You are on page 1of 38

Por qué cosas debemos orar?

Es importante saber por qué cosas debemos orar. En el Padre Nuestro nos muestra algunas
cosas por las cuales debemos orar. Se nos indica que oremos para que Venga su reino sobre
esta tierra. Para que Dios supla nuestras necesidades diarias. Para que perdone nuestros
pecados. Para que nos libre del diablo en forma anticipada. Que sólo se haga Su
Voluntad en nuestras vidas. Que perdone a los que nos ofenden y nos vituperan. Esas
cosas fueron consideradas ya en otra parte del libro, pero las ESCRITURAS también mencionan
otras cosas por las cuales debemos orar. Algunos creyentes a veces dicen que Se arrodillan a
orar y al pasar varios minutos ya no encuentran por qué orar. Vamos a enumerar algunas de
las cosas por las cuales debemos orar para beneficio de los cristianos que quieren hacer de la
oración su negocio principal. Amén.

1. Orar por el Espíritu Santo.


Cristo dijo que EL PADRE daría el ESPIRITU SANTO a los que se lo pidieren. (Lucas 11:13)
Sed llenos del Espíritu Santo dice la Biblia (Efesios 5: 18) Esto lo necesitamos más que
ninguna otra cosa. Sin el Espíritu no podríamos orar bien, ni vencer al diablo. Amén.
2. Para que envíe Obreros a Su Mies.
Es nuestra obligación de pedirle al Señor que levante siervos que lleven Su Palabra. Es la
única forma de alcanzar la evangelización mundial que tiene que ocurrir antes de Su venida.
(Lucas 10:2)
3. Orad por los Hermanos.
Orad los unos por los otros, dice la Palabra. El Apóstol Pablo oraba sin cesar por todas las
Iglesias y gemía por los hermanos para que Cristo fuera engendrado en ellos. Aleluya.
4. Orar por la Protección y Seguridad de los Siervos de Dios.
Los que predican el Evangelio tienen que ir y predicar en lugares de gran peligro donde los
enemigos de la obra de Dios anhelan cortar sus vidas. Sólo la oración ferviente e incesante
del pueblo de Dios puede librarlos del enemigo.
5. Orar por los que están en autoridad. (lra. Tirnoreo 2:2)
6. Orar para que estemos preparados para Su Venida.
Velad y orad en todo tiempo, si es que queréis escapar de las cosas que van a ocurrir y estar
en pie delante del Hijo del Hombre. (Lucas 21:36) Sólo la oración es la que nos va a dar la
gran victoria de estar preparados para volar al cielo en el Rapto que viene. Aleluya. (2 de
Corintios 11 :2)
7. Orar por la unidad de los Creyentes
Cristo dijo: "QUE TODOS SEAN UNO; como tú, oh PADRE en mí, y yo .en ti, que también
ellos sean uno en nosotros; PARA QUE EL MUNDO CREA QUE TU ME ENVIASTES.(Juan
17:21) La única forma como la pobre humanidad puede creer en Cristo y salvarse es que nos
unamos y rompamos ya las discordias y celos y rencillas entre los creyentes. Es necesario
que los líderes de las organizaciones se unan a orar juntos y se olviden de todo sectarismo y
se establezca una poderosa UNIDAD CRISTIANA entre los lavados en la Sangre del Cordero.
Amén.
8. Orar por la sanidad de los enfermos. (Santiago 5:16)
9. Orar por los Siervos de Dios. Por los pastores y evangelistas que llevan a las almas el
Pan de Vida. Amén.
10. Orar por la Paz de Jerusalem- (Salmo 122:6)
11. Orar por tus Familiares- (Hechos 16:31)
12. Orar por tus necesidades personales y tu crecimiento Espiritual.
(Hebreos 8:10- Salmo 139:23-24)
13. Por la Iglesia en los países comunistas
14. La Obra en las Cárceles
15. La Obra en los Hospitales
16. Para que Dios derrame un Avivamiento. (Habacuc 3:2)
17. Orar en forma diaria muy especial por el Ministerio Cristo Viene para que Dios nos
supla y nos abra puertas para seguir llevando LA PALABRA y salud a millares de oprimidos.
Amén.
18. Ora para que tengas experiencias personales con Cristo. El Señor dijo: "El que tiene
mis mandamientos y los guarda,
ese es elque me ama; y quien me ama, será amado de mi Padre, y YO también lo amaré y me
manifestaré a él. Gloria a Dios.
19. Ora para que te dé Unción Especial para Ayunar y Orar con lágrimas y gemidos
indecibles y en lenguas. Amén.
Joel 2:12 -Rornanos 8:26; Ira. de-Corintios 14:14-15)
Día 9 ORACIÓN POR
CRECIMIENTO ESPIRITUAL
MARANATHA COLOMBIA·JUEVES, 9 DE JUNIO DE 2016

Mat 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado
por el diablo.(A)

Mat 4:2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo
hambre.

Mat 4:3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas
piedras se conviertan en pan.

Mat 4:4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino
de toda palabra que sale de la boca de Dios.(B)

Mat 4:5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo
del templo,

Mat 4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus
ángeles mandará acerca de ti,(C) y, En sus manos te sostendrán, Para que no
tropieces con tu pie en piedra.(D)

Mat 4:7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.(E)

Mat 4:8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los
reinos del mundo y la gloria de ellos,

Mat 4:9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

Mat 4:10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu
Dios adorarás, y a él sólo servirás.(F)

Mat 4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.


1: Señor, ayúdame a ayunar y a orar como nunca antes en este de ayuno y
oración.

2: Padre enciende el fuego en la oración para que conquistemos en nuestras


vidas realidades espirituales que no teníamos.

3: Padre danos el espíritu de pasión en la oración para que nuestras peticiones


vivan y obtengamos respuestas.

4 Padre, que mis sacrificios de ayuno y oración sean grandemente


recompensados.

Heb 6:10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de
amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y
sirviéndoles aún.

Heb 6:11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud
hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,

Heb 6:12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que
por la fe y la paciencia heredan las promesas.

5: Señor, que este tiempo de ayuno y oración sea nuevos comienzos de


grandeza y de gloria en el nombre de Jesús.

