You are on page 1of 7

EL INCONSCIENTE

De FREUD a LACAN

Ester Mayo
Este texto está destinado a los alumnos de Desarrollos en Psicoanálisis de
la Universidad de la Cuenca del Plata. El objetivo es desarrollar el concepto
de inconsciente, tan caro al psicoanálisis, retomando el sentido del
descubrimiento freudiano y avanzando hacia la recreación del mismo
realizada por Jacques Lacan.

La hipótesis del inconsciente

Para Freud el inconsciente es aquello capaz de producir efectos fuera del
conocimiento del sujeto. Es un inconsciente que ya está ahí, inscrito, que
opera, que es causa semántica pero también causa eficaz, que se deja
conocer por sus efectos disruptivos, intrusivos, que vienen de otro lugar,
de otra escena, según la expresión que Freud toma de Fechner.

Freud hace del inconsciente una memoria; eso es lo que Lacan llama saber,
saber que no es conocimiento, sino articulación significante.

Este inconsciente de Freud que no conocemos sino por sus efectos, es un
inconsciente supuesto. Es un real inferido a partir de sus efectos.

Esta inferencia es un desciframiento; por lo tanto, la operación analítica
consiste en dar un sentido a eso que se presenta como desprovisto de
sentido.

El estatuto del inconsciente

Cuando Freud presenta el inconsciente al público lego, captado fuera de la
sesión analítica, se consagra a demostrar lo real del inconsciente. Este real
está formado por representaciones investidas por una libido transferida; lo

sino necesaria. o más exactamente. ya que se infiere a partir de los datos de la experiencia. es la prueba irrefutable de la existencia de procesos psíquicos inconscientes. pero. dice Freud. Freud sostiene ambas cosas: el estatuto hipotético del inconsciente y. en sus textos. Para él es prioritario el estatuto libidinal del analista.real del inconsciente consiste para él en la fantasía. Hipótesis es suposición. además de tener sentido. Entonces. constituye también una vía de satisfacción. la del sentido. la existencia de los procesos psíquicos inconscientes. en sus “Conferencias de introducción al psicoanálisis” y su abordaje de la transferencia. Pero es sólo a partir del carácter libidinal que Freud introduce la transferencia. y por otro lado la de la satisfacción libidinal. está su doctrina del síntoma. para Freud. La palabra es Annahme (suposición). Para Freud el inconsciente es algo real en el sentido de la ciencia. por el contrario. la significación libidinal del analista. En la transferencia Freud detecta que lo reprimido es de naturaleza libidinal. como una hipótesis. Esta significación de satisfacción libidinal da origen al nuevo sentido que toman los síntomas en la transferencia. al mismo tiempo presenta. término latino que traduce aquello que del griego tiene el de hipótesis. lo que está en primer término es el nuevo sentido que toman los síntomas. No es una hipótesis fingida. en Lacan la interpretación condiciona la . Para Lacan. al mismo tiempo. por un lado está la dimensión semántica. cuando se revela que el síntoma. de los efectos tangibles. tanto en su dimensión semántica como en su dimensión libidinal. Inversión evidente: en Freud la transferencia como fenómeno libidinal condiciona la interpretación. Entre su abordaje del inconsciente. el significante reprimido. tal es el estatuto freudiano del inconsciente: una hipótesis. su estatuto real (en el sentido de la ciencia). que es por excelencia el significante investido. la existencia del inconsciente. creando así una neurosis de transferencia. Dar un sentido al síntoma neurótico por vía de la interpretación analítica.

de la conexión. y esto es lo que traduce la supremacía del sujeto supuesto saber en su teoría.transferencia. El sentido ocupa el lugar de la significación que advendrá y se revelará. hay una presuposición de sentido que ocupa el lugar del referente aún latente. Lacan dice que el colmo del sentido es el enigma. ocupa el lugar de la satisfacción. él piensa la transferencia. . A partir de que alguien viene a contar su síntoma al terapeuta. El sentido está ligado a un querer decir que impone la presencia de una voluntad. Es decir que la transferencia les sustrae su significación originaria y se reorganiza alrededor de un nuevo sentido. El sentido sólo puede surgir en función de la articulación. que es un acontecimiento de estructura. saber lo que eso quiere decir. impone el fantasma de una intención y del sujeto de esa intención. Esta equivalencia ubica en el horizonte de la articulación más simple la suposición de saber. que terminará revelándose. no se sabe cuál es. piensa el inconsciente como sistema de representaciones reprimidas e investidas que produce efectos que introducen una disrupción en la realidad. a partir del síntoma y a partir de su incidencia sobre los síntomas. El sujeto supuesto saber es una manera de decir lo inconsciente y Lacan lo utiliza como su equivalente. Para Freud el inconsciente y la transferencia son dos cosas distintas. de la significación de satisfacción. todavía latente. La transferencia testimonia de una incidencia libidinal que produce la reorganización semántica de los síntomas. Esta primacía en Lacan tiene una consecuencia: define el inconsciente a partir de la transferencia. En cambio. de allí la equivalencia que se propone entre sentido y no-saber. de modo que establece una relación esencial con el tiempo de su desciframiento.

