You are on page 1of 8

Conservando tortugas marinas en Uruguay

Martín Laporta Msc. Milagros

López-Mendilaharsu

Las tortugas marinas son grandes reptiles que habitan en todos los océanos del mundo. Las primeras tortugas marinas aparecieron en este planeta hace más de 150 millones de años (periodo Jurásico), mientras que los ejemplares más antiguos de las actuales tortugas marinas datan de 110 millones (periodo Cretácico).

Las tortugas marinas poseen pulmo- nes, por lo cual deben salir a respirar ;i la superficie del mar cada cierto tiempo; sin embargo están totalmente adaptadas a la vida marina, con su caparazón hidrodinámica y sus extre- midades en forma de aletas. Luego de iilcau/iir la madure/ reproductiva entre los 15 y SO años, dependiendo de la especie, realizan migraciones entre sus zonas de alimentación y las áreas de reproducción. Los ma- chos y las hembras se aparean en las cercanías de las playas tropicales de desove. Las hembras salen a las pla- yas a anidar durante la noche y po-

A

L

M

A

N

;\

Q

V;

R

2

0

0

4

nen cerca de 10(1 huevos, (.jada hem- bra es capa/ de desovar varias veces durant e ];i época de puesta , eou in- tervalos de diez días. Luego de dos meses de incubación nacen las peque- ñas tortuguitas, que rápidamente se dirigen al mar. Misteriosamente se orientan para encontrar, en alta mar, gnindcs bancos de algas flotantes que les proporcionan alimento y refugio. Las tortugas inmaduras viajan entre sucesivos hábitats de desarrollo y ali- mentación que pueden estar sepa- rados por miles de kilómetros, don- de pueden encontrar alimento y per- manecer durante más de 20 años.

Especies en Uruguay

En e! mundo existen siete especies de tortugas marinas, de las cuales cuatro pueden encontrarse en aguas uruguayas: la Olivácea, la Verde, la Cabezona y la Siete Quillas. La tortuga Siete Quillas o Laúd (Dermochelys coriácea) es la mayor tortuga del mundo, llegando

a medir 2 metros de largo total. Los

adultos rondan los 70(1 Icg. de peso. Esta tortuga no posee el lípico capa- razón duro cubierto de escudos, sino que éste se asemeja a cuero flexible

y presenta 7 quillas dorsales longi-

tudinales. La piel es de color negro

Tortuga Siete quillas.

Liberando

una tortuga.

jj

proyecto

Karumbé

A

I.

M

A

N

A

Q

U

K

2

(I

0

4

60

COTÍ manchas blancas. Pueden bu- cear a profundidades de hasta 1.000 metros. Su alimentación se basa cu medusas. En Rocha estos individuos se encuentran a más de tres kilóme- tros de la costa. I,a mayoría de los ejemplares que se encuentran en nuestras aguas miden entre 130 y 180 cm de largo de caparazón.

La tortuga Cabezona (Caretta carel til) présenla características que la hacen fácilmente reconocible; el cnpara/ón en su vista dorsal tiene for- ma de cora/.ón, es de color castaño y está compuesto por cinco pares de placas costales y cinco centrales. Pre- senta una cabe/.a proporcionalmente mayor a la del resto de las especies,

Tortuga Cabezona.

A

I.

M

¡\

NAQU

E

2

ü

0

4

En el Uruguay generalmente se ven individuos inmaduros y adultos de 50 a 90 cm de largo de caparazón. El récord máximo fue un ejemplar encontrado en La Pa- loma en diciembre de 1999 que niíclió 111 cni. No suelen encon- trarse en las aguas costeras pero sí en la plataforma continental. Allí se alimentan preferentemente de moluscos y crustáceos. Cada cierto tiempo aparecen individuos muer- tos en las playas, muchas veces sin explicación aparente; sin embargo se han registrado ejemplares con anzuelos y lincas de palangre, ele- mento considerado una de sus prin- cipales causas de muerte.

