You are on page 1of 6

Introducción

El trastorno bipolar es un tipo de trastorno del estado del ánimo. El estado de ánimo se puede
dividir, en términos generales, en trastorno unipolar y bipolar.

El trastorno bipolar es una enfermedad psiquiátrica relativamente común y crónica en virtud de
la cual el paciente sufre episodios de manía y depresión, normalmente con períodos intermedios
de estabilidad relativa del estado de ánimo. El trastorno bipolar se relaciona con dificultades
cognitivas y conductuales y, en casos graves, puede aparecer psicosis en los estados maníacos y
depresivos. El informe 2002 de la Organización Mundial de la Salud declara que, de las
enfermedades neuropsiquiatras, el trastorno bipolar afectivo es la cuarta causa de discapacidad
en el mundo (Organización Mundial de la Salud 2002).

Con frecuencia, aparece durante la adolescencia o los primeros años de la edad adulta, y tiene
profundos efectos negativos en las consecuencias interpersonales, sociales, familiares y
vocacionales, y constituye un factor de riesgo de toxicomanías y suicidio (Cassidy y col., 2001;
Jamison, 2000; Maj y col., 2002). Informes recientes observan que hasta el 25% de los pacientes
con trastorno bipolar intentan suicidarse en algún momento durante la evolución de la
enfermedad (Keck, Jr. y col., 2001).

Si bien no se ha dilucidado la causa exacta del trastorno bipolar, es posible que sean varios los
factores que contribuyen a su etiología patológica. Varios estudios apuntan diversas áreas del
cerebro , y dirigen la atención hacia las anomalías de los procesos intracelulares de la función
cerebral, como receptores celulares y efectos de los neurotransmisores

. Más recientemente, los estudios exploraron la posibilidad de la degeneración neural como
probable vía final común del trastorno.

Se demostró que una serie de tratamientos farmacológicos son eficaces para los estados
maníaco y depresivo y para la profilaxis de los episodios. Entre los agentes comunes podemos
mencionar el litio, los anticonvulsivantes y antipsicóticos. También son eficaces otros
tratamientos no farmacológicos, como la terapia electroconvulsivante y, en determinados casos,
pueden salvar la vida.

Trastorno bipolar

Epidemiología

Si bien los síntomas pueden mostrar leves variaciones, varios estudios epidemiológicos
realizados en todo el mundo establecieron que la prevalencia vitalicia del trastorno bipolar es
del 1% aproximadamente (Bland, 1997; Maj y col., 2002). La prevalencia del trastorno bipolar es
similar en hombres y mujeres y no existen diferencias entre las tasas de prevalencia de distintos
grupos raciales (Bland, 1997; Montgomery & Cassano, 1996). Por lo general, aparece
durante la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta, con episodios depresivos que,
frecuentemente, siguen a la aparición del primer episodio maníaco (Akiskal y col., 2000; Bland,
1997; Robb, 1999).

Existen dos formas de trastorno bipolar bien diferenciadas desde el punto de vista
epidemiológico. El trastorno bipolar I es una enfermedad que se caracteriza por episodios
maníacos y depresivos, la forma "clásica" del trastorno. El trastorno bipolar II es una enfermedad
que se caracteriza por episodios de hipomanía (forma de manía menos grave) y depresivos. El
trastorno bipolar I tiene la misma frecuencia en hombres y mujeres, y el II es más frecuente en

