de [a. b] definiendo: k f k= |f (a)| + Vab (f ) que es un espacio de Banach (En general Vab (f ) = 0 sólo implica que f es constante. y sólos son una partición Π de [x. b] → R es de variación acotada en [a. Para probar el recı́proco.  Propiedades: Las funciones f de variación acotada en [a. Π2 ) que vale para cualquier partición Π2 de [c. Π) = |f (y) − f (x)|) luego |f (y) − f (x)| ≤ Vxy (f ) ) Entonces tenemos que si f es de variación acotada. b] si y sólo si se puede escribir como diferencia de funciones monótonas crecientes.Notas de Análisis Real . Se deduce de lo anterior que si ponemos v(x) = Vax (f ) es una función monótona creciente. v monótonas crecientes. Vamos a probar que u(x) es monótona creciente: si a ≤ x < y ≤ b u(y) − u(x) = v(y) − v(x) − [f (y) − f (x)] ≥ Vxy (f ) − |f (y) − f (x)| ≥ 0 (x.

2007-2015 c Pablo L. b].7. basta considerar el caso de una familia formada por un solo intervalo. b) es absolutamente continua en el sentido de la definición siguiente: Definición 5. b] es unifor- menete continua en [a. b] → R es absolutamente continua en [a. b) y consideremos una función “integral indefinida” de f . por la absoluta continuidad de la integral: n X |F (xi+1 ) − F (xi )| < ε i=1 siempre que n X n X m(A) = m(Ii ) = (bi − ai ) < ε i=1 i=1 Ası́ pues. b] se tiene que si n X (bi − ai ) < δ i=1 entonces n X |f (bi ) − f (ai )| < ε i=1 Observación 5. Si consideramos en el intervalo [a. dada por: Z a F (x) = C + f (t)dt b siendo C una constante.Notas de Análisis Real . Para verlo.1 Diremos que una función f : [a.7. En consecuencia. Funciones absolutamente continuas Sea f ∈ L1 (a. Las funciones absolutamente continuas forman un espacio vectorial.2 Toda función absolutamente continua en [a. bi ) (1 ≤ i ≤ n) entonces: Xn Xn Z bi Z |F (bi ) − F (ai )| ≤ |f (t)|dt = |f (t)| i=1 i=1 ai A donde n [ A= Ii i=1 pues los intervalor Ii eran disjuntos. bi ) ⊂ [a. De Nápoli 114 5. existe un δ > 0 tal que para cualquier familia finita de intervalos disjuntos Ii = (ai .7. b] → R. hemos demostrado que la integral indefinida de una función f ∈ L1 (a. es decir F : [a. b] si para cada ε > 0. . b] una famila finita cualquiera de subin- tervalos disjuntos Ii = (ai .

su derivada f 0 existe en casi todo punto de [a. y ϕ0 (x) = f 0 (t) − f 0 (t) = 0 en casi todo punto de [a.4) a Esta función es absolutamente continua. por ser diferencia de dos funciones absolutamente continuas. < xn = b de [a. Entonces consigo un δ > 0.7. b]. entonces se verifica la regla de Barrow Z b f (b) − f (a) = f 0 (t) dt a Para ello consideramos la función ϕ : [a. b] → R dada por: Z x ϕ(x) = f (x) − f 0 (t) dt (5. . De Nápoli 115 Proposición 5. Entonces. tomamos ε = 1.3 Si f : [a. b]. b]. 2007-2015 c Pablo L. Demostración: En la definición de función absolutamente continua. bi ) de subintervalos disjuntos de [a. tenemos que si n X (bi − ai ) < δ i=1 Entonces n X |f (bi ) − f (ai )| < 1 i=1 En particular si x < y con |x − y| < δ son dos puntos cualquiera de [a. es de variación acotada en [a. b]. b]. por la aditividad de la variación respecto al intervalo: n−1 X Vab (f ) = Vxxii+1 (f ) < +∞ i=0  Deducimos que si f es absolutamente continua en [a. El siguiente lema implica que ϕ es constante: . b] y es integrable. b] → R es absolutamente continua en [a. y elegimos los intervalos Ii para que formen una partición de [x.7. b].4 (Vitali) Si f es absolutamente continua en [a. tendremos teniendo en cuenta la definción de variación que: Vxy (f ) ≤ 1 Ahora consideramos una partición a = x0 < x1 < . Queremos probar el siguiente teorema: Teorema 5. b] con |xi+1 − xi | < δ. . b]. tal que para cualquier familia Ii = (ai . y].Notas de Análisis Real .

podemos entonces elgir una sucesión finita Ik (1 ≤ k ≤ n) de intervalos cerrados disjuntos de esta familia de modo que: n X m(Ik ) ≥ m (E ∩ (∪nk=1 Ik )) > m(E) − δ = b − a − δ k=1 Entonces. Entonces: ϕ(x + h) − ϕ(x) → 0 cuando |h| → 0 h luego si |h| es pequeño: |ϕ(x + h) − ϕ(x)| < ε|h| o llamando I = [x. Consideremos un punto x ∈ E. b) − Ik = Ji k=1 i=1 siendo los Ji intervalos abiertos disjuntos. b] cualquiera. |∆ϕ(I)| < εm(I) Los intervalos que tienen esta propiedad cubren a E en el sentido de Vitali. Sea ε > 0 y sea δ > 0 el número que corresponde a ε por la asoluta conti- nuidad de ϕ. y ∈ [a. luego E es medible y m(E) = b − a. b]. m([a. b] − E) = 0. basta restringirse a un subintervalo). Tenem- mos: . x + h]. y ϕ0 (t) = 0 en casi todo punto de [a. y por lo tanto m X m(Ji ) < δ i=1 (Se trata de la medida de un conjunto elemental) Vamos a probar que ϕ(a) = ϕ(b) (Del mismo modo se probarı́a que ϕ(x) = ϕ(y) para x. b]. b) : ϕ0 (x) existe y ϕ0 (x) = 0} Entonces. podemos escribir n [ m [ (a.5 (Vitali) Si ϕ : [a. Por el lema de Vitali.Notas de Análisis Real . 2007-2015 c Pablo L.7. Demostración: Sea E = {x ∈ (a. b] → R es absolutamente continua. De Nápoli 116 Lema 5. entonces ϕ es constante en [a.

n m .

.

X X .

|ϕ(b) − ϕ(a)| = .

∆ϕ(Ik ) + ∆ϕ(Jk ).

.

.

.

.

k=1 i=1 n X m X ≤ |∆ϕ(Ik )| + |∆ϕ(Jk )| k=1 i=1 .

b]. Especia- lizándola en x = b y después en x = a. Se deduce del lema 5. debemos tener que ϕ(a) = ϕ(b). como querı́amos demostrar. De modo que hemos podido expresar a cualquier función de variación acotada en la forma f (x) = g(x) + h(x) donde g es absolutamente continua. Podemos entonces considerar la función g Z x g(x) = f 0 (t) dt a Entonces g es absolutamente continua en [a. b] → R una función de variación acotada. b].4:en efecto la función ϕ definida por (5. Descomposición de Lebesgue Sea f : [a. b]. y Wheeden y Zygmund [12]. En consecuencia. . Ejemplo: La función de Cantor-Lebesgue es un ejemplo de una función singular no constante. si f = g̃ + h̃ es otra desscomposición de f como suma de una función absolutamente continua g̃ y una función singular h̃ entonces g − g̃ = h̃ − h es una función que es a la vez absolutamente continua y singular. y en virtud del teorema de diferenciación de Lebesgue. g 0 (x) = f 0 (x) en casi todo x ∈ (a. De Nápoli 117 n X ≤ εm(Ik ) + ε k=1 pues los Ik están en la familia. donde g es absolutament continua en [a. en virtud del lema. si llamamos h(x) = f (x) − g(x). y g es singular. entonces se la puede descomponer en la forma f = g + h. y las medidas de los Jk (que son disjuntos) suman menos que δ.7.Notas de Análisis Real .7.8. Entonces. obtenemos el teorema. Teorema 5. Sabemos que entonces f 0 (x) existe para casi todo x ∈ [a. b). tenemos que: |ϕ(b) − ϕ(a)| ≤ (b − a + 1)ε y como ε > 0 era arbitrario. Nota sobre la bibliografı́a: Seguimos esencialmente la exposición en los libros de Fava y Zó [4]. y h es singular en [a. y por lo tanto debe ser constante.5 que dicha descomposición es única salvo constantes en el siguiente sentido:. 5. b] → R es de una función de variación acotada.8.4) es constante. Una función tal que h0 (x) = 0 en casi todo punto se llama una función singular. podemos concluir la prueba del teorema 5. tenemos que h0 (x) = 0 en casi todo punto de (a.  Una vez probado este lema. b). Para profundizar en la teorı́a de dife- renciación para integrales en Rn puede consultarse el libro de Miguel de Guzmán [3]. b]. b] y f 0 ∈ L1 [a. 2007-2015 c Pablo L.1 (Descomposición de Lebesgue) Si f : [a.

