You are on page 1of 15

ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO

2
SOLICITACION NORMAL
Y CORTE PURO

2.1 SOLICITACION NORMAL

2.1.1 Tracción y compresión, tensiones y deformaciones
El problema que vamos a estudiar a continuación se refiere a las piezas que están sometidas
exclusivamente a esfuerzos internos normales, de tracción o compresión.
Si trazamos sobre la superficie de una barra
prismática una red de líneas rectas, unas paralelas y
otras perpendiculares al eje de la barra, y sometemos a b
a la misma a una fuerza de tracción, observaremos a ' b '
que después de la deformación las rectas de la red
permanecen ortogonales entre sí en toda la superficie,
excepto en una zona pequeña próxima al punto de L

aplicación de la fuerza y de la que ahora prescindi-
remos, mientras que las distancias entre las rectas va-
rían. Las rectas horizontales se desplazan hacia abajo,
permaneciendo rectas y horizontales. Es de suponer
que en el interior de la barra tiene lugar el mismo fe-
nómeno, lo cual permite enunciar una hipótesis: P 
“Las secciones transversales de las barra, que eran
planas y perpendiculares a su eje antes de la defor-
mación, permanecen planas y normales a éste des- P
pués de ocurrir la deformación”. Fig. 2.1
Esta hipótesis, que tiene suma importancia, se conoce
como “hipótesis de las secciones planas o hipótesis
de Bernoulli – Navier”, y los ensayos confirman las fórmulas que se basan en la misma.
Lo expuesto sobre las deformaciones nos permite suponer que en las secciones transversales
de las barras actúan solamente tensiones normales, distribuidas uniformemente. Por razones de equi-
librio debe entonces ocurrir:

P
P    d    d    *     (2.1)
 

Los ensayos también demuestran que al estirar la barra, su longitud aumenta, mientras que sus
dimensiones transversales disminuyen. Cuando se trata de compresión, el fenómeno se invierte. Si
consideramos que el material tiene un comportamiento elástico lineal podemos calcular analíticamen-
te el valor de .

/2011 1

3) La suposición anterior sobre la distribución uniforme de las tensiones internas en la sección transversal es valida siempre y cuando no se analicen las zonas próximas a la aplicación de la carga.Venant ya enunciado.1.1 pierde validez cuando la esbeltez de la pieza supera ciertos valores. Efectivamente. para estas últimas tiene sus limitaciones. Conociendo la relación existente entre P y  podemos obtener las siguientes expresiones para la energía de deformación: 1 1 E 2 1 L 2 U P   P (2. también. que las fórmulas anteriores son válidas cualquiera sea el signo de .ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO     *L  E *L P*L   E *E P*L  *E Puede verse que el desplazamiento  es directamente proporcional a la carga P aplicada y a la longitud inicial L de la barra. también. el que para el caso concreto de barras establece que la zona de perturbación influye en distancias no superiores a las dimensiones de la sección transversal. de las fórmulas anteriormente vistas. Sin embargo. obteniéndose una deformación ’. para lo cual ésta emplea sus propiedades geométricas y mecánicas. en los cuerpos sujetos a compresión la fórmula 2. dos condiciones. Aquí se obra de acuerdo al principio de Saint. este producto representa la oposición de la pieza a la deformación. cuyo estudio lo realizaremos en el capítulo 10.  '   .4) 2 2 L 2 E 2.  P   adm    (2. P PL   adm   adm (2. las cuales surgen de despejar el área de la sección transversal. Recordemos que no solo existe una deformación longitudinal sino que las dimensiones trans- versales también varían. a partir de los cuales se presenta un fenómeno denominado “pandeo”. tanto para solicitaciones de tracción como de compresión. En efectos. Es de hacer notar.2 Aplicaciones En los problemas de dimensionamiento deberán cumplirse dos condiciones básicas.  (2.5)  PL   E  adm En los problemas de verificación deberán cumplirse.6)  E /2011 2 . el cual se denomina “Rigidez Axial”. Así mismo.  resulta inversamente proporcional al producto  *E. es decir.

 E 1.83 cm 2  Adoptamos 1 12  adm 2400   1. E 38.Barras 1-2 P  2.8 cm  B.8 3 t n 2 .2 2 tn 2 tn Para la barra 3 debe emplearse acero con: adm = 2.83  nec    35.C.34 cm   0.100 kg/cm2 .7 cm 2   nec PL 2. para el cual se desea dimensionar las barras del reticulado de la figura 2.8 3 t n 2m 2 1 2 adm = 80 kg/cm 3 adm = L/300 2 t n4 m E = 100 t/cm2 4m Fig.7 .13 cm 2   nec PL 2 * 400 400   0.83 tn P 2.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO A continuación vamos a desarrollar un ejemplo. 2.94 cm  B.400 kg/cm2 adm = L/500 E = 2.54 cm    38.Barra 3 P  2 tn P 2000  nec    0.2 cm   0.7 * 100 300 P 2830  trab    73 kg/cm 2  38.13 * 2100 500 P 2000  trab    1770 kg/cm 2  1.4 cm 2  adm 80 Adoptamos una escuadría de 3" x 2" .83 * 283 283   adm   0.C.2 4 tn Para las barras 1 y 2 debe emplearse madera con: 2 . siendo 1"  2.13 /2011 3 .

7)  = peso específico del material N x  P  x    x   P llamando  o  L   x    o   x d x  max x  L    o   L   adm x   x  o   adm   L P P Fig. 2. cuando existen varias condiciones de dimensionamiento se emplea una de ellas y se verifican las demás. A continuación estudiaremos el caso de barra de sección constante sometida a una carga exte- rior y a su propio peso.7 * 100  2 1. podríamos calcularlos mediante consideraciones energéti- cas.83 2  * 2  * * 22 2  2 38.1. En efecto. Si alguna de éstas no es satisfecha se procede a redimensionar.100   0. el trabajo que realiza esa fuerza se convierte en energía de deformación. Cuando se emplean las fórmulas 2.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO En general.5.3   adm   L /2011 4 . lo que no siempre es posible ya que debemos adoptar piezas cuyas secciones transversales existan comercialmente. Si en el ejemplo anterior quisiésemos saber el valor del descenso de la estructura en el punto de aplicación de la carga exterior de 4 tn. Esto esta permitido cuando esta influencia es despreciable en relación a las tensiones originadas por las cargas exteriores.13 * 2.46 cm Aunque el cálculo anterior parezca muy simple debemos señalar que pudo realizarse merced a que tenemos una sola carga exterior y además calculamos el corrimiento correspondiente a su punto de aplicación. sin considerar el efecto que pudiera tener el peso propio de la estructura. 2. por razones de economía se trata de que se cumplan las igualdades. 1 3 1 Li P Pi2 2 i 1 2  E i i 1 1 283  1 400 4 * * 2. la cual será igual a la suma de la energía absorbida por cada barra.3 Influencia del peso propio en la solicitación axial En el estudio que realizamos en el primer ítem de este capítulo solo hemos tenido en cuenta las cargas exteriores. los que no son tra- tados en este curso. N x   P   *  * x (2. Para casos mas generales deben aplicarse otros criterios de cálculo.

7. Este último puede ser definido como el alarga- miento de una barra ideal con su peso concentrado en la mitad de su longitud. para que fuese un sólido de igual resistencia.3 consideramos un elemento de longitud dx. la cual le producirá un alar- gamiento x. cuando las dimensiones de las barras son grandes y la influencia del peso propio es considerable.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO Esta última expresión nos permite establecer el límite de utilización de la barra de sección constante.  N x   P    x   dx  dx  dx    x  dx E E  E E  L L  P   P L  L2    x   x   E E  dx   0 0 E 2E (2.4 /2011 5 . Por otra parte. A continuación vamos a calcular el desplazamiento máximo producido cuando además de una carga exterior actúa el peso propio. es decir.10) PL L   L   L  W (peso total de la barra ) E 2E PL 1 WL   E 2 E De la última expresión se puede deducir que el alargamiento total resulta ser igual a la suma de dos términos. En lo que sigue vamos a ver la forma geométrica que tendría que tener una barra sometida a carga exterior en su extremo y a su propio peso. cuando adm= *L. Si a la distancia x del borde inferior de la figura 2. el mismo tendrá aplicada una carga que viene dada por la ecuación 2. La longitud límite resulta ser:  adm L max  (2.2. En efecto. el denominador se anula y  adquiere un valor infinito. el proyectar la barra con sección constante es antieconómico. Supongamos que aislamos un elemento diferencial de longitud dx:   + d dx dW  dx    + d   cte =  ad m x dW =   dx o P Fig. que la tensión fuese constante en todas las secciones. uno de ellos corresponde al alargamiento producido por la carga exterior y el otro corresponde a alargamiento debido el peso propio.9)  A partir de esta longitud es necesario recurrir a las barras de sección variable.

no configuran ningún caso crítico. un sistema resulta hiperestático cuando la cantidad de grados de libertad (g) del mismo resulta menor que la cantidad de restricciones de vínculo (r) impuestas.4 Cobre 16. E<I /2011 6 .8 2.7 Hormigón 10.5 En la práctica.5 Problemas hiperestáticos en tracción y compresión Como ya sabemos. 2. las que. 2. T donde  es el coeficiente de dilatación térmica lineal Material  (x 10-6/ºC) Aluminio 23.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO   d      dW  0  por equilibrio  d    dx  0 d    dx integrado  ln   x  c    (2. l . Las deformaciones térmicas lineales se calculan mediante: l =  .4 Deformaciones térmicas Los cambios de temperatura producen deformación en los materiales. la condición de hiperestaticidad viene dada por el hecho de que la cantidad de ecuaciones (E) que surgen de los planteos de equilibrio de la Estática es menor que la cantidad de incógnitas reactivas planteadas (I). por o- tro lado.5. la ley exponencial de la ecuación última puede aproximarse como se indica el al figura 2.2 Fundición 10.7 Acero 11. un cambio de T grados origina una deformación lineal uniforme en todas las direcciones.1. En el caso de materiales homogéneos e isótropos. g<r  caso crítico La definición anterior nos permite dar un concepto de los sistemas hiperestáticos a través de consideraciones cinemáticas. Desde el punto de vista estático.11)      x c   x ( x )  e     eC e   P para x  0   0   e C   adm     x P    adm   x  e  adm Fig.1.

y que las dos ecuaciones restantes no Fig. R 1  R 2  VA  P  0 R 1 a 1  R 2 a 2  Pa  0 R 1l1 R 2l 2   1E 1a 1  2 E 2a 2 Para determinar los corrimientos en los puntos B y C. A continuación vamos a tratar algunos ejemplos simples donde solamente se involucran de- formaciones por esfuerzos normales. Luego de calculadas las in- /2011 7 . resolviendo el siguiente sistema. a1 l1 Si planteamos las ecuaciones de equilibrio de la B C barra rígida tendremos: a P x  0  HA  0 HA R1 R2 P VA y  0  R 1  R 2  VA  P  0 B M A  0  R 1 a 1  R 2 a 2  Pa  0 C De estas tres ecuaciones podemos observar que la primera se cumplen con la nulidad del esfuerzo horizontal HA. la cual puede obtenerse si imagi- namos la forma en que se deformará el sistema. hemos supuesto que las barras 1 y 2 se encuentran en el período elástico en el que tiene validez la ley de Hooke. lo cual es obvio. a) Ejemplo 1 En este caso deseamos calcular las solicitaciones en las barras 1 y 2 de la figura 2.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO Para poder resolver estas estructuras es necesario agregar a las ecuaciones mencionadas. Para poder calcularlas necesitamos una ecuación adicional.6 son suficientes para determinar las tres incógnitas faltantes. 2. pueden obtenerse las tres incógnitas restantes. (I - E) ecuaciones de compatibilidad. A la barra horizontal la a2 1 2 l2 suponemos perfectamente rígida. teniendo en cuenta que la barra inferior es rígida podemos establecer: c B R 1l1 R 2l 2  B  C  a2 a1 1E1  2E2 R 1l1 R 2l 2  a 1  1 E1 a2 2E2 Luego. Estas reciben este nombre precisamente porque tratan de expresar la compatibilidad entre las deformaciones y la vinculación existente. resulta su- perabundante. que como hemos dicho. En efecto.6.

RB 1 R oA  P1  P2 P1 B B P2 Como el extremo B se encuentra libre. Por esta razón el proceso de dimensionamiento suele ser itera- tivo. 2.  B   oB   1B  0   1B   oB RBl P1 b  c   P2 c  1B   RB  E l R A  R oA  R 1A P1 b  c   P2 c R B  R 1A  R A  P1  P2  l c) Ejemplo 3 A 1 2 B Queremos calcular las tensiones producidas en las barras 1 y 2 cuando existe un incremento de temperatura a b t. En primera instancia supongamos que hemos eliminado el vínculo en B. en caso contrario deberá tenerse en cuenta la expresión que verdaderamente corresponda para los corrimientos.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO cógnitas deberá verificarse si esto es cierto. Esta es una característica sumamente importante de las estructuras hiperestáticas.7 Dado que en la realidad en B tenemos un empotramiento. l P2 b Para resolver este problema en primera instancia vamos a con- c siderar que el vínculo superior no existe.7. las barras tendrán que estar predimensionadas. con lo que a raíz del incre- mento de la temperatura el punto B tiene un desplaza- miento: Fig. 2.9 /2011 8 . en corresponden- cia con el mismo existirá un corrimiento: P1 b  c   P2 c 1  oB  RA RA E Fig.8 l  a  1  t  b  2  t Fig. b) Ejemplo 2 P1 a Deseamos determinar las relaciones de vínculo de la es- tructura del esquema de la figura 2. el desplazamiento en dicho lugar deberá ser nulo. 2. donde las solicitaciones dependen de sus ca- racterísticas mecánicas y geométricas. Una observación importante a tener presente es que para poder plantear numéricamente la ecuación de compatibilidad. Para producir esto es que el vínculo genera una reacción RB de manera tal de anular el desplazamiento total.

ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO Sin el vínculo en B la estructura resulta isostática. y la placa superior es infinitamente rígida.10 P1 l P2 l E2 2 1   2    P2  P1  1 E1  2E2 E1  1 E2 2 llamando   y  (cuantía geométrica) E1 1 P  P2  n .. debido a que el punto B no puede desplazarse. Fig. 2.10. 2  1 2 1 l d) Ejemplo 4 2 Deseamos determinar las tensiones origina- das en la columna del esquema de la figura 2. R Bb R Ba l  B  l B    RB   2E2  1 E1  b a     E   2 2  1E 1  R A  R B  R (por razones de equilibrio ) P R R 1  . lo que significa que la dilatación térmica no genera solicitaciones. el despla- zamiento será igual para ambos materiales. Como la placa superior es infinitamente rígida. 2. Planteando las ecuaciones de equilibrio tendremos: P1  P2  P Dónde P1 Y P2 son las fuerzas que deben absorber el material 1 y 2 respectivamente. Ahora bien.P1  P1  1   P2   P  2 1   P1 P 1   1   1  1 1   P2  P P 2      1 Fig. aparece una fuerza reactiva que tiende a anular el desplazamiento.11 2 1     2 1    1 /2011 9 . La misma esta formada por dos materiales distintos.

r  10 (2. de espesor de pared e (peque- ño en relación con r). y siendo que c resulta mucho más grande que σc d/2 d/2 p. las tensiones r pueden ser despreciadas sin cometer ma.2 ENVOLVENTES CILÍNDRICAS DE PEQUEÑO ESPESOR Consideremos un tubo de longitud indefinida de radio interior r. la deformación específica circunferencial será: c pr c   (2.12) e En un punto cualquiera del espesor de la pared se e originan dos tensiones normales. y de pe en el bor- de exterior. p d σc yor error. 2. La tensión r Rp alcanza en el borde interno el valor de pi. esta variación no es muy importante. Fig.12 ds  r d d d x  0  Rc cos 2 Rc cos 2 0 d y  0  2 Rc sen 2  Rp  0 (2. Rc Rc r Para deducir el valor que adquiere c consideremos el equilibrio de una faja de envolvente de largo unitario y que desarrolla un arco ds. una radial r y otra cir- cunferencial c. pu- diéndose admitir una distribución uniforme. y sometido a una diferencia de presión. Ambas tensiones varían a lo largo del es. entre el interior y el exterior. p.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO 2. r pesor e de la pared según leyes determinadas. p La tensión c varía entre el borde interno de la pa- red y el externo. pero por ser el espesor e muy pequeño en relación al radio.13) d d sen  Rc   c e 1 Rp  p ds  p r d 2 2 d pr 2 ce  p r d  0   c  2 e De acuerdo con la ley de Hooke.14) E Ee El aumento de longitud del desarrollo de la sección del conducto será: s  2  r  c /2011 10 .

