You are on page 1of 7
UNIVERSIDAD TÈCNICA DE MANABÌ FACULTAD DE CIENCIAS HUMANÌSTICA Asignatura: Ética Profesional Carrera: Bibliotecología y Ciencias de

UNIVERSIDAD TÈCNICA DE MANABÌ

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANÌSTICA

UNIVERSIDAD TÈCNICA DE MANABÌ FACULTAD DE CIENCIAS HUMANÌSTICA Asignatura: Ética Profesional Carrera: Bibliotecología y Ciencias de

Asignatura:

Ética Profesional

Carrera:

Bibliotecología y Ciencias de la Información

Estudiante

Loor Pinargote María Dayana

Docente:

Dra. Carlina Patricia Santos Mg. Periodo:

Octubre Febrero 2018

HISTORIA DE LA ETICA

HISTORIA DE LA ETICA En la antigua Grecia , la libertad se entendía como la capacidad

En la antigua Grecia, la libertad se entendía como la capacidad que tiene el ser humano para actuar a pesar de los condicionamientos que la naturaleza le impone. El individuo, dotado de razón y voluntad, elabora determinadas normas morales para regir su comportamiento. Como consecuencia, también se entiende que es responsable de sus actos.

•Para los griegos, el ser humano también goza de cierta libertad frente a las leyes de la polis las órdenes del rey. Por este motivo, se le puede exigir una responsabilidad sobre las consecuencias de sus acciones. La desobediencia a la ley siempre lleva aparejado un castigo.

•Durante la Edad Media, el cristianismo sustituyó el concepto griego de libertad por la noción religiosa de «ley divina». Por tal se entiende el conjunto de normas morales, otorgadas por Dios al hombre, que debe determinar necesariamente todos sus actos. Por este motivo, uno de los grandes problemas a los que debió enfrentarse el pensamiento cristiano fue el de

la relación entre libertad y salvación. Si no soy libre ni responsable de mis actos, ¿cómo puedo salvarme o estar condenado al sufrimiento eterno?

•En la modernidad, sobre todo a partir de la Revolución francesa, se recupera la noción de libertad y, como consecuencia, el concepto de responsabilidad. Así, a partir del siglo XVII, la libertad va a ser entendida en dos sentidos fundamentales: como independencia individualista y como autonomía. Mientras que el primero sirve de base a las modernas formas de organización política y económica (por ejemplo, el liberalismo), el segundo defiende la capacidad de elección que el ser humano posee gracias a su razón. Esta segunda acepción servirá de fundamento para la moral en las reflexiones éticas posteriores.

Los griegos aportaron algo fundamental a la moral: la reflexión racional. Naturalmente muchos griegos mantuvieron los mismos puntos de vista de las otras civilizaciones antiguas. Pero entre ellos surgió algo extraño y profundamente enriquecedor: el espíritu crítico. Tanto es así, que a veces, los historiadores han hablado del "Milagro Griego". El "Milagro" consistía en ir dando la espalda a los dioses y a sus representantes para buscar una comprensión racional tanto teórica como práctica. Muchos griegos construyeron teorías, visiones intelectuales del mundo, y también buscaron unas normas de conducta que no derivaban de los dioses, o de un poder establecido, sino de la propia razón que igualaba a todos.

A pesar de todo lo anterior, fueron en general, esclavistas, belicosos, socialmente divididos por su clase y poder económico. A primera vista no parecen tan distintos y sin duda no lo eran, pero vivieron la "ciudad" de una manera tan diferente que calificaron de bárbaros a los demás, por no vivirla de la misma forma. Y todo porque ellos no se consideraban súbditos (debajo) de un rey. Ellos eran ciudadanos. Entre todos daban las leyes y por tanto se obedecían a sí mismos. Un comportamiento distinto era incomprensible, al menos hasta que el sistema de ciudades-estado sucumbió con Alejandro Magno

Los griegos, por lo tanto, fueron un pilar muy importante para eso que llamamos ÉTICA, y lo fueron por varios motivos:

a) Intentaron racionalizar los conflictos, tanto desde el aspecto teórico como práctico.

  • b) Se atrevieron a atacar las explicaciones míticas y a sustituirlas por un orden lógico.

  • c) Al hacer esa sustitución, se aventuraron por distintos caminos y fundaron varias "escuelas

éticas".

  • d) El punto común era una visión distinta de lo que eran las normas y de su procedencia. Se

sintieron con la suficiente fuerza y orgullo como para fundamentar esas normas en el hombre mismo y no en poderes ajenos a él.

  • e) La concurrencia de escuelas éticas enfrentadas entre sí, les llevó a descubrir la tolerancia

ideológica.

  • f) Se descubrieron profundamente iguales como ciudadanos (Isonomía).

FUNDAMENTOS DE LA ÉTICA

b) Se atrevieron a atacar las explicaciones míticas y a sustituirlas por un orden lógico. c)

•Ética de las convicciones.

Adaptándola a nuestra cuestión y dándole un alcance más general, usaremos la célebre división que el pensador alemán Max Weber realizó a principios del siglo XX sobre las dos concepciones básicas que orientan la acción humana desde una perspectiva práctica: la ética de las convicciones y la ética de la responsabilidad.

Defiende la existencia de principios universales de la acción moral (justicia, solidaridad,

igualdad

...

).

