You are on page 1of 7

ENSAYO sobre Michel Foucault: Las palabras y las cosas

Un cómico encuentro con Foucault
Por Israel Hernández Ceballos
alumno de la Universidad Veracruzana
2007
“En algún punto perdido del universo,
cuyo resplandor se extiende a innumerables sistemas solares,
hubo una vez un astro en el que unos animales
inteligentes inventaron el conocimiento.
Fue aquel el instante más mentiroso
y arrogante de la historia universal.”
Ikram Antaki

Introducción

Existen autores a los que inmediatamente podemos tildar como exquisitos, ese sería el
caso de Foucault, un pensador que nos abandonó hace dos décadas y que hoy continua
revelándose con fuerza entre los más destacados círculos académicos. Su rebeldía ante
la razón, sus infidelidades a la naturaleza del poder por su frustrada identidad y sus
pretenciosas manifestaciones contra las verdades biológicas rompieron la tregua que
nos dejaba deambular en este mundo, con supina ignorancia, disfrutando los placeres
de la vida.

Ese fue Michel Foucault, un ser humano que no nos permitiría volver a la práctica del
razonamiento sin dudar mil veces de nuestra verdad, a costa de la verdad de los
demás.

apropiarse de las verdades ajenas y mostrar al mundo su propia realidad. aquella tarde. era que ser un urbanícola progresista. y pues él fue quien me lo recordó: “… la semejanza ha desempeñado un papel constructivo en el saber de la cultura occidental. una chispa que evocara alguna puerta que me permitiera hablar con el susodicho Foucault. muy corta. tonto genio rebelde. y cuando todo estuvo listo. La vida era lo que era y. 19:30 hrs. yo era de los que creían que vivir era aprender cada día a manejar tu propio e inestable espacio aprovechando cada oportunidad de exprimir los pensamientos de los demás. además. Es decir. Aún no habían transcurrido por completo las últimas horas de aquel día de finales de diciembre y ya no podía verse el sol por detrás de las cortinas de la habitación. El mundo se enrolla sobre si . reordenarlos y darle coherencias propias sin posibilidad de asistir a cursillos previos ni tiempo para pruebas y ensayos. parecía imposible pensar que él sería la causa de promoción en esta asignatura. apartarme un momento del mundo. por ende. lo que estaba haciendo era. porque de pronto cai cuenta de que estaba llegando justo al punto que quería comenzar a criticar. así que la mía consistía en mantenerme permanentemente ocupado. Recuerdo que me detuve un segundo para contemplar con extrañeza los ajados detalles de aquel libro que. sin pensar en nada que no tuviera que ver con lo que llevaba a cabo en cada momento. que. la vida para un todólogo como yo. desde hacía buen rato. inmóvil entre el polvo. escuchaba el eco de las famosas voces que siempre lo citarían. Me senté en el suelo y me puse la portátil entre las piernas mirando la evolución del acceso en la pantalla. conmigo mismo. gracias a mi necesidad de concentración. En aquel momento. las sombras y los olores de aquel viejo y encerrado escritorio mío. escribí: ________________________________________________________ "Foucault. hacía lo que yo. sobre todo si. Las manecillas no detenían su perenne circular y me recordaban que no tenía otra opción más que regresar a la realidad e intentar buscar un poco de aire para alcanzar. que. entre otras cosas. la que organizó el juego de los símbolos. sólo era un complejo sistema de ideas redundantes en la mente para el cual no existían manuales. me resultaba tan familiar de aquel francés que ponía en jaque mi paso por el tercer semestre. fue ella quien guió la exégesis e interpretación de los textos. como entonces. aunque clausuradas. escéptico y tecnológicamente desarrollado de principios del siglo XXI me incapacitaba para tomar en consideración cualquier cosa que quedara fuera del ámbito de los cinco sentidos. mientras permanecía de pie. incapaz de entender a los demás. estaban a punto de servir de nuevo al que fuera su propósito original. con un poco de ayuda divina. di un aplauso para comenzar a sentir un poco de lástima por Foucault y. una confrontación con mi próxima calificación. dirigió el arte de representarlas. Mirándolo nuevamente ese bloque de papel y tinta. En ese momento descubrí qué era lo que. había resplandecido y vibrado con las luces de grandes mentes. En gran parte. en un tiempo para mí muy lejano (quizá cuarenta años)." ________________________________________________________ Feliz con este inicio.El Preámbulo El problema que yo apenas vislumbraba la tarde en que inicié el ensayo. permitió el conocimiento de las cosas visibles e invisibles. Miré mi reloj.

En un gesto automático ya jalaba mi cabello. La importancia de lo intangible pierde su sentido al llegar a las manos de Foucault. rompe en mil o más. interiorizar algo tan profundo de forma tan mundana y dando mi verdad sin reglas. y me lo volvía a decir. y que. porque impiden nombrar esto y aquello. aunque no sean verdad. por más sinsentido que considere los escenarios de cualquier autor. con Orwell o con Dan Brown. con Benedetti. que necesita de la practicidad como refugio y supervivencia a este molesto sistema de recompensas inmediatas. sin orden. pero. comarcas fáciles. Por ello. no debo aspirar a lo inexpunable si mi realidad puede convertirse en cualquier momento en lo que yo quiera para hacer más confortable mi estadio presente. jardines bien dispuestos. porqué se atreve a escribir tan deliciosamente una escena como Las Meninas de Velázquez. Comenzaba a leer nuevamente Las palabras y las cosas y caigo en cuenta que. con los Grimm. es romper todas mis posibilidades del imaginario. Cómo puede ser tan despiadado para darme a entender elegante e inteligentemente el significado de un lienzo con las mil historias que encierra. las utopías permiten las fábulas y los discursos: se encuentran en el filo recto del lenguaje.” . se desarrollan en un espacio maravilloso y liso. Foucault. mismas que forman parte de mi simbolismo y mi verdad. en la dimensión fundamental de la fábula. desde su raíz. Las heterotopias inquietan. lo primero que intenta hacer. gran parte del buen sabor de boca que en mi habían dejado. sin un sustento… fue cuando comencé a entender que lo que realmente quería decirme Foucault era que necesitaba conocer. despliegan ciudades de amplias avenidas. a él le sucedió lo mismo cuando interpretaba a Borges en su prefacio: “Quizá porque entre sus surcos nació la sospecha de que hay un desorden peor que el de lo incongruente y el acercamiento de lo que nos conviene…” Pero como dije. Me había pillado in fraganti. Cómo puede atreverse a romper la magia de las palabras que. qué acaso debo romper de lleno ahora con Homero. con ese aire de acrimonia. Él me dice: “Lo imposible no es la vecindad de las cosas. dando todo de sí cual más romántico esteta. “Las utopías consuelan: pues si no tienen un lugar real. detienen las palabras en sí mismas. esa es la esencia del pensamiento de estos y muchos otros autores. ¡conocimiento!. creí burlarlo con sólo apropiarme de su idea de revolver los contenidos ajenos. Bien.mismo…” ¡Qué perverso!. con Cervantes. Cierto. y no era cuestión de disimular. porque arruinan de antemano la "sintaxis" y no sólo la que construye las frases —aquella menos evidente que hace "mantenerse juntas" (unas al otro lado o frente de otras) a las palabras y a las cosas. porque rompen los nombres comunes o los enmarañan. que no son de verdad. no dejo de ser un moderno ser urbano. desafían. desatan los mitos y envuelven en esterilidad el lirismo de las frases. con Huxley. acaso. sin duda porque minan secretamente el lenguaje. es el sitio mismo en el que podrían ser vecinas” . es que. eso es lo que me quería dictar. Y eso es lo único que me aclara. nos están dando la entrada a un maravilloso mundo en el cual convivir con lo real y lo irreal. toda posibilidad de gramática. Es una añagaza que Velázquez jamás podrá ayudarnos a aclarar. las heterotopias (como las que con tanta frecuencia se encuentran en Borges) secan el propósito. me sentí un poco desconcertado. entonces. Desmenuza un diccionario de Borges sobre criaturas míticas. Necio convenenciero. esto dista muchos años luz de lo que compone mi realidad. aun si su acceso es quimérico.

