You are on page 1of 82

M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

DIPLOMADO VIRTUAL – 2017

PRECIPITACIÓN EFECTIVA
45.0
40.0 Abstracciones (mm)
Lámina de agua(mm)

35.0
30.0
25.0
20.0
15.0
10.0
5.0
0.0
0.3 0.7 1.0 1.3 1.7 2.0 2.3 2.7 3.0
Tiempo (hr)

MÓDULO 03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS.

DOCENTE:

CÉSAR TERÁN GUEVARA

Ingeniero hidráulico.
ingteran@outlook.com
+51 976009180

1. DISPONIBILIDAD HÍDRICA
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

1.1. Disponibilidad hídrica por balance.


El concepto se deriva del concepto de balance en contabilidad → es el
equilibrio entre todos los “recursos” hídricos que ingresan y los que salen del
sistema, en un intervalo de tiempo determinado.

Permite:
 Analizar el equilibrio de los recursos hídricos en una región de la
tierra.
 Cuantificar alguno de los parámetros que intervienen en el ciclo
hidrológico.

Se basa en la ecuación de conservación de masa.

Situación final = situación inicial + entradas – salidas (1)

Se debe definir:
El sistema: Una cuenca hidrográfica, un embalse, un lago natural, una región
administrativa (país, región, departamento, etc.) e incluso el cuerpo humano.
El intervalo de tiempo: año, mes, campaña agrícola, multianual, etc. Las
unidades: que pueden ser expresadas en mm, Hm3, m3/s, etc.

Elementos de un balance hídrico


P  Qsi  Qui  E  ETR  Qso  Quo   s    0 (2)
Donde:
P: Precipitación
Qsi : Caudal superficial de ingreso
Qui : Caudal subterráneo de ingreso
E: Evaporación
ETR: Evapotranspiración real
Qso : Caudal superficial de salida
Quo : Caudal subterráneo de salida
 s : Variación del almacenamiento: 𝑆2 − 𝑆1
 : Error de cierre o término de discrepancia

1.1.1.- Balance global terrestre

El ciclo del agua implica un cambio continuo de grandes masas de agua de un


estado físico a otro y su transporte de un lugar a otro. Al volumen de agua
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

que se desplaza de un depósito a otro a lo largo de un año se llama balance


hídrico global.

La cantidad de agua que se evapora de mares y océanos es de 502.800 km


cúbicos y sobre ellos precipita una cantidad menor, 458.000 km cúbicos. Esta
cantidad de agua se desplaza por la atmósfera hasta los continentes.

En los continentes ocurre lo contrario, la evaporación, 74.200 km cúbicos, es


menor que la precipitación 119.000, km cúbicos (74.200 más 44.800). Por lo
tanto la evaporación y la precipitación global media del planeta son iguales.
El agua que precipita sobre los continentes y que no se evapora, 44.800 km
cúbicos, se desplaza por la escorrentía subterránea (2.200 km cúbicos) y por
la escorrentía superficial (42.600 km cúbicos), siendo devuelta de nuevo a
los océanos. Por otro lado esta agua es responsable principal del modelado
terrestre.

Puesto que las cantidades globales de agua no varían se dice que el balance
está en equilibrio y puede ser, en teoría, un proceso que continúa
indefinidamente.

1.1.2-Tipos de balance hídrico

Podemos hablar de un balance hídrico “en general” o completo y de algunos


tipos específicos los cuales son:
 Superficial (desprecia el término subterráneo)
 Subterráneo (acuífero), de un lago o embalse
 Aerológico (atmósfera)
 Isotópico (movimiento de masas: aire-agua-suelo).

Balance hídrico aerológico

El contenido total de agua en la atmósfera representa sólo una pequeña


fracción de la hidrósfera.

Sin embargo, su gran movilidad hace que el vapor de agua juegue un rol
predominante en el balance hídrico.

El balance está constituido por transferencias, condensación,


almacenamiento y transporte de agua en la atmósfera.

 Se trabaja para una columna de área unitaria.


 Se requieren mediciones de una red aerológica.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Considera:

ETR : Flujo vertical del vapor de agua (ET real)

P : Flujo de agua condensada.

W : Almacenamiento de vapor de agua en la atmósfera.

Wc : Almacenamiento de agua líquida y sólida en la atmósfera.

Q : Escorrentía aérea del vapor de agua.

Qc : Escorrentía aérea del agua líquida y sólida (nubes).

ETR  P  Q  Qc  W  W c    0 (3)

Balance hídrico isotópico “isotopos”

Del idioma griego "en el mismo sitio", se usa para indicar que todos los
isótopos de un mismo elemento se encuentran en el mismo sitio de la tabla
periódica.

Un elemento químico dado está constituido por varias especies de átomos de


masa o peso atómico diferente.

A cada especie atómica así definida se la denomina isótopo del elemento


dado.

Los isótopos de cada átomo tienen:

 El mismo número atómico o de protones, Z, pero distinto número de


masa, A, lo cual indica que el número de neutrones es diferente y
característico para cada isótopo.
 Así: hidrógeno-3 o tritio, carbono-12, carbono-14, uranio-238, etc.
 En forma simbólica, el número de nucleones se añade como
superíndice a la izquierda del símbolo: 3H, 12C, 14C, 238U.
 Puede ser un método valioso, especialmente en cuencas con control
fluviométrico difícil.

En la naturaleza existen:

 2 isótopos estables de Hidrógeno: protio (H ó 1H 99.985%) y


deuterio (D ó 2H 0.015%).
 3 isótopos estables del Oxígeno: 16O (99.759%), 17O (0.037%) y 18O
(0.204%).
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

La combinación da lugar a diferentes moléculas de agua, las más abundantes


son: H216O, H218O y HD16O.

Los isótopos de los átomos y las diferentes moléculas creadas por su


combinación tendrán diferentes pesos entre sí, lo que permite analizar la
movilidad o flujo hídrico, mediante la concentración isotópica de muestras
recogidas comparadas con los estándares mundiales (SMOW – standard
mean ocean water).

Se debe tener en cuenta la capacidad de análisis de los laboratorios


existentes en la región.

Conviene dividir la cuenca en tres zonas: alta, media y baja.

Las muestras pluviométricas se toman de la precipitación mensual


totalizada.

Las muestras pluviométricas deben ser más frecuentes dependiendo del


régimen hidrológico. En estiaje mínimo una mensual y en crecida una diaria
o semanal.

Balance hídrico de un lago o embalse

Figura 01. Esquema de balance de un embalse.

E  S1  S2  P  Qin  Qout  Interacc (4)


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑆1 y 𝑆2 =Volúmenes inicial y final en el lago o embalse.

Balance hídrico superficial

P  Qsi  Qui  E  ETR  Qso  Quo   s    0 (5)

 No considera la interacción con el subsuelo.


 Si no hay embalses, desprecia E y ∆𝑠.
 Si el sistema analizado es una cuenca, no hay caudal de ingreso al
sistema.

P  ETR  Q   (6)

1.2. Modelos lluvia escorrentía (Aparicio, 1992)


1.2.1. Definición

(Rojo Hernández. J.)


Los modelos lluvia escorrentía basados hidrógrafas sintéticas permiten
hallar los caudales máximos para diferentes periodos de retorno utilizando
los parámetros morfométricos de la cuenca.

Las hidrógrafas unitarias sintéticas permiten construir un hidrograma de


escorrentía superficial para una lluvia de duración y profundidad unitaria en
cuencas sin registros de caudal. Las componentes principales que definen
cada hidrógrafa son: el tiempo de rezago, el tiempo de concentración , el
tiempo base y el tiempo al pico, dichas componentes son estimadas en
función de parámetros morfométricos de la cuenca de la cuenca tales como
el área, la pendiente promedia, cota máxima, cota mínima, distancia al
cancroide, etc. Variando la forma de cálculo entre diferentes metodologías.

(Aparicio Mijares, 1992)


Es sumamente común que no se cuente con registros adecuados de
escurrimiento en el sitio de interés para determinar los parámetros
necesarios para el diseño y operación de obras hidráulicas. En general, los
registros de precipitación son más abundantes que los de escurrimiento y,
además, no se afectan por cambios en la cuenca, como construcción de obras
de almacenamiento y derivación, talas, urbanización, etc. Por ello, es
conveniente contar con métodos que permitan determinar el escurrimiento
en una cuenca mediante las características de la misma y la precipitación.
Las características de la cuenca se conocen por medio de planos topográficos
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

y de uso de suelo, y la precipitación a través de mediciones directas en el


caso de la predicción de avenidas frecuentes.
Los principales parámetros que intervienen en el proceso de conversión de
lluvia a escurrimiento son los siguientes:
 Área de la cuenca.
 Altura total de precipitación.
Características generales o promedio de la cuenca (forma, pendiente,
vegetación, etc.).
 Distribución de la lluvia en el tiempo.
 Distribución en el espacio de la lluvia y de las características de la
cuenca.
Debido a que, por un lado, la cantidad y la calidad de la información
disponible varían grandemente de un problema a otro y a que, por otro, no
siempre se requiere la misma precisión en los resultados, se han
desarrollado una gran cantidad de métodos para analizar la relación lluvia-
escorrentía.

1.2.2. Modelo Determinístico Estocástico de Lutz Scholz (Scholz, 1980)

GENERALIDADES
Este modelo hidrológico, es combinado por que cuenta con una estructura
determinística para el cálculo de los caudales mensuales para el año
promedio (Balance Hídrico – Modelo determinístico); y una estructura
estocástica para la generación de series extendidas de caudal (Proceso
markoviano – Modelo Estocástico). Fue desarrollado por el experto Lutz
Scholz para cuencas de la sierra peruana, entre los años 1979-1980, en el
marco de Cooperación Técnica de la República de Alemania a través del Plan
Meris II.

Determinado el hecho de la ausencia de registros de caudal en la sierra


peruana, el modelo se desarrolló tomando en consideración parámetros
físicos y meteorológicos de las cuencas, que puedan ser obtenidos a través de
mediciones cartográficas y de campo. Los parámetros más importantes del
modelo son los coeficientes para la determinación de la Precipitación
Efectiva, déficit de escurrimiento, retención y agotamiento de las cuencas.
Los procedimientos que se han seguido en la implementación del modelo
son:

1. Cálculo de los parámetros necesarios para la descripción de los


fenómenos de escorrentía promedio.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

2. Establecimiento de un conjunto de modelos parciales de los parámetros


para el cálculo de caudales en cuencas sin información hidrométrica. En
base a lo anterior se realiza el cálculo de los caudales necesarios.
3. Calibración del modelo y generación de caudales extendidos por un
proceso Markoviano combinado de precipitación efectiva del mes con
el caudal del mes anterior.

