You are on page 1of 15

10º CONGRESO REDCOM

“Conectados, Hipersegmentados y Desinformados en la Era de la Globalización”
Salta 4, 5 y 6 de setiembre de 2008
UNIVERSIDAD CATOLICA DE SALTA
Facultad de Artes y Ciencias

LA REALIDAD, LOS MEDIOS Y LA SOCIEDAD
EN LA POSMODERNIDAD.
UNA REFLEXIÓN DESDE JEAN BAUDRILLARD

Eje temático: 6. Matrices Teóricas para la Investigación en Comunicación
Mesa seleccionada: 6.4 Estudios Críticos
Título de la ponencia: “La realidad, los medios y la sociedad en la posmodernidad”. Una re-
flexión desde Jean Baudrillard.”
Docente Expositor: Lic. Arturo Arroyo E-mail: pasoapaso19@yahoo.com.ar
Cargo y Universidad de procedencia: Lic. En Comunicación Social. Centro de Estudios avanzados
Universidad Nacional de Córdoba.

Resumen:
En la siguiente reflexión nos introduciremos en el pensamiento de Jean Baudrillard. Hemos
elegido este autor debido a su amplitud conceptual. En sus teorizaciones sobre los medios o la socie-
dad se mezclan varias ideas provenientes de diversos campos. Esto además en conjunto con un estilo
de escritura y expresión desbordante, ácida y corrosiva, el cual tampoco es fruto de la casualidad
sino que mantiene una clara coherencia con lo que su obra intenta denunciar y combatir. En princi-
pio, comenzaremos haciendo una referencia a la crítica a la concepción de lo real que efectúa el
autor, que nos parece fundamental para entender el desarrollo de su obra. Esta crítica se encuentra
asentada tanto en una postura filosófica como en un diagnóstico de la historia del concepto nombra-
do. Luego, veremos cómo enfoca ese concepto de real en la época actual, para lo cual abordaremos
las ideas de modelo y simulacro. Finalmente, veremos cómo detrás de todo ese marco teórico se
entienden la comunicación, los medios masivos (especialmente la televisión), la sociedad actual y la
implícita intención del autor de participar a su manera y con sus objetivos en lo que se conoce como
teoría crítica.

LA REALIDAD, LOS MEDIOS Y LA SOCIEDAD
EN LA POSMODERNIDAD.
UNA REFLEXIÓN DESDE JEAN BAUDRILLARD

I

El principio que ordena y trasciende culturalmente la pre-modernidad y la mo-
dernidad misma es el de lo real. Un principio que viene dado como un regalo del huma-

1

Fue en las ciencias humanas y sociales don- de encontró reticencias y donde se favorece la emergencia de un espíritu fuertemente denegatorio del positivismo. ¿El problema de la caída de lo real es adjudicable entonces a la debilidad del pa- radigma positivista? No exclusivamente. terminó cayendo cuando su extensión y tamaño lo hacen incontrolable. de lo cuantificable. Pero en la posmodernidad. desapercibido y deseado quizás en los mejores sueños de diversos esquemas de conocimiento anteriores como la teología o la filosofía. Sin embargo. de lo aprehensible. ese principio de lo real se termina. que pone en jaque el proyecto civilizatorio expansivo que el mismo occidente modernista en su concepción de racionalidad planeaba. de lo definible. Puso en peligro su legitimidad imperante y.no a la realidad misma. este paradigma en la posmodernidad entra fuertemente en crisis. de- be quedar fuera del análisis. Esto sucede porque los esquemas de poder sobre los que esta construida la 2 . de lo predecible. En la modernidad. siempre fueron dependientes de la voluntad del interlocutor de dar sus supuestos metafísicos como válidos. El positivismo goza en la modernidad de un aval que tanto la filosofía como la teología anteriormente compartían en un disonante acompañar mutuo. Estas dos. Por el contrario. a esa realidad que pretende instaurar o. obedece a la lógica de desarrollo epistemológico del método positivista de concepción de las ciencias. de forma tal que la ciencia positivista se ubica en un lugar central. la ciencia positiva apela a la facticidad del hecho (redundancia que marca el carácter repetitivo del esquema de saber en cuestión) para poder demostrar su validez intrínseca como el mejor de los métodos posibles para aprehender la dinámica de la realidad circundante. El positivismo es el que instala ese orden de lo real. en el mejor de los casos. la realidad. Esa intención de algunos de ser más positivos que el positivismo mismo (¿Hiperpositi- vismo?) y llevarlo a las ciencias humanas con el objetivo de establecer también en ellas un principio de realidad sacó al paradigma del terreno donde estaba más cómodo. Con el triunfo contundente de las ciencias de la naturaleza en los órdenes de la legitimación del saber ocurre una aceptación sin cuestionamientos del positivismo. Ante la crisis del método. es ciencia ficción y locura. de lo ordenable. quizás involuntariamente. El positivismo como paradigma epistemológi- co dominante tuvo. El mismo desarrollo de la civilización occidental puso en jaque el mentado mé- todo. como principio ordenador. una aplicación extensiva a diversos cam- pos que salían de los supuestos básicos que envolvían a las ciencias naturales y exactas. la civilización no ha renegado ni cambiado su funcio- namiento. Y todo lo demás es metafísica. buscándolos en su corazón o en su razonamien- to. como todo imperio. construir.

