You are on page 1of 7

Sexto Día de la Novena al Señor de los Milagros

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de Contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío. Por ser Tú quien eres,
Bondad infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También
me pesa porque puedes castigarme con las penas del infierno. Te ofrezco mis sufrimientos como expiación
de mis pecados, propongo confesarme y cumplir la penitencia que me sea impuesta. Ayudado de tu gracia
propongo firmamente no pecar más y evitar las ocasiones próximas de pecado. Amén.

Oración preparatoria

Adorabilísimo Jesús Crucificado, hijo de Dios vivo, que habéis venido del cielo a la tierra,y os habéis
sacrificado, muriendo en una Cruz para salvarnos, yo os reconozco por mi verdadero Dios mi Padre, mi
Salvador y mi Redentor, mi única esperanza en la vida y en la muerte, y mi única salvación posible en el
tiempo y en la eternidad.

Me tengo por indigno, Señor y Dios mío, de presentarme ante vuestra Majestad por mi gran miseria y muchas
culpas, pero ya me arrepiento de ellas y confiado en vuestra grande misericordia, acudo a Vos. Dios
Todopoderoso y verdadero Señor de los Milagros, suplicando humildemente os dignéis hacer uso de vuestra
omnipotencia, obrando milagros de misericordia en mi favor y en el de todos nosotros.

Aplacad Señor Misericordiosísimo vuestra justa indignación provocada uestros pecados, calmad las iras de
la tierra, del mar, y de los elementos para que no seamos castigados con terremotos, tempestades, pestes,
guerras, ni otras calamidades que de continuo nos amenazan, libradnos, Salvador nuestro amorosísimo, de
todo mal y peligro en la vida y en la muerte, y obrad el mayor de vuestros milagros en favor nuestro, haciendo
que os amemos y sirvamos de tal suerte en este mundo, que merezcamos veros y gozaros en el cielo, donde
con el Padre y el Espíritu Santo vivís y reináis Dios, Uno y Trino, en infinita gloria, por los siglos de los siglos.
Amén.

Sexto Día

Considera, alma mía, cómo Jesucristo Señor Nuestro, nos da ejemplo de todas las virtudes que debemos
practicar para conseguir nuestra salvación. El fue humilde con la más profunda e incomprensible humildad
en su Encarnación. El fue humilde con la más profunda e incomprensible humildad en su Encarnación, fue
pobre con asombrosa pobreza en su Nacimiento, obedecía a María y a José, a la vez que cumplía fielmente
toda la Ley. Cuán tierno fue este Divino Señor con los niños, cuán indulgente con los pobres pescadores,
cuán Clemente con Magdalena, cuán bueno con Juan y cuán beningno y dulce con el mismo Judas! El
permanecía tranquilo ante ultrajes, sufría con paciencia inalterable las contrariedades, amaba, tiernamente
a la humanidad, amaba, principalmente en sus últimos instantes, bendecía con su bondadosas miradas,
perdonaba a sus enemigos y moría por la salvación de todos los hombres. Cómo quieres alma mía que El te
atienda y proteja siendo tu conducta tan opuesta la suya? Aprende, pues, alma mía a ser buena como El,
humilde como El, pobre y desprendida como El, obediente y mansa como El, paciente y misericordiosa como
El, y si alguna vez fuese necesario sufrir y padecer, acuérdate que El, primero derramó su sangre y dio su
vida por tí. Oh Jesús de mi vida! Haced el gran milagro de reproducir en mi vuestras virtudes, de suerte que
llegue a ser semejante a Vos en este mundo para que también lo sea eternamente en el Cielo. Amen.

Oración a la Santísima Virgen María

¿Qué sería de nosotros y qué valdría nuestras súplicas ante el Señor a quien tanto hemos ofendido. Por tu Santísima Madre. Medítese y pídase lo que se desea obtener del Señor por medio de esta Novena.15). 16-17) Al acercarnos con corazón reverente y silente a la sagrada imagen del Cristo moreno. Santo Rosario. misericordiosísima Madre nuestra. atraeré a todos hacia mí” (Jn. una vez más el que hallemos gracia y misericordia delante del Señor: alcanzadnos los favores que pedimos en esta Novena y cuanto Vos sabéis que necesitamos. son hijos vuestros. si no fuera por vuestra intercesión? Compadécete pues. y la gloria eterna del Cielo. ¡Misericordia Señor! Gloria al Padre. Amen. Tu justicia y tu rigor. de estos desgraciados pecadores que. El mes de octubre tiene un color característico que es el morado. Cristo crucificado que recorre las calles de Lima mostrando el amor hasta el extremo de Dios por la humanidad.12. Luego se reza 5 Padrenuestros. el remedio de nuestras necesidades. por los siglos de los siglos. principalmente: el perdón de nuestros pecadores. nuestro Señor Jesucristo que encarnándose en María Virgen y extendiendo sus brazos en la cruz nos ha elevado hasta la condición de hijos de Dios. 3. Conseguidnos. sino para salvarlo por medio de él” (Jn. aunque tan ingratos. fe y tradición.3. Mirad con ojos de misericordia y compasión a nuestra ciudad de Lima y a todos sus moradores. la cual se hace concreta en su Hijo amado. una santa muerte. las cuales nos invitan a abrirnos y contemplar el misterio de Dios Trinidad de amor. sino que evidencia el acento penitencial de este tiempo. y que seguir al Señor implica tomar la cruz de cada día. y el que la pierda por mí. Como era en un principio. invitándonos a la vez a una profunda y real conversión. Amén. por lo marcado de la oración y penitencia que en este tiempo se vive. el mismo que no es fruto de la casualidad. no nos abandonéis. la conservará”. sino que tenga vida eterna.Oh Virgen Santísima. Segunda meditación: Nos invita a seguirlo. Madre de Dios y Madre nuestra! Por la gran bondad de vuestro maternal corazón oíd beningna los ruegos de todos nosotros que acudimos a vos. en paralelo con las imágenes del Padre y del Espíritu Santo. morir al pecado. Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo. El recordado Papa Juan Pablo II nombró este mes como la cuaresma limeña. . descubrimos como centro el misterio del señor crucificado. y 5 Glorias en referencia a las cinco Llagas del Señor. Primera meditación: Muestra del amor infinito de Dios Tanto amó Dios al mundo que entrego a su Hijo único.32) Mes de octubre. Nuestro lento y esforzado avanzar tras los pasos de la sagrada imagen nos recuerda que somos peregrinos en camino hacia la patria celestial. El Señor De Los Milagros ”Y yo una vez que halla sido elevado sobre la tierra. 5 Ave Marías. para que todo el que crea en él no perezca. dulcísima Virgen María ni consintáis en nuestra ruina y perdición. Almas que claman desde lo más profundo de su ser por encontrarse con el Señor de los Milagros. sino que en el momento mismo de la caída promete la reconciliación (Gen. El que quiera conservar su vida. la perderá. mes en el que de forma especialísima nuestras almas se revisten de piedad y penitencia. y por tres veces la siguiente súplica: Aplaca Señor tu ira. la perseverancia en el bien. cargando nuestra cruz “ El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí. que a pesar de la desobediencia del ser humano no abandona a su criatura. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenarlo. ahora y siempre.

