ANALISIS

04
Septiembre 2006

Net neutrality y el futuro de Internet

Indice
Introducción 1. 3 5
5 7 9

Net neutrality: situación actual
1.1. 1.2. 1.3. Situación actual del sector de las Telecomunicaciones Internet y la Net neutrality Posturas principales sobre la Net neutrality

2.

Net neutrality: principales conclusiones del workshop
2.1. 2.2. Argumentos planteados de las diferentes posturas Repercusiones del debate para Europa y para España

17
17 23

3.

Principales retos de cara al futuro
3.1. 3.2. Implicaciones económicas Implicaciones a nivel regulatorio

29
29 34

Conclusiones

39

INTRODUCCION
El pasado 8 de Junio, la Cámara de Representantes del Congreso de los EEUU, rechazaba una enmienda que pretendía impedir que los operadores de telecomunicaciones pudieran cobrar un precio extra a las empresas de contenidos por el envío de aplicaciones intensivas en video o audio de calidad a través de Internet. De esta manera, los proponentes del principio de Net neutrality perdían la primera batalla legal de un enfrentamiento estratégico y comercial entre los operadores de telecomunicaciones de un lado, y los proveedores de aplicaciones por Internet de otro, que no ha hecho más que empezar pero que, en cualquier caso, promete ser larga y apasionante, de cuyo resultado dependerá, en gran medida, el futuro de Internet. Un mes más tarde, el 13 de julio, ENTER conjuntamente con Accenture y la colaboración de AETIC, organizaba un workshop para tratar y debatir por primera vez en España el tema de la Net neutrality. En él, estuvieron algunos de los ponentes que habían protagonizado el mismo debate en los EEUU, así como los principales responsables tanto de las empresas del sector TIC, y de los organismos oficiales competentes en la materia de nuestro país. Estas son sus principales conclusiones ■

Con la colaboración de

Con el apoyo de

1.

Net neutrality: situación actual
1.1. Situación actual del sector de las telecomunicaciones
La evolución del sector de las telecomunicaciones está marcada por dos hitos temporales muy diferenciados:
1. Hasta la década de los 90: el sector de las Telecomunicaciones se caracteriza por ser un mercado estable, fuertemente intervenido, basado fundamentalmente en el servicio telefónico fijo y con importantes economías de escala. 2. A partir de los 90: el mercado se ve alterado por los procesos de desregularización, la aparición de nuevas tecnologías, el desarrollo de Internet y la explosión de los servicios móviles.

1. Efecto de la revolución de las telecomunicaciones
Revolución de las comunicaciones
Importante crecimiento económico Importante evolución tecnológica Desarrollo de la movilidad e Internet

Exhuberancia irracional Expectativas
• Elevadas • Anticipadas • Incontroladas • Irracionales Proliferación de ‘.com’ sin solidez financiera Burbuja financiera Aceleración tecnológica forzada

6

Esta ‘revolución de las telecomunicaciones’ que tiene lugar en la década de los 90 conduce finalmente a un estado de ‘exhuberancia irracional’, caracterizado por:
• • • Aparición de nuevos operadores y agentes en el mercado. Aumento del número de servicios y gasto de los usuarios en telecomunicaciones. Optimismo generalizado de los agentes y exceso de confianza en la tecnología.

2. Desglose del mercado mundial de telecomunicaciones por segmento
2001-2006, miles de millones de euros
1.000 900 800 700 600 500 400 300 200 100 0 2001 2002 2003 2004 2005 2006
Servicios móviles Telefonía fija Datos e Internet

De la ‘exhuberancia irracional’ el sector pasa a un estado de ‘pesimismo destructivo’, que presenta las siguientes características:
Aspectos económicos:
• Desaceleración económica: disminución del gasto de los usuarios en telecomunicaciones y consiguiente reducción del ARPU de los agentes del mercado. Mala evolución bursátil de la mayoría de las compañías de telecomunicaciones. Incorporación de nuevos entrantes al sector con modelos de negocio basados principalmente en la utilización de las infraestructuras de red desplegadas por los operadores incumbentes.

Fuente: IDATE

• •

Aspectos tecnológicos:
• • Inversión en redes troncales y no tanto en redes de acceso al usuario final. Evolución hacia Anchos de Banda progresivamente superiores para soportar las nuevas aplicaciones y servicios que demanda la sociedad actual.

El desarrollo de la Banda Ancha constituye el catalizador del paso del ‘pesimismo destructivo’ a la situación actual, en la que se registra un crecimiento sostenido de los ingresos generados en el sector. Tal y como refleja el siguiente gráfico, los servicios móviles e Internet representan el principal motor de dicho crecimiento:

Tal evolución no es uniforme en todas las geografías. El crecimiento es más lento en los mercados avanzados, donde pasa de ratios superiores al 10% en el período anterior a 2002 a un incremento del 2-3% en 2004/2005. El retroceso de la telefonía fija se acentúa en el conjunto de mercados bajo los efectos del descenso del número de líneas, del tráfico y de las tarifas, pero lo que mejor explica el menor índice de crecimiento de los estos mercados es la ralentización de la telefonía móvil en Europa y Japón. Las bases de abonados de telefonía móvil han seguido aumentando, pero el ARPU tiende a la baja, debido a factores como la aparición de nuevos actores (principalmente, operadores móviles virtuales), la guerra de tarifas para ganar o retener clientes, o la intervención de los organismos reguladores (sobre todo, para reducir los costes de establecimiento de llamada de fijo a móvil). El crecimiento muestra niveles superiores en los mercados emergentes (14% en 2005). Esta tendencia se debe sobre todo al mejor comportamiento de la telefonía fija, al desarrollo de la competencia en numerosos mercados y al auge de los servicios móviles.

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

7

Por tipologías, los servicios de telecomunicaciones representan la principal fuente de ingresos del sector, con una tendencia estable de crecimiento en torno al 5% anual.
3. Crecimiento de los mercados mundiales DigiWorld por sectores
2003-2005, miles de millones de euros
2.500 2.000
Servicios

1.2. Internet y la Net neutrality
Internet ha constituido sin lugar a dudas uno de los principales dinamizadores del sector de Telecomunicaciones. Sus orígenes se remontan a finales de la década de los 60, y en menos de 40 años ha registrado una evolución realmente espectacular. El siguiente gráfico muestra los principales hitos en el desarrollo de la Red: Internet tuvo un origen público, esencialmente militar y académico, pero sólo a partir de su privatización y comercialización, a principios de los 90, inició su proceso de expansión, que no ha hecho más que acelerarse desde entonces en una espiral continua de innovación e implantación de proporciones

Servicios de televisión Software y servicios informáticos Servicios de telecom. Electrónica de consumo
Equipos

1.500 1.000 500 0

Hardware informático Equipos de telecom.

2003
Fuente: IDATE

2004

2005

4. Evolución de Internet
Quantum Computer Services ofrece sus servicios por primera vez Se crea el primer índice de Internet, basado en FTP Se intercambian 2.600 millones de ficheros ilegales al mes. Aparece Apple iTunes Music Store Se introduce el término ‘spam’ 45 millones de personas en el mundo usan Internet Se crea Napster, aplicación P2P para compartir archivos Napster es acusado de violar las leyes del copyright

Lanzamiento ARPA

Diseño del protocolo TCP/IP Se usa la palabra Internet por primera vez

1969 1972

1973 1976

1982 1984

1985 1989

1990 1991 1993

1994 1995

1996 1997

1999

2001 2002

2003 2004

Primer lanzamiento de e-mails para campañas políticas Lanzamiento de Internet a nivel de usuario

Se crea la interfaz Gopher

Se baten récords de tráfico

Definición de los DNS. Uso de direcciones de red con extensiones ‘.com’, ‘.org’ y ‘.edu’

544 millones de usuarios. Cae Napster Se desarrolla MOSAIC en NCSA Compuserve, America Online y Prodigy dan servicio de Internet

Se envía el primer e-mail

Se alcanza el récord de compras por Internet

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

8

históricamente desconocidas. Pocos dudan de que dicho éxito no habría sido posible sin un aspecto clave: la estructura de la Red. Internet se ha caracterizado desde su nacimiento por una arquitectura abierta y descentralizada, donde el control y la inteligencia de la red se circunscriben a las aplicaciones. Este principio, que ha regido la Red hasta el presente, se conoce con el nombre de Net neutrality (neutralidad de la Red), y podría definirse como ‘el principio que establece que todo el tráfico que circula por Internet debe ser tratado en condiciones de igualdad, al margen de cuál sea el contenido y quiénes sean el emisor y el receptor’. A la hora de diseñar la estructura de Internet se optó, por tanto, por un modelo descentralizado, pensando, entre otras razones, que así sería más flexible y adaptable a su futura e imprevisible evolución posterior. Ello suponía, en la práctica, que en Internet la inteligencia estaría en las aplicaciones (periferia) y no en

los routers (centro). Es lo que se denomina estructura end to end (e2e) o punto a punto. Ello significa que el comportamiento del tráfico de paquetes de información por Internet es de libre circulación, y no responde a ningún tipo de restricción o condicionante: Internet no prioriza o da ventajas a unos servicios en función de otros. La selección y éxito de cada servicio/ aplicación/contenido depende de la decisión del usuario final y no de las prioridades que establezcan los gestores de las infraestructuras de la red de forma particular. En el cuadro se resumen las principales áreas del negocio de Internet y los agentes con capacidad de actuación sobre ellas. Como se ha dicho, los operadores de telecomunicaciones y cable y los proveedores de acceso simplemente tienen poder de intervención en la infraestructura y no sobre las aplicaciones ni los contenidos. El gráfico siguiente muestra la estructura de Internet atendiendo a sus funcionalidades (layers).

5. Estructura de Internet atendiendo a sus funcionalidades (layers)

TECNOLOGIAS REGULADOR
Control del usuario

CONTENIDOS APLICACIONES Y SERVICIOS ARQUITECTURA INFRAESTRUCTURA
(transporte / acceso)

Texto Vídeo Música etc. Web Browser MP3 Word Processors etc. TCP/IP DSL / Cable Fibra Optica WiFi etc.