Para llevar a cabo un comportamiento éticamente correcto bastaría con cumplir

las normas aceptadas de acuerdo con esos principios. Sin embargo, el individuo no tiene en

cuenta las consecuencias (tanto positivas como negativas) que se puedan derivar de sus acciones a la hora de elegir cómo actuar.

•Ética de la responsabilidad.

No atiende a principios universales de la acción moral. Para realizar un comportamiento éticamente correcto se deben valorar las diferentes opciones posibles. Teniendo en cuenta las consecuencias últimas y significativas de cada alternativa, el individuo podrá elegir previendo el alcance de su acción. De esta forma, la ética aporta al sujeto un sentido de responsabilidad en sus actos.

NECESIDADES DE LA ÉTICA

La ética, que no es propiedad exclusiva de religión o ideología alguna, enseña a todo individuo a ser dueño de sí mismo. Esta disciplina demuestra que cualquier persona posee la

capacidad para actuar de manera correcta o errónea al señalar que: “Tanto la virtud como el

vicio están en nuestro poder. En efecto, siempre que está en nuestro poder el hacer, lo está también el no hacer, y siempre que está en nuestro poder el no, lo está el sí, de modo que si está en nuestro poder el obrar cuando es bello, lo estará también cuando es vergonzoso, y si está en nuestro poder el no obrar cuando es bello, lo estará, asimismo, para no obrar cuando es vergonzoso” (Aristóteles, Gran Ética, 72). La ética pública ofrece por tanto al servidor público un conocimiento que le permite actuar correctamente en cada situación, por difícil que ésta sea. En el interior de las instituciones públicas contemporáneas, el perfil de las personas que ocupan un cargo público se encuentra en una situación de heterogeneidad, esto es, existe una gran diversidad de profesiones entre quienes se postulan para ocupar un cargo de elección. Así, es posible

La ética, que no es propiedad exclusiva de religión o ideología alguna, enseña a todo individuo

encontrar profesionistas de distintas disciplinas de estudio: arquitectos, ingenieros, profesores, contables, abogados, músicos, actores, etcétera, incluso personas sin formación concreta pero que han desarrollado actividades específicas:

NECESIDAD DE LA ÉTICA PÚBLICA

Líderes sindicales, comerciantes, albañiles, etc. Ante la ley, todos los individuos tienen derecho a ocupar un cargo de elección siempre y cuando cumplan los requisitos básicos (nacionalidad, residencia, ciudadanía). La Ética para los servidores públicos se refiere a situaciones de aplicación. El bien común, lejos de ser una abstracción, se materializa en cada acto que realizan las múltiples instancias de los poderes públicos (ejecutivo, legislativo, judicial); es la suma de miles de decisiones diarias de los servidores que laboran en las organizaciones públicas. A través de la disciplina ética, se puede lograr despertar en todo servidor la supra conciencia, entendida como una conciencia profunda que permita a una persona no solamente ser capaz de discernir lo que es correcto de lo que no en cada acto que

realice, sino de actuar acertadamente. Es decir, no basta con que el servidor público posea

conciencia respecto de lo que está bien o no hacer, si finalmente actúa de manera indebida. Más allá de comprender lo que es correcto de lo que no está el actuar, el poder refrenarse cuando algo es indebido. Esta situación se resume en la frase que escribiera el poeta Ovidio

al decir: “Veo el mal y lo desapruebo, pero hago el mal”.

LA PASIÓN POR LA RIQUEZA

Para gobernar, pero sobre todo para gobernar bien, se requiere de personas con gran capacidad que hayan logrado conquistar sus pasiones y sean dueñas de sí mismas. Seres que comprendan que el deber está por encima del poder. Cuando personas sin sobriedad y virtud

están en el poder pierden la dimensión de la realidad: “Se empeñan en hacer creer que son

reyes, siendo unos pobres insensatos y aun estando desnudos, se visten de oro y púrpura”, según dijera Descartes.

PERSONAJES QUE INFLUYERON EN LA ETICA

realice, sino de actuar acertadamente. Es decir, no basta con que el servidor público posea conciencia
realice, sino de actuar acertadamente. Es decir, no basta con que el servidor público posea conciencia

Estas dos palabras, ética y moral, están relacionadas con el comportamiento de las personas en sociedad. Yo creo que la diferencia está en que la moral es un conjunto de normas, y la ética es la explicación de esas mismas normas. Por ejemplo, caminar desnuda por la plaza me lo prohíbe una norma que pertenece al terreno de lo moral. Pero la moral sólo me dice que eso está mal; no me explica por qué. Entonces ahí es donde entra la ética, que se encarga de responder esa pregunta y de explicar las razones de fondo. Es decir, la moral me dice qué debo y qué no debo hacer cuando mi interés es mantener la convivencia, y la ética me explica por qué debo obedecer a lo que me dicta la moral. En conclusión, la moral es un conjunto de normas que adoptamos entre todos y todas sin escribirlas en ninguna parte y que nos indican

lo que se cree correcto o incorrecto, y la ética explica de dónde nacen esas normas y cuál es su propósito

lo que se cree correcto o incorrecto, y la ética explica de dónde nacen esas normashttp://eprints.ucm.es/9698/1/1NECESIDAD_ETICA.pdf http://www.iesseneca.net/iesseneca/IMG/pdf/Tema_8 Fundamentos_de_la_accion_moral. __ pdf " id="pdf-obj-6-4" src="pdf-obj-6-4.jpg">

Referencias

__

pdf