You are on page 1of 3

EL SISTEMA DE LAS 12 FORMAS BÁSICAS Y LAS TRES DIMENSIONES

DE LA COMPETENCIA DIDÁCTICA

Este capítulo introductorio tiene varias finalidades.

l. En primer lugar mostramos cómo, en nuestro concepto deberían aprender didáctica los futuros profesores:
en un proceso de desarrollo paulatino, por etapas, a partir de su experiencia cotidiana previa, y cómo, a partir
de aquí, se debería hablar y escribir sobre las incidencias psicológico-pedagógicas, precisamente en la
«lengua materna» del profesor, y no en chino.

2. A continuación mostramos cómo se puede utilizar este libro (o cómo debería utilizarse) de acuerdo con su
propósito fundamental: en estrecha relación con ejercicios y prácticas de enseñanza.

3. Exponemos luego el sistema de las doce formas básicas, sobre el que se fundamenta el libro. Resulta de
diferenciar las dimensiones del medio, de la estructura relativa al contenido y de la función en el proceso de
aprendizaje.

4. Por último, deseamos mostrar que detrás de esto hay algo más que un sistema de la psicología teórica: a las
tres dimensiones de las formas básicas corresponde una determinada representación de la estructura de la
competencia didáctica.

Desarrollar el pensamiento didáctico y la praxis didáctica a partir de la experiencia cotidiana

Las tres dimensiones de enseñar y aprender

En la primera describimos cinco formas básicas de enseñar, que se diferencian según el medio en el que va
adquiriendo el alumno su experiencia y el profesor se la va haciendo adquirir. El profesor va conociendo las
diversas posibilidades y problemas dependientes de los medios de comunicación y de la formación de la
experiencia.

1. En el primer capítulo, dedicado a narrar y referir se le plantea la tarea de aportar al alumno,
utilizando como medio el lenguaje hablado, el hecho de una narración y su marco situacional. Para
ello es necesario que adquiera unas nociones para diferenciar signo y significado en el proceso de la
comunicación verbal.

2. En el segundo capítulo se le presenta al alumno una actividad, como modelo de comportamiento.
Imita esa actividad y seguidamente la ejercita. Adquiere, por tanto, una experiencia del medio en
activo, por medio de un aprendizaje a través de la observación.

3. El siguiente capítulo está dedicado a la observación de objetos e imágenes: el medio de formación de
experiencia es aquí intuitivo

4. Por último, la cuarta y quinta formas fundamentales están dedicadas a la lectura y la redacción. El
medio es aquí el lenguaje escrito.

En la segunda parte del libro cambia la perspectiva de la teoría didáctica. La cuestión de los medios pasa aquí
a segundo plano y se destaca más lo relativo a la estructura. Nos planteamos como finalidad el tratar con los
alumnos algunos temas exigentes desde el punto de vista teórico, ya que es preciso establecer complejas
estructuras ideativas. Los temas se refieren, por ejemplo, a la fabricación de queso en los países alpinos, a la

a las que corresponden cuatro etapas del proceso de aprendizaje: la construcción de una estructura mediante la solución de problemas. Éste es el contenido de la parte psicológica del capítulo. «práctico». prácticamente. operaciones y conceptos. que no solamente debe saber hablar acerca de los actos de las personas. en la coincidencia de dos repertorios de representaciones. y el enfoque genérico de la enseñanza exige que se tenga en cuenta constantemente que el origen del pensamiento está en la acción. Esto queda patente cuando refiere o narra algo. desde las que consideramos el acto docente: una relativa a los medios. al hablar de un profesor. El lenguaje del profesor debe hacer posible la comunicación y tiene que llegar al alumno. c) En tercer lugar nos parece que el profesor ha de tener ojos para ver y oídos para oír. Lo logrará cuando pueda despertar en el espíritu del niño un eco que se basa en la sintonización de dos instrumentos. dibujando. en un cuadro. La tercera parte del libro cambia nuevamente de punto de vista en cuanto a la consideración del aprendizaje. la elaboración de la misma. Luego construye una operación matemática y finalmente un contenido conceptual. escribiendo. junto con los alumnos. Por ello. y en general el pensamiento conceptual. de oír «algo» en una partitura musical si quiere abrir los ojos y los oídos de los alumnos para la configuración interior. Nos basamos en el hecho de que el pensamiento matemático. que domina su oficio? a) Queremos decir. que dispone de un lenguaje vivo para hablar al alumno. Cuando el profesor dispone así de . Si en la segunda se clasificaban las tres formas básicas con arreglo a los contenidos a establecer. otra relativa a los contenidos y una tercera relativa a las funciones en el proceso de aprendizaje.suma de quebrados con denominadores distintos o a un concepto como el del color protector o las causas de la guerra suiza de los campesinos. tocando un instrumento. en primer término. que su saber tiene que repercutir en una capacidad de realización práctica. parten de la acción. Tres dimensiones de la competencia didáctica MEDIOS ¿Qué es lo que queremos significar cuando decimos. el destornillador. de sentimientos y de actitudes con respecto a unos valores. Se trata aquí de una versión moderna de la teoría de las etapas formales. En la esencia de un sistema de tres dimensiones está el hecho de que cada valor en una dimensión se una. la construcción y el funcionamiento de un fenómeno de la naturaleza o de la cultura. aquí describimos cuatro formas básicas de enseñar. b) Creemos que el profesor ha de ser profundamente capaz de acción. por tanto. en una manifestación parcial llena de sentido. Cualquier proceso de aprendizaje que introduce un nuevo procedimiento o un nuevo concepto ha de recorrer esas etapas. que tiene que ser él mismo capaz de ver «algo» en un objeto. tres dimensiones. un esquema de acción. la pala. hablando. el ejercicio y la repetición para consolidarla y la aplicación a nuevas situaciones-problema. sino ser capaz él mismo de actuar. es decir. Para que el futuro profesor pueda realizar adecuadamente estas tareas. Las reglas didácticas se derivan de la índole de las estructuras constructivas del pensamiento. ha de saber algo sobre esquemas de acción. La exposición de estas tres formas básicas se basa en una determinada concepción psicológica y epistemológica del origen del pensamiento. Pero este dominio de la lengua es algo más que una capacidad individual: se trata de una competencia social. el profesor en formación aprende primeramente a elaborar. manejando el pincel. a cada valor en las otras dos. A las tres partes del libro corresponden.

