You are on page 1of 2

HISTORIA DE UN BOTE

José Barbosa, botero de la familia Rodríguez Ramos.
SU HISTORIA
Este bote fue construido a principios de los años cuarenta en unos
astilleros de ribera en Bonanza (Sanlúcar de Barrameda), por
encargo de Joaquín Suárez García, Joaquín el de la Barca, uno de los
primeros pobladores de las playas de Mazagón y Doñana. Se
construyeron dos botes gemelos para ser empleados en las faenas de la
tradicional pesca de la jábega, haciendo la función de calimeros. Los
botes fueron utilizados también como barcos de transporte, adaptándoles
una vela trapecio. Transportaban la sal desde las artesanales salinas de
la isla de Bacuta hasta la Torre del Loro para la conservación del
pescado.
Todas las familias que vivían en la isla de Bacuta dependían de
una pequeña embarcación para trasladarse a Huelva a realizar las
compras. María Ramos, esposa de Francisco Rodríguez López,
patrón de los barcos que transportaban la sal al puerto de Huelva, se
había empeñado en comprarle uno de estos botes gemelos a su propietario,
hasta que un buen día del año 1951, Joaquín el de la Barca accedió a su
petición y se lo vendió por 2.000 pesetas.
En 1987, Luis, el hijo menor de la familia Rodríguez Ramos fija
su residencia en Mazagón y trae el bote de Bacuta para dedicarlo a la
pesca deportiva. Durante muchos años estuvo amarrado a un muerto en
la playa de Ciparsa.
Hoy, Luis, guarda esta reliquia en un almacén de Mazagón, no
por su valor, sino por esos entrañables recuerdos familiares.

J. A. Mayo