Otra especie es la tortuga Ver- de (Chelonki mydas), que presenta un caparazón de forma oval, con 4 pares de placas costales; en los individuos

juveniles éste es de color castaño ro- jizo brillante. Su cabeza es relativa- mente pequeña. Las tortugas verdes adultas en las playas de anidación más cercanas (Brasil) superan los 11)0 cm de largo de caparazón, mientras que a nuestras costas solamente llegan individuos juveniles de entre 35 y 55

cm de largo de caparazón. Kn el [ Iru- guay es común verlas en las puntas

rocosas y áreas costeras con abundan-

tes algas-del departamento de Rocha,

aunque también se las puede encon- trar en los demás departamentos costeros. Muchas son las tortugas que

aparecen varadas en las playas, sien-

do las principales causas la pesca de-

portiva, la pesca artesanal y la inges- tión de desechos plásticos.

La cuarta especie es la tortuga Olivácea (Lepidoclielyx olivácea). F,s la más pequeña de las tortugas ma- rinas. Se alimenta de crustáceos, moluscos y tunicados. Muy rara en Uruguay; ha habido sólo tres regis- tros confirmados en el departamen- to de Rocha.

Proyecto Karumbé

Desde 1999 el Proyecto Karumbé trabaja en la investigación y con-

Detalle de las caparazones de las especies locales

SIETE QUILLAS

Deimochet/s coriácea

Caparazón flexible -liso corno cuero-con 5 quillas o crestas, sin escudos o placas, aguzado posteriormente. Color gna oscuro o negro con manchas pálidas. La hembra puede llegar a pssar hasta 500 Kg. Largo del caparazón hasta

180cm

Nombre común Laúd, Cardón, Tinglar. Tinglado, Tora, Canal, Baula, Chalupa, Pejebaúl.

CABEZONA

Carelta caretffl

Caparazón úsea sin crestas continuas, con 5 (06) pares de escudos lateral es Más largo que ancho, 3escudosenel puente Cabeza ancha (hasta 25cm). Color castaño-rojizo a castafo Hasta 200 kg de peso Largo del caparazón tiesta 120 cm

Nombre común Caguama(o), Cabezona, Lagrit, Gawamu

VERDE

C]eíoma tnydas

Caparazón osea sin crestas continuas, 4 pares de escudos laterales, escudos na Traslapados. Cabeza redondeada con la 7 mandíbula aserrada Colorsciónenlos adultos verde grisáceo oscuro Hasta 230 kg de peso. Largo doi caparazón nasta 125 cm Nomljip comin ibrtuga verde, tortuga blanca, peje blanco, Gadaru, U.

Escudos ¡atézales en color.

Vista ventral

ALMANAQU

E

Poros {sólo en Lepidochelysi

2

0

0 4

Migraciones confirmadas

LB Coronilla Punta dEf Diablo. Plriápolls Banco de Raimen

THH.

*

Niña de una

comunidad

pesquera liberando

una tortuga.

Q

ü

U

2

ü 0

4

principal causa de •rtalidad de las (lugas es la captura

c

idenial en las redes

e

pesqueros. En la

foto, una tortuga verde atrapada en una rod.

scrvación de las tortugas marinas a lo largo de toda la costa atlántica y Río de la Plata. Este proyecto, cuyo nombre significa «tortuga» en len- gua guaraní, es de carácter multidis- eiplinario y lo integran estudiantes, profesores, veterinarios, biólogos, investigadores y pescadores. F,n él se estudian todos los aspectos de la biología, ecología y conservación de estas especies y sus habitáis. l,a edu- cación ambiental es otro de los componentes fundamentales en los cuales se trabaja, por medio de char- las en escuelas y comunidades cos-

tenis, con el fin ele concicnti/.ar ;i

la población sobre la importancia de

proteger y conservar a las tortugas

marinas.

A principios ele 20(11, Karum-

bé fue premiado con el Gold Award

que otorga la BP Conservation Programme 2001 (Programa de Conservación de la British

Petroleum), BirdLife International

y Fauna & Mora International y, en

2002, se obtuvo financiamícnto por parte ele la NFW F (National hísh and Wildlife Foundation), lo cual fue fundamental para el desarrollo

y ejecución del provecto durvmrc los últimos dos años.

¿Por qué proteger a las tortugas marinas?

