You are on page 1of 2

En el año 2016 el mayor ingreso económico de Chile fue debido a la industria

minera, ya que aportó aproximadamente el 12% del PIB al país, fue indudablemente
beneficioso, sin embargo, desde el punto de vista ambiental donde se explotan los
recursos naturales no renovables que para la industria son indispensables, crea
alteraciones en el medio natural, desde las más imperceptibles hasta las que
representan claros impactos sobre el medio en que se desarrollan (Fuentes H &
García, 2016).

Es por ello, que los minerales sulfurados que contienen leyes menores de cobre, los
que presentan un costo económico elevado, debido al tratamiento que requieren
para poder lograr extraer el metal valioso, en el que se busca obtener un beneficio
económico mediante métodos de concentración del mineral para que sea más
rentable el tratamiento(COCHILCO, 2016b).

El cobre que se exporta en Chile, que proviene de las menas de minerales


sulfurados, se encuentra en distintas formas, especialmente como blíster, refinado
o en concentrados de cobre combinado con otra serie de metales o metaloides que
pueden ser oro, plata, molibdeno, renio, azufre, selenio, etc. Según la base de datos
de COCHILCO, Chile vende 2.834,6 miles de toneladas de concentrado de cobre
anuales lo que equivale al 48,09% del total de las exportaciones.

Se denomina concentrado al mineral de cobre, que atraviesa un proceso de


chancado, molienda y flotación, este último mezclado con agua formando una pulpa
en conjunto con el mineral, con la adición de distintos reactivos para complementar
el proceso. El concentrado presenta un alto contenido de la especie de interés y
siempre debe mantener algún porcentaje de humedad para favorecer su manejo,
seguridad y transporte hasta la etapa de la metalurgia extractiva (COCHILCO,
2016a).

Por otro lado, la industria minera se encuentra transitando hacia una nueva etapa,
donde la incorporación de conocimiento, innovación y desarrollo tecnológico se
convierten en fuentes significativas de ventajas competitivas. Bajo esta primicia
optimizar en la industria de la minería con ayuda de innovación tecnológica es el
camino a seguir para las generaciones futuras y la actualidad(Fundación Chile,
2015) .