You are on page 1of 4

Convención Interamericana sobre Obligaciones Alimentarias

Tiene como objeto la determinación del derecho aplicable a las obligaciones alimentarias, así como a la competencia y a la
cooperación procesal internacional, cuando el acreedor de alimentos tenga su domicilio o residencia habitual en un Estado
Parte y el deudor de alimentos tenga su domicilio o residencia habitual, bienes o ingresos en otro Estado Parte, la presente
Convención se aplicará a las obligaciones alimentarias respecto de menores por su calidad de tales y a las que se deriven de
las relaciones matrimoniales entre cónyuges o quienes hayan sido tales.

A los efectos de la presente Convención se considerará menor a quien no haya cumplido la edad de dieciocho años. Sin
perjuicio de lo anterior, los beneficios de esta Convención se extenderán a quien habiendo cumplido dicha edad, continúe
siendo acreedor de prestaciones alimentarias de conformidad a la legislación aplicable prevista en los Artículos 6 y 7.

Los Estados al momento de suscribir, ratificar o adherir a la presente Convención, así como con posterioridad a la vigencia
de la misma, podrán declarar que esta Convención se aplicará a las obligaciones alimentarias en favor de otros
acreedores; asimismo, podrán declarar el grado de parentesco u otros vínculos legales que determinen la calidad de
acreedor y deudor de alimentos en sus respectivas legislaciones.

Toda persona tiene derecho a recibir alimentos, sin distinción de nacionalidad, raza, sexo, religión, filiación, origen o
situación migratoria, o cualquier otra forma de discriminación.

Las decisiones adoptadas en aplicación de esta Convención no prejuzgan acerca de las relaciones de filiación y de familia
entre el acreedor y el deudor de alimentos. No obstante, podrán servir de elemento probatorio en cuanto sea pertinente.

Las obligaciones alimentarias, así como las calidades de acreedor y de deudor de alimentos, se regularán por aquel de los
siguientes órdenes jurídicos que, a juicio de la autoridad competente, resultare más favorable al interés del acreedor:

a. El ordenamiento jurídico del Estado del domicilio o de la residencia habitual del acreedor;

b. El ordenamiento jurídico del Estado del domicilio o de la residencia habitual del deudor.

Serán regidas por el derecho aplicable de conformidad con el Artículo 6 las siguientes materias:

a. El monto del crédito alimentario y los plazos y condiciones para hacerlo efectivo;

b. La determinación de quienes pueden ejercer la acción alimentaria en favor del acreedor, y

c. Las demás condiciones requeridas para el ejercicio del derecho de alimentos.

Serán competentes en la esfera internacional para conocer de las reclamaciones alimentarias, a opción del acreedor

El juez o autoridad del Estado del domicilio o de la residencia habitual del acreedor;

b. El juez o autoridad del Estado del domicilio o de la residencia habitual del deudor, o

c. El juez o autoridad del Estado con el cual el deudor tenga vínculos personales tales como: posesión de bienes,
percepción de ingresos, u obtención de beneficios económicos, Los alimentos deben ser proporcionales tanto a la necesidad
del alimentario, como a la capacidad económica del alimentante.

Las sentencias extranjeras sobre obligaciones alimentarias tendrán eficacia extraterritorial en los Estados Parte si reúnen las
siguientes condiciones:

a. Que el juez o autoridad que dictó la sentencia haya tenido competencia en esfera internacional de conformidad con los
Artículos 8 y 9 de esta Convención para conocer y juzgar el asunto;

b. Que la sentencia y los documentos anexos que fueren necesarios según la presente Convención, estén debidamente
traducidos al idioma oficial del Estado donde deban surtir efecto;

c. Que la sentencia y los documentos anexos se presenten debidamente legalizados de acuerdo con la ley del Estado en
donde deban surtir efecto, cuando sea necesario;

d. Que la sentencia y los documentos anexos vengan revestidos de las formalidades externas necesarias para que sean
considerados auténticos en el Estado de donde proceden;

Tratado de 1940. E1 lugar del centro principal de sus negocios. cuando cada uno de los futuros cónyuges reúna las condiciones de fondo previstas por la ley interna designada por las normas de conflicto de leyes del Estado de la celebración. E1 lugar de la residencia habitual. Copia auténtica de la sentencia. por la ley del lugar en donde residen los cónyuges. 4. Las medidas urgentes que conciernen a las relaciones personales entre cónyuges. f. el Tratado de 1940 acoge el sistema de la ley de residencia de los padres. Los documentos de comprobación indispensables para solicitar el cumplimiento de las sentencias son los siguientes: a. La patria potestad en lo referente a los derechos y a los deberes personales se rige por la ley del domicilio de quien lo ejercita”. Ellos son los siguientes:  La ley de lugar de situación de los bienes. Copia auténtica de las piezas necesarias para acreditar que se ha dado cumplimiento a los incisos e) y f) del artículo 11. padres de familia. estableciendo el sistema de la ley del domicilio del padre.  “Art. En caso de que existiere apelación de la sentencia ésta no tendrá efecto suspensivo. En ausencia de estas circunstancias. cuando los futuros cónyuges reúnan las condiciones de fondo previstas por la ley interna del Estado de la celebración y uno de ellos tenga la nacionalidad de dicho Estado o resida habitualmente en él. si no hay simple residencia. Que el demandado haya sido notificado o emplazado en debida forma legal de modo sustancialmente equivalente a la aceptada por la ley del Estado donde la sentencia deba surtir efecto. EI domicilio de una persona física será determinado. . se rigen en cada caso. Régimen internacional de las relaciones patrimoniales derivadas de la patria potestad. por las siguientes circunstancias: 1. el lugar donde se encontrare. 3. g. Que se haya asegurado la defensa de las partes. sino también patrimonial. en su orden.  Como sabemos. Régimen internacional de la patria potestad. Relaciones patrimoniales. se reputará como domicilio el lugar de la simple residencia. Derecho nacional.  La ley que rige las relaciones personales. en el art. El matrimonio se celebrará: 1. 30.  En este sentido.  El Tratado de Derecho Civil Internacional de 1940 se ocupa de las relaciones personales de la patria potestad. Copia auténtica del auto que declare que la sentencia tiene el carácter de firme o que ha sido apelada. al ejercicio de la patria potestad y al de la tutela o curatela.  “Art. La aplicación de una ley extranjera declarada aplicable por este capítulo no puede rechazarse salvo que sea manifiestamente incompatible con el orden público del Estado de la celebración. CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE DOMICILIO DE LAS PERSONAS FÍSICAS EN EL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO La presente Convención regula las normas uniformes que rigen el domicilio de las personas físicas en el Derecho Internacional Privado. El Estado de la celebración podrá exigir a los futuros cónyuges todas las pruebas necesarias del contenido de cualquier ley extranjera que resulte aplicable según los artículos precedentes. En su defecto. tutores y curadores.  En lo que se refiere a las medidas urgentes. Que tengan el carácter de firme en el Estado en que fueron dictadas. la patria potestad importa facultades de orden no solo personal. c. o 2. 18.  La ley que rige las relaciones personales con limitaciones impuestas por las disposiciones de carácter real del lugar de situación. b. 2.e. tres son los sistemas recomendados para regir estas relaciones. Al Derecho Internacional Privado interesa averiguar cuál ha de ser la ley aplicable a las relaciones de orden patrimonial. 18.

si fuere del caso. o de adherirse a ella. c. Los demás requisitos para ser adoptante. psicológica y económica. sin mencionar sus nombres ni otros datos que permitan su identificación. que equiparen al adoptado a la condición de hijo cuya filiación esté legalmente establecida. a los matrimonios celebrados por una autoridad militar. En el asiento registral. Los requisitos de publicidad y registro de la adopción quedan sometidos a la ley del Estado donde deben ser cumplidos. cuando el adoptante (o adoptantes) tenga su domicilio en un Estado Parte y el adoptado su residencia habitual en otro Estado Parte. Este Capítulo no se aplicará: 1. se comunicarán a quien legalmente proceda los antecedentes clínicos del menor y de los progenitores si se los conociere. consentimiento y demás requisitos para ser adoptado. Los requisitos de edad y estado civil del adoptante. Estas instituciones deberán estar expresamente autorizadas por algún Estado u organismo internacional. a condición de que dicha celebración no esté prohibida por el Estado de la celebración. de no aplicar su ley interna a las condiciones de fondo del matrimonio a aquel de los cónyuges que no tuviera la nacionalidad de dicho Estado ni en él tuviera su residencia habitual. El consentimiento del cónyuge del adoptante. moral. Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Adopción de Menores La presente Convención se aplicará a la adopción de menores bajo las formas de adopción plena. se considerará como tal en todos los Estados contratantes. cualquier Estado Parte podrá declarar. En el supuesto de que los requisitos de la ley del adoptante (o adoptantes) sean manifiestamente menos estrictos a los señalados por la ley de la residencia habitual del adoptado. La ley de la residencia habitual del menor regirá la capacidad. La capacidad para ser adoptante. No obstante. que se extiende su aplicación a cualquier otra forma de adopción internacional de menores. en los Estados parte. En las adopciones regidas por esta Convención las autoridades que otorgaren la adopción podrán exigir que el adoptante (o adoptantes) acredite su aptitud física. número 1. por derogación al artículo 3. se expresarán la modalidad y características de la adopción. La ley del domicilio del adoptante (o adoptantes) regirá: a. a los matrimonios póstumos. legitimación adoptiva y otras instituciones afines. cuando ello fuere posible. 4. . así como cuáles son los procedimientos y formalidades extrínsecas necesarios para la constitución del vínculo. a través de instituciones públicas o privadas cuya finalidad específica se relacione con la protección del menor. 2. El matrimonio válidamente celebrado según el Derecho del Estado de la celebración o que se convierta posteriormente en válido según dicho Derecho. a reserva de las disposiciones de este Capítulo. b. y d. regirá la ley de éste. 3. Las adopciones que se ajusten a la presente Convención surtirán sus efectos de pleno derecho. a los matrimonios celebrados a bordo de una nave o de una aeronave. sin que pueda invocarse la excepción de la institución desconocida. 5. al momento de firmar o ratificar esta Convención. Se garantizará el secreto de la adopción cuando correspondiere. a los matrimonios informales. a los matrimonios por poderes. Se considerará igualmente válido el matrimonio celebrado por un agente diplomático o un funcionario consular conforme a su Derecho.Un Estado contratante podrá reservarse el derecho.