You are on page 1of 6

SCIO. Revista de Filosofía, n.

º 9, Noviembre de 2013, 147-153, ISSN: 1887-9853

M. Heidegger (2014). Problemas fundamentales de la Fenomeno-
logía (1919-1920). Madrid: Alianza Editorial

Alfredo Estevea

El presente libro se corresponde con teriza por un abrirse hueco entre las grandes
un curso impartido por Martin Heidegger corrientes filosóficas tanto clásicas como
entre los años 1919 y 1920. Su elabora- contemporáneas. La actitud que muestra
ción ha sido posible gracias a los apuntes ante la filosofía en general y la metafísica en
tomados por uno de sus alumnos, Oskar particular es de crítica o rechazo, desafiante
Becker, así como a notas del propio autor. en ocasiones. El motivo que aduce estriba
Se trata de un libro de indudable interés en que, por su propio modo de ejercerse, no
–sobre todo para los estudiosos del filóso- habían tocado lo que según él es la cuestión
fo alemán– por dos motivos principales. El radical. Radicalidad a la que se encuentra
primero, porque en él ya se percibe cómo más cercana la fenomenología, sin duda.
el joven Heidegger, distanciándose de la Recordemos que la fenomenología nacía
fenomenología husserliana, empieza a dar de las manos de Husserl con una pretensión
forma a un pensamiento propio. Y el segun- de fundamentación profunda, motivada
do, en línea con este, porque se aprecian ya por una necesidad de devolver a los pro-
conceptos fundamentales de lo que será su blemas filosóficos un rigor que si bien, en
pensamiento maduro: mundo de la vida, teoría, se ponía de manifiesto en las ciencias
dasein, acontecer, manifestación, facticidad, positivas, no dejaba de echarse de menos
comprensión… aunque en general esbo- en el pensar especulativo. Si se criticaba a
zados todavía de manera un tanto difusa e la filosofía clásica de encontrarse alejada de
incipiente. la realidad, ocupada en pensamientos abs-
Tal y como se pone de manifiesto en las tractos que poco tenían que ver con los he-
primeras páginas, su pensamiento se carac- chos y con las cosas, el conocido lema de la

a
Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”. Facultad de Filosofía. Calle Guillem de Castro, 94.
46001. Valencia. España.
E-mail: alfredo.esteve@ucv.es

