You are on page 1of 1

Por ejemplo, la denominada escuela tradicional se esquematizaba en la figura del

docente transmisor alumno receptor, otros modelos enfatizaban la interrelación
enseñanza-aprendizaje, en la actualidad la figura que permite esquematizar los nuevos
enfoques teóricos de la enseñanza y del aprendizaje es el triángulo didáctico.
El triángulo didáctico es la figura que se emplea para representar el nuevo modelo
pedagógico que incluye los tres elementos básicos del hecho educativo: docente,
alumno y contenido, en donde cada elemento se corresponde con un vértice.
Asimismo, permite simbolizar el modo en que se vinculan esos componentes básicos
en situación de enseñanza y de aprendizaje.
Las teorías de la enseñanza y del aprendizaje han ido evolucionando a través del
tiempo, dando lugar a distintos enfoques de la tarea docente. Es necesario diferenciar
el modelo pedagógico-didáctico que constituye una elaboración teórica científica de los
modelos de enseñanza que se refieren a las propuestas derivadas de los distintos
modelos teóricos.

Triángulo Didáctico Según Ibáñez (2007), el triángulo didáctico es un sistema de referencia para
explicar las relaciones generadas entre el saber, el profesor y el estudiante, componentes
considerados necesarios para cualquier situación pedagógica; en dicho triángulo los vértices
corresponden a cada uno de los tres componentes mencionados, mientras que los lados
corresponden a las relaciones que se establecen entre estos. Definiendo la relación entre el
profesor y el saber cómo enseñanza o relación didáctica, a la relación entre el estudiante y el saber
cómo aprendizaje y por último a la relación entre profesor y alumno como formación o mediación;
teniendo presente que el papel del docente en todo momento es de mediador y facilitador del
proceso. 25 Según Coll et al. (1990), el triángulo didáctico tiene en cuenta la enseñanza, el
aprendizaje y los contenidos como elementos básicos e indivisibles de la práctica educativa; en
donde la enseñanza es considerada el proceso planeado de ayuda e influencia educativa
intencional, sistemática oportuna y variada, en la construcción de significados y atribución de
sentido, brindada a través de la actividad conjunta de desarrollo de tareas relacionadas con
contenidos específicos. El aprendizaje escolar es el proceso de construcción progresiva de sistemas
de significados y atribución de sentidos a los contenidos escolares y los contenidos escolares hacen
referencia a los saberes seleccionados para ser aprendidos por los alumnos, los cuales se organizan
en áreas curriculares que la escuela imparte a través de su currículo. Las relaciones entre los tres
elementos que conforman el triángulo son dinámicas, consideran las actuaciones manifiestas y
encubiertas de profesores y estudiantes respecto a los contenidos o tareas de manera conjunta y
articulada