You are on page 1of 13

El Menón (Platón

)

Resumen
Menón plantea a Sócrates de forma brusca las siguientes preguntas: ¿es enseñable la virtud?
¿Se puede adquirir por ejercicio? ¿Les llega a los hombres por naturaleza alguna, o de otro
modo? Sócrates le explica que no puede responderle a tales preguntas porque desconoce el
significado de virtud. Menón no cabe en su asombro y le explica que todo el mundo conoce la
virtud del hombre y de la mujer, la virtud del joven y el viejo... Sócrates le replica que para que
todas esas virtudes lo sean tienen que tener algo en común. Menón lo ve muy sencillo y le
responde que la virtud es el poder de mandar a lo que Sócrates le responde que no sólo se
equivoca (ya que se trata de mandar justamente, pues el tirano no es ningún ser justo) sino que
sólo ha definido una virtud entre otras muchas. Le insta a intentarlo de nuevo y Menón ahora
incurre en el error de definir la virtud por unas de sus particularidades. Menón entonces se ve
obligado a admitir que no tiene la menor idea de lo que pueda ser la virtud, y en vez de querer
averiguarlo con Sócrates le pregunta como investigar una cosa que se ignora por completo y
cómo en caso de encontrarlo (el significado), saber que se ha encontrado. Aquí es donde
plantea Sócrates la teoría de la reminiscencia, es decir, que no se aprende, sino que se
recuerda. Para demostrar esta teoría hace que un esclavo de Menón, sin ningún conocimiento
matemático, descubra una proposición geométrica fundamental. Lo consigue haciendo
solamente preguntas. Pero Menón vuelve a retomar su primera pregunta. Sócrates para ello le
hace ver que para ser enseñada debería ser una ciencia, y por ello, habría maestros de virtud,
y Sócrates no conoce ninguno. En este momento aparece Anito. Al preguntarle a este último si
conocía a algún maestro de virtud a lo que responde que cualquier ciudadano ateniense sería
capaz de enseñar la virtud y no recurrir a los sofistas. Anito aclama a los grandes hombres de
bien de Atenas sugiriendo que estos eran grandes virtuosos, pero al no saberlo enseñar, deduce
Sócrates que la virtud no es enseñable. Anito, al no poder replicar a Sócrates, se enfada y se
va. Por ello se deduce que no es una ciencia al no ser enseñable, pero tampoco es un don
natural, por lo que dice que hay aún una salida, que la virtud es algo así como una creencia
ciega pero acertada. Para concluir acaba Sócrates diciendo que no podemos saber como es la
virtud sin antes conocerla.
El Menón (Platón)
Comentario Personal
Al terminar la lectura de este diálogo de Platón, me planteo un par de dudas: ¿Acaso Menón no
quiere sacar provecho de las lecciones que le da Sócrates? ¿Es que no se da cuenta de sus
errores, o quizás no quiere rectificar su postura? ¿Es realmente útil el diálogo como método de
enseñanza? ¿Enseñar es realmente recordar? Supongo que podré contestar a estas preguntas
reflexionando un poco sobre ellas.
Respondiendo a la pregunta sobre si es Menón el que no quiere aprender del diálogo con
Sócrates, se podría decir que no es del todo culpa suya. Probablemente tiene una parte de
hedonista dentro de sí que le hace no querer ser un sofista (conocedor del saber) sino lo que
busca, en palabras de A. Koyré, “son <<las cosas buenas>> de la vida: éxito, riquezas, poder”
Lo que le pasa es que no se deja enseña, es decir, está obcecado en que Sócrates le responda
a su pregunta, a pesar de no conocer el verdadero significado de virtud quiere saber si es o no
enseñable. Probablemente si se hubiese dejado guiar por Sócrates habría comprendido el
significado de la virtud y podría haber conocido si es o no es realmente enseñable. Lo único que
consigue es darse cuenta de su ignorancia sobre la virtud. Ni aún habiéndolo reconocido se da
cuenta que el hacerlo es un paso esencial para poder investigar en otros aspectos de la virtud.
Para resumir, según dice Koyré “Menón no sabe pensar, ya que nunca ha aprendido a hacerlo.
Pues pensar (esto es, pensar acertadamente, razonar correctamente, de acuerdo con la
realidad) es aquello que constituye la ciencia; lo cual es cosa que se aprende y se
enseña [...] Pero Menón, amigo y discípulo de Gorgias [...] lo único que ha aprendido de él, no