Este modelo fue implementado con fines de pronosticar caudales a escala


mensual, teniendo una utilización inicial en estudios de proyectos de riego y
posteriormente extendiéndose el uso del mismo a estudios hidrológicos con
prácticamente cualquier finalidad (abastecimiento de agua, hidroelectricidad
etc). Los resultados de la aplicación del modelo a las cuencas de la sierra
peruana, han producido una correspondencia satisfactoria respecto a los
valores medidos.

ECUACIÓN DEL BALANCE HÍDRICO


La ecuación fundamental que describe el balance hídrico mensual en
mm/mes es la siguiente:
𝐶𝑀𝑖 = 𝑃𝑖 − 𝐷𝑖 + 𝐺𝑖 − 𝐴𝑖 (7)
Dónde:
𝐶𝑀𝑖 = Caudal mensual (mm/mes)
𝑃𝑖 = Precipitación mensual sobre la cuenca (mm/mes)
𝐷𝑖 = Déficit de escurrimiento (mm/mes)
𝐺𝑖 = Gasto de la retención de la cuenca (mm/mes)
𝐴𝑖 = Abastecimiento de la retención (mm/mes)

Asumiendo:

1. Que para períodos largos (en este caso 1 año) el Gasto y Abastecimiento
de la retención tienen el mismo valor es decir Gi = Ai, y

2. Que para el año promedio una parte de la precipitación retorna a la


atmósfera por evaporación.

Reemplazando (P-D) por (CP), y tomando en cuenta la transformación de


unidades (mm/mes a m3/seg) la ecuación (7) se convierte en:

𝑄 = 𝑐 ′ 𝐶𝑃(𝐴𝑅) (8)
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Que es la expresión básica del método racional.

Dónde:
Q = Caudal (m3/s)
c’ = coeficiente de conversión del tiempo (mes/seg)
C = coeficiente de escurrimiento
P = Precipitación total mensual (mm/mes)
AR = Área de la cuenca (m2)

COEFICIENTE DE ESCURRIMIENTO
Se ha considerado el uso de la fórmula propuesta por L. Turc:

𝑃−𝐷
𝐶= (9)
𝑃

Los coeficientes parciales de las curvas se encuentran con las expresiones.

𝐶𝑃−𝑃𝐸𝐼𝐼
𝐶𝐼 = (10.1)
𝑃𝐸𝐼−𝑃𝐸𝐼𝐼

𝐶𝑃−𝑃𝐸𝐼𝐼𝐼
𝐶𝐼𝐼 = (10.2)
𝑃𝐸𝐼𝐼−𝑃𝐸𝐼𝐼𝐼

𝐶𝑃−𝑃𝐸𝐼𝐼
𝐶𝐼𝐼𝐼 = (10.3)
𝑃𝐸𝐼𝐼𝐼−𝑃𝐸𝐼𝐼
Dónde:
C = Coeficiente de escurrimiento
CI, CII y CIII= Coeficientes para cada grupo de curvas
P = Precipitación Total anual (mm/año)
PEI, PEII, PEIII= Precipitación efectiva para cada grupo de curvas (mm)
D = Déficit de escurrimiento (mm/año)

Para la determinación de D se utiliza la expresión:

1
𝐿 = 300 + 25(𝑡) + 0.05(𝑇)3 = 646.70, 𝐷=𝑃 1 (11)
𝑃2 2
(0.9+ 2 )
𝐿

Siendo:
L = Coeficiente de Temperatura
T = Temperatura media anual (°C)

Dado que no se ha podido obtener una ecuación general del coeficiente de


escorrentía para la toda la sierra, se ha desarrollado la fórmula siguiente, que
es válida para la región sur:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.


C  3.16 E12( P 0.571 )( EP 3.686 );    r  0.96 (12)

D  1380  0.872( P)  1.032( EP);      r  0.96 (13)

Dónde:
C = Coeficiente de escurrimiento
D = Déficit de escurrimiento (mm/año)
P = Precipitación total anual (mm/año)
EP = Evapotranspiración anual según Hargreaves (mm/año)
r = Coeficiente de correlación

La evapotranspiración potencial, se ha determinado por la fórmula de


Hargreaves:

𝐸𝑃 = 0.0075(𝑅𝑆𝑀)(𝑇𝐹)(𝐹𝐴) (14)

𝑛
𝑅𝑆𝑀 = 0.075(𝑅𝐴)√ (15)
𝑁

𝐹𝐴 = 1 + 0.06(𝐴𝐿) (16)

Dónde:
RSM = Radiación solar media
TF = Componente de temperatura
FA = Coeficiente de corrección por elevación
TF = Temperatura media anual (°F)
RA = Radiación extraterrestre (mm de agua / año)
(n/N) = Relación entre insolación actual y posible (%)
50 % (estimación en base a los registros)
AL = Elevación media de la cuenca (Km)

Para determinar la temperatura anual se toma en cuenta el valor de los


registros de las estaciones y el gradiente de temperatura de -5.3 °C 1/ 1000
m, determinado para la sierra.

PRECIPITACIÓN EFECTIVA

Para el cálculo de la Precipitación Efectiva, se supone que los caudales


promedio observados en la cuenca pertenecen a un estado de equilibrio
entre gasto y abastecimiento de la retención. La precipitación efectiva se
calculó para el coeficiente de escurrimiento promedio, de tal forma que la
relación entre precipitación efectiva y precipitación total resulta igual al
coeficiente de escorrentía.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Para fines hidrológicos se toma como precipitación efectiva la parte de la


precipitación total mensual, que corresponde al déficit según el método del
USBR (precipitación efectiva hidrológica es el antítesis de la precipitación
efectiva para los cultivos).
A fin de facilitar el cálculo de la precipitación efectiva se ha determinado el
polinomio de quinto grado:

𝑃𝐸 = 𝑎0 + 𝑎1 𝑃 + 𝑎2 𝑃 2 + 𝑎3 𝑃 3 + 𝑎4 𝑃 4 + 𝑎5 𝑃 5 (17)

Dónde:
PE = Precipitación efectiva (mm/mes)
P = Precipitación total mensual (mm/mes)
𝑎 i = Coeficiente del polinomio

A continuación se muestra los valores límite de la precipitación efectiva y la


tabla 01 muestra los tres juegos de coeficientes, ai, que permiten alcanzar
por interpolación valores de C, comprendidos entre 0.15 y 0.45.

Límite superior para Precipitación Efectiva

Curva I: PE=P-120.6 para P> 177.8 mm/mes

Curva II: PE=P-86.4 para P>152.4 mm/mes

Curva III: PE=P-59.7 para P>127.0 mm/mes

Tabla 01: Coeficientes para el cálculo de precipitación efectiva

Coef. I II III
a0 -0.018 -0.021 -0.028
a1 -0.019 0.1358 0.2756
a2 0.0011 -0.002 -0.004
a3 -1E-05 4E-05 6E-05
a4 1E-07 -9E-08 1E-07
a5 -3E-10 -9E-11 -1E-09

De esta forma es posible llegar a la relación entre la precipitación efectiva y


precipitación total
𝑄 𝑃𝐸𝑖
𝐶= = ∑12
𝑖=1 (18)
𝑃 𝑃

Dónde:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

C = Coeficiente de escurrimiento
Q = Caudal anual
P = Precipitación Total anual

∑12
𝑖=1 𝑃𝐸𝑖 = suma de la precipitación efectiva

RETENCIÓN DE LA CUENCA

Bajo la suposición de que exista un equilibrio entre el gasto y el


abastecimiento de la reserva de la cuenca y además que el caudal total sea
igual a la precipitación efectiva anual, la contribución de la reserva hídrica al
caudal se puede calcular según las fórmulas:

𝑅𝑖 = 𝐶𝑀𝑖 − 𝑃𝑖 (19.1)

𝐶𝑀𝑖 = 𝑃𝐸𝑖 + 𝐺𝑖 − 𝐴𝑖 (19.2)

Dónde:
𝐶𝑀𝑖 = Caudal mensual (mm/mes)
𝑃𝐸𝑖 = Precipitación Efectiva Mensual (mm/mes)
𝑅𝑖 = Retención de la cuenca (mm/mes)
𝐺𝑖 = Gasto de la retención (mm/mes)
𝐴𝑖 = Abastecimiento de la retención (mm/mes)
𝑅𝑗 =𝐺𝑖 para valores mayores que cero (mm/mes)
𝑅𝑗 = 𝐴𝑖 para valores menores que cero (mm/mes)

Sumando los valores de G o A respectivamente, se halla la retención total de


la cuenca para el año promedio, que para el caso de las cuencas de la sierra
varía de 43 a 188 (mm/año).

Relación entre descargas y retención

Durante la estación seca, el gasto de la retención alimenta los ríos,


constituyendo el caudal o descarga básica. La reserva o retención de la
cuenca se agota al final de la estación seca; durante esta estación la descarga
se puede calcular en base a la ecuación:

𝑄𝑡 = 𝑄0 𝑒 −𝑎(𝑡) (20)

Dónde:
𝑄𝑡 = Descarga en el tiempo t
𝑄0 = Descarga inicial
𝑎 = Coeficiente de agotamiento
t = Tiempo
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Al principio de la estación lluviosa, el proceso de agotamiento de la reserva


termina, comenzando a su vez el abastecimiento de los almacenes hídricos.
Este proceso está descrito por un déficit entre la precipitación efectiva y el
caudal real. En base a los hidrogramas se ha determinado que el
abastecimiento es más fuerte al principio de la estación lluviosa continuando
de forma progresiva pero menos pronunciada, hasta el final de dicha
estación

Coeficiente de agotamiento

Mediante la ecuación (100.1) se puede calcular el coeficiente de agotamiento


“a”, en base a datos hidrométricos. Este coeficiente no es constante durante
toda la estación seca, ya que va disminuyendo gradualmente.
Con fines prácticos se puede despreciar la variación del coeficiente “a”
durante la estación seca empleando un valor promedio.
El coeficiente de agotamiento de la cuenca tiene una dependencia
logarítmica del área de la cuenca.

𝑎 = 𝑓(𝐿𝑛𝐴𝑅) (21.1)

𝑎 = 3.1249𝐸67(𝐴𝑅)−0.1144 (𝐸𝑃 )−19.336 (𝑇)−3.369 (𝑅)−1.429 (21.2)

𝑟 = 0.86

El análisis de las observaciones disponibles muestra, además cierta


influencia del clima, la geología y la cobertura vegetal. Se ha desarrollado una
ecuación empírica para la sierra peruana:
En principio, es posible determinar el coeficiente de agotamiento real
mediante aforos sucesivos en el río durante la estación seca; sin embargo
cuando no sea posible ello, se puede recurrir a las ecuaciones desarrolladas
para la determinación del coeficiente “a” para cuatro clases de cuencas:

- Cuencas con agotamiento muy rápido. Debido a temperaturas elevadas


(>10°C) y retención que va de reducida (50 mm/año) a mediana (80
mm/año):
𝑎 = −0.00252(𝐿𝑛𝐴𝑅) + 0.034 (21.3)

- Cuencas con agotamiento rápido. Retención entre 50 y 80 mm/año y


vegetación poco desarrollada (puna):
𝑎 = −0.00252(𝐿𝑛𝐴𝑅) + 0.030 (21.4)

- Cuencas con agotamiento mediano. Retención mediana (80 mm/año) y


vegetación mezclada (pastos, bosques y terrenos cultivados):
𝑎 = −0.00252(𝐿𝑛𝐴𝑅) + 0.026 (21.5)
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

- Cuencas con agotamiento reducido. Debido a la alta retención (> 100


mm/año) y vegetación mezclada:
𝑎 = −0.00252(𝐿𝑛𝐴𝑅) + 0.023 (21.6)

Dónde:
𝑎 = coeficiente de agotamiento por día
AR = área de la cuenca (km2)
EP = evapotranspiración potencial anual (mm/año)
T = duración de la temporada seca (días)
R = retención total de la cuenca (mm/año)

ALMACENAMIENTO HÍDRICO

Tres tipos de almacenes hídricos naturales que inciden en la retención de la


cuenca son considerados:
 Acuíferos
 Lagunas y pantanos
 Nevados

La determinación de la lámina “L” que almacena cada tipo de estos


almacenes está dado por:

- Acuíferos:
𝐿𝐴 = −750(𝐼) + 315 (𝑚𝑚/𝑎ñ𝑜) (22.1)

Siendo:
LA = lámina específica de acuíferos
I = pendiente de desagüe: I <= 15 %

𝐿𝐿 = 500 (𝑚𝑚/𝑎ñ𝑜) (22.2)

- Lagunas y Pantanos
Siendo:
LL = Lámina específica de lagunas y pantanos

- Nevados
𝐿𝑁 = 500(𝑚𝑚/𝑎ñ𝑜) (22.3)

Siendo:
LN = lámina específica de nevados

Las respectivas extensiones o áreas son determinadas de los mapas o


aerofotografías. Los almacenamientos de corto plazo no son considerados
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

para este caso, estando los mismos incluidos en las ecuaciones de la


precipitación efectiva.

ABASTECIMIENTO DE LA RETENCIÓN

El abastecimiento durante la estación lluviosa es uniforme para cuencas


ubicadas en la misma región climática. En la región del Cusco el
abastecimiento comienza en el mes de noviembre con 5%, alcanzando hasta
enero el valor del 80 % del volumen final. Las precipitaciones altas del mes
de febrero completan el 20 % restante, y las precipitaciones efectivas del
mes de marzo escurren directamente sin contribuir a la retención. Los
coeficientes mensuales expresados en porcentaje del almacenamiento total
anual se muestran en la tabla 02.

Tabla 02: Almacenamiento hídrico durante la época de lluvias (%)

Región Oct Nov Dic Ene Feb Mar Total


Cusco 0 5 35 40 20 0 100
Huancavelica 10 0 35 30 20 5 100
Junín 10 0 25 30 30 5 100
Cajamarca 25 -5 0 20 25 35 100

La lámina de agua Ai que entra en la reserva de la cuenca se muestra en


forma de déficit mensual de la Precipitación Efectiva PEi. Se calcula mediante
la ecuación:
𝑅
𝐴 𝑖 = 𝑎𝑖 ( ) (23)
100

Siendo:

𝐴𝑖 = abastecimiento mensual déficit de la precipitación efectiva (mm/mes)


𝑎𝑖 = coeficiente de abastecimiento (%)
R = retención de la cuenca (mm/año)

DETERMINACIÓN DEL CAUDAL MENSUAL PARA EL AÑO PROMEDIO

Está basado en la ecuación fundamental que describe el balance hídrico


mensual a partir de los componentes descritos anteriormente:

𝐶𝑀𝑖 = 𝑃𝐸𝑖 + 𝐺𝑖 − 𝐴𝑖 (24)

Dónde:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐶𝑀𝑖 = Caudal del mes i (mm/mes)


𝑃𝐸𝑖 = Precipitación efectiva del mes i (mm/mes)
𝐺𝑖 = Gasto de la retención del mes i (mm/mes)
𝐴𝑖 = abastecimiento del mes i (mm/mes)

1.2.2.11.- GENERACIÓN DE CAUDALES PARA PERIODOS EXTENDIDOS

A fin de generar una serie sintética de caudales para períodos extendidos, se


ha implementado un modelo estocástico que consiste en una combinación de
un Proceso Markoviano de primer orden, según la ecuación (25) con una
variable de impulso, que en este caso es la precipitación efectiva en la
ecuación (26):

𝑄𝑡 = 𝑓(𝑄𝑡=1 ) (25)

𝑄 = 𝑔(𝑃𝐸𝑡 ) (26)

Con la finalidad de aumentar el rango de valores generados y obtener una


óptima aproximación a la realidad, se utiliza además una variable aleatoria.

𝑍 = 𝑧(𝑆)√(1 − 𝑟 2 ) (27)

𝑄𝑡 = 𝐵1 + 𝐵2 (𝑄𝑡−1 ) + 𝐵3 (𝑃𝐸𝑡 ) + 𝑧(𝑆)√1 − 𝑟 2 (28)

La ecuación integral para la generación de caudales mensuales es:


Dónde:

Qt = Caudal del mes t


Q t-1 = Caudal del mes anterior
PE t = Precipitación efectiva del mes
B1 = Factor constante o caudal básico.

Se calcula los parámetros B1, B2, B3, r y S sobre la base de los resultados del
modelo para el año promedio por un cálculo de regresión con Qt como valor
dependiente y Qt-1 y PEt, como valores independientes. Para el cálculo se
recomienda el uso de software comercial (hojas electrónicas) o de uso
específico (programas elaborados tales como el SIH).

El proceso de generación requiere de un valor inicial, el cual puede ser


obtenido en una de las siguientes formas:
 Empezar el cálculo en el mes para el cual se dispone de un aforo
 Tomar como valor inicial el caudal promedio de cualquier mes,
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

 Empezar con un caudal cero, calcular un año y tomar el último valor


como valor Qo sin considerar estos valores en el cálculo de los
parámetros estadísticos del período generado.

TEST ESTADÍSTICOS

Para determinar la calidad de la coincidencia de los caudales generados con


los observados, se desarrolla la comparación de los promedios y
desviaciones tipo de los valores históricos y los generados.

Para probar si los promedios salen de la misma población, se utiliza el test de


Student (Prueba "t"). Esta prueba debe ser desarrollada para cada mes. Se
compara el valor de t con el valor límite tp,n que indica el límite superior
que, con una probabilidad de error del P%, permite decir que ambos
promedios pertenecen a la misma población.

La comparación estadística de promedios se realiza mediante el test de


Fischer (Prueba "F") que se compara con el valor límite Fp/2 (%) , (n1,n2)

RESTRICCIONES DEL MODELO


El modelo presenta ciertas restricciones de uso o aplicación tales como:

 El uso de los modelos parciales, únicamente dentro del rango de


calibración establecido.
 Su uso es únicamente para el cálculo de caudales mensuales
promedio.
 Los registros generados en el período de secas presentan una mayor
confiabilidad que los valores generados para la época lluviosa.
 La aplicación del modelo se restringe a las cuencas en las que se ha
calibrado sus parámetros (sierra peruana: Cusco, Huancavelica,
Junín, Cajamarca)

Es importante tener en cuenta las mencionadas restricciones a fin de


garantizar una buena performance del modelo.

1.2.3.- Modelo Témez. (Témez, 1977)


Este es un modelo simplificado de lluvia-escorrentía de paso mensual.
La escorrentía total es la suma de la componente superficial y de la
subterránea.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

La componente superficial es la fracción no infiltrada ni evaporada de la


precipitación; mientras que la componente subterránea resulta de un
modelo simple tipo celda.

Figura 02: Descripción esquemática del flujo de agua.

Variables del modelo (un valor en cada mes):


P: precipitación total observada (mm).
EP: evapotranspiración potencial (mm).
𝛿: Déficit máximo de humedad del suelo (mm).
Po: déficit de humedad del suelo modificado (mm).
S: humedad del suelo (mm).
T: excedente de agua (mm).
E: evapotranspiración real (mm).
I: infiltración (recarga del acuífero).
Qsup: escorrentía superficial calculada (𝑚3 ⁄𝑠).
Qsub: escorrentía subterránea calculada (𝑚3 ⁄𝑠).
R: escorrentía total calculada (𝑚3 ⁄𝑠).

Los parámetros del modelo, que deben estimarse, son los siguientes:
∅: Capacidad máxima de almacenamiento de humedad del suelo (mm).
𝑐: Parámetro de excedente (adim).
Imáx: capacidad máxima de infiltración (mm).
𝛼: Coeficiente de recesión del acuífero (1/día).

Los valores iniciales a establecer son:


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑆0 : Humedad inicial en el suelo (mm).


𝑄0 : Almacenamiento inicial en el acuífero (mm).

Se debe tener en cuenta que el efecto de los valores iniciales se reduce a


medida que transcurre el tiempo, por lo que no resultan demasiado
significativa. Las relaciones más importantes entre las variables del modelo
se grafican en la figura 03:

Figura 03: Ley de excedentes (izq.) y ley de infiltración (derecha).

