You are on page 1of 1

LOPE

Daba sustento a un pajarillo un da


Lucinda, y por los hierros del portillo
fusele de la jaula el pajarillo
al libre viento en que vivir sola.

Con un suspiro a la ocasin tarda


tendi la mano, y no pudiendo asillo,
dijo (y de las mejillas amarillo
volvi el clavel que entre su nieve arda):

Adnde vas por despreciar el nido,


al peligro de ligas y de balas,
y el dueo huyes que tu pico adora?.

Oyla el pajarillo enternecido,


y a la antigua prisin volvi las alas,
que tanto puede una mujer que llora.