You are on page 1of 5

ARTE

El arte (del latín ars) es el concepto que engloba todas


las creacionesrealizadas por el ser humano para expresar una visión
sensibleacerca del mundo, ya sea real o imaginario. Mediante recursos
plásticos, lingüísticos o sonoros, el arte permite expresar ideas,
emociones, percepciones y sensaciones.

La historia indica que, con la aparición del Homo Sapiens, el arte tuvo una
función ritual y mágico-religiosa, que fue cambiando con el correr del
tiempo. De todas formas, la definición de arte varía de acuerdo a la época y a
la cultura.
Con el Renacimiento italiano, a fines del siglo XV, comienza a distinguirse
entre la artesanía y las bellas artes. El artesano es aquel que se dedica a
producir obras múltiples, mientras que el artista es creador de obras únicas.
Precisamente es en el Renacimiento Italiano donde encontramos una de las
etapas más importantes de la Historia del Arte tanto por los magníficos
artistas que en ella trabajaron como por las sorprendentes obras que los
mismos acometieron y que hoy son alabadas en todo el mundo.

Así, por ejemplo, tendríamos que destacar a figuras de la talla de Leonardo da


Vinci, Miguel Ángel, Donatello, Tiziano o Rafael. Y en cuanto a trabajos
destacaríamos, por ejemplo, “La Gioconda”, “La Capilla Sixtina”,
“Gattamelata”, “Venus de Urbino” y “Los desposorios de la Virgen”
respectivamente.

La clasificación utilizada en la Grecia antigua incluía seis disciplinas dentro


del arte: la arquitectura, la danza, la escultura, la música, la pintura y
la poesía (literatura). Más adelante, comenzó a incluirse al cine como el
séptimo arte. También hay quienes nombran a la fotografía como el octavo
arte (aunque suele alegarse que se trata de una extensión de la pintura) y a
la historieta como el noveno (sus detractores indican que es, en realidad, un
puente entre la pintura y el cine). La televisión, la moda, la publicidad y
los videojuegos son otras disciplinas que, en ocasiones, son consideradas
como artísticas.
En este sentido, hay que destacar que la UNESCO se dedica a catalogar a
aquellas obras y monumentos artísticos que tienen un valor incalculable y una
belleza inigualable. En este caso podríamos hablar, por ejemplo, de la
Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada, la Catedral de Sevilla o el
Yacimiento Arqueológico de Atapuerca.

Sin embargo, en todo el mundo existen monumentos que reciben esta misma
catalogación. Entre los mismos se encuentran el Templo Tiwanaku en Bolivia,
las Iglesias de Chiloé en Chile, el centro histórico de Lima o el Castillo de San
Pedro de la Roca en Santiago de Cuba.

Y todo ello sin olvidarnos tampoco de los Palacios Reales de Abomey en Benín,
el Chichén Itza en México, la Estatua de la Libertad de Estados Unidos, las
necrópolis de Egipto, la Iglesia de la Natividad en Palestina o el Castillo de
Durham en Reino Unido.

Con el paso del tiempo, las creaciones artísticas suelen sufrir importantes
deterioros. Por eso, el conjunto de procesos dedicados a la preservación de
estos bienes culturales para el futuro es conocido como conservación y
restauración de obras de arte.
Además de todo lo expuesto tenemos que subrayar que el término arte
también se utiliza para hacer referencia a la maña o a la astucia que tiene una
persona para realizar una tarea concreta.
Texto
Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como ser
un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.
También es una composición de caracteres imprimibles (con grafema) generados por
un algoritmo de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser
descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos
con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.
Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar
«macroproposiciones», unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan
coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona
elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de
párrafos, etc. En contraste, las «microproposiciones» son los elementos coayudantes de la
cohesión de un texto, pero a nivel más particular o local. Esta distinción fue realizada por Teun
van Dijk en 1980.1
El nivel microestructural o local está asociado con el concepto de cohesión. Se refiere a uno de
los fenómenos propios de la coherencia, el de las relaciones particulares y locales que se dan
entre elementos lingüísticos, tanto los que remiten unos a otros como los que tienen la función
de conectar y organizar. También es un conjunto de oraciones agrupadas en párrafos que habla
de un tema determinado.
De acuerdo a Greimas, es un enunciado ya sea gráfico o fónico que nos permite visualizar las
palabras que escuchamos que es utilizado para manifestar el proceso lingüístico.
Mientras Hjelmslev usa ese término para designar el todo de una cadena lingüística ilimitada
(§1).
En lingüística, no todo conjunto de signos constituye un texto.
Se le llama texto a la configuración de lengua o habla y se utilizan signos específicos (signo de
la lengua o habla) y está organizada según reglas del habla o idioma.
Texto como "diálogo" y texto como "monólogo"
Otra noción importante es que los textos (y discursos) no son sólo "monologales". En lingüística,
el término texto sirve tanto para producciones en que sólo hay un emisor (situaciones
monogestionadas o monocontroladas) como en las que varios intercambian sus papeles
(situaciones poligestionadas o policontroladas) como las conversaciones. El texto contiene
conectores y signos, etc.
Ejemplos :

 Monologales
 Oral: Una declamación, un discurso político.
 Escrita: Una carta de solicitud o una novela.
 Dialogales
 Oral: Una conversación en un bar o en un banco.
 Escrita: Una conversación por chat o por cartas.
Características
Este texto o conjunto de signos extraídos de un discurso debe reunir condiciones
de textualidad. Las principales son:

 Cohesión.
 Coherencia.
 Significado.
 Progresividad.
 Intencionalidad.
 Adecuación.
Según los lingüistas Beaugrande y Dressler, todo texto bien elaborado ha de presentar siete
características:

1. Ha de ser coherente, es decir, centrarse en un solo tema, de forma que las diversas
ideas vertidas en él han de contribuir a la creación de una idea global.
2. Ha de tener cohesión, lo que quiere decir que las diversas secuencias que lo construyen
han de estar relacionadas entre sí.
3. Ha de contar con adecuación al destinatario, de forma que utilice un lenguaje
comprensible para su lector ideal, pero no necesariamente para todos los lectores (caso
de los volcados de núcleo mencionados más arriba) y de forma que, además, ofrezca
toda la información necesaria (y el mínimo de información innecesaria) para su lector
ideal o destinatario.
4. Ha de contar con una intención comunicativa, es decir, debe querer decir algo a alguien
y por tanto hacer uso de estrategias pertinentes para alcanzar eficacia y eficiencia
comunicativa.
5. Ha de estar enmarcado en una situación comunicativa, es decir, debe ser enunciado
desde un aquí y ahora concreto, lo que permite configurar un horizonte de expectativas
y un contexto para su comprensión.
6. Ha de entrar en relación con otros textos o géneros para alcanzar sentido y poder ser
interpretado conforme a una serie de competencias, presupuestos, marcos de
referencia, tipos y géneros, pues ningún texto existe aisladamente de la red de
referencias que le sirve para dotarse de significado.
7. Ha de poseer información en grado suficiente para resultar novedoso e interesante pero
no exigir tanta que colapse su sentido evitando que el destinatario sea capaz de
interpretarlo (por ejemplo por una demanda excesiva de conocimientos previos).
Así pues, un texto ha de ser coherente, cohesionado, comprensible para su lector ideal,
intencionado, enmarcado en una situación comunicativa e inmerso en otros textos o géneros
para alcanzar sentido; igualmente ha de poseer información en grado suficiente para resultar
novedoso e interesante.