MERCADOS

Neutral Control del operador

SOCIEDAD
Fuente: ENTER

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

9

1.3. Posturas principales sobre la Net neutrality
Motivos que originaron el debate en torno a la Net neutrality
Internet continúa siendo fiel en la actualidad a la filosofía con la que fue concebida: neutralidad y transparencia. No obstante, la madurez alcanzada por la Red se materializa en nuevos retos, nuevas oportunidades y nuevos riesgos que han impulsado la aparición de posturas que defienden un cambio de filosofía hacia una red menos pública y controlada de forma centralizada. Este cambio de filosofía ha sido liderado por las compañías de telecomunicaciones en su afán de adaptar su negocio al nuevo contexto en el que se encuentra Internet: creciente uso de la Voz sobre IP (VoIP); progresivo incremento en el uso de aplicaciones que requieren gran ancho de banda (juegos online, descargas de música y video…); mejoras en la tecnología de la Red que hacen más eficiente la provisión de servicio de banda ancha y abaratan el acceso al mismo; tendencia de algunos países (Corea del Sur, Francia) de crear sus propias redes de alta velocidad y de algunas ciudades de construir sus propias redes wireless; incremento de redes inalámbricas en el segmento residencial que permiten a los usuarios finales compartir conexiones a Internet, y por lo tanto, reducen los ingresos de los proveedores de telecomunicaciones… Estos primeros escarceos en el cambio de concepción de Internet, una red que ha alcanzado impensables implicaciones sociales, tecnológicas y comerciales, han gene-

rado una gran controversia, inicialmente exclusiva a Estados Unidos, y que poco a poco se ha extendido a Europa. La audiencia celebrada por la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado de Estados Unidos ha situado ante la opinión pública un debate reducido anteriormente a círculos restringidos: ¿la Net neutrality debe plasmarse como principio legal o permanecer como realidad de facto de la arquitectura de Internet, como viene ocurriendo hasta ahora? La idea que subyace bajo este dilema es la propuesta de las principales proveedoras de banda ancha de EE.UU. de crear una segunda Internet más rápida para aquéllos que paguen más. Esta iniciativa les daría a las operadoras el papel de ‘guardianes de la red’, y les permitiría controlar los contenidos. Las empresas proveedoras de contenidos de Internet son plenamente conscientes de la presión creciente que ejercen los proveedores de banda ancha con la finalidad de bloquear a quienes consideran competidores potenciales. Ante esto, las primeras han visto amenazado su negocio y han cuestionado la viabilidad futura de Internet. Así pues, la respuesta de estas empresas ha sido la de plantear la Net neutrality como un principio legal (con validez jurídica) y que deje de ser simplemente una realidad de facto en Internet. Saben que, con ello, lograrían que los operadores de redes se constituyesen como transportistas neutrales del contenido en Internet, permitiendo que los consumidores puedan acceder libremente a ellos. Actualmente, los esfuerzos de Google, Yahoo!, Vonage y otras empresas de Internet están centrados en que las Autoridades de Estados Unidos redacten y aprueben una ley que impida que los operadores de red, al hacer uso de su poder en el acceso, impulsen el cobro de algunos servicios a los proveedores

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

10

de contenidos de Internet para asegurar que sean accesibles a todos los usuarios final. En resumen, las preguntas en torno a las que se mantiene el debate son:
¿Se debe mantener el derecho de los consumidores de servicios de banda ancha a acceder a cualquier sitio web, activar cualquier aplicación y conectar cualquier equipo a la red? ¿Se debe permitir que los proveedores de servicio de banda ancha cobren según ‘acceso escalonado’ a la red y en función de la calidad del servicio? ¿A quién se deberían cobrar estos conceptos? ¿A los usuarios finales? ¿A los proveedores de contenidos y servicios de Internet? ¿A ambos? ¿Se debe admitir que los operadores de telecomunicaciones favorezcan el tráfico de determinados servicios aunque sea en detrimento de otros? ¿Pueden discriminar determinados servicios y favorecer así los suyos propios? ¿Se puede consentir que las compañías de telecomunicaciones establezcan contratos de exclusividad con determinados proveedores de servicios y aplicaciones? ¿Cuál es el papel de la entidad reguladora? ¿El de actuar perfilando los principios de la Net neutrality, o el de intervenir sólo y exclusivamente en caso de circunstancias problemáticas? ¿Los operadores de telecomunicaciones deben seguir siendo transparentes desde el punto de vista de la calidad, la prioridad o los costes, a todos los contenidos que viajen por la red, o por el contrario contenidos y red debieran tender a ser un ‘conjunto de riesgo’, con un reparto de costes y/o ingresos entre compañías?

Diferentes posturas frente a la Net neutrality
Se distinguen los siguientes agentes participantes en el mercado de Internet: los proveedores de contenidos y/o servicios, los creadores de la infraestructura de red (proveedores de acceso a Internet), los proveedores de servicios de banda ancha (operadores de red u operadores de telecomunicaciones y cable) y los usuarios finales. Además, en el mercado de Internet, las entidades regulatorias juegan un importante papel al interaccionar de forma directa o indirecta con estos actores. Las diferentes posturas de cada uno de los colectivos atienden tanto a ventajas y desventajas inherentes a la estructura de cada uno de los modelos (Net neutrality y Non Net neutrality), como a beneficios y perjuicios derivados de los modelos de negocio a ellos asociados.
6. Los distintos intereses en conflicto en el debate de la Net neutrality
REGULADOR
Usuario

Proveedor de servicios

Operador de la red

Proveedor de contenidos

Fuente: ENTER

A continuación se realiza una exposición de los posicionamientos de los colectivos de proveedores en general, de los puntos de vista de los consumidores y del papel del organismo regulatorio. El análisis se realiza en torno a tres perspectivas: innovación, inversión y competencia.

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

11

Proveedores de contenidos y/o servicios

Dentro de este grupo se incluyen los proveedores de contenidos, servicios y aplicaciones de búsquedas, ISP, comercio electrónico y otras empresas de Internet. Algunos de los nombres que han saltado a la palestra dentro de este debate han sido tales como Amazon, EarthLink, eBay, Google, Microsoft, Skype, Sony, Vonage y Yahoo!, todos ellos a favor de una legislación que dé soporte a la Net neutrality. • Innovación en las aplicaciones de Internet Como se ha explicado, en Internet la inteligencia se encuentra en las aplicaciones (periferia) y no en los routers (centro). Esto es lo que se denomina estructura end-to-end (e2e) o punto a punto. Esta estructura ha impulsado que la innovación en Internet haya venido principalmente de la ‘frontera’ o ‘extremo’ de la red a través de la competencia en las aplicaciones. Una consecuencia de este diseño es que los proveedores de acceso no pudieron controlar en su momento fácilmente la innovación en el nivel de las aplicaciones que tenían lugar sobre sus redes. De este modo, la innovación en éstas pudo venir de muchos que no tenían ninguna conexión real con los propietarios de la red básica. De hecho, si se consideran algunas de las más importantes innovaciones de la historia de Internet –desde el desarrollo de la World Wide web al primer servicio de mensajería instantánea de Chat– todas ellas se caracterizan por ser innovaciones completamente ajenas a los propietarios de la red. Por otro lado, los proveedores de contenidos/servicios defienden igualmente que, como ha ocurrido en el pasado, la estructura flexible y adaptable de Internet asegurará su perduración en el tiempo. En la •

actualidad cualquier nueva aplicación sólo precisa un requisito para sobrevivir: que utilice el protocolo IP y que sea aceptada por la Red ya que ésta, en su condición e2e es, por definición, neutral. Parece extraño, pues, plantearse que lo que para muchos ha sido la clave del éxito de Internet hoy sea una causa de cambio en su concepción para alimentar nuevos modelos de negocio que alteren positivamente la cadena de valor del sector de las TIC. Sin embargo, los proveedores de servicios y contenidos de Internet consideran que, tal y como ha ocurrido históricamente, un mínimo control en la red maximiza el rango de competidores que pueden innovar para la red. La competencia se ampara en el diseño de la red y ha producido crecimiento. De este modo, estas empresas consideran que las pretensiones de las operadoras de telecomunicaciones acabarían por cambiar la esencia de Internet, que pasaría de ser potenciada por los usuarios (user-powered) a controlada por los operadores (carrier-controlled), lo que pondría en riesgo la eficacia que ha demostrado hasta ahora. En resumen, los proveedores de contenidos/servicios son partidarios de la evolución natural de la red basada en la tecnología como elemento clave para asegurar el futuro de Internet como espacio público de creatividad e innovación. Inversiones. Modelo de negocio Los proveedores de contenidos/servicios son partidarios de que los operadores de red no les cobren nada y que el cobro se realice a los clientes mediante tarifas planas.

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

12

Las implicaciones económicas se desarrollarán extensivamente en el apartado ‘3.2 Implicaciones económicas: escenarios para un nuevo modelo de negocio’ • Libre competencia Los proveedores de contenidos/servicios consideran que es necesaria una legislación que ampare la Net neutrality para evitar prácticas como el ‘acceso por escalones’, que permitan a los propietarios de la red condicionar el contenido o el derecho de los proveedores de acceso de proporcionar contenido o servicio sobre la red al pago de una contraprestación. Sin embargo, a pesar de que este posicionamiento es común a todas las empresas proveedoras de contenidos, no todas ellas consideran el mismo grado de peligrosidad ante un posible control central de la red. Así, aunque todas ellas temen que los operadores de red abusen del control que tienen sobre las infraestructuras y utilicen su posicionamiento en el mercado para priorizar sus propios servicios por encima de los de los otros competidores, sólo algunas como Google y Vonage creen que los operadores de red van a bloquear completamente el tráfico, mientras que otras menos pesimistas consideran que los operadores de red únicamente van a limitar el ancho de banda de sus competidores para degradar el servicio ofrecido por sus competidores. Por otro lado, algunos de los partidarios de la Net neutrality consideran que el ‘acceso-escalonado’ favorecería a aquellas empresas mejor posicionadas (como Google) en detrimento de aquellas empresas incipientes. Las empresas ya consolidadas durante la época de desarrollo de Internet dispondrían de capacidad para asegurarse suficiente banda ancha para

sus servicios y podrían dejar insuficiente capacidad a sus competidores. El ‘acceso-escalonado’ se convertiría así en una barrera de entrada difícil de salvar, y reduciría la competencia en aplicaciones y contenidos en Internet. Los defensores de la Net neutrality consideran que añadir ‘peajes’ a Internet puede beneficiar a los dueños de las ‘autopistas de la información’ pero no beneficiará la competencia de aplicaciones y contenido en Internet, que impulsan el crecimiento económico. No obstante, es necesario aclarar que en general los proveedores de contenidos/ servicios no son contrarios a todo tipo de ‘escalonamiento’, sino que lo consideran una valiosa herramienta diferenciadora del servicio a nivel del usuario final que crearía (y efectivamente, crea) incentivos para que los proveedores de acceso mejoren la eficiencia de sus redes. Según los defensores de la Net neutrality, el escalonamiento en el nivel del consumidor no crearía ninguno de los efectos anticompetitivos que asumiría el ‘acceso-escalonado’. En la medida en que los proveedores de acceso ofrezcan escalonamiento neutral –por ejemplo, ofreciendo alta velocidad para contenido de vídeo o simplemente mayor velocidad para transferencias de ficheros voluminosos– esta ‘discriminación’ no dañará la competencia en el mercado de las aplicaciones. La diversidad de la demanda de los consumidores produciría una demanda general para un servicio de Internet más rápido y más barato. Este elemento beneficiaría también de forma general a la competencia en el mercado de aplicaciones.
Operadores de telecomunicaciones

Entre las operadoras de telecomunicaciones que han centrado el debate en EE.UU. acer-

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

13

ca de la Net neutrality destacan AT&T, BellSouth, Qwest y Verizon. Todas ellas se posicionan en contra de una legislación sobre la neutralidad de la Red. • Seguridad y calidad frente a innovación Las operadoras de telecomunicaciones afirman que la introducción del principio de Net neutrality como norma reguladora ex-ante, en un contexto cada vez más inclinado hacía una regulación ex-post, sería mucho peor que la eventual disminución de capacidad innovadora que argumentan los defensores de la neutralidad en caso de no legislar. Una regulación ex-ante no permite priorizar entre contenidos: los paquetes de información circulan libremente por la estructura de Internet, que los direcciona de forma ciega, sin atender a sus contenidos. Los proveedores de servicios de banda ancha defienden que la aplicación de control centralizado permitiría dar respuesta a dos necesidades claras del mercado actual: seguridad y calidad.
Seguridad frente a conductas no amistosas

tiene establecidos en la actualidad mecanismos de seguridad en su arquitectura, y los que existen no permiten dar una respuesta global a esta necesidad.
Calidad de las nuevas aplicaciones

El desarrollo de Internet y el avance de las tecnologías, especialmente las relacionadas con la banda ancha, está haciendo posibles las aplicaciones intensivas en media streaming, fundamentalmente vídeo, que para su efectiva comercialización requieren unos determinados niveles de calidad. En concreto, se trata de evitar lo que en términos técnicos se conoce como latencias o retrasos en recepción de la imagen, que son resultado de que la arquitectura neutral de Internet no discrimine entre aplicaciones, colocando en un mismo nivel de prioridad una de estas aplicaciones de vídeo y un simple correo electrónico. Los proveedores de servicios consideran necesario establecer en Internet una cierta funcionalidad QoS (Quality Of Service) que permita discriminar entre distintas aplicaciones. • Inversiones. Modelo de negocio Las operadoras de telecomunicaciones consideran que tan importante como la innovación a nivel de aplicaciones en la periferia de la Red es la que se produce en su centro. Y es que tanto la disponibilidad como la capacidad de banda ancha son aspectos críticos para el desarrollo de la Sociedad de la Información y, por lo tanto, factor clave para la competitividad de las economías. Las exigencias del desarrollo de la banda ancha a alta velocidad imponen a los operadores de telecomunicaciones la necesidad de continuar un proceso de inversión de dimensiones importantes y

El vertiginoso paso de un uso exclusivo de Internet por parte de comunidades reducidas y homogéneas a millones de usuarios con intereses muy heterogéneos ha favorecido la proliferación de conductas no amistosas (hackers, fraudes,…), que han reducido exponencialmente la fiabilidad de la red. Debido a esto, se ha hecho evidente la necesidad de establecer algún tipo de control que evite/minimice los daños potenciales de determinadas conductas y contenidos. Sin embargo, tal eventualidad se enfrenta con un grave problema: Internet apenas

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

14

consideran que difícilmente se obtendrán rentabilidades adecuadas a esas inversiones si no se preserva la capacidad de obtener réditos por su utilización. Consideran que la única manera de incentivar la inversión de las operadoras de red, y, por tanto, lo que ellos consideran innovación, será la privatización en cierta medida de las redes. Argumentan que la legislación que impusiese la Net neutrality reduciría los incentivos para continuar invirtiendo en la actualización y en las mejoras de la infraestructura de la banda ancha. Además, impediría que aprovechasen la oportunidad de obtener ingresos adicionales para recuperar las inversiones ya realizadas que podrían ser reinvertidas en mejoras y actualizaciones de las infraestructuras. De este modo, el modelo de negocio planteado por las empresas que actualmente invierten en infraestructuras sería el de compartir tales inversiones al cobrar a los proveedores de servicios y contenidos en función del rendimiento: por ejemplo, Google pagaría a su proveedor de banda ancha una tasa para asegurarse que su página de búsqueda encuentra y muestra los resultados más rápidamente que las de sus competidores. Un elemento a tener en cuenta de este modelo de negocio es el planteamiento de la idoneidad de esta regulación al tipo de fuerzas de mercado que afronta un proveedor de acceso y banda ancha. Este proveedor se enfrenta a un mercado con dos caras, puesto que existe una relación e interacción entre sus clientes y los proveedores de contenidos. Para que su negocio tenga éxito, necesita disponer de suficientes contenidos para atraer clientes y, simultáneamente, precisa suficientes clientes para atraer contenidos. •

Las implicaciones económicas se desarrollarán extensivamente en el apartado ‘3.2 Implicaciones económicas: escenarios para un nuevo modelo de negocio’. Competencia Dado que hasta el momento la actitud de los operadores no ha supuesto ningún riesgo para la libre competencia en el mercado (y en determinadas excepciones, el regulador ha actuado con prontitud), legislar la neutralidad en la red supondría crear una solución para un problema que no se ha planteado.
Operadores de cable

Las compañías de cable como Cablevision, COMSAT, Cox Communications o Time Warner Cable no se han posicionado explícitamente en el debate de la Net neutrality. Sin embargo, de forma inherente a su negocio se oponen a la neutralidad de la Red puesto que la posibilidad de ofrecer ‘acceso escalonado’ y servicios con posibilidad de priorizar suponen nuevas oportunidades de negocio igualmente fructíferas que para los operadores de telecomunicaciones.
Proveedores de acceso a Internet

El debate sobre la Net neutrality presenta dos vertientes de negocio – no mutuamente excluyentes – para las empresas proveedoras de acceso a Internet, como Cisco, Ellacoya Networks o Lucent. Por un lado, una red abierta con capacidad para albergar sin distinción a todos los servicios, aplicaciones y equipos servirá de motor de la innovación y favorecerá el crecimiento de la industria tecnológica. Si los operadores de telecomunicaciones estableciesen restricciones a las nuevas tecnologías como puede ser la Voz sobre IP sin impunidad, se generaría incertidumbre acerca de la viabilidad de cualquier

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

15

tecnología emergente y esto impactaría negativamente en el crecimiento del sector de las TIC. Por otro lado, las nuevas tecnologías de gestión de la red, desarrolladas por las empresas proveedoras de acceso, podrían ser utilizadas por los operadores de telecomunicaciones para ofrecer servicios de priorización y/o mejorar la calidad de sus servicios. Si se impusiese la Net neutrality como principio legislado, es posible que se frenase la necesidad de los operadores de telecomunicaciones de disponer de aplicaciones para una gestión priorizada y se inhibiría este mercado con gran potencialidad para las empresas suministradoras de acceso. Así, los proveedores de acceso a Internet tienen intereses dobles (aunque no enfrentados) en el debate de la neutralidad de la Red. Consideran que debe mantenerse la posibilidad de que los usuarios finales puedan acceder a los contenidos y aplicaciones que deseen libremente, y que los operadores de red no deberían bloquear o degenerar el acceso del consumidor. Sin embargo, estas empresas consideran que los operadores de red deberían gozar del derecho a administrar las características de la red, tanto para gestionar el tráfico, como para asegurar determinados niveles de calidad u ofrecer servicios escalonados. Y también consideran lógico que cobren cuotas por estos servicios y funcionalidades adicionales, siempre que se pruebe que éstos no hayan sido ofrecidos bajo criterios competitivos. En resumen, consideran que el desarrollo de la industria tecnológica se mueve por la innovación. Y esta innovación tiene dos fuentes: la libertad de experimentar en la red, que hace que el proceso de creación y análisis de viabilidad de las nuevas tecnologías se acelere (visión compartida con los proveedores de contenidos y servicios); y

por las necesidades de nuevas aplicaciones y herramientas para controlar la calidad del servicio de la red y priorizar (visión compartida con los operadores de red).
Usuarios

La Consumer Federation of America, la Consumers Union, el US Public Interest Research Group y otras asociaciones para la defensa de los derechos de los usuarios de Internet están luchando en la actualidad para preservar el carácter libre y abierto que tradicionalmente ha distinguido a Internet. Estas asociaciones argumentan que un modelo no neutral de la Red probablemente acabará obligando a los consumidores a pagar su acceso a Internet por partida doble: pagarán primero por el acceso en sí mismo, y después, por los contenidos y servicios que utilicen.
Entidades reguladoras

Como se ha comentado con anterioridad, el regulador estadounidense ha defendido la Net neutrality a través de la definición de Internet como el derecho de los consumidores a una cuádruple libertad (contenidos, aplicaciones, conexión e información), pero hasta la fecha, ha sido reacio a formalizarla normativamente. La Corte Suprema de los Estados Unidos sostiene, a favor de los operadores de red, que ninguna práctica empresarial debería ser prohibida de antemano, ya que sólo éstas deberían serlo en caso que se logre demostrar su efecto anticompetitivo. Al mismo tiempo, considera que la Net neutrality podría reducir potencialmente los incentivos que tienen los operadores para la construcción de nuevas redes (o la ampliación de las existentes). La Federal Communications Comission (FCC) está manteniendo una posición ob-

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

16

jetiva y prudente del tratamiento de la Net neutrality. Por un lado, parece estar defendiendo la neutralidad, y consecuentemente a las empresas de Internet, aunque no su instauración como principio regulatorio. Sólo refuerza la idea de una Internet libre que conserve una Net neutrality de facto en beneficio de los usuarios finales, a quienes debe garantizárseles el acceso a la información y el uso de aplicaciones. La FCC confía plenamente en las fuerzas del mercado,

y no advierte la necesidad de generar una normativa que formalice la Net neutrality. Sin embargo, en una actitud preventiva, instó a los operadores de red a desistir de cualquier acción de bloqueo para el tráfico correspondiente a servicios de Internet que se canalice a través de sus redes de acceso. En este sentido, el regulador se alinea con los operadores que defienden la libertad de mercado y la competencia entre tecnologías de acceso como la mejor protección de la Red ▀

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

2.

Net neutrality: principales conclusiones del Workshop
2.1. Argumentos planteados de las diferentes posturas
Durante el workshop se sucedieron una serie de ponencias y mesas redondas donde los distintos invitados expusieron sus posiciones en torno al debate sobre la conveniencia de la aprobación de la Net neutrality. Cada parte, expuso las razones que, en su opinión, justifican la necesidad o conveniencia de aprobar dicha ley o de no aprobarla, en su caso. Pero de ambas posiciones subyace la importancia de Internet como motor del desarrollo social de los últimos años (económico, cultural y social) y de cómo su futuro adquiere una importancia mayúscula que sobrepasa incluso el ámbito inherente a las telecomunicaciones y las tecnologías de la información. Ambas posiciones se encuentran enfrentadas en cuanto a la forma pero no en cuanto al fondo, es decir, ambas buscan el mejor progreso de Internet, en cuanto a innovación, la inversión y el desarrollo de servicios, aplicaciones, contenidos, usuarios, etc. pero divergen en cuanto al medio óptimo para alcanzar estos fines. Si una regulación ex-ante permite evitar desviaciones en el camino hacia este futuro o si una regulación ex-post o ad hoc será la que encauzará el desarrollo correcto de Internet.

18

En varias de las ponencias se destacaron los cuatro principios o libertades de Internet (ya mencionadas en el capítulo anterior), que en febrero de 2004 pronunció el anterior presidente de la FCC Michael Powell y que aseguró guiarían la política de la FCC:
1. Libertad de acceso a contenidos

En primer lugar los consumidores deben tener acceso al contenido que elijan. Los consumidores esperan poder ir donde quieran usando conexiones de banda ancha, y los que han migrado desde conexiones ordinarias (‘dial up’) cuestionarían el pagar un sobreprecio por la banda ancha si dicho acceso bloqueara ciertos contenidos. Por ello, animaba a la industria a que se comprometa a permitir a los consumidores el acceso al contenido que decidan. Reconocía que los operadores de la red tienen la necesidad legítima de gestionar sus redes y asegurar una calidad de servicios, y por ello algunos límites razonables pueden recogerse en los contratos de suministro. Tales límites sin embargo, deberían se claros y expresos y reducidos a lo estrictamente necesario.
2. Libertad de uso de aplicaciones y servicios

seguridad que aplicaciones triunfadoras (‘killer applications’) emergerán para inducir la oferta de las tecnologías de alta velocidad de la siguiente generación. Por ello, animaba a la industria a permitir que el mercado haga su trabajo y a permitir a los consumidores ejecutar libremente sus aplicaciones a no ser que excedan de las limitaciones acordadas en los contratos de suministro o causen daños a la red del proveedor.
3. Libertad de conexión de dispositivos personales

Los Consumidores deberían poder conectar cualquier dispositivo a sus conexiones domésticas de alta velocidad. Dado que los dispositivos dan a los consumidores más elección, valor y personalización con respecto a su uso de las conexiones de alta velocidad, son asimismo críticos para el futuro de la banda ancha. Por ello, animaba a la industria a que permita a los consumidores conectar cualquier dispositivo de su elección a las conexiones de banda ancha, en la medida en que dichos dispositivos operen con limitaciones acordadas en el suministro y no causen daños a la red del proveedor o permitan la defraudación en el suministro.
4. Libertad de elección entre proveedores.

Los consumidores deberían poder ejecutar las aplicaciones por ellos elegidas. Como en el acceso al contenido, los consumidores esperan poder ejecutar sobre Internet cualesquiera aplicaciones que ellos decidan. De nuevo, tales aplicaciones son críticas para continuar la migración a la banda ancha porque pueden impulsar la demanda necesaria para la difusión de la banda ancha. Los desarrolladores de aplicaciones deben tener confianza de que sus productos continuarán funcionando sin interferencia de otras compañías. Nadie puede saber con

Los consumidores deberían recibir completa información sobre las alternativas de acceso, servicios… a su disposición para poder elegir entre ellos con conocimiento de causa. Dicho simplemente, tal información es necesaria para asegurar que el mercado trabaja. Los proveedores tienen derecho a ofrecer distintos escalones de servicio con banda ancha variable y determinadas opciones. Los consumidores necesitan conocer dichas opcio-

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

19

nes así como si los planes de servicio les protegen contra el correo basura, los programas espía y otras invasiones de su privacidad. La alocución de Powell fue una señal de la estrategia de la FCC. Su propósito fue indicar a los proveedores de acceso y demás actores de Internet, la clase de servicio que podrían prestar sin temer la intervención de la FCC. Enseguida tuvo una demostración práctica con el proveedor de DSL Madison River Communications, compañía que había sido denunciada por bloqueo de VoIP sobre sus líneas DSL (afectando al proveedor de servicios de voz Vonage). La FCC actúo para llegar a un acuerdo con Madison River que aceptó que no bloquearía aplicaciones ejecutadas sobre la red. Este caso demostró que la FCC de Powell no dudaría en intervenir cuando estos principios básicos fueran violados. Los proveedores de acceso supieron el modelo de negocio que la FCC admitiría. Esta intervención de la FCC fue puesta de manifiesto como argumento a favor de la Net neutrality, pero los cuatro principios anteriormente enumerados no son coto vedado para ninguna de las dos posiciones, en tanto en cuanto los defensores de la Net neutrality solicitan su ratificación por el congreso de EEUU y los operadores de telecomunicaciones (posición Non Net neutrality) manifiestan poder convivir plenamente con dichas libertades, respetando estrictamente los 4 principios, puesto que en su opinión, ni existe ‘valor’ en quebrantar dichas libertades para los usuarios finales, ni el hipotético beneficio de limitar el acceso a un portal Web supera el coste (por pérdida de suscriptores) de realizarlo. Expuestos las 4 libertades de Powell, argumentos válidos para ambas partes, se resumirán a continuación los argumentos y razones expuestas por cada una de posturas.

Principales argumentos de los defensores de la Net neutrality en el Workshop
Se están sucediendo comportamientos contrarios a la concepción de Internet por parte de algunos proveedores de acceso a Internet y se hace necesaria una regulación que proteja la innovación, la productividad y el desarrollo de Internet en su concepción original. El principio de neutralidad que ha regido en la red hasta ahora ha sido muy beneficioso. La falta de opciones reales en cuanto a la selección del proveedor de acceso a Internet por parte de los usuarios otorga poca protección frente a posibles comportamientos discriminatorios. Los proveedores de acceso a Internet saben que muchos usuarios estarían dispuestos a pagar más si se les asegura una calidad mucho mayor, hecho al cual se puede llegar reduciendo la calidad de la alternativa inferior para incentivar la contratación de los rangos de calidad superiores (con un mayor coste). Además, existen 4 tipos de discriminación que los proveedores de acceso a Internet pueden realizar en ausencia de una regulación que lo prohíba:
• • • Bloqueo de determinados contenidos y/o aplicaciones. Degradación o limitación del ancho de banda de determinadas aplicaciones o usuarios. Priorización de determinados aplicaciones o proveedores (el resto, por comparación, sufrirían degradación). Interconexión más cercana de determinados proveedores de contenidos con el usuario (menor coste y mejor rendimiento), mientras que el resto sufriría una interconexión más lejana (mayor coste y peor rendimiento).

Existe, por otra parte, una discriminación que se considera como razonable que es el pago por contratar una velocidad máxima

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

20

de conexión. Esto no supone un atentado contra el usuario ni contra el proveedor de contenido ya que no se prioriza en función del contenido y todo el tráfico se trata de la misma manera (con el nivel ‘best effort’ por parte del proveedor de acceso). La velocidad de conexión constituye un indicador de calidad de servicio que los usuarios valoran a la hora de pagar por su conexión a Internet. El debate por tanto puede formularse de la siguiente manera:
¿es razonable fijar precios diferentes en función del nivel de calidad de servicio contratado? Si el precio es fijo ¿que impide a los usuarios exigir en todo momento la máxima calidad de servicio (velocidad, tasa de errores, etc)?

Internet originariamente produjo, como consecuencia de su diseño arquitectónico de la ‘frontera’ o ‘extremo’ de la red a través de la competencia en las aplicaciones. Para ello, resulta necesario un marco regulatorio que fomente la competencia entre operadores, entre proveedores de servicios/contenidos y entre ambos, que permita financiar la inversión en la red y la inversión en el desarrollo de contenidos.

Principales argumentos de los detractores de la Net neutrality en el Workshop
El principal argumento de los defensores de la Non Net neutrality para oponerse a la postura de neutralidad en la Red, se basa en el concepto de libertad regulada. Ahora bien, la gran diferencia entre ambas posturas se encuentra en el entendimiento del concepto ‘regulador’. Los defensores de la Net neutrality entienden que esta regulación debe venir dada por los gobiernos y las autoridades competentes, mientras que los detractores de la Net neutrality comparten la teoría de que el mercado es quien debe regular la actuación de los participantes. De este modo, el propio mercado es quien permite obtener el máximo valor de la Red a los diferentes participantes:
• • Usuarios, mediante el acceso libre a cualquier tipo de contenido. Empresas, mediante la libre actuación basada únicamente en conceptos puramente de la gestión empresarial. La propia evolución tecnológica de las Redes de Nueva Generación, cuyo desarrollo es inevitable con o sin regulación y que sin duda alguna generará elementos de controversia desde el punto de vista legal.

Todos los agentes parecen de acuerdo a la hora de señalar que el precio del servicio representa una herramienta adecuada para:
• Incentivar a los usuarios a contratar los servicios en base a sus necesidades reales de calidad de servicio. Incentivar a los usuarios a no monopolizar la capacidad de la Red, o repartir el tráfico fuera de las horas punta.

En definitiva, ¿cómo evitar las malas prácticas de los operadores en lo que a discriminación se refiere? Sin lugar a dudas el éxito de Internet ha sido, en cierta forma, una gran sorpresa. Nadie que financió o desarrolló inicialmente la Red imaginó que tendría las consecuencias económicas y sociales que ha tenido, debido a su importante impacto en el fomento de la innovación y la productividad. Por tanto, cualquier política que debilite la competencia es una política que debilitará las perspectivas para Internet y el crecimiento económico. Hay que proteger a toda costa el entorno competitivo y de innovación que

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

21

7. Non Net neutrality ejes de Net neutrality: análisis

1

Una actuación más ineficiente por parte de las empresas a la hora de satisfacer las demandas de los consumidores, ya que con el mercado como regulador, los acuerdos comerciales entre empresas permiten atender las necesidades de los consumidores de manera más ágil que con una regulación legislativa.

Usuarios

Actuación Empresarial

Non Net neutrality
Tecnología Actuación Empresarial

Actualmente, y en todo el mundo, los sectores de las telecomunicaciones y de acceso a Internet se encuentran regulados en pro de conseguir tres objetivos: 2
• • Respeto a los derechos de los usuarios Garantizar la evolución y el desarrollo tecnológico Garantizar el correcto funcionamiento del mercado y la competencia entre los agentes del mismo.

3

Usuarios

Según la postura de los detractores de la Net neutrality, los usuarios deben disponer de un acceso libre a los distintos contenidos que se pueden encontrar en la Red sin otra limitación que los propios gustos o necesidades de información que posean los usuarios. De hecho, todos los participantes de la cadena de valor de la banda ancha, deberían compartir una serie de principios de conectividad que permitan al usuario final:
• • Un libre acceso a cualquier tipo de contenido en Internet. Utilizar cualquier tipo de aplicación que él elija ó conectar a su conexión de banda ancha cualquier dispositivo que desee, sin que esto dañe su calidad o acceso a su red.

La opinión de los detractores de la Net neutrality es que los marcos regulatorios actuales son suficientes para cumplir estos tres objetivos y mantener un mercado en equilibrio y en desarrollo, como demuestra el hecho de que las tasas de penetración de Internet en los países más avanzados, han experimentado un crecimiento rápido y sostenido a lo largo de los últimos años. Sin embargo la aparición de regulación en materia de Net neutrality no sólo no supondría un refuerzo en la consecución de estos tres objetivos, si no que se adentraría peligrosamente en la esfera de los derechos de las empresas proveedoras de acceso a Internet, sobre todo en materias relacionadas con la gestión interna de las propias Compañías. Este menoscabo de las posibilidades de toma de decisiones, afianzados por la legislación anteriormente comentada, afectaría directamente a seis aspectos fundamentales que podrían ocasionar una perdida de eficiencia en el mercado y ralentizar el desarrollo del

Es por lo que los consumidores necesitan elección de proveedores e innovación en la tecnología y según los detractores de la Net neutrality, es el propio mercado quién lo está ofreciendo ya que, una regulación excesiva por parte de las autoridades provocaría:
• Una disminución de los niveles de inversión e innovación, en vez de fomentarlos.

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

22

mismo. Los seis derechos fundamentales que reclaman los defensores de la non-Net neutrality en materia de gestión empresarial:
• Libertad de las empresas para decidir acerca de la inversión en la innovación de las redes propias. Libertad para determinar los precios, siempre de acuerdo a las normas establecidas en virtud de la legislación vigente en materia de competencia y de no colusión de precios. Libertad para rechazar el transporte de contenidos o aplicaciones que puedan suponer un peligro para la seguridad o el funcionamiento de la red. Libertad para priorizar los paquetes de datos que circulan por la propia red. Libertad para decidir acerca de la posibilidad de reservar capacidad de la red propia. Libertad para integración vertical como proveedor de contenidos o aplicaciones.

