You are on page 1of 2

“ADÁN Y EVA EN EL HUERTO DEL EDÉN”

Personajes: Narrador, Dios, Adán, Eva, la serpiente (satanás).

Narrador: ¡Hola niños! ¡Cómo han estado! ¡Han escuchado la historia de Adán y Eva!.... Pues les
contaremos lo que paso en el huerto del Edén. ¡Bueno empecemos!

Después que Dios creo los hermosos cielos y la tierra, los animales, los profundos océanos, las altas
montañas y los árboles con sus ricos frutos. Jehová Dios formo al hombre del polvo de la tierra, y soplo
en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente (Adán se levanta del suelo). Y Jehová Dios
planto un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado

Adán: ¡Awww tengo vida! ¡Qué bonito es todo lo que Dios ha creado! (se quedó observando todo)

Narrador: Dios también hizo nacer de entre todos los árboles deliciosos; el árbol de la vida en medio del
huerto, y el árbol del conocimiento del bien y del mal. Entonces Dios puso al hombre en el jardín del
Edén para que lo cultivara y lo cuidara. Pero Dios le dio una advertencia al hombre; y le dijo:

Dios: De todo árbol del huerto podrás comer, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no
comerás, porque si lo haces, morirás.

Narrador: Entonces Adán empezó a recoger fruta para comer ¡Y también verduras niños jajaja! También
tenía un trabajo; y era ponerle los nombres a los animalitos que estaban allí y cuidar de todo lo que
estaba a su alrededor.

Adán: ¡Este si puedo comerlo. Aaaa pero este no!

Narrador: Después que Dios le dijo a Adán que no tomara del fruto de ese árbol, se dispuso a formal a
Eva su esposa. Dios hizo dormir a Adán en un profundo sueño y tomando una de sus costillas formo a
Eva. Al despertar Adán de su sueño, Dios trajo a Eva a él y ambos estaban desnudos, y no se
avergonzaban porque no había maldad en ellos.

Pero de entre todos los animales que Dios había creado había un animal muy astuto. ¡Niños! ¡Saben
ustedes cual animal es! Es más, ¡hasta hablaba! Era una serpiente, bueno en realidad era satanás pero
disfrazado de serpiente y era muy astuta. Y esta serpiente le dijo a Eva…

Serpiente: ¿Conque Dios les ha dicho que no pueden comer de todo árbol del huerto?

Eva: ¡Oyes tú, serpiente que habla! Dios nos ha dicho que podemos comer de los frutos de los árboles
del huerto, menos del que está en medio del huerto ¡porque si comemos moriremos!

Serpiente: Naaaa, no pasa nada, no morirán

Narrador: Entonces Eva miro que el fruto era codiciable, entonces lo comió y le dio a Adán y, en un
instante conocieron que estaban desnudos y corrieron a ponerse hojas de árboles para cubrirse porque
se avergonzaban de verse el uno al otro. ¡Adán y Eva habían desobedecido a Dios, les dijo que no
comieran del árbol del conocimiento del bien y del mal porque si lo hacían iban a morir! Pero aun así
ellos no obedecieron, la serpiente (satanás) los engaño y por esa causa ellos fueron echados fuera del
Huerto del Edén; Dios los saco de el paraíso en el que vivían, y puso dos querubines y una espada que
andaba alrededor de todo el huerto para que no pudieran entrar ni comer del otro árbol; el árbol de la
vida. ¡Fin!