You are on page 1of 2

COMUNICADO PÚBLICO

MOVIMIENTO POR UNA VIDA DIGNA PARA TODOS,

AL PUEBLO Y LA SOCIEDAD CHILENA.

Nos enfrentamos a una nueva marcha en contra de las AFP (Fondo de Capitalización
Individual de Pensiones), sin una propuesta clara que la ciudadanía exija al Gobierno y al
Parlamento. Para todos está meridianamente claro y sobre todo para los actuales
jubilados que este sistema de pensiones ha sido la peor expoliación de recursos a los
trabajadores, sobre el cual, una elite ha construido sus negocios y ha constituido la masa
continua del capital financiero existente en el país, para el uso exclusivo de esta elite que
incluso ostentan ser los dueños de chile.

Se dice que ese fondo individual pertenece al trabajador o cotizante, pero el destino de
esos fondos va a otros bolsillos, a los de los dueños de las AFP, por eso necesitamos hacer
conciencia sobre las obligaciones impuestas a los trabajadores que niegan nuestros
derechos. Si no se toma conciencia de que las personas en edad pensionable necesitan
obtener una cantidad de dinero similar a su último sueldo y superior al salario mínimo,
porque tiene que hacer frente a situaciones nuevas, en una edad en que por un proceso
biológico el organismo se deteriora, por tanto, las exigencias en relación a la salud física y
mental son diferentes y más exigentes, la vejez será un castigo y no una edad de
descanso, y desarrollo personal.

Las actuales reformas al sistema de pensiones no dicen relación con solucionar la
expoliación que sufren los trabajadores, las migajas que se entregan no son suficientes
para solucionar uno de los problemas más graves de injusticia que sufre la clase
trabajadora desde el golpe de estado a la fecha. El nacimiento del actual sistema, tiene
como origen el mayor robo efectuado a los trabajadores de nuestro país, por parte del
empresariado golpista, al traspasar los ahorros previsionales en manos del Estado al actual
sistema privado. Hace necesario exigir una indemnización al Estado de Chile, por este
abuso en el cual los trabajadores no pudieron decidir, debido a la feroz represión
existente en el país.

Una compensación necesariamente, también, debe traducirse en la generación de un
plebiscito vinculante en la cual los dueños del ahorro previsional decidan si quieren seguir
ahorrando en las AFP, o en el IPS. Deberá ser obligación del Estado de Chile, hacer las
reestructuraciones necesarias al sistema de pensiones en manos del Estado y generar
todas las condiciones para obtener pensiones que permitan vivir en dignidad y justicia
social. Por lo demás el Estado ya asume esa obligación porque cuando se da por
terminado el fondo de pensión en las AFP, es el Estado el que asume con una pensión
mínima que se le entrega al Jubilado, y con esta medida se sigue manteniendo la vida de
las personas en la pobreza y la exclusión social.

Exigimos igualdad de condiciones con los trabajadores del Estado que Jubilan por el IPS,
que obtienen una pensión similar al último sueldo recibido por parte de su institución, lo
mismo que CAPREDENA, y que esas jubilaciones se pagan, fundamentalmente, con los
impuestos de todos los chilenos, es por eso entonces que se deben pagar esas mismas
jubilaciones a los trabajadores, que no solo han contribuido con su trabajo a generar
impuestos sino también y, permanentemente, aportan y sostienen el capital financiero,
para después recibir jubilaciones de hambre.

PROPONEMOS UN PLEBISCITO AHORA, PARA DECIDIR SI NUESTROS FONDOS VAN AL
INSTITUTO DE PREVISION SOCIAL, IPS, O CONTINUAN EN LAS AFP.