Estos reptiles son componentes úni- cos c|uc forman parte de sistemas ecológicos complejos; su ciclo de vida

se encuentra asociado a productos

explotables (como peces, moluscos,

crustáceos y algas marinas) de lo.s cuales depende la sociedad humana

y al rol c|ue cumplen en los

ecosistemas. Por otro lado, dado i|uc éstas viajan y migran a través de miles de kilómetros y tardan décadas en ma- durar, sirven como indicadores de la salud de la costa y ambientes mari- nos ¡i escala local, regional y global.

A Niños de San Luis liberando una tortuga verde.

Esto significa que las tortugas marinas son modelos de especies emblemáticas tünto para la conserva- ción local como internacional: conser- vando estos animales y sus liábitats, grandes y vastas áreas del planeta de- berán ser consideradas y manejadas adecuadamente.

Problemáticas

I Lista el momento los problemas que afectan a las tortugas en Uruguay son varios. La principal causa de mor- talidad de las tortugas es la captura incidental en las recles y anzuelos de los barcos pesqueros industriales y artesanalcs. También se ha compro- bado recientemente en La Paloma y otras localidades turísticas que un gran número de tortugas verdes ju- veniles mueren por asfixia, enreda-

A

L

M

A • N

A

Ü

U

E

2

0

0

4

63

das en las tanzas c|uc los pescadores deportivos pierden en las rocas del fondo marino. Asimismo muchas tortugas confunden las bolsas plás- ticas con comida y luego mueren debido a que no pueden alimentar-

se por tener el estómago obstruido.

Por otro lado, a pesar de que nues- tra legislación lo prohibe, la comer- cialización de caparazones fue detec- tada en varios puntos del país, lo cual puede resultar en una importante amcna/iL para estas especies.

Logros y avances

Actualmente existen muchos vacíos referentes a la dinámica poblacional

y ciclo de vida de estas especies, prin- cipalmente en lo que respecta a las poblaciones de tortugas que se dis- tribuyen en el Atlántico Sur-occi- dental. Sin embargo, durante los úl- timos años Ka rumbé se preocupó por conocer algunos de estos aspectos y,

M

A

M

A

Q

Comercio

ilegal de

caparazones.

U

K

2

0

0

4

a través de análisis genéticos de tor- tugas verdes del Uruguay, se pudo identificar su procedencia, l.os re- sultados obtenidos fueron muy in- teresantes ya que las mismas provie- nen de lugares distantes como Áfri- ca, Isla Ascensión (Océano Atlánti- co), Surinam y Brasil. Por lo tanto, cualquier esfuerzo de conservación de las tortugas marinas que se en- cuentran en Uruguay debe ir acom- pañado de una estrategia en conjun- to con los países en donde se distri- buyen las mismas poblaciones.

Gracias al apoyo económico por parte de dos fundaciones ex- tranjeras (PADi Foundation y Projcct Awarc Foundation); en poco tiempo también se iniciarán estu- dios de movimientos locales y pa- trones de actividad de las tortugas verdes, mediante el uso de trans- misores de radio y acústicos, con el fin de obtener datos más precisos que nos sirvan como herramienta para su protección y la de sus hábitats en nuestro país.

Consideraciones

importantes

Todas las especies de tortugas ma- rinas están en peligro de extinción, por lo que países y organismos in- ternacionales han creado leyes y tra- tados. Nuestra legislación (Decre-

Pescador anosanal lomando datos de las tortugas.

to N° 144/998) protege a estas es- pecies en todo el territorio nacio- nal y aguas jurisdiccionales. Esto implica la prohibición de su captu- ra, retención, transportación y fun- damentalmente su comercio (de tortugas o caparazones!. También Uruguay es signatario de conven- ciones internacionales como Bonn (animales migratorios) y CITES (tráfico de especies).

Todos debemos ayudar a con- servar estos increíbles animales. Ks importante no comprar caparazones, ya que mucha gente que ignora el tema los lleva como «adornos» v

puede entonces fomentar su captu- ra. No se debe molestar a las tortu- gas que puedan verse en el agua. Por último, cada ve?, que vea una tortu- ga varada en la playa, ya sea viva o muerta, por favor comuniqúese con el Proyecto Karumbc a los teléfonos:

(02) 4010101 - 099917811 o envíe un email a:

karumbc-@adinet.com.uv •

A

L

M

A

N

A

Q

U

E

2

0

(I

4