You are on page 1of 1

Reflexión

La paz en Colombia no puede ser vista como un proceso inmediato, que desaparecerá
como por arte de magia; si bien es un proceso, es porque permite ser dirigido por etapas,
un escalón a la vez, hasta llegar a la tan anhelada paz que todos deseamos.
Nuestro país ha sufrido uno de los conflictos más extensos y lo podemos corroborar
históricamente, con más de 50 años, y lo que nos queda claro es que hay dos tipos de
conflicto y de posconflicto: el armado y el social, los cuales deben mirarse pensando en
el país que se quiere construir y asumiendo todos los desafíos y retos que ello implica.
Ya que es un proceso se presume que por medio de una recomposición solidaria de la
sociedad, donde todos unidos hacemos más será la mejor solución; De este modo, se
requiere crear estrategias de desmovilización, seguridad ciudadana y reinserción, pero
sobre todo, se deben tener en cuenta todas las estrategias que en el pasado han fracasado,
una tarea que compete a distintas entidades, entre las cuales se encuentra la UNAD como
universidad pública, conectada con la Constitución, que es el derecho de la educación
para todos.
Una de las características más importantes de la educación a distancia, es la capilaridad
que tiene a través de formas pedagógicas de llegar a todas las poblaciones y comunidades
del país utilizando las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Esta
educación permite que la gente no abandone la provincia, su lugar de nacimiento y que
su proceso formativo tenga un efecto de reciprocidad para aportarle al desarrollo de la
región y del país en general.
Como estudiante Unadista mi compromiso es primeramente asumir los conocimientos
necesarios para mi formación, al crecer profesional y personalmente llegaremos más
fácilmente a toda la comunidad y hacer que esta progrese, con un personal idóneo y
calificado, siendo líderes y ejemplo para los demás; es así que a través de la educación y
la solidaridad de unos con otros llegaremos a tener una vida digna y conseguir la paz que
tanto queremos.