You are on page 1of 4

Coinciden con su Maestro Guía para conocer su cerebro

A principios de 1800, el médico alemán, Franz Joseph Gall pasó mucho tiempo pasando sus
dedos por el cuero cabelludo de extraños. No era peluquero, no era masajista, no era como un
gran fan de cabezas. Era un frenólogo, era el primer frenólogo. Gall creía que la personalidad
de una persona estaba vinculada a su morfología craneal, que sus protuberancias y crestas
indicaban aspectos de su carácter. Sorprendentemente, esta "ciencia" realmente atrapó, fue
ampliamente practicada durante décadas, y Gall se convirtió en algo de una celebridad. Bueno,
con una cabeza como la suya, se puede ver cómo podría haber estado un poco fijado con la
forma del cráneo. Eventualmente, la frenología fue descartada como una seudociencia de culto
porque resulta que sus contornos craneales no nos dicen exactamente nada acerca de lo que
está sucediendo dentro del cerebro. ¡Y todavía! Gall estaba en realidad en algo grande, algo
que no sabíamos nada. Recuerde, en este punto estábamos empezando a llegar a un
consenso de que el cerebro era la fuente de sí mismo y no como el alma o el corazón o lo que
sea. Su proposición duradera y correcta fue que diferentes partes del cerebro controlan
aspectos específicos de nuestro comportamiento. Como hablamos de la última vez, hay un
fuerte vínculo entre la actividad biológica y los eventos psicológicos. Pero además de la
interacción de productos químicos como neurotransmisores y hormonas, mucho de esto tiene
que ver con que las partes localizadas del cerebro tienen funciones específicas, como visión,
movimiento, memoria, habla e incluso reconocimiento facial. La función, en otras palabras, está
localizada.

Si pudieras estimular diferentes partes de mi cerebro de cualquier manera que quisieras, y si


me preguntas bien, podría dejarte controlar mis movimientos, mis recuerdos e incluso mi
personalidad. Toma mi cerebro aquí y mi brazo se tensa, empuja aquí y me acordaba de mi
primer beso, hacerlo arriba y de repente estaría lleno de una tremenda rabia como Hulk! Éste
es el vínculo entre el cerebro, ese trozo físico de gunk entre los oídos, y la mente, lo que es
nosotros, nuestra conciencia, nuestro comportamiento, nuestras decisiones, nuestros
recuerdos, nuestro yo. Algunos neurocientíficos quieren decir que la mente es lo que hace el
cerebro, por lo que una de las preguntas clave de la psicología y, al igual que el experimento
humano, es "¿Cómo se relacionan las funciones de nuestros cerebros con el comportamiento
de la mente?" Y ni siquiera puede hacer las preguntas correctas, y mucho menos llegar a
algunas de las respuestas, hasta llegar a conocer el cerebro.

Usted podría tener una familiaridad pasajera con su sistema nervioso, como, "El hueso cerebral
está conectado al hueso de la médula espinal, y el hueso de la médula espinal está conectado
al hueso de la motoneurona". Ese es su sistema nervioso central, y en realidad no hay huesos.
Su sistema nervioso central, o simplemente CNS, es lo que hace que sus cuerpos grandes
decisiones. Este sistema es el centro de mando, y si te metes con eso, las cosas se van a
extrañar. También existe el sistema nervioso periférico, el cual está compuesto de neuronas
sensitivas parecidas a exploradores que recopilan información y la reportan al sistema nervioso
central. Para tener una idea de cuán físicas son las raíces de tu mente y tu personalidad, qué
tan concreto te hace el sistema nervioso, déjame contarte una historia. El curioso caso de
Phineas Gage. En 1848, un genial tipo llamado Phineas Gage estaba trabajando en el
ferrocarril, apisonando la pólvora en un agujero de chorro con una barra de hierro, pero la
pólvora se encendió. La explosión resultante hizo que la vara disparara como una bala a través
de su mejilla izquierda y fuera de La parte superior de su cabeza. Hay un cerebro entre esos
dos lugares, por cierto. Sorprendentemente, se levantó después del accidente, y se acercó a
un carro, describió lo que había sucedido, y luego lo llevaron de regreso a su casa, todo
mientras estaba consciente. Así que el doctor vino a examinarlo, y se negó a creer que una
varilla de hecho había pasado por su cabeza, comprensiblemente. Hasta que Phineas
comenzó a toser y una cantidad de cerebro que el médico describió como una taza de té cayó
de su cabeza, y el médico tuvo que aceptar realmente lo que había sucedido. Después de unos
meses de convalescencia, estaba bastante curado y moviéndose como solía hacerlo. Pero sus
amigos decían que Phineas ya no era como él. Sí, él tenía sus recuerdos y sus habilidades
mentales, y caminaba y hablaba y parecía igual, menos un globo ocular, mientras que el viejo
Phineas era de maneras suaves y de voz suave, el Phineas después del pico hasta el cerebro
era hosco Y mezquino y vulgar. La gente empezó a describirlo como "ya no Gage".

Phineas se alejó de América, el establecimiento científico perdió el contacto con él y 12 años


después, después de una serie de convulsiones, murió a la edad de 36 años. Phineas es un
gran ejemplo, si extremo, de cómo la función se localiza en el cerebro y cómo Físicos y
biológicos pueden reflejarse en formas psicológicas. Por supuesto, también es un excelente
ejemplo de cómo los estudios individuales no son particularmente útiles, sobre todo porque
tenemos muy pocos datos sobre lo que Phineas realmente era antes o incluso después de su
accidente. La mayoría de las cuentas son de los meses inmediatamente después del
accidente, y muchos de ellos entran en conflicto. Es completamente posible que él continuara
curando y viviendo sus años restantes como un ciudadano feliz y productivo. Los textos de
introducción psicológica a menudo pintan el cuadro simple de Phineas sólo para que podamos
tener un claro ejemplo del momento en que los médicos se dieron cuenta de que jugar con el
cerebro estaba jugando con la mente, pero es, por supuesto, mucho más complicado y Phineas
fue un verdadero , Persona de la vida real, siento que debemos darle el matiz y el misterio que
merece. Ahora podrías haber oído que sólo usamos alrededor del 10 por ciento de nuestros
cerebros, y si eso fuera cierto, Phineas perdería un cuarto de él y estaría bien. Y si sólo
pudiéramos aprovechar el resto de ese mechón gris, seríamos capaces de leer y levitar y
obtener todo el profesor X. Es un pensamiento emocionante, tan emocionante como la idea de
que puedo decir qué tipo de té te gusta Sintiendo los baches en su cabeza. También es
exactamente lo mismo.

Después de mirar una hora o algo así de la TV de la realidad, usted sería perdonado para
pensar que algunas personas están trabajando solamente en la capacidad del cerebro del 10
por ciento. Pero en realidad, los escáneres cerebrales muestran que casi todas las regiones del
cerebro se encienden durante tareas simples como caminar y hablar. No sólo eso, sino que el
propio cerebro requiere el 20 por ciento de toda la energía del cuerpo, y no tendría mucho
sentido evolutivo arrojar mucha energía lejos de algo que es sólo mínimamente activo.

Como animales, nuestras capacidades se han desarrollado en parte de nuestras estructuras


cerebrales. En realidad, somos capaces de rastrear nuestra historia evolutiva a medida que
llegamos a entender estas estructuras. Los animales menos complejos tienen cerebros más
simples diseñados para el funcionamiento básico y la supervivencia: descansar, respirar,
comer. Mientras que los animales más complejos, como muchos mamíferos, poseen cerebros
que sienten, recuerdan, razonan y predicen. Estos animales no tienen todos los sistemas
nuevos. Tienen nuevos sistemas cerebrales construidos sobre sistemas cerebrales antiguos. El
cerebro es como un conjunto de muñecas rusas. La muñeca de madera más externa es la más
nueva, más detallada y más compleja, pero como usted va más profundo, las muñecas se
hacen más viejas y más pequeñas, y más simple, y más genérico. La muñeca de madera más
interior es la más antigua, más básica. Es como un fósil en tu cabeza. Este núcleo interno del
cerebro, a veces llamado el "viejo cerebro" todavía funciona para nosotros mucho como lo hizo
para nuestros antepasados evolutivos tempranos. Está anclado por el tronco encefálico, el
núcleo más antiguo y central del cerebro donde el cerebro espinal entra en el cráneo. Por
encima, en la base del cráneo, está la médula. Aquí, las funciones cerebrales pasan
automáticamente sin ningún esfuerzo consciente: el latido de los corazones, la respiración de
los pulmones, ese tipo de cosas. La protuberancia se alza sobre la médula y ayuda a coordinar
el movimiento. Por encima de la proa, en la parte superior del tronco cerebral, está el tálamo,
un par de estructuras en forma de huevo que incorporan información sensorial relacionada con
la vista, el oído, el tacto y la degustación. La formación reticular es una red nerviosa en forma
de dedo dentro del tronco cerebral que es esencial para la excitación, lo que no es
necesariamente lo que se siente al ver a un ser humano particularmente agradable, sino que se
refiere a cosas como dormir y caminar y la percepción del dolor; Otras funciones importantes.
El cerebelo de tamaño de béisbol, o "pequeño cerebro", se hincha desde el fondo del tronco
cerebral y es responsable del aprendizaje no verbal y la memoria, la percepción del tiempo y
los movimientos moduladores, controla el movimiento voluntario como sus dulces movimientos
de baile, Pero también se deteriora fácilmente bajo la influencia del alcohol, de ahí el término
"tipsy".

Así que los viejos sistemas del cerebro mantienen las funciones básicas de nuestro cuerpo
funcionando suavemente; El tipo de cosas que cualquier animal podría necesitar. Esto es más
o menos donde el cerebro para los reptiles. Para funciones superiores, miramos al sistema
límbico. Esto incluye la amígdala, el hipotálamo y el hipocampo. Tipo de una región de la
frontera del cerebro que separa el viejo cerebro y las áreas cerebrales más nuevas, más altas.
La amígdala consta de dos racimos de neuronas lima tamaño de frijol y es responsable de la
consolidación de la memoria, así como nuestro mayor temor y agresión más caliente. Estimular
un área de la amígdala, y un perro de la familia dócil de repente se transforma en un Cujo
sediento de sangre. Cambie ese electrodo por un poquito y ese perro se encoge de mariposas.
El hipotálamo mantiene su cuerpo entero estable, regulando las temperaturas corporales, los
ritmos circadianos, y el hambre, también ayuda a gobernar el sistema endocrino,
especialmente la glándula pituitaria. También debe agradecer a su hipotálamo por permitirle
sentir placer y recompensa. Las ratas implantadas con electrodos en el centro de recompensa
de su hipotálamo y las formas dadas para auto estimular esas áreas se recompensarán
esencialmente hasta que se derrumban o mueren. Por lo tanto, utilizar con precaución. La parte
final del sistema límbico es el hipocampo, central para el aprendizaje y la memoria, y si está
dañado, una persona puede perder su capacidad de retener nuevos hechos y recuerdos. Ahora
sobre todo esto es lo más avanzado - las cosas que piensas cuando piensas en el cerebro - la
materia gris. Los dos hemisferios de su cerebro constituyen alrededor del ochenta y cinco por
ciento de su peso cerebral, y supervisar su capacidad de pensar, hablar y percibir. Los
hemisferios izquierdo y derecho gobiernan y regulan diferentes funciones, dándonos un cerebro
dividido, conectado por una estructura llamada corpus callosum. Así, por ejemplo, la
producción de lenguaje está controlada en gran parte por el hemisferio izquierdo, mientras que
ciertas funciones creativas están controladas por la derecha. Aunque esto no tiene nada que
ver con la mano o las personas que tienen los lados dominantes de su cerebro son más
analíticos o creativos o lo que sea- que es parte de lo que llamamos psicología pop: un
trastorno de comportamiento en el que los periodistas y sillones psicólogos utilizan
investigación que muestra hermosa, Íntimamente conectado complejidades de su cerebro para
vender periódicos o reforzar las creencias anteriormente celebradas. Sí, algunas tareas se
distribuyen a un lado, pero los lados están profundamente y constantemente conectados; Una
declaración tan general como "las personas artísticas usan sus cerebros derechos" es tan inútil
como decir "la gente artística tiene cabezas particularmente desiguales".

Finalmente, cubriendo los hemisferios izquierdo y derecho, tenemos la corteza cerebral, una
fina capa de más de veinte mil millones de neuronas interconectadas. Pero no olvidemos los
héroes desconocidos de su sistema nervioso: los miles de millones de células no glándulas
neuronales, que proporcionan una tela de araña de apoyo que rodean, aíslan y nutren las
neuronas cerebrales. Probablemente haya visto suficientes diagramas cerebrales para saber
que los lados izquierdo y derecho de la corteza cerebral están subdivididos en cuatro lóbulos:
el frontal, el parietal, el occipital y el temporal, todos separados por pliegues o fisuras
especialmente prominentes. Cada lóbulo tiene ciertamente su propio conjunto de deberes, y
habría hecho Franz Gall orgulloso. Los lóbulos frontales, justo detrás de la frente, están
involucrados en el habla, la planificación, el juicio, el pensamiento abstracto y, como nos
recuerda la historia de Phineas Gage, aspectos de la personalidad. Los lóbulos parietales
reciben y procesan su sentido del tacto y la posición del cuerpo. En la parte posterior de su
cabeza, los lóbulos occipitales reciben información relacionada con la vista. Y los lóbulos
temporales justo encima de tus oídos procesan el sonido, incluyendo la comprensión del habla.
Recuerde que cada hemisferio controla el lado opuesto del cuerpo, por lo que mi lóbulo
temporal izquierdo procesa los sonidos que se oyen a través de mi oído derecho. Y dentro de
estos lóbulos hay todavía más regiones que tienen funciones especializadas. Su corteza
motora en la parte posterior de sus lóbulos frontales, por ejemplo, controla los movimientos
voluntarios y envía mensajes del cerebro al cuerpo como "mascota a ese perro". O "recoger
esa taza", mientras que su corteza somatosensorial justo detrás de él procesa sensaciones
entrantes como "Oooooh, ese perrito es suave!" O "Gah, la taza es caliente!" El resto de su
materia gris se compone de áreas de asociación que están relacionadas con funciones
mentales superiores como recordar, pensar, aprender y hablar. Pero lo que sucede en las
áreas de asociación es que, a diferencia de su corteza sensitiva o motora, no podría
simplemente pinchar una y crear una respuesta ordenada. Las áreas de asociación son más
sutiles; Se ocupan de cosas como la interpretación y la integración de la entrada sensorial y la
vinculación con los recuerdos. Y prevalecen a través de los cuatro lóbulos, por lo que el daño
cerebral en diferentes áreas causará resultados muy diferentes. Una lesión en una parte
específica del lóbulo temporal puede destruir la capacidad de una persona para reconocer
caras; Los recuerdos traumáticos o las hormonas hiperactivas pueden afectar profundamente
nuestro comportamiento y nuestras emociones, todo lo cual nos recuerda cómo
fundamentalmente la biología y la psicología están entrelazadas. Y hay pocos ejemplos más
fascinantes de esto que cómo percibimos y percibimos el mundo que nos rodea, de modo que
es donde vamos a recoger la próxima semana. Por ahora, si estuviera prestando atención,
aprendió los fundamentos del sistema nervioso central, específicamente el cerebro, que puede
entenderse en términos de estructuras ancestrales antiguas o más evolutivas, junto con el
sistema límbico, y nuevas estructuras, que incluyen Lóbulos, córtices y áreas de asociación.

Gracias por ver esta lección en CrashCoursePsychology, que fue presentada por The Air
Show, MidnightHouseElves en Etsy, y Daniel Vasey, muchas gracias a todos ustedes. Si desea
patrocinar un episodio y dar su propio grito-hacia fuera, usted puede aprender sobre eso y
otras ventajas disponibles en Subbable.com. Este episodio fue escrito por Kathleen Yale,
editado por Blake de Pastino y yo, y nuestro consultor es el Dr. RanjitBhagwat. Nuestro editor y
director es Nicholas Jenkins, Michael Aranda es nuestro diseñador de sonido y nuestro equipo
gráfico es ThoughtCafe.