LEY DE LA ATRACCION El contra ataque (Parte 2) Nota del autor: Este artículo debido a su extensión fue dividido en dos

partes, a ser publicados uno semanalmente. A continuación la Parte 2: Entonces para explicar en definitiva en mi caso, cómo cambie ese pensamiento inicial limitante, por este otro positivo; primero voy a mi entender, a dar los elementos o aspectos que yo considero necesarios tener para poder dar una conferencia, independientemente del tema del que se hable: 1º) No tener medio escénico: Este punto en particular ya lo cumplí por medio de mi trabajo cuando 10 años antes realizaba remates judiciales y me tenía que parar ante un público que era bastante difícil de llevar. 2º) Tener un buen conocimiento del tema que se va hablar: El haber leído más de 40 libros de autores consagrados y haber escrito 60 artículos para la Web y seguir haciéndolo, me da una base sólida para fundamentar la concreción de conferencias de alto nivel. 3º) Contar con los conocimientos adecuados para saber desenvolverse ante un auditorio, tanto en el desplazamiento dentro del escenario desde donde se da la conferencia, como de los movimientos de las manos y cambios de tonos de voz, para saber dar distintos niveles de valoración a las palabras que se están transmitiendo, manteniendo siempre al auditorium prendido y con un demostrado crecimiento en el interés por escuchar las enseñanzas que se van explayando. Todo ello lo fui aprendiendo cuando sin imaginarme esto, cuando estudiaba tanto en el secundario como en la Universidad, prestaba atención a los profesores que daban cátedra y veía y analizaba porque eran buenos o malos dirigiéndose al público. Y por otro lado por los artículos que hablan sobre el tema y que en forma gratuita me llegan periódicamente de otros sitios. 4º) Mostrar algo distinto y original sobre los demás autores que hacen lo mismo, no porque ello sea más importante que lo que hacen otros, sino porque significa un elemento de diferenciación a lo que se viene escuchando y permite por consecuencia crear un nuevo medio de trasmitir enseñanzas; que en mi caso particular las ejemplifico por medio de mis propias experiencias. Y sumado a esto, en ser el primero en 2000 años en interpretar la Biblia (y en darlo a publicidad) usando el lenguaje de la ley de la atracción. Si bien esto no es nuevo (saber que la Biblia habla de la ley de la atracción), si lo es el camino inverso que yo hice; porque hasta ahora todos llevaban las palabras de algunos versículos a los artículos que escribían y yo hice al revés, lleve las palabras y conceptos de los demás autores a la Biblia, y las contradicciones y las palabras confusas que presentaban el Antiguo y el Nuevo Testamento empezaron a desaparecer y a clarificarse, no porque yo sea más o menos inteligente que los demás, porque uno mira el procedimiento que aplico y yo mismo me pregunto cómo es que esto no se le ocurrió a nadie antes si era tan sencillo.

Como pueden ver en el planteo de estos cuatro puntos y de mis experiencias en cada uno de ellos, se puede apreciar como fui evolucionando y avanzando en mi meta por acumulación de más conocimientos y principalmente, por presentar dos elementos distintivos y novedosos de mi forma de transmitir las enseñanzas: “Por mis experiencias propias” (que era parte de mi meta) y por aprender de acuerdo a mis premisas, a interpretar correctamente la Biblia (lo cual no era una meta inicial, sino que surgió inesperadamente). Es decir contrariamente no a lo que deseaba, sino a lo que sentía al principio de comenzar a escribir, hoy puedo decir 60 artículos después y a un año de ello, que me siento totalmente capaz y convencido de poder dar conferencias magistrales al nivel de cualquier autor del mundo. Y lo anterior lo logré sobre la base de tres puntos que rescato por sobre todos los enumerados: 1º) Acumulación de conocimientos sobre el tema. 2º) Originalidad en transmitir las enseñanzas (contando mis experiencias). 3º) Lograr interpretar el verdadero significado que transmite la Biblia. Todos estos puntos me fueron dando alimento a mi confianza, que permitieron dar cabida y crecimiento a los pensamientos positivos que anularon esos pensamientos negativos del principio. Hasta aquí desarrollé como evolucioné en dos metas: Escribir semanalmente sobre la ley de la atracción y poder llegar a dar conferencias mundialmente. Sin embargo les estaría ocultando información vital si no les trasmitiera una tercer meta que me plante desde el inicio y que tiene intima relación con las dos metas anteriores. Me estoy refiriendo a convertirme en el mejor investigador del mundo de la ley de la atracción. Ahora presten atención, dije “investigador”; esta palabra no fue elegida al azar, si bien es lo que sentí al principio cuando comencé a hacer todo esto, el usar esa palabra y no “autor”, “coaching” o “maestro”, me liberaba de la comparación con otros, porque yo me hago llamar (investigador) de una forma que nadie que escribe por la Web lo hace. Y esa elección de mi parte, me permite convertirme en el mejor con sólo el convencimiento propio, obtenido a consecuencia de los tres puntos enunciados anteriormente, y no por tener que “competir” con otros que se hagan llamar igual. Es decir actué con una mente “creativa” y no competitiva, evitando compararme con otros y si hacerlo conmigo mismo, para ser cada día mejor. Respecto a esto intercalo una cita de, La Ciencia de hacerse Rico, pag. 23, de Wallace D. Wattles:

“Usted debe convertirse en un creador, no en un competidor; usted va a conseguir lo que quiera, pero de tal modo que cuando usted lo consiga, cada uno de los otros hombres tendrá más de lo que tiene ahora” Y esto mismo me evitó el tener que luchar con otro tipo de pensamientos negativos que hubiesen surgido si me comparaba a otros escritores, si mi elección hubiese sido ser el mejor de los autores que escriben sobre la ley de la atracción. Lo que no quiere decir que no pueda llegar a hacerlo, ni que puede pretenderlo en el futuro, sino que en esta ocasión busqué un camino, no más corto o sencillo, pero si con menos piedras. Entonces dándole un orden cronológico a mis metas, diría que el escribir perseverantemente artículos, me permitió ser original (las dos razones ya esgrimidas) y consecuentemente con esto considerarme el mejor investigador del tema. Respecto a esto intercalo una cita de, La Ciencia de hacerse Rico, pag. 31, de Wallace D. Wattles: “Por otra parte, para fijar su atención en lo mejor debe rodearse de lo mejor, y ser lo mejor. EL PODER CREATIVO dentro de nosotros nos hace a la imagen de eso a lo que damos nuestra atención.” Y esto último es la gota que rebalsó el vaso del optimismo para considerarme ya, totalmente capaz de dar conferencias en todo el mundo (la última meta de este orden cronológico). Ahora dije que me considero capaz de dar conferencias, pero me falta todavía materializar ello y ahí es donde entra lo que dije al principio de este artículo, que es poner un objetivo sobre esa misma meta y que es sobre lo que hablaré en otro artículo. Y por último hago una pequeña aclaración, pero no por ello deja de ser muy importante: Si no fuera porque mi forma de trasmitir las enseñanzas son contando mis experiencias, cualquiera que lee este artículo diría, dónde esta la humildad de que tu mismo hablas; porque decir yo soy el mejor, bla, bla ,bla, se acerca más a la soberbia y a ser petulante. Por ello tomen esto como una excepción, como si los que escribieran fueran ustedes mismos, pero para leerse sólo por ustedes, porque de lo contrario si se ponen metas diciéndoles a la cara a los otros cosas coma las que exprese ahora a ustedes, seguramente les darán una patada en el trasero diciéndoles, quien se cree que es este agrandado. Además de que siempre lo deben hacer en secreto, pero esto último es tema de otro artículo. A partir de ahora y de aquí en adelante la verdad de la “Palabra” empieza a develarse, el que quiera entender que entienda.

Si deseas saber más sobre la ley de la Atracción y acceder a un directorio con los mejores enlaces de libros y artículos que tratan sobre la Ley de la Atracción y la Física Cuántica puedes ingresar gratis en http://secretoalexito.jimdo.com/ Desde Mar del Plata, Argentina, hacia todo el mundo, Walter Daniel Genga.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful