You are on page 1of 7

VIRTUDES TEOLOGALES

Son tres: fe, esperanza y caridad. Fueron infundidas por Dios en nuestra alma el
día de nuestro bautismo, pero como semilla, que había que hacer crecer con nuestro
esfuerzo, oración, sacrificio.

1. Fin de las virtudes teologales:
Dios nos dio estas virtudes para que seamos capaces de actuar a lo divino, es decir,
como hijos de Dios, y así contrarrestar los impulsos naturales inclinados al egoísmo,
comodidad, placer.

2. Características de las virtudes teologales
a) Son dones de Dios, no conquista ni fruto del hombre.
b) No obstante, requieren nuestra colaboración libre y consciente para que se
perfeccionen y crezcan.
c) No son virtudes teóricas, sino un modo de ser y de vivir.
d) Van siempre juntas las tres virtudes.

III. LA VIRTUD TEOLOGAL DE LA FE
1. Definición
Es un don, una luz divina por la cual somos capaces de reconocer a Dios, ver su
mano en cuanto nos sucede y ver las cosas como Él las ve. Por tanto, la fe no es
un conocimiento teórico, abstracto, de doctrinas que debo aprender. La fe es la luz
para poder entender las cosas de Dios.
2.Características:

a) La fe es un encuentro con Dios, con su designio de salvación. Y con la fe el
hombre responde libremente a ese encuentro con Dios entregándose a Él, con la
inteligencia y la voluntad.
b) La fe es sencilla, no está hecha de elucubraciones y discursos, sino de verdadera
adhesión a Dios, como María, como Abraham.

alimentarla con la continua lectura y meditación de la Biblia y difundirla a mi alrededor en el apostolado. pues es necesario. La obediencia presupone la escucha. te iré dando voces de vez en cuando hasta el fondo.. es decir. Entonces la ciega me cogió de la mano y suspirando me dijo: ¡Anda!. Era la fe”. que también quiso hablar de la fe. Compromiso de defenderla con mi palabra y testimonio.c) La fe es vital. La fe de abraham En la obediencia de la fe Abraham manifiesta su propia fe principalmente obedeciendo a Dios. en los momentos de prueba. lo iluminan y lo hacen seguro. f) La fe termina en compromiso. cuando se requiere de humildad y de un mayor desprendimiento de sí mismos. hasta la cima donde hay una cruz.. me dijo: Si no conoces el camino. Este conocimiento experimental de Dios tiene sus momentos privilegiados para manifestarse a las almas: en el sacrificio. es decir. aprender y hacerla vida. es decir. sino que creemos en un Dios que se ha revelado a través de la Palabra que hemos recibido de la Iglesia. pero encuentro extraño que me pueda guiar quien no ve. hay que vivir de fe. En una de sus poesías ha dicho: “Aquella ancianita ciega que encontré la noche que me perdí en medio del bosque. Si tienes el valor de seguirme. no se queda a nivel subjetivo. es decir. Trilussa. Compromete mi vida con Dios en la fidelidad a su Ley y en la donación total a Él. te acompaño yo que lo conozco. d) La fe es experiencial. intimista. “prestar oído”. en primer lugar. Los dogmas de la Iglesia son luces en el camino de nuestra fe. es un conocimiento de Dios en la intimidad. allí donde hay un ciprés. No es un sentimiento. sino un conocimiento del espíritu que Dios nos concede para intimar con Él.. e) La fe es objetiva. demostrarse en mi vida.. debe cambiar mi vida. Los que tienen fe gozan de Dios. .. Por eso. San Juan Pablo II en la audiencia general el día 13/09/1978 Aquí en Roma ha habido un poeta. Palabra que es preciso conocer. Yo contesté: Puede ser. el dolor..

Se pone en camino. a Isaac. no lo cuestiona ni lo pone en duda: se fía de Él. el patriarca se pone en camino sin saber a dónde va. El sacrificio del propio hijo es profecía de la entrega de Jesucristo para la salvación del mundo. Porque.1].conocer la voluntad de otro para darle respuesta y cumplirla. manifestándose especialmente en los momentos de oscuridad. y que conduce a la persona a adherirse a la voluntad divina con todas las fuerzas y capacidades. 4): todo su corazón se somete a la Palabra y obedece»[6]. «la fe es fundamento de las cosas que se esperan. que pone en juego la inteligencia delante de Dios que se revela. en los que las evidencias humanas fallan. un vivir en el misterio. En la Sagrada Escritura obedecer no es sólo “cumplir” mecánicamente lo mandado: implica una actitud activa. se necesita confiar mucho en Dios para vivir «como extranjero y peregrino en la Tierra prometida»[9]. Pero Abraham no se rebela contra Dios. al final del viaje al monte Moria. sabiendo que no se llegará nunca a alcanzar una perfecta explicación. descubre que no quiere la sangre de Isaac: «Y Dios le dijo: –No . por la fe. vemos que la fe está presente en toda su existencia. Es algo tan tremendo que no precisa comentario. Con confianza y abandono en Dios Cuando consideramos la vida de Abraham. y para afrontar el sacrificio del hijo: «Toma a tu hijo. sobre un monte que yo te indicaré»[10]. como recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica. a tu único hijo. La falta de evidencia de la fe es superada por la confianza del creyente en Dios. Allí lo ofrecerás en sacrificio. y vete a la región de Moria. prueba de las que no se ven»[Hb11. al que tú amas. La fe de Abraham se muestra en toda su grandeza cuando se dispone a renunciar a su hijo Isaac. pues lo contrario ya no sería fe. una perfecta comprensión. Abraham parte "como se lo había dicho el Señor" (Gn 12. sigue atento a escuchar la voz del Señor y. La fe implica siempre una cierta oscuridad. pero esa es sólo la primera ocasión en que deberá poner en juego esta virtud. Como dice el autor de la carta a los Hebreos. «Cuando Dios le llama.

23].extiendas tu mano hacia el muchacho ni le hagas nada. 63). sino que esperó contra toda esperanza[ Rm 4. 18]. 12-14]. y por eso da pie a decisiones tomadas en profundidad. La fe se apoya en la palabra de Dios. porque fiel es el que hizo la promesa»[ Hb 10. El santo patriarca no sólo tuvo que afrontar circunstancias difíciles. la Madre de Dios es figura de la Iglesia en el orden de la fe. Lo hago retomando una expresión del Concilio Vaticano II. a dudar de Dios mismo y de su fidelidad. de la caridad y de la perfecta unión y de la perfecta unión con Cristo” (n. porque las circunstancias invitaban a “juzgar” la voluntad divina. pues ahora he comprobado que temes a Dios y no me has negado a tu hijo. tal como se dice hoy: "en la montaña del Señor provee"»[ Gn 22. siempre habrá momentos que nos servirán –con la gracia de Dios– para fortalecer y consolidar nuestra fe. En esto radica la tentación que se presentó a Abraham. siguiendo con las catequesis sobre la Iglesia. . (…) Abrahan llamó a aquel lugar "El Señor provee". En nuestra vida. a tu único hijo. Fe que es fidelidad La fe de Abraham se manifiesta también como fidelidad: ante los diversos acontecimientos persevera en su decisión de seguir la voluntad de Dios. «Mantengamos firme la confesión de la esperanza. hoy quisiera mirar a María como imagen y modelo de la Iglesia. La Fe de María Papa Francisco: la Virgen María nos enseña qué es la fe Discurso audiencia general 23/10/2013 Queridos hermanos y hermanas. Abraham fue sometido a una prueba tremenda: se vio en la tesitura de tener que sacrificar a quien era fruto de la promesa que se le había hecho. Dice la Constitución Lumen Gentium: “Como ya enseñaba San Ambrosio. que no están sometidas a posteriores “revisiones” o “re-pensamientos”.

