You are on page 1of 5

1

RECABARREN 93 AÑOS DESPUÉS
Hace 93 años, un día como hoy, entró a la
inmortalidad un obrero tipógrafo chileno. Había
nacido en Valparaíso el 6 de julio de 1876. Fue un
autodidacta, que se educó para guiar a sus hermanos
de clase.

Hoy le rendimos homenaje en nombre del Centro de
Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren,
CEILER. Para nosotros no ha muerto. Sigue vivo a
través de su pensamiento y sus obras.

Y lo recordamos, tal como lo hizo el poeta:

“Recabarren, hijo de Chile,
padre de Chile, padre nuestro.

En tu construcción, en tu línea
fraguada en tierras y tormentos
nace la fuerza de los días
venideros y vencedores.

Tú eres la patria, pampa y pueblo,
arena, arcilla, escuela, casa,
resurrección, puño, ofensiva,
orden, desfile, ataque, trigo,
lucha, grandeza, resistencia”.
2

Sí, Luis Emilio Recabarren Serrano, eres hijo de
Chile, porque naciste y te forjaste en la dura social en
el seno del pueblo.
Eres padre de Chile, padre nuestro, porque
organizaste y educaste a la clase obrera, forjando su
conciencia de clase. Porque fundaste el Partido
Comunista de Chile, creaste las bases del
Movimiento Obrero chileno; porque reconstruiste el
movimiento sindical de clase, abriste el surco de la
prensa obrera e impulsaste la cultura proletaria.
Nosotros, los recabarrenistas, intentamos ser tus
dignos herederos, seguir la huella que trazaste. No
es tarea fácil. Pero, en este mar tempestuoso,
levantamos con orgullo, contra viento y marea, tus
rojas banderas revolucionarias.
Hace dos días atrás libramos una nueva batalla. Y,
siguiendo tu ejemplo, utilizamos el voto como arma.
Fuimos derrotados electoralmente. Ganó la derecha
sediciosa, golpista, genocida y corrupta, pero también
económicamente poderosa y hábil. Capaz de cambiar
de color como el camaleón. Su candidato se disfrazó
de progresista, apropiándose de banderas que son
nuestras y que hasta hace poco había combatido. Por
ejemplo, la gratuidad en la educación.
Fuimos derrotados electoralmente, en primer lugar
por la debilidad del movimiento obrero, que tú, Luis
3

Emilio Recabarren forjaste en el segundo decenio del
siglo XX.
Movimiento obrero que aún no se recupera de los
golpes sufridos durante la dictadura fascista.
Nos referimos a sus tres aspectos:
1. La conciencia de clase en gran parte de los
trabajadores, ha sido reemplazada por una
conciencia falsa que no representa sus intereses de
clase;
2. El movimiento sindical es reducido, está
fraccionado y es débil;
3. El Partido de la clase obrera, es pequeño y con
poca influencia en las masas.
La primera tarea para los recabarrenistas es
fortalecer el movimiento obrero.
Siguiendo tu ejemplo, debemos educarnos, para
educar a los trabajadores. Librar una cotidiana lucha
ideológica, no sólo en tiempo de elecciones,
aprovechando todos los medios a nuestro alcance.
Como lo hiciste tú, con la prensa, libros y folletos, los
grupos de teatro, los conjuntos artísticos, el
Parlamento, concentraciones, el canto y la poesía.
Siguiendo tu ejemplo, Luis Emilio Recabarren,
debemos poner en el centro de nuestro pensamiento
y de nuestra acción, el movimiento sindical, su
organización, su unidad y sus luchas.
4

También debemos fortalecer en cantidad y calidad al
Partido de la clase obrera.
La derrota del domingo 17 de diciembre de 2017, fue
ante todo una derrota ideológica. No fuimos capaces
de enfrentar con éxito las mentiras de los medios de
comunicación en manos de la derecha, que son un
poderoso actor político.
La ideología burguesa y la pequeña burguesa, a las
que tú combatiste, campean en amplios sectores de
la población. Ello determinó que muchos no votaran,
que no fuera posible la unidad del progresismo y, que
gente pobre votara como si fueran millonarios.
Se abre una nueva etapa en la lucha del pueblo
chileno y en ella, los recabarrenistas tenemos una
enorme responsabilidad.
No partiremos de cero, como debiste hacerlo tú, Luis
Emilio Recabarren. Porque anteayer más de tres
millones votaron a favor de los cambios que han ido
rompiendo con la antidemocrática herencia dejada
por la dictadura fascista de Pinochet.
Debemos defender las conquistas alcanzadas
durante este Gobierno de Michelle Bachelet.
Debemos -reiteramos- fortalecer el movimiento
obrero y, aplicar una política leninista de alianzas,
para ganar más y más aliados en torno a la clase
obrera, centro y motor de la lucha por la democracia
y el socialismo.
5

Debemos poner en relieve nuestra calidad de
revolucionarios, no esconder ni nuestros principios ni
nuestras rojas banderas.

En este momento de reflujo es cuando debemos ser
más recabarrenistas que nunca.
Por ello, 93 años después de tu partida física,
proclamamos con Neruda:

“Recabarren, bajo tu mirada
juramos limpiar las heridas
mutilaciones de la patria.

Juramos que la libertad
levantará su flor desnuda
sobre la arena deshonrada.

Juramos continuar tu camino
Hasta la victoria del pueblo”.

(Discurso pronunciado por Iván Ljubetic Vargas, el
martes 19 de diciembre de 2017, en el acto realizado
en el Cementerio General)