Departamento de Salud y Servicios Humanos. Cuando se presentan síntomas psicóticos. en los casos leves. 1996). Esto se debía. 1999) La edad pico de aparición de los primeros síntomas del trastorno bipolar está entre los 15 y 19 años. 1999). Sin embargo. Sin embargo. Los siguientes síntomas deberían permitir distinguir el trastorno bipolar de otras enfermedades psicóticas:  antecedentes familiares de trastorno bipolar  rápida aparición de los síntomas  respuesta hipomaníaca al tratamiento antidepresivo  períodos de estado de ánimo inestable y responsable previos al episodio depresivo  síntomas coincidentes con el estado de ánimo (en presencia de psicosis). El trastorno bipolar se puede presentar antes de la pubertad. En los casos de gravedad moderada a grave. El trastorno bipolar se caracteriza por ciclos de manía y depresión. pero no es común. En un estudio se observó que una cifra de pacientes con trastorno bipolar experimentaba demoras de hasta cinco días hasta que se les realizaba un diagnóstico adecuado (Evans. algunos médicos diagnostican esquizofrenia automáticamente. la identificación y el tratamiento pueden demorarse debido al diagnóstico equivocado o la ausencia de diagnóstico. 1996). duración y frecuencia. también puede presentar un desafío para el diagnóstico. episodios más leves de manía o depresión intercalados con hipomanía pueden dificultarlo. según comunicación de la Encuesta de la Zona Epidemiológica de Captación (ECA) y el Estudio Nacional de Comorbilidad (NCS) (EE. precede a un episodio maníaco o hipomaníaco. lo que puede generar un diagnóstico equivocado como si se tratara de esquizofrenia. Cassano. En su presentación característica. Las demoras para diagnosticar .UU. Shulman &amp. edad media de aparición: 19 años. la aparición del trastorno bipolar en los ancianos se relaciona con una lesión en el sistema nervioso central. es difícil predecir si un primer episodio depresivo desembocará en bipolaridad. el trastorno bipolar por lo general no presenta un dilema de diagnóstico para el médico. como la esquizofrenia (Torrey. y puede ser difícil distinguirlo de otros trastornos psiquiátricos graves. de manera tal que. Angst. la expectativa de conductas caóticas y falta de regulación del estado de ánimo como parte del desarrollo normal pueden impedir el reconocimiento de un trastorno importante del estado de ánimo. El trastorno bipolar de aparición precoz. a que los pacientes no buscaban tratamiento. La fase depresiva del trastorno bipolar. De manera que se debe prestar atención. que pueden variar en su intensidad. Tohen.Los ancianos también pueden presentar síntomas de trastorno bipolar por primera vez a edad avanzada. Sin embargo. el trastorno bipolar también puede presentarse con síntomas psicóticos tanto en la fase maníaca como depresiva. en parte. por lo general. Existen algunas evidencias de que la mujer que sufre trastorno bipolar puede tener más tendencia a los episodios depresivos que el hombre (Montgomery &amp. En los adolescentes. especialmente a la identificación de trastornos del estado de ánimo. 1994). 2000). a medida que el trastorno evoluciona. especialmente en la prepubertad.mujeres que en hombres (Montgomery &amp. en el entorno de atención primaria. por lo general los pacientes con trastorno bipolar se identifican rápidamente. Por lo general. normalmente los síntomas maníacos y depresivos han estado presentes durante muchos años en el grupo de esta edad y. el 35% de los pacientes no buscó tratamiento durante 10 años a partir del episodio inicial. en los casos leves. como el ictus (Marnevos &amp. Prevalencia del trastorno bipolar I y II. 2000. especialmente en presencia de síntomas maníacos. Sin embargo. pueden haber pasado sin tratamiento. Cassano.