• • •

Mejora de los contenidos. Aumento de la competencia entre los proveedores de contenidos. Generación de economías de escala, con la consiguiente reducción de costes, que beneficiarían al usuario final en materia de precios y de acceso a dichos contenidos. Determinación de precios de acceso a contenidos subvencionados.

Tecnología

• • •

En el fututo, y desde el punto de vista tecnológico las redes cada vez más ‘inteligentes’ tendrán capacidades de discriminar el tráfico de paquetes según las aplicaciones de origen. Esta evolución tecnológica ocurrirá independientemente del debate regulatorio, y desde el punto de vista de los defensores de la non-Net neutrality el marco de actuación regulatorio deberá actuar ex-post a partir de las implicaciones desde el punto de vista legal y de políticas que surjan, como por ejemplo: protección de la infancia, ges-

Sobre este último punto, los detractores de la Net neutrality argumentan que a pesar de la existencia de amenazas, los beneficios que se generarían serían reales y de gran importancia, sobre todo para el usuario final:

8. Respuesta de las tecnologías de red a las nuevas necesidades del mercado

Políticas de copyright

Retención de datos

Protección infantil

Políticas de privacidad

Nuevas tecnologías de red

Gestión de red

Seguridad nacional Reforzamiento legal

Servicios de valor añadido

No-discriminación Net neutrality Anticonfianza

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

23

tión de la red, priorización sobre servicios de valor añadido, elementos para la Seguridad Nacional, políticas de privacidad o políticas de copyright. Como elemento anecdótico para ilustrar la postura de los defensores de la Non Net neutrality, citamos unas palabras (no intencionadas) de Vint Cerf (vicepresidente de Google), confirmando por qué la legislación sobre Net neutrality no es necesaria:
‘Si los legisladores ... insisten en la Neutralidad, nosotros estaremos felices. Si no es así, estaremos menos felices pero en ese caso tendremos que esperar y ver si existe cualquier tipo de abuso. Si nuestros argumentos no son convincentes … tendremos simplemente que esperar hasta que algo perjudicial ocurra y entonces los pondremos en conocimiento de la división AntiTrust del departamento de Justicia.’

El mercado norteamericano reúne una serie de características que le confieren un grado de madurez suficiente para plantearse el debate sobre la Net neutrality. Europa se halla todavía en un status anterior en lo que a regulación se refiere, debido, entre otras cosas, a la heterogeneidad del panorama regulatorio en los países que la integran. Existen cuestiones de carácter básico que en este momento centran la atención de los organismos reguladores europeos: competencia, innovación, desarrollo del acceso a la Red, etc. Es posible que sea prematuro tratar ahora el tema de la Net neutrality, pero parece claro que Europa no debe quedarse al margen del debate, dada su importancia estratégica. La Net neutrality constituye un debate verdaderamente convergente, en el que intervienen tanto agentes regulados como agentes no regulados, y ante dicho fenómeno Europa no puede permanecer indiferente. Internet representa una realidad global, y las repercusiones de las decisiones tomadas en Estados Unidos afectarán indiscutiblemente al resto de mercados.

Vint Cerf (4 de julio de 2006)

Principales argumentos neutrales en el Workshop
A la hora de plantear el debate sobre si es necesario o no regular Internet, no hay que perder de vista el hecho de que la Red ya funciona de acuerdo a unas normas: las reglas del mercado. Así ha sido hasta la fecha, y los resultados han sido francamente positivos. La pregunta que surge es: ¿Puede seguir funcionando así en el futuro? ¿En cualquier geografía, con independencia del grado de desarrollo del mercado? No existe quizá una única respuesta a esta pregunta, pero lo que parece claro es que el desarrollo del mercado (en términos de competencia, tecnología…) influye, y mucho, en el debate sobre la Net neutrality.

2.2. Repercusiones del debate para Europa y para España
Estados Unidos y Europa: factores diferenciales
El debate sobre la Net neutrality presenta características muy distintas en EEUU y Europa. Por ello, podemos realizar una breve introducción a los principales factores diferenciales entre EEUU y Europa en función de cuatro grandes dimensiones: el Mercado, la Tecnología, la Regulación y los Usuarios.

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

24

9. Comparativa de las principales características del ámbito tecnológico, el mercado y la regulación en EEUU y Europa

Estados Unidos
• Doble plataforma de acceso • Migración a FTTH o FTTN • Redes móviles no preparadas para transparencia IP • Duopolio en el acceso • Inversiones en fibra ya realizadas • Mercado Internet muy desarrollado

Europa
• Acceso mayoritariamente Cobre + DSL • Redes móviles no preparadas para transparencia IP

Tecnología

La tecnología avanza

Tecnología

Usuarios Mercado Regulación

La sociedad avanza

• Competencia en el acceso • Incumbentes con planes de inversión en red • Mercado Internet menor desarrollo • Desagregación del bucle • Net neutrality: no ha comenzado el debate regulatorio

Mercado Regulación

• No desagregación • Net neutrality: debate regulatorio en el Congreso

Mercado

En primer lugar, es necesario caracterizar el mercado norteamericano y europeo para encontrar los primeros factores diferenciales. Como muestra el siguiente gráfico, el mercado norteamericano mantiene claras diferencias en cuanto al desarrollo y evolución de Internet respecto al europeo. El mercado norteamericano se encuentra muy desarrollado si lo comparamos con el europeo. Analizando la penetración de Internet, podemos observar cómo ésta es casi dos veces superior en Estados Unidos a la existente en el conjunto de la Unión Europea, si bien la evolución de Internet en Europa ha marcado un ritmo superior en los últimos años. A pesar de esta diferencia, y entrando en detalle en los distintos países de la UE, podemos

10. Evolución de la penetración de Internet por regiones
2001-2005, usuarios / 100 habitantes

EEUU
68,1 54,2 49,3 55,3 62,6

Europa
35,9

33,2 27,5 23,3 18,8

2001 2002 2003 2004 2005

2001 2002 2003 2004 2005

Fuente: Accenture a partir de eEspaña 2006

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

25

11. Hogares con acceso a Internet en la UE-25
2005, en porcentaje

62,5 a 75 50 a 62,5 37,5 a 50 25 a 37,5 12,5 a 25 0 a 12,5

Dinamarca Holanda Alemania Luxemburgo Reino Unido Chipre Finlandia Eslovenia Austria Irlanda España Francia Italia Estonia Portugal Polonia Eslovaquia R. Checa Grecia Letonia Hungría Lituania

69 65 60 59 56 53 51

47 45 40 34 34 34 31 26 26 23 19 17 15 14 12

Fuente: La Sociedad de la Información en España, Fundación Telefónica

encontrar diferentes situaciones en cuanto a la penetración y desarrollo de Internet. Como se observa en la figura anterior, si analizamos la penetración de Internet en los hogares (primer lugar de acceso a Internet), España se encuentra en el colectivo de los países mediterráneos, con tasas de penetración inferiores a las de los países nórdicos (Dinamarca y Holanda) y a las de los países centroeuropeos. Por detrás quedan los países que acaban de incorporarse a la Unión Europea con la excepción de Estonia, que presenta valores semejantes a los de los países mediterráneos.
Tecnología

gue de banda ancha de alta capacidad (arquitecturas FFTH ó FTTN + VDSL), Europa se mantiene en un segundo plano con tan sólo unos pocos operadores especializados que hayan emprendido su desarrollo (FastWeb en Italia y B2, adquirido por Telenor, en Suecia son los más conocidos).
12. Evolución de las bases de abonados de FTTx en Europa Occidental
2004-2010, millones
10 8 6 4 2 0 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
Fuente: IDATE

Mientras los operadores japoneses y surcoreanos –y desde hace poco los estadounidenses– abordan vastos planes de desplie-

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

26

Pero el debate gana intensidad. Las administraciones locales invierten cada vez más en estas nuevas redes, como ha sido el caso de Amsterdam (40.000 hogares conectables en 2006) y Asturias (30.000 hogares cubiertos en 2006). En el transcurso del segundo semestre de 2005 muchos de los grandes operadores europeos comenzaron a manifestar los primeros síntomas de interés. Deutsche Telekom anunció a principios de otoño de 2005 un programa estimado en alrededor de 3.000 millones de euros para comunicar mediante VDSL las 50 mayores ciudades alemanas antes de que acabe 2007, con un primer objetivo de cobertura de las 6 sedes que albergarán el Mundial de fútbol. Eso sí, a comienzos de 2006 aún están pendientes algunas cuestiones legislativas: antes de iniciar la operación, el operador desea tener la garantía de que dentro de unos años no se verá obligado a abrir su red de fibra óptica, o cuando menos que las tarifas para que terceras partes puedan acceder a ella no le sean impuestas por el estado. France Télécom anunció en diciembre la realización de pruebas de acceso FTTH basado en tecnología GPON en seis distritos de París y seis municipios de Hauts-de-Seine. Este operador ha dejado claro que tanto los resultados técnicos y comerciales de estos tests como el marco reglamentario propio para estas nuevas redes condicionarán cualquier posible despliegue posterior. Las incertidumbres respecto al ritmo y el alcance de los despliegues en Europa siguen siendo numerosas, pero el año 2005 marcó un punto de inflexión tras varios años de espera. Antes de 2010 la región podría contar con más de 10 millones de abonados y seguir conservando un potencial considerable, mientras que la base de acceso de banda

ancha podría superar los 115 millones en esa misma fecha.
Regulación

La actuación prevista de planes de despliegue por parte de los operadores europeos (comentado en el apartado anterior), no es diferente a sus homólogos norteamericanos, que esperaron a que se confirmase la relajación de las obligaciones legales antes de invertir. Mientras los homólogos norteamericanos cuentan con la ‘garantía’ de la no desagregación del bucle de abonado, los incumbentes europeos están obligados a compartir la denominada última milla con sus competidores (desagregación del bucle de abonado). Esta situación ha facilitado la transición de situaciones monopolísticas a competencia en el acceso; sin embargo, nos encontramos en un punto de inflexión hacia el desarrollo definitivo de la ‘era digital’ donde los operadores demandan una ‘flexibilización’ de los conceptos asociados al ex-ante que les permita invertir, dejando que el propio mercado sea el que marque la dinámica.
Usuarios

Además de las variables analizadas anteriormente, existe una componente demográfica de los usuarios actuales o potenciales entre las distintas regiones (Estados Unidos, Europa, España) que hacen que el desarrollo y evolución del mercado tenga unas componentes estructurales. Por ejemplo y como hemos comentado en el apartado de Mercado, en el caso de España la penetración de Internet en el hogar es del 34%. Independientemente del desarrollo y evolución de los flujos económicos y sociales en

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

27

España, tenemos unos componentes intrínsecos que afectan al cálculo de la penetración de Internet y la banda ancha en los hogares como son:
• • Elevado flujo de inmigración (superior al de la media europea). El número de miembros que componen la unidad familiar, es también superior al de la media europea.

Estados Unidos y Europa: ¿el mismo debate?
Anteriormente hemos visto que el debate en Estados Unidos se centra en posicionarse sobre la Net neutrality así como en qué elementos de la cadena de valor de las comunicaciones, es necesario regular (proveedores y agregadores de contenidos, tramo de los backbone providers y/o el acceso). Sin embargo en Europa el debate se encuentra en un estadio anterior con un foco de discusión más abierto y con componentes principalmente de índole económica:
• ¿Cómo incentivar la inversión en infraestructuras y el desarrollo de productos, servicios y aplicaciones? ¿Cómo extraer valor a las inversiones?

Estos dos factores estructurales hacen que en el mejor de los escenarios de evolución económica y tecnológica, el grado de penetración de la banda ancha en los hogares españoles, sólo pueda subir en el corto plazo, en torno a los 10-15 puntos porcentuales, siempre y cuando no se actúe sobre elementos catalizadores del uso de las tecnologías de la información por parte de los usuarios. Algunos de estos elementos dinamizadores a los que hacemos referencia pueden ser la inversión en equipamientos / PCs y la potenciación de la educación en nuevas tecnologías desde la infancia en los centros de enseñanza.

Mientras que en Estados Unidos ya se han realizado fuertes inversiones en despliegue de FTTH y FTTN por parte de operadores como Verizon, AT&T ó SBC, en Europa todavía existen incertidumbres en cuanto a los planes de inversión en el acceso.

13. Diferencias entre la posición de EEUU y Europa respecto a acceso y red

acceso
• Inversiones ya realizadas en el acceso

red
• Debate abierto en red: blocking, QoS, priorización • Debate abierto en posicionamiento: integración vertical • ¿Se regula sólo el ‘tramo’ de los backbone providers y los ISP?

EEUU

Debate abierto
• Planes de inversión en fibra por parte de los incumbentes (ej.: DT) • Conciencia a partir del debate en Estados Unidos

Europa

Debate abierto
Fuente: Accenture

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

28

Los incumbentes europeos se están planteando el llevar a cabo despliegues de infraestructuras similares a los de Estados Unidos movidos por las necesidades de mayor ancho de banda de las nuevas aplicaciones, pero para ello requieren, por parte de los organismos reguladores, unas condiciones (p.e. no desagregación o compartición de la última milla) que fomenten la recuperación de las inversiones que se realicen. Por tanto, y teniendo en cuenta la expuesto anteriormente, el debate sobre la Net neutrality entendido como está sucediendo en Estados Unidos, parece que no es una prioridad en Europa, existiendo actualmente ciertas garantías sobre la Neutralidad y la

libre competencia, unas determinadas por las propias reglas del mercado y otras determinadas por los principios normativos en asuntos de regulación.
• En cuanto a las reglas del mercado, ya se aplican criterios de priorización y de diferenciación de la calidad del servicio (i.e. ADSL garantizado al 10% ó ADSL garantizado al 50%) que equilibran de manera natural el mercado. En lo relativo a los principios normativos, en el caso de España tanto la CMT como los Órganos de Defensa de la Competencia, velan por los principios normativos básicos relativos a neutralidad y libre competencia: principio de no discriminación, principio de derecho de acceso y principio de competencia entre operadoras ▀

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

3.

Principales retos de cara al futuro
3.1. Implicaciones económicas: escenarios para un nuevo modelo de negocio
Desde que el año pasado Ed Whitacre, presidente y CEO de AT&T, sugiriese que los proveedores de contenidos, servicios y aplicaciones deberían compartir con los operadores de telecomunicaciones los costes que conlleva la expansión y mejora de la infraestructura de red, el debate en torno a la Net neutrality se ha intensificado enormemente. Diferentes grupos (desde operadores de telecomunicaciones, proveedores de contenidos, empresas de comercio electrónico hasta asociaciones de consumidores) han tratado de dar su punto de vista sobre la conveniencia/ riesgo de adoptar un modelo de negocio diferente al que dio origen al nacimiento y expansión de Internet. Bajo el debate de la Net neutrality subyace un importante trasfondo económico, divergencia de posiciones por enfrentamiento en cuanto a quién debe ‘pagar’ según qué servicios, qué contenidos, qué usuarios, etc. El debate sobre la conveniencia de imponer una regulación a Internet surge por la posibilidad de una futura ‘congestión’ de la red. Hasta hace poco, la infraestructura existente era más que suficiente para hacer frente a la

30

demanda de los usuarios –navegación por la red, envío de correos electrónicos y, en definitiva, servicios con escasa demanda de ancho de banda–. Sin embargo, dos líneas fundamentales amenazan la ‘tranquilidad’ hasta ahora reinante:
• Incremento acentuado del número de usuarios de banda ancha en todo el mundo

por lo que se ven forzados a adoptar estrategias ambiciosas de búsqueda de nuevas fuentes de ingresos. Estas nuevas ofertas suponen a la vez una oportunidad y una amenaza para los proveedores de contenidos: por una parte supondrá una nueva red de distribución, pero por otra un nuevo intermediario en el circuito de distribución. Por otro lado, los consumidores no perciben con claridad la relación entre los planes de precios y su relación con la oferta de velocidades de acceso a Internet, dificultando la comercialización de anchos de banda superiores a un precio, como sería natural, superior. Para centrar estas cuestiones, se podrían plantear tres escenarios con sus correspondientes impactos, tanto para los que abogan por la Net neutrality como para la posición contraria.
¿Se va a permitir el bloqueo de contenidos en Internet? ¿Se va a permitir la priorización del tráfico o el acceso escalonado a Internet? ¿Se va a permitir a los operadores de acceso a Internet integrarse verticalmente, estableciéndose adicionalmente como proveedor de servicios y contenidos?

14. Abonados de banda ancha
En millones
2002 2003 2004 2005 2009

Europa Occidental Francia Alemania Italia España R. Unido Norteamérica EEUU Asia-Pacífico China Japón Resto del mundo Eu. del Este y Central América Latina Africa / O. Medio Total

13 2 3 1 1 1 22 18 27 3 9 3 0 1 1 65

24 4 5 2 2 3 31 26 44 12 15 5 1 2 2 103

39 7 7 4 3 6 42 36 66 26 20 9 2 4 2 156

56 10 9 6 5 10 54 47 90 42 25 13 3 6 3 212

107 17 20 12 9 22 92 82 204 112 41 39 12 17 11 443

Fuente: IDATE

Aparición de nuevas aplicaciones con una demanda de ancho de banda considerable: video streaming (Youtube, Google video), comunicaciones de VoIP (Vonage, Skype), aplicaciones ofimáticas por Internet (Writely, Google spreadsheets), IPTV, videojuegos, etc.

Los operadores de comunicaciones, enzarzados en una continua guerra de precios en los accesos de banda ancha (descenso del ARPU de línea fija), ven con temor la ‘comoditización’ de los mismos y el impacto que ello conlleva sobre sus modelos de negocio,

Respecto al primer punto, cabe destacar que el bloqueo de determinados tipos de contenidos es una práctica comúnmente aceptada: virus, spam, pornografía infantil, etc. No son, por tanto, estos contenidos en los que se centra el debate, sino más bien sobre aquellos bloqueos con fines comerciales. Los defensores de la Net neutrality exponen casos como el bloqueo de Madison River Telephone a la VoIP de Vonage, o el de empresas como Comcast hacia el video streaming y de AOL a determinadas webs contrarias a su modelo de gestión.

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

31

La posición de los proveedores de acceso es la de que dichos bloqueos no son práctica rentable desde el punto de vista económico, por lo que desdeñan la necesidad siquiera de regularlos. Incluso los grandes operadores norteamericanos aseguran haber llegado a acuerdos voluntarios de no bloquear ningún contenido o aplicación (siempre que sea legal). El segundo punto conlleva mayor controversia. La priorización del tráfico por parte de los operadores de red suscita grandes reticencias en los defensores de la Net neutrality. Entre los argumentos esgrimidos por éstos está el de que la introducción de discriminación al tráfico de contenidos por la red abre el campo a la arbitrariedad, a comportamientos potencialmente ilegales y, en última instancia, a la destrucción de Internet tal y como hoy la conocemos. Se pasaría de una Internet ‘impulsada’ por los usuarios (que serían los que impulsan la innovación y el crecimiento) a una Internet ‘controlada’ por las operadoras de telecomunicaciones que son los que discriminarían que tráfico ha de ser priorizado. En opinión de los opositores a la Net neutrality, la calidad media de los servicios de Internet se vería incrementada con el establecimiento de accesos privilegiados, pudiendo desarrollarse servicios de alto valor añadido pero que requieren un nivel de servicio superior al actualmente vigente (sin cortes y con alta demanda de ancho de banda). Además, según esta postura, existe un efecto marginal de la provisión priorizada en la calidad, según la velocidad de acceso. Desde un prisma estrictamente económico, la prohibición de la priorización (entendiendo por priorización que determinados contenidos o servicios sobre la red sean primados sobre otros, mediando una contraprestación) podría plantear efectos potenciales no deseados, ya

15. Efecto marginal de la provisión priorizada en la calidad, según la velocidad de acceso
Calidad

Con Prioridad Sin Prioridad

Velocidad de acceso
Fuente: Workshop ENTER

que si las empresas proveedoras de servicios de banda ancha se ven obligadas a cobrar una misma cantidad a todos los proveedores de contenidos, aquellos que hagan un uso más intensivo de la red se verán subsidiados por los que hagan un uso menor. En este contexto existe el riesgo real de que las cuantías sean demasiado elevadas para la empresa que subvenciona y ésta se retire del mercado. Al final sólo aquellos proveedores que hagan un uso más intensivo de la red estarán dispuestos a asumir el pago. El párrafo anterior aludía al pago diferenciado por parte de los proveedores de contenidos, pero similar razonamiento cabría aplicar en el caso del cliente final (usuario de Internet), puesto que hay usuarios ‘ligeros’ (que usan poco Internet y/o para aplicaciones y contenidos con baja demanda de ancho de banda) y usuarios ‘pesados’ (que usan mucho Internet y/o para aplicaciones con alta demanda de ancho de banda). En este escenario, también los usuarios ligeros estarían subvencionando a los usuarios pesados, bajo un esquema de tarifas pla-

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

32

nas o incluso de tarificación por tiempo. No extraña, por tanto, que se comiencen a ver esquemas de precios basados en la ocupación efectiva que se haga de la red (megas, gigas). Este esquema es además común a otras industrias como, por ejemplo, el transporte de mercancías. En medio de este debate surgen posiciones intermedias (o al menos no situadas en ninguno de los dos extremos) como el de la ‘Net diversity’. Se trata de una posición intelectual que, sin dejar de reconocer los méritos la Net neutrality, cuestiona que su plasmación como mandato regulador sea una opción oportuna, al menos en este momento. Ello por una razón fundamental: porque implicaría descartar prematuramente que unas ciertas limitaciones al principio de Net neutrality pudieran proporcionar determinados beneficios. Lo cual no sólo no es descartable sino incluso probable. Su posición se refuerza con una serie de razonamientos jurídicos y económicos:
• El principio mantenido por la Corte Suprema de Estados Unidos de que ninguna práctica empresarial debe ser prohibida a priori; sólo debe impedirse cuando se demuestren sus efectos anticompetitivos y siempre caso a caso. Establecer la Net neutrality como arquitectura permanente de Internet, excluyendo otras alternativas menos dogmáticas, en un estadio tan preliminar, sería probablemente más perjudicial que beneficioso; especialmente, en un momento de incertidumbre tecnológica y experimentación acerca de cuáles pueden ser los modelos de negocio triunfantes. Facilitar a los network owners (operadores de telecomunicaciones y cable) la diferenciación de sus redes satisfaría mejor una demanda cada vez más heterogénea y exigente. Al contrario, la Net neutrality reduce de forma significativa los incentivos para desarrollar nuevas redes.

coexistan redes especializadas: unas, para aplicaciones tradicionales, como correo electrónico, navegación, etc.; otras, para transacciones con especiales requerimientos de seguridad, como comercio electrónico; y algunas para aplicaciones intensivas en video streaming, VoIP, etcétera. En definitiva, los proponentes de la Net diversity, reconociendo que ésta tampoco es una panacea, alertan sobre una consagración legal de la Net neutrality advirtiendo de su carácter prematuro y, lo que es más inquietante, de sus probables efectos contraproducentes. Respecto al tercer escenario, la posición Net neutrality defiende que el diseño original end-to-end de Internet es una de las razones de su inmenso crecimiento pues inspiró un amplio rango de innovación, facilitando la competencia en las aplicaciones. Según esta posición, una consecuencia de este diseño es que los operadores de red no pudieron controlar fácilmente la innovación en el nivel de las aplicaciones que tenían lugar sobre sus redes. Esto a su vez significó que la innovación en estas redes pudo venir de muchos que no tenían ninguna conexión real con los propietarios de la red básica. Consideran que la diversidad de los innovadores no es ninguna casualidad. Minimizado el control por la red, el diseño ‘extremo-a-extremo’ maximiza el rango de competidores que pueden innovar para la red. Mejor que concentrar el derecho e innovar en unos pocos propietarios, los valedores de la Net neutrality consideran que el derecho a innovar está abierto a cualquiera y en cualquier lugar y que esta arquitectura a su vez, ha creado una variedad asombrosa de innovación importante y económicamente valiosa. Así, como en otros muchos contextos, la competencia ha producido crecimiento, y esta competencia fue asegurada por el diseño de la red.

Resulta pues, verosímil anticipar como deseable una estructura de mercado en la que

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

33

Es por ello, que los defensores de la Net neutrality aseguran que la concentración o integración vertical de los proveedores de servicios amenaza la neutralidad y el entorno necesario para la innovación, puesto que, entre otras cosas, las operadoras de telecomunicaciones podrían proteger y favorecer a sus propias divisiones de proveedores de contenidos y de servicios sobre Internet, frente a terceras empresas (los actuales proveedores de estos servicios). Frente a estos argumentos, los partidarios de la Non Net neutrality argumentan la necesidad de los operadores de red de recuperar las inversiones realizadas y futuras en el desarrollo de la red de banda ancha. Su argumentación se basa en que dicha red necesita una considerable inversión y que, como en cualquier otro negocio, es necesario prever un retorno de la inversión (ROI) suficiente como para acometer dichas inversiones. Este retorno, será difícilmente alcanzable si sólo se factura mediante tarifas planas de bajo margen, sin ninguna posibilidad de diferenciación por parte de estas compañías, mientras que sí sería factible en una empresa multiproducto o multinegocio (sobre todo en productos y servicios de alto margen como el del mercado de los contenidos y aplicaciones a través de Internet). Los operadores de comunicaciones, necesitan encontrar nuevas fuentes de negocio a lo largo de su cadena de valor, dado que sus rendimientos por voz y datos van bajando progresivamente. Finalmente, argumentan que la desregulación trae consigo un mayor nivel de inversión por parte de los operadores, que redunda en un beneficio global para Internet y sus usuarios. Expuestos los tres escenarios anteriores, el debate no tiene visos de finalizar en un

corto plazo de tiempo dado que los organismos competentes (en este caso, la FCC por haberse iniciado en EEUU) seguirá previsiblemente adoptando un papel secundario dejando que el mercado siga su curso, sólo interviniendo para correcciones puntuales por, entre otras, las siguientes cuestiones:
• A día de hoy, el problema que debe regular la Net neutrality no existe como tal. Ni los operadores han comenzado a priorizar el tráfico a través de la red ni a bloquear de forma sistemática contenidos o aplicaciones. Esto no significa que los proveedores de red tengan el campo libre para hacer lo que les venga en gana, pues, como ya se ha mencionado, el regulador mantiene una estrecha observación del mercado y actuará siempre que se alteren las libertades y derechos de los usuarios. El poder que ostentan los grandes proveedores de contenidos y servicios en Internet previene a las operadoras de telecomunicaciones de actuaciones arbitrarias por el miedo a perder valiosos contratos con los mismos. El modelo de priorización actualmente existe en el segmento de grandes empresas, donde pagan por tráfico priorizado utilizando túneles virtuales y enrutamientos especiales. Los operadores de telecomunicaciones y los cableros se encuentran inmersos en una feroz batalla para ganar cuota de mercado. Aunque consideren buena idea que Google o Skype paguen por una priorización de tráfico, su preocupación por captar el 60% de los usuarios de Internet que todavía no emplean la banda ancha es considerablemente mayor.

A modo de resumen, cabe destacar que el debate sobre la Net neutrality presenta eminentemente un trasfondo económico. El negocio en juego es mayúsculo y ambas partes ambicionan conseguir el mayor beneficio posible. Sin embargo, mientras que la posición desfavorable hacia la Net neutrality basa sus argumentaciones en criterios económicos debidamente justificados, no en vano, la mayoría de sus demandas son reglas del juego habituales en otros sectores económicos (esquemas de precios no regulados,

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

34

independencia de gestión bajo el respeto de una serie de leyes básicas de comportamiento, ampliación del rango de actividad, etc.), la posición Net neutrality atiende más a criterios de concepción de Internet y de cómo debería ser la evolución a futuro para mantener el clima de innovación y desarrollo hasta ahora dominante para el beneficio de los usuarios.

dores de contenidos, era esperar que la discusión continuase en el Senado en los meses siguientes, pero finalmente el Senado de los Estados Unidos también ha rechazado la aprobación de una regulación ex-ante orientada a prohibir a los operadores de telecomunicaciones discriminar el trato que dan a los contenidos de Internet según sus propios intereses (básicamente comerciales). Las autoridades norteamericanas se han limitado, por tanto, a mantener únicamente la regulación ex-post existente hasta el momento, aunque aumentando los poderes de la FCC para los casos de discriminación y malas prácticas por parte de los agentes. ¿En qué medida afectan el debate surgido en Estados Unidos sobre la Net neutrality y las decisiones tomadas en torno al mismo al resto de geografías? Internet constituye un fenómeno global a todos los niveles. La importancia adquirida por la Red es tal que todo cambio relacionado con ella tiene impacto en millones de usuarios de todo el mundo. El ámbito regulatorio no constituye una excepción a esta regla, ya que, si bien es cierto que cada país incorpora de manera autónoma en su legislación las normas relativas a Internet, todos ellos toman en consideración a la hora de legislar la realidad del mercado y la influencia en la misma de los cambios legislativos puestos en práctica por otros países/grupos de países. Un análisis detallado del panorama regulatorio a nivel internacional revela que están comenzando a implantarse modelos que promueven la competencia entre redes. Esta nueva regulación incentiva el desarrollo de nuevas infraestructuras mediante la optimización del uso del bucle de abonado, fijando un límite temporal a la desagregación del

3.2. Implicaciones a nivel regulatorio: la Net neutrality como factor a considerar en el debate regulatorio europeo
Conclusiones del debate sobre Net neutrality en EEUU
La Cámara de Representantes de Estados Unidos decidió rechazar el pasado 8 de junio, en el marco de la reforma de la Ley General de Telecomunicaciones, el principio de la Net neutrality. La Cámara rechazó la enmienda por 269 votos en contra y 152 a favor. El proyecto de Ley de Telecomunicaciones se aprobó finalmente con 321 votos a favor y 101 en contra. La enmienda a la Ley de Telecomunicaciones buscaba principalmente añadir cláusulas que demandarían a las empresas que proveen servicios de Internet tratar por igual toda la información que pase por sus cables. La última esperanza para gigantes de la Red como Google o Yahoo, así como los provee-

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

35

16. Modelos de regulación por países
Objetivos Principios regulatorios

Europa EEUU Corea Australia Hong Kong

Incremento de la competencia Incremento de la velocidad de los accesos Fomento de la innovación Fomento de la inversión Generalización de la banda ancha

Apuesta por el modelo de desagregación del bucle de abonado No hay requisitos de desagregación para las redes de fibra óptica. Se ha suprimido el bucle compartido y se establece 2010 como fecha límite para la eliminación del bucle desagregado Subvenciones a las inversiones en infraestructuras de nueva tecnología Se está debatiendo una propuesta que permitiría a potenciales inversores, fijar los términos y condiciones de acceso a sus redes, antes de acometer las inversiones, con la aprobación por parte del regulador No hay requisitos de desagregación para las redes de fibra óptica. Se ha fijado 2008 como límite para la finalización del actual modelo de desagregación del bucle de abonado

Fuente: Accenture

bucle para fomentar las nuevas inversiones, y mediante el incentivo a las inversiones en nuevas tecnologías de acceso, eliminando la incertidumbre sobre si se regulará su uso por terceros. El marco regulatorio europeo en el ámbito de las comunicaciones electrónicas se halla en la actualidad en proceso de revisión, con objeto de actualizar la normativa y reforzar el peso específico de Europa en este mercado estratégico. A continuación analizaremos en detalle el debate regulatorio en Europa, y los posibles vínculos existentes entre dicho proceso y el debate abierto en Estados Unidos sobre la Net neutrality.

Para ello, la Comisión ha publicado cuatro documentos y lanzado dos procesos de consulta pública a todos los interesados cuyo plazo acaba a finales de octubre. La propuesta de la Comisión va a tener un impacto muy significativo concretamente en dos áreas: la revisión de los mercados relevantes, y la reforma de la política del espectro radioeléctrico. La Comisión observa que desde 2002 se han logrado progresos considerables en regulación, y propone eliminar progresivamente la regulación ex-ante en 6 de los 18 segmentos actuales del mercado de las telecomunicaciones (incluidas las llamadas nacionales e internacionales). En el resto, la Comisión desea que las normas de la UE se apliquen de forma más eficaz, para aumentar la competencia en todo el mercado único. La Comisión también aboga por avanzar hacia un planteamiento común, más dependiente del mercado, para atribuir el espectro radioeléctrico necesario para que los nuevos

El debate regulatorio en Europa
La Comisión Europea ha iniciado oficialmente, el 29 de junio de 2006, el proceso de revisión del ‘marco regulador de las comunicaciones electrónicas’, que incluyen la telefonía vocal fija, las comunicaciones móviles y la banda ancha.

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

36

servicios y dispositivos funcionen a escala comunitaria. El objetivo de la Comisión es que, para 2010, se haya efectuado la transposición completa de las nuevas normas a las legislaciones nacionales.

En la Revisión 2006 la Comisión propone:
• • Revisar el paquete principal de cinco directivas Revisar en paralelo la recomendación sobre mercados relevantes, adoptada en 2003, que identifica cuáles son los aspectos del mercado que se consideran susceptibles de regulación por no ser competitivos.

Las grandes líneas de la Revisión 2006
Introducción

Los grandes objetivos ‘estratégicos’ de la regulación

La Revisión del Marco Regulador de 2006 persigue un triple objetivo:
• • Promover la innovación a través de la apertura de las reglas a las nuevas tecnologías. Reforzar los incentivos a la inversión a través de la competencia, para la provisión de infraestructuras. Completar el mercado único, haciendo más consistente la aplicación de las reglas de la UE en los 25 Estados Miembros y estimulando los servicios transfronterizos de comunicación.

El vigente marco regulador de las comunicaciones electrónicas es un conjunto de 5 directivas, que afectan a todos los servicios de comunicaciones que se transmiten electrónicamente, con independencia de la tecnología utilizada para ello. El Marco entró en vigor en el año 2002, con objeto de implementarse en los Estados Miembros en julio de 2003 en la UE-15 y en mayo 2004 para los nuevos miembros. Comparado con el anterior marco regulatorio, compuesto por 22 directivas de aplicación en el sector, supuso una considerable simplificación.
17. Marco regulatorio sobre comunicaciones electrónicas 2002
Directiva de autorización Directiva Interconexión y Acceso Directiva S. Universal y derechos usuarios Directiva privacidad com. electrónicas

Revisión de la regulación sobre el espectro radioeléctrico

Directiva de Liberalización (Art. 86)

Directiva Marco (Art. 95)

Decisión del espectro

El principal área de cambio dentro del nuevo marco regulatorio es la referente al espectro radioeléctrico. Aunque la utilización del espectro radioeléctrico está todavía estrictamente regulada en la mayoría de los Estados miembros, no pueden ponerse límites a las transmisiones radioeléctricas dentro de las fronteras nacionales y muchos tipos de dispositivos radioeléctricos son en gran medida portátiles, sin olvidar que los ciudadanos esperan que funcionen en todo el territorio UE. Entre las propuestas a destacar, la Comisión plantea que algunas bandas del espectro radioeléctrico se gestionen de forma más eficaz gracias a una mayor utilización de normas comunes establecidas en toda Europa.

Directrices poder significativo de mercado

Recomendación sobre mercados relevantes

Fuente: Red.es

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

37

El espectro debe también asignarse cada vez en mayor medida de acuerdo con los principios de la demanda del mercado. Este planteamiento supondrá nuevas oportunidades en toda Europa para las empresas innovadoras y proporcionará beneficios a todos los ciudadanos de la UE, al abrirse a la negociación de derechos de uso determinadas bandas. Asimismo, se introduce en el nuevo marco los principios de ‘Neutralidad Tecnológica’ (libertad para usar cualquier tecnología en una banda del espectro) y ‘Neutralidad de Servicios’ (libertad para usar el espectro para ofrecer cualquier servicio de comunicaciones electrónicas). También se establecerán procedimientos de asignación del espectro transparentes y participativos, así como para mejorar la coordinación a nivel europeo mediante una aplicación más extensiva de comités.

dos… El debate sobre la Net neutrality se enmarca precisamente en este escenario. Europa se halla en la actualidad en un status anterior al de Estados Unidos. Dada la situación del mercado, el debate regulatorio europeo se centra en cuestiones de alto nivel, orientadas a fomentar la innovación y el desarrollo de Internet y las comunicaciones electrónicas: fomento de la competencia entre operadores a través de la desagregación del bucle de abonado, puesta en marcha de programas de desarrollo e inversión en la Red (ej: despliegue de la red de fibra), armonización del panorama regulatorio en los países que integran el espacio europeo, etc. Existen, por tanto, factores de carácter básico que constituyen el foco de atención de los organismos reguladores europeos, quedando los aspectos específicos de funcionamiento de la Red en un estadio más preliminar del análisis. ¿Significa esto que Europa no debe prestar atención todavía al debate sobre la Net neutrality? Por tratarse de un aspecto que afecta a la esencia misma de Internet, y por la importancia estratégica de la Red en la economía y la sociedad actuales, Europa no puede quedarse al margen de esta cuestión. Dado que Internet constituye un fenómeno global, no cabe ninguna duda de que el debate afectará a nuestro ámbito geográfico de manera más o menos inminente, por lo que merece la pena asumir un rol proactivo en el mismo y no meramente imitador de las medidas adoptadas por los reguladores de otros mercados. En caso de que Europa decida finalmente participar en el debate sobre la Net neutrality, ¿qué tipo de regulación cabe esperar que emita la Comisión Europea sobre el tema? A la luz de los pasos que se van dando en el proceso de revisión del marco regulatorio, todo parece indicar que la nueva regulación estará basada principalmente en normas de tipo ex-

Impacto de la Net neutrality en el debate regulatorio europeo
Tal y como se ha detallado anteriormente, los mercados norteamericano y europeo presentan en la actualidad importantes diferencias en el ámbito de Internet y las nuevas tecnologías, tanto en el aspecto competitivo como en la variable tecnológica. Esta realidad conlleva necesariamente diferencias en el marco regulatorio. En Estados Unidos, una vez definido el mapa y las características del acceso a la Red (plan de inversiones en acceso finalizado, no desagregación del bucle de abonado…), el debate regulatorio se abre a cuestiones relativas al funcionamiento interno de Internet, tales como las prácticas realizadas por los agentes involucrados en la misma: calidad de servicio, priorización de conteni-

Análisis Enter 04

Net neutrality y el futuro de Internet

38

post, sancionadoras de las malas prácticas por parte de los agentes del mercado, y no en normas previas (ex-ante) que regulen de manera estricta el funcionamiento de Internet y las comunicaciones electrónicas. No parece probable que la Net neutrality vaya a ser objeto de un tratamiento diferente, lo cual traería consigo, además, un alineamiento con los resultados y consecuencias regulatorias del debate en Estados Unidos.

nales difieren en su voluntad de solucionar los problemas de competencia actuales de forma rápida. Los retrasos pueden situar a los operadores de cada país en una situación de desventaja.’ Dado este esquema, el debate regulatorio en España se desarrollará en paralelo al europeo. Habida cuenta del reducido tamaño del organismo regulador de las telecomunicaciones en España (en línea con lo que sucede en el resto de Europa) respecto a Estados Unidos, su actividad se centrará más en velar por garantizar la adecuada competencia en el mercado que en regularlo a priori. La Net neutrality constituirá una cuestión a debatir en España en un futuro próximo, pero en este momento nuestro país se enfrenta a retos más acuciantes, tales como:
¿Tienen los usuarios de telecomunicaciones capacidad real de elegir entre las diferentes ofertas de los agentes? ¿Se transmiten rápidamente a los usuarios las innovaciones realizadas por los operadores y el resto de agentes del mercado? ¿Se garantizan los derechos de los usuarios? ▀

Impacto de la Net neutrality en el mercado español
Como estado miembro de la UE, España se halla sujeta a las decisiones tomadas por la Comisión Europea al hilo del debate regulatorio abierto en el ámbito de las comunicaciones electrónicas. Tal y como se ha mencionado anteriormente, uno de los objetivos del proceso de revisión del marco regulador es introducir un mayor grado de armonización entre las leyes de los distintos países de la UE y reducir el gap legislativo. En palabras de Viviane Reding, Comisaria Europea de la Sociedad de la Información y los Medios de Comunicación, ‘la normativa de telecomunicaciones de la UE permanecerá vigente únicamente hasta que hayamos alcanzado una competencia efectiva en todos los mercados […] Será un grave problema para el mercado único europeo si los legisladores nacio-

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

CONCLUSIONES
Internet se ha caracterizado desde su nacimiento por una arquitectura abierta y descentralizada, donde el control y la inteligencia de la Red se circunscriben a las aplicaciones. Este principio, que ha regido la Red hasta el presente, se conoce con el nombre de Net neutrality (neutralidad de la Red), y podría definirse como ‘el principio que establece que todo el tráfico que circula por Internet debe ser tratado en condiciones de igualdad, al margen de cuál sea el contenido y quiénes sean el emisor y el receptor’. Internet continúa siendo fiel en la actualidad a la filosofía con la que fue concebida: neutralidad y transparencia. No obstante, la madurez alcanzada por la Red se materializa en nuevos retos, nuevas oportunidades y nuevos riesgo, que han impulsado la aparición de posturas que defienden un cambio de filosofía hacia una red menos pública y controlada de forma centralizada. El debate generado persigue dar respuesta a una pregunta: ¿La Net neutrality debe plasmarse como principio legal o permanecer como realidad de facto de la arquitectura de Internet, como viene ocurriendo hasta ahora? Los defensores de la Net neutrality argumentan que, con objeto de que Internet siga siendo un espacio público de creatividad e innovación, es vital garantizar la libre competencia entre los agentes del mercado. Para ello, dado el grado de madurez alcanzado por Internet y los intereses económicos en juego, resulta necesario definir un marco regulatorio que impida prácticas discriminatorios y de abuso de poder por parte de los operadores y proveedores de acceso a la Red. Los detractores de la Net neutrality, por su parte, defienden que una regulación gubernamental ex-ante no es necesaria, y debe ser el propio mercado quien dicte las normas de actuación y defina el comportamiento de los participantes. Así ha sido hasta la fecha, con el conocido desarrollo experimentado por Internet y su positivo impacto en la economía y la sociedad. El debate sobre la Net neutrality se ha iniciado en Estados Unidos, debido principalmente a las características y grado de madurez del mercado. Una vez definido el mapa y las características del acceso a la Red (plan de inversiones en acceso finalizado, no desagregación del bucle de abonado…), el debate se ha ampliado a cuestiones relativas al funcionamiento interno de Internet, tales como las prácticas realizadas por los agentes involucrados en la misma: calidad de servicio, priorización de contenidos… Por el momento, las autoridades norteamericanas han rechazado regular a priori la Red, y se

40

han limitado a mantener únicamente la regulación ex-post existente hasta el momento y sancionar los casos de discriminación y malas prácticas por parte de los agentes. El debate sobre la Net neutrality entendido como está sucediendo en Estados Unidos parece que no es una prioridad para Europa, estando en una fase más embrionaria y con un foco más abierto: en Europa el debate tecnológico está centrado en el acceso, teniendo algunos operadores unos planes de inversión similares a los que en su día emprendieron sus homólogos americanos para llegar hasta los usuarios con soluciones alternativas al par de cobre, pero exigen a las autoridades reguladoras ciertas condiciones (ej. no compartir la última milla con terceros) que les permitan extraer a sus inversiones el valor económico que demandan sus accionistas. Existen, por tanto, factores de carácter básico que constituyen el foco de atención de los organismos reguladores europeos, quedando los aspectos específicos de funcionamiento de la Red (ej. la Net neutrality) en un estadio más preliminar del análisis. Por tratarse de un aspecto que afecta a la esencia misma de Internet, y por la importancia estratégica de la Red en la economía y la sociedad actuales, Europa no puede quedarse al margen de esta cuestión. Dado que Internet constituye un fenómeno global, no cabe ninguna duda de que el debate afectará a nuestro ámbito geográfico de manera más o menos inminente, por lo que merece la pena asumir un rol proactivo en el mismo y no meramente imitador de las medidas adoptadas por los reguladores de otros mercados ▀

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04

42

www.enter.es

Con la colaboración de

Con el apoyo de

Net neutrality y el futuro de Internet

Análisis Enter 04