.5.Notas de Análisis Real . puede encontrarse en los libros de Riesz- Nagy [10] y Kolmogorov-Fomı́n [7].1. 2007-2015 c Pablo L.1). De Nápoli 118 Una prueba alternativa del teorema 5. La misma ténica puede usarse para probar en R la desigualdad maximal (5.

Si λ : M → R. Notemos que no le estamos permitiendo a λ tomar valores infinitos. a cuyos elementos llamaremos conjuntos medibles). una carga).Capı́tulo 6 Las Medidas complejas y el Teorema de Radon-Nikodym 6. M) un espacio medible (esto es X es un conjunto al que llamaremos espacio y M ⊂ P(X) una σ-álgebra. Una función λ : M → C se denomina una medida compleja si 1. λ es σ-aditiva: esto significa que si (An )n∈N ∈ M es una sucesión de subconjuntos medibles disjuntos entonces [  X∞ λ An = λ(An ) n=1 Notemos que esto implica que la serie ∞ X λ(An ) n=1 debe ser absolutamente convergente. pues la serie debe sumar lo mismo en cualquier orden que consideremos los conjuntos (An ).1. Medidas complejas Definición 6.1. λ(∅) = 0 2.1 Sea (X. 119 . se dice que λ es una medida signada (o a veces.

Para demostrar esta observación. o sea si E ⊂ F . µ) es un espacio de medida. y finita. basta observar que si (En )n∈N es una par- tición de E. y f ∈ L1 (X). en consecuencia: ∞ X |λ(En )| + |λ(E − F )| ≤ |λ|(F ) n=1 y tomando supremo.1. definimos la varia- ción de λ. que si un conjunto E se escribe como una unión numerable de conjuntos medibles disjuntos: ∞ [ E= En (En . resulta equivalente tomar parti- ciones finitas o numerables. 2007-2015 c Pablo L. Ejercicio: En la definición de la variación.Notas de Análisis Real . notada por |λ| : M → [0. Hemos de probar pues que |λ| es σ- aditiva. Observación: |λ| es creciente.2 Si λ : M → C es una medida compleja. obtenemos una partición de F . Demostración: Es claro que |λ|(∅) = 0. +∞]. entonces agrgando a dicha partición el conjunto F − E. entonces Z λf (E) = f (x) dµ(x) (E ∈ M) E es una medida compleja. Es decir. E ∈ M) n=1 .1. Teorema 6. M. como la función dada por: ∞ X |λ|(E) = sup |λ(En )| n=1 donde el supremo se toma sobre todas las particiones ∞ [ E= En (E ∈ M) n=1 de E en una cantidad numerable de conjuntos medibles disjuntos. La noción de variación de una medida es la análoga para medidas a la noción de variación de una función real en un intervalo (que introdujimos al hablar de funciones de variación acotada). obtenemos que |λ|(E) + |λ(E − F )| ≤ |λ(F )| Lo que en particular dice que |λ|(E) ≤ |λ|(F ). se tiene que |λ|(E) ≤ |λ|(F ). De Nápoli 120 Ejemplo: Si (X. Definición 6.3 |λ| es una medida no negativa.

Notas de Análisis Real . ∞  X ε  |λ|(En ) − ≤ |λ|(E) n=1 2n es decir que: ∞ X |λ|(En ) − ε ≤ |λ|(E) n=1 y como ε es arbitrario. Tomemos pues.m m∈N de modo que ∞ X ε |λ(En. 2007-2015 c Pablo L.1) n=1 Notamos que podemos suponer que |λ|(E) < +∞. Ahora probaremos que: ∞ X |λ|(E) ≤ |λ|(En ) (6. ∞ [ [ ∞ E= En. y entonces.m )| > |λ|(En ) − m=1 2n Reuniendo todas estas particiones. una partición de En . De Nápoli 121 se tiene que ∞ X |λ|(E) = |λ|(En ) n=1 Probaremos primero que ∞ X |λ|(En ) ≤ |λ|(E) (6. para cada n. obtenemos (6. Consideremos una partición (Am ) cualquiera de E en conjuntos medibles disjuntos. como |λ| es creciente. en conjuntos En. ∞ X X ∞ |λ(En.2) n=1 Nuevamente. obtenemos una partición de E. Entonces ∞ [ Am = (Am ∩ En ) (unión disjunta) n=1 . |λ|(En ) < +∞ para todo n ∈ N.m medi- bles disjuntos: [ En = En.1).m )| ≤ |λ|(E) n=1 m=1 En consecuencia.m n=1 m=1 luego. podemos suponer que |λ|(En ) < +∞ para todo n.

pues los términos son no negativos) Pero [∞ En = (En ∩ Am ) m=1 es una partición de En . y en consecuencia: ∞ X |λ(En ∩ Am )| ≤ |λ|(En ) m=1 Sustituyendo deducimos que: ∞ X ∞ X |λ(Am )| ≤ |λ|(En ) m=1 n=1 Como esta desigualdad vale para cualquier partición (Am )m∈N de E. 2007-2015 c Pablo L. De Nápoli 122 y como λ es una medida compleja. y |λ|(A) = +∞ En efecto. Nos queda demostrar que |λ| es finita. entonces existe una descomposición de X en dos conjutnos medibles disjuntos A y B tales que |λ|(A) > 1 y |λ(B)| > 1. dado t > 0. para lo cual bastará probar que |λ|(X) < +∞. tenemos que: ∞ X λ(Am ) = λ(Am ∩ En ) n=1 y por lo tanto: ∞ X |λ(Am )| = |λ(Am ∩ En )| n=1 Sumando en m tenemos que: ∞ X ∞ X X ∞ |λ(Am )| = |λ(Am ∩ En )| m=1 m=1 n=1 ∞ X X ∞ = |λ(Am ∩ En )| n=1 m=1 (El intercambio en el orden de las sumas está justificado. si |λ|(X) = +∞. toma valores reales). Supongamos incialmente que λ es una medida signada (esto es. existirá una partición (En ) de X tal que ∞ X S= |λ(En )| > t n=1 . estableceremos primero el hecho siguiente: Afirmación auxiliar: Si |λ|(X) = +∞. Razonando por el absurdo.2).Notas de Análisis Real . toman- do supremo obtenemos (6.

observemos que como |λ|(X) ≤ |λ|(A)+|λ|(B). En el primer caso. entonces si suponemos que S + ≥ 12 S. En el segundo. debe ser |λ|(A) = +∞ o |λ(B)| = +∞. conseguiremos que |λ(A)| > 1 y que |λ(B)| > 1. necesariamente se tiene que S − ≥ 21 S. definiendo entonces las sumas: X S+ = λ(En ) n:λ(En )≥0 X S− = − λ(En ) n:λ(En )<0 de modo que S = S + + S − . Debe ser S + ≥ 12 S o S − ≥ 12 S − . |λ(B1 )| > 1.Notas de Análisis Real . |λ|(A1 ) = +∞ . tendremos 1 t |λ(A)| ≥ S= 2 2 y t |λ(B)| = |λ(X) − λ(A)| ≥ |λ(A)| − |λ(X)| ≥ − |λ(X)| 2 Como |λ(X)| es finito. eligiendo t suficientemente grande. procedemos del siguiente modo: continuado el razonamiento por el absurdo. Si no sucede que S + ≥ 21 S. por la definición de la variación. podemos conseguir por la dicha afirmación una partición X = A1 ∪ B1 de X en dos conjuntos disjuntos A1 = A y B1 = B tales que |λ(A1 )| > 1. X S+ = |λ(En )| ≤ |λ|(A) n:λ(En )≥0 y X S− = |λ(En )| ≤ |λ|(B) n:λ(En )<0 Pero. Finalmente. De Nápoli 123 En esta suma. Definamos los conjuntos [ A= En n:λ(En )≥0 [ B= En n:λ(En )<0 Entonces. e inter- cambiando los roles de los conjuntos A y B obtenemos la misma conclusión. Demostrada que fue nuestra afirmación auxiliar. 2007-2015 c Pablo L. es suficiente intercambiar los nombres de A y B. hemos conseguido demostrar nuestra afirmación. si |λ|(X) = +∞. separamos los términos de acuerdo al signo de λ(En ).

donde λ+ . En consecuencia. |λ|(A2 ) = +∞ En general. λ2 medidas signadas. podemos conseguir. Esta contradicción provino de suponer que |λ|(X) = +∞. λ− : M → R son medidas positivas y finitas. 2007-2015 c Pablo L. Finalmente. |λ(B2 )| > 1.4 (Descomposición de Hahn) Si λ : M → R es una medida signada. y claramente: |λ|(X) ≤ |λ1 |(X) + |λ2 |(X) < +∞  Observación: La variación de λ verifica que: |λ(E)| ≤ |λ|(E) ∀ E ∈ E y es la menor medida con esta propiedad: Si µ es otra medida no negativa tal que |λ(E)| ≤ µ(E) ∀ E ∈ E entonces |λ|(E) ≤ µ(E). Dados An y Bn . repitiendo este proceso. |λ(Bn+1 )| > 1.1. para todo n ∈ N. |λ|(An+1 ) = +∞ Pero notemos que los conjuntos (Bn )n∈N forman. Pero en este caso. una partición An = An+1 ∪ Bn+1 de modo que se verifique que: |λ(An+1 )| > 1. De Nápoli 124 Como |λ|(A1 ) = +∞. Corolario 6. por construcción. Entonces. debe ser |λ|(X) < +∞. nos queda considerar el caso en que λ puede tomar valores com- plejos. siendo λ1 . en virtud de nuestra afirmación auxiliar. podemos escribirla como λ = λ1 + iλ2 . podemos repetir infinitas veces en forma inductiva. la serie: ∞ X λ(Bn ) n=1 debe ser absolutamente convergente. una su- cesión disjunta. Demostración: Es suficiente tomar: 1 λ+ = (|λ| + λ) 2 1 λ− = (|λ| − λ) 2 . es posible escribirla en la forma λ = λ+ − λ− .Notas de Análisis Real . Esto está en contradicción con el hecho de |λ(Bn )| > 1. podemos conseguir una par- tición A1 = A2 ∪ B2 de A1 en dos conjuntos medibles disjuntos tales que: |λ(A2 )| > 1.

entonces µF = µF1 − µF2 siendo µF1 y µF2 las medidas de Lebesgue-Stieltjes correspondientes a F1 y a F2 . De Nápoli 125  Ejemplo: La descomposición de Hahn es la análoga para medidas. entonces el conjunto M(X) = {λ : M → C : λ es una medida compleja } es un espacio de Banach con la norma definida por la variación total de λ: kλk = |λ|(X) 6.2.Notas de Análisis Real . µ una medida no negativa sobre M que puede valer +∞ y λ : M → C una medida compleja Diremos que λ es absolutamente continua con respecto a µ (y lo simbo- lizaremos λ  µ) para cualquier conjunto E : µ(E) = 0 ⇒ λ(E) = 0 Ejemplo: Si f ∈ L1 (µ). µF es la medida de Lebesgue-Stieltjes asociada. M) es un espacio medible.2. 2007-2015 c Pablo L. λ está concentrada en A si y sólo si λ(E) = 0 para todo E ∈ M tal que E ∩ A = ∅ 2. M) un espacio medible.2. . λ : M → C dada por: Z λ(E) = f dµ E es una medida compleja absolutamente continua con respecto a µ. si F es una función de variación acotada. a la descomposición de Jordan de una función de variación acotada como diferencia de dos funciones crecientes.3 1. Si λ ⊂ A y A ⊂ B. De hecho.1 Sean (X. Absoluta continuidad. Ejercicio: Si (X. Medidas Singulares Definición 6. Lema 6.2 Diremos que λ esta concentrada en un conjunto A ( y lo simbolzaremos λ ⊂ A) si λ(E) = λ(E ∩ A) para cualquier conjunto medible E. Definición 6. entonces λ ⊂ B. es la descomposición de Hahn de µF .2. y F = F1 − F2 es su descomposición de Jordan.

Entonces. (Es decir que las medidas absolutamente continuas y las singulares forman subespacios del espacio de las medidas complejas) Si λ es absolutamente continua y singular respecto de µ entonces λ(E) = 0 para cualquier E Demostración: Prueba de i): Para probar la primera afirmación. 2. 2007-2015 c Pablo L. Prueba de iii): Como λ  µ . λ2 ⊥ µ. Escribimos λ ⊥ µ.5 1.  . entonces λ1 ⊂ A1 ∪ A2 y análogamente λ2 ⊂ A1 ∪ A2 c1 · λ1 (E) + c2 · λ2 (E) = c1 · λ1 (E ∩ (A1 ∪ A2 )) + c2 · λ2 (E ∩ (A1 ∪ A2 )) Como µ(A1 ∪ A2 ) ≤ µ(A1 ) ∪ µ(A2 ) = 0 Esto prueba c1 · λ1 + c2 . Prueba de ii): Supongamos que λ1 ⊥ µ . entonces λ ⊂ A ∩ B Demostración: Prueba de i): La implicación ⇒) es trivial. Prueba de iii): Como λ ⊂ A ⇒ λ((E ∩ B) ∩ A) = λ(E ∩ B) Pero λ(E ∩ B) = λ(E) pues λ ⊂ B luego λ(E ∩ (A ∩ B)) = λ(E).Notas de Análisis Real . pero E ∩A ⊂ A. λ1 ⊂ A1 donde µ(A1 ) = 0 y λ2 ⊂ A2 donde mu(A2 ) = 0. λ2 son singulares respecto a µ. λ(E) = λ(E ∩ A) donde µ(A) = 0. Vamos a probar que c1 · λ1 + c2 · λ2 está concentrada en A1 ∪ A2 . y por lo tanto δ es singular respecto a la medida de Lebesgue m: δ ⊥ m. entonces c1 · λ1 (E) + c2 · λ2 (E) = 0. Para probar la implicación ⇐) notemos que λ(E) = λ(E ∩ A) + λ(E ∩ Ac ) pero λ(E ∩ Ac ) = 0 pues E ∩ Ac ∩ A = ∅. si λ1 . Lema 6. luego λ(E) = λ(E ∩ A). Si λ1 . luego µ(E ∩ A) = 0. pero λ(E ∩ A) = λ(E ∩ A ∩ B) pues E ∩ A = E ∩ A ∩ B y λ((E ∩ B) ∩ A) = λ(E ∩ B) pues λ ⊂ A. Esto prueba que λ ⊂ A ∩ B  Definición 6.4 Diremos que λ es singular con respecto a µ si está concen- trada en un conjunto de medida µ nula.2. supongamos λ1  µ . Entonces λ(E ∩ A) = 0 ⇒ λ(E) = 0. Prueba de ii): λ(E) = λ(E ∩ A) por ser λ ⊂ A.2. Si λ ⊂ A y λ ⊂ B. Ejemplo: Consideramos en R la medida dada por  1 si 0 ∈ A δ(A) = 0 si 0 6∈ A entonces δ ⊂ {0}. o sea si para todo E ∈ M. Como A1 ⊂ A1 ∪ A2 . entonces c1 · λ1 + c2 · λ2 es absolutamente continua respecto a µ. λ2  µ y sea E tal que µ(E) = 0. λ2 son absolutamente continuas respecto a µ.λ(E) = λ(E ∩A) con µ(A) = 0. entonces c1 ·λ1 +c2 ·λ2 es singular respecto a µ. luego λ(E) = λ(E ∩ B) ⇒ λ ⊂ B.λ2 ⊥ µ. De Nápoli 126 3. Análogamente.