La cuestión era pacio del filosofar frente a toda servidumbre cómo había que hacer para alcanzar lo obje- psicológica o científica”. en cuanto a sí misma. n. es el mejor modo de “hacer plena claridad reflexiva sobre sus propios fenomenología” y de comprenderse como descubrimientos. por ejemplo. No se trata tanto de pensar cómo ha- sentido y su total alcance”. sobre todo en los dos aspectos que subjetividad del psicologismo sino la ob- Zubiri destaca en el “Prólogo a la traduc. el segundo –a mi modo ferencia a su objeto de estudio sino también de ver– es inconcuso. era su método. E incluso a su entender. Ni siquiera el padre de la nombre es «secundario»”. Noviembre de 2013. camente. to es de dudoso cumplimiento. tivo sin caer en errores del pasado. nes realizadas por Husserl. hacia la descriptiva. el de “aprehender el contenido de cual hay que estudiar todas las investigacio- las cosas”. Y esto es a lo que se SCIO. De hecho ción inglesa” de Naturaleza. a sí misma. cer fenomenología. Su propia manifestación. Si el primer aspec. llevando a cabo la tarea para se de los antiguos hábitos de pensamiento la que ha sido pensada. Revista de Filosofía. Pero ejerciéndose que inevitablemente arrastraba. 147-153. Historia. tal de la fenomenología es ella misma y para Y esto es algo en lo que también coincidía sí misma”. por salir de lo psíquico para fijar la atención Nuestro autor entendía que la feno- nuevamente en las cosas mismas mediante menología podía dar más de sí para aten- un giro desde la psicología asociacionista der cuestiones tales como. La repercusión de este “cómo lo «en sí» de la objetividad puede giro en el siglo XX es de indudable impor. en el tuaciones o en labores ajenas a su espíritu. en dicha introducción ya realizarla fácticamente. segundo volumen de las Investigaciones ló. ISSN: 1887-9853 . ejerciéndose. su pro- Consecuencia de ello fue que “no tuviera pia andadura. como de comenzar a gún Heidegger. El modo adecuado de ejercerse no es sino gicas (1901) Husserl no pudo desprender. sino fenomenológi- incluso él mismo –Husserl– denunciaba. su principal problema. sobre su pleno tal. “el más ración del solipsismo idealista. sí misma no puede detenerse en concep- ción. venir a representación”. esto es. enfatizando no la tancia. y segundo. el de “abrir el libre es. Ya en la primera pá- A pesar de que las reflexiones de otros gina lo deja bien patente: si quiere ser fiel autores fueran en la misma línea de supe. pues no está La radicalidad de la fenomenología a la tan claro que efectivamente Husserl volviera que apela Heidegger destaca no solo en re- a las cosas mismas. De hecho y se.º 9. jetividad de lo no subjetivo. fenomenología fue capaz de leer todas las Y si la fenomenología ha de ser fiel a posibilidades implícitas en su propia crea. no se puede originario y definitivo problema fundamen- dudar de la relevancia de la fenomenología. hábitos que no de cualquier modo. a sus preten- preciso ir todavía más allá de lo que fue el siones… hasta el punto de que incluso “el propio Husserl.148 Crítica de libros fenomenología manifestaba claramente sus se encontraban vestigios que apuntaban a intenciones: a las cosas mismas. Husserl – direcciones que nada tenían que ver con la apoyado sobre todo en Brentano– se esforzó psicología descriptiva. Dios: –insiste Heidegger– esta es la clave desde la primero. Lo importante es la fidelidad a nuestro autor. a su significado. Tal y como comenta Heidegger.

neopositivista. No se trata tanto de describirla como de co- Heidegger observa que al modificar el nocerla en su efectuación. el mé. Revista de Filosofía. Es menester despojar. de todo aquello que pueda influirnos de la somos”. su propio origen. etc. Porque la vida no preestablecido. atender simplemente a lo que hay. “pero ése lo que es que acercarse a ella con un plan es un juicio arbitrario”. ¿Cómo es planteado el curso? Dividido siste exactamente? Lo fáctico es entendido en dos grandes secciones. Noviembre de 2013. Es diferente dejar a la realidad ser una mera “opinión personal”. Es preciso de manera nueva y primeriza a lo que acon. Consecuentemente. que habrá que hacer es «una concepción lista. No es admirable el esfuerzo que realiza durante se trata de crear una nueva escuela. “la vida fáctica en su fac- Es un mero constatar. radical… fenomenológico. No hay que buscar explicaciones. da. nosotros lo más cercano: nosotros mismos cio. Porque esto es lo más nítida de los conceptos fundamenta- que echa de menos Heidegger: una aproxi. Heidegger: Problemas fundamentales de la Fenomenología (1919-1920) 149 dedica Heidegger durante todas las sesiones mación fenomenológica a la realidad. existencial. ISSN: 1887-9853 . pero él se plantea si no estudiar científicamente la vida? Estamos es al contrario. tinta índole a los tratados clásicamente. es para se. sino primer resultado de la constatación fáctica. si el método Este es el objetivo que se propone en que emplear o los problemas por resolver. a lo dado. nada más. en el surgir desde método surgen cuestiones filosóficas nuevas. de todo prejui.M. como vida. o de sus clases para transmitir este modo diferen.). La primera tiene por el filósofo alemán como aquello que que ver con el análisis de la vida como ám- simplemente acontece. ¿En qué con. su riqueza de relaciones. Indepen. denomina constatación fáctica. aparente paradoja: ¿cómo poder manera de trabajar. aproximación radical y originaria desde la dientemente de que se esté más o menos de que los problemas que surgen sean de dis- acuerdo con el pensamiento heideggeriano. tiene por qué ser algo vago o caótico. Lo podrían tratar desde otros enfoques (idea. les» desde un enfoque fáctico. el que conocimiento no es una verdad universal propicia que surjan unos problemas en vez y fácilmente comunicable no pasa de ser de otros. “sino todo fenomenológico pondrá sobre la mesa que se la comprende como algo significa- una serie de cuestiones que difícilmente se tivo que se expresa de forma concreta”. acostumbrados a pensar que cuando un el modo de enfrentarse a la realidad. dar una nueva solución a los problemas de te de entender la filosofía y de ejercerla. suprimir su vitalidad al intentar apresarla. pues. Se trata de limpiar nuestra mente para nocimiento sino subiéndose a ella. sino de afrontar la filosofía de un Al método fenomenológico también lo modo diferente. de toda tradición. estudiarla pero no como un objeto de co- tece. n. La cuestión es cómo acercarse alguna manera y que nos impida acercarnos a ella con todo su sentido vivo.º 9. una del curso: a hacer fenomenología. la segunda sección: un análisis de la feno- Tradicionalmente se ha pensado que son los menología como ciencia del origen de la problemas los que han motivado una cierta vida en sí. si no es el método de trabajo. 147-153. siempre. Y se pregunta qué es primero. Efectivamente. evitando observar lo obvio que hay y que nos circun. ticidad. que se da en una bito originario de la fenomenología. SCIO.