ni que sea ineficaz.es el razonamiento correcto. . Por un lado. “Diccionario de Filosofía de Bolsillo” Alianza Editorial.Mindán Manero. no podrá ser enseñada más que como se enseñan las ciencias. Respondiendo a la pregunta formulada sobre si se da cuenta de sus errores o si por el contrario no quiere rectificar su postura cabe decir que es una mezcla de ambas cosas. Madrid. y no desde el exterior” De acuerdo con lo dicho por Koyré si el alumno no tiene interés por conocer. por ser una ciencia [ver cita anterior]. no la busca a ella. Bien es cierto que “Dado que la virtud es ciencia. es absolutamente clara: sí la virtud se enseña. M. . no es un filósofo. Debido al planteamiento anterior no puedo decir que el diálogo no tenga utilidad. Madrid. Barcelona.Ferrater Mora. pero cuando está ya preparado para poder aprender (mayeútica) “se ha negado a entrar en el estudio del problema principal y ha vuelto a llevar la conversación por el camino equivocado”. sino un retórico: la verdad no le importa nada. hay una prueba fehaciente que nos plantea el diálogo “Pues si Sócrates ha podido <<enseñar>> geometría al esclavo de Menón es porque en su alma había vestigios. J. Relacionada con la pregunta anterior me planteo la siguiente.. referida a la utilidad del diálogo como método de enseñanza. S. y no valiéndose de un adiestramiento por parte del maestro: desde el interior. Por ello la respuesta a la “pregunta planteada porMenón. Bibliografía . 1998. Cardenal Herrera Oria).. El Menón (Plató .Navarro Cordón. “Historia de la Filosofía y de las Ciencias” Editorial Anaya. Salamanca. . E. y las preguntas socráticas han podido despertar. 1998.] innatos en el alma” Por otro lado hay que reconocer que una parte de la actual enseñanza se basa en “despertar” las cualidades innatas del ser humano. gérmenes del saber geométrico. al principio se da cuenta de su error cuando Sócrates le introduce en su juego del diálogo (durante la ironía). 1964. en palabras de Koyré. sino el éxito”. pero no se enseña a Menón” Respecto a si enseñar es realmente recordar. es decir. M. pero sí puedo decir que no es infalible ya que Sócrates no consigue hacerle aprender a Menón. 1997. J. “Historia de la Filosofía” Editorial Anaya.Textos aportados por el Departamento de Filosofía (I. sino el discurso persuasivo. y Calvo Martínez T. huellas. hacer germinar y que lleven fruto tales gérmenes [. merced a un esfuerzo de descubrimiento por parte del alumno. la virtud no se puede enseñar.

por muy numerosas y distintas que sean. sino que ni tengo la menor idea de lo que ella pueda ser". y.INTRODUCCIÓN El diálogo comienza cuando Menón pregunta a Sócrates lo siguiente: "la virtud se adquiere mediante la enseñanza y el ejercicio o es la naturaleza la que se la da al hombre". belleza. como ignorante acerca de lo que la virtud "es". desde un punto de vista agonal y tradicional) existentes en los hombres. concluye Sócrates: lo mismo tiene que suceder por lo que respecta a las virtudes. Así. como Gorgias. pero afirmando. continúa Socrates. sino que son diferentes por sus cualidades. ante tal pregunta. tienen que tener en común un determinado carácter general que hace que ellas "sean" . ruega a Menón que le recuerde lo que Gorgias decía sobre el tema de la virtud o que cuente lo que el mismo Menón piensa sobre tal tema y que defina lo que él considera que es la Virtud. Pues bien. Sócrates. no se diferencian unas de otras. Señala que con la respuesta de Menón sucede lo mismo que si le preguntara acerca de lo que una abeja esencialmente "es" y respondiera afirmando que las hay de todas las clases y distintas formas. parece evidente que. Como Menón muestra su extrañeza ante tal afirmación y cita a Gorgias como un maestro de la virtud. haciendo esto. Por su parte sobre la mujer afirma que ésta es virtuosa cuando administra la propia casa y obedece a su marido. al mismo tiempo. ¿cómo me iba a ser posible conocer sus cualidades o características? Sucede lo mismo que si alguien preguntara si Menón es hermoso. No es de extrañar que Sócrates le recuerde a Menón que andan al búsqueda de lo que la virtud "es" y no ante la exposición de un enjambre de virtudes. cuando se afirma que hay varias clases ( tamaño. mujeres y jóvenes. aseguran el bien a sus amigos y el mal a sus enemigos. sin saber lo que "es". en describir las diferentes clases de virtudes. La respuesta de Sócrates se encuentra muy alejada de aquellos que. En definitiva. (y esto. Sócrates. desde un principio. en cuanto abejas. Ahora bien. lo que implica que debería haber un algo en virtud de lo cual las abejas son lo que son y este algo debería ser igual en todas las abejas. por ejemplo. responden con total seguridad a lo que se les pregunta. Por ello afirma: "no solamente no sé si se enseña. se muestra. lo que hace que le resulte imposible dar una contestación definitiva. Sócrates. debería saber lo que "es" aquello que enseña. que en definir la virtud. que piensa no haber encontrado a nadie que realmente lo sepa. Por ello. etc) de abejas ¿que quieres decir? (le pregunta Sócrates a Menón) ¿qué son distintas en cuanto abejas o en cuanto presentan diferentes características? Menón le responde que. rico o noble y no supiese quien es ese tal Menón. en relación con los hombres afirma que son virtuosos aquellos que son capaces de administrar los asuntos de la ciudad y. afirma estar totalmente perplejo. PRIMERA DEFINICIÓN DE VIRTUD(según Menón)Y ANÁLISIS SOCRÁTICO La respuesta de Menón se centra más. si es un maestro que enseña lo que es la virtud. continua Sócrates.