como por ejemplo el de ángulo recto o de mimetismo biológico. de «amueblar» la mente. los medios más elementales de la formación de la experiencia. en el concepto captamos el acontecimiento y lo convertimos en un dato casi objetivo. al considerar la actividad manual o la operación -y su objeto-. CONTENIDO La competencia en el terreno de los medios psicológicos supone competencia en los medios de expresión y los de realización de contenidos mentales. lograremos. o al menos estableceremos las premisas para ello. ha de ser adquirido por el alumno mediante un proceso de aprendizaje. A este fin sirven las siguientes tres etapas del proceso de aprendizaje: la elaboración. Si así lo hacemos. el ejercicio y la aplicación. Pero la finalidad no es solamente la formación de un saber libre de contradicciones y ajustado a la realidad. Este trabajo manual va seguido de reflexiones geométricas y se encuentra en relación directa con diversas correlaciones y conceptos biológicos. construimos un concepto. Kerschensteiner (1928) ha puesto a este respecto el clásico ejemplo de la construcción de un cajón para que aniden los pájaros. las operaciones y los conceptos que deseamos transmitirle. que no existe saber alguno que se pueda sin más ofrecer al alumno. Por ello. Este último se divide en una etapa de formación. no existe ninguna competencia de medio sin contenidos. no es posible leer sin entender algo del significado de lo que se lee y no se puede escribir s10 saber sobre qué se escribe. siempre que no pueda lograrlo por sí mismo. y ponerle en situación de hacer uso de ellas. como reiteradamente se dice. La segunda dimensión. FUNCIONES A ello ha de agregarse una tercera dimensión. el actuar humano se hace más abstracto y sistemático. No hay dominio del lenguaje sin que se tenga algo que decir. hemos de intentar que se inicien en su pensamiento y su comportamiento procesos de solución de problemas y. en primer término. otra de elaboración. de nuestro modelo de formas básicas nos recuerda lo siguiente: los medios son medios para la formación de experiencia y esta experiencia posee un contenido. que se realiza en una dimensión psicológica. de un modo abstracto y sistemático. Igualmente. ninguna capacidad de percepción sin conocimientos acerca de los objetos contemplados. una tercera de ejercicio/ repetición y otra de aplicación. . también motivarle para el aprendizaje. es muy probable que domine también el lenguaje escrito y que pueda ayudar a los alumnos a manejar textos. Es decir. alcance los esquemas de acción. en cuanto al contenido. En las operaciones matemáticas. No se trata. Lo que importa es proporcionar al alumno un instrumental de herramientas elementales preparadas para ser aplicadas. al resolverlos. Esto nos recuerda. hasta la operación geométrica y. El saber práctico. ya de crearlos mediante el lenguaje escrito (y el oral). Sólo podemos impulsarle a ello y tratar de orientarle. Así llegamos desde la actividad constructora propia de un oficio manual. Los primeros contenidos de la vida mental son los esquemas de acción. sino que éste lo ha de ir adquiriendo de manera activa. ninguna habilidad técnica sin saber técnico. ya se trate de introducirse comprensivamente en ellos.