ahí tienes a tu hijo. quien nos invita a cercarnos confiados a su Hijo entregándole nuestro corazón. MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes) I. . dijo a su Madre: “Mujer. recorre nuestras calles transportado por cuadrillas de cargadores.morir a uno mismo. la Virgen Dolorosa quien al pie de la cruz sufre porque su único Hijo. + y del Hijo y del Espíritu Santo. Ellos nos evidencian el apostolado como un acto libre. Quinta meditación: Por el camino de la piedad filial Junto a la cruz estaban su Madre. Jesús al ver al discípulo que más amaba. Al contemplar la sagrada imagen. viviendo así la conformación progresiva con él. con el único objetivo de que el Señor llegue a todos. ORACIÓN INICIAL El que dirige el rezo: En el nombre del Padre. esforzado y comprometido. evidencian también el espíritu comunitario de la Iglesia que como único objetivo tiene el anuncio del Evangelio. el discípulo la recibió en su casa. A espaldas del anda nos encontramos con la Virgen de la nube. acompañados de los himnos solemnes de piadosas cantoras y rodeados por el incienso ofrecido por las sahumadoras. O están también quienes se alegran por su presencia pero se conforman con verlo de lejos porque creen que es inalcanzable y no hacen el mayor esfuerzo por acercarse. sin ninguna referencia para sus vidas. y María Magdalena. les preguntó: “¿Qué buscan?” Como se dio en los tiempos de la vida terrena del Señor. sufre la peor de las muertes. para la salvación de todos los hombres. fe y amor por aquel que ha derramado su sangre en un acto desbordante de misterio y amor. Tercera meditación: Evidencia nuestra actitud interior Jesús dio media vuelta y. Y por otro están quienes con la visón fija en el Señor luchan por llegar a él. Después dijo al discípulo: “ahí tienes a tu madre”. Hombres que levan sobre el peso de la majestuosa anda. También podemos ver otras actitudes. porque saben que solo en Cristo esta la felicidad que el hombre no cesa de buscar. como por ejemplo la de aquellos para quienes la procesión no pasa de lo anecdótico. la muerte de cruz. con el esfuerzo que eso implica. donde muchos se acercaban con diferentes intenciones e intereses. nos encontramos también con nuestra Madre. Cuarta meditación: Nos invita al apostolado El Cristo de Pachacamilla. viendo que lo seguían. la hermana de su madre. Ellos con su avanzar coordinado. María la mujer de Cleofás. hoy también podemos ver que miles de personas se acercan al Señor de los Milagros cargados de esperanza. Todos: Amén. Desde ese momento. Sin embargo la vemos firme porque sabe que es necesario que su Hijo pase por esa humillación para que se lleve a cabo nuestra reconciliación. hecho a imagen y semejanza de Dios. según nos muestra la Sagrada Escritura. esto es: despojarse del hombre viejo y revestirse del hombre nuevo. el mismo que se eleva al cielo con nuestras oraciones.

(Lc 22. pero no se haga mi voluntad. para penetrar con ella en la inmensidad del amor de Dios al hombre y sentir toda su fuerza regeneradora. omnipotente y misericordioso. que en el huerto de los Olivos abandonaste a tu Hijo a una amarguísima agonía para expiación de los pecados de los hombres. . convierte a ti. Su sudor se hizo como de gotas espesas de sangre que caían en tierra". Todos: Amén. "Salió (del cenáculo) y. N° 22). para que fuera crucificado". como de costumbre. tú único Hijo nos ha conseguido con su muerte y resurrección los bienes de la salvación eterna: concédenos que. intuyendo que ellos son el culmen de la revelación del amor y la fuente de nuestra salvación.. Por Jesucristo nuestro Señor. imprime en nosotros sentimientos de vivo dolor por nuestros pecados y confirma el sincero propósito de repararlo generosa y sinceramente. El Rosario escoge algunos momentos de la Pasión. El que dirige el rezo: Ofrecemos este misterio por los pobres y por todos los que sufren: Para que el Señor los auxilie en sus necesidades. entonces. diez Avemarías y un Gloria al Padre. II. Por Jesucristo nuestro Señor. Se reza seguidamente un Padrenuestro. que toleraste la pena dolorosa de la flagelación de tu divino Hijo para que su sangre lavase las miserias de los hombres. Mc 15. después de azotarlo. Canto. aprendan a descubrir la dimensión reconciliadora del dolor y encuentren en todos los miembros de la Iglesia un testimonio de amor solidario.Pilato. (Ver "El Rosario de la Virgen María". les soltó a Barrabás y entregó a Jesús. (Mt 27. Todos: Amén. venerando estos misterios en el Santo Rosario de la Virgen María. nos convirtamos a la santidad y a la justicia. "Díceles Pilato: "¿Y qué voy a hacer con Jesús. el llamado Cristo?" Y todos a una: "¡Sea crucificado!". sino la tuya".. MISTERIOS DOLOROSOS El que dirige el rezo: Hoy contemplaremos los misterios dolorosos. Y se apartó de ellos. El que dirige el rezo: En el primer misterio doloroso se contempla la oración en el huerto de los Olivos. Por Jesucristo nuestro Señor. 15) El que dirige el rezo: Dios de infinita bondad y de eterna justicia.y puesto de rodillas oraba diciendo: "Padre. suma bondad. queriendo complacer a la gente.. Los misterios dolorosos llevan al creyente a revivir la muerte de Jesús poniéndose al pie de la cruz junto a María. El que dirige el rezo: En el segundo misterio doloroso se contempla la flagelación del Señor. imitemos aquello que contienen y obtengamos aquello que prometen. fue hacia el monte de los Olivos. y los discípulos le siguieron..El que dirige el rezo: ¡Oh Dios!. 39-44) El que dirige el rezo: Oh Dios.Y sumido en angustia. 22. aparta de mí este cáliz. Todos: Amén. insistía más en su oración... si quieres. nuestras frágiles voluntades para que detestando el pecado.

que no ahorraste a tu divino Hijo. es decir. aceptando de buen grado el peso de la cruz y las humillaciones debidas por sus pecados. Y se pusieron a saludarle: "¡Salve.El que dirige el rezo: Ofrecemos este misterio por el Santo Padre. y llamaron a toda la cohorte. diez Avemarías y un Gloria al Padre. (Mc 15. se la ciñen. El que dirige el rezo: En el cuarto misterio doloroso se contempla a Jesús con la cruz a cuestas. para que vuelvan a recorrerlo. Se reza seguidamente un Padrenuestro. diez Avemarías y un Gloria al Padre. 16-18) El que dirige el rezo: Oh Dios. Canto. a fin de que sea para la Iglesia principio y fundamento visible de la unidad de la fe y de la comunión en la caridad. El que dirige el rezo: En el tercer misterio doloroso se contempla la coronación de espinas. Todos: Amén. al pretorio. El que dirige el rezo: Ofrecemos este misterio por todos los pueblos de la tierra: Para que iluminados por la sabiduría del Espíritu. la comunicación y el respeto. a Jesús. le crucificaron" (Jn 19. pues. reconozcan al Señor Jesús como el Hijo amado que el Padre ha enviado para salvación de todos. . diez Avemarías y un Gloria al Padre. Todos: Amén. 16-18) El que dirige el rezo: Sabiduría eterna de Dios. que en hebreo se llama Gólgota. El que dirige el rezo: En el quinto misterio doloroso se contempla la muerte de Jesús en la cruz. que manifestaste tu amor en la admirable redención del hombre y que de la penosa subida al Calvario de tu divino Hijo sacaste plena satisfacción por las culpas de la humanidad entera. el tormento de la corona de espinas para que expiase especialmente los pecados de impureza y de orgullo del hombre. el Papa Juan Pablo II: Para que el Señor que lo ha elegido como sucesor de San Pedro. El que dirige el rezo: Ofrecemos este misterio por las familias: Para que las relación de los padres con sus hijos y de los esposos entre sí estén vivificadas por el amor. salió hacia el lugar llamado Calvario. Canto. Se reza seguidamente un Padrenuestro. Canto. lo cuide y ayude en todo momento. Se reza seguidamente un Padrenuestro. trenzando una corona de espinas. "Tomaron. convierte a los pecadores al verdadero camino. Por Jesucristo nuestro Señor. y allí. Por Jesucristo nuestro Señor. nuestro Salvador. y él cargando con su cruz. Le visten de púrpura y. Rey de los judíos!". sálvanos de las tinieblas del mal. "Los soldados le llevaron dentro del palacio.

Lc 23. Todos: Amén. mente y espíritu. ahí tienes a tu hijo". tu misericordia infinita. . dando un fuerte grito. El que dirige el rezo: Te pedimos. (También se pueden rezar las Letanías). para que sea dignamente honrada tu justicia y los hombres puedan entrar a gozar de tu presencia en la casa paterna. viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba. dicho esto. Se reza seguidamente un Padrenuestro.. El que dirige el rezo: Ofrecemos este misterio por el aumento de nuestro amor filial a Santa María: Para que amándola como el Señor Jesús la ama. (Jn 19. III. expiró".. dice a su madre: "Mujer. y por la intercesión de Santa María. 44-46) El que dirige el rezo:Imploramos. María nos configure más plenamente con su divino Hijo. Luego dice al discípulo: "ahí tienes a tu madre". tus siervos. Señor. Reina y Madre. CONCLUSIÓN. + y del Hijo y del Espíritu Santo.y Jesús. Todos: Amén. Canto.. el rezo de la Salve: Dios te salve.. Todos: Amén.. en tus manos pongo mi espíritu" y. Oh Señor. obediencia suprema a tu designio divino."Jesús. Por Jesucristo nuestro Señor. El que dirige el rezo: Concluimos el rezo del Santo Rosario dirigiéndole a Nuestra Madre. que nosotros. líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. gocemos siempre de salud de cuerpo. por la muerte en la cruz de tu amado Hijo. diez Avemarías y un Gloria al Padre. 26-27. la Virgen. El que dirige el rezo: En el nombre del Padre.(después) la oscuridad cayó sobre toda la tierra hasta la hora de nona. con amor filial.. dijo: "Padre.

-POR TODOS NOSOTROS AQUÍ REUNIDOS Para que nuestra celebración Eucarística. a quienes conforman la Hermandad.-POR LA IGLESIA Para que el Señor de los Milagros nos siga concediendo la firmeza en la fe. ilumine a nuestro País y a nuestras autoridades y propicie el reencuentro con la verdad. bajo la luz de la verdad del Evangelio y la intimidad con Él en la oración. sea ayuda y protección de los enfermos.. y mantenga viva la esperanza y la entrega sincera y generosa en el amor. ROGUEMOS AL SEÑOR 3. ROGUEMOS AL SEÑOR 2. y no la reduzcamos a una simple manifestación exterior. buscando el bien común de todos los peruanos. sea un momento de sincera y profunda comunión con Dios y entre TODOS nosotros. ROGUEMOS AL SEÑOR 4.POR NUESTROS HERMANOS ENFERMOS Y POR LOS QUE SUFREN. se instale la paz. ROGUEMOS AL SEÑOR 6. y la justicia esté al alcance de todos. afiance la fe. con su dolor y sufrimiento la Pasión de Cristo.-POR LOS PASTORES DE LA IGLESIA Para que el Señor de los Milagros.-POR LA HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS Para que el Señor. ROGUEMOS AL SEÑOR 5. respetando pensamientos diferentes. conforte y consuele a cuantos comparten. la renueve. a fin de que testifiquen con sus vidas al Cristo Moreno. les conceda perseverancia en el desarrollo de su ministerio. aliento y alegría de los oprimidos.-POR NUESTRO PAIS Para que el Señor de los Milagros. ROGUEMOS AL SEÑOR . Para que el Señor de los Milagros. que crezcan en fraternidad y solidaridad.1.