You are on page 1of 9

CUADERNOS DE LA FUNDACIÓN DR.

ANTONIO ESTEVE Nº 20
La importancia de las ayudas visuales
María Isabel Martín y Carlos Goicoechea

El poder de la imagen que incluye el soporte técnico de que se dis-


pone, el tamaño de la sala y su iluminación, la
En nuestro tiempo nadie puede dudar del poder visibilidad de la pantalla, la posición que debere-
de la imagen y de su importancia como herra- mos ocupar frente al auditorio y cualquier carac-
mienta para comunicar, matizar y reforzar cual- terística del público que pueda influir en nuestra
quier tipo de información. Sin embargo, a la hora comunicación: edad, uniformidad de formación,
de apoyar una presentación con imágenes se idioma, ideología... Con estos requisitos en la
deben tener en cuenta algunas consideraciones mente comenzaremos a planear el tipo de pre-
generales. En primer lugar, hay que considerar sentación visual más adecuado.
que nuestra sociedad está habituada a recibir A lo largo de este capítulo se hará referen-
muchos mensajes basados en la imagen y que, cia a la incidencia de todos estos factores a la
por ello, las expectativas de un auditorio y su hora de planificar las imágenes que acompa-
capacidad para juzgar la calidad y pertinencia ñarán nuestra presentación. En ningún caso se
de una presentación son en la actualidad mucho pretende ofrecer una relación exhaustiva de to-
más elevadas que hace unos años. Por otra par- das las circunstancias que pueden encontrarse,
te, cuando preparamos una presentación cien- ya que las combinaciones de posibilidades son
tífica nunca debemos perder de vista cuál es casi infinitas y siempre hay que recordar que no
nuestro objetivo: comunicar de forma eficiente hay una sola opción adecuada, puesto que cada
unos datos generados por nosotros o recopila- persona se enfrenta al estrés que supone una
dos de la literatura científica. Las ayudas visua- presentación oral con diferentes actitudes, ca-
les no pueden ser otra cosa que una “ayuda”, un pacidades e incluso gustos personales. No hay
soporte más que nos permita una mejor calidad una fórmula mágica útil para todos los orado-
de comunicación con nuestro auditorio, y nunca res, aunque sí una serie de reglas que debemos
pueden constituirse en un objetivo primario den- conocer porque han demostrado ser eficaces,
tro de nuestra presentación. y que respetaremos, o no, en función del mo-
La presentación gráfica como tal no puede, mento, del entorno e incluso de nuestro estado
ni debe, restar protagonismo al hecho central: la de ánimo.
transmisión de conocimiento, que es el objetivo
último de toda comunicación científica.
A la hora de preparar esta ayuda visual hay Formato general de las diapositivas
que seguir unos pasos generales. Lo primero es
tener claros los contenidos que debemos comu- En la actualidad, salvo excepciones, las confe-
nicar y, como se ha comentado en otros capítu- rencias se acompañan de presentaciones que
los, tener en cuenta el tiempo de que dispone- han sido diseñadas por ordenador, por lo que
mos y el tipo de audiencia a la cual nos vamos a sensu stricto no deberían ser denominadas
dirigir. En un segundo nivel, pero desde luego no “diapositivas”. Sin embargo, este término se
despreciable, hay que tener en cuenta el marco ha impuesto en nuestro modo de hablar, por lo
físico en el cual se desarrollará la presentación, que la forma más aceptada para denominarlas

-35-
La importancia de las ayudas visuales

es “diapositivas generadas por ordenador” o • El nombre de la organización (universidad,


simplemente “diapositivas”. Considerando que empresa, centro…) a que pertenecemos.
prácticamente todos los aspectos que se van a
Esta primera imagen debemos mantenerla el
mencionar en este capítulo sirven tanto para dia-
tiempo necesario para que su contenido pue-
positivas tradicionales como para diapositivas
da ser leído con comodidad; ahorrar segundos
generadas por ordenador, es el término “diapo-
en este momento es contraproducente, pues el
sitiva” el que utilizaremos de aquí en adelante.
tiempo que podría rescatarse es realmente es-
Abordaremos, en primer lugar, la estructura
caso, trasmitiría ansiedad al auditorio, le privaría
general de la diapositiva, es decir, los elementos
de una información interesante y no incremen-
comunes que siempre hay que considerar en
taría significativamente el tiempo que podemos
toda presentación.
dedicar a la exposición.

La primera diapositiva El fondo

Evidentemente, lo primero a diseñar es el conte- Para la elección del fondo de la presentación no


nido de la primera imagen que verá el público. Es hay reglas fijas: su estética depende del gus-
la tarjeta de presentación que repartimos entre to personal, aunque siempre hay que tener en
nuestro auditorio. Después de la impresión que cuenta que nada de lo que forme parte de la
causemos con nuestra entrada, y tal vez con el presentación es totalmente indiferente y que, de
primer y breve saludo, el siguiente mensaje es el algún modo, puede hacerla más o menos atrac-
que se transmite desde esta primera diapositiva. tiva (Tabla 2).
En ocasiones hay normas de la organización Como en el caso de la configuración de la
del evento, o de la empresa a la cual represen- primera diapositiva, cada vez es más frecuen-
tamos, que determinan el contenido y el formato te que las instituciones propongan o impongan
de esta primera imagen; si no es así, no debe- fondos uniformes que sirvan para identificar a
mos olvidar que en ella (Tabla 1) debe incluirse: sus participantes. Esto puede ser considerado
como una limitación, pero a menudo resulta
• El título: la información más importante en
conveniente utilizarlos, incluso cuando no son
este momento para el auditorio. Tiene que
obligatorios, porque facilitan la identificación del
aparecer claramente destacado y ser infor-
conferenciante con su entorno de trabajo y ofre-
mativo, pero también atractivo y conciso, de
cen por ello información complementaria.
modo que predisponga a los asistentes a es-
Cuando disponemos de libertad para selec-
cuchar. De su selección y formato ya se ha
cionar el color y otros elementos, debemos re-
hablado en un capítulo previo.
cordar que la estructura del fondo condicionará
• Nuestro nombre y breves datos de contacto: los colores que debamos emplear para el resto
visible, pero en segundo plano. de los elementos presentes en la diapositiva, y

Tabla 1. Cinco reglas para diseñar la primera diapositiva. Tabla 2. Cinco reglas para diseñar el fondo de las dia-
positivas.
1) Recordar que es nuestra tarjeta de visita.
1) Evitar los fondos recargados y cambiantes.
2) El título de la intervención debe destacar claramente.
2) Si la iluminación de la sala es pobre, mejor fondos os-
3) No olvidar el nombre del conferenciante. curos.

4) Incluir la institución para la cual se trabaja (empresa, 3) Si la pantalla es pequeña, mejor fondos claros.
hospital, universidad…). 4) Es recomendable usar colores básicos.
5) Mantenerla el tiempo adecuado para que se pueda 5) Se pueden modificar los colores del fondo para dife-
leer, sin prolongarlo excesivamente. renciar partes de la charla.

-36-
Presentaciones orales en biomedicina. Aspectos a tener en cuenta para mejorar la comunicación

CUADERNOS DE LA FUNDACIÓN DR. ANTONIO ESTEVE Nº 20


que en algunos casos puede complicar la visi- de color claro, mientras que si la pantalla y la
bilidad de lo que introduzcamos posteriormente. sala son grandes la elección está menos condi-
En principio, y prácticamente siempre que no cionada y primará más la estética.
seamos conferenciantes muy experimentados, Por otro lado, puede generar algún proble-
se deben evitar los fondos recargados y cam- ma la diferencia entre cómo se ven los colores
biantes, que distraen y complican la selección en la pantalla del ordenador, mientras se prepa-
del resto de los elementos y pueden hacer difícil ra la presentación, y cómo se reproducen estos
mantener el protagonismo de los datos en ver- mismos colores en la pantalla de proyección. La
dad importantes. ¿Quiere esto decir que nunca situación ideal es poder comprobar el resulta-
nadie puede utilizarlos? No. A veces, presen- do antes de la exposición. Si esto no es posible,
taciones realmente recargadas destacan entre deben evitarse los colores complejos, los que
otras más formales y consiguen atraer la aten- resultan de mezclar varios colores básicos, ya
ción de una audiencia que puede estar cansada que su aspecto final podría verse modificado en
y, por ello, responder mejor a un estímulo más función del ordenador utilizado para la proyec-
potente. Pero es una apuesta siempre arries- ción. En caso de proyectores que no reproduz-
gada: en primer lugar debemos sentirnos muy can con demasiada exactitud, no es inusual que
seguros de poder manejar con tranquilidad una un fondo nos sorprenda desagradablemente
presentación con fondos muy llamativos, y en cuando lo vemos fuera de nuestra pantalla de
segundo lugar imaginemos cuál sería nuestra ordenador. El uso de colores básicos, claros u
reacción, como conferenciantes y como públi- oscuros, es menos arriesgado y nos puede evi-
co, si dos presentaciones seguidas utilizasen tar estos inconvenientes.
este mismo recurso, en especial si la nuestra Por último, el fondo de las diapositivas pue-
es la que aparece en segundo lugar. Lo mejor, de modificarse durante una presentación cuan-
para principiantes, es renunciar a esta opción, do ésta contiene diferentes apartados, aunque
al menos hasta que nos podamos considerar esta opción presenta ventajas e inconvenientes.
perfectamente entrenados para salir airosos de La principal ventaja es situar al auditorio en un
cualquier contratiempo, sin que ello suponga escenario algo distinto en cada una de las par-
una dosis de estrés añadido. tes de la exposición. Esto da más idea de blo-
La elección más confortable es un fondo de ques y nos puede permitir una especie de  re-
color liso, con marcas poco agresivas, o de co- fresco, algo como iniciar una nueva charla en
lores neutros, que permitan usar sobre ellos una cada uno de los puntos. Pero también puede
paleta de colores amplia para evitar problemas suponer algún problema, ya que cambiar el fon-
posteriores cuando añadamos texto, gráficos o do requiere modificar la gama de colores que
imágenes. son más compatibles y que contrastan mejor. Si
Una pregunta frecuente es si es más con- algunos elementos aparecen en varios aparta-
veniente un color claro o uno oscuro; no hay dos no es conveniente que su color sea distinto,
normas, hace unos años eran más frecuentes porque generan una confusión innecesaria. Por
los fondos oscuros y en la actualidad se suelen ejemplo, si hablamos de frecuencia de presen-
preferir los claros. La iluminación de la sala, si la tación de enfermedades en distintas edades y
conocemos con antelación, puede indicarnos la seleccionamos un color de fondo distinto para
mejor opción: si ésta no es muy correcta, lo ade- cada segmento de edad y un color para cada
cuado es oscurecer la zona de la pantalla y man- enfermedad, las enfermedades con incidencia
tener una buena iluminación en el resto. Siempre en más de una edad deberían tener colores
deberemos cuidar que el contraste entre el fon- compatibles con varios fondos, lo que no siem-
do y los contenidos esté muy bien definido. pre es fácil y puede llevarnos a perder tiempo
Otro aspecto importante es el tamaño de la en un asunto puramente estético, que no apor-
pantalla; si es mediana o pequeña, en relación al tará nada interesante a la audiencia. Antes de
tamaño de la sala, es mejor seleccionar fondos comenzar a trabajar con diferentes fondos de-

-37-
La importancia de las ayudas visuales

bemos dedicar un momento a considerar estos Es importante no olvidar nunca que lo fun-
inconvenientes, y si nos plantean problemas lo damental es que la información que incluyamos
mejor es uniformizar el fondo y buscar otro sis- sea fácil de ver y entender; por ello, el tipo y el
tema para marcar diferencias de bloques temá- tamaño de letra deben seleccionarse siempre en
ticos. función de estas características.
Las posibilidades de seleccionar diferentes
fuentes son muchas utilizando los medios infor-
Organización general de los contenidos máticos habituales, y aunque todas las opciones
son válidas, algunas presentan ventajas sobre
Una vez seleccionado el fondo, revisaremos los otras. Habitualmente las letras empastadas, las
contenidos que con más frecuencia forman par- que presentan combinaciones de trazos finos
te de las diapositivas que se emplean en una y gruesos, por ejemplo la conocidísima Times
presentación oral. New Roman, pueden resultar menos legibles si
hay algún problema con la resolución en la pro-
yección. Salvo que podamos comprobar previa-
El texto
mente la calidad del equipo son más seguras las
Una presentación visual casi siempre incluye fuentes de trazo continuo, denominadas sans
texto y, en ocasiones, éste es la base funda- serif, tipo Arial.
mental de la presentación. Su finalidad debe ser En cuanto al tamaño, lo único importante es
fijar las ideas fundamentales que expresamos que la letra sea visible y fácil de leer desde to-
verbalmente y no debe sustituir a la información dos los puntos de la sala. Considerando esto,
que proporciona la voz, salvo en muy raras ex- conviene fijar el tamaño mínimo aceptable y una
cepciones; por ejemplo, un determinado dato opción segura es evitar letras menores de 20
numérico, que sea difícil de retener y cuya im- puntos.
portancia justifique ceder todo el protagonismo El color del texto debe contrastar limpiamen-
a la pantalla de proyección. Nunca debe desco- te con el fondo; las diferencias basadas en mati-
nectarse al auditorio del hilo del mensaje que se ces suaves no son aconsejables porque pueden
está trasmitiendo. depender del brillo de la pantalla del ordenador
En la elaboración de una diapositiva de texto y, al proyectarse, estas diferencias pierden vi-
(Tabla 3) deben tenerse en cuenta: sibilidad. Dentro de las gamas que contrasten
con el fondo elegido puede ser adecuado utilizar
• El tipo de letra y su tamaño, el número de
más de un color de letra, sin olvidar que todo lo
palabras y líneas.
que se incluye en el soporte visual de una pre-
• Los colores. sentación debe estar justificado.
La pregunta a plantearse antes de modificar
• El movimiento: entrada del texto, desapari-
el color que inicialmente se ha seleccionado es
ción, otros efectos.
si este cambio de color aporta claridad a la pre-
sentación. El título puede ser diferente del resto,
Tabla 3. Cinco reglas para preparar el texto de las dia- por ejemplo, o se pueden destacar algunas pa-
positivas. labras clave que compongan un mensaje para
1) Debe apoyar, y no sustituir, a la comunicación oral. atraer la atención sobre los datos de mayor in-
2) Debe ser perfectamente legible.
terés. Un último consejo es no abusar de estos
recursos, porque la repetición de estímulos les
3) Debe suministrarse de forma progresiva.
resta efectividad.
4) Deben utilizarse movimientos de entrada del texto
Anteriormente, el texto, y el resto de los ele-
discretos y naturales.
mentos que conformaban una diapositiva tradi-
5) Toda norma puede incumplirse siempre que se haga
cional, aparecían simultáneamente en la proyec-
con una finalidad.
ción, hasta que se empezaron a utilizar los re-

-38-
Presentaciones orales en biomedicina. Aspectos a tener en cuenta para mejorar la comunicación

CUADERNOS DE LA FUNDACIÓN DR. ANTONIO ESTEVE Nº 20


cursos informáticos que permiten ir mostrando siempre sin abusar de las repeticiones (porque
de forma progresiva los datos que conformarán perdería su encanto y efectividad), podemos in-
la imagen final, y esto ha supuesto un cambio troducir movimientos de entrada menos conven-
significativo en la forma de preparar una presen- cionales, como espirales, rombos, etc.
tación. Las normas más tradicionales sugerían Resumiendo, el texto es con frecuencia el
que lo óptimo en las diapositivas de texto era principal componente de la diapositiva y prác-
limitar el número de líneas a siete y el número ticamente se encuentra siempre en cualquier
de palabras por línea también a siete, para evitar presentación, por lo que debe manejarse cuida-
que un exceso de texto hiciera difícil la lectura y dosamente.
dificultase captar el mensaje.
Esta norma ha perdido validez, aunque hay
Gráficos
que recordarla, porque es un buen consejo no
componer diapositivas con un exceso de texto. En las presentaciones científicas, la inclusión de
Lo que sí es importante es introducir el texto de gráficos es muy habitual. Es la forma más senci-
forma progresiva, para que la atención del audi- lla de presentar resultados numéricos para que
torio esté dirigida al punto concreto que nos in- sean fácilmente entendibles, incluso por perso-
teresa en cada momento. Es inevitable tender a nas que no están muy al corriente de un deter-
leer todo lo que aparece en la pantalla, y durante minado tema.
ese tiempo se produce una pérdida de atención Por lo tanto, lo primero que se debe tener en
que complica la percepción del mensaje oral, ya cuenta cuando se incluye un gráfico es preci-
que mientras se lee no se escucha. Cuando se samente esto, que su razón de ser es facilitar la
recupera el interés por lo que se está comentan- rápida comprensión del resultado que expone-
do, el mensaje ya no es coherente con lo que se mos. En general la presentación de un gráfico
exponía antes de la interrupción, ni con lo que consume bastante tiempo, porque debe hacer-
se ha leído. La coordinación temporal entre el se de forma relativamente detallada, sin presu-
mensaje visual y el oral es fundamental para una poner que los asistentes a la charla adivinarán
buena transmisión de la información. el significado de cada uno de los elementos que
Establecido, pues, que es conveniente sumi- lo componen. Como uno de los problemas más
nistrar el texto de forma progresiva, y teniendo frecuentes en las presentaciones orales es la fal-
en cuenta que nada debe distraer innecesaria- ta de tiempo, la selección de los gráficos debe
mente la atención, lo mejor es que el movimiento ser ajustada al tiempo de que se dispone y muy
seleccionado para la “entrada” del texto sea lo cuidadosa para obtener de ellos el máximo ren-
más sencillo posible, para que no cobre pro- dimiento.
tagonismo. Esto se consigue con movimientos Una vez seleccionados los datos a incluir hay
de izquierda a derecha y de arriba abajo, com- una serie de normas que se deben respetar, en
binados de la forma más natural y adecuando primer lugar respecto a su aspecto general (Ta-
la velocidad para evitar que altere el ritmo de bla 4). Igual que ya se ha dicho al referirnos al
la comunicación oral. Nada es más inadecua- texto, evidentemente todos los elementos que
do que precisar una pausa para que termine de
aparecer el texto en la diapositiva, y esto es vá- Tabla 4. Cinco reglas para la preparación de gráficos
para diapositivas.
lido también para otros elementos visuales tales
como gráficos o imágenes. 1) Tienen que ser fácilmente comprensibles.
Sin embargo, toda regla tiene su excepción, 2) Tienen que tener un tamaño adecuado, con trazos
y a veces queremos que una conclusión, un bien visibles.
resultado o incluso una despedida, sean pro- 3) Tienen que tener un texto de tamaño legible.
tagonistas de un momento de nuestra exposi- 4) Tienen que presentarse los datos de forma ordenada.
ción, o precisamos romper el ritmo de la charla
5) Tienen que poder ser leídos de forma fácil y rápida.
mediante un recurso visual. En esos momentos,

-39-
La importancia de las ayudas visuales

compongan un gráfico deben ser fácilmente visi- de este modo nada distraerá la atención de la
bles y marcar las diferencias de forma clara para audiencia antes de que se haga referencia oral
no dar lugar a confusiones: a ello. Si no disponemos de esta opción, hablar
despacio y ordenadamente es la mejor forma de
• Los fondos han de contrastar adecuada-
ahorrar tiempo y conseguir una completa com-
mente con las líneas y el texto.
prensión de lo que se expone.
• Los trazos, del texto y de las líneas, no serán Cuando en una presentación se utilizan grá-
excesivamente finos, para evitar que puedan ficos que comparten características no es nece-
visualizarse mal al pasar de pantalla a pro- sario repetir este proceso cada vez, para no en-
yector. lentecer el ritmo, pero si hay varios similares, de
vez en cuando puede llamarse la atención sobre
• Los colores deben ser coherentes y facilitar
los datos iniciales: «Como recordarán...», «De
el seguimiento de los resultados a lo largo de
nuevo, los ejes…». Así refrescaremos la memoria
toda la exposición; es decir, un mismo fenó-
o recuperaremos la atención de algún asistente
meno debe mantener el mismo color para
que tal vez no captó el mensaje la primera vez.
ser fácilmente identificable. Si fuera necesa-
rio sacrificar en parte la estética para con-
servar la coherencia, debe hacerse sin lugar Tablas y cuadros
a dudas.
Otro de los elementos comunes en las presenta-
Un problema frecuente en los gráficos es el ciones son las tablas y los cuadros, que pueden
inadecuado tamaño de los títulos y escalas de ser originales o tomados de la literatura. En el
los ejes, que pueden llegar a ser ilegibles; éste primer caso es nuestra responsabilidad generar-
es un detalle que hay que tener muy en cuen- los de forma que sean fácilmente visibles y com-
ta. Limitar la información visible, incluyendo sólo prensibles; en el segundo, el formato está condi-
la necesaria, es una buena opción; se debe re- cionado por la fuente de donde los tomemos y
cordar que si no puede leerse con facilidad un en general es conveniente respetar su aspecto,
dato, su presencia únicamente complica la pre- aunque introduzcamos elementos que nos per-
sentación. Cuando no podamos subsanar este mitan un uso más eficaz de los datos. Cuando se
problema, podemos paliarlo con una explicación toma algún cuadro de literatura publicada siem-
cuidadosa del gráfico. pre debe citarse la procedencia y es conveniente
La presentación oral del gráfico debe llevarse comprobar si está protegido por alguna ley de
a cabo de modo que el público pueda valorar propiedad intelectual antes de incluirlo.
correctamente su contenido. Lo más eficaz sue- Si comenzamos por analizar las caracte-
le ser lo más académicamente correcto: comen- rísticas que debe reunir una tabla para que su
zar leyendo el título, leer a continuación los títu- presentación en una diapositiva sea óptima (Ta-
los de los ejes y las unidades (si los hay), y des- bla 5), de nuevo encontramos unas normas que
pués hacer referencia ordenada a cada uno de
los elementos, líneas o barras del gráfico, indi- Tabla 5. Cinco reglas para la introducción de tablas, cua-
cando su significado. Se debe comenzar prefe- dros y esquemas en las diapositivas.
rentemente por los valores que correspondan a 1) Una tabla no debería tener más de cuatro columnas
situaciones o datos control, y por último mostrar ni más de siete filas.
las conclusiones que justifican la presencia del 2) Una tabla no debe incluir texto superficial o ilegible.
gráfico en nuestra presentación, las diferencias
3) Se puede destacar un dato importante mediante el
o similitudes entre los valores, que constituyen el uso de un color diferente en una celda determinada.
resultado fundamental.
4) Los esquemas deben ser sencillos y sobrios.
Cuando sea posible, el gráfico puede sumi-
nistrarse de forma progresiva, mostrando sus 5) Las imágenes deben ser nítidas y de tamaño adecua-
do.
elementos a la vez que los vamos describiendo;

-40-
Presentaciones orales en biomedicina. Aspectos a tener en cuenta para mejorar la comunicación

CUADERNOS DE LA FUNDACIÓN DR. ANTONIO ESTEVE Nº 20


es conveniente no olvidar: no debe presentar Si además eliminamos la información inne-
más de cuatro columnas y no debe incluir más cesaria por obvia, por ejemplo en este caso
de siete filas. “mujeres” (puesto que evidentemente este tra-
En cualquier caso, como ya se ha indica- tamiento de infertilidad es siempre para muje-
do, la posibilidad de suministrar los datos pro- res), o la información demasiado detallada para
gresivamente ha flexibilizado estas normas. Y una diapositiva (como incluir dosis o hacer fra-
de nuevo es importante tener en mente todo ses largas), una vez corregidos estos detalles,
lo que ya se ha comentado en los apartados la tercera y definitiva opción quedaría como
previos respecto a la visibilidad y la claridad de sigue:
los textos.
Tratamientos de infertilidad con clomifeno
Adicionalmente es importante seleccionar
(situaciones especiales)
muy bien la información que se incluirá en la Problema Recomendación
tabla. Es conveniente evitar frases largas, infor- Hiperprolactinemia Agonistas/antagonistas dopaminérgicos
mación superficial y, desde luego, información Periodos anovulatorios Biopsia endometrial
repetitiva. Obesidad e hiperinsulinemia Disminuir el peso y metformina
Veamos el siguiente ejemplo sobre un cua- Hiperandrogénicas Dexametasona
dro real (primera opción) que fue corrigiéndose
para incluirlo en una diapositiva: Además, si los datos se van suministrando
progresivamente también se facilita la presen-
CLOMIFENO tación, y sobre todo se consigue con más faci-
Modificaciones del tratamiento estándar lidad mantener la atención del auditorio fija en
Pauta inicial: 50 mg/día durante 5 días comenzando el 5º
día tras el inicio del ciclo el punto de la tabla que se comenta en cada
Mujeres con Añadir al tratamiento momento.
hiperprolactinemia y a g o n i s t a s /a n t a g o n i s t a s Con frecuencia las cosas no son tan fáciles
galactorrea dopaminérgicos
de manejar y es necesario utilizar tablas comple-
Mujeres con periodos Biopsia endometrial previa
anovulatorios largos al tratamiento jas, difíciles de leer, cuando se presentan en la
Mujeres obesas y con Disminuir el peso al menos diapositiva. Hay que valorar cuidadosamente si
hiperinsulinemia un 5% del peso inicial y en verdad es necesario incluir esta información,
tratamiento concomitante
con metformina que será difícilmente legible. Se puede decidir
Mujeres hiperandrogénicas Dexametasona 0,5 mg al que es necesario, por ejemplo, para poner en
acostarse contexto unos datos o para otorgar fiabilidad a
una afirmación. Asumido que se presenta una
Las primeras modificaciones incluyen la justi- tabla que no podrá leer fácilmente el auditorio,
ficación del texto y un cambio en el tipo de letra, pero que se considera útil, el uso de los recur-
con lo cual nos queda como segunda opción: sos informáticos habituales (colores, recuadros,
zoom, etc.) permitirá mostrar de forma clara
CLOMIFENO aquellos datos que necesitamos, destacándolos
Modificaciones del tratamiento estándar del resto pero manteniendo la relación que justi-
Pauta inicial: 50 mg/día durante 5 días comenzando
el 5º día tras el inicio del ciclo ficaba la inclusión de la tabla.
Mujeres con Añadir al tratamiento
hiperprolactinemia y agonistas/antagonistas
galactorrea dopaminérgicos Esquemas personales e imágenes importadas
Mujeres con periodos Biopsia endometrial previa
anovulatorios largos al tratamiento La inclusión de esquemas, diagramas o imáge-
Mujeres obesas y con Disminuir el peso al menos nes importadas, como el resto de las ayudas
hiperinsulinemia un 5% del peso inicial y visuales, puede ser útil siempre que se selec-
tratamiento concomitante
con metformina cionen en función de que cumplan un objetivo
Mujeres Dexametasona 0,5 mg al y, sobre todo, siempre que no compliquen in-
hiperandrogénicas acostarse necesariamente la presentación (Tabla 5). Pa-

-41-
La importancia de las ayudas visuales

recen condiciones evidentes, pero sin embargo gustar a todo el mundo, por lo que hay que estar
no siempre se cumplen. Como en el caso de preparado para ver entre el público algún gesto
las tablas, cuando no se utilice material original de rechazo y asumirlo sin sentimientos negati-
hay que revisar perfectamente si existe alguna vos, y desde luego sin que esto nos descentre
restricción para su uso público por motivos de del hilo general de la exposición. Por lo tanto,
propiedad intelectual. es mejor evitar el humor si nos sentimos insegu-
Para este tipo de material gráfico hay que ros, especialmente en las primeras experiencias.
cuidar, por supuesto, la estética, pero sobre Más adelante puede constituir un estupendo re-
todo la claridad. Si los hay, no es mala idea curso de mejora de la comunicación, y con la ex-
utilizar modelos de demostrada eficacia, tales periencia el orador irá adquiriendo poco a poco
como esquemas clásicos ya publicados que se la capacidad para asumir riesgos e incluso para
reproduzcan habitualmente. La mayoría de las disfrutar con estos pequeños gestos de compli-
veces, cuando un modelo se ha demostrado efi- cidad con la audiencia.
caz, es mejor citar la fuente que tratar de inno-
var y correr riesgos innecesarios. Es importante
Referencias bibliográficas en las diapositivas
considerar que, además, generar un esquema
siempre consume tiempo, a veces en exceso, La inclusión de referencias bibliográficas en las
y éste es otro punto que al preparar el material diapositivas no es un tema sobre el que haya un
gráfico de una diapositiva no se debe olvidar. El acuerdo general, ni normas que rijan su correcto
tiempo y el esfuerzo dedicados a las ayudas grá- uso.
ficas debe ser razonable, puesto que el mensaje En ocasiones, la organización del evento
lo transmite el conferenciante con su actitud, su científico puede sugerir la inclusión o no de es-
voz y sus conocimientos, y no se debe centrar tos datos; si no es así, lo mejor es volver a aplicar
únicamente en la estética de las imágenes. las normas de que en la diapositiva debe incluir-
En cuanto a las imágenes importadas de ar- se solamente aquello que sea de utilidad y que el
chivos de Internet, la mayoría son de acceso libre formato de lo que se presente debe acomodar-
y no hay problemas legales para utilizarlas, y aún se a esta utilidad.
menos en una presentación oral de contenido Puede ser útil incluir una cita bibliográfica
científico divulgativo, como es el caso que nos para indicar la fuente de donde se han tomado
ocupa. Su selección debe ser cuidadosa y siem- los datos y dar fiabilidad a lo que presentamos,
pre justificada. Un buen ejemplo, apoyado en una o para discutir los resultados nuevos comparán-
imagen, ayuda a fijar conceptos, pero un ejemplo dolos con los ya existentes en la literatura pu-
inadecuado o complejo distrae la atención. Ade- blicada. Normalmente es suficiente una reseña
más, si las imágenes están mal seleccionadas, muy breve, como el nombre del autor y el año
el resultado llega a confundir y, lo que puede ser de publicación, o mejor la cita abreviada del ar-
importante, detrae tiempo de la presentación. tículo, que permita su localización con facilidad.
Un apartado especial dentro de la inclusión Cuando se van a discutir nuestros resultados
de imágenes es el uso de toques de humor. Es contrastándolos con otros previos, hay que dar
una práctica que ha ido introduciéndose poco a más importancia a la cita y en este caso será
poco en nuestra cultura y que cada vez es más imprescindible incluirla y darle el protagonismo
habitual. Puede resultar agradable y sirve para suficiente para que quede clara su procedencia
distender el ambiente, o para crear una pequeña y pueda consultarse la fuente.
pausa que permita recuperar el ritmo si la expo- Como norma general, hay que pensar que
sición es larga o el tema árido. Sin embargo, no una presentación oral debe tener un número
está exenta de riesgos y sólo debe emplearse si muy limitado de referencias, siempre muy bien
el conferenciante se siente muy cómodo con el seleccionadas, y no se debe perder de vista que
tema y seguro de sí mismo, ya que el sentido del pueden ser causa de “distracción”: mientras al-
humor es algo muy personal, y casi nunca va a guien se interesa en copiar esa cita, distrae su

-42-
Presentaciones orales en biomedicina. Aspectos a tener en cuenta para mejorar la comunicación

CUADERNOS DE LA FUNDACIÓN DR. ANTONIO ESTEVE Nº 20


atención de nuestra presentación y resta prota- lo más frecuente, incluir demasiado texto, ol-
gonismo a la intervención. vidando que sólo debe ser un apoyo, no algo
que sustituya al mensaje oral.

Errores frecuentes • En cuanto a otros recursos como tablas, imá-


genes o esquemas, el error más frecuente es
Algunos de los puntos que hemos repasado son el exceso de información y su complejidad. El
origen de la mayoría de los errores que se co- fallo suele estar en una selección inadecua-
menten al elaborar una diapositiva: da, tratando de ofrecer más información de
la que puede incluirse razonablemente en un
• En la primera diapositiva: no se olvida el títu-
tiempo limitado.
lo, por supuesto, pero sí pueden omitirse al-
gunos datos de interés, como el nombre del
conferenciante o del resto de los autores, si Bibliografía
es un trabajo de grupo, o el de la empresa o
institución para la que se trabaja. −− Atkinson, M. Claves para hablar en público. Todo lo
que necesita saber sobre cómo pronunciar discursos y
• En los fondos: el uso de colores que contras- hacer presentaciones. Barcelona: Gestión 2000; 2005.
ten mal con los contenidos que se han de −− Bourne PE. Ten simple rules for making good oral pre-
incluir, o el uso de plantillas complejas que sentations. PLoS Comput Biol. 2007;3:e77.
dificultan las combinaciones de colores y au- −− Collins J. Education techniques for lifelong learning
mentan el peso de la presentación haciéndo- making a PowerPoint presentation. Radiographics.
la menos manejable. 2004;24:1177-83.
−− Prasad S, Roy B, Smith M. The art and science of pre-
• En el texto: seleccionar fuentes poco legi- sentation: electronic presentations. J Postgrad Med.
bles, por su tamaño o por su diseño, y tal vez 2000;46:193-8.

-43-