You are on page 1of 4

EXCELENCIA EDUCATIVA A.C.

LIDERAZGO DIRECTIVO Y CALIDAD EDUCATIVA

MÓDULO 2: Inteligencia emocional y habilidades sociales

Lectura complementaria

Líder asertivo, colaboradores asertivos

*

Rosa Lilia Muñoz Maillard

Cuando soy asertivo externo lo que pienso, lo que interpreto, lo que siento ... manifiesto mi empatía, hago propuestas concretas de ayuda, me comprometo a darles seguimiento en el momento oportuno y sin lastimar a los demás.

El problema surge cuando yo me comunico de manera asertiva, o intento hacerlo, y los demás no lo entienden o siguen comunicándose conmigo a través de insultos, agresiones o indiferencia. Esto se acentúa cuando además tengo a mi cargo un equipo de trabajo que tiene que ponerse de acuerdo para alcanzar objetivos planteados por la institución y obtener resultados satisfactorios.

Más allá de practicar la comunicación asertiva como líder de un equipo o una institución, es necesario favorecer que dicho equipo o institución también aprendan a comunicarse asertivamente.

Si logro esto mi equipo obtendrá mejores resultados en su trabajo, yo podré pedir las cosas sólo una vez y mis colaboradores sabrán cómo y cuándo actuar libremente.

Algunas situaciones que favorecen la asertividad en un equipo de trabajo son:

Favorece la participación.

Pide a alguno de tus colaboradores que prepare una parte de la próxima junta que tengan programada. Le dará oportunidad de exponer sus ideas y aportar sugerencias.

Mantén tu puerta abierta.

Es importante que tu equipo no sienta que eres inalcanzable y que tienen que hacer cita para poder resolver un asunto urgente o importante.

Evita los momentos inoportunos.

Procura no tratar temas importantes a la hora de la salida o la hora del almuerzo. Elige el momento en

*

Coordinadora Educacional de Excelencia Educativa, A.C.

EXCELENCIA EDUCATIVA A.C.

LIDERAZGO DIRECTIVO Y CALIDAD EDUCATIVA

 

que tu colaborador te está escuchando, te está poniendo atención, pueden dialogar con calma o bien cuando la situación sea tan grave que exija atención inmediata. Trata de que esto último sea poco frecuente.

Di las cosas sólo una vez.

Registra por escrito lo que hayas pedido a tus colaboradores que hicieran. Pide que tengan ellos una copia y tú otra, a fin de evitar confusiones y malos entendidos.

Repite las instrucciones y pide a tus colaboradores que lo hagan para que compruebes que está claro de ambas partes lo que hay que hacer.

Cede la palabra.

Puedes utilizar frases como:

Raquel, me interesaría oír tu opinión sobre lo que acabamos de comentar. Creo que puede ser valiosa para todos.

José sé que conoces el tema, ¿quieres añadir algo?

Catalina, me gustaría saber lo que piensas porque no estoy seguro de cuál sea la respuesta a esto.

Ya hablé bastante, me gustaría escuchar a Guillermo.

Estimula la motivación de tu

Acepta sugerencias aunque no te parezcan adecuadas.

equipo.

Dedica algunos ratos libres para convivir en circunstancias fuera del horario de trabajo.

Ayúdales a superarse y dar lo mejor de sí mismos.

Demuéstrales que confías en ellos.

Reconoce y agradece su esfuerzo cuando realicen algún proyecto difícil o tedioso.

Cumple lo que prometes.

Delega en ellos las tareas y actividades para las que

EXCELENCIA EDUCATIVA A.C.

LIDERAZGO DIRECTIVO Y CALIDAD EDUCATIVA

 

están calificados.

Interésate en sus problemas, metas, aspiraciones.

Demuéstrales que cuando hay problemas, estás de su lado.

Asegúrate de que todos conocen y comprenden los lineamientos de la institución y del equipo de trabajo.

Demuéstrales que cuando hay problemas, estás de

Deja muy claro desde el principio las reglas del juego, qué está permitido o no en función de la tarea educativa de la escuela.

su lado.

Cuando algún miembro del equipo falle a estos lineamientos y objetivos comunes, toma notas por escrito a fin de poder tomar decisiones adecuadas en el futuro.

Utiliza un lenguaje adecuado.

Evita la rutina en tu comunicación con tus colaboradores. Después de mucho tiempo de trabajar juntos, tanto ellos como tú conocen las formas habituales de comunicarse, interpretan palabras y silencios y esto puede obstaculizar un proceso real de comunicación asertiva.

Procura que la manera en que transmites tus mensajes vaya de acuerdo con el tono, el momento, la entonación ...

Habla con la verdad, es decir, advierte a tu equipo que un trabajo requerirá mayor tiempo o esfuerzo de lo habitual. Ellos te lo agradecerán.

Conclusiones

La asertividad es tan necesaria para el líder como para su equipo de trabajo. Es difícil imaginar lo uno sin lo otro si se quieren lograr verdaderos resultados.

Podrás comprobar que si ayudas a tu equipo a ser asertivo, todos tendrán éxito.

Seguramente tus colaboradores se sienten a gusto en la institución porque su líder les brinda oportunidades de diálogo y crecimiento.