You are on page 1of 1

propósitos no eran los de restablecer la mo- su temperamento esde lacayo.

de thano por delega-
r.arquia en España. 'sHay mucha labor que ción, de sayón la
a orden, el pueblo le dirja que no. que
hacer decia el iluso antes de que el yueblo para ser esclavo no necesitaba de la pompa de las ma-

esté en.condiciones de determinar si le inte- jestades...
resa el régimen que tuvo durante mü anos:
.Triunfante, pues la Revolución o triunfante el fas-
por otra parte añadido está bien ofrecer

cismo, en los dos casos la monarquia está desahuc ada.
a un rey una casa que no esté totalmente Vna España. revolucionaria es una España xjn rey.
arreglada". Es decir, que Franco es profun- Vna España totalitada. falangista, de tendencia so-
damente monárquico. Lo que ocurre es que
cialnacionalista, como Alemania o Italia, no se va s.
aun en el disparatado supuesto de su triunfo. crear el.obstáculo que supone una monarquia para su
su monarquismo se hallará, con una serie de programa econóndco-sociaL sólo por darles gusto a las
candidatos al trono que supondrá casi otra ranas de la fábula, a los, gentiles hombres
y a las du-
guerra cnü quesas sacaorinales de ls carnaza real, a los de la llave
Son candidatos la de
.a corona España: al hombro,y el recadito al oido. ñTo, igo es la hora de
Alfonso "el Africano", que no abdicó después los alabarderos ni en España siquiera, que, con- ci
del 14 de Abril; su hijo, el princiye del pús. tziurfo de la Traición. darla un salto atrás de todo un
como le llaman en la Habana, que ha decla- siglo.
rado que su corona no depende de su
padre Recuerdo que al poco tiempo de proclamarse la
"sino de Franco"; Javier Alfonso, primo nie-
Repñblica de Abril: dábamos un paseo por. el Rastro de
to de una sobrina de un cuñado en eegondas gdfadzid un amigo mio, escritor francés, y yo. Rhtre las
nupcias, del que fué. heredero de Don Jaime cosas absurdas que nos encontramos en los abigarra-
via directa, a quien han hecho- preten-
por dos puestos del pintoresco mercado aquel de cosas vie-
d ente los carlistas; el duque de
Aosta, hijo de Ama- ias, tué una llave de "gentü hombre". Aquel simbolo
deo I, a quien algmen ha hecho llegar hasta su retiro del preciado honor de muchos en los tiempos todavis
de Turin la vos de una sirena
engañosa; y Otto de cercanos de la monarquía, rodaba.por los
tinglados de
Hansburgo. que, sin renunciar al trono de Austria. compra-venta de todos los residuos de las cosas ter-
aspira al de España. yorque para los reyes no hay lev m:nadas. Fué este hallazgo una feliz manera de de-
de incompatibilidades... cirle a mi amigo el escritor francés-
¡Cinco pretendieutes hasta ahora a un trono he- —
He aqui el final de una monarquia que no tiene ra-
cho astülas, cubierto de ludibrio
y "de sangre, man- zón de ser...
chado por todas las tralelonesl IQué no seria sl
el Porque aun cuando sea cierto lo que dice Franco
trono de San Fernando reluciera como el sol de Duñs
que España ha vivido mil silos de monarquia, no lo
Isabel la católica? Y además. Ipara qué? cómo es es menos que de esos mil años, noveelentos fueron de
Pogble que la codicia de realeza llegue al extremo de ignorancia y fanatismo en el pueblo. sin noción por
querer reinar sobre un pueblo envuelto en una tra-
parte de éste de su soberania y de sus designios, V cien
gedia que parece una maldieion. convertidos sus cam- de una monazqma impuesta a la fuerza por los ante-
pos en cementerios. con su carne «n Baga viva. po- cesores del mismo Franco. 1Es que acaso una monar-
blado poz un terrible porcentaje de
huérfanos, de viu- quia impuesta ahora por el mismo, con la ayuda de
das. de mutilados. de locos de ira unos
y otzos de des- Alemania e Italia, se podria llamar una
monarquía
esperación? Hace falta tener muchas ganas de ser .del Pueblo español?
rey. Y ello hace ver a qué extremos llega esa fósil ins- .Hay quien vive tuberculoso toda la vida por una
'

titución monárquica que para defender su continui-
fatalidad 'de su naturaleza, Pero esto no se le puede
dad lo acepta todo, :hasta recojer urut nación envuelta
alegar al sujeto como raaón para suponer que vive a
en dolor y en lágrimas.contra la
propia vohmtad de ls guStO COn -Su tuberCulOSia". La mOnanluia eS la tuber-
naeiór
culosis del pueblo español. Si nos creiamos curados de
Por que vamos a serenarnos un poco, ella y no es asi. es que todos los médicos se equivoca-
monarquista-
del lado de éturgos v del lado de Valencia
que tam- —

ron.
bién los hay y convenir conmigo en que el pueblo Mas ved esas fotos de escenas monárquicas, de
esysñol profundamente antjmonárqujco, y entre las
es
los desiiles reales, de los besamanos. de toda suerte de
cosas que por tanto no .pueden volver
aEspaña está la cuadros palatinos. y veréis como nada se os muestra a
monartluia. 1Y paza qué ha de volver? para represen- vuestros ojos mas anacrónico, La monarquia es uns.
tar aquellas fastuosas z«presentaciones teatrales con de esas cosas que no pueden volver. Y si un acto de
motivo de las bodas, los nacimientos
y los. cumpleaños fuerce nos trajera de nuevo un sistema yolitico como
de los augustos miembros de la casa reinante, no será. éste. desconectado totalmente del alma popular espa-
Están muy *'demodé" esos espectáculos: Son. además.
ñola, peor para el traidor y peor para quien se yres-
carisimos. Para presidir la nación. no hace falta un lara a hacer el triste y rldiculo papel de
rey en el cra-
parásito dorado para presidir una tirania. menos io- ter de un volcán.
davia,
Las cosas se han slmpüñcado mucho en el mundo KXEIIVIKL ENSERIE
y Hltler.
fñjiveira salases no necesitan un rey psrx
u
azotar a sus pueblos respectivos. Mussolini mantien
la corona de Italia Porque ese rey enano. indigno dc
llevar un apeüido überal como el que üeva. es quien

Ceb+L 9

© Biblioteca Nacional de España