se puede escribir como una unión numerable de discos cerrados Dn (usando el hecho de que C es un espaciométrico separable): ∞ [ ∞ [ −1 C −F = Dn ⇒ g (C − S) = g −1 (Dn ) n=1 n=1 Si probamos que µ(g −1 (Dn )) = 0 resultará que µ g −1 (C − F ) = 0 como  queremos probar.6 La medida µ se dice σ-finita siSel espacio X se puede descom- ∞ poner como una unión numerable disjunta X = k=1 Xk de conjuntos medibles Xk donde µ(Xk ) < +∞ Vamos a probar que (en un espacio de medida σ-finita) una medida λ se puede descomponer como suma de una medida absolutamente continua y una medida singular. En conse- cuencia. Por iii) dicha descomposición es única (el espacio vectorial de las medidas es la suma directa del subespacio de las absolutamente continuas y el de las singulares). M. Esto se llama la descomposición de Lebesgue Lema 6. .7 Sea (X. Sea Dn = {z ∈ C :| z − a |≤ r}. Si probamos que s = µ(E) 1 E gdµ (que por hipótesis pertenece a S) pertenece también a Dn esto es absurdo pues Dn ∩ F = ∅. Supongamos que para algún n fuera µ(E) = 0 conR E = g −1 (Dn ).2. 2007-2015 c Pablo L. µ) un espacio de medida finita (µ(X) < +∞). F un subconjunto cerrado del plano complejo C y g ∈ L1 (µ) tal que si µ(E) > 0 entonces: Z 1 g(x) dµ ∈ F µ(E) E entonces g(x) ∈ F para casi todo x respecto de µ.Notas de Análisis Real . De Nápoli 127 Definición 6. Demostración: C − F es un conjunto abierto del plano complejo.2.

Z .

.

Z .

Z .

1 .

.

1 .

1 |s − a| = .

.

g dµ − a.

≤ .

.

.

(g − a) dµ−.

≤ .

Teorema de Lebesgue .1 Sea (X.  6. Luego concluimos que µ(E) = 0. Si λ es una com- pleja sobre M entonces existe un único par de medidas (positivas) λa y λs tales que .3. |g − a| dµ µ(E) E µ(E) E µ(E) E Si x ∈ E entonces g(x) ∈ Dn ⇒| g(x) − a |≤ r. M. µ) un espacio de medida σ-finita. luego Z 1 |s − a| ≤ r dµ = r ⇒ s ∈ Dn µ(E) E Este es un absurdo que proviene de suponer que µ(E) > 0.3.Nikodym Teorema 6.Radon .

λs es singular con respecto a µ.3) E E E (Lo probamos primero para funciones simples y usamos el teorema de la con- vergencia monótona).Notas de Análisis Real . De Nápoli 128 1. Existe una ı́nica función h ∈ L1 (µ) tal que λa (E) = E h dµ para todo R E ∈ M (única salvo por igualdad en casi todo punto con respecto a µ) Demostración: Efectuaremos la prueba en el caso especial en que tanto λ como µ son medidas no negativas y finitas. 2007-2015 c Pablo L.ρ = |f | dρ X . y Z Z |f | dρ ≥ |f | dµ X X luego L1 (ρ) ⊂ L1 (µ).3) vale si f ∈ L1 (ρ). y λ = λa + λs (Descomposición de Lebesgue) 2. Tenemos en particular Z Z Z |f | dρ = |f | dλ + |f | dµ X X X En consecuencia: Z Z |f | dρ ≥ |f | dλ X X por lo tanto L1 (ρ) ⊂ L1 (λ). Observación: Como ρ(X) < +∞ ⇒ L2 (ρ) ⊂ L1 (ρ). Definamos una funcional lineal γ : L2 (ρ) → C poniendo Z γ(f ) = f dλ X Si f ∈ L2 (ρ) ⇒ f ∈ L1 (ρ) ⇒ f ∈ L1 (λ) es una funcional lineal y continua Z Z Z |γ(f )| ≤ |f | dλ ≤ |f | dρ = |f | · 1 dρ ≤ ρ(X)1/2 k f k2. Definamos una nueva medida ρ poniendo ρ(E) = λ(E) + µ(E)(E ∈ M) Si f ≥ 0 entonces: Z Z Z f dρ = f dλ + f dµ (6. de modo que L1 (ρ) = L1 (µ) ∩ L1 (λ) y (6. λa es absolutamente continua con respecto a µ.ρ X X X 0 (Por la desigualdad de Hölder con p = p = 1/2) donde Z 1/2 2 k f k2.

De Nápoli 129 Como L2 (ρ) es un espacio de Hilbert γ(f ) = hf. partir X en los conjuntos: A = {x ∈ X : 0 ≤ g(x) < 1}. entonces obtenemos Z Z 0= χS · (1 − g) dλ = χS · g dµ = µ(S) pues en S g = 1 y 1 − g = 0 X X Por otra parte si en (6. Como ρ(X) < +∞ ⇒ f ∈ L2 (ρ) Z Z λ(E) 1 λ(E) = g dρ ⇒ 0 ≤ = g dρ ≤ 1 E ρ(E) ρ(E) E (λ(E)/ρ(E) es real y no negativo pues λ.5) X X Resulta pues natural. Como ρ = λ + µ.4) X X Suponiendo que ρ(E) > 0.Notas de Análisis Real . . . + g n ) · χE (que es una función acotada. y por lo tanto pertenece a L2 (ρ). obtenemos: Z Z n+1 1−g dλ = g · (1 + g + g 2 + . µ lo son. (6. elegimos f = χE . Consideramos entonces las medidas λa (E) = λ(E ∩ A). Esto significa que: Z Z f dλ = f g dρ ∀ f ∈ L2 (ρ) (6. . 2007-2015 c Pablo L. + g n ) dµ E E . 1] para todo x.5) elegimos f = χS . Vamos a probar µ(S) = 0 de modo que λs ⊥ µ Para verlo.7 a F = [0.2. S = {x ∈ X : g(x) = 1} pues en S el factor 1 − g de la fórmula precedente se anula. 1] = {x ∈ R : 0 ≤ x ≤ 1} (que es un conjunto cerrado de C) tenemos que g(x) ∈ F para casi todo x (respecto de ρ ). en (6. Como cambiar una función en un conjunto de medida nula no cambia su integral podemos suponer g(x) ∈ [0. . gi donde g ∈ L2 (ρ) es fija para toda f ∈ L2 (ρ) por el teorema de representación de Riesz.4) significa que: Z Z Z f dλ = f · g dλ + f. Z Z f · (1 − g) dλ = f · gdµ ∀ f ∈ L2 (ρ) (6. elegimos f = (1 + g + g 2 + . µ(E)/ρ(E) ≤ 1 pues µ(E) ≤ ρ(E) ) Aplicando el lema 6.5). λs (E) = λ(E ∩ S) de modo que tenemos la descomposición λ = λa + λs Es claro que λs ⊂ S.g dµ X X X En consecuencia.

(Serie geométrica convergente). y µ es σ-finita. Von Neuman. y g · (1 + g + g 2 + . Ill.Notas de Análisis Real .2. 1 − g tiende a 1 en forma creciente (en A. lemma 3. .1 Sea (X. entonces existe una única h ∈ L1 (|λ|) tal que: i) Z λ(E) = h d|λ| ∀ E ∈ M E 1 J. . 6. + g n ) dµ E∩A E n+1 Hagamos que que n → ∞. 0 ≤ g < 1). vol. 94-161. + g n ) tiende en forma creciente hacia h = 1 + g + g2 + . . Nota: Esta demostración. . La descomposición polar de una medida com- pleja Teorema 6. Si λ : M → C es una medida compleja. + gn + .4. . [12] da una demostración (en algún sentido más constructiva) basada en la descomposición de Hahn de una medida signada. .3 (pag. basada en el teorema de representación de Riesz. .M) un espacio medible. 41 (1940) pp. 2007-2015 c Pablo L.) luego: Z λ(E) = h dµ + λs (E) E  Ejercicio: Extender el teorema al caso en que λ es una medida compleja cualquiera. .4. On rings of operators. 127). De Nápoli 130 En S el integrando de la primera integral vale 0 Z Z n+1 1−g dλ = g · (1 + g + g 2 + . Otra demostración interesante (que también da una idea de como se obtiene la función h) puede encontrarse en el artı́culo [13]. se debe a John Von Neuman1 y está expuesta por ejemplo en [11]. Annals of Mathematics. y si µ(E) = 0 ⇒ λa (E) = 0 (Es decir que λa es absoltamente continua. . Existen otras demostraciones alternativas. Del teorema de convergencia monótona resulta entonces que: Z Z 1 dλ = h dµ E∩A E Es decir: Z λa (E) = h dµ E R donde como A hdµ = λ(A) ≤ λ(X) que es finita se deduce que h es integrable respecto de µ.