Isa 43:19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la
conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

Isa 62:2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te
será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.

6. Padre, conviérteme en una luz a mi alrededor, úsame para ganar almas para
tu Reino.

Mat 5:14 Vosotros sois la luz del mundo;(I) una ciudad asentada sobre un
monte no se puede esconder.
Isa 42:6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te
guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones

Isa 49:6 dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de
Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las
naciones,(A) para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

Crecimiento Espiritual - ¿Cómo crecemos?


El crecimiento espiritual comienza primeramente con el creer y seguir a Jesucristo.
Hacemos esto a través de la fe. Nuestra espiritualidad crece y madura a través de:

 Oración (conversando regularmente con Dios).


 Convirtiéndonos en estudiantes de Su Palabra y enseñanzas (siendo
discípulos).
 Compartiendo las bendiciones de nuestra espiritualidad con otros
(evangelizando).
 Dándole gloria y alabanza a Dios a través de nuestra conversación,
comportamiento, y canciones (adoración).

La fe puede comenzar como una pequeña semilla. Nuestra fe crece cuando la


ejercitamos. Comparémoslo con el plantar una semilla. La cuidamos, la
fertilizamos (nutrimos), y crece. Necesitamos mantenerla lejos de las malas
hierbas. Nuestra espiritualidad es muy parecida. El Espíritu Santo de Dios prepara
nuestros corazones cuando la semilla de fe es plantada. Esa pequeñita semilla de
fe es nutrida a través de la oración, el estudio de la Biblia, y el rodearnos con
cristianos que piensen como nosotros. A medida que crece, comenzamos a
compartir con otros lo que Dios ha hecho por nosotros. Cuando no cedemos a la
tentación de pecar, crecemos espiritualmente y nos acercamos más al Señor. Esto
dará el fruto en nuestras vidas que Dios ha planeado para nosotros. Dios nos da
un gozo y una paz en la vida que desafía todas las circunstancias.

Nuestro amor por Él y todo lo que ha hecho crece. Esto crea una relación más
íntima y personal con Él y nos hace anhelar todo lo que Él tiene para nosotros. Es
un mundo que a menudo nuestras mentes humanas no pueden entender; requiere
confianza y fe en Dios. El Señor Dios nos da una paz mental, emocional, y
espiritual que sobrepasa todo entendimiento (Filipenses 4:7) Él tiene muchas más
bendiciones para nosotros que nos son dadas a través del Espíritu Santo.

Crecimiento Espiritual - ¿Qué son las bendiciones espirituales?


El crecimiento espiritual y el cosechar sus bendiciones es un trabajo del Espíritu
Santo. Pablo nos recuerda que existen dos clases de espiritualidad: la falsa y la
verdadera. En 1ra a Corintios, capítulos 12-15, se nos habla acerca de la
verdadera espiritualidad, y en particular, de los dones espirituales. Estas son
cosas que Dios desea para cada uno de nosotros, y cada persona tiene al menos
un don espiritual. El propósito de estos dones es ministrar a las necesidades de
otros creyentes. Cada uno de nosotros tiene un propósito en el servicio a Dios.
Los dones espirituales están enumerados en 1ra de Corintios 12:7-11.

Ningún don es superior a otro, y todos vienen de Dios, con el propósito de edificar
a la iglesia, para ayudar a que funcione más efectivamente, y para acercarnos
más a Él. ¿Quiere lo que sea que Dios tenga para usted? Aún cuando no
entendemos completamente, podemos recordar este versículo: "Pero sabemos
que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que
es verdadero. Y estamos en el verdadero -- en Su Hijo Jesucristo. Este es el
verdadero Dios, y la vida eterna" (1ra de Juan 5:20). Crea con fe. Crezca en su
relación espiritual con Dios, y reciba bendiciones.

Señor tu palabra dice que escuchemos atentamente lo que tu nos dice en tu palabra, dame oídos
Señor que estén alerta, que estén sensible a tu palabra y que sean obediente lo que tu mandas a
obedecer no solo quiero escuchar sino accionar lo que tu me mandas en tu palabra ,y tu dices que
no nos perdamos de vista tus palabras que la guardemos en lo profundo de nuestro corazón.
Señor crea en mi un corazón nuevo saca todo los pensamientos negativos, todo aquello que no
este de acuerdo a tu palabra, y llena mi corazón de tu palabra para que esos pensamientos nuevos
de tu palabra me den vida y salud y prosperidad en todas las áreas de mi vida hago vallado sobre
mi corazón sobre mis pensamientos y todo pensamiento que no sea tuyo lo llevo cautivo ala
obediencia de Cristo en el nombre de Jesús yo declaro que con mis labios, hablare solo las
palabras justas ,honorables, puras, rectas, y todo lo que tenga relación con tu palabra en el nombre
de Jesús Amen.

LAS DINÁMICAS DE LA MADUREZ ESPIRITUAL

1 Corintios 14.20

Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia,


pero maduros en el modo de pensar.

1. ¿Qué es Madurez?
ADVERTISEMENT
En el diccionario de la real academia de la lengua española define la palabra
madurez de la siguiente manera:

· En forma literal Edad de la persona que ha alcanzado su plenitud vital y aún


no ha llegado a la vejez.

· En forma figurativa como buen juicio, prudencia o sensatez, en otras palabras


la capacidad de tener buen juicio para tomar buenas decisiones.

El diccionario Webster lo define como el tiempo de completo desarrollo.

El diccionario Hispano Americano de la misión nos dice que la madurez tiene que
ver con el surgimiento de características personales y de comportamiento a través
de los ciclos del crecimiento.

La Enciclopedia Internacional de la Biblia nos indica que la palabra madurez


en griego se conoce como Téleios que significa: completo o perfecto, que no le
falta nada. Esta palabra es usada en el siguiente versículo:

Hebreos 5.14

Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por
el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

Habiendo dicho esto deducimos que ser maduro es ser completo de carácter.

¿En dónde se Refleja la Madurez Espiritual?

La madurez se manifiesta en el comportamiento.

Mateo 7.16

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de
los abrojos?
La importancia de ser maduro o ser completo de carácter es para responder
debidamente a las diversas situaciones que enfrentemos.

