You are on page 1of 1

22/9/2017 Longfellow: Endymion, Ballads and Other Poems

Endymion
La luna creciente ha ocultado las estrellas;
Sus rayos de nivel, como las barras de oro,
Mienten en el verde del paisaje,
Con las sombras marrones entre.

Y blanco plateado el río brilla,


Como si Diana, en sus sueños,
hubiera arrojado su arco de plata
sobre las praderas.

En una noche tan tranquila como esta,


despertó a Endymion con un beso,
cuando, durmiendo en el bosque,
no soñó con su amor.

Como el beso de Dian, sin ser pedido, el


amor se da, pero no se compra;
Ni la voz, ni el sonido traicionan
su mirada profunda y apasionada.

Viene, - el hermoso, el libre,


La corona de toda la humanidad, -
En silencio y solo
Buscar al elegido.

Levanta las ramas, cuyas sombras


son profundas El olvido de la vida, el sueño del alma,
Y besa los ojos cerrados
De aquel que está durmiendo.

¡Oh corazones cansados! ¡Oh, ojos dormidos!


¡Oh almas caídas, cuyos destinos
están llenos de temor y dolor,
seréis amados de nuevo!

Nadie está tan maldito por el destino,


Nadie tan completamente desolado,
Pero algún corazón, aunque desconocido,
Responde a los suyos.

Responde, - como si con alas invisibles,


Un ángel tocó sus cuerdas temblorosas;
Y susurra, en su canción,
"¿Dónde has estado tanto tiempo?"

http://www.hwlongfellow.org/poems_print.php?pid=93 1/2