no es una cosa distinta en el hombre y en la mujer sino que tiene las mismas características generales tanto en uno como en la otra. Pero Sócrates le solicita que le aclare lo siguiente: ¿la justicia no es cosa distinta de la virtud o la justicia no es cosa distinta a una virtud?. hecha anteriormente. Lo mismo puede decirse de la fuerza o del tamaño. esclavos). según parece. Esta característica general es la que hay que tener presente para poder contestar correctamente a la pregunta de lo que "es" la virtud. . Así. con lo que la virtud se convierte en esta o aquella virtud. la prudencia.Hemos venido buscando la virtud y nos encontramos con varias virtudes. Esta no es menos virtud por encontrarse en un hombre o en una mujer. Sócrates.. en cuanto a esta virtud única que une entre sí a todas las demás. Menón. en el terreno de la virtud sucede también lo mismo. Como Menón afirma no entender del todo lo que Sócrates acaba de decir. Y es que la capacidad de gobierno es algo que no encuentra presente en muchas personas (niños. Parece que la virtud." NOTA: para explicar mejor lo que quiere decir. En definitiva. En el análisis de las figuras y de los colores acaba. (Parodia de la teoría de Empédocles). Y es que no parece estar en concordancia con la afirmación. Pues bien. éste acude a una serie de ejemplos que ayuden a entender lo dicho: por ejemplo. Sócrates no se muestra muy conforme con esta nueva definición.. no llegamos a dar con ella. Por ello. por ejemplo. cuando se habla de la misma fuerza. Sucede lo mismo que con la redondez que es una figura pero no la figura. Y lo que falta es la palabra justicia. sin embargo. definiendo a ésta como el límite de lo sólido y al color como una emanación de figuras proporcionadas a la vista y lo sensible. Pues bien. en un niño o en un anciano. le plantea de nuevo a Menón que le recuerde lo que Gorgias decía acerca de la virtud y que se la defina. acerca de que la virtud debe ser idéntica en todos. etc. cuando intentamos descubrir lo que la virtud "es" nos encontramos siempre con una virtud concreta... la capacidad de gobierno (en el caso de que ésta sea la virtud) debería estar siempre relacionado con la justicia. Lo mismo podríamos decir del valor. Y lo mismo podríamos hacer con otras figuras y siempre nos encontraríamos con que son unas figuras pero no las figuras. por ejemplo. la templanza. Además. (Menón 71c-73a). La precisión hecha por Sócrates es fundamental ya que. es la misma en todos. se quiere decir que "fuerza" no es menos fuerza por hallarse en una mujer o en un hombre. la salud. a la definición dada por Menón le falta algo para encuadrarla en el terreno de la virtud. da una respuesta general sobre lo que él considera que es la virtud y la define como: la capacidad de gobernar a los hombres. Hemos hablado. Pues bien. Menón se muestra de acuerdo con esta interpretación de Sócrates y señala: la justicia no es una cosa distinta de la virtud. de la virtud de la justicia. como tal. Sócrates.Pero. SEGUNDA DEFINICIÓN DE LA VIRTUD (según Menón) Y ANÁLISIS SOCRÁTICO Ante esta nueva cuestión.virtudes. analiza en profundidad ejemplos en los que parece suceder lo mismo que con la virtud. es decir. parece evidente que se nos muestra como una virtud pero no como la virtud. sigue señalando Sócrates. ancianos. parece que "desembocamos siempre en la misma dificultad. lo mismo sucede con la virtud.

Ahora bien. en realidad lo estaría considerando para él como un bien. Por otro lado. desear una cosa mala sabiendo que es mala. Sócrates. la persona que causa el mal. se desean igual. porque le resulta útil y ventajoso. Y es que. objetivamente. es evidente que el mal se presenta como nocivo y perjudicial para quien lo recibe. en realidad. Menón contesta que unos creerán que es ventajoso ( para el que hace el mal ) y otros que es nocivo ( para quien recibe el mal ). pero lo hace para conseguir lo que para él es un bien. en la práctica. Menón contesta que si sería posible. Ahora bien. algo que representa la capacidad para poder alcanzar el bien. en cuanto el mal se presenta como algo ventajoso para quien lo realiza ( y aunque para quien lo reciba sea un mal ). (Menón 78c-81b). lo desea porque. Pero lo que puede ocurrir. Ahora bien. 2º) Es posible. deciden continuar con el estudio de la virtud como aquello. La nueva definición de virtud. señala Sócrates. el que considera ventajoso y útil el mal ¿podría decirse que conoce realmente lo que el mal es en sí? Y es que lo que en sí es el mal. vuelve a plantear a Menón que le defina de nuevo que es la virtud y que no haga referencia a una virtud sino a la virtud. aún deseando hacer mal. dada por Menón. por ejemplo. continúa Sócrates. Es decir. El análisis que Sócrates lleva a cabo de esta nueva definición consta de varias partes: Identifica las cosas bellas con las cosas buenas. entonces se desea también que ocurra. Aprovecha para preguntarle a Menón si también sería posible desear las cosas malas. (Menón 77a-78c). parece estar en contradicción con la afirmación anterior de que es algo ventajoso y útil. a través de lo cual. puede ser ventajoso para quien realiza ese mal y puede ser nocivo para quien lo recibe. tener la capacidad de desear las cosas bellas unido a la capacidad y poder de procurárselas. al mismo tiempo. el poder o riquezas. lo que implica que desear las cosas bellas sería lo mismo que desear las cosas buenas. (Menón 77a). a partir de tal deseo. lo está considerando como un bien. entonces no le importaría (ya que sería su deseo) ser un desdichado que sufre. lo que es nocivo y perjudicial (y el mal en sí lo es) produce pena y sufrimiento y el sufrimiento desdicha. para él. si se tiene ese deseo. sabiendo que son malas. se convierta en mal. afirma Sócrates. quien hace el mal. se presenta como un bien. es decir. En el análisis de esta definición habría que destacar lo siguiente: . alguien puede estar haciendo el mal. Menón responde que las dos cosas son posibles. aún sabiendo que tal mal perjudica a otros. En definitiva. y. Analiza en detalle la cuestión de si sería posible desear las cosas malas. o bien. Después de todo este análisis. lo bueno (bello). Pero no existe nadie (señala Sócrates) que realmente pueda apetecer tal cosa. uno desea poder alcanzar las cosas bellas y buenas (nunca las malas). En consecuencia parece que lo que siempre uno desea es el bien. Por lo tanto. Sócrates y Menón. De este análisis sería de destacar lo siguiente: 1º) las cosas malas se podrían desear: bien por creer que son buenas. es decir. aunque después. Ahora bien. por tanto.TERCERA DEFINICIÓN DE LA VIRTUD (según Menón) ¿Es posible desear el mal o solamente queremos el bien? Después de analizar los diferentes ejemplos relacionados con la figura y el color. es decir. si alguien desea realmente el mal y sabe que éste consiste en sufrimiento y desdicha. es la siguiente: amar las cosas bellas y ser poderoso.

la templanza. le pide a Menón que intente responder. La virtud. Sócrates. Tales adquisiciones deberían reposar siempre en la justicia. además. definir de nuevo que es la virtud en su esencia. pez marino que impresiona por su aspecto y que adormece o entumece a quien le toca. al mismo tiempo. Menón. comienza a mostrar su nerviosismo y. otra vez. ello a pesar de estar convencido. Y no se puede olvidar que Sócrates y Menón están intentando definir lo que "es" la virtud en general. adquirir bienes justamente no es más virtud que renunciar a ellos cuando se adquieren injustamente. y. además. de que sabía lo que era la virtud. ya que se está diciendo que la virtud consiste en actuar conforme a lo que es una virtud (justicia). sino que él se encuentra también en el mismo estado que Menón: yo no soy un hombre que. (Menón 79a-81b). Menón muestra su extrañeza ante lo dicho por Sócrates: ¿cómo es posible averiguar algo de una cosa de la que de ninguna manera se sabe lo que es? Pero. es decir. por ello. sin justicia. toda adquisición de bienes debe ir acompañada por una serie de virtudes como la justicia. En definitiva. si yo enredo a los demás es porque yo mismo me encuentro en el más absoluto embrollo. desde siempre. nos encontramos con que al intentar definir la virtud desembocamos en el fraccionamiento de la misma. sería la capacidad de conseguir salud.El bien es igual a tener salud. como estamos de nuevo como al principio se hace necesario. riquezas. tal justicia es una parte de lo que debería ser la virtud. siéndole imposible dar una respuesta a lo que Sócrates le pregunta. Menón. confiesa encontrarse también entumecido corporal y espiritualmente. y. ¿Es posible intentar la búsqueda de lo que se desconoce? Sócrates. reprende amigablemente a Sócrates por introducir multitud de dudas en su cabeza con su sistema de preguntas y respuestas. etc. Sócrates le contesta que no solamente es como un torpedo (pez marino) que entumece a los demás. está resuelto a examinar e intentar la búsqueda de su esencia. Ello quiere decir que si alguien adquiere esos bienes injustamente no estaría practicando la virtud y si alguien renuncia a los bienes adquiridos injustamente. lía a los demás. ahora. entonces si estaría practicando la virtud. Y es que. pero que. Pues bien.{Texto} CUARTA DEFINICIÓN DE LA VIRTUD (según Menón) Sócrates comparado con un torpedo. Es decir. Así. Pues bien. seguro de sí mismo. parece que nos encontramos como al principio. Por lo tanto. reconoce sinceramente que en la cuestión de la virtud desconoce por completo lo que ella "es". etc. riquezas. Ahora bien. por tanto. aún dando con lo que puede . parece existir una dependencia de la virtud con la virtudes y viceversa. piensa Sócrates. a la pregunta: ¿qué es la virtud? Como ya estamos ante el tercer o cuarto intento. la templanza. Lo compara con un torpedo.

