You are on page 1of 3

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN JUAN

DEPARTAMENTO DE MÚSICA
CÁTEDRA: EDUCACIÓN MUSICAL I

Unidad I: El Aprendizaje Musical


Documento de estudio Nº 3 elaborado por la Profesora Gabriela Ortega
(el tema debe ser ampliado con la bibliografía de referencia)

AGRUPAMIENTOS Y SEGMENTACIONES PERCEPTIVAS

Las teorías de la información afirman que el procesamiento de la información


se realiza a partir de las características de superficie, esto es en la superficie
del discurso musical: timbre, altura, intensidad, duración pausas, etc. La
percepción, siguiendo la superficie musical, realizará un corte en el discurso
cuando percibe un cambio (que resulte saliente) en cualquiera de estos
parámetros musicales, segmentando y creando un nuevo agrupamiento. Este
proceso se realiza en permanente comparación entre la información entrante y
la información alojada en la memoria a largo plazo, lo cual “permite superar la
limitación del procesamiento de información en tiempo real, ya que si una
nueva relación es similar a las disponibles alojadas previamente en la memoria,
podrá ser asimilada; si difiere (por sus características acústicas o temporales),
la secuencia será segmentada”.1 Comprender la forma en que se organiza una
obra musical requiere un proceso de síntesis de todas las segmentaciones y
agrupamientos percibidos y retenidos en la memoria.
Por otro lado este procesamiento de segmentar y agrupar que realiza nuestra
percepción (en todas las capacidades sensoriales) es una modalidad de ahorro
cognitivo que agiliza el procesamiento de información y trabajo. Pero de esta
manera también está jerarquizando ciertos datos por sobre otros, aquellos que
a nuestra percepción resultan más pregnantes.
Estos atributos que jerarquizamos perceptualmente se denominan ​saliencia​. La
descripción de factores que determina la elección perceptiva de agrupamiento
y segmentación de estímulos musicales y por lo tanto influye en los rasgos que
consideramos más salientes, parten de la Teoría de la Gestalt y se
corresponden con los principios de proximidad, buena continuidad, cierre,
similaridad, regularidad y destino común.

Al “seguir el hilo” de una obra musical la percepción realiza recortes


conformando paquetes de información, unidades de sentido que permiten a la
mente ordenar, organizar y clasificar el material entrante. De esa manera se
puede procesar gran cantidad de información que considerada individualmente
sería casi imposible retener en la memoria y comprender. Este proceso es de
naturaleza jerárquica ya que los grupos que contienen menos información son
subsumidos por otros de mayor inclusividad los que a su vez son contenidos
por otros mayores (supraordinales)2
1
Malbrán “El Oído de la Mente”
2
Malbrán, S. t Robledo Barros, R. La estructura de Agrupamiento: un estudio con Músicos

Documento de estudio N° 3 elaborado por la Profesora Gabriela Ortega


Unidad I: El aprendizaje musical Página 1
Por otro lado la manera en la que nuestra mente agrupa “conteniendo”
paquetes de información en diferentes niveles de inclusividad y la manera en
como estos se relacionan guarda una analogía estructural con el propio
lenguaje musical. Por ello las decisiones que el oyente tome al escuchar serán
el producto de la interacción entre la estructura cognitiva de la audición atenta y
las características organizativas de la estructura de la obra musical.
Lerdahl y Jackendoff, elaboraron una teoría de la música explicando la
estructura musical a partir de las estructuras cognitivas que intervienen en su
comprensión, elaborando reglas de preferencia para delimitar los
agrupamientos durante la audición. Según estas reglas nuestra mente
reconocerá un límite de grupo (segmentando la información y agrupando a su
vez la siguiente) a través de: repetición, final con valor largo o silencio,
consolidación o resolución de tensiones armónicas y melódicas. Pero además
cambios en el contorno melódico, en el timbre, agrupamiento rítmico y dinámica
influyen en la determinación de un límite de grupo (y comienzo de uno nuevo).

Los grupos se suceden y relacionan entre sí de tres modos: por segmentación


independiente, por encadenamiento y por elipsis3
Los grupos independientes son los que están separados del anterior y el
posterior por silencio o valor largo.
En la relación encadenada los segmentos sucesivos se conectan por valor
breve, sin cesura.
Los grupos por elipsis se relacionan con el grupo precedente por nota común.
Sobre la misma nota que cierra un grupo comienza el siguiente.
La longitud de grupo es el punto de comienzo y cierre de cada segmento.
Lerdahl y Jackendoff (1983) consideran que al proceder a analizar las
estructuras de agrupamiento de una obra debiera preferirse la similar longitud
de los grupos.4

DERIVACIONES PEDAGÓGICAS

Según la teoría tradicional las segmentaciones de la música en semifrases,


frases, períodos, etc., se ha basado en los componentes de alturas sucesivas y
simultáneas para determinar las secciones de una obra. Ahora sabemos que a
nivel perceptivo hay otros indicadores que generan en nuestra mente
agrupamientos o segmentaciones de la estructura. Esto sugeriría que el
análisis sintáctico debiera incluir la consideración de diferentes componentes
de una obra musical al analizar en tiempo real las segmentaciones que nuestro
oído percibe y nuestra mente configura. Concretamente en la audición es
necesario desmenuzar la complejidad perceptiva del discurso a partir de la
saliencia ​relativa de un elemento sobre otro, y no solamente en la sucesión y
simultaneidad de alturas.
Por otro lado, entendiendo que nuestra mente percibe de esta manera es
3
Malbrán; s. El Oído de la mente pp 86
4
Malbrán, S. t Robledo Barros, R. La estructura de Agrupamiento: un estudio con Músicos

Documento de estudio N° 3 elaborado por la Profesora Gabriela Ortega


Unidad I: El aprendizaje musical Página 2
importante que el docente estimule la práctica de la segmentación y el
agrupamiento ya que de esta forma colabora en organizar el discurso musical,
creando oportunidades de lograr acercamientos de mayor profundidad al
guardar en la memoria material organizado, lo que facilita su posterior
recuperación, y estimular formas de representación cada vez más abstractas.
Si conocemos los pasos que nuestra mente realiza al enfrentarse al material
musical, el docente debe crear actividades que favorezcan estos pasos.
Comprender la música implica poder lograr una representación mental de ella.
Esa representación se logra cuando, ante el estímulo sensorial que la música
produce en nuestra percepción, nuestra MCP captura la información y la
confronta con patrones conocidos insertos en la MLP. Mientras mayor
estructuración (trabajo organizativo) tenga el estímulo sobre el que trabajamos,
mayor oportunidad de anclaje en la memoria y por lo tanto mayor probabilidad
de éxito en intervenciones futuras.

Referencias bibliográficas:

Malbrán, S. R. (s/f). ​El oído de la mente​. Madrid. Akal. (en prensa)


Malbrán, S. t Robledo Barros, R. (s/f) La estructura de Agrupamiento: un
estudio con Músicos
Malbrán, S. y Furnó, S. (2005) ​Vinculaciones entre investigación y Didáctica
Musical​. Ficha de circulación interna. Magíster en Psicología de la Música.
UNLP. Facultad de Bellas Artes. Seminario de Psicología aplicada a la
Educación Musical
Martínez, I. (2006). ​Atención auditiva a niveles más profundos de la estructura
subyacente. ​En Actas de la V Reunión de SACCOM

Documento de estudio N° 3 elaborado por la Profesora Gabriela Ortega


Unidad I: El aprendizaje musical Página 3