Pero en éste. 10 3 . violento e hipnótico. hay una diferencia sustancial. son estas sociedades del espectáculo herederas de toda la debilidad del proyecto filosófico occidental. Es decir. Una revelación o la instrucción de un iluminado debían posibilitarnos el acceso a dicha instancia. Ap 19. pues. II Desde la óptica de Baudrillard existe una construcción histórica y contextual de la conceptualización de lo real. Texto íntegro en castellano de La sociètè du spectacle. Champ Libre. En una primera etapa (desde el Renacimiento hasta la Revolución Industrial). 34. Lo que Baudrillard cuestiona es la existencia misma de lo real. 1967. la realidad estaba dada y debía descubrirse. La anterior etapa 1 “El espectáculo es el heredero de toda la debilidad del proyecto filosófico occidental que fue una com- prensión de la actividad dominada por las categorías del ver.” Debord.1 En base a lo planteado por Debord sobre la tendencia a la primacía del símbolo por sobre lo material. no es denegado. al punto que acordamos con Guy De- bord que en estas sociedades del espectáculo es donde se nota la caída del principio de lo real.” Ídem. la construcción de lo real fue hecha en base a contraponerla con la falsedad. de la misma forma que se funda sobre el despliegue incesante de la racionalidad técnica precisa que parte de este pensamiento. la realidad se produce. siglo XIX). autónomo. Este autor va a influenciar e inspirar al autor que nos va a ocupar en el trabajo. Ap. Debord plantea que la realidad puede con- trarrestar esa reproductibilidad ya que su origen esta en la forma de reproducción del sistema capitalista2.htm 2 “El espectáculo es el capital en un grado tal de acumulación que se transforma en imagen. en una situación más crítica.sindominio. lo real queda. 7. Ver http://www. En su evolución. Guy “La sociedad del espectáculo”. traducción de Maldeojo para el Archivo Situacionista Hispano (1998). Debord expuso en su concepto de la sociedad del espectáculo una tendencia que ya era palpable a finales de los ´60: el mundo simbólico tenía un grado de reproducción incontrolable. La sociedad del espectáculo para el citado autor era la forma de describir las sociedades seducidas y fascinadas perversamente por la lógica consumista del capitalismo avanzado. El sistema capitalista existe. Pero aun así.net/ash/espect.civilización siempre trascendieron al método y también porque la maquinaria burocráti- ca-tecnócrata-masificante instalada se desarrolló a una velocidad y de una forma incon- trolable. En una segunda etapa (período industrial. la civilización occidental corrió su eje al fanatismo hacia el símbolo de forma desbocada y denegatoria de los históricos conceptos de lo real que la misma modernidad en sus inicios reivindicaba. p. p. Baudrillard.

ni de las fuerzas productivas sino más bien del modelo que precede a lo real. y como tales factores reales ejerciendo a su vez una real acción deformante. si el modelo es la conceptualización de la realidad que even- 3 “La ideología es la base del pensamiento de una sociedad de clases en el curso conflictual de la historia. Para De- bord. En este aspecto.3 Es decir. Pero Debord en ningún momento habla del fin de lo real. Por su parte. su apuesta es a denunciar al mecanismo enajenante propio del capitalismo moderno: las sociedades del espectáculo. sino de ocultar que la realidad ya no es la realidad y. entonces el modelo (o la modelización) vendría dado naturalmente. Baudrillard sube la apuesta y directamente niega lo real. Ap. pues no hay engaño. al contrario. Para lograr eso. no hay con- ciencia falsa.suponía cierto juicio crítico sobre la humanidad. 212. sobre todo. en esta etapa el mundo y la naturaleza que lo constituyen son moldeados por la técnica de forma tal que la realidad viene de- terminada por esta misma lógica de producción y mecanización de la vida. sino la conciencia deformada de las realida- des. como hemos dicho. 30 Ed. Los hechos ideológicos no han sido jamás simples quimeras. encargado de ordenar un discurso sobre lo real que deberá ser funcional al es- quema ideológico que lo auspicia. En cambio. la construcción de lo real debe estar basada en el modelo que la precede. Barcelona. Nos parece que existe una parte del concepto que no esta muy clara. la conceptualización de lo real que producía la dicotomía verdade- ro/falso instaurada alrededor de las verdades inscriptas en la naturaleza (primera etapa) o en la fuerza performativa/disciplinante de la producción económica (segunda etapa) siempre generaba un vector que indicaba lo real. no hay ideología.4 Entonces. con mayor razón la ma- terialización de la ideología que entraña el éxito concreto de la producción económica autonomizada. 73 4 “No se trata de una interpretación falsa de la realidad (la ideología). al menos en los términos que se pensaba.” Ídem. En esta tercera etapa se reemplaza por una conceptualización de lo real que abarque a los antagonistas porque eso es lo más funcional a la ideología dominante. en la cual el modelo es lo que genera la ideología imperante y que va a ser la base. por tanto. 1978.” Baudrillard. La tercera etapa (siglo XX) supone que lo real no deviene ni de la interpretación/interpelación a la naturaleza. Jean “Cultura y simulacro” pág. p. el modelo emerge de la ideología. 4 . la necesidad existencial del ser humano de darle sentido a ésta. el decodi- ficador. Al no haber real. Este concepto de modelo es fundamental en Bau- drillard. de salvar el principio de realidad. confunde prácticamente con la realidad social una ideología que ha podido re- hacer todo lo real según su modelo. Por ende. en la forma del espectáculo. Kairos. ¿De donde sale el modelo para Baudrillard? Si el modelo es la realidad en su sentido más amplio y. consideramos que Baudrillard toma la idea de modelo de Debord.