2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real . De Nápoli 131 ii) |h(x)| = 1 para casi todo x ∈ X con respecto a |λ| Demostración: Como |λ(E)| ≤ |λ|(E). λ es absolutamente continua con res- pecto a |λ|. |λ|(E) > 0 tenemos que: . En consecuencia. por el teorema de Radon-Nikodym existe una única h ∈ L1 (|λ|) tal que Z λ(E) = h dλ E Si E ∈ M.

Z .

.

.

.

1 .

.

λ(E) .

.

hd|λ.

= .

.

.

.

≤1 .

|λ|(E) |λ|(E) .

E Aplicando el lema 6. Sea 0 ≤ r < 1 y pongamos A = {x ∈ X : |h(x)| ≤ r}. Si E ⊂ A. . Vamos a probar que |h(x)| = 1 para casi todo x. deducimos que h(x) ∈ F (es decir |h(x)| ≤ 1) para casi todo x con respecto a |λ|.7 con F = {z ∈ C : |z| = 1}.2.

Z .

Z Z .

.

.

h d|λ|.

≤ |h| d|λ| ≤ r d|λ| ≤ r|λ|(E) .

.

Finalmente notamos que: [ 1  {x ∈ X : |h(x)| < 1} = x ∈ X : h(x) ≤ 1 − n n∈N en consecuencia |λ|({x ∈ X : |h(x)| < 1}) = 0. Deducimos que |h(x)| = 1 en casi todo punto. E E E Consideremos ahora una partición ∞ X A= Ak (Ak ∈ M disjuntos) k=1 entonces ∞ X n X |λ(Ai )| ≤ r|λ|(Ai ) = r|λ|(A) k=1 k=1 pues |λ| es una medida. . esto implica que: |λ(A) = 0. Tomando supremo. obtenemos por la definción de |lambda| que |λ(A)| ≤ r|λ(A)| y como 0 < r < 1.  Obseración: La descomposición polar de una medida compleja se puede utilizar para definir la integral Z f dλ X si f ∈ L1 (|λ|) mediante la fórmula: Z Z f dλ = f hd|λ| X X (donde la h es la del teorema anterior).

Definicion y propiedades elementales Definición 7. t) : F1 (x. Como f es medible.1 Sean f. o sea: Z Z f (x − t)g(t) dt = f (t)g(x − t) dt RN RN Prueba: Hacemos el cambio de variable u = x − t ⇒ t = x − u (Notamos que el valor absoluto del módulo del jacobiano del cambio de coordenadas es 1) Lema 7.1. Su convolución f ∗g : Rn → R se define por: Z (f ∗ g)(x) = f (x − t)g(t) dt RN Observación 7. t) = f (x − t) es medible en RN × RN = R2N Demostración: Sea F1 (x. y = ξ + η. Es una transformación lineal no singular. t) : f (x) > a} = = {x : f (x) > a} × RN ⇒ es medible pues {x : f (x) > a} es medible Para (ξ. 132 .Capı́tulo 7 Convolución y Aproximaciones de la Identidad 7. se sigue que F1 (x. entonces F (x. t) es medible en R2N : {(x.1. t) > a} = {(x.3 Si es medible en RN .1.1. η) en R2N consideramos la transformación x = ξ − η. g : RN → R funciones medibles.2 f ∗ g = g ∗ f . entonces es Lipschitz y por lo tanto aplica conjuntos medibles en conjuntos medibles. t) = f (x).

Demostración: Supongamos primero que f y g son no negativas entonces f (x − t)g(t) es medible en R2N ya que por el lema anterior es el producto de dos funciones medibles. Además f ∗ g ∈ L1 y kf ∗ gk1 ≤ kf k1 · kgk1 . (Da la densidad de la suma de dos variables aleatorias independientes) Para el caso general basta observar que: Z | (f ∗ g)(x) |≤ |f (x − t)| |g(t)| dt = |f | ∗ |g| RN Por lo tanto Z Z Z  Z  |f ∗ g| dx ≤ (|f | ∗ |g|) dx = |f | dx |g| dx = kf k1 kgk1 RN RN RN RN Esto prueba el teorema. podemos cambiar x − t por x: Z Z  Z  Z  = g(t) f (x)dx dt = g(t) dt f (x) dx RN RN RN RN Por lo tanto obtenemos que si f y g son medibles y no negativas Z Z  Z  (f ∗ g)dx = f (t) dt g(t)dt RN RN RN Esto prueba el teorema si f. g ≥ 0 Observación: En probabilidades por ejemplo esto dice que si f yg son den- sidades de probabilidad ⇒ f ∗ g también. De Nápoli 133 Se sigue que la función F2 (ξ.4 Si f. η) = F1 (ξ − η. g ∈ L1 (RN ). encontramos que: Z Z  Z Z  I= f (x − t)g(t)dt dx = f (x − t)g(t)dt dx RN RN RN RN Z = (f ∗ g)(x) dx RN y por otro lado: Z Z  Z Z  I= f (x − t)g(t dx dt = g(t) f (x − t) dx dt = RN RN RN RN Gracias a la invariancia por traslaciones de la integral. entonces (f ∗ g)(x) existe para casi todo x ∈ RN . entoonces la integral Z Z I= f (x − t)g(t) dx dt R2N está bien definida. 2007-2015 c Pablo L. η) = f (ξ − η) esto prueba el lema. . ξ + η) es ası́ mismo medible.  1 Observación: El teorema anterior significa que ∗ es un producto en L con el cual L1 es un álgebra de Banach.1.  Teorema 7.Notas de Análisis Real . y aplicando el teorema de Fubini-Tonelli. Como F2 (ξ.

Para p = ∞ notamos que Z Z (f ∗ g)(x) = f (t)g(x − t)dt ≤ kf k∞ g(x − t)dt = kf k∞ kgk1 RN RN Por lo tanto: kf ∗ gk∞ ≤ kf k∞ kgk1 Supongamos pues que 1 < p < ∞.2.Notas de Análisis Real . entonces: Z Z (f ∗ g)(x) = f (t)g(x − t) dt = f (t)g(x − t)1/p g(x − t)1/q dt RN RN Por la desigualdad de Hölder tenemos que: Z 1/p Z 1/q p 1/q (f ∗g)(x) ≤ f (t) g(x − t) dt g(x − t) dt = (f p ∗g)1/p k g k1 RN RN Elevando ambos miembros a la potencia p e integrando el resultado: Z Z  p/q [(f ∗ g)(x)]p dx ≤ (f p ∗ g)dx k g k1 RN RN Pero Z Z  Z  p p (f ∗ g) dx = f dx g dx RN RN RN . k g k1 Demostración: Como antes usando que |f ∗ g| ≤ |f | ∗ |g| podemos suponer que f.7. De Nápoli 134 7. Para p = 1 el resultado ya fue probado. de modo que p1 + 1q = 1.1).2. 2007-2015 c Pablo L. entonces f ∗ g ∈ Lp (RN ) y k f ∗ g kp ≤ k f kp . Sea q el exponente conjugado de p. obtenemos que Z Z p 1/p Z Z 1/p kf ∗gkp = f (x − t)g(t) dt dx dx ≤ |f (x − t)|p |g(t)|p dx dt Rn Rn Rn Rn Z Z 1/p Z Z 1/p = |g(t)| |f (x − t)|p dx dt = |g(t)| |f (x)|p dx dt Rn Rn Rn Rn Z Z = |g(t)| · kf kp dt = kf kp |g(t)|dtkf kp kgk1 Rn Rn  Una prueba alternativa: También es posible probar este teorema sin acu- dir a la desigualdad integral de Minkowski.1 Sea 1 ≤ p ≤ ∞. g ≥ 0. f ∈ Lp (RN ) y g ∈ L1 (RN ). Desigualdad de Young Teorema 7. Aplicando entonces la desigualdad integral de Minkowski (Teorema 4.

kf ∗ gkrr ≤ kf |pr/p p 1 +p kgkqr/p q 2 +q o sea kf ∗ gkr ≤ kf |pp/p1 +p/r kgkqp/p2 +q/r Teniendo en cuenta la elección de los exponentes p1 y p2 . deducimos que Z Z  kf ∗ gkrr ≤ f (x)p g(x − t)q dt dx kf kpr/p p 1 kgkqr/p2 Rn Rn Usando el teorema de Fubini-Tonelli y la invariancia por traslaciones. El teorema anterior muestra que si K es integrable este operador aplica Lp en Lp . De Nápoli 135 Por lo tanto: Z p/q kf ∗ gkpp = (f ∗ g)(x)dx ≤ kf kpp kgk1 kgk1 = kf kpp kgkp1 RN Tomando raı́z p-ésima resulta: kf ∗ gkp ≤ kf kp kgk1 como querı́amos probar. Elevando a la r e integrando.2.Notas de Análisis Real . Observación 7.  1 Siguiendo la idea en el ejercicio 2 del capı́tulo 9 de [12] . Obtenemos que: Z 1/r (f ∗ g)(x) ≤ f (x)p g(x − t)q dt kf kp/p p 1 kgkq/p2 Rn (En el último factor hemos utilizado la invariancia por traslaciones de la medida de Lebesgue). tenemos que Z Z  f (x) g(x − t) dt dx = kf kpp kgkqq p q Rn Rn Consecuentemente sustituyendo. escribimos Z (f ∗ g)(x) = f (t)p/r g(x − t)q/r f (t)p(1/p−1/r) g(x − t)q(1/q−1/r) dt Rn Aplicamos entonces la desigualdad generalizada de Hölder con tres exponentes r. 2007-2015 c Pablo L. q.2 Una convolución f → f ∗ K con K fijo define una trans- formación T (f ) = f ∗ K se llama un operador de convolución con núcleo K.3 (Young) Si p. Cuando p. Vale un teorema más general: Teorema 7. se obtiene la desigual- dad del enunciado. q ≤ ∞ y 1/p + 1/q ≥ 1 y r se define por 1/r = 1/p + 1/q − 1 entonces si f ∈ Lp (RN ) y g ∈ Lq (RN ) entonces f ∗ g ∈ Lr (RN ) y se tiene: kf ∗ gkr ≤ kf kp kgkq 1 Demostración: Podemos suponer f. r > 0. g ≥ 0.2. p1 y p2 donde 1/p1 = 1/p − 1/r y 1/p2 = 1/q − 1/r. q satisfacen 1 ≤ p.

Una prueba más elemental fue dada por F.3.3.1 El soporte de f : RN → R se define por: Sop(f ) = {x ∈ RN : f (x) 6= 0} (siempre es cerrado) Corolario 7.4 Si f y g tienen soporte compacto. Barthe [14].Notas de Análisis Real . Ha sido calculada por W.3 Con esta definición no vale que si f = g en casi todo punto Sop(f ) = Sop(g) (Brézis [2] lo define entonces por la condición de que x 6∈ Sop(f ) ⇔ existe un abierto U tal que x ∈ U y f = 0 en casi todo punto de U Proposición 7. q. 7. El soporte y la convolucion Definición 7.4 La constante óptima en la desigualdad de Young kf ∗ gkr ≤ C(p. entonces f ∗ g tiene so- porte compacto. Se deduce que: Z (f ∗ g)(x) = f (x)g(x − t) dt Sop(f )∩(x−Sop(g))) Si (f ∗ g)(x) 6= 0 ⇒ Sop(f ) ∩ (x − Sop(g)) 6= ∅ ⇒ ∃y ∈ Sop(f ) ∩ (x − sop(g)).2. Beckner en [15].2 Si x 6∈ Sop(f ). pero la suma de dos compactos es compacto (no vale para cerrados) por lo tanto Sop(f ∗ g) ⊆ sop(f ) + sop(g)  .3.3. Además: Sop(f ∗ g) ⊆ Sop(f ) + Sop(g) Demostración: Z Z (f ∗ g)(x) = f (t)g(x − t)dt = f (x)g(x − t)dt RN Sop(f ) pues si t 6∈ Sop(f) ⇒ f (t) = 0 Análogamente si x − t ∈ Sop(g) ⇔ t ∈ x − Sop(g). Observación 7. Ası́ pues x = y + w con y ∈ Sop(f ) . 2007-2015 c Pablo L.3. Pero como y ∈ x − Sop(g) ⇒ y = x − w con w ∈ Sop(g). existe un entorno de x donde f se anula.luego g(x − t) = 0 si t 6∈ x − sop(g). w ∈ Sop(g) Ası́ vimos que {(f ∗g) 6= 0} ⊆ sop(f )+sop(g). De Nápoli 136 Observación 7. r)kf kp kgkq no es 1.

Si f = 0f ∗K = 0 y no hay nada que probar. Supongamos pues f 6= 0 Dado ε > 0. por ser K uniformente continua encontramos un δ > 0 tal que si |x − y| < δ ⇒ |f (x) − f (y)| < kfεk1 entonces: .Notas de Análisis Real .5 Si f ∈ L1 (RN ) y K es acotada y uniformemente continua en RN .3. De Nápoli 137 Teorema 7. Demostración: Veamos que f ∗K es uniformemente continua. 2007-2015 c Pablo L. entonces f ∗ K es acotada y uniformemente continua.

Z Z .

.

.

|f ∗ K(x) − f ∗ K(y)| = .

.

f (t)K(x − t) dt − f (t)K(y − t) dt.

.

Si α = (α1 . El subconjunto de funciones de clase C m con soporte compacto se denota m C0 Similarmente C ∞ es el conjunto de funciones indefinidamente diferenciables y C0∞ el sub-conjunto de las de soporte compacto. . . Convolucion con funciones suaves Definición 7.  7. N R N R Z Z ≤ |f (t)| |K(x − t) − K(y − t)| dt ≤ ε | f (t) | dt = ε RN RN ya que |(x − t) − (y − t)| = |x − y| < δ. . + αn ≤ m.1 Para m ∈ N. . Teorema 7.4. .2 Si 1 ≤ p ≤ ∞. Esto muestra que f ∗ K es uniformemente continua. αN es un multi-ı́ndice con los αi ∈ N0 podemos consi- derar la derivada parcial: ∂ |α| f (Dα f )(x) = ∂xα α2 1 ∂x2 1 . . f ∈ Lp (RN ) y K ∈ C0m . + αN . . ∂xα N N siendo |α| = α1 + α2 + . Demostración: Primero probamos que si K es continua con soporte compacto. . entonces f ∗ K es continua: . α2 . entonces f ∗ K ∈ C0m y se tiene que : Dα (f ∗ K)(x) = (f ∗ Dα K)(x) siempre que |α| = α1 + α2 + . . .4. denotamos C m la clase de funciones f (x) con x ∈ RN tales que todas las derivadas parciales hasta el orden m incluido existen y son continua.4. Ya sabemos que kf ∗ Kk∞ ≤ kf k1 kKk∞ por lo que f ∗ K resulta acotada.

Z Z .

.

.

|(f ∗K)(x+h)−(f ∗K)(x)| = .

.

f (t)K(x + h − t) dt − f (t)K(x − t) dt.

.

= RN RN .

Notas de Análisis Real . De Nápoli 138 . 2007-2015 c Pablo L.

Z .

.

.

= .

.

f (t) [K(x + h − t) − K(x − t)] dt.

.

RN Llamamos u = x − t ⇒ t = x − u .

Z .

.

.

= .

.

f (x − u) [K(u + h) − K(u)] dt.

.

4. ∂(f∂x∗K) i (x) existe y es igual a f ∗ ∂K ∂xi (x) que es continua por lo antes demostrado. entonces es uni- formemente continua en RN . para algún h∗ = ξ · ei dependiendo de x y t. se deduce del teorema de la convergencia uniforme que la última integral converge a Z ∂K f (t) (x − t) dt R N ∂xi   Por lo tanto. Esto prueba el teorema si m = 1. Como ∂xi tiene soporte compacto. Sop(K) ≤ 1} (que es un compacto. cuando |h| → 0. si |h| < δ entonces |K(u + h) − K(u)| < ε. dado ε > 0 existe un δ > 0 tal que para todo u ∈ RN . Sea K ∈ C0m (m ≥ 1) fijada i con 1 ≤ i ≤ m. La prueba para m cualquiera es inmediata por inducción (aplicando el caso m = 1). donde ξ está entre 0 y h. En consecuencia si ]h| < δ.  . Z Z Z |K(u + h) − K(u)| du = |K(u + h) − K(u)| du ≤ εq du = εq m(I) q q RN I I en donde I = {x ∈ RN : d(x. como K es continua y tiene soporte compacto. Se sigue que f ∗ K ∈ C ∞ si f ∈ Lp (1 ≤ p ≤ +∞) y K ∈ C0∞ Además f ∗ K tiene soporte compacto por la proposición 7. N R Z 1/p Z 1/q ≤ |f (x − u)|p du |K(u + h) − K(u)|q RN RN = kf kp kK(u + h) − K(u)kq Afirmamos que esta última expresión tiede a cero cuando |h| → 0. Por lo tanto. ∂x ∂K i (x − t + h∗ ) converge a ∂x ∂K i (x − t) unifor- ∂K memente en t. y por lo tanto tiene medida finita). y sea ei el i-ésimo vector de la base canónica entonces:   (f ∗ K)(x + h · ei ) − (f ∗ K)(x) (K(x − t + h · ei ) − K(x − t) Z = f (t) dt h RN h Z   ∂K = f (t) (x − t + h∗ ) dt RN ∂xi por el teorema del valor medio.3. Podemos además asumir que δ < 1. En efecto. por lo tanto.

Aproximaciones de la identidad Definición 7. 2007-2015 c Pablo L.5. Z |Kε (x)| dx → 0 cuando ε → 0 |x|>δ Demostración: Para probar i) basta hacer el cambio de variable y = x/ε Z Z x Z Kε (x) dx = ε−N K dx = K(y) dy RN RN ε RN (es un cambio lineal de coordenadas) Para probar ii) fijemos un δ > 0 y hagamos el mismo cambio de variable: Z Z . Kε es una función con un pico más elevado y un soporte más chico.1 Dada una función K : RN → R y ε > 0 notamos x Kε (x) = ε−N K ε Por ejemplo si K = función caracterı́stica de la bola B = {x ∈ RN :k x k< 1} tenemos que:  −n ε si |x| < ε Kε (x) = 0 si si |x| ≥ ε o sea Kε = ε−n χBε (0) donde Bε (0) = {x ∈ RN : |x| < ε}. Para cualquier K positiva ocurre lo mismo: en general Kε tiene las siguientes propiedades básicas: Lema 7.5.Notas de Análisis Real . Vemos que a medida que achicamos ε.2 Si K ∈ L1 (RN ) y ε > 0 entonces i) Z Z Kε (x)dx = K(x)dx RN RN ii) Para cada δ > 0 fijo. De Nápoli 139 7.5.

 x .

|Kε (x)| dx = ε−N .

K .

dx = .

.

|x|>δ |x|>δ ε Z = |K(y)| dx |y|>δ/ε Pero δ/ε → +∞ cuando ε → 0 como K ∈ L1 (R‘N ) la última integral tiende a cero a medida que ε → 0.  Notemos que si K ≥ 0 la primera propiedad significa que el area bajo los gráficos de K y Kε es la misma . . mientras que la segunda significa que que para ε pequeño el área bajo el gráfico de Kε está concentrada en una región sobre un pequeño entorno del origen.

vamos a probar que (f ∗ Kε )(x) → f (x) en varios sentidos (por ejemplo puntualmente) cuando ε → 0 con adecuadas hipótesis sobre f y K Una familia {Kε : ε > 0} de núcleos para la cual f ∗Kε → f en algún sentido se llama una aproximación de la identidad.Notas de Análisis Real .5.3 Sea fε = f ∗ Kε donde K ∈ L1 (RN ) y R‘N K(x)dx = 1. Teorema 7. es decir que fε converge a f en Lp Demostración: Por la parte i) del lema anterior tenemos: Z Z f (x) = f (x) Kε (t) dt = f (x) Kε (t)dt RN RN Por lo tanto . De hecho. De Nápoli 140 Para cualquier K ∈ L1 (RN ) podemos esperar que si en la fórmula Z (f ∗ Kε )(x) = f (x − t)Kε (t)dt RN hacemos que ε → 0 van a pesar los valores de f (x − t) para t pequeño. Si R f ∈ Lp (RN ) con 1 ≤ p < ∞ entonces k fε − f kp → 0 cuando ε → 0. 2007-2015 c Pablo L.

Z .

.

.

|fε (x) − f (x)| ≤ .

.

[f (x − t) − f (x)] Kε (t)dt.

.

(1/q = 0 si p = 1) Aplicando la desigualdad de Hölder con exponentes p y q. ≤ RN Z ≤ |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)| dt = RN Z = |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)|1/p |Kε (t)|1/q dt RN donde q es tal que p1 + 1q = 1. obtenemos que: Z 1/p Z 1/q p |fε (x) − f (x)| ≤≤ |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)| dt |Kε (t)| dt RN RN Z 1/q = |Kε (t)|dt RN Elevamos ambos miembros a la p e integramos: Z |fε (x) − f (x)|p dx RN )p/q Z Z  (Z RN p ≤ |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)| dt |Kε (t)| dt dx RN RN Z Z  p/q p =k K k1 |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)| dt dx RN RN .

δ = |Kε (t)| φ(t) dt |t|<δ y Z Bε. de hecho: Z 1/p φ(t)1/p = |f (x − t) − f (x)|p dx ≤ RN Z 1/p Z 1/p ≤ |f (x − t)|p dx |f (x)|p dx = 2 kf kp RN RN de modo que kφk∞ ≤ 2kf kp )p = C.5. Iε → 0 cuando ε → 0 y esto prueba el teorema.δ RN con Z Aε. pues el integrando es no negativo) obtenemos: Z Z  p/q k f − fε kpp ≤k K k1 |f (x − t) − f (x)|p |Kε (t)| dx dt RN RN Z Z  p/q p =k K k1 |Kε (t)| |f (x − t) − f (x)| dx dt RN RN |f (x − t) − f (x)|p dx = kf (x − t) − f (x)kpp tenemos R Llamando φ(t) = RN Z p/q kf − fε kpp ≤= kKk1 |Kε (t)|φ(t) dt RN Para δ > 0 escribimos Z Iε = |Kε (t)| φ(t)dt = Aε.δ + Bε.4 Para 1 ≤ p < ∞.  Corolario 7.δ = |Kε (t)| φ(t) dt |t|≥δ Dado η > 0.δ = |Kε (t)| φ(t) dt ≤ C |Kε (t)| dt → 0 |t|≥δ |t|≥δ cuando ε → 0.Notas de Análisis Real . .δ ≤ η |Kε (t)| dt ≤ η k K k1 |t|<δ para todo ε > 0. Por lo tanto. Z Z Bε. Por otra parte. por la desigualdad de Minkowki φ es una función acotada. 2007-2015 c Pablo L. C0∞ (RN ) es denso en Lp (RN ). podemos elegir δ > 0 tan pequeño que φ(t) < η si |t| < δ. Z Aε. ya que φ(t) → 0 cuando |t| → 0 pues f ∈ Lp . De Nápoli 141 Cambiando el orden de integración en la última integral (lo que está justificado por el teorema Fubini-Tonelli.