uniformemente distribuida sobre el p p área de la sección transversal del conducto. El estudio de los tubos de paredes gruesas puede encararse a través de los desarrollos realizados por Lamé. Cuando el espesor de los tubos aumentan ya no es po- sible ignorar las tensiones radiales r. y además es necesario considerar la verdadera ley de variación para las tensiones circunferenciales c.16) 2 r e 2 e 2 Como consecuencia de la tracción longitu- dinal. La existencia p de cierres extremos origina además tensiones lon. de acuer- do con el principio de Saint-Venant.13 r  c   L c L  2   r  1   c (2.17)  2 Recientemente hemos estudiado el problema relativo a tubo de paredes delgadas para lo cual hemos hecho algunas hipótesis simplificativas. p La fuerza resultante sobre los extremos es: R  p r 2 El área de la sección transversal del con- ducto puede tomarse aproximadamente como: c L L L  2 r e p  r2 p r c  c Luego:  L    (2. R R gitudinales L. las expresiones anteriores serán válidas para secciones alejadas de los extremos. y puede consultarse la bibliografía que se cita al final del último capítulo. /2011 11 . el radio sufre una contracción debido al co- eficiente de Poisson: Fig.15) r r Si el cilindro se encuentra cerrado en sus extremos.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO A este aumento de longitud de circunferencia corresponde un aumento del radio: s r   r c 2 Con lo que la correspondiente deformación específica radial será: r  r   r c  c  r  c (2. 2.

ya que el estado tensional real Q suele ser muy complicado.1 Conceptos generales Según hemos visto en el capítulo I al definir tensión. . Fig. d El problema de corte puro se presenta cuando en una sec- ción de una pieza actúa exclusivamente un esfuerzo de corte.3. la aproxi- mación introducida debe ser tenida en cuenta en la elección del adecuado coeficiente de seguridad. Uniones con remaches. al cual denominaremos  “tensión tangencial”.18 debe solo considerarse como representativa del valor me- dio de las tensiones tangenciales. 2. /2011 12 . para facilitar el cálculo.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO 2. etc. ya que el efecto de flexión es despreciable (fig. por razones de equilibrio deberá ocurrir: Q Q    d    d       (2. ahora vamos a tratar otros donde solamente aparecen tensiones tangenciales. soldadu- ra.16). sin embargo. Punzonamiento. por ejemplo. Por otro lado. .3 SOLICITACIÓN POR CORTE PURO 2. Las hipótesis anteriores son aceptadas en algunos casos como veremos a continuación. El corte en una plancha metálica mediante el empleo de una cizalla. 2. y que las mismas se distribuyen uniformemen- te. .15 En los siguientes casos podemos admi- tir esfuerzos de corte puro: Fig. bulones. pernos. por lo que la fórmula 2. 2.16 . Fig. la suposición de que estas son constantes es irreal. la perfora- ción de hojas. 2. Así como ya vimos algunos problemas en los que se in-  volucró la presencia de tensiones normales. Luego. el vector tensión total puede descomponerse en un vector normal a la sección y en uno yacente en la misma.18)    Antes de continuar debemos aclarar que la hipótesis anterior es correcta en cuanto a suponer que el esfuerzo de corte genera tensiones tangenciales. Vigas de muy pequeña luz donde la rotura se produce por corte puro. En este caso puede suponerse que solamente se desarrollan tensio.14 nes tangenciales.