creemos que Baudrillard se había estado refiriendo a la última acepción. denunciable y rebatible. el Estado. moldeado por el poder. Entonces el modelo se impone y finalmente lo real no existe. claro y con- creto. Si bien. No es diagnosticable. Como forma previa existe el modelo que da cierto orden a los simulacros pero cuya influencia en la construcción de ese real no es absoluta. Esto hace que no haya un referente de origen. según Baudrillard lo real como tal no tiene forma de superar el mode- lo. el mayor enemigo del sistema era lo real. es decir. Ya no participa de ninguna lucha. la simulación logra acaparar de tal forma la conceptualización de la realidad que termina acabando con la misma lógica que sustentaba a la realidad misma. ni denunciable. según Baudrillard. El siste- ma nunca gana o pierde porque nunca pelea con nadie. entonces el modelo tiene como origen el relato cosmovisionario del grupo social al que nos estamos refiriendo. La idea de Debord de hacer una crítica a la sociedad del espectáculo como una mayor sofisticación de una postura crítica hacia el sistema capitalista queda disminuida ante el concepto del fin de lo real de Baudrillard. lo real en la posmodernidad se construye sobre los signos y la interacción impre- decible que se da entre ellos. el sistema es fuerte en el plano simbólico y se trasluce su rédito en la efectividad alienante de sus símbolos. Pero ahora adentrémonos en la idea del simulacro. que eleva la apuesta exclusivamente a favor de lo simbólico co- mo código regente de la tercera etapa. que en la primer etapa era la dialéctica verdadero/falso y en la se- gunda la dialéctica producción/improducción. Pero esa habilidad de lo real. Dada la existencia previa de un modelo. la razón o la clase). en Baudrillard. Podríamos ponerlo así: si en Debord el sistema es fuerte en el plano económico y empieza a traslucirse ese grado alto de ganancia en una imagen. Pues bien. se acaba en la actualidad debido 5 . Con el concepto de simula- cro. el concepto nunca esta lo suficientemente claro. Al no tener un referente de verdad claro (Dios. había sido fun- damental para lo real estar en condiciones de diferenciarse de cualquier intento de simu- lación. por ende se simula. Baudrillard intenta describir la forma que toma la construcción de lo real en la posmodernidad. ni rebatible. Antiguamente.tualmente una cultura o una civilización tienen como válida. pero que aun así es diagnosticable. las cuales en esta tercera etapa fueron sutilmente maleadas para que sean desestimadas como tales y convertidas en discurso ideológico.

Trascendentalizar esto sería. El sistema es en si mismo nihilista. sino de una suplantación de lo real por los signos de lo real. pues parece que en la simulación (dándole todas esas características) se encuentra gran parte de los males que nos aquejan. concepto o teoría es interpretable y que en todas ellas existen verdades relativas. 11 6 “But it is at this point that things become insoluble. por el otro. es decir. su hegemonía se hace mayor y consigue aprisionar y confundir a la imaginación en la más mínima de las simuladas contradic- ciones. the system opposes its own. a través de la interpretación absoluta de todos los juicios y opiniones. A Baudrillard le molesta par- ticularmente que en la simulación posmoderna todo sea interpretable. programática. po- dríamos cuestionarle que él realiza algo que podríamos llamar como una “trascendenta- lización de la interpretación”. La anulación de la dialéctica que genera la interpretación (¿o hiperinterpreta- ción?) de la dialéctica (como si la dialéctica no fuera de por si interpretable e indetermi- nada) es un abuso de las palabras que el mismo Baudrillard justifica basándose en la magnificencia y consistencia del sistema capitalista. otorgar- le mayores poderes que los que tiene y. es decir. es importante señalar que el concepto de Baudrillard es ambicioso y desmedido.al perfeccionamiento de los sistemas de poder y disuasión que utilización al simulacro como su arma más eficaz para impartir su ideología. de la idea (quizás excesivamente superficializada en la posmodernidad) de que todo hecho. en cortocircuito. The system is itself also nihilistic. todas sus peripecias. ni de reiteración. the nihilism of neutralization. including what denies it. Cualquiera diría que Baudrillard acaba de descubrir finalmente un gran enigma de la humanidad. Según él. de una operación de disuasión de todo proceso real por su doble opera- tivo. Incluso ni de parodia. Ocurre que el sistema no puede ser pensado como un productor de indiferencia. describirla como si de la misma se estuviera construyendo un nuevo metarelato. la continuidad y la dialécti- ca. lo cual los vacía y relativiza. de 5 “No se trata ya de imitación. la simulación analizada en sus derivaciones epistemológicas destruye lisa y llanamente la causa y el efecto. los orígenes.” Ídem p. El sistema se hace incuestionable porque llegó a simu- lar el cuestionamiento y de esa forma a anularlo. por un lado. en el sentido de que tiene el 6 . in the sense that it has the power to pour everything. into indifference. el nihilismo de la neutralización. Porque a este activo nihilismo de la radicalidad. el sistema opone el suyo. En todo caso. el sistema viene temido en base a su hegemonía reinante. En todo caso. que ofrece todos los signos de lo real y.5 Desde Baudrillard. es el “nihilismo de la neutralización”6.” (“Pero es en este punto donde las cosas se vuelven insolubles. máquina de índole reproductiva. Because to this active nihilism of radicality. impecable. sino como indiferente el mismo. Y como en todo lo planteado hasta ahora la efectividad del sistema es absoluta.

the totality of the existing architecture of the media founds itself on this latter definition: they are what always prevents response. pág. 163. en la indiferencia. mutual correlation in exchange). incluyendo aquello que lo niega. un receptor pasivo. es necesario ver. por ende. Jean “Simulacra and simulation”.la indiferencia. Ahora. haciendo todos los procesos de intercambios imposibles (excepto en las variadas formas de respuestas simuladas. Los medios. como un espacio recíproco de discurso y de respuesta. Ocurre que Baudrillard ve en los medios la más perfecta solución de los problemas que encuen- tra el modelo o dicho de otra manera el sistema. and thus of a responsibility (not a psychological or moral responsibility. Now. tomado de For a Critique of the Politi- cal Economy of the Sign. Si bien se pueden imaginar diversas maneras en que el sistema puede elaborar la indiferencia como ideología (más aun cuando se le da al sistema una especie de efectividad absoluta). Ellos fabrican no-comunicación –esto es lo que los caracteriza. Esta es la real abstracción de los media. notar y aceptar que el sistema se ha sobrepasado a si mismo en la productividad económica y que su funcionamiento actual reside en la especialización y perfeccionamiento de los métodos de esparcir e imponer tácitamente la ideología. but a personal. 1994. Telos Press. Michigan. 7 “The mass media are anti-mediatory and intransitive. El autor apunta a que los signos constituyen la más pura e ile- poder de verter todo. P.macek. They fabricate non-communication—this is what characterizes them.pdf 7 . ellos mismos están integrados en el proceso de transmisión.”) Baudrillard. además dejando intacta la naturaleza unilateral de la comunica- ción). 280 y 281. según Baudrillard. Saint Louis. deben ser estudiados en términos de forma y no de contenido.” (“Los mass media son anti-mediadores e intransitivos. We must understand communication as something other than the simple transmission-reception of a message (…). correlación mutua en intercambio). Debemos entender la comunicación como algo distinto que la simple transmisión-recepción de un mensaje (…). themselves integrated in the transmission process. making all processes of exchange imposible (except in the various forms of response simulation. la totalidad de la arquitectura existente de los media en si mismos en esta última definición: ellos son los que previenen la respuesta.) Baudrillard. This is the real abstraction of the media. Esta solución es la de la denegación y extinción cultural de la reciprocidad que supone y exige la comunicación.faculty. if one agrees to define communication as an exchange. sino personal. And the system of social control and power is rooted in it. sino más bien ver cómo existen diversos códi- gos simbólicos de producción. 1981 en el New Media Reader.7 En el siglo XX es innecesario seguir pensando el dominio sistémico en la forma de los modos de producción dominante.noctrl. ya que su forma lo que genera es una simulación de comunicación (una no-comunicación) al anular el intercambio y generar. III La relación entre el autor y los medios es problemática en toda su obra. en Baudrillard una de las apuestas más fuertes y que más nos interesan es la de los medios masivos de comunicación y su penetración en la cultura. y además de una responsabilidad (no una responsabilidad psicológica o moral.edu/Courses/MediaCritSyllabusSPR2_files/19-baudrillard-03. thus leaving the unilateral nature of the communication intact). Veamos esto. si uno concuerda en definir comunicación como un intercambio. The University of Michigan Press. Jean “Requiem for the media”. as a reciprocal space of a speech and a response. Ver http://stephen. Y el sistema de control y poder social esta enraizado en esta.