5 Sea fε = f ∗Kε donde f ∈ L∞ (RN ). entonces fε → f en cada punto de continuidad de f cuando ε → 0 Demostración: . (1 ≤ p < ∞ ). Elijamos ε tal que kg − gε kp < η entonces kf − gε kp ≤ khkp + kg − gε kp < 2η Esto prueba el corolario.5. Dado η > 0. entonces gε ∈ C0∞ (RN ) y kg − gε kp → 0 cuando ε → 0 por los resultados anteriores.Notas de Análisis Real .  El siguiente resultado es un sustituto del teorema anterior para p = ∞: Teorema 7. De Nápoli 142 Demostración: Sea f ∈ Lp . K ∈ L1 (RN ) y RN K(x)dx = R 1. escribamos f = g + h donde g tiene soporte compacto y khkp <Rη Elijamos un núcleo K ∈ C0∞ tal que RN K(x) dx = 1 y sea gε = g ∗ Kε . 2007-2015 c Pablo L.

Z Z .

.

.

|fε (x) − f (x)| = .

.

f (x − t)Kε (t) dt − f (x)Kε (t) dt.

.

5. . R P (x)dx = 1 . 7. P es positivo y P (x) = R o(|x|−1 ) cuando |x| → ∞. Ejemplos (en N = 1) 1. en cada punto de continuidad de f . de hecho P (x) = O(|x|−2 ).6. RN RN Z ≤ |f (x − t) − f (x)| |Kε (t) | | dt RN Si f es continua en x. se sigue que |fε (x) − f (x)| → 0 cuando ε → 0  RTeorema 7. K ∈ L1 (RN ) ∩ L∞ (RN ). dado ε > 0. RN K(x)dx = 1 y K(x) = o(|x| ) entonces fε → f puntualmente cuando ε → 0. existe δ > 0 tal que si |t| < δ entonces |f (x − t) − f (x)| < ε. Y obtenemos: Z |fε (x) − f (x)| ≤ |f (x − t) − f (x)| |Kε (t)| dt |t|≥δ Z +ε |Kε (t)| dt |t|<δ Z ≤ 2kf k∞ |Kε (t)| dt + εkKk1 |t|≥δ R Como |t|≥δ |Kε (t)| dt → 0 cuando varepsilon → 0 para un δ fijo.6 Sea fε = f ∗ Kε −Ndonde f ∈ L1 (RN ). Núcleo de Poisson: 1 1 K(x) = P (x) = π 1 + x2 Entonces P ∈ L1 (R) ∩ L∞ (R) .

luego para f continua e integrable resuelve el problema de Dirichlet:  ∆u = 0 en H u(x. Poniendo ε = y. . = επ 1 + (x/ε)2 π ε2 + x2 Pε se llama núcleo de Poisson. y) → f (y) cuando y → 0 en cada punto de continuidad de f .  2 11 sen (x/ε) Kε (x) = πε x/ε Poniendo ω = 1/ε tenemos el núcleo de Frejér: 2 1 sen2 (xω  1 sen (xω) F (x. Además se tiene que si f ∈ L1 (RN ). w) = ω = π ωx π ωx2 Si f ∈ L1 (R) obtenemos que: 1 sen2 (xω) Z lı́m f (x − t) dx = f (x) w→0 R π ωx2 en cada punto de continuidad de f . Núcleo de Frejér: Para x ∈ R pongamos: 1 n sen x o2 K(x) = π x Nuevamente K ∈ L1 (R) ∩ L∞ (R). 0) = f (x) en ∂H 2. De Nápoli 143 1 1 1 ε Pε (x) = . y) ∈ R2 : x. y) = fy (x) obtenemos una función definida en el semiplano superior H = {(x. y la convolución Z 1 ε fε (x) = f (t) 2 dt π RN ε + (x − t)2 integral de Poisson de f . f (x. K es positivo y R R K(x) dx = 1. f (x. y) = f (t) 2 dt π R y + (x − t)2 y Observacióm: Como x2 +y 2 es armónica ⇒ f resulta armónica en H. y ∈ Ry > 0} Z 1 y f (x. 2007-2015 c Pablo L.Notas de Análisis Real .

Si fortalecemos las hipótesis sobre K podemos obtener convergencia en ca- si todo punto. t) = √ f (x − y)e−y /(2t) dy 2πt R resuelve el problema: ∂2W  2 ∂W ∂t = ∂x2 para t > 0 u(x. en- tonces fε = f ∗ Kε → f en cada punto de Lebesgue de f (y en particular en casi todo punto) . para algún λ > 0 y que RN K(x) dx = 1. 2007-2015 c Pablo L. 0) = f (x) cuando f es continua e integrable. K esR acotado K(x) = O(| x |−n−λ ) cuando |x| → ∞. Poniendo ε = t se obtiene 1 −x2 /(2t) W (x. t) = √ e 2πt Se verifica que W satisface la ecuación del calor ∂W ∂2W 2 = ∂t ∂x2 Dada f ∈ L1 (R) se tiene que Z 1 2 lı́m √ f (x − y)e−y /(2t) dy = f (x) y→0 2πt R en cada punto de continuidad de f . Por ejemplo tenemos el siguiente resultado: (cuyas hipótesis se satisfacen en todos los ejemplos anteriores) Teorema 7. De Nápoli 144 3.1 Supongamos que f ∈ L1 (RN ).6. Por consiguiente Z 1 2 u(x.Notas de Análisis Real . Núcleo de Gauss-Weirstrass: Tomamos la función 1 2 K(x) = √ e−x /2 2π (distribución normal de probabilidad) 1 2 2 Kε (x) = √ e−x /(2ε ) 2πε (para la teorı́a de probabilidades √ es la distribución normal de media 0 y variancia ε2 )).

14. |A|e Medida exterior de Lebesgue de A D(E) conjunto de diferencias de E (definición 1.1) χ RA función caracterı́stica del conjunto A Ω f dµ integral de la función f sobre el espacio Ω con respecto a la medida µ 145 . |A| Medida de Lebesgue de A me (A).Apéndice A Notaciones RN Espacio euclı́deo N -dimensional E La clase de los conjuntos elementales F La clase de los conjuntos que tienen medida exterior finita M La clase de los conjuntos medibles Lebesgue Mf La clase de los conjuntos finitamentes medibles m(A).

146 . pag. New York. 1 (1975). (1955) Frederic Ungar Publishing. Pedro Pi Calleja y César A. John Willey & Sons. Divulgaciones Matemáticas Vol. [10] Fridgies Riesz. The Fundamental Theorem of Calculus for Lebesgue Integral. 8 (2). Natanson. B. Functional Analysis. D. Theory of Functions of a Real Variable. Fernández. Kolmogorov. Análisis Funcional: Teorı́a y Aplicaciones. Fomı́n. 102. 8 No. [7] A. (1979) [2] H. No. Projecto Euclides. Moscú.Bibliografı́a [1] Patrick Billingsley. Nagy. pag 159–182. no. (1964) [9] Julio Rey Pastor. 1 (2000). IMPA. Medida e Integraa̧õ. Buenos Aires (1959). Measure and Integral. Annals of Mathematics Second Series. Trejo. Diómedes . [5] Pedro J. 1977. Mc-Graw. Felipe Zó. Alianza Editorial. Geom. Brézis. Funct. Anal. Optimal Young’s inequality and its converse: a simple proof.N. http://arxiv. capı́tulo XXIV). (1975). Barthe. Editorial MIR.(1975) [4] Norbeto Fava. Análisis Matemático. 234–242 (1998). 481. Van Nostrand.V. (1984). [8] I. (volumen 3. [3] Miguel de Guzmán. Kapelusz. Springer Lecture Notes in Mathematics. (2007). 75-85. [6] Paul Halmos. Probability and Measure. Marcel Dekker Inc. Vol. P. Medida e integral de Lebesgue. Frederic Ungar Publishing Co. (1950). Measure Theory. Antoni Zygmund. S. Elementos de la teorı́a de funciones y del análisis funcional. Sz. [11] Walter Rudin. [14] F. [12] Richard Wheeden. New York. [13] Barcenas. Real and Complex Analysis. Differentiation of integrals in Rn .org/abs/math/ 9704210 [15] William Beckner Inequalities in Fourier Analysis. 1996. Buenos Aires : Red Olı́mpica.