You are on page 1of 1

1.

Vivir solo: aunque es una difícil decisión, pero es el inicio para aprender a administrar un
hogar y una familia. Puedes dar el paso solo, con roomies o en pareja.

2. No más compras de impulso: conforme pasan los años hay que destinar recursos a
objetos y pagos más importantes que darse gusto con un disco, una colección de revistas,
etc.

3. Invertir: es tiempo de tomar riesgos y uno de ellos es poner tu dinero a trabajar, es
tiempo para aprender a aprovechar el interés compuesto y hacer fuertes tus ahorros, asegura
Pago.

4. Tener una tarjeta de crédito: como un instrumento poderoso que hable bien del manejo
de dinero y te haga una persona merecedora de otro tipo de crédito. Recuerda el blog que en
las manos equivocadas las tarjetas pueden ser mortales.

5. Definir el rumbo: saber hacia dónde. Es un excelente momento para evaluar tu vida y
saber qué hacer en los siguientes años.

6. Descubrir en qué gastas: es difícil e importante para las finanzas personales, valoriza el
esfuerzo de lo que ganas al no mal gastarlo descuidadamente.

7. Ahorrar con una meta: no es tan complicado y menos si se tiene un objetivo. Lo que hace
difícil el ahorro es la lucha diaria entre tentaciones. Es momento de desarrollar la coraza
protectora contra las compras de emoción, aseguran desde el blog.

8. Bueno, bonito y barato: es posible, el internet nos permite comprar casi cualquier cosa de
una forma eficiente y a un mejor precio.

9. Pensar en el ahorro para el retiro: aunque la vida apenas comienza, te ahorrará
preocupaciones futuras iniciar un guardadito para cuando se llegue el retiro laboral.

10. Estar mejor que tus amistades: no debe de ser la línea que dirija tu vida emocional ni
financiera. No conviertas tus días en una competencia material que te mantenga estresado
por pagar cuentas de objetos o servicios que solo adquieres para ser la envidia del grupo.