es decir. sino en simulacro. Jean “Cultu- ra y simulacro”. un telos. enfrentamiento. La masa y el anonimato de la superpoblación de las ciudades grandes se retroalimentan del medio y su lógica di- suasiva. 17. La sociedad ha perdido sus anticuerpos. pero no desde una lógica entendible o descifrable sino desde el azar de su funcionamiento caótico.8 El signo se retroa- limenta. crítica. esta es una violencia simbólica inscripta en los mismos.gible forma de dominación. Cuando el signo se asentaba en lo real generaba contradicción. El medio. Se anuló la comunicación. por su parte. Esto ocurre debido al hecho de que los medios generan una superproducción y abundancia de símbolos. es una hiperrealidad del código. que se generan de forma unilateral y se es- parcen en el todo social de manera caótica e indeterminada. no pudiendo trocarse por lo real pero dándose a cambio de sí mismo dentro de un circuito ininterrumpido donde la referencia no existe. Hoy el signo simulado engendra en su propia lógica la realidad y de ella dependemos. en el anonimato. incluyendo aquellos de la revolución. La vida en sociedad ha devenido en la vida en la masa. p.” Baudrillard. no necesita contar con el apoyo de la prueba empírica que lo sustente. El signo deja de ser referente de otra cosa real sino que es referente de si mismo. es decir. un objetivo. pero no fue el contenido de los medios el que hizo tal cosa macabra sino el mismo medio y el mensaje que porta. sus reservas energéticas sociales y políticas para hacer frente a la manipulación obscena de los signos. todo puede venir sabiamente cuestionado. debemos pensar a estos como máquinas disparadoras de sentidos. IV Bajo la mirada de Baudrillard y remitiéndonos a lo estrictamente simbólico y de contenidos más que de forma en los medios. los cuales se encuentran emancipados de lo real. es decir. de tal manera que todo impulso de clarificación o revelación se presenta irrelevante ante la relativización que le puede hacer el libre andar (¿interpretativo?) de los signos (como el libre andar de las mercancías en el credo del neoliberalismo). El medio logró esparcir el signo de la no- comunicación y lo puso de moda. A diferencia de otros auto- res o corrientes que estarían obsesionados por saber cuáles serían los resultados concre- 8 “… no en algo real. 8 . se desarrolla con tal efectividad debido a la inexistencia de una resistencia crítica desde la sociedad que lo interpele. en el hacinamiento de la vida en departamen- tos en edificios planeados como containers de indiferencia y disuasión hiper- efectivizada. en la indiferencia. pues al haberse instalado la lógica del simulacro. pasión.

tos en la sociedad de este tipo de mensajes (sobre todo en lo referido a su efectividad). la multiplicación de signos es rampan- te y violenta. emergente y resultante de esta etapa el fordismo es reem- plazado por el toyotismo. Como referencia. en que existen y lo que intentan difundir. Como ya hemos dicho más arriba. Hay que entender que esa superproducción de símbolos participa de la destruc- ción posmoderna de lo real heredado de la segunda etapa.9 En ese mostrar ab- 9 “… como todo es imagen no hay nada para ser visto. como nosotros. Generalmente se dice que existe obscenidad cuando se muestra una cosa que no se veía antes. Todo debe ser divinizado a través del arte divino de la simbolización. Y cuando los signos se quedan sin temática que los referencie deben ape- lar a significar hasta lo prohibido. en la etapa actual del simulacro tanto el valor de uso como el valor de cambio vienen relativizados al ponerse fin a las limita- ciones que daban lugar a ese real. una de las obsesiones de Baudrillard. la obscenidad es. Por ende. El medio que más puede producir significantes e imágenes es la televisión. Ella se define por el hecho de no haber nada más para ser visto. Sin embargo. En ese ímpetu de convertir a todo objeto de consumo en signo y al mismo tiem- po de convertir todo signo en objeto de consumo. contrariamente. En su opinión. pues de esa otra forma se detendría el incesante apremio de convertir toda materialidad en una mercancía subjeti- va-discursiva para poder ser vendida. lo real venía regulado por la concepción económica de valor que se ajustaba en una diferenciación binárica-dialéctica-crítica como era aquella del valor de uso y del valor de cambio. Hoy. que le termina dando interpretacio- nes muchas veces sorprendentes a los hechos que. 9 . la total transparencia de las imágenes. Eso es la obscenidad. la imagen producida por la TV genera obscenidad ya que al mostrar todo ya no queda nada para ser visto. a Baudrillard le preocupa pensar la lógica que encubre la misma forma en que los medios fueron diseñados. En esa etapa. en la etapa anterior a la del simulacro existe un real construido por el modo de producción. Toda carne debe hacerse verbo y no viceversa. que aparecía delimitado por la utilidad de los bienes producidos. la personalización de los objetos de consumo con- vierte la realidad de una determinación-positiva-objetiva de la economía en una inde- terminación-caótica-subjetiva de la semiótica. en base a lo planteado anteriormente. Tanto él. son construidos como reales. creemos que el medir el impacto de la emisión de un mensaje es una especulación que se agota en su mismo desentendimiento de la complejidad de la semiosis individual que puede hacer una persona frente a un medio y más aun de la complejidad que conlleva el tratar de determinar la inabordable semiosis social.