3º) Menón no muestra la misma convicción que Sócrates. que si es posible buscar lo que se desconoce es magistral. 4º) La conversación con el esclavo. tenga recuerdos de lo que ella y todo lo demás realmente es. parece evidente que. entonces parece evidente que tal alma ha tenido que contemplar y conocer todo sobre la realidad. si ello es así. Sócrates. los cuales defendían la inmortalidad del alma. no está de acuerdo con esta teoría ni con el planteamiento inicial de Menón. dado que los posee. llevando a cabo una investigación de tal teoría. y. por lo tanto. como no sabemos lo que es. Pues bien. Tal contexto tiene como tema central el intentar averiguar si tiene sentido o no intentar buscar algo que se desconoce y todo ello dentro del estudio general sobre la esencia de la virtud (qué es) y la posibilidad de que sea enseñada (ciencia). responde a la teoría que defiende que no es posible buscar lo que se conoce (ya que si conoce no hay que buscarla) ni lo que se desconoce (ya que ni tan siquiera se sabe lo que buscar. EL ESCLAVO Y LA REMINISCENCIA No debemos olvidar el contexto en el que Sócrates desarrollará. Por todo ello pide que le demuestre. en donde Sócrates expondrá su famosa teoría de la reminiscencia. podamos aclarar si podemos saber o no acerca de aquello que aparentemente desconocemos. que lo que llamamos saber no sea más que reminiscencia. a continuación.ser la cosa investigada: ¿cómo es posible que sepamos que hemos dado con ella. afirma que sería muy posible pensar que el saber no es otra cosa que reminiscencia. efectivamente. Sócrates. Las ideas principales que resumen tal exposición son las siguientes: 1º) Acude la autoridad de los sacerdotes y de los poetas tradicionales (Píndaro. y. nada sabemos de la misma? Sócrates le responde que entiende perfectamente su perplejidad que. afirma Sócrates. en primer lugar. los estaría recordando. al ser interrogado. lo implica que. y. sin embargo. 2º) En concordancia con lo establecido anteriormente. al ser interrogado correctamente demuestra poseer conocimientos de geometría que nadie le había explicado en esta vida. podamos averiguar también lo que la virtud es. debió recibirlos en otra vida.etc). es muy posible que. su teoría de la reminiscencia (Menón 81b-86c). la respuesta y el análisis de Sócrates a todas estas cuestiones nos llevarán a la 2ª parte del diálogo. además. Para demostrarlo. Si se está de acuerdo con lo que ellos dicen. seguiríamos sin encontrarlo realmente). afirma Sócrates. La exposición que lleva a cabo Sócrates para demostrar. Sócrates. modelo de inducción. utiliza el famoso discurso sobre el esclavo que no sabe matemáticas. Pues bien. en el caso de que se encuentre lo buscado. sobre la base de la teoría de la reminiscencia. más en detalle. si. Ahora bien. Lo que sucede es que los olvidó y ahora. no nos debería extrañar el pensar ( aunque no sepamos que es la virtud ) que el alma SI sepa lo que realmente es la virtud en sí. discurre de la forma siguiente: Sócrates comienza preguntando al esclavo si sabe que el cuadrado es una figura tal como la que le está . que. por otra parte. Además. A pesar de todas estas dudas. es muy posible que.

Sócrates le pide que piense (¿recuerde?) lo siguiente: fijándose en los 4 cuadrados parece evidente que la línea diagonal separa hacia dentro la mitad de cada uno de los cuadrados (DB/BJ/JL/LD). Después le pregunta al esclavo de que tamaño es la figura (D-B-L).dibujando. le pregunta cuantos pies tiene la figura DBJL. Después de tener claro que lo primero tiene el doble de mitades que lo segundo. Ahora bien. Sócrates. si el esclavo no recibió sus conocimientos sobre geometría en esta vida. el segundo cuadrado (figura B-J). es decir. D). y. C. dibuja las mediatrices en el cuadrado pintado (Ver figura EF/GH) y le pregunta sin con ello no tendríamos una figura de 4 pies. C. es decir. hace lo mismo con ABDC. demuestra que los posee. A continuación añadimos al cuadrado anterior otro igual (Ver figura D. Completamos el cuadrado anterior con otro igual (Ver figura C J M L). Parece evidente que el resultado de todo lo dicho últimamente nos lleva al resultado de los 4 cuadrados dibujados anteriormente. como en un sueño. A continuación. como una figura que tiene iguales todas las líneas. Sócrates. M) y le pregunta lo siguiente: ¿cuántas veces el conjunto grande es mayor que el cuadrado dibujado al principio?. Por todo ello. el recordar de esta forma sobre el saber parece lo mismo que recordar (reminiscencia) ya que se "da a luz" algo que se sabía pero que estaba olvidado. su alma ha tenido que acceder a tales conocimientos en otro mundo lo que implica que el alma es inmortal. C). C) Es necesario investigar sobre lo que desconoce: Todo lo dicho hasta ahora demuestra también que los sofistas no tienen razón cuando dicen que no tiene sentido investigar sobre aquello que desconocemos. el tercer cuadrado (figura J-L) y el cuarto cuadrado (L-D). Aclarado esto le pregunta cuantas mitades hay en DBJL. A continuación. J. K. (Ver Texto)/(Ver Figura) CONCLUSIONES: A) El saber es recordar: Todas las opiniones vertidas por el esclavo no estaban en él lo que parece decir que el que no sabe tiene opiniones verdaderas de lo que no sabe y tales opiniones. El esclavo le contesta que 4. dibuja una línea diagonal que abarca el primer cuadrado (figura D-B). . Lo que desconocemos no es otra cosa que el olvido sobre verdades que están en nosotros. 4 cuadrados pequeños. I. El esclavo le contesta que dos. en número de cuatro. El esclavo le responde que 4 veces mayor. El esclavo responde que sí. Sócrates. I. K). se convierte en un deber para el hombre. El esclavo contesta que 8. El esclavo contesta afirmativamente. B. El razonamiento continua del siguiente modo: Añadimos al cuadrado dibujado otro cuadrado igual (Ver figura B. le pide al esclavo que se fije atentamente en el conjunto dibujado (Ver figura A. ha debido aprenderlos en otra vida cuando todavía no era hombre. y. A continuación. B) El alma es inmortal: Por otro lado. Sócrates. El esclavo le contesta que no lo sabe. sin embargo. (Ver Figura A. L. puesto que el alma las posee desde siempre. La investigación y el estudio son necesarios y fundamentales. el intentar buscar lo que se desconoce. parecen salir a la luz si uno es interrogado correctamente. A continuación.

entonces tenemos fuertes razones para sospechar que la virtud puede ser una ciencia. aislada de la ciencia. entonces parece evidente que debe contar con maestros y con discípulos. entonces si encontramos alguna cosa que. se plantea la necesidad de volver analizar la cuestión planteada desde el principio. Las dificultades que plantean las hipótesis son las siguientes: a) Se podría enseñar algo que no es ciencia. afirma tener motivos que le llevan a dudar seriamente acerca de que la virtud sea una ciencia.¿ES LA VIRTUD UNA CIENCIA O UN DON DE LA NATURALEZA? Hipótesis y Dificultades Aclarado. Ahora bien. sea un bien. Pero si no hay ningún bien que no quede englobado por la ciencia. aclarar si la virtud debe ser considerada como algo que se puede enseñar. . Es necesario examinar con atención esta hipótesis. es decir. porque medio se puede adquirir. ahora.y. nos podríamos preguntar también si sería enseñable. En el caso de que la respuesta fuera afirmativa: ¿qué valor tendría este tipo de enseñanza? b) Si la virtud fuera ciencia y ésta es algo enseñable. afirma Sócrates. es decir. Las hipótesis son las siguientes: a) Si la virtud pertenece al alma. afirma. o bien si es un don de la naturaleza y. c) Sabemos que la virtud es algo bueno. es decir. Los motivos que le llevan a plantear tal duda se podrían resumir del siguiente modo: Cuando una cosa cualquiera (y no solamente la virtud). Ahora bien. es objeto de enseñanza. algo que no se sabe pero si que podría ser aprendido. Menón. entonces la virtud se daría por naturaleza y se aprendería mediante el recuerdo. Sócrates. El problema reside en que no sabemos todavía si la virtud es ciencia o no. si ello es así. como la ciencia. por ser una ciencia. ¿sería algo enseñable? b) Si la virtud es algo diferente de la ciencia. entonces es posible que la virtud no sea una ciencia. ANITOS Y SÓCRATES A LA BÚSQUEDA DE MAESTROS DE VIRTUD (Dudas de Sócrates acerca de que la Virtud sea una ciencia) Señaladas las hipótesis y las dificultades. finalmente. Sócrates plantea examinar por hipótesis la cuestión planteada por Menón. que es necesario buscar aquello que se ignora (Menón 86b). Dado que desconocemos cual es la naturaleza de la virtud. a partir de la conversación con el esclavo. aclarar si la virtud puede ser enseñada o no. no tenemos más remedio que razonar por hipótesis acerca de la posibilidad o no de enseñarla. entonces la virtud podría ser enseñada. (Menón 89b). por ello.