El relato de la Higuera

Este relato tiene que ver mucho con la madurez espiritual.

Marcos 11.12-14

Al día siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre. 13Y viendo de lejos
una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando
llegó a ella, nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos. 14Entonces Jesús
dijo a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discípulos.

¿Cuál fue el problema de la higuera?

Marcos nos informa que no era tiempo de recoger higos. La pascua siempre se
celebra en el mes de Marzo o Abril, la temporada de higos es en Mayo y Junio.
Pero aun así, las higueras generalmente producen unos pequeños frutos en marzo
antes de la producción mayor, luego en Abril le salen las hojas, y ya para mayo y
junio es el tiempo de la cosecha. Jesús estaba en busca de esos primeros frutos
que se podían comer, pero al no encontrar nada era una indicación de que aquella
higuera no iba a producir nada ese año.

Las hojas daban falso información del la higuera, ella reverdecía y se mostraba
prominente, pero en realidad cuando se acerco el maestro y la examino de cerca
no había nada, tipo de Israel en ese tiempo desde el punto de vista espiritual, pero
muy actual con nuestra vidas en el Señor también.

¿Qué hallara el Señor cuando busque resultados en nuestras vidas?

¿Hallara frutos o simplemente hojas? Tipo de apariencia solamente.

¿Qué impresión dejaremos en el corazón de Dios? ¿Se deleitara o se irá


desilusionado?
Debemos procurar ser como el buen árbol mencionado en Salmo 1.1-4

1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de


noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en


su tiempo, Y su

hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

Una característica básica de la madurez es:

· Responsabilidad, (sentimiento y acción) la forma en que respondemos a la


vida.

La persona madura responde a las adversidades y no reacciona a ellas.

Tu grado de madures determinara tu posición, madurez produce responsabilidad,


una persona madura es una persona responsable, puntual, ocupada, que emplea
bien su tiempo y no pasa buscando ser entretenido.

Una persona madura es eficaz y eficiente, planea, tiene propósito y objetivo, no


puede darse el lujo de perder tiempo.

Entonces ¿Qué significa ser maduro?

Un cristiano maduro es aquel que vive en armonía consigo mismo, porque ha


encontrado su lugar frente a Dios, frente al prójimo y frente a la Creación, y ha
logrado un equilibrio corporal, intelectual, de voluntad, afectivo, social y espiritual.
Lo primero que debe venir a nuestra mente cuando hablamos de madurez
espiritual deben ser las siguientes palabras: crecimiento, aumento y fruto.

1 Corintios 13.11

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño;
mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

La madurez espiritual es el dejar atrás la mente, el comportamiento, las


necesidades y los caprichos de niño.

La madurez espiritual no se mide con los dones ni con las habilidades que una
persona posea, sino con la disposición de aplicar la palabra de Dios a nuestras
vidas, y de soportar lo que venga sabiendo que nuestra confianza esta en Dios.

Es saber depender de Dios y descansar en el, disfrutar del verdadero gozo en el


Señor, es no permitir que nada ni nadie te robe de esa comunión con Dios.

Ser Maduro espiritual es tener una relación saludable con tu creador.

¿Cómo se logra un crecimiento Balanceado?

El perfecto ejemplo del verdadero crecimiento lo vemos en Lucas 2.52

Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los


hombres.

En gracia y conocimiento en Cristo 2 Pedro 3.18

Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador


Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

¿Cómo se obtiene la madurez espiritual?

La madurez espiritual es el resultado del completo conocimiento de las


enseñanzas apostólicas de Cristo y su salvación, con la correcta aplicación de
estas enseñanzas a nuestro diario vivir.
La madurez espiritual es la meta de la iglesia para cada uno de sus miembros.

Los ocho Puntos Esenciales Del Crecimiento Espiritual

Hemos dicho que el objetivo de nuestro crecimiento espiritual es el de parecernos


cada día más a Jesús.

¿Cuántos de nosotros, si nos examinamos podríamos decir que cada día nos
estamos pareciendo más a nuestro Maestro? ¿Todavía estamos bajo la influencia
de viejo hombre viciado? Cada vez que nos encontremos en circunstancias
adversas debemos constantemente preguntarnos ¿Qué haría o diría Jesús?

Cuando un creyente entra en el camino hacia la madurez espiritual, se convierte


en un cristiano intencional, con más claridad en sus objetivos y se reflejara en su
uso del tiempo y de sus métodos.

Entendiendo las dinámicas acerca de la madurez espiritual nos hará más


conscientes acerca de la manera en que Dios utiliza las diversas circunstancias
que atravesamos para acercarnos más a Él.

Vamos analizar ocho principios acerca de la madurez espiritual. Cada principio


nos revelara el misterio de cómo Dios transforma a un rebelde pecador hacia una
persona temerosa de él, llena de un verdadero amor hacia su hijo Cristo y una
sincera devoción para servirle.

1. Dios es Responsable por el proceso de nuestro Crecimiento Espiritual.

El crecimiento es un proceso, nadie crece de la noche a la mañana, así como en


lo natural esto es cierto, también se aplica para lo espiritual.

¿Quién es responsable del crecimiento de un niño recién nacido?

¿De qué formas contribuye a ese crecimiento?


¿Con que objetivo?

Existe una peligrosa tendencia en nuestro modo de pensar dentro del movimiento
cristiano, en donde creemos que el crecimiento espiritual es el producto de
estrategias humanas, o que es el resultado de buenas decisiones, o por la
determinación de un duro trabajo, hay quienes piensan que la madurez espiritual
surge cuando se adquieren puestos prominentes en la congregación.

Con esto no pretendemos restarle ninguna importancia a la responsabilidad que


recae sobre cada creyente acerca de su crecimiento espiritual, pero a la misma
vez debemos entender que el crecimiento espiritual debe estar centralizado en el
papel que desempeña la persona de nuestro Señor. Su intervención es
muy importante y esencial.

Este principio lo vemos claramente ilustrado en el NT cuando Pablo observo


ciertas anomalías en la iglesia primitiva, en donde los creyentes estaban muy
enfocados en los resultados de las obras realizadas por los líderes humanos,
Pablo sintió la necesidad de recordarles que la persona responsable por nuestro
crecimiento era solamente Dios.

1 Corintios 3.7-9

Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.
8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su
recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de
Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

La actitud del creyente debe ser de acreditar siempre a Dios por el buen resultado
de su crecimiento espiritual, y a nadie mas, Dios como un buen jardinero utiliza
todas las herramientas necesarias para el cuidado y crecimiento de sus plantas en
su jardín.

1 Corintios 15:10
“Por la gracia de Dios soy lo que soy”; en otras palabras todo lo que el cristiano
llegue a ser o logre alcanzar es simplemente por la gracia y el poder de Dios y
nada más.

Si somos salvos es por su gracia y no por nada que podamos contribuirle a esa
causa.

A muchos cristianos se les hace difícil entender que su continuo crecimiento


espiritual depende de Dios.

Dios es finalmente el responsable por el proceso de crecimiento en nuestras vidas,


desde el principio hasta el final. El nos escogió desde antes de la fundación del
mundo para hacernos parte de su familia.

Efesios 1.4

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos
santos y sin mancha delante de é.

Pero su plan no era solamente salvarnos, así como tan importante ha sido esa
experiencia transformadora, Dios continua nutriéndonos para alcanzar la
semejanza de El perdida cuando Adán peco, su trabajo como jardinero no termino
cuando plato la semilla, mas bien su papel en nuestro desarrollo espiritual apenas
comienza.

Dios a través del Espíritu Santo hace que nos acerquemos a una relación mas
intima con el Maestro para así moldearnos a su semejanza.

Filipenses 1:6

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la


perfeccionara hasta el día de Jesucristo”.

El verdadero creyente debe crecer.


Dios es responsable por el proceso y no por el resultado. Si fuera así, dios seria el
culpable de que existan cristianos inmaduros.

Este mismo principio lo encontramos en la doctrina de la Salvación, dios es


responsable de proveerla, pero no es responsable por los que se pierden por no
aceptarla.

Finalmente Dios es responsable de proveer todos los elementos necesarios y


todas las condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo espiritual de los
cristianos.

Entonces si eso es así, ¿Por qué entonces hay cristianos que no crecen?

2. Esfuerzo, Diligencia y Disciplina son absolutamente necesarios para el


crecimiento spiritual.

Aunque Dios es completamente responsable por la provisión para nuestro


crecimiento espiritual, no sugerimos restarle la importancia a la necesidad de
nuestro propio Esfuerzo, Diligencia y Disciplina, es mas la Biblia misma sugiere
que nuestra diligencia es esencial para el proceso de crecimiento.

Dios no tiene candidatos, sino escogidos. El llamado de Dios es una


promoción.

Cuando Dios llamo a Josué, lo promovió de siervo a líder, Moisés había muerto
pero la obra de Dios tenía que seguir adelante.

La promoción de Dios no es como la de los hombres que solo te incrementan el


grado de responsabilidad juntamente con el salario, la promoción de Dios viene
con garantías, siempre y cuando nosotros cumplamos nuestra parte del contrato.
El llamado de Dios está diseñado para tu seas exitoso en lo que El pone en
tus manos.

Aunque la promoción de Josué requería mucha responsabilidad, ella a su


vez venía con grandes promesas como: Josué 1.5

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés,
estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

1. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida.

2. Estaré contigo como estuve con Moisés.

3. No te dejare ni te desamparare.

Estas tres promesas no eran incondicionales, y es por eso que vemos en este
mismo capítulo algo muy particular acerca del llamado de Josué, Dios le dice en
tres ocasiones Esfuérzate y se Valiente.

Josué 1.6

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra


de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

Josué 1.7

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la


ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra,
para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Josué 1.9
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes,
porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

ESFURZATE

¿Qué significa esforzarse? Esforzarse es hacerse fuerte con un fin claro,


fortalecerse, hacerse de una contextura mas solida.

Las cosas fuertes duran, no son frágiles ni se quebrantan fácilmente, son


confiables, se les puede usar con más frecuencia por su durabilidad, son de mayor
calidad, por eso cuestan mucho obtenerlas, ser fuerte es tener poder sobre, es
poder soportar.

En estos versículos la fortaleza que Dios le requiere a Josué no es una fuerza


física, sino más bien una fortaleza mental. La fuerza es de la voluntad.

La voluntad es la potencia o el poder del alma que mueve a una persona a hacer o
no hacer una cosa.

¿Por qué Dios quiere que Josué sea más fuerte? ¿No sería mejor que con el
llamado o la promoción de Dios el trabajo fuese más fácil?

La presencia de Dios no es garantía para un trabajo fácil, es mas cuando


Dios promete su presencia es porque lo que viene es difícil.

Dios te promete la victoria, (El Resultado) pero no te quita ni te exime de la batalla


(El Proceso). Sin cruz no hay gloria.

VALENTIA

Dios también le dice a Josué se valiente: La valentía es un estado en el ánimo o


alma de una persona.

En el ánimo o alma es donde residen todas las intenciones del corazón. Es ahí
donde se determina el nivel de energía, entusiasmo y de intensión de hacer las
cosas.
Mi estado de ánimo depende de la unión de dos cosas:

· De lo que Quiero

· Con lo que Recibo

Si lo que Quiero no va en acuerdo con lo que Recibo, mi estado de ánimo será


afectado de forma negativa, de igual forma si lo que Quiero está en acuerdo con lo
Recibo, entonces mi estado de ánimo será positivo.

La fortaleza está en la voluntad (mente), la valentía en el estado de ánimo


(corazón).

La fuerza de mente alimenta nuestro estado de ánimo. La fuerza mental se


obtiene con el conocimiento, la ignorancia mata, es por eso que el Señor está
interesado que su pueblo lo conozca a Él y sus estatutos, para que así nosotros
podamos estar confiado en medio de las dificultades. El conocimiento produce
confianza.

Salmos 28.7

Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por


lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré.

La fortaleza es de donde provienen mis fuerzas.

Salmos 27.1

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi


vida; ¿de quién he de atemorizarme?
RENOVAR NUESTRA MENTE

Difícilmente usted encontrara a una persona fuerte de mente, desanimada. Y me


refiero en el Señor. Es por eso que debemos procurar tener la mente de Cristo.

Efesios 4:23

Reina Valera
Nueva Versión
Revisada Traducción en lenguaje actual
Internacional
(1960)
23 Ustedes deben cambiar completamente su
23 y renovaos 23 ser renovados
manera de pensar, y ser honestos y santos
en el espíritu de en la actitud de su
de verdad, como corresponde a personas
vuestra mente, mente;
que Dios ha vuelto a crear, para ser como él.

Romanos 12:2

Reina Valera Revisada Nueva Versión Traducción en lenguaje


(1960) Internacional actual
2 No se amolden al mundo
2 No os conforméis a este 2 Y no vivan ya como vive
actual, sino sean
siglo, sino transformaos por todo el mundo. Al
transformados mediante la
medio de la renovación de contrario, cambien de
renovación de su mente.
vuestro entendimiento, para manera de ser y de
Así podrán comprobar cuál
que comprobéis cuál sea la pensar. Así podrán saber
es la voluntad de Dios,
buena voluntad de Dios, qué es lo que Dios quiere,
buena, agradable y
agradable y perfecta. es decir, todo lo que es
perfecta.
bueno, agradable y
perfecto.

Volviendo a Josué, Dios le manda a ser fuerte y valiente esto, no es algo que Dios
podía hacer por Josué, más bien Josué tenía que desarrollar estas cualidades por
sí mismo.

Todo lo que Dios podía hacer era prometerle su presencia y garantizarle la


victoria, siempre y cuando esa palabra motivara e inspirara a Josué a formar en su
carácter las cualidades necesarias para activar esas promesas.

A través de una determinación, basada en el conocimiento revelado por Dios


cuando lo llamo.

La palabra de Dios debe producir en el cristiano firmeza y un sentido completo de


seguridad.

DILIGENCIA

Ese conocimiento que produce fuerza y valentía, se transforma en diligencia y


disciplina:

¿Qué es diligencia? Es la prontitud, agilidad y cuidado con que se ejecuta una


cosa.

2 Timoteo 2.15

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de
qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

Este versículo lo limitamos solo al hecho de predicar o ensenar la palabra de Dios


adecuadamente, pero este pasaje primordialmente nos indica que todo creyente
debe aplicar correctamente la palabra de Dios a su vida para así ser hallado
aprobado ante Dios mismo, más que predicar como una eminencia, esto hace
referencia a una debida aplicación personal de la palabra de Dios a nuestras
vidas.
Si no la entendemos bien, no la aplicaremos efectivamente a nuestras vidas, y
mucho menos podremos ensenarla y predicarla con eficacia.

Romanos 12.10-11

Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos
los unos a los otros. 11En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en
espíritu, sirviendo al Señor;

Efesios 5.15

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios.

2 Pedro 1.3-8

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas
por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria
y excelencia, 4por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas
promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza
divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la
concupiscencia; 5vosotros también, poniendo toda diligencia por esto
mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6al conocimiento,
dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7a la piedad,
afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8Porque si estas cosas están en
vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al
conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Virtud: Término que esencialmente denota el conjunto de cualidades tales como


la moralidad, la bondad, el valor, que caracterizan a una persona o cosa y por lo
cual adquiere renombre, excelencia o alabanza.

El cristiano tiene el llamado de anunciar las virtudes de Cristo, no las


propias. (1 Pedro 2.9). Esto es posible, pues Cristo vive en el creyente y le ha
dado el Espíritu Santo para que le imparta la capacidad de mostrarlas. En 1 Co
13.13 se enumeran las tres virtudes teologales: fe, esperanza y amor. En
Apocalipsis 2.19 se mencionan cuatro virtudes y en 2 Co 6.4, seis. En 1 Ti 6.11, 2
P 1.5 y Gálatas 5.22 hay otras listas.

DISCIPLINA Es el estilo de vida que incorpora varias regulaciones y reglas que


se espera el creyente viva y cumpla. Estas reglas de vida son de aplicación
individual y colectiva, y tienen el propósito de guardar a los cristianos dentro de un
estilo de vida espiritual y moralmente sano.

1 Corintios 9.24-27

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno
solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25Todo aquel que
lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible,
pero nosotros, una incorruptible. 26Así que, yo de esta manera corro, no como a la
ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo
mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para
otros, yo mismo venga a ser eliminado.

1 Timoteo 4.7-8

Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; 8porque el


ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha,
pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

Nueva Versión Nueva Biblia de Traducción en


Internacional los Hispanos lenguaje actual
7 Pero nada 7 No prestes
7 Rechaza las
tengas que ver con atención a historias
leyendas
las fábulas falsas, que la
profanas y otros
profanas propias gente inventa. Más
mitos semejantes.
de viejas. Más bien bien, esfuérzate
Más bien,
disciplínate a ti por ser un buen
ejercítate en la
mismo para la discípulo de
piedad,
piedad. Jesucristo.
8 pues aunque el 8 Porque el 8 Es verdad que el
. ejercicio físico trae ejercicio físico ejercicio físico ayuda a
algún provecho, la aprovecha poco, que todo el cuerpo esté
piedad es útil para pero la piedad es sano, pero es mucho
todo, ya que provechosa para mejor esforzarse por
incluye una todo, pues tiene confiar cada vez más en
promesa no sólo promesa para la Dios, porque nos hace
para la vida vida presente y bien aquí en la tierra y
presente sino también para la también nos servirá
también para la futura. cuando vivamos en el
venidera. cielo. Esto es una
verdad que podemos
creer, y debemos creer.

Piedad Virtud que, por el amor a la divinidad, inspira devoción y reverencia a las
cosas consideradas sagradas; y por el amor al prójimo, actos abnegados y
compasivos.

Hemos tomado tiempo en estas características para hacer conciencia en los


hermanos que dentro del crecimiento espiritual existe una parte que nos
corresponde, y que Dios no va a intervenir en ella, aunque Dios es responsable
por la provisión de todo lo necesario para el crecimiento espiritual, el creyente
juega un papel crucial dentro del desarrollo del mismo.

3. La madurez espiritual depende de una intima relación con Jesucristo.

A nosotros se nos ha enseñado que una relación con Cristo es vital para la
salvación, Pero debemos entender que la relación entre el creyente y Dios debe
continuar más allá de ese punto introductorio.

La salvación es simple el primer paso a una larga jornada de intimidad con el


Señor.

La ceremonia de bodas en una relación matrimonial es importante, pero la


intimidad del matrimonio es mucho más profunda e importante que la ceremonia
en sí.

El crecimiento en la vida del creyente requiere una constante relación de intimidad


con Cristo.
Jesús nos dio una clara ilustración de conexión que existe entre crecimiento
espiritual y una relación con él en Juan 15:1-17, aquí Jesús describe que la única
forma de crecer y dar fruto en nuestras vidas es manteniéndonos afirmados en el.

Esta palabra “PERMANECER” describe la responsabilidad del creyente de


mantenerse constantemente conectado a Jesús a través de su vida en una
constante comunión íntima con él.

¿Cuáles son los beneficios de una vida de intimidad con Jesús en estos
versículos?

1. Una vida fructífera ver. 2, 3, 4, 5, 8.

Juan 15.2

Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo
limpiará, para que lleve más fruto.

Juan 15.3

Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

Juan 15.4

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por


sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en
mí.

Juan 15.5
Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste
lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 15.8

En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis
discípulos.

Nosotros sabemos que el dar fruto tiene todo que ver con el fruto del Espíritu.

Gálatas 5.22-23

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
23mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Los cuales se manifiestan primeramente en nuestro carácter, y se desbordan


sobre las vidas de los que nos rodean.

La evidencia de este fruto está directamente relacionada con nuestra meta a


alcanzar una madurez espiritual, mientras más madure un creyente, mas fruto se
debe observar.

2. La compañía de Él, en el verso 4 Permaneced en mí, y yo en vosotros.


Mientras nos mantengamos cerca de Jesús, El nos promete estar también cerca
de nosotros, ¡que promesa! en días en donde las relaciones interpersonales se
convierten menos estables, Jesús nos garantiza seguridad.

Santiago 4.8

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y


vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
3. Otro beneficio de mantener una relación intima con Jesús es la contestación
de nuestras oraciones.

Juan 15.7

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que


queréis, y os será hecho.

Mientras más cerca estés de una persona, más sensible esa persona es a tus
necesidades.

Mientras más cerca de Dios estamos más nuestros pensamientos y deseos se


parecerán a los de Él.

Lucas 11.9

Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

4. El cuarto beneficio de tener una intimidad con Jesús es Gozo.

Juan 15.11

Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea
cumplido.

Más que una felicidad momentánea que depende de circunstancias externas, el


gozo que Jesús ofrece es uno que se relaciona con una paz interna supernatural
que trae satisfacción emocional aun en medio de las circunstancias más
angustiosas.

Filipenses 4.7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones


y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
5. Jesús ofrece a los que tienen intimidad con él, una Amistad Genuina.

Juan 15.14-15

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. 15Ya no os llamaré


siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado
amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

A este nivel de amistad con Jesús, El nos capacita como discípulos de el a tener
un discernimiento de su palabra con mayor claridad y profundidad. Los amigos de
Jesús gozan de todas las ricas bendiciones de intimidad con el Rey de Reyes y
Señor de señores.

4. El potencial para el crecimiento espiritual no puede determinarse a


primera vista.

Sería peligroso predeterminar dentro de la comunidad cristiana, quien será el


futuro líder de cierta organización basado en opiniones humanas. Hemos
observados que personas prominentes, sobresalientes ya sea en atletismo, en
popularidad aun con una carrera brillante han sido víctimas del fracaso, pero de la
misma manera hemos observado a otros de los cuales nunca se ha esperado algo
bueno de ellos, florecer como gigantes en el cristianismo.

Las medidas que Dios utiliza para el éxito, son diferentes a las que nosotros los
hombres estamos acostumbrados.

Cuando evaluemos nuestras vidas, debemos ser cuidadosos de no poner en poco


lo que Dios puede hacer a través de cada uno de nosotros. En vez de
compararnos con los gigantes espirituales y su caminar en el Señor, deberíamos
ser sabios de reconocer que estos gigantes espirituales comenzaron a ser
exitosos porque tuvieron un intimo caminar con Dios.

1º Samuel 16.7
Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su
estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre;
pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

Cuando Samuel fue a buscar un sustituto para reemplazar a Saúl como rey de
Israel, sintió la tentación de escoger de los hijos Isaí los que a su parecer serian
los más apropiados para el trabajo, pero todos conocemos la historia, en donde
claramente Dios reprendió a Samuel por su falta de discernimiento espiritual y le
dijo “Yo no considero su apariencia ni su estatura, yo lo he desechado”.

Dios no mira las cosas que los hombres buscan, mientras que el hombre se deja
llevar por la apariencia externa, Dios ve más allá y mira el corazón de las
personas.

Quien hubiera podido predecir que un humilde joven pastor se convertiría el rey
más famoso de la historia de la nación de Israel.

Pablo en su primera carta a los Corintios, le responde a su preocupación hacia


una apariencia exterior como cualidad para liderazgo.

1 Corintios 1.26-29

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la
carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27sino que lo necio del mundo
escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios,
para avergonzar a lo fuerte; 28y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios,
y lo que no es, para deshacer lo que es, 29a fin de que nadie se jacte en su
presencia.

Dios no confina sus propósitos solamente a los más inteligentes y a los que
aparentemente sean los mejores, más bien el escoge a las personas que tengan
un corazón dispuesto a seguirle a Él, sin importar sus habilidades naturales o
talentos.
Esta es una práctica peligrosa en el cristianismo de hoy, en donde nos enfocamos
en discipular solo aquellos quienes tengan un mayor potencial, basado en el
pensar de no querer perder el tiempo en seguidores que percibimos sean poco
sinceros, corremos el riesgo de descartar a alguien que Dios pueda usar
poderosamente.

Jesús hace énfasis de este principio en la parábola del grano de mostaza.

Mateo 13.31-32

Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de
mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; 32el cual a la verdad es la
más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las
hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen
nidos en sus ramas.

Dios se deleita haciendo algo grande de cosas pequeñas e insignificantes, quien


pudiera imaginarse que un pequeño grano de mostaza produce un inmenso árbol.

Desde la perspectiva humana las cosas pequeñas de este mundo casi siempre
suelen ser de poca importancia, pero Dios lo ve con gran potencial, y aquello
puede llegar a ser lo más grande jamás imaginado.

Nunca debemos tener en poco lo que Dios puede hacer en nuestras vidas y en las
vidas de otros, porque lo que él ve es un potencial tremendo de crecimiento en
cada creyente que cree en El.

5. El crecimiento Espiritual es primordialmente un proceso de adentro


hacia fuera.

Dios trabaja primeramente en la condición interna de una persona, su corazón, en


vez de concentrarse en su apariencia externa. Estos principios de crecimiento
espiritual solamente se aprenden cuando lo integramos a nuestro ser, cuando
llegan a ser parte de nosotros mismos.
Desde el principio de la recolección de la historia bíblica, Dios siempre ha retado al
ser humano a ofrecer un corazón completamente entregado a él en adoración y
servicio.

Deuteronomio 6.4-6

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5Y amarás a Jehová tú Dios de
todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6Y estas palabras que
yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón.

Amor servicio y adoración son acciones que se despiertan con pasión en nuestros
corazones, nuestro reto es mantener el fuego espiritual encendido en nuestros
corazones.

El potencial de la vida y del crecimiento es algo que siempre estará dentro de la


persona y no afuera, el futuro de una planta depende de la semilla que dé, pero
esa semilla se encuentra no en la planta misma sino en el fruto que ella da, y
dentro de esa semilla es donde se encuentra la información necesaria para
supervivencia de su clase.

El potencial de una semilla se encuentra dentro de ella, así mismo el potencial


tuyo esta dentro de ti en tu corazón.

La Palabra clave es la SEMILLA.

En la parábola del Sembrador Jesús nos habla de este principio (Marcos 4:1-20)
aunque la interpretación común de esta parábola consiste en el enfoque del papel
del sembrador, uno de los propósitos de la misma era también dejarle saber a los
discípulos las dinámicas de cómo el crecimiento espiritual ocurre en diferentes
personas.

De cómo ocurre ese crecimiento, o si ocurre en realidad, o no ocurre nada.

Todo este crecimiento depende del grado o condición del corazón de la persona,
recordemos que el potencial de la semilla es el mismo en todos los terrenos, el
potencial de la palabra es el mismo en todos los corazones, pero es el corazón de
las personas determinara el efecto de esa palabra.

Cuando el corazón de una persona es suave o sensible para recibir las cosas
espirituales, su habilidad de entender y asimilar la palabra es mucho mayor.

El crecimiento espiritual empieza en el corazón y se va moviendo de una forma


progresiva en nuestras expresiones externas.

6. El crecimiento Espiritual se refleja en todos los aspectos de nuestras


vidas.

Lo que empieza en el interior de una persona, eventualmente afectara todos los


aspectos de su vida, su familia, sus amigos, su trabajo, sus negocios, su tiempo
libre o de entretenimiento etc. El deseo de Dios es que sus hijos le amen
completamente, con todo su corazón con toda su alma y con toda su mente.

Deuteronomio 6.5

Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus
fuerzas.

Teniendo esto en mente entendemos que el crecimiento espiritual se manifiesta


cuando permitimos que el Espíritu Santo afecte no solamente la parte espiritual de
nosotros, sino que sangre en todas las diversas áreas de nuestras vidas.

Lucas 2.52

Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los


hombres.

Este versículo nos indica que Jesús crecía en estatura (física en posición) Gracia
(Habilidad) y sabiduría (Conocimiento, Mente) ante Dios y ante los hombres, la
unión de estas tres es el resultado del crecimiento espiritual. El crecimiento
Espiritual es multidimensional.
Pablo llama a este proceso de transformación como “el renuevo de nuestro
entendimiento”

Romanos 12.1-2

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis
vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto
racional. 2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la
renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena
voluntad de Dios, agradable y perfecta.

No importando como los filósofos o teólogos quieran subdividir la naturaleza


humana, la Biblia claramente nos enseña que el crecimiento espiritual envuelve
todos los aspectos que componen la vida del ser humano.

7. El crecimiento Espiritual sucede dentro de un contexto social.

No es sorprendente que una familia o una iglesia que practique la unidad entre
ellos caracterizada por el amor, se conviertan en nidos seguros para el crecimiento
espiritual.

El cristianismo es aprendido primordialmente dentro de un laboratorio de


relaciones humanas, si así pudiéramos decirle.

Dentro del ceno de una familia se produce el ambiente adecuado para que los
hijos aprendan a amar y honrar a Dios, tanto en la familia natural como también en
la espiritual (la Iglesia).

El plan de Dios siempre ha sido que los padres sean ejemplo, le enseñen y
eduquen a sus hijos dentro de la intimidad de un hogar acerca del temor de Dios.

Deuteronomio 6.6-9

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7y las repetirás
a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al
acostarte, y cuando te levantes. 8Y las atarás como una señal en tu mano, y
estarán como frontales entre tus ojos; 9y las escribirás en los postes de tu casa, y
en tus puertas.

Exhortaciones a la obediencia, Moisés instruye a los líderes de cada familia a ser


ejemplos de su fe frente a sus hijos y que enseñen a sus hijos los estatutos de
Dios.

Cuando examinamos tanto la historia como las experiencias contemporáneas, nos


damos cuenta que aun los padres cristianos hemos fracasados con esta
responsabilidad bíblica.

Cuando los hijos crecen en un ambiente de calor y estabilidad emocional


complementada con un buen estimula al auto estima, y añadiéndole también los
limites correctos, las posibilidades de que ellos respondan positivamente a las
enseñanzas cristianas se aumentaran considerablemente.

Una Iglesia “saludable” provee un ambiente donde personas de todas las edades,
de diferentes grupos sociales, étnicos y de diversas vocaciones, pueden aprender
a amar a Dios y a las demás personas.

Este principio de diversidad está claramente demostrado por la iglesia primitiva en


Jerusalén. En el libro de Hechos 2:42-47 observamos evidencias de la calidad de
comunidad y de las influencias sobre la gente que las rodeaban.

Beneficios de Congregarse:

· Una de las principales razones por el crecimiento de la iglesia primitiva, era


el alto sentido de comunidad que tenían sus miembros.

· Las personas se desarrollan mejor cuando pertenecen a un cercano grupo


en donde sus participantes muestran cariño los unos por los otros y hay un sentido
de compromiso.

· También, las personas aprenden mejor cuando juntos luchan por las mismas
causas que son de inmediata preocupación para todos.
La iglesia primitiva entendió que la única forma de cumplir con la gran comisión e
infiltrarse en el mundo pagano era a través de la unidad como familia de Dios.

La confraternidad y la comunidad fueron factores estratégicos en el crecimiento de


la iglesia primitiva.

El termino koinonia se utilizaba para expresar el parentesco entre los creyentes a


causa de su relación con Cristo.

Pablo explica las dinámicas del cuerpo de Cristo en ayudar a personas en el


crecimiento espiritual.

Efesios 4.11-16

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a


otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del
ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a
la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la
medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños
fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de
hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15sino
que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza,
esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por
todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de
cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Como líderes en la iglesia, entrenar a personas a servir y ministrar los unos a los
otros, era esencial para la edificación, y unidad de los cristianos como para un
mayor conocimiento de Cristo.

Mientras más los miembros del cuerpo de Cristo se conduzcan de una forma
amorosa entre ellos, más se parecerán a su maestro. En esto conocerán que
son mis discípulos.
Entendiendo esto vemos que los creyentes aprenden y crecen cuando por
experiencias son entrenados por aquellos cristianos maduros, que se envuelven
en la formación de los nuevos convertidos de una manera activa en sus vidas,
estos grupos de cuidado proveen la motivación necesaria por sus compañeros y
las ayuda a aplicación de lo aprendido a su diario vivir.

8. Frustración, Sufrimiento y Retos son elementos esenciales para el


Crecimiento Espiritual.

Una de las mayores contribuciones que la psicología educacional ha hecho en el


campo de la educación cristiana, es de hacernos comprender como las personas
aprenden.

Una simple reflexión de la historia del cristianismo nos enseña que la persecución
hace a la Iglesia más fuerte.

Algunas ciencias sociales han intentado de explicar el porqué de esto, y en su


intento han deducido que la única forma de que un organismo vivo crezca o
cambie es encontrando obstáculos lo suficientemente grande que los obligue a
reevaluar o volver a pensar su previa forma de lidiar con las cosas.

Principio Psicológico del Aprendizaje:

Cuando el organismo enfrenta dichos obstáculos, al principio experimenta un


sentimiento de frustración y desanimo, pero mediante un proceso de intento sin
éxito, reevalúa sus opciones, eventualmente dicho organismo vence el obstáculo,
o se deja controlar por el mismo.

Existe amplia evidencia en las escrituras que hacen referencias a este principio,
que nosotros crecemos más, durante los momentos difíciles.

Filipenses 1.29

Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él,


sino también que padezcáis por él.
Aunque ya sabemos que sufrir por seguir a Cristo es parte de la vida del creyente,
no podemos negar los beneficios que también vienen con el mismo.

Santiago 1.2-4

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
3sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4Mas tenga la paciencia
su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa
alguna.

De manera que debemos ver al sufrimiento como una oportunidad para aprender
obediencia.

Hebreos 5.7-9

Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y
lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor
reverente. 8Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9y
habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los
que le obedecen.

El sufrimiento fortalece nuestra fe en la palabra de Dios, en vez de promover la


confianza en nuestros sentimientos. El sufrimiento se convierte en una
herramienta que Dios utiliza para podar a los creyentes con el fin de ayudarlos en
el proceso de su crecimiento espiritual, con el fin de proyectar una imagen más
clara del carácter de Cristo.

El sufrimiento debe apreciarse como un valioso regalo producto de la salvación,


solo si entendemos como nos ayuda aprender y crecer en el desarrollo de nuestro
carácter.

Dios utiliza el sufrimiento y la persecución en nuestras vidas para retarnos a


mayores niveles espirituales, de conciencia y de vida.
VERSICULOS CLAVES ACERCA DEL CRECIMIENTO ESPIRITUAL

1. El crecimiento del cuerpo de Cristo. Efesios 4.16

De quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas
que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su
crecimiento para ir edificándose en amor.

Colosenses 2.19

Y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y


uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

2. Madurez de pensamiento. 1 Corintios 14.20

Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia,


pero maduros en el modo de pensar.

3. Madurez en el conocimiento. Proverbios 1.5

Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo.

4. El crecimiento en general. Proverbios 11.24

Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo
que es justo, pero vienen a pobreza.

5. Madurez por la dulzura de la palabra. Proverbios 16.21

El sabio de corazón es llamado prudente, Y la dulzura de labios aumenta el


saber.

6. Madurez por dar a otros. Lucas 6.38

Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en


vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.
2 Corintios 9.7-11

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad,


porque Dios ama al dador alegre. 8Y poderoso es Dios para hacer que abunde en
vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo
suficiente, abundéis para toda buena obra; 9como está escrito:

Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre.

10Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará
vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, 11para que estéis
enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros
acción de gracias a Dios.

7. Madurez por medio de la palabra de Dios. Salmos 1.2-3

Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de


noche.

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su


tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

Hebreos 5.12-14

Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de


que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de
Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento
sólido. 13Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de
justicia, porque es niño; 14pero el alimento sólido es para los que han alcanzado
madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el
discernimiento del bien y del mal.

1 Pedro 2.2
Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por
ella crezcáis para salvación.

8. Madurez al hablar la verdad en amor. Efesios 4.15

Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la


cabeza, esto es, Cristo.

9. Madurez por medio de oración. Colosenses 1.9-10

Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por
vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda
sabiduría e inteligencia espiritual, 10para que andéis como es digno del Señor,
agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el
conocimiento de Dios.

10. Madurez al Practicar las virtudes cristianas de la fe. 2 Pedro 1.5-8

Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe
virtud; a la virtud, conocimiento; 6al conocimiento, dominio propio; al dominio
propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7a la piedad, afecto fraternal; y al afecto
fraternal, amor. 8Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os
dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor
Jesucristo.