Tiene su gracia. y yo. librándose por una parte de sus rejas lingüísticas. En nombre de este orden se critican y se invalidan parcialmente los códigos del lenguaje. como diría Bordieu. compuesto de semejanzas que se siguen más y más cerca o se corresponden especularmente. que una vez eliminada mi existencia volvería a ser como siempre. El autor podrá decir cantidades de ideas formadas por simples sustantivos que en él tienen un sentido. cesa de dejarse atravesar pasivamente por ellos. filosofando… la practicidad me indica que esto es representable esquemáticamente así que comienzo mi esbozo: . las hace aparecer a la vez que las excluye. se libera lo suficiente para darse cuenta de que estos órdenes no son los únicos posibles ni los mejores. de la práctica. las palabras. Es como si la cultura. podrá interpretarlas y dar nuevos significados a cada construcción del emisor transformando la verdad original. debido a su papel de intermediario. organizado en torno a diferencias que se cruzan.” Es media noche. Sentí que algo por dentro se rebelaba. pero hoy comienzo a entender el porqué la moda de imponer una idea a través del cuestionamiento básico del emisor: ¿me expliqué?. perceptivas. según las culturas y según las épocas. que. encontrándose así ante el ser en bruto del orden. un propósito. que pertenecen a cierto orden mudo. prácticas. por debajo de sus órdenes espontáneos. no es menos fundamental: es más confuso. pueden producir un efecto muy raro en el receptor. Hasta ese momento había conseguido convencerme de que todo aquello era algo pasajero. ligado al espacio o constituido en cada momento por el empuje del tiempo. manifiesto en una tabla de variantes o definido por sistemas separados de coherencias. el hecho de que se gastara en mezclar una y otra vez más “ilusiones” junto a las realidades me producían una dolorosa impresión. sin embargo. En el fondo de este orden. “Pero entre estas dos regiones tan distantes. que dista mucho de lo que normalmente alguien responde: claro que te entendí. Sin embargo. dichas correctamente. menos fácil de analizar. de tal suerte que se encuentra ante el hecho en bruto de que hay. les aplicara una segunda reja que las neutraliza. se desprende de sus poderes inmediatos e invisibles. de la percepción. Es ahí donde una cultura. les hace perder su transparencia inicial. librándose insensiblemente de los órdenes empíricos que le prescriben sus códigos primarios. reina un dominio que. instaura una primera distancia con relación a ellos. etc. en suma. entre la mirada ya codificada y el conocimiento reflexivo. existe una región media que entrega el orden en su ser mismo: es allí donde aparece. considerado como suelo positivo. más oscuro y. lástima que nunca fue mi materia favorita el español en mi formación básica. cosas que en sí mismas son ordenables. en una nueva verdad propia. que hay un orden. quien las recibe a través de sus capitales. Así.Ahora que lo pienso. sin duda. al duplicarlas. lucharán las teorías generales del ordenamiento de las cosas y las interpretaciones que sugiere. continuo y graduado o cortado y discontinuo. que Foucault sugería una “ilusión”.

Procedimiento externo de la exclusión. me recibe el docente con la revulsiva práctica de Foucault: ¿quién te otorga la autoridad de la verdad? ¿por qué debo aceptar tu discurso? Y comienza a hablarnos de las tres intenciones de esta obra: 1. a. poético. Los sistemas coercitivos. no importa si el lenguaje es rígido-científico. mi espacio y mi realidad me indique expresar. mi razón. Comentario b. La partición y el rechazo del otro d. centenas o millares de construcciones que pueda lograr. La noción del autor c. Las disciplinas 3. pero también emocionada por repartir a diestra y siniestra sus mejores deseos para sus pares. es él el que se inquieta de nuevo bajo nuestros pies. entonces. no es simplemente lo que mi mente. Normas de realización . fijando claramente la intención del sentido de mis palabras. Resuelto en mi logro de fines de 2006. con las decenas.Muy bien. b.” […] 6 de enero. Entro al edificio escolar atravesando la marabunta de gente fastidiada por el fin del descanso de fin de año. es posible lograr un mensaje sempiterno rebosante de la tética que merece. La voluntad de la verdad 2. prosaico o lleno de acritud. es el conocimiento mismo en el discurso el que me ha de ubicar y hacer poner los pies en la tierra. Principios de limitación a. sus fallas. Lo prohibido y el tabú c. si mi intención es dar un mensaje. “… Al tratar de sacar a la luz este profundo desnivel…. su intestabilidad. restituimos a nuestro suelo silencioso e ingenuamente inmóvil sus rupturas.