Es en este momento cuando entra en escena ANITOS ya que es. cuando entra en el lugar en el que se desarrolla este diálogo y se sienta al lado de Menón y Sócrates. capaces de enseñar a los demás lo que era la virtud. Es evidente que. (Menón 92ª). es decir. Sócrates entiende la virtud (areté) como sinónimo del talento que poseen determinadas personas para sobresalir en el oficio que llevan a cabo. los maestros de virtud en Grecia. aquellos que saben y pueden enseñar a los demás como deberían gobernar bien su casa y su ciudad. que posean la ciencia que les permita enseñar a los demás lo que es la virtud. a quienes considera en Atenas (en el caso de que existan) como representantes del tal magisterio. Anitos le responde que no tiene sentido citar a alguien en particular sino que maestro de virtud lo puede ser cualquier gente honesta que viva en Atenas. Así. por el contrario. hace referencia a varios personajes de la política ateniense de los que todos consideran con hombres virtuosos y se pregunta si realmente fueron maestros de virtud. ha ganado más riquezas que Fidias el escultor. Sócrates le pregunta si esa gente honesta se ha formado a sí mismo en su saber sobre la virtud y si es capaz de enseñar a los demás lo que sabe. al representado por la figura de Protágoras.Menón le pregunta si. . niega rotundamente que se les deba aplicar el calificativo de maestros. y. está poniendo en duda que existan en Grecia maestros de la virtud con sus respectivos discípulos. la virtud es una cosa que el hombre no puede transmitir a otro ni recibir de otro. sobre todo. Le pide que señale cuales son. Sócrates se extraña ante este arrebato de Anitos y le recuerda que Protágoras. Sócrates reprocha a Anitos su valoración del sofista. y. es decir. Sócrates le responde que del hecho de que hayan existido. lo que estamos analizando: nos preguntamos si las personas virtuosas de nuestros días y las de otros tiempos ha poseído el arte de transmitir a otros la virtud que había en ellas. con lo que acaba de decir. un buen médico o un buen músico. o recibir a los ciudadanos o extranjeros sabiendo también como despedirse de ellos como corresponde a un hombre honesto. a su entender. con su magisterio. entonces podría decirse que son maestros de virtud. Sócrates cita a los sofistas como maestros de virtud que se ofrecen a los atenienses para enseñar todo esto relacionado con la virtud del comportamiento en general. del mismo modo. Pues bien. no implica necesariamente que sean maestros de virtud. Anitos se rebela contra Sócrates y define a los Sofistas como peste y calamidad para todo el que se acerca a ellos. Sócrates. Sócrates le responde que. no ha llegado a encontrarlos todavía. afirma Sócrates. en el Menón. o como deben honrar a sus padres. o bien si. Anitos le responde que la han aprendido de sus predecesores y que éstos también eran honestos. sobre todo. a pesar de sus esfuerzos en descubrirlos. le plantea a Anitos que si no son los sofistas maestros de la virtud. Además le plantea lo siguiente: ¿cómo es posible que Protágoras haya podido engañar a los atenienses durante más de 40 años si realmente fuera un farsante? Anitos le responde que todo la culpa la tienen los padres incautos que pagan a farsantes. como Protágoras. manifiesta cierta consideración y respeto hacia el movimiento sofista. para que su hijos reciban sus enseñanzas. (Ver Hombre y Sociedad en el pensamiento griego) A continuación. posee areté un buen zapatero. Sócrates. Sócrates se dirige a Anitos y le pide ayuda para resolver el problema que tienen en relación con la virtud. desde el momento en que éste confiesa que no conoce para nada ese movimiento. Y eso es precisamente. existan en Atenas personas honestas y virtuosas. en ese preciso instante. Con el objetivo de investigar en detalle esta cuestión. Sócrates.

por tanto. decide intentar averiguar hacia donde nos lleva analizar la hipótesis de que NO ES CIERTO QUE EXISTAN MAESTROS DE VIRTUD NI DISCÍPULOS QUE APRENDAN DE ELLOS. parecen existir también personas que todos consideran como virtuosas. la OPINIÓN VERDADERA. como Teognis. si le enseñó a ser un excelente jinete. por tanto. Es evidente. sería lógico que la podría transmitir a alguien tan cercano como a su propio hijo. el cual. en primer lugar . al mismo tiempo. Esta afirmación implica reconocer. fue incapaz de transmitirle su propia virtud vital? Y es que si la virtud pudiera enseñarse. no es un guía menos bueno que la ciencia en lo que respecta a la acción. lo que es evidente es que. amigo mío Anitos. incluso los poetas tradicionales. y. ha demostrado ser tan buen guía como el otro hombre que dirige sus pasos con la ciencia o razón. que en toda nuestra indagación anterior hemos olvidado que había otras formas de conseguir éxito en las cosas además de obedecer a la dirección de la ciencia. por parte de Sócrates. por otro lado. señala Sócrates. Hasta ahora. desprovista de ciencia. Todos ellos se manifiestan también como incapaces de formar a sus hijos en la virtud. En este caso. útiles para sí mismas y para la ciudad. ¿Cómo han llegado a adquirir tal virtud si ésta no puede ser enseñada? c) Al llegar a este punto.como ejemplo de hombre virtuoso a Temistócles. Ahora bien. Tucídides y sus dos hijos Melesias y Estéfano. Pericles y sus dos hijos Páralo y Jantipo. por Sócrates. El esquema de su argumentación es el siguiente: a) Sócrates parte de la base de que la virtud no parece tener maestros ni discípulos y que. según Sócrates. son Arístides y su hijo Lisímaco. algo que no puede enseñarse. esa ciudad y dirigir a ella a los viajeros que conducía. ¿Por qué. finaliza afirmando: mucho me temo. cuando. parece descubrir algo importante: pienso. es evidente que podría encontrar por suerte y.Cita. podríamos decir también que los ha dirigido bien y correctamente. en realidad. afirma Sócrates. que si una persona CONOCE el camino a Larissa y lleva a otros viajeros a ese lugar. Otros personajes citados. ni siquiera sabe donde está Larissa. Por ello. entramos en la parte final del diálogo. lo siguiente: el que las personas virtuosas sean. en virtud de una conjetura o acierto. podemos decir que los ha dirigido bien y correctamente. y. estamos ante un hombre virtuoso pero que. así como el establecer una NUEVA TESIS: la virtud debería relacionarse con la OPINIÓN VERDADERA. Después de hacer referencia a que. Sócrates. hasta ahora. no quiere decir que NECESARIAMENTE deban regir sus actuaciones ÚNICAMENTE por la razón. VIRTUD. b) Ahora bien. CIENCIA Y OPINIÓN VERDADERA Y con esto. no puede enseñarse. Sócrates. que la virtud no se enseñe. del mismo modo que le enseñó este arte. Ahora bien. Esto es lo que. habían olvidado en el examen sobre la naturaleza de la virtud. fue incapaz de transmitir la virtud a su propio hijo Cleofanto ya que éste en ningún momento mostró las virtudes y talentos presentes en su padre. con su OPINIÓN VERDADERA. Este análisis de llevará a fundamentar las razones del porque la virtud no es una CIENCIA . la opinión verdadera posee . según Sócrates. al mismo tiempo. otro hombre que NO CONOCE el camino. Sócrates. d) En definitiva. muestran graves contradicciones a la hora de tratar sobre el tema de la enseñanza de la virtud. afirma Sócrates. En definitiva. (Texto). se había creído que SOLO la razón es capaz de dirigir correctamente la acción. al mismo tiempo.

la misma ciencia. alguien pueda estimar más a la opinión verdadera que a la ciencia. Sócrates le responde que si alguno tiene SIEMPRE opinión verdadera. según Sócrates. consigue en sus acciones unos resultados no inferiores a los que obtiene la ciencia. el hombre que posee ciencia llega siempre a buen fin. existen hombres virtuosos: ¿a qué se debe?. sería erróneo afirmar que es la naturaleza la que hace buenas (virtuosas) a las personas.el mismo privilegio. Con tener opiniones verdaderas. también es evidente que la virtud. Pues bien. que siente el mismo grado de sorpresa que Menón ante todo lo dicho. Sócrates. Menón reconoce la validez de la argumentación de Sócrates pero señala que le sorprende sobre manera que. le plantea analizar el porque de tal sorpresa. por tanto. esto es lo que anteriormente hemos reconocido como una reminiscencia. una cosa parecida pasa con las opiniones verdaderas ya que mientras permanecen en uno. mi querido Menón. según lo dicho. ya que a diferencia de tal opinión verdadera es una atadura. f) Sócrates. B) Esto implica que la virtud no puede ser enseñada. Pues bien. de forma que tienen un valor escaso mientras no se las ha atado mediante un razonamiento. Por consiguiente. Apenas uno las ha encadenado. señala a continuación. y esta es la razón de que la ciencia tenga más valor que la opinión verdadera. y. Y es que. Ahora bien. según Menón. En definitiva. no tendría mucho sentido el aprendizaje y. mientras que aquel que solamente posee opinión verdadera unas veces acierta pero otras veces puede errar gravemente. Para explicarlo utiliza como ejemplo las estatuas de Dédalo a las cuales si uno se olvida de sujetarlas. entonces SIEMPRE debería acertar. si lo dicho es cierto. a la luz de todo lo dicho últimamente podría establecerse lo siguiente: A) Se ha llegado a la conclusión de que no existen maestros de la virtud. la opinión verdadera no es en nada menos buena ni menos útil que la ciencia. Ahora bien. se hacen estables. llegaría. (ya estuviera relacionada con la ciencia o con la opinión verdadera) no podría afirmarse que sea un DON DE LA NATURALEZA. e) Menón muestra su extrañeza ante esta última posición de Sócrates. Además. por lo que es preciso atarlas para que se queden. CONCLUSIONES FINALES Aclarada la cuestión referida sobre las diferencias entre ciencia y opinión verdadera. que habría que establecer como un principio básico lo siguiente: la ciencia no es la única cosa que da lugar a la aparición de hombres virtuosos ya que la opinión verdadera puede producir el mismo efecto. se dan a la huida y se van. con lo que se debería concluir que la opinión verdadera no es menos útil que la ciencia. pues no producen más que ventajas. si no es un don de la naturaleza. por consiguiente. pero no soportan quedarse mucho tiempo y escapan muy pronto de nuestra alma. cuando dirige. al mismo tiempo. ésta última. se convierten en ciencias y. Ahora bien. Ahora bien. que podrían alcanzarse por suerte o acierto. (Menón 97d). hay que felicitarse por ello. desde el punto de vista de la ACCIÓN. según Sócrates. aunque es evidente que la ciencia es superior y distinta a la opinión verdadera. .

Gracias a ella.C) Si no puede ser enseñada. queda eliminada de la política.. no es una ciencia. Sócrates.. en aquellos que la poseen. En este sentido los compara con los adivinos que aciertan en sus pronósticos. Como CONCLUSIÓN FINAL del Diálogo. útil y nos ayuda a guiar nuestra vida de una forma correcta. A los políticos les sucede lo mismo que a los adivinos e inspirados puesto que. Pero la ciencia la hemos descartado anteriormente por lo que como guía.del tal forma que estos grandes hombres. no gobernaron las ciudades por medio de una determinada ciencia o por ser sabios.{Texto} . los Temístocles y los demás que ha mencionado Anitos. afirma lo siguiente: La virtud no es ni un don de la naturaleza ni la consecuencia de la enseñanza. llegan a decir y hacer grandes cosas sin saber nada de aquello de que hablan. E) Tal guía podría tener su base en la ciencia o la opinión verdadera. F) Pero si la política queda eliminada como guía de acción virtuosa no nos queda más remedio que acudir a la opinión verdadera. los políticos gobiernan con éxito las ciudades. afirma Sócrates. D) Al mismo tiempo. se debe a un favor divino sin intervención de la inteligencia. gracias al soplo inspirador del dios que los posee. la virtud es algo bueno.. sino que.