le supone el saber al Otro. cuando Freud pregunta. para Lacan es el futuro. El inconsciente como sujeto se presenta como laguna. Mientras que para Freud la referencia más importante del inconsciente es el pasado. el inconsciente no es un ser. y no como aquello susceptible de completar dicha discontinuidad. de demanda del analista. pero también sujeto a un deseo de realizarse. es un saber supuesto. que se presenta en forma de pregunta. con el yo del paciente. ya que se sitúa como falta-en-ser. Este es el punto de la ética del analista: que sostenga el inconsciente a partir de su deseo.El sujeto supuesto saber es el inconsciente. indeterminado. como discontinuidad. productor de efectos. es el inconsciente no abordado como saber preexistente. el inconsciente es fundamentalmente lo no realizado que quiere realizarse. Freud propone una primera teorización mínima de este fenómeno inducido por su intención: consiste en plantear que la respuesta a dar. está en estado de intención inconsciente. El inconsciente no es un asunto de ontología sino de ética. en espera. pero para ser necesita la presencia del deseo del analista: deseo de sostener esa ficción necesaria para que el inconsciente se manifieste de la buena manera. se trata del estatuto del inconsciente en la sesión analítica. la idea. aparece un no sé que manifiesta su impotencia para responder. Cuando decimos SsS. ya inscrito allí. siempre por venir. básicamente. es incompatible con la conciencia. El Inconsciente reprimido El sujeto se presenta al análisis desde una posición de no saber. Mientras no esté realizado está en suspensión. el inconsciente está. En esta perspectiva. La pregunta asigna el saber al interlocutor. . A la intención del terapeuta. El inconsciente quiere ser. se le opone un obstáculo al querer decir del paciente. Es el inconsciente definido como sujeto y no como saber que ya está allí. pero no el inconsciente tal como lo aborda Freud.

El síntoma depende del inconsciente freudiano. Este concepto de represión fue constitutivo del inconsciente freudiano. está en el nivel lingüístico. Esta segunda tópica dio origen a la ego-psychology. Freud llamó represión a un no saber del sujeto ubicado en puntos decisivos. que descansa en una articulación significante reducida al mínimo de dos: S1-S2 Cuando Lacan aísla esta articulación significante. despejó la estructura de las formaciones del inconsciente. abandonó el camino de lo simbólico de la cura analítica. se deja descifrar según el modelo de las formaciones del inconsciente. determinantes de sus vivencias. y el yo. cuando la complejiza con la metáfora y la metonimia en su escrito “La instancia de la letra…”. ¿qué significa. en estos términos. Lacan. Deja de ser lingüística y se vuelve psicoanálisis. es decir. donde reconoce el aporte de Román Jakobson. su referencia son las formaciones del inconsciente. el inconsciente es equivalente a lo reprimido. pero no todo lo inconsciente es reprimido.973.De esta primera teorización freudiana salió el concepto de inconsciente. Por eso Lacan otorga a la represión y al síntoma la estructura de la metáfora y localiza el deseo en la metonimia. o un pensamiento. no está a disposición del sujeto. determinando así su fracaso. en cambio. se trata de la resistencia. teorización que al dedicarse a lo real de la resistencia. en el epílogo de El seminario 11 que el inconsciente es ante todo lo que se lee. y que precisamente esta ausencia da lugar al . Para la primera tópica. falta. la represión? Significa que uno de los significantes está perdido. que surgió de esta noción de incompatibilidad entre una idea. puesto que cuando escribe en 1. La definición freudiana del síntoma es relativa a su primera tópica. de lo real de la resistencia. analizando esencialmente las obras inaugurales de Freud. Pero. en su segunda tópica elabora Freud la no coincidencia entre el inconsciente y lo reprimido: todo lo reprimido es inconsciente. Esta definición sigue siendo válida para Lacan a lo largo de su enseñanza. se inscribe como las formaciones del inconsciente cuando se le agrega la represión.

es decir. Lacan plantea que el inconsciente sólo tiene sentido en dicho campo. a partir de allí se comprende todo. es un intento de formalización del inconsciente como sinsentido. sino eso que aparece cuando . la represión sería la pérdida de uno de los dos significantes. (no desarrollada aquí). se traduce por un efecto de sinsentido. que resultan comprensibles a partir del momento en que se admite el aporte de lo inconsciente. descifrarlo. es liso. presencia de un sinsentido en el campo del Otro. continuo. como reprimido. el modo original de sustracción que permitirá asir el inconsciente como lo que ante todo se lee. Parte del lugar del Otro como lugar de los significantes. científico. En este sentido. aquello que Lacan llama inconsciente no es lo que llena la laguna. Freud representa el inconsciente como aquello inferido a partir de efectos extraños. La lectura se fundaría en la ausencia de uno de estos dos significantes. Esta alienación entonces. leer el inconsciente. como discontinuidad y no como aquello capaz de completar esa discontinuidad. en cambio la represión. interpretarlo. Sobre esta base.desciframiento. sostiene entonces que la interpretación no agrega sentido. lo que deja de lado lo que Freud llamó el inconsciente no reprimido en su segunda tópica. es restituir el significante perdido. requiere de la articulación significante. sino que intenta introducir el significante que falta. Miller piensa que esta consideración inspiró a Lacan su concepto de alienación significante presentado en “Los cuatro conceptos fundamentales…” con la que intentó poner en forma la represión significante. Lacan define al inconsciente como sentido. El sentido. Para concluir: El inconsciente como sujeto se presenta como corte. hacerlo volver. el efecto de sentido. y anuncia la complementariedad necesaria que el analista aporta para que el inconsciente cobre su sentido. Por lo contrario.

Miller. Buenos Aires. Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. Miller. El seminario 11. tal como aparece en la sesión analítica. La experiencia de lo real en la cura psicoanalítica. Argentina.996. 1. Jacques-Alain. 2. Argentina. Vol. Jacques-Alain. Ed. Lacan. BIBLIOGRAFIA Freud. Jacques. Paidós. 1. 2. Argentina. Ed. . Es el inconsciente como fenómeno.005. Los usos del lapso.quiere y luego desaparece. Conferencias de introducción al psicoanálisis. Amorrortu. Obras Completas.997. Ed. Sigmund. Paidós. XVI.004. Paidós. Ed.