o aumento de peso (por ej. o indecisión. se refiere a la imposibilidad de alcanzar el peso esperado. Por lo menos uno de los síntomas tiene que ser (1) estado de ánimo deprimido. Agitación o retraso psicomotriz casi diariamente (capaz de ser observado por otras personas. 5. 1. NB en niños y adolescentes.. 7. o aumento o disminución del apetito casi diariamente. 9. casi diariamente (sensaciones subjetivas y objetivas). Insomnio o hipersomnia casi diariamente. Pérdida de peso significativa sin seguir una dieta. o (2) pérdida de interés o placer. puede ser un estado de ánimo irritable. 6. Menor capacidad para pensar o concentrarse.también se deben a la dificultad para diagnosticar el trastorno bipolar. no simplemente sentimientos subjetivos de inquietud o retraso). según refieren informes subjetivos u observaciones realizadas por otros. los criterios de diagnóstico para episodios depresivos y maníacos: Criterios de diagnóstico según el DSM-IV para un episodio de depresión mayor (Sociedad Americana de Psiquiatría. Sentimientos de baja autoestima o culpa excesiva o inadecuada (que puede ser producto de delirios) casi diariamente (no simplemente el autorreproche o la culpa por estar enfermo). el 34% de los pacientes recibieron un diagnóstico que no fue trastorno bipolar cuando consultaron con un médico por primera vez (Evans. Fatiga o pérdida de energía casi diariamente. una modificación mayor del 5% del peso en el período de un mes). NB en niños. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día. 8. A continuación. casi todos los días. . Según refieren informes subjetivos u observaciones realizadas por otros. 4. 3. 1994) Por lo menos cinco de los siguientes síntomas tienen que estar presentes durante las últimas dos semanas y representar un cambio respecto a la situación anterior. Disminución importante del interés o placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día. 2. 2000). casi todos los días. NB No incluye síntomas debidos a patologías ni delirios o alucinaciones que no coincidan con el estado de ánimo.

3. laborales u otras áreas funcionales importantes. 4. o agitación psicomotriz. Los síntomas no se justifican por la pérdida de un ser querido. o irritable. síntomas de psicosis o retraso psicomotor. Criterios de diagnóstico del episodio maníaco según el DSM-IV (Sociedad Americana de Psiquiatría.Pensamientos recurrentes sobre la muerte (no simplemente el miedo a morir). educativos o sexuales). . Durante el período de trastorno del estado del ánimo persistieron por lo menos tres de los siguientes síntomas (cuatro si se trata de estado de ánimo solamente irritable). Los síntomas no son provocados por los efectos fisiológicos directos de un fármaco (por ej. medicamentos u otros tratamientos) ni por una patología general (por ej. ideas suicidas. hipotiroidismo). ideas suicidas recurrentes sin un plan específico. Los síntomas no cumplen los criterios propios de un episodio mixto. laborales. 5. Los síntomas provocan una angustia clínicamente significativa o deficiencias en áreas sociales. 6. o intentos de suicidio o un plan para suicidarse especialmente creado. la atención se dispersa con facilidad hacia estímulos externos sin importancia o irrelevantes). 1994) Un período diferenciable de anomalía y estado de ánimo permanentemente alto. Más conversador que habitualmente o con necesidad de hablar permanentemente. Menos necesidad de dormir (por ej. 7. se siente descansado habiendo dormido sólo tres horas). persisten durante más de dos meses o se caracterizan por una marcada deficiencia funcional. drogas de abuso. que persiste por lo menos durante una semana (o cualquier otro período en caso de necesitar hospitalización). 2.. Incremento de actividades con objetivos (sociales. Distracción (es decir. Mayor autoestima o grandiosidad.. Mucha imaginación o la sensación de que los pensamientos fluyen incontrolablemente. eufórico y desinhibido. preocupación mórbida con baja autoestima.. y ha estado presente hasta un grado significativo: 1.