Rituales de participación en el juego social Vaya. Todo para lograr hablar en primera persona. puede dar al mundo su obra. jamás la desligará de su voluntad hacia la búsqueda de la verdad. que no cuento con el tiempo ni la necesidad de romperme la cabeza intentando entrar en la esencia del otro. trabajé durante media hora abstrayéndome completamente del Mundo Real™. “… Por medio de este juego de la antipatía que las dispersa. asemejándose y encerrándose en otras. que a su vez. el conocimiento. las palabras ya existen. alienándose. Pero las cosas. en si mismo. había encontrado la respuesta: a nadie. por su esencia. pero eso si. me plagio. me reinvento y me renuevo de las ideas ajenas para hacer y recrear mi identidad y ofrecerla a los demás. su manera de anunciarse y de formular su derecho a hablar” . concentrado en resolver. Los reflejos mudos son duplicados . a la vez que las atrae al combate. No importa cuan redundante sean los discursos. Michel Foucault y Manuel Hernández los que se han empeñado en romper el equilibrio natural de las cosas. las convierte en asesinas y las expone a su vez a la muerte. los correos electrónicos. Hace poco me comentaban mis compañeras que la posmodernidad otorga a cada individuo la facultad de exponer su pensamiento… “he ahí el título de cualquier lenguaje. etc. urbana. hay algo que es por lo que sigue en pie de lucha las cosas. el teléfono. Cuenta con los medios. una a otra. por su sustancia. gente como yo. sucede que las cosas. allegándose. sólo entran en este tórrido juego de verdades particulares que se ven en el eterno excluidor. ah. su pensamiento. allí están. Esa misma noche. los mensajes SMS. de su identidad. “El gran espejo tranquilo en cuyo fondo se miran las cosas y se envían.a. en este ciclo. retomarán y quitarán lo que convenientemente les sea necesario. jamás nos permitirá alejarnos de su génesis. tecnológica. es simplemente. las palabras. Cuando menos lo esperaba. posmoderna. que ahora es posible producir tanto que no hay público que se interese en leerlo. Así es el hoy. ahora son dos. Esa noche. la empresa que se me había encomendado. pensando o sintiendo lo que te quiero explicar: “… Es necesario que nos detengamos un poco en este momento del tiempo en el que la semejanza va a desligarse de su pertenencia al saber y desaparecerá…” Todo mundo quiere gozar de una identidad. por encima del monitor. en el trayecto Orizaba- Xalapa tuve tiempo y oportunidad de reflexionarlo y brindarles mis últimas dos neuronas con una modesta y sincera búsqueda de la respuesta. sus imágenes. productora y creadora. me apropio. ahora todo parte de ser original y único. No se dieron gusto ya con lograr ya romper el primer barandal de mi consciencia. se la apropiarán y reconstruirán. en estos apresurados días. lo que YO estoy viviendo. los weblogs. escuché el sombrío crujir de las ramas del árbol frente a mi ventana. simplemente recobro lo necesariamente posible para mis fines. para poder descubrir el negruzco paisaje fuera de mi ventana. Levanté la mirada atónito. su esencia. está en realidad rumoroso de palabras. Cualquiera. lo mejor posible. No fue nada fácil haber alucinado verdades y fantasías con mi corta y breve lectura de fin de año. y antes de que tuviera tiempo de reaccionar. las bestias y todas las figuras del mundo Siguen siendo lo que son” Sin embargo. Ya nadie quiere repetir la historia de los demás. los chats. Es tanta la ocupación es escribir. conservando su integridad y singularidad.

2001. Las Palabras y las Cosas. una lengua que nos proporciona estructura exquisitamente lógica. Bibliografía Foucault. a la apreciación del mismo. sé que no debe ser motivo para que cualquier estólido venga a discurrir su verdad. sin llegar en ningún instante. si se carece del conocimiento y cultura para entenderla. en la nuestra. Siglo XXI. Y gracias a una última forma de semejanza que implica a todas las demás y las encierra en un círculo único. . adecuada para describir abstracciones hasta el mismo punto de infundir sospechas de que se trata de un artificio. México. dotada de una increíble vitalidad para crear construcciones y neologismos. ya que estos son los únicos que nos podrán hacer brindar a y recibir de nuestros semejantes la pureza de ideas necesarias e inmutables. gracias a Foucault. Michel. Hoy. De esta guisa. por muy válida que pueda ser. el mundo puede compararse a un hombre que habla” .por palabras que los indican. que transporten y nos plasmen completamente en la sustancia y no solamente en las palabras y las cosas. Conclusión Nuestra gloriosa sociedad nos ha enseñado la practicidad y beneficios de la vorágine del conocimiento. qué importa si contamos con una lengua de una extraordinaria flexibilidad.