que sin salir de lo fáctico nos dad para un sí-mismo histórico. ese mundo del sí-mismo. Esto genera un vancia que los otros. a saber: con esta toma en cada uno de nosotros que hace que se de consciencia la pura vida fáctica se ve al- den de modo distinto: los mismos conteni. que no es otro que “una comprensión del Cuando algo se manifiesta fácticamente en origen que toma su punto de partida de las la vida de un sí-mismo. Y vida viva ya no vive según ese nexo vital que en estos cómo no hay estrictamente ningún la toma de consciencia tan solo destaca. cia fáctica que supone la toma de conoci- SCIO. ya contenido quiditativo. una cosei. no está hablando de abstracciones. terada –“reprimida” dirá Heidegger– pues la dos se pueden dar según diversos cómo. ¿qué nos queda? filosofía es conocimiento y que por ende su Su cómo. 147-153. ISSN: 1887-9853 . pero sin llegar a la objeti- vida fáctica. hacer como que la experien- aquello que se manifiesta a ese sí-mismo. con. Revista de Filosofía. un “fingir que En esta experiencia. según Heidegger: “que la mos cualquier contenido. vemos que vación científica: es el cómo de la significa- lo que en ella se manifiesta tiene un deter. permite ir más allá de lo cotidiano sin caer Hay. libres de prejuicios. Lo que del sí-mismo. vital concreta. cimiento que se eleva sobre la vida fáctica Y si nos acercamos reflexivamente a la puramente vital. es la comprensión. Lo que acontece en la vida lo hace ve “agudizada”. Porque en de. hay algo que se la experiencia fáctica no opera de ningún manifiesta a un sí-mismo y un cómo de modo”.150 Crítica de libros Este y no otro es el gran paso que ha dado en ambos momentos hay un elemento co- la filosofía contemporánea de la mano de mún: el mundo del sí-mismo. propiciada por su historia. por lo tanto. Noviembre de 2013. cuentra en ese momento en una situación finitiva esto es la fenomenología para Hei. La degger: la “ciencia absoluta del origen de la significatividad de ese hecho experienciado vida en y para sí”. hechos fácticos que se dan fácticamente. Sin embargo. se modal. precisan una que depende de la situación vital actual de acreditación intuitiva”. Porque Heidegger De esta manera la comprensión filosó. hay algo problema muy grave. vido ahora es presentizado. sino de fico-fenomenológica alcanzará su objetivo. n. Ello implica minado contenido. una quididad. ción histórica. Heidegger realiza aquí –a mi modo de tenido modal aprehendido desde el mundo ver– un salto poco fenomenológico.º 9. sino un contenido que se ve alterada en ese mismo destacar. Ya no estamos en el ámbi- científico que en su objetividad destruye lo to de las certezas absolutas. este sí-mismo se en- figuras concretas de la vida”. sino en el de las vital. significatividad nexo expresivo. propone es una simulación. Si suprimi- la fenomenología. una toma de cono- en lo científico. según el cual el nexo dad. ¿Qué hacer entonces? con un determinado contenido modal. sus conceptos. esto es. su significatividad. contenidos que tomados en sí mismos de significado que antes era meramente vi- ninguno ha de tener mayor o menor rele. Entre un modo de vida fácticamente está en función del momento cotidiano que en su vitalidad no se plantea histórico vital del sí-mismo en el que se da cuestiones filosóficas y un modo de vida tal comprensión. cabe uno intermedio: es el modo de convicciones vivas en forma de significativi- vida reflexivo. un cambio de actitud.

sencillamente. nándolas a su facticidad. En términos zubirianos se puede decir de manera que ese tomar en conocimiento que lo humano comienza cuando se rompe se torna lo más vivo posible –quizá narrati. se podría decir también que el modo de vida Se dan momentos con los que no podemos científico se da en la facticidad de la vida?. situado a medio camino entre lo dicha facticidad no se ha de tomar en co- fáctico y lo científico. Heidegger: Problemas fundamentales de la Fenomenología (1919-1920) 151 miento se “disuelve” en la pura vida viva en cientes de que no se puede permanecer en la que cobra sentido tal experiencia fáctica. donde parece La fenomenología es una filosofía ubica- que el ser humano alcanza su autenticidad da en esta nueva dimensión: la vital. él. debilitándose la intuición ori- Este es un problema común en el si. ¿no vida fáctica se den en su mera facticidad. Si tomar en conocimiento permanece en ese estado primario –no pue- supone una represión de la vitalidad de la de hacerlo– sino que precisa tomar cierto experiencia fáctica. Pues bien. Siguiendo el mismo razonamiento. nos en ese ámbito pre-lógico o pre-reflexivo. esa compacidad primaria. que tores. abando- grar que nos sustraigamos de ello? ¿Por qué. si lo reflexivo existiendo porque tales fases momentáneas pertenece al ámbito de lo fáctico. represión sea lo mínima posible. se da en el ámbito de nocimiento tal nexo de significatividad. Nos dice que el modo de vida na pura facticidad. pero la relación vital entre ellos sigue lo reflexivo? Por otro lado. ¿cómo?. El temor de Heidegger es que dicha toma de A mi modo de ver. etc. se lo fáctico en tanto que es un hecho que el pierde su posibilidad de cumplimiento. La cuestión es cómo mover. El ser humano no vo– sin afectarla. Su humanidad se fundamenta estrictamente acompañando a la vida (yendo-con ella). siendo conscientes de este riesgo. ese estado primario conocimiento pueda afectar a la facticidad tiene que ver con lo que Heidegger denomi- de lo fáctico. ISSN: 1887-9853 . Bergson cuando trata de por su marcado carácter universal se han aunar lo instintivo y lo inteligente. de- ser humano reflexiona. se trata de hacer que esa distanciamiento desde el cual hacer su vida.º 9. jando que las fases momentáneas de la pura llo. Por ejemplo. lo único que que algo perteneciente a lo fáctico puede lo. no de un pseudo- Se aspira a ese momento originario cons. se suspende es su nexo de sentido. porque pero donde estrictamente no puede perma. “oda filosofía auténtica nace de la necesidad necer porque… ¡tiene una vida que hacer! de plenitud de la vida. 147-153. operar para encontrar un nexo de significati- ¿por qué lo científico es menos fáctico que vidad. Noviembre de 2013.. lo científico solidifica lo vital atolladero sin caer en la coseidad solidifica- y existe el riesgo de que lo reflexivo lo haga dora? Aquí es donde ha caído la filosofía también? tantas veces. ticas. n. o Zam. problema epistemológico o de una pregun- SCIO. conceptuaciones científicas. ¿cómo es se siguen dando fácticamente. ruptura que le dota de liber- ¿Hasta qué punto es legítimo este salto? tad a diferencia del resto de seres vivos. problema que encaran diversos au. pura vitalidad (o facticidad). en esa ruptura. ginaria para dar paso a agudizaciones temá- glo XX. pensado más importantes que la propia in- brano cuando hace lo propio con lo poético tuición originaria.M. ta da respuesta Heidegger. Si para permanecer en reflexivo. a esta pregun- y lo filosófico. Revista de Filosofía. Pero no es tan senci. ¿Cómo salir de este en definitiva.