hay una pornografía total de las cosas. para cumplir el sueño del especialista-científico-positivo en la ciencia social: vivir en una sociedad donde el objeto de estudio no sea impredecible. no rebatir ni cuestionar. lo válido y lo no-válido y esa confusión genera caos y terror. Esa indiferencia esta pensada para desmitificar. Una panta- lla donde aparecen rostros que están lejanos a pesar de su cercanía y ausentes a pesar de su presencia.recae en restaurar la posibilidad de responder. Pues ante tal desorden de los sentidos. P.” (“Lo mismo va para los media: ellos hablan. sólo queda el diverti- mento de ver desde afuera pasar la realidad de simulacro en simulacro. But such a simple possibility presupposes an upheaval in the entire existing structure of the media. la irónica utopía que obsesionaba a Huxley. No hay forma de interpelar a ese otro que sale Donde no hay más escena. the revolution everywhere: the revolution tout court—lies in restoring this possibility of response. es decir. en Zona Erógena Volumen 2. de gobierno en gobierno y de crisis en crisis. El sueño del planificador absoluto. el otro desaparece. donde abandone sus sentimientos. para des- encantar. 10 .10 En todo caso se puede apagar el televisor pero eso significa simplemente dejar de escuchar. Ellos miran y establecen un eje ojo-ojo de mirada fija hacia nosotros es- pectadores. la televi- sión muy particularmente.todo se da sin secreto alguno. Los medios. lo otro desparece. interpelándonos. 33. No hay respuesta posible pues sólo se podrá escuchar y razonar. es decir. donde no hay más una cierta profundidad visual. inherente al desarrollo de los mecanismos de ideologiza- ción del sistema. el ser humano no encuentra la paz interna suficiente como para establecer juicios de valor y entonces. o sea. sus temores.ar 10 “The same goes for the media: they speak. but in such a way as to ex- clude any response anywhere. Pero esa simple posibilidad presupo- ne un trastorno en la entera estructura existente de los media”) Baudrillard. Jean “Requiem for the me- dia”. This is why the only revolution in this domain—indeed. En esa violentización simbólica. el sueño de la denegación de la problematización. inertemente como ocurre mágicamente todo en esta posmo- dernidad desdialectizada. Ver http:// www. decide refugiarse en su intimidad. 281.educ. o algo es hablado allí. anulan muy efectivamente esa dimensión crítica. se nubla la capacidad crítica argumentativa. Gana la masa. muda y pasiva. mientras que para la gran masa. Por esto es que cualquier revolución en este dominio –de hecho. la revolución en donde sea: la revolución tout court.soluto e incontrolado se confunde lo bueno y lo malo. pero en tal forma que excluye cualquier respuesta en cualquier lugar. Jean Baudrillard. p. La utopía habermasiana de las pretensiones de validez de los argumentos queda relegada a la suerte y/o dicha de algunos intelectuales que afirman haber sobrevivido a la guerrilla semiológica de la posmodernidad. Lo públi- co desaparece. pierde la clase.” Reportaje I. en su privacidad. or something is spoken there. genera indiferencia. El finalizar la problematización es el anular la dialéctica. sus indefiniciones e indecidibles al verse so- brepasado por una realidad de la que ya lo han convencido que poco tiene para hacer y peor aún para entender.

”) Baudrillard. Es decir. cualquier información que se obtenga de un sistema es ya una forma de neutralizar la entropía. es difícil pensar un buen uso del medio. Eso intenta un simulacro. ¿Es eso solamente el espectáculo de lo real? No. que lo que se esta mostrando influye en su vida y que el mismo consumidor lo demanda.” (“INFORMACIÓN=ENTROPIA. como el mismo Baudrillard sostiene. Si todo aquello que desde su lógica de funcionamiento nos niega el cues- tionamiento debe ser considerado alienante. también debe producir un real que lo incumbe exclusivamente: hacer real el simulacro de la comunicación. 11 .en televisión. debe hacer que la sociedad se tome lo suficientemente en serio un diario como para sentarse a leerlo o un determinado programa de televisión como para volver corriendo de su trabajo (con el riesgo de tener un accidente automovilístico. debe agotar y ordenar la complejidad de la realidad. Baudrillard conceptualiza este movimiento como una necesidad de neutralizar la ley de entropía que también es aplicable a la información. De esta forma. se esta haciendo historia.11 11 “INFORMATION= ENTROPY. entonces los medios serían simplemente eso. El medio sólo opera con un sentido: poder generar el espectáculo de lo real. Para tal objetivo. debe producir el efecto en el receptor de que lo que se esta mostrando es verdadero. Information in which an event is reflected or broadcast is already a degraded form of this event. sea de noticias o de lo que sea. Según Baudrillard. Por ejemplo: la información o conocimiento que puede ser obtenido acerca un sistema o un evento es ya una forma de la neutralización y entropía de este sistema (…). p. Se sabe que el medio. Los medios se desgastan para producir el simulacro de la comuni- cación y para evitar la obvia realidad que se perdió el significar se redoblan los signos de una pérdida y fallecida realidad. La información en la cual un evento es reflejado o transmitido es ya una forma degradada de este evento. debe hacer creíble su existencia en tanto medio de comunicación a través de convencer al público de que de verdad existe comunicación entre ellos y el medio. en la derivación y difuminación del sentido que el signo pretendía representar. Jean “Simulacra and Simulation”. For example: the information or knowledge that can be obtained about a system or an event is already a form of the neutrlization and entropy of this system (…). por ejemplo) para verlo. 86. pero cuando esa información es reflejada o transmitida por televisión se degrada la forma misma del evento. Los medios buscan sintetizar la complejidad y el caos de lo real en la posmodernidad y para ello apelan a intervenir sobre la sociedad con una amplitud enorme de signos. Se puede detener momentáneamente la entropía. que salen disparados con la esperanza de encontrar un eco tal que autorice al medio a pensar que certeramente se esta construyendo un real. Apenas algo sale en televisión pierde su densidad informativa y empieza a jugar en el simulacro.

172. sobrepasa la capa- cidad de absorción de la misma. fácticamente en el cuerpo del televidente debido a la radioactividad ema- nada por el aparato y. las relaciones se neutralizan porque sólo existe un actor activo en el proceso de comunica- ción que es el medio de comunicación. la información. neutralizan las relaciones sociales y lo social mismo en profundidad. todos los media.13 La crítica aquí a Baudrillard sería: ¿No hay otra forma 12 Baudrillard. tal vez. Todo esto acaba con lo social y lo aniquila. Sin duda alguna. Los medios son la instancia final. por ende simplemente vemos pasar las imágenes frente a nuestros ojos y reaccionamos casi ins- tintivamente a los estímulos que nos proponen. Es- tos individuos suplantan el calor que emana de las relaciones humanas en su interacción por una imagen que emana de una pantalla y cuya única irradiación energética penetra. por un lado. del desarrollo del sistema: “El proceso se acelera y alcanza su extensión máxima con los mass-media y la información. Este fin de lo social significa que el tipo de relación o lazo que debe aunar a un grupo de personas viene debilitado de tal forma por la acción disuasiva del medio que la sociedad deja de existir como tal y se convierte en una suma de individualidades. simbólicamente al expulsar compulsivamente mi- llones y millones de imágenes. El efecto de los medios sobre la realidad aumenta esa sensación de ahogo ante tal negativismo baudrillardiano. como un dispositivo nanométrico quántico que crea. una explicación a la enorme potencia hipnotizadora de los medios y sobre todo. decodifica y arroja una cantidad abismal de información que. Pero en la etapa actual. Los me- dia. de átomos. juegan en los dos sentidos: producen más cosas sociales en apariencia. de la TV: en que la cantidad de información que se nos pone adelante nos sobrepasa en nuestra capacidad de interiorización de la misma y de esa manera anulamos cualquier proceso de reflexión sobre ellas. como lo era la ima- gen de la plusvalía capitalista para Debord. Es un proceso que ha sido gobernado por las directrices del sistema. Este fin de lo social ocurre porque el proceso de socialización de la modernidad se ha realizado de forma acelerada. las cuales han efectuado sus planes en base a sus propias conveniencias. incauta. 13 “A la fisión de las estructuras simbólicas por lo social y a su violencia racional sucede hoy en día la fisión de lo social mismo por la violencia ´irracional` de los media y de la información –siendo justamen- 12 .”12 Lo social es sobreproducido y da como resultado la masa. quizás. el grado de violencia simbólica es mayor y hace más difícil volver a pensar que el mismo sistema vaya a poder salir de esa tendencia endémica que él mismo generó. He ahí. Jean “Cultura y simulacro”. toda la información. p. un método de distrac- ción y de debilitamiento de la subjetividad único en la historia de la humanidad. por otro lado.

p.resultado de dos siglos de sociali- zación acelerada y que pone fin a ella sin apelación. Jean “Cultura y simulacro” P. lo reversible. Son las que él llama las estrategias fatales. Jean “El otro por si mismo”. molecularizada. esto forma parte de una estrategia que él mismo elabora y promociona. incómoda. Por tanto. buscará también algo más rápido que la comunicación: el desa- fío. han existido a lo largo de la modernidad dos formas de integración: una sistémica y otra social. pues ni siquiera las reconoce como tal. Si es indiferente. Baudrillard lo expo- ne de la siguiente forma: “Seamos estoicos: si el mundo es fatal. en contra de la aceleración de las redes y los circuitos buscará la lentitud. Son las maneras con las que responder a un sistema que no espera respuestas de nadie. Veamos un poco más esto. Pero desde nuestro punto de vista. 133.”14 Todos sabemos que los estoicos proponían abandonar los impulsos a través de la sabia utilización de la razón. el duelo”. La negación dialéctica de la comunicación es lo que llama “el desafío. Baudrillard nos pide que en base a una posición frente al mundo retornemos a la razón de la voluntad de un sujeto que elige no alienarse a través de la profundización del juego que el modelo ideoligizante impone y/o propone. Ed. Esta claro que para Baudrillard la fatalidad de encontrar la negación a este hiper-hegemónico sistema resulta en una (o quizás la única) forma de resistencia. Se refiere al desafío de la vuelta de la dialéctica a tra- te el resultado final la masa atomizada. Barcelona. como Habermas por ejemplo. 13 . 14 Baudrillard. En el mismo mo- vimiento. lo obsceno.” Baudrillard. lo simbólico no son conceptos. Baudrillard decide hacer una teoría horrorosa. depresiva. seamos más fatales que él. o no es. A un lado la inercia y el silencio. insistimos. al otro el desafío y el duelo. 84. paranoica y conspirativa del sistema. el duelo. la inercia. Negrita nuestra. ya que nada diferencia la hipóte- sis de la aserción: la enunciación de lo fatal también es fatal. 1997. de la civili- zación occidental y de todo el mundo. Hay que vencer al mundo y sedu- cirle con una indiferencia por lo menos equivalente a la suya. V La era que describe Baudrillard es la del poder del símbolo deshumanizado uni- do con las tecnologías de la comunicación que son emergentes de un desarrollo sistémi- co civilizatorio instrumentalista. ¿Hay salida? La salida para Baudrillard pasa por ser más obscenos y simuladores que el sistema. mas allá de las evaluaciones que hace el mismo autor. nuclearizada. alienante y obsceno. Pero bien. Lo fatal. seamos más indiferentes que él. sin embargo.de integración o socialización que no sea la que propone el sistema? Para otros autores. Anagrama. Pero.

16 “Esta conciencia teórica del movimiento. al no haber diferencia entre la hipótesis y la aserción. y tú. Una teoría critica que debe ser fatal. al desborde de locura derridiano como el mayor “ataque de racionalidad”. desencajados de la realidad y enamorados de sus estrambóticos castillos imaginarios que habitan en sus cabezas. 1978 15 “Ahora bien. tú. debe comprender que buena parte de las posibilidades de ideologización del sistema proviene de la certeza estructural que posee lingüística y lógicamente.16 Allí se acaban las referencias y se apela a lo indefinido. por ende. Jean “El otro por si mismo”. mueres. más bello que yo. escalofriante. pues bien son esos momentos indescifrables los que hicieron.vés de la fatalidad de la enunciación de una verdad. para hacer crítica se debe trastocar ese orden. mueres. para no ser absorbido por los disuasivos sistémicos debe ser complejo. tú. inabarcable. No puede estar delimitada por la coherencia. tú. la enunciación fatal debe ser fatal. a lo incalculable. p. no veri- ficable empíricamente. Es decir. no falseable. Barcelona. La inversión del genitivo es esta expresión de las revoluciones históricas. p. y que. Ap.. es decir. el joven Marx alcanzó el empleo más consecuente de este estilo insurreccional que de la filosofía de la miseria extrae la miseria de la filosofía. a lo sentimental. pues el sistema es fatal. Guy “La sociedad del espectáculo”. Así pues. más verdadero que yo.” Debord.” Baudrillard. 69. 206. más real que yo. mueres.15 El conseguir hacer una realidad que sea más sistémica que el sistema debería terminar matándolo. Bibliografía  Baudrillard. 14 . la cordura. Esta intención o este espíritu en la obra de Baudrillard forma parte de un intento por revitalizar la crítica. inaplicable. Jean “Cultura y simulacro” Ed. más simulado que yo. paranoico. simulas. El discurso subversivo. O bien es así en las mentes de románti- cos soñadores. hacen y harán los grandes acontecimientos de la historia. por la realidad construida por el sistema. a lo pasional. Una teoría crítica debe jugar con el lenguaje. insano. El desvío arrastra a la subversión las conclusiones críticas pasadas que se han fijado como verdades respetables. se manifiesta por la inversión de las relaciones establecidas entre los conceptos y por el desvío de todas las adquisiciones de la crítica anterior. Quizás el autor aspira a que ese sea el real que se debería buscar ahora. siendo este un cuadro patológico bastante ex- tendido en la Francia de la segunda mitad del siglo XX. de una tesis. hay que sustituir la teoría crítica por una teoría fatal que complete esta ironía objetiva del mundo. Preconizando la sustitución del sujeto por el predicado según el uso sistemático hecho por Feuer- bach.. consignada en la forma del pensamiento que fue considerada como el estilo epigramático de Hegel. 70. de- be hacer lo que él intenta hacer a lo largo de toda su obra. Como al final de la cita lo plantea. transformadas en mentiras. es decir. de un postulado. Kairos. en la que la huella misma del movimiento debe estar presente.

 Baudrillard.net/ash/espect.noctrl.  Debord. Champ Libre. Ver http://www.edu/Courses/MediaCritSyllabusSPR2 _files/19-baudrillard-03.ar 15 . traducción de Maldeojo para el Archivo Situacionista Hispano (1998). Jean “Simulacra and simulation”.faculty. Jean “Requiem for the media” En For a Critique of the Political Economy of the Sign.educ. 1981.htm  Reportaje I. Ver http://stephen. Guy “La sociedad del espectáculo” Texto íntegro en castellano de La sociètè du spectacle. The University of Michigan Press. Mo. Ver http:// www.macek. Barcelona.: Telos Press. tomado del New Media Reader.pdf  Baudrillard. Jean Baudrillard en Zona Erógena Volumen 2. Saint Louis. 1997  Baudrillard.sindominio. 1994. Jean “El otro por si mismo” Ed. 1967. Michigan. Anagrama.