delirante o psicótico no especificado en otros términos. drogas de abuso. de manera tal que se cumplen los criterios de los dos diagnósticos. Trastorno bipolar I y II Existen dos formas distintas de trastorno bipolar. y col. Los síntomas no cumplen los criterios propios de un episodio mixto. los pacientes sufren episodios de manía y depresión diferenciables. los síntomas de la depresión pueden aparecer frecuentemente durante un episodio maníaco. se relacionan con problemas sociales y vocacionales significativos (Evans. las ocupaciones sociales habituales o los vinculos con otros. trastorno esquizofreniforme. Estados maníacos Los episodios maníacos se pueden dividir en tres grupos: manía. 2000). y col. Esto se denomina episodio mixto y se define por una cantidad suficiente de síntomas maníacos y depresivos concurrentes. NIMH.. ausencia de discreción sexual o inversiones de dinero insensatas). Criterios para el diagnóstico del trastorno bipolar I (Keck. hipertiroidismo). El tratamiento de la manía secundaria puede ser distinto al de la manía primaria. La hipomanía tiene los mismos rasgos clínicos que la manía pura. Alrededor del 30% de los pacientes con trastorno bipolar sufre un episodio de síntomas mixtos durante la evolución de la enfermedad (Keck. NIMH. medicación. puede no requerir hospitalización y puede provocar menos deficiencias funcionales. mientras que para la manía secundaria relacionada con enfermedad hepática puede basarse en litio (Evans. o requiere hospitalización para eludir que la persona se haga daño a sí misma o a otros. Los síntomas aún son evidentes para los demás y. Jr. pero es menos grave. La manía es el estado maníaco agudo característico que se describe en los criterios del DSM-IV citado. véase a continuación. Se distingue de la manía primaria porque aparece a edad más avanzada en pacientes sin antecedentes familiares de manía o trastornos afectivos. terapia electroconvulsivante y fototerapia) no se deben tener en cuenta en el diagnóstico del trastorno bipolar I. 2001. compras ilimitadas. Jr. 2000. Un tratamiento más eficaz para la manía secundaria relacionada con enfermedades del sistema nervioso central (SNC) o renales puede basarse en anticonvulsivantes. NB los episodios con rasgos maníacos evidentemente provocados por tratamientos somáticos antidepresivos (por ej. y para realizar el diagnóstico de cada una se deben seguir distintos criterios. Manía secundaria La manía secundaria es la manía (o hipomanía/manía mixta) que aparece como consecuencia de una patología concurrente. 2000): Por lo menos un episodio maníaco grave (con o sin episodios depresivos mayores previos) episodio maníaco no atribuible a un trastorno esquizoafectivo episodio maníaco no superpuesto a esquizofrenia. 2001). Sin embargo. Criterios para el diagnóstico del trastorno bipolar II: . En la mayoría de los casos. 2000).. por lo general.. Los síntomas no son provocados por los efectos fisiológicos directos de un fármaco (por ej. hipomanía y manía con episodios mixtos. El trastorno del estado del ánimo es grave y provoca notables deficiencias de eficacia en el trabajo... medicamentos u otros tratamientos) ni por una patología general (por ej..Excesiva participación en actividades placenteras con alta probabilidad de desenlace doloroso (por ej.

. el Cuestionario sobre Trastornos del Estado de Ánimo (CTEA). Acaba de aparecer un nuevo cuestionario para screening del trastorno bipolar. 2002). Si bien se usó sólo con 198 pacientes como instrumento de screening del espectro bipolar en psiquiatría. 2000)  ausencia de episodios maníacos. se demostró que es específico y sensible para distinguir el trastorno bipolar de otras enfermedades psiquiátricas (Hirschfeld y col. NIMH. . Todos requieren que el médico tenga la formación adecuada para usarlas de manera óptima y no son aptas para screening (detección sistemática). Existen varias herramientas. incluidas la Entrevista Clínica Estructurada del DSM-IV (ECED).. 2000. La gravedad de los episodios depresivos y maníacos se puede medir objetivamente por medio de varias escalas de evaluación de los síntomas.  por lo menos un episodio de depresión mayor  por lo menos un episodio hipomaníaco (Keck. el Cronograma de Trastornos Afectivos y Esquizofrenia (CTAE) y el Examen Mental Abreviado (EMA). las dos requieren la formación del evaluador que las usa para garantizar la confiabilidad de la evaluación. Maj y col. 2001. Instrumentos de diagnóstico y escalas de evaluación Los instrumentos de diagnóstico ayudan al médico a diagnosticar el trastorno bipolar.. Algunas de las herramientas más usadas para la evaluación de pacientes con trastorno bipolar son la Escala de Manía para Jóvenes y la Escala Abreviada de Evaluación Psiquiátrica. y col. Jr.