lejos de la solidifica. pero de ponernos sobre aviso de errores del pasa. Apoyarse en conceptos lábiles –como No hay más remedio que utilizar concep. ¿Qué salida le queda. pues ción. en la facticidad. A mi juicio. un acer- de ser comprendida. de la comprensión. etc. él califica– solo puede salvarse mediante tos. Noviembre de 2013. vivos. histórica. como manifestación susceptible eche de menos un paso más allá. ISSN: 1887-9853 . pero en este caso y desde la la ontologización (siete años después pu- consciencia del riesgo. como dándose el fenómeno primario es la comprensión en el mundo del sí-mismo. pues? La ontolo- tido. en un ámbito que no es sino el que critica: ciones. Hasta el sí-mismo está camiento a lo vital diverso. Para el filósofo alemán lugar sino como efectuación. nexos de significatividad.. SCIO. La cuestión es si no ción los conceptos deben apuntar a ámbi. blicará Ser y tiempo). en la misma si. Quizá pasa por entender lo fáctico mismo como su radicalidad no sea tan radical. ¿acaso no se puede caer así en tratan de hechos fácticos. Heidegger es consciente de que la toma –como nos dice– para poder dar una solu- de conocimiento supone una desviación de ción satisfactoria? Es cierto que apela a otro la pura facticidad. ontologiza elementos de difícil ontologiza- tos de significación. ¿Cómo hacer. sino de comprender vida. apoyarse demasiado en una conceptuación Heidegger lo hará desde un esquema her. n. 147-153. en su pretensión de dar la nexos de sentido. que impide ese otro modo de acercarse a lo menéutico. pero sin acabar de salir de vida. los propios esquemas que critica. pero ¿logra salir del ser humano no puede sino realizar esa toma pozo al que nos aboca el conceptualismo? de conocimiento para vivir su vida con sen. el comparecer de las manifesta. ideas. no como algo que meramente tenga el de lo conceptual. pero también de que el modo de hacer filosofía. con lo real de distinta índole. ¿es suficiente con ser conscientes del riesgo do. una intimación expresado en la situación. Se trata de buscar el ser solución al problema Heidegger se queda de la vida. no formales. Es la vida fác.152 Crítica de libros ta ética fundamental”. vital y que a menudo ha provocado cierta La fenomenología es la encargada. Heidegger un relato científico (historicismo) sino se queda en una descripción existencial de como un acompañar a la facticidad de la lo que acontece. nexos expresivos. dinamice el esquema conceptivo? Tiene ra- tuación actual. pues. apelando a dad de lo fáctico para encontrar su origen una ontología de difícil legitimación. dinámicos. Si bien Husserl se zón en su crítica a la filosofía tradicional por movía en un esquema reflexivo-descriptivo. y que este comprende desde su si. Además.º 9. proyección de conceptos en la realidad. Revista de Filosofía. Su errores similares a los del pasado?. para comprender. como viviendo. Quizá se expresión. ¿por qué carácter histórico no es considerado como antes sí y ahora no? A mi juicio. Por ello no se trata tuación en que comparece el mundo de la de conocer objetos. aunque se sí-mismo. pues? gía. del mundo desde una hermenéutica de la tica como factum. El único modo de superar la factici. Ahora bien: ¿se puede alcanzar que comparecen diversas manifestaciones la radicalidad que anhela en el ámbito de que conllevan una significatividad para mi la reflexión.