como su primera y perfecta discípula. el Hijo de Dios que de ella ha tomado la carne y en la que se cumplen las promesas de toda la historia de la salvación. ya perfecto desde el principio. Veamos el segundo aspecto: María modelo de caridad. que esperaba con todo el corazón la redención de su pueblo. María como modelo de fe. encarnación del amor infinito de Dios. ¿Cómo vivió María esta fe? En la sencillez de las miles ocupaciones y preocupaciones cotidianas de todas las madres. para comprender y poner en práctica toda la voluntad de Dios. como proveer la comida. En la Anunciación. María vivió siempre inmersa en el misterio de Dios hecho hombre. el vestido. María responde “sí” y desde este momento la fe de María recibe una luz nueva: se concentra en Jesús. ¿En qué sentido María representa un modelo para la fe de la Iglesia? Pensemos en quien era la Virgen María: una chica judía. para guiarnos hacia su Hijo.1. creció hasta llegar a la hora de la Cruz. El “sí” de María. en este sentido. Preguntémonos: ¿nos dejamos iluminar por la fe de María nuestra Madre? O bien ¿consideramos que es una cosa lejana. de prueba. de oscuridad. muy distinta de nosotros? En los momentos de dificultad. entre ella y su Hijo. es el modelo de la fe de la Iglesia. el Mensajero de Dios la llama “llena de gracia” y le revela este proyecto. meditando todas las cosas en su corazón a la luz del Espíritu Santo. la atención de la casa… En esta existencia normal de la Virgen fue el terreno donde se desenvolvió una relación singular y un diálogo profundo entre ella y Dios. La fe de María es el cumplimiento de la fe de Israel y. nuestra vida. ¿De qué modo María es para la Iglesia ejemplo viviente de amor? Pensemos en su disponibilidad frente a . Allí su maternidad se amplió abrazándonos a cada uno de nosotros. Pero en aquel corazón joven de Israel había un secreto que ni ella misma conocía: en el diseño de amor de Dios estaba destinada a convertirse en la Madre del Redentor. que tiene como centro a Cristo. ¿la consideramos como modelo de confianza en Dios. Partamos del primer aspecto. que quiere nuestro bien? 2.

su pariente Isabel. no se lleva a sí misma. o la nuestra es una relación constante. hablamos mal unos de otros. Visitándola. a todos. el gran regalo que es Jesús: y con Él nos trae su amor. en aquella obediencia que trae fruto. o bien un amor que sigue las simpatías y busca el intercambio? ¿Cómo son las relaciones en nuestras parroquias. la Virgen María no le llevó ninguna ayuda material. que trae la verdadera victoria sobre el mal y sobre la muerte. su alegría. Es muy bella esta realidad que María nos enseña: el estar siempre unidos a Jesús. La vida de la Virgen Santa fue la vida de una mujer de su pueblo: rezaba. La Virgen quiere traernos a nosotros. pero es la joven María la que les lleva a la alegría plena. en el ayudarse y en el comprenderse. La Virgen hizo proprio el dolor del Hijo y aceptó con él la voluntad del Padre. la que viene de Jesús y del Espíritu Santo y se expresa en la caridad gratuita. Podemos preguntarnos: ¿Nos acordamos de Jesús solo cuando la cosa no funciona. en nuestras comunidades? ¿nos tratamos como hermanos y hermanas? ¿O juzgamos. nos encargamos solo de nuestra “parcela”? 3. trabajaba. Llevar a Jesús a esa casa quería decir llevar la alegría. que ya vivía en su seno. Y brevemente un último aspecto: María. Así la Iglesia: no es una agencia humanitaria sino que es enviada a llevar a Cristo y su Evangelio a todos. ¿Y nosotros?¿Cuál es el amor que llevamos a los demás ¿El amor de Jesús que perdona y acompaña. Isabel y Zacarías estaban felices por un embarazo que parecía imposible a su edad. pero le ha llevado a Jesús. en el compartir. sino el amor de Dios. iba a la sinagoga… Pero toda acción se realizaba siempre en unión perfecta con Jesús. la alegría plena. una amistad profunda. su paz. también cuando se trata de seguirlo en el camino de la cruz? . modelo de unión con Cristo. Esta unión alcanza el culmen en el Calvario: aquí María se une a su Hijo en el martirio del corazón y en la oferta de la vida al Padre para la salvación de la humanidad. la caridad de Cristo que transforma a los hombres y las mujeres y renueva el mundo.

Madre de la Iglesia. . su fuerza. para que en nuestra vida y en la vida de toda comunidad eclesial se refleja el modelo de María.Pidamos al Señor que nos dé su gracia.