You are on page 1of 3

Mi autobiografa

Me llamo Fernanda Javiera Huencho Fuentes, nac en la ciudad de


Angol, del da 27 de septiembre de 2002.

Estudie en el colegio de Agua tendida y despus llegue a este


colegio que se llama Escuela Particular N 60 Licauqun. Con
conocimientos tan bsicos que puedo decir que no saba nada, me
he desarrollado durante 8 aos , y ahora se leer ya que ante me
costaba mucho, con la ayuda del Diosito Y los profesores que
siempre me aconsejaban, tengo que salir adelante y as poder ser
una profesional.

Vivo con mis abuelos paternos, mi padre y mi hermana; ellos se


llaman, Jos Armando Huencho (abuelo), Carmen Contreras
(abuela), Miguel Huencho (padre) y Alejandra Huencho (hermana).

Yo me crie con ellos desde los 5 aos, porque mi madre no era


capaz de mantenernos a mi hermana y a m . Agradezco a Dios por
tener mi padre al lado, mis abuelos que los amo mucho y a mi
hermana.

Hoy que estamos en el mes de Junio estoy cursando 8 de


enseanza bsica generacin 2017 en mi escuela Licauqun, de la
que me siento orgullosa de pertenecer.
La Historia de Armando
La leyenda una vez naci un pequeo bebe, muy inocente que
quera vivir, cuando naci el, la madre quera votarlo al rio porque
no lo quera.

Pero en ese justo en ese momento, llego un to de l y le dijo que


no lo bote porque l no tena la culpa, y entonces l se qued con l
bebe.

l le dio el nombre Armando, fue un nio maltratado, cuando


tena 7 aos se fue de la casa porque lo maltrataban mucho, se fue
a la ciudad de Santiago, viajo en el tren se fue debajo de los
asientos. El cantaba en las calles, venda dulces, etc. As pudo salir
adelante solo.

El decidi volver al pueblo de Purn, se fue a la casa de su padre


adoptivo, el padre adoptivo se puso muy contento porque volvi el
pequeo Armando. Lo baaron, le cambiaron ropa, zapatos, y le
dieron de comer.

El padre adoptivo falleci y le dejo las tierras a l porque fue un


buen hijo.

El alrededor de los 58 aos se perdon con su madre verdadera,


lloraron abrazados desde ese da el nio Armando volvi hacer feliz.