You are on page 1of 2

EDUCACIÓN

8 técnicas de estudio para aprobar cualquier


examen
28/08/2015

Aprobar o no un examen depende de cómo estudies. Por eso conocé las 8 técnicas
infalibles de estudiar para salvar cualquier examen que tengas

Existen técnicas de estudio que su


eficiencia está abalada por la ciencia.
Utilizándolas seguramente te acerques
más a la posibilidad de aprobar
cualquier examen que te propongan.
¿Qué estas esperando? Aprendé
cuáles son a continuación

Lee también
» Cómo retener mejor la información
que lees en 3 simples pasos
» ¿Es válido aprender enseñando?
» Música para estudiar: ¿sí o no?

1. Lento, organizado y seguro


¿Querés guardar en tu memoria para siempre lo que aprendés para un examen? Entonces evitá
estudiar únicamente 2 dias antes. Tal vez lo retengas en la memoria para ese día específico
pero después esos conocimientos los olvidarás igual de rápido que los memorizaste.
Sin embargo, si optás por organizar tu jornada de estudio con tiempo, dividiéndolo en jornadas
cortas, verás que no solo te irá mejor en el examen, sino que adquirirás nuevos conocimientos de
por vida. El secreto está en no saturarte con jornadas maratónicas, sino que dividir el estudio con
descansos y repasando siempre antes de empezar un tema Nuevo.

2. Buscale un sentido
Si bien los exámenes pueden ser sobre temas nuevos, siempre tienen relación con algo que ya
conocés de antes. Por eso es importante buscarle un sentido a lo que estás estudiando, tratando
de pensar cómo se relaciona con los temas anteriores, buscando realmente procesar y
razonar la información. Una forma de hacerlo es tratando de explicárselo a alguien más. Ahí
comprobarás si realmente lo entendiste o si estás repitiendo como un loro.

3. Estudiá en varios lugares


La mayor parte de los estudiantes suelen estudiar para un examen encerrados en su cuarto. Pero
distintas investigaciones aseguran que es mejor variar el lugar donde estudiamos. Esto se debe a

Copyright © 2015 Universia Argentina. Todos los derechos reservados. Página 1 de 2


que incentivamos al cerebro a formar nuevas asociaciones respecto al mismo material de estudio.
Es una forma de afirmar nuestros conocimientos en la memoria.

4. Combiná los temas


¿Tenes muchos temas para estudiar? Tratá de ir estudiándolos a la vez. Es decir dividí cada
jornada de estudio en diversos momentos para cada tema. De esta manera evitás el momento de
crisis que viven las personas cuando intentan acordarse de lo que estudiaron el primer día y se
percatan de que se olvidaron de muchas cosas.
Utilizá tu memoria visual escribiendo a mano las ideas más importantes
5. Recordá tu voz
Cuando aprendemos de memoria una canción, tenemos en nuestra mente la voz del cantante y la
melodía que nos ayudan a recordar sus palabras. Del mismo modo podés probar grabarte
diciendo la lección y luego escuchate una y otra vez. El día del examen podrás relacionar la
pregunta con tu voz hablando del tema. Superá el disgusto por la forma en la que suena tu voz y
probá esta técnica.

6. El estudio de la noche
Antes de ir a dormir seguramente quieras hacer cualquier cosa menos estudiar. Navegás en
Facebook, lees las noticias del día o mirás una serie. Sin embargo puede ser una buena idea
repasar una vez más lo que aprendiste durante el día. La idea no es fundir tu cerebro
agregándole nueva información a último momento, pero si repasar una vez más lo que ya
aprendiste.
El motivo científico es que por la noche tu cerebro refuerza en la memoria nuevos conocimientos,
por lo cual podés motivar a que realice este proceso leyendo tu resumen una última vez antes de
sumirte en el sueño más profundo.

7. Hacé simulacros de examen


Un tip que utilizan las personas que siempre les va bien en los exámenes, es realizar simulacros
de examen. Para ello andá a la biblioteca de tu Universidad y pedí exámenes de distintos años
de esa materia. Tal vez algunos temas varíen, pero el estilo de pregunta puede ayudarte a
prepararte para el formato de examen que tendrás, lo cual te ayudará a llegar al día crucial con
más confianza.

8. Escribí una síntesis a puño y letra


Tal vez ignores que tenés talento para la memoria visual. Por eso no dudes en descubrirlo con un
simple tip: agarrá papel y lápiz y tratá de escribir a mano lo más importante de cada tema,
utilizando flechitas, resaltadores y todo lo que te ayude a verlo de una manera clara. Luego fíjate
en tus apuntes y en el libro qué cosas te olvidaste y también anotálas. Vas a conseguir archivar
en tu mente las ideas importantes y al momento del examen te va a resultar fácil visualizar tu letra
y las cosas que resaltaste.

Fuentes: Universia Argentina

Copyright © 2015 Universia Argentina. Todos los derechos reservados. Página 2 de 2