hasta ciertos límites de solicita- ción. podemos decir que.22) 2 2 G 2 l /2011 13 . . De si está combinado o no con otras solicitaciones  . Del tipo de elemento de que se trate. como consecuencia del esfuerzo Q. Q h   tg   (2.2 Deformación por corte.18 2 2 G 2 Si deseamos obtener el valor de la energía de deformación debemos multiplicar estas expre- siones por el volumen del elemento. en forma análoga a lo estudiado para el caso de tensiones normales. Los ensayos demuestran que en el caso de muchos materiales. energía de deformación Si en una pieza que está sometida a un esfuerzo de  h corte puro consideramos una tajada de longitud l. u Si el material se encuentra en el período elástico lineal.21) Fig.20) Dónde G recibe el nombre de módulo de elasticidad transversal.. La ley anterior resulta ser la ley de Hooke para el caso de tensiones tangenciales. se verifica una relación lineal entre las tensiones tangenciales y las deformaciones angulares. 1 1 1 u dv  u  l     l  (   ) (  l)  Q h 2 2 2 1 1 Q 2 l 1  G h 2 U Q h   (2.3. 2. Acero G  810 tn/cm2 Hormigón G  83 tn/cm2 El valor de la tensión tangencial admisible (adm) no es único para cada material. En cuanto a la energía específica de deformación.19) l l El ángulo  se denomina “ deformación angular o Fig. Los valores de G dependen del material. compro- Q baremos que las dos secciones que la definen se desplazan una distancia h. tenemos:   2 1 1  1 u   G 2 (2. sino que de- pende de varios factores:  . De la forma en que se manifiesta el esfuerzo de corte dentro de la pieza.17 ángulo de distorsión ”. la misma puede calcularse como el área que encierra el diagrama  . 2.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO 2. Esta relación puede expresarse de la siguiente manera: G  (2.

el momento tordente produce un esfuerzo de corte Q en el plano medio de la chaveta. deberá verificarse: P P     adm  neta e a . Luego de e- legidos los bulones. 2. o viceversa. y que el eje gira a una velocidad angular . e diante remaches o bulones. el mo.20 4 Eligiendo el diámetro d puede determinarse la cantidad n de bulones.3. b) Ejemplo 2 Dimensionamiento de la unión del esquema me.3 Aplicaciones al cálculo de elementos de unión chaveta a) Ejemplo 1 polea Dimensionamiento de la chaveta de unión entre un eje y una polea r Q Q    adm  ab eje ab  adm Fig.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO 2. las verificaciones que hemos hecho no son las únicas que deben realizarse para completar el cálculo. a o b. dado que tenemos un esfuerzo de tracción. e P Si llamamos n a la cantidad de bulones a colocar: P P P1  n a P P1 P  d2 P P      n    d2 adm 4 adm n Fig. 2. Por otro lado. pero el estudio de las mismas escapa a los alcances de este curso. /2011 14 . Q Q mento tordente originado se calcula como: b P MT   a Al querer arrastrar el eje a la polea. se puede obtener la otra.19 Consideremos que el motor que mueve al eje tiene una potencia P.d  En cuanto a la cantidad de bulones o remaches y diámetro a adoptar existen condiciones regla- mentarias a respetar. Q MT MT P Por equilibrio: Q   r r r P ab  r  adm Adoptamos una de las dos medidas.

Costura lateral b P Fig. el área de la sección peligrosa de una costura frontal es: b x 0. /2011 15 . Oportunamente en otras asignaturas se profundizará el estudio para los tipos de uniones más fre- cuentes.adm.7 k. 2.0. Tadm lateral = (L. la carga admisible correspondiente a la costura serán: Tadm frontal = (b 0. será necesario que la resistencia total admi- sible de la costura no sea inferior a la fuerza que actúa sobre la junta.adm.21 está representada una junta soldada de dos planchuelas. el cateto es igual al espesor de las planchas.7k e e P k P b k c Al calcular las soldaduras en ángulo. unidas por cordones de soldadura.7 k). siendo k el cateto de la costu- ra.)  P Con los ejemplos anteriores se ha pretendido hacer una ejercitación del problema de corte pu- ro. Es obvio que para conseguir una junta resistente. En el plano representado en la figura.7 k). Es decir: (2 Tadm frontal + 2 Tadm lat. Las tensio- nes tangenciales se consideran distribuidas uniformemente en el área de la sección peligrosa. Tenien- do en cuenta esta hipótesis.21 P l Costura frontal a 0. Se trata de soldaduras en ángulo compuestas por dos cordones laterales y dos frontales. se considera que la sección peligrosa de la costura co- incide con el plano de la bisectriz del ángulo recto ABC.ESTABILIDAD II CAPITULO II: SOLICITACIÓN NORMAL Y CORTE PURO c) Ejemplo 3 En la figura 2. Así pues.7 k y el de una costura lateral es: l x 0.