El procedimiento de cálculo del modelo de Témez se representa en la Figura


04.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 04: Diagrama de flujo del modelo de Témez.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

1.3. Regionalización de caudales (Apuntes UDEP)

1.3.1. Definición
Conjunto de herramientas que exploran al máximo la información existente,
estimando las variables hidrológicas en lugares sin información suficiente.
También se usa para:

 Mejorar las estimaciones de las variables,


 Verificar la consistencia de las series hidrológicas,
 Identificar la falta de estaciones.

Figura 05. Esquema de regionalización.

Regionalización de parámetros de una distribución estadística

Se considera que un tipo de distribución estadística ajusta bien a los datos de


una región.
Para cada estación con datos, se obtienen los parámetros necesarios. Por
ejemplo: 𝜇𝑖 y 𝜎𝑖 ; 𝑎𝑖 y 𝑢𝑖 .

Estos parámetros se relacionan con área (A), precipitación (P), pendiente (S),
etc. Por regresión:

Parámetro = f (A, P, S,…) → a =f (A, P, S,…) y u =f (A, P, S,…)


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Conociendo A, P, S, etc. En la estación sin datos se pueden estimar los


parámetros (a, u) para la cuenca sin datos y usarlos para la determinación de
sus caudales.

Regionalización de Qmáx (Tr)

Como en el caso anterior se ajustan distribuciones a las estaciones con


información en la región. Pueden ser diferentes distribuciones.

Se estiman los Q máx para el Tr de interés en cada estación con datos:

Tabla 03. Caudales de las estaciones para periodos de retorno.

Regionalización de curva de probabilidad adimensional

Procedimiento útil para series cortas.


Se parte de la curva Qmáx vs Tr de cada estación:

Figura 06. Caudal máximo vs periodo de retorno.

Regionalización de Curva de probabilidad adimensional

Esta curva de cada estación se hace adimensional graficando 𝑄𝑇 ⁄𝑄𝑚 𝑣𝑠 𝑇𝑟,


siendo 𝑄𝑚 el promedio de la estación.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 07. Grupo de curvas de caudal vs periodo de retorno.

Se obtiene una curva a dimensional regional media de las estaciones que


presentan similar tendencia.

Figura. 08. Curva adimensional regional.

Por otro lado, se regionaliza el 𝑄𝑚𝑒𝑑 de la sestaciones en función de A, P, S,


etc. Por regresión: 𝑄𝑚𝑒𝑑 = 𝐹(𝐴, 𝑃, 𝑆, … ).

Tabla 04. Parámetros para regionalizar Qmed

Conociendo A, P o S en la estación sin datos se puede estimar su 𝑄𝑚𝑒𝑑 . Y


luego se obtiene la curva 𝑄𝑚á𝑥 vs Tr de la estación sin datos multiplicando la
curva adimensional regional por su 𝑄𝑚𝑒𝑑 .
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 09. Curva Qmax-Tr para estación sin datos.

Análisis de datos básicos

 Siempre es importante:
 En regionalización, debe orientarse a la selección de información
según la variable de interés.
 No utilizar datos inconsistentes e insuficientes.
 Recolección de datos hidrológicos, cartográficos y descriptivos de la
región.

Regionalización de caudal máximo


 Caudal máximo. Valores extremos que pueden producir inundaciones
en las márgenes de un curso de agua, pueden ser controlados por las
obras hidráulicas.
 A corto plazo, producida por una precipitación determinada.
 A largo plazo, previsión estadística del Qmáx (diario o instantáneo) en
cualquier año. Asociado a Tr → curva de probabilidad.
 Se utiliza para diseñar las obras de arte.

Fases del desarrollo

 Selección de los datos.


 Análisis de los datos básicos.
 Regiones homogéneas.
 Método de regionalización elegido.

1. Selección de datos

 Muestra representativa, disponibilidad de caudales.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

 Estaciones con por lo menos 5 años de datos, es útil si se tienen


muchas estaciones.
 Caudales independientes.
 Serie estacionaria: no hay cambios en el tiempo.
 Análisis de la calidad y confiabilidad de los datos históricos.
 Clasificación de las estaciones según la calidad de los datos.

2. Análisis de los datos básicos


3. Regiones homogéneas.

Verificar la homogeneidad de las regiones y agrupar considerando criterios


como:
 Tamaño de cuenca: grandes, medianas, pequeñas.
 Ríos principales, ojo con las pendientes.
 Geografía: similitud.

4. Método de regionalización elegido

Curva Qm (Tr)

Curvas individuales (varias series de caudales)


Dadas las series de caudales Q de cada estación, se procede a trabajar con
cada una:

 Se divide cada Q por el Qm promedio de la serie → serie de Q/Qm.


 Ajustar a dicha serie un modelo probabilístico: Gumbel, Gamma, etc.
Obteniendo curvas Q/Qm vs Tr o probabilidad empírica (P= m/(n+1)).

Comparar las curvas obtenidas, si tiene la misma tendencia, OK.


Si no, hay que identificar subregiones.

Curva regional
Se trabaja con las estaciones que entregaron curvas similares.
Tomar todos los valores Q/Qm de la región y ajustarles un solo modelo del
tipo elegido, obteniendo la curva regional Q/Qm vs Tr.

Regresión del Qm
Se regionaliza el Qm de las estaciones con datos en función de sus
características físicas y climáticas que expliquen en la variación del Q y que
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

sean fáciles de obtener con mapas: áreas A, precipitación media P, pendiente


S, longitud del rio L, densidad de drenaje DD, etc.
Qm= F(A, P, S, L, DD…)
Se obtiene Qm y luego la curva Qmáx vs Tr de la estación de interés.

1.3.2. Modelos Markovianos (Huamán, 2013, Hidrología avanzada)

MODELOS ESTOCÁSTICOS DE SERIES ANUALES

I. Modelos Markovianos de Primer Orden


Sabemos que:

𝑦𝑖 = ∑𝑚
𝑗=1 𝑎𝑗 𝑦𝑖−𝑗 + 𝐸𝑖 (29)

Para: 𝑚 = 1 ; se tiene:

𝑦𝑖 = 𝑎1 . 𝑦𝑖−1 + 𝐸𝑖 (30)

Donde:

𝑦𝑖 = Variable aleatoria dependiente en términos de desviaciones.

𝐸𝑖 = Variable aleatoria independiente.

𝑎1 = Coeficiente de autorregresión.

𝑎1 = 𝜌𝑖 (Coeficiente de autocorrelación)

𝑛 = # Total de años de la serie muestral.

𝑖 = 1,2,3, … . 𝑛.

Se tiene además que:

𝐸(𝑦𝑖 ) = 0 → 𝐸(𝐸𝑖 ) = 0

𝑉𝐴𝑅 (𝐸𝑖 ) = 𝑆𝐸2 → 𝑉𝐴𝑅(𝑦𝑖 ) = 𝑉𝐴𝑅(𝑦𝑖 − 1)

Siendo:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑆𝐸 2
𝑉𝐴𝑅 (𝑦𝑖 ) = (31)
1−𝜌𝑖2

Para “ 𝐸𝑖 ” una variable normal, “ 𝑥𝑖 ” también es normal, esto es:

𝐸𝑖 → 𝑁 (0,1)

1
𝑦𝑖 → 𝑁(0, )
1 − 𝜌𝑖2

Pero:

𝐸(𝑦𝑖 ) = 0 𝑉𝐴𝑅 (𝐸 ) = 𝑆𝐸2

Entonces el modelo de primer orden se reemplaza:

𝑦𝑖 = 𝑥𝑖 − 𝐸(𝑥𝑖 )

Donde:

𝑥𝑖 − 𝐸 (𝑥𝑖 ) = 𝜌1 (𝑥𝑖−1 − 𝐸 (𝑥𝑖−1 )) + 𝐸𝑖 − 𝐸(𝐸𝑖 ) (32)

Para:

𝑥𝑖 = Variable aleatoria dependiente.

𝜌1 = El primer coeficiente de autocorrelacion.

𝐸 (𝑥𝑖 ) ≠ 0

𝑦𝑖 = 𝑥𝑖 − 𝐸 (𝑥)

Al reemplazar en la ecuación anterior y simplificar:

𝑥𝑡 = 𝑎1 . 𝑥𝑡−1 + 𝐸𝑡 ………. (33)

Donde:

𝑎1 ≈ 𝜌1

La componente estocástica “ 𝐸𝑡 ” debe ser dependiente.

𝐸𝑡 = 𝜌1 . 𝐸𝑡−1 + (1 − 𝜌12 )1/2 . 𝜉𝑡 ………. (34)

Donde:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐸𝑡 = Componente estocástica dependiente.

𝜉𝑡 = Componente estocástica independiente.

𝜌1 = Coeficiente de autocorrelación.

El modelo de MARKOV de primer orden queda definido cuando se estiman


los parámetros:

 𝜌1 : coeficiente de autocorrelación.
 Se ajusta la componente estocástica independiente a una función de
probabilidades (normal, log normal).
𝐸𝑡 : 𝐸1 , 𝐸2 , 𝐸3 , 𝐸4 , … . 𝐸𝑛

𝐸𝑡−1 : 𝐸1 , 𝐸2 , 𝐸3 , … . 𝐸𝑛−1 , 𝐸𝑛

Correlación: 𝜌1 = 𝑟1

Pasos para definir el modelo estocástico de primer orden

1) sea N el número de años de la serie anual.


2) El modelo matemático para la serie estandarizada “x” está representada
por la Ecu (33).
3) Se estima el primer coeficiente de autocorrelación 𝜌1 = 𝑟1 .
4) En la ecuación (34) despejamos 𝜉𝑡 :

𝐸𝑡 −𝜌1 .𝐸𝑡−1
𝜉𝑡 = (35)
(1−𝜌𝑖2 )1/2

Válidos para:

𝑡 = 2, 3, 4, 5, … . 𝑁

Obteniéndose:

𝜉2 , 𝜉3 , 𝜉4 , … . 𝜉𝑁

5) Antes de ajustar los valores de "𝜉𝑡 " a una función de distribución,


primero se prueba si el modelo es adecuado, vale decir si la variable
estocástica “𝜉𝑡 ” es totalmente independiente.

Correlación general

Los correlogramas para modelos lineales autorregresivos o marcovianos,


está dado por:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝜌𝑘 = ∑𝑚
𝑗=1 𝛼𝑗 ∗ 𝜌|𝑘−𝑗| (36)

Donde:

𝜌𝑘 = Es la función de autocorrelación de orden “k”.

𝛼𝑗 = Coeficiente de autorregresión.

𝑗 = 1, 2, … . . 𝑚,

Correlograma para el modelo de MARKOV de primer orden:

𝑚=1

𝜌𝑘 = 𝛼1 . 𝜌𝑘−1 ………. (37)

Para valores de “k”

𝑘=1 → 𝜌1 = 𝛼1 𝜌0 → 𝜌1 = 𝛼1

𝑘=2 → 𝜌2 = 𝛼1 𝜌1 → 𝜌1 . 𝜌1 = 𝜌12

𝑘=3 → 𝜌3 = 𝛼1 𝜌2 → 𝜌1 . 𝜌12 = 𝜌13

𝑘=4 → 𝜌4 = 𝛼1 𝜌3 → 𝜌1 . 𝜌13 = 𝜌14

𝑘=𝑛 → 𝜌𝑛 = 𝛼1 𝜌𝑛 → 𝜌1 . 𝜌1𝑛−1 = 𝜌1𝑛

Límites de confianza del correlograma

−1±𝑍𝛼 (𝑁−𝐾−2)1/2
𝑟𝐾 (𝛼) = ………………. (38)
𝑁−𝐾−1

Donde:

N= Tamaño de la muestra.

K= Es el número de valores de coeficiente de autocorrelación calculados


para el correlograma.

𝑍𝛼 = Es el valor obtenido de las tablas con un nivel de significación:

𝛼 = 0.01 O 𝛼 = 0.05
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

En hidrología con un nivel de significación del 5%: 𝑍𝛼 = 1.96 [según Salas


(1975)]

−1±1.96(𝑁−𝐾−2)1/2
𝑟𝐾 (𝛼 = 5%) = …….. (39)
𝑁−𝐾−1

Prueba estocástica

Prueba de independencia de “ 𝜀𝑡 ”

1) HP: El modelo de MARKOV de primer orden define la dependencia de 𝐸𝑡 ó


la independencia de “ 𝜀𝑡 ”.
HA: “ 𝜀𝑡 ” es totalmente dependiente.
2) Calculo del correlograma para los residuos de aplicar el modelo.

𝜉𝑡 ∗ 𝜉𝑡−𝑘 − 𝜉𝑡 ∗ 𝜉𝑡−𝑘
𝑟𝐾 =
𝑠𝜀𝑡 ∗ 𝑠𝜀𝑡−𝑘

𝑟1 = 𝜌1
𝜌2 = 𝜌𝑛2
𝜌3 = 𝜌13
𝜌3 = ⋯

3) Calcular los límites de confianza según la ecuación (39)


4) Criterios de decisión

 Si el 95% de los valores calculados del correlograma, o más caen


dentro de los límites de confianza, entonces se acepta la hipótesis
plantada; vale decir, el modelo de MARKOV de primer orden es
bueno para la serie de análisis.
 Si menos del 95% de los valores calculados del correlograma caen
dentro de los límites de confianza, el modelo de MARKOV de
primer orden NO es aplicable.

II. MODELO DE MARKOV DE SEGUNDO ORDEN


Para: m=2, se tiene

𝑥𝑡 = 𝑎1 . 𝑥𝑡−1 + 𝑎2 . 𝑥𝑡−2 + 𝐸𝑡 ………….. (40)

𝑎1 𝑦 𝑎2 : 𝑐𝑜𝑒𝑓𝑖𝑐𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒𝑠 𝑑𝑒 𝑎𝑢𝑡𝑜𝑐𝑜𝑟𝑟𝑒𝑙𝑎𝑐𝑖ó𝑛
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

El modelo Markoviano para los residuos “ 𝐸𝑡 ”, se obtiene igual que para los
modelos de primer orden:

𝐸𝑡 = 𝛼1 ∗ 𝐸𝑡−1 + 𝛼2 ∗ 𝐸𝑡−2 + 𝑅𝜉𝑡 ……….. (41)

Donde:

𝐸𝑡 = Variable estocástica dependiente.

𝜉𝑡 = Variable estocástica independiente.

𝑅 = (1 + 𝛼12 + 𝛼22 − 2𝛼1 ∗ 𝛼2 ∗ 𝜌1 )1/2

Este modelo queda definido por:

 El primer y segundo coeficiente de autocorrelación, los que se


determinan en función del primer y segundo coeficiente de
autocorrelación (𝜌1 𝑦 𝜌2 ) ó (𝑟1 𝑦 𝑟2 ).
 Para la función de distribución de “ 𝜉𝑡 ”, igual que en el caso anterior.

Proceso para definir el modelo

1) Sea “N” el número de años de la serie.


2) El modelo matemático representado por la ecuación (40).
3) Se estima el valor del primer y segundo coeficiente de autocorrelación
con “(𝑟1 𝑦 𝑟2 )” haciendo K=1 y K=2 respectivamente.

COV (Et .Et−k )


4) rK =
SEt .SEt−k
5) Despejando los valores “𝜉𝑡 ” de la ecuación (41) según:
Válidos para: t=3, 4, 5,… N.
6) Los valores obtenidos de “ 𝜉𝑡 ” son ajustados a una función de
distribución igual que en el caso del modelo de MARKOV de primer orden.
7) Antes de ajustar los “𝜉𝑡 ” probar si el modelo es bueno para definir la
dependencia.

Correlograma para MARKOV de segundo orden

Sabemos que, en general:

𝜌𝑘 = ∑𝑚
𝑗=1 𝛼1 ∗ 𝜌|𝑘−𝑗| (42)

Para: m=2, se tiene

𝜌𝑘 = 𝛼1 . 𝜌𝑘−1 + 𝛼2 . 𝜌𝑘−2 (43)


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Para:

𝜌0 = 1

𝐾 = 1 → 𝜌1 = 𝛼1 𝜌0 + 𝛼2 𝜌1 ….. (1.a)

𝐾 = 2 → 𝜌2 = 𝛼1 𝜌1 + 𝛼2 𝜌0 …. (2.a)
𝛼1 𝛼12
𝜌1 = ^ 𝜌2 = + 𝛼2
1−𝛼2 1−𝛼2

Resolviendo las ecuaciones:


𝜌1 −𝜌1 .𝜌2 𝜌2 −𝜌12
𝛼1 = ^ 𝛼2 =
1−𝜌12 1−𝜌12

Prueba de independencia

Se aplica los mismos criterios que para el modelo de MARKOV de primer


orden.
𝐶𝑂𝑉 (𝜉𝑡.𝜉𝑡−𝑘 )
𝜌𝑘 = 𝑟𝐾 = (44)
𝑆𝜉𝑡 .𝑆𝜉𝑡−𝑘

En caso de ser rechazado la hipótesis se prueba con el modelo de MARKOV


de tercer orden.

𝑅 = [1 − (𝛼12 + 𝛼22 + 𝛼32 + 2𝛼1 . 𝛼2 . 𝜌1 + 2𝛼1 . 𝛼3 . 𝜌2 + 2𝛼2 . 𝛼3 . 𝜌1 )]1/2

III. MODELO MARKOV TERCER ORDEN


Para m=3:

𝑥𝑡 = 𝑎1 . 𝑥𝑡−1 + 𝑎2 . 𝑥𝑡−2 + 𝑎3 . 𝑥𝑡−3 + 𝐸𝑡 (45)

𝐸𝑡 = 𝛼1 ∗ 𝐸𝑡−1 + 𝛼2 ∗ 𝐸𝑡−2 + 𝛼3 ∗ 𝐸𝑡−3 + 𝑅𝜉𝑡 (46)

Expresión general de los modelos auto regresivos de MARKOV


1/2
𝐸𝑡 = ∑𝑚 𝑚 𝑚
𝑗=1 𝛼𝑗 . 𝐸𝑡−𝑗 + [1 − ∑𝑖=1 ∑𝑗=1 𝛼𝑖 ∗ 𝛼𝑗 . 𝜌|𝑖−𝑗| ] . 𝜉𝑡 (47)

Donde:

𝐸𝑡 = Componente estocástica dependiente.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝛼𝑗 = Coeficiente de autorregresión de orden j.

𝜌𝑖 = Coeficiente de autocorrelación de orden i.

𝑖, 𝑗 = 1, 2,…, m con “m” igual al orden del modelo.

𝜉𝑡 = Componente estocástica independiente.

MODELOS ESTOCÁSTICOS DE SERIES NO ANUALES

Series no anuales:

 Mensuales
 Semanales
 Diarias

Presentan periodicidades en sus parámetros.

Modelo general

𝑥𝑝,𝑧 = 𝑀𝑧 + 𝑆𝑧 . 𝐸𝑝,𝑧 (48)

Donde:

𝑥𝑝,𝑧 = Serie hidrológica no anual.

𝑀𝑧 = Periodicidad en la media p” periodo z.

𝑆𝑧 =Periodicidad en la desviación estándar p” el periodo z.

𝐸𝑝,𝑧 = Componente estocástica para el año “p” y el periodo z.

𝑝: 1, 2, 3, … , 𝑚

𝑚 = # Total de años.

𝑧: 1, 2, 3, … , 𝑤

𝑤: 12, 52, 365, …, Análisis mensual, semanal, diario, respectivamente.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Diferencia entre datos de serie anual y no anual

NO ANUAL ANUAL

Figura 10. Diferencias entre series anuales y no anuales.

Media y desviación estándar

A) Forma no paramétrica
Proporciona valores de las periodicidades sin parámetros.
1
𝑀𝑧 = ∑𝑛𝑃=1 𝑥𝑝,𝑧 (49)
𝑛

1 2 1/2
𝑆𝑧 = [ ∑𝑛𝑃=1(𝑥𝑝,𝑧 − 𝑀𝑧 ) ] (50)
𝑛−1

𝑀𝑧 = Valor estimado de la media periódica del periodo “z”.

𝑆𝑧 = Valor estimado la derivación estándar periódica.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑝: 1, 2, 3, … , 𝑛

𝑧: 1, 2, 3, … , 𝑤

B) Forma paramétrica

Estimación de parámetros con ajuste de datos con una determinada curva. Se


emplea el método de series de Fourier.

𝑈𝑧 = 𝑀𝑥 + ∑𝑚
𝑗=1[𝐴𝑗 cos(2𝜋. 𝑓𝑗𝑧 ) + 𝐵𝑖 . sin(2𝜋. 𝑓𝑗𝑧 )] (51)

Donde:

𝑈𝑧 = Periodicidad en la media ajustada con la serie de Fourier.

𝑚 = # Total de armónicas.
𝑖
𝑓𝑗𝑧 =
𝑤

Componente estocástica dependiente


xp,z −Mz
Ep,z = (52)
Sz

Expresión general:
1/2
𝐸𝑝,𝑧 = ∑𝑚 𝑚 𝑚
𝑗=1 𝛼𝑖,𝑧−𝑗 . 𝐸𝑝,𝑧−𝑗 + [1 − ∑𝑖=1 ∑𝑗=1 𝛼𝑖,𝑧−𝑗 . 𝜌|𝑖−𝑗| ] . 𝜉𝑝,𝑧 (53)

𝑚 = # De orden del modelo de MARKOV.

I. MODELO DE MARKOV PRIMER ORDEN


Dónde: m=1

𝐸𝑝,𝑧 = 𝛼1,𝑧−1 . 𝐸𝑝,𝑧 + 𝑅. 𝜉𝑝,𝑧 (54)

Donde:
1/2
2
𝑅 = (1 − 𝛼1,𝑧−1 ) (55)

Si llamamos:

𝛼1,𝑧−1 = 𝛼1 = 𝜌1

𝑅 = (1 − 𝜌12 )1/2
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

∴ 𝜉𝑝,𝑧 : Componente estocástico independiente.

II. MODELO DE MARKOV DE SEGUNDO ORDEN


Donde m=2:

𝐸𝑝,𝑧 = 𝛼1,𝑧−1 . 𝐸𝑝,𝑧−1 + 𝛼2,𝑧−2 . 𝐸𝑝,𝑧−2 + 𝑅𝑝,𝑧 . 𝜉𝑝,𝑧 (56)

Donde:
2
𝑅𝑝,𝑧 = [1 − 𝛼1,𝑧−1 2
− 𝛼2,𝑧−2 − 2𝛼1,𝑧−1 . 𝛼2,𝑧−2 . 𝜌1,𝑧−2 ] (57)

III. MODELO DE MARKOV DE TERCER ORDEN


Donde m=3:

𝐸𝑝,𝑧 = 𝛼1,𝑧−1 . 𝐸𝑝,𝑧−1 + 𝛼2,𝑧−2 . 𝐸𝑝,𝑧−2 + 𝛼3,𝑧−3 . 𝐸𝑝,𝑧−3 + 𝑅𝑝,𝑧 . 𝜉𝑝,𝑧 (58)

Donde:
2 2 2
𝑅𝑝,𝑧 = [1 − 𝛼1,𝑧−1 + 𝛼2,𝑧−2 + 𝛼3,𝑧−3 + 2𝛼1,𝑧−1 . 𝛼2,𝑧−2 . 𝜌1,𝑧−2 + 2𝛼1,𝑧−1 . 𝛼3,𝑧−3 . 𝜌2,𝑧−3 +
1/2
2𝛼2,𝑧−2 . 𝛼3,𝑧−3 . 𝜌1,𝑧−3 ] (59)

Coeficientes de autorregresión

1) MARKOV DE SEGUNDO ORDEN


ρ1,z−1 −ρ1,z−2 ∗ρ2,z−2
α1,z−1 = (60.1)
1−ρ21,z−2

ρ2,z−2 −ρ1,z−1 ∗ρ1,z−2


α2,z−2 = (60.2)
1−ρ21,z−2

2) MARKOV DE TERCER ORDEN

2
𝐷 = 1 + 2𝛼1,𝑧−2 . 𝛼2,𝑧−3 . 𝛼1,𝑧−3 − 𝜌1,𝑧−3 − 𝜌1,𝑧−2 2
− 𝜌1,𝑧−3 (61)

𝛼1,𝑧−1
2
𝜌1,𝑧−1 . (1 − 𝜌1,𝑧−3 ) + 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌3,𝑧−3 − 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌2,𝑧−2 − 𝜌2,𝑧−3 . 𝜌3,𝑧−3 + 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌2,𝑧−2 . 𝜌2,𝑧−3
=
𝐷
(62.1)
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝛼2,𝑧−2
2
𝜌2,𝑧−2 . (1 − 𝜌1,𝑧−3 ) + 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌2,𝑧−3 . 𝜌3,𝑧−3 − 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌1,𝑧−1 − 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌3,𝑧−3 + 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌2,𝑧−3 . 𝜌1,𝑧−1
=
𝐷
(62.2)
𝛼3,𝑧−3
2
𝜌3,𝑧−3 . (1 − 𝜌1,𝑧−2 ) + 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌1,𝑧−1 − 𝜌1,𝑧−3 . 𝜌2,𝑧−2 − 𝜌2,𝑧−3 . 𝜌1,𝑧−1 + 𝜌1,𝑧−2 . 𝜌2,𝑧−2 . 𝜌2,𝑧−3
=
𝐷

(62.3)

1.3.3. Similitud hidráulica de sistemas hidrológicos altoandinos y


transferencia de información hidrometeorológica. (O. Ortiz, 2015)

Metodología

Comprende una muestra de 70 microcuencas altoandinas, todas ubicadas en


superficie territorial del departamento de Cajamarca, en el norte de Perú,
donde la presencia de la cordillera de los Andes determina una topografía
muy abrupta e irregular, cuyos relieves escarpados y estrechos valles
interandinos dan lugar a una gran variedad de pisos ecológicos, con
biodiversidad impresionante, propia de cada microclima. Todas las unidades
hidrológicas se desarrollan entre los 1500 y 4200 msnm, donde las
temperaturas medias anuales oscilan entre 9 °C (zonas más altas) y 25 °C
(zonas bajas), y precipitaciones medias anuales que varían entre 400 y 1 200
mm/año. Muchas de estas microcuencas, reguladas mediante pequeñas
presas, fueron la base fundamental del desarrollo agrícola en los valles
interandinos, que sirvió de sustento a importantes poblaciones de culturas
preincaicas.

Análisis dimensional de sistemas hidrológicos

El fenómeno físico más importante en micro- cuencas altoandinas es el de


precipitación-escorrentía, variables causa y efecto, respectivamente. La
primera, dependiente de las características climáticas, y la segunda de la
naturaleza de cada microcuenca (Chow, 1993). Sencillamente, si se desprecia
la evapotranspiración real, el fenómeno simplificado queda representado
por las variables mostradas en el tabla 05.

Las variables se agruparon en parámetros adimensionales, mediante la


aplicación del teorema PI de Vaschy-Buckingham (Streeter & Wilie, 2000;
Sotelo-Ávila, 1977; Rodríguez Díaz, 2001). El producto de este análisis
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

condujo a la obtención de las leyes físicas que rigen los sistemas hidrológicos
altoandinos, representa- das por los parámetros adimensionales de las
ecuaciones (63), (64), (65), (66) y (67):

Q
π1 = (63)
AP

𝐻
𝜋2 = (64)
√𝐴

I∗t
π3 = (65)
H

𝑄
𝜋4 = − (66)
𝐼∗𝐴

p
π5 = (67)
√A
Donde:
Π=parámetro adimensional.
𝑄=caudal de escurrimiento.
𝐴=proyección del área receptora-colectora sobre un plano horizontal.
P=precipitación pluviométrica.
H=altitud media sobre el nivel del mar.
I=intensidad de precipitación.
t=periodo de intensidad de precipitación.
𝑝=perímetro de la cuenca.

Tabla 05. Variables y dimensiones del fenómeno precipitación-escorrentía.

El hecho de haber despreciado la evapotranspiración real en este análisis se


justifica porque los tiempos de duración de las tormentas son relativamente
cortos; para periodos de tiempo más largos, los balances hidrológicos deben
tomar en cuenta esta componente o bien incluirla como pérdida en los
coeficientes de escorrentía(Chow, 1993; Aparicio, 1997).
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Parámetro adimensional de semejanza geométrica

Está dado por el parámetro adimensional de la ecuación (67), donde


multiplicando ambos miembros por 0.28 resulta el índice de Gravelius (Kc =
0.28*π5 ) dado por la ecuación (68); parámetro adimensional que se obtiene
relacionando el perímetro de una cuenca y el perímetro que tendría un
círculo imaginario de la misma área que la cuenca (Askoa-Ibizate, 2004;
Docampo, De Vikeña, Rico, & Rallo, 2009; Gravelius, 1914).

p
K = 0.28 (68)
√A

El índice de Gravelius tiene influencia en la configuración de la red de


drenaje superficial y en la geometría del hidrograma de escorrentía directa y,
por tanto, en la magnitud del caudal pico de avenidas (Senciales, 2005;
Askoa-Ibizate, 2004; Docampo, De Vikeña, Rico, & Rallo, 2009; Antigüedad,
1980; Gaspari et al., 2012). Además, los rangos de este parámetro han sido
de mucha utilidad en la clasificación de cuencas por su geometría, tal como el
que se plasma en el tabla 6 (Henaos, 1988). Este parámetro, por ser
descriptor más eficaz de la forma de la cuenca, es un buen referente de
similitud geométrica entre sistemas hidrológicos.

Por analogía, con la hidráulica de modelos físicos se puede inferir entonces


que: “dos o más sistemas hidrológicos son geométricamente semejantes si
tienen igual índice de Gravelius”. Conviene resaltar que el término “igual” no
tiene connotación matemática, sino simplemente el de una “igualdad
hidrológica”, que al igual que en estadística, se acepta con cierto nivel de
aproximación válida para fines prácticos.
Las microcuencas de forma oval concentran más rápidamente los flujos
superficiales, generando picos súbitos violentos y recesiones rápidas ante
tormentas extraordinarias, características que favorecen la escorrentía
directa y la erosión hídrica, en detrimento de la recarga de acuíferos,
contrariamente al comportamiento de las cuencas alargadas (Ibáñez,
Moreno, & Gisberbert, 2005; Docampo, De Vikeña, Rico,
& Rallo, 2009; Antigüedad, 1980; Gaspari et al., 2012; Gaspari, 2002;
Martínez, 1986).

Parámetro adimensional de escurrimiento instantáneo

Está dado por el parámetro adimensional de la ecuación (66), donde


sustituyendo el primer miembro por un coeficiente de escorrentía directa (
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝜋4 = C), se convierte en la ecuación del vetusto método Racional (69);


metodología sencilla, aún vigente, para estimar descargas máximas (picos de
hidrogramas), a partir de datos de precipitación (Chow, 1993; Aparicio,
1997):

𝑄𝑚𝑎𝑥 = 𝐶𝐼𝐴 (69)

Donde:

𝑄𝑚𝑎𝑥 = caudal máximo de escorrentía directa.


𝐶= coeficiente de escorrentía.
𝐼= intensidad máxima de precipitación, inherente al tiempo de
concentración de la cuenca.
𝐴= área receptora-colectora proyectada sobre un plano horizontal.

Parámetro adimensional de escurrimiento sostenido

Está dado por la ecuación (63), donde sustitu- yendo el primer miembro por
un coeficiente promedio (K = π1 ) se transforma en la ecuación (70),
expresión que puede usarse para la determinación de caudales promedio
multianuales de escorrentía, que involucra a las componentes de escorrentía
directa y subterránea (Chow, 1993; Universidad Nacional de Colombia-Sede
Medellín, s.f.; Aparicio, 1997):

𝑄 = 𝐾𝐴𝑃 (70)
Donde:

Q = caudal promedio en el periodo considerado.


A = área de la cuenca receptora-colectora de precipitaciones.
P = “Precipitación efectiva” en el periodo considerado.
K = coeficiente de escorrentía.

Tabla 06. Formas estándar de cuencas con base en el índice de Gravelius.

El término “precipitación efectiva”, por tratarse de periodos más largos,


obviamente, incluye pérdidas por evapotranspiración real y almacenamiento
en el suelo.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Parámetro adimensional orográfico y semejanza dinámica

Está representado por la ecuación (64), donde elevando al cuadrado ambos


miembros resulta el parámetro adimensional de la ecuación (71), conocido
como coeficiente orográfico, 𝐶0 (𝜋22 = 𝐶0 , parámetro asociado con las fuerzas
gravitaciones de los flujos superficiales y, por ende, con los potenciales de
erosión hídrica y de generación de energía hidráulica (Henaos, 1988):

𝐻2
𝐶0 = (71)
𝐴

Los sistemas altoandinos de relieve escarpa- do, ubicados a gran altitud,


tienen coeficientes orográficos muy altos, siendo indicativos de una gran
capacidad erosiva y de transporte de sedimentos (Henaos, 1988). Por todo
ello, se considera que este parámetro constituye un buen referente de
similitud dinámica.
Por analogía, con la hidráulica de modelos físicos se puede inferir que: “dos o
más sistemas hidrológicos altoandinos son semejantes, dinámicamente, si
tienen igual coeficiente orográfico”, con similar consideración del término
“igual” que para el caso de semejanza geométrica.

Parámetro de relación de confluencias promedio y semejanza


cinemática

Este parámetro adimensional, influenciado también por el índice de


Gravelius, describe la configuración espacial o geometría de la red de drenaje
y expresa el grado de ramificaciones de la red (Askoa-Ibizate, 2004;
Docampo, De Vikeña, Rico, & Rallo, 2009; Antigüedad, 1980; Cruz-Santillán,
& Tamés, 1983; Horton, 1945; Gaspari, 2002). Se cuantifica mediante la
aplicación de las ecuaciones (72) y (73), para lo cual es necesaria la
categorización previa de la red de drenaje superficial, prefiriéndose la
metodología de Horton (Antigüedad, 1980; Cruz-Santillán,
& Tamés, 1983; Gaspari et al., 2012; Gravelius, 1914; Gaspari, 2002;
Martínez, 1986).
Por la influencia que ejerce en la configura- ción espacial de la red de
drenaje, se considera que la relación de confluencias promedio es un buen
referente de la similitud cinemática de los sistemas hidrológicos.
𝑛𝑖
𝑟𝑐 = (72)
𝑛𝑖+1

1
𝑅𝐶 = ∑𝑛1 𝑟𝑐𝑖 (73)
𝑛
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Donde:
𝑟𝑐 = relación de confluencias parcial.
𝑛𝑖 = número de cursos naturales de orden i.
𝑛𝑖+1 = número de cauces de orden inmediatamente superior a i (i=1, 2,
2,..N-1).
𝑁=número de orden de la cuenca.
𝑟𝑐𝑖 = cada uno de los “n” valores parciales.
𝑅𝐶 = relación de confluencias promedio.

Por analogía, entre modelo y prototipo, se infiere que: “dos sistemas


hidrológicos son semejantes, cinemáticamente, si tienen igual relación de
confluencias promedio”, con la misma indicación del término “igual” que
para los dos casos de semejanza anteriores.

Parámetro adimensional de lluvia

Este parámetro, dado por la ecuación (65), describe las características de la


precipitación pluviométrica sobre la cuenca como una variable con
distribución espacial y temporal. Se observa que las mayores intensidades
ocurren en periodos cortos de tiempo y a mayor altitud sobre el nivel del
mar y viceversa (Chow, 1993; Aparicio, 1997). Es muy importante en la
generación de escorrentías máximas (caudales pico) a partir de datos de
precipitación; pero, además, explica que en cuencas altoandinas la
precipitación es dependiente de la altitud sobre el nivel del mar.

Condición de semejanza hidráulica de sistemas hidrológicos


Por analogía, con la hidráulica de modelos físicos a escala, “dos o más
sistemas hidrológicos altoandinos son semejantes si cumplen
simultáneamente las condiciones de semejanza geométrica, cinemática y
dinámica”, con cierto nivel de aproximación previamente adoptado.

Parámetros adimensionales de transferencia


Establecida la similitud hidráulica entre sistemas, todos los parámetros
adimensionales que controlan las leyes del fenómeno estudiado (ecuaciones
(63), (64), (65), (66) y (67)) se convierten en funciones de transferencia,
dependiendo en qué parámetro se ubique la variable de interés (Streeter &
Wilie, 2000; Sotelo-Ávila, 1977; Ro- dríguez Díaz, 2001).
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

En ocasiones, con el propósito de mejorar la calidad de transferencia, se


pueden realizar combinaciones entre parámetros para obtener otro(s)
parámetro adimensional(es) con mayor cantidad de variables, tal como el
parámetro adimensional de la ecuación (74), resultado de combinar las
ecuaciones (63) y (64), muy importante para transferir escorrentías(Streeter
& Wilie, 2000; Sotelo-Ávila, 1977; Rodríguez Díaz, 2001):

𝑄𝐻
𝜋12 = (74)
𝐴 3⁄2 𝑃

Aplicando el principio de similitud para una dupla de cuencas origen y


destino, el parámetro adimensional de la ecuación (74) queda conforme lo
establece la ecuación (75), o su equivalente (77), en función de escalas
(Streeter & Wilie, 2000; Sotelo-Ávila, 1977; Rodríguez Díaz, 2001):

𝑄0 𝐻0 𝑄𝑑 𝐻𝑑
3⁄2 = 3⁄2 (75)
𝐴0 𝑃0 𝐴𝑑 𝑃𝑑

Los subíndices de las variables del primer y segundo miembro de esta


ecuación corresponden a los sistemas hidrológicos de origen y destino,
respectivamente:

𝐻 𝑃 𝐴 3⁄2
𝑄𝑑 = ( 0 ) ( 𝑑 ) ( 𝑑) 𝑄0 (76)
𝐻𝑑 𝑃0 𝐴0


𝑄𝑑 = 𝐻𝑒−1 𝑃𝑒 𝐴3𝑒 2 𝑄0 (77)

Donde:

𝐻𝑒 = escala de altitudes.

𝑃𝑒 = escala de precipitaciones.

𝐴𝑒 = escala de áreas.

𝑄0 = caudal total en la cuenca de origen.

𝑄𝑑 = caudal total transferido a la cuenca destino.

Otras de las variables de mayor escasez son las intensidades de tormentas


máximas, cuya función de transferencia se obtiene a partir de la ecuación
(65), la que mediante el principio de similitud se convierte en la ecuación
(78) o su equivalente (79), en función de escalas:
𝐼0 𝑡0 𝐼𝑑 𝑡𝑑
= (78)
𝐻0 𝐻𝑑
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐻 𝑡
𝐼𝑑 = ( 𝑑) ( 0 ) 𝐼0 = 𝐻𝑒 𝑡𝑒−1 𝐼0 (79)
𝐻0 𝑡𝑑
Donde:

𝐼𝑑 = intensidad de precipitación en la cuenca destino.


𝐼0 = intensidad de precipitación en la cuenca de origen.
𝑡𝑒 = escala de periodos de duración.
𝐻𝑒 = escala de altitudes.

Muestra de microcuencas altoandinas- región Cajamarca

Se seleccionaron aleatoriamente 70 microcuencas altoandinas de la región


Cajamarca-Perú (tabla 07), ubicadas en cabeceras de las ver- tientes del
Pacífico y Atlántico, y desarrolladas por encima de los 1 500 msnm. Con el fin
de controlar errores y costos en el presente estudio, se ha establecido un
protocolo consistente en lo siguiente:

 Uso de mapas cartográficos a la misma escala, 1/100 000.


 Mapas cartográficos elaborados por una misma institución (IGN, Perú),
como garantía de que se hayan usado los mismos criterios para su
elaboración.
 Procesamiento de información cartográfica empleando la misma
metodología para cada caso (delimitación de cuenca, área, perímetro,
altitud, jerarquización de la red de drenaje, etc.). De preferencia, deben
usarse modelos digitales de altitudes 3D y procedimientos en SIG.
 Estimación de variables involucradas en los parámetros adimensionales
de semejanza, siguiendo la misma metodología para cada caso. Para la
determinación de la altitud media sobre el nivel del mar se ha utilizado
el método momentos estáticos de Varignon, dado por la ecuación (80)
(Chow, 1993; Aparicio, 1997):

̅ = 1 ∑𝐴 Δ𝐴𝑖 ℎ̅𝑖
𝐻 (80)
𝐴
Donde:

𝐻̅= altitud media sobre el nivel del mar.


𝐴= área de la cuenca.
Δ𝐴𝑖 = área parcial entre curvas de nivel consecutivas.
ℎ̅𝑖 = promedio de cotas de las dos curvas de nivel que limitan cada área
parcial.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

La división de áreas parciales entre curvas de nivel de la cuenca de estudio se


realizó en concordancia con la topografía y, generalmente, entre curvas
maestras (Chow, 1993).

Tabla 07. Parámetros de semejanza entre unidades hidrológicas altoandinas


de la región Cajamarca, Perú.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

N = número de orden de la cuenca.


*Modelo de manejo de cuenca piloto, forestación Granja Porcón.

Identificación de microcuencas hidráulicamente similares

El protocolo establecido para la identificación o reconocimiento de sistemas


hidrológicos altoandinos con similitud hidráulica se resume en las siguientes
actividades:

a) Estimación de parámetros morfométricos de similitud hidráulica:


índice de Gravelius, relación de confluencias, coeficiente orográfico.

b) Agrupación de microcuencas por su geometría, utilizando el criterio


de rangos del índice de Gravelius del tabla 6. Resulta obvio
considerar que todas las unidades hidrológicas comprendidas en un
mismo rango son geométricamente semejantes.

c) Se excluyen de cada grupo geométrico aquellas unidades


hidrológicas más discrepantes, de tal modo que el coeficiente de
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

variación del índice de Gravelius, relación de confluencias y


coeficiente orográfico no exceda de 0.05, 0.20 y 0.30,
respectivamente. Este nivel de aproximación, aceptado en la
práctica, se justifica por los niveles de error cometidos en la
estimación de variables y efectos de escala.

d) Las unidades hidrológicas que quedan, luego del paso precedente,


son microcuencas hidráulicamente similares.

Transferencia de información hidrometeorológica

Sistema hidrológico con información de tormentas máximas

Para ilustrar la aplicación de transferencia de información mediante esta


metodología, se tomó como sistema origen la microcuenca río Mashcón
(Tabla 13), en cuya cuenca baja se ubica la estación pluviométrica
Weberbauer (07° 10´ S, 78° 30´ W; altitud: 2 536 msnm) del Servicio
Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamih-Perú), en las inmediaciones
del campus universitario de la Universidad Nacional de Cajamarca, estación
que hasta hace muy poco tiempo era única en su género a nivel regional con
registro de información pluviográfica.
El análisis de frecuencias de tormentas máximas anuales de 50 años de
registro y el ajuste de datos al modelo de variable extrema Gumbel permitió
modelar y simular las intensidades de máximas tormentas anuales, algunos
de cuyos resultados se presentan en el Tabla 14 (Chow, 1993; Aparicio,
1997). No se incluye aquí el procedimiento de este análisis, por no ser objeto
del presente estudio, sino el de simplemente transferir información.

Sistema hidrológico sin información de máximas tormentas


Se seleccionó a priori la microcuenca del río Jadibamba (altitud media: 3 218
msnm), pero pudo haber sido cualquier otra del mismo grupo geométrico
de similitud hidráulica que la cuenca origen (ver Tabla 13). Esta cuenca, así
como otras de la región de estudio, carece de información de máximas
tormentas, muy importante para cualquier proyecto de drenaje superficial y
obras de captación (drenaje de carreteras, drenaje pluvial urbano,
defensas ribereñas, presas de regulación, canales de riego, centrales
hidroeléctricas, captaciones de aguas de lluvia, prevención de inundaciones,
etc.).
Los datos pueden transferirse a cualquier punto de interés del sistema
hidrológico des- tino; sin embargo, no existiendo preferencia particular, se
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

optó, para efectos de la ilustración, el punto correspondiente a la altitud


media de la cuenca destino (3 218 msnm).

Resultados

Parámetros morfométricos adimensionales de similitud hidráulica

Los resultados de los estudios de morfometría adimensional dan cuenta que


se trata de una muestra bastante heterogénea, cuya variabilidad se percibe a
través de los coeficientes de variación de cada uno de los parámetros
adimensionales de similitud hidráulica mostrados en el Tabla 07, donde la
menor discrepancia corresponde al índice de Gravelius, seguido en forma
ascendente por la relación confluencias y coeficiente orográfico, lo cual
clarifica el orden de influencia de la geometría de la cuenca.

Los estadísticos del índice de Gravelius de 1.40, 0.1587 y 0.1133, para la


media aritmética, desviación estándar y coeficiente de variación,
respectivamente, son indicadores de baja variabilidad de la forma
geométrica y un alto predominio de la forma oval oblonga (media, Kc = 1.40),
sobre las otras dos formas geométricas (figura 11).

En cambio, los estadísticos de la muestra para la relación de confluencias


dan cuenta de una mayor variabilidad (Cv = 39.11%) en la configuración de
la red de drenaje, pero siempre coincidentemente inclinándose las mayores
bifurcaciones a la forma oval oblonga de la cuenca promedio.

El caso extremo corresponde al coeficiente orográfico, cuya variabilidad es


muy alta (123.79 %), muy sensible con la ubicación de los sistemas respecto
del nivel del mar.

Clasificación morfométrica de microcuencas

Las unidades hidrológicas de la muestra fueron clasificadas de acuerdo con


el criterio de rangos del índice de Gravelius plasmado en el Tabla 06,
resultando los grupos siguientes:

Microcuencas de la forma oval redonda

Este grupo (Tabla 08), conformado por 12 unidades hidrológicas (17.1%),


está caracterizado por tener tiempos de concentración relativamente cortos,
generando hidrogramas de salida del tipo leptikúrtico, donde las crecidas
efluentes son muy súbitas y violentas, con altos riesgos de inundaciones ante
tormentas extraordinarias.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 08. Grupo de microcuencas de la forma oval redonda.

Microcuencas de la forma oval oblonga

Este grupo geométrico (Tabla 09), conformado por 44 microcuencas


(62.9%), tiene características hidrológicas muy parecidas a las del grupo
oval redonda, pero con respuestas ligeramente menos intensas ante
tormentas extraordinarias. Es la geometría de cuencas con mayor presencia
en la región de estudio (figura 11).

Figura 11. Similitud de sistemas hidrológicos en la forma oval oblonga.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 09. Grupo de microcuencas de la forma oval oblonga.

Microcuencas de la forma oblonga alargada

Este grupo (Tabla 10), conformado por 14 unidades hidrológicas (20%), se


caracteriza porque los tiempos de concentración son relativamente mayores
que en las dos formas anteriores, generando hidrogramas de crecidas
efluentes del tipo platikúrtico, con caudales más sostenidos y recesiones más
duraderas. A diferencia de los dos tipos de geometría anteriores, en este caso
las condiciones para la recarga de acuíferos son más favorables y las
pérdidas por escorrentía directa menores (figura 12 ).
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

En los tres grupos de clasificación, el coeficiente de variación cayó


estrepitosamente por debajo de 5% respecto de su valor muestral (11.3%),
lo cual confirma la solidez del criterio de esta clasificación.

Tabla 10. Grupo de microcuencas de la forma oblonga alargada.

Similitud hidráulica de sistemas hidrológicos

En cada tabla de clasificación geométrica anterior se han identificado, por


descarte, los sistemas con similitud hidráulica, teniendo en cuenta el límite
de error establecido para cada uno de los parámetros de similitud hidráulica.

Similitud hidráulica de sistemas hidrológicos de forma oval redonda

En el grupo de esta forma se identificaron cuatro microcuencas con similitud


hidráulica (Tabla 11), que representan 33.3% del total del grupo y sólo 5.7%
del total de la muestra.

Similitud hidráulica de sistemas hidrológicos de la forma oblonga


alargada

Dentro de esta clase geométrica se identificaron siete microcuencas con


similitud hidráulica (Tabla 12), equivalente a 50% del total del grupo y sólo
el 10% del total de la muestra.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 12. Similitud de sistemas hidrológicos en la forma oblonga alargada.

Tabla 11. Microcuencas altoandinas de la forma oval redonda con similitud


hidráulica.

Similitud hidráulica de sistemas hidrológicos de la forma oval oblonga


En este tipo de geometría se identificaron 23 unidades hidrológicas
hidráulicamente similares (Tabla 13), equivalentes a 52.3% del total del
grupo y a 32.9% de la totalidad de la muestra. Se aprecia claramente la
supremacía absoluta de similitud hidráulica de microcuencas de esta
geometría, estadística que no sólo refleja la significativa presencia de
unidades hidrológicas de esta geometría, sino también la alta tendencia de
similitud hidráulica dentro de su misma clase o grupo.
Es importante destacar que en los tres grupos geométricos, la cantidad
porcentual de unidades hidrológicas con tendencia a la similitud hidráulica
en el mismo grupo de clase está siempre por encima de 33%; porcentaje muy
significativo si se hace extensivo a la región de estudio.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 12. Microcuencas altoandinas de la forma oblonga alargada con


similitud hidráulica.

Transferencia de información hidrometeorológica

Sistema hidrológico de origen con información de tormentas máximas

La simulación del modelo probabilístico Gumbel, calibrado mediante


técnicas estadísticas de mejor ajuste, permitió la generación de información
con la más diversa gama de probabilidades de ocurrencia; algunos de estos
resultados se presentan en el Tabla 14, información que corresponde a la
ubicación de la estación pluviométrica Weberbauer en la cuenca baja de la
unidad hidrológica río Mashcón (2 536 msnm).

Sistema hidrológico destino sin información de tormentas máximas

Teniendo como información de partida los datos del Tabla 14, la ubicación
de la estación Weberbauer (2 536 msnm) en la cuenca baja del río Mashcón y
la altitud media de la microcuenca destino río Jadibamba (3 218 msnm),
mediante la aplicación de la función de transferencia de la ecuación(79),
considerando que los periodos de duración estándar de las intensidades se
man- tienen (escala tiempos, 𝑡𝑒 = 1), y que la escala de altitudes es 𝐻𝑒 = 1.27,
se obtuvieron los datos transferidos del Tabla 15.

Discusión

De las características morfométricas adimensionales de la muestra

La muestra está caracterizada por el distinto grado de variabilidad de los


parámetros de similitud hidráulica, denotado por los coeficientes de
variación de 11.3, 39.1 y 123.8%, correspondientes al índice de Gravelius,
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

relación de confluencias y coeficiente orográfico, respectivamente.


Comportamiento que indica el grado de influencia que tiene la forma de la
cuenca sobre la configuración de la red de drenaje y los factores de relieve en
el mismo orden.

La mayor proximidad entre valores de los coeficientes de variación del índice


de Gravelius (11.3%) y relación de confluencias (39.1) es indicador de la
mayor influencia que tiene la forma de la cuenca sobre la configuración de la
red de drenaje.

Las microcuencas con la más alta vulnerabilidad a la degradación hídrica


(mayores valores del coeficiente orográfico) y con elevada capacidad de
drenaje superficial (redes de drenaje con mayores bifurcaciones), se
concentran mayormente en la cabecera de la vertiente del Pacífico.

Tabla 13. Microcuencas altoandinas de la forma oval oblonga con similitud


hidráulica.

De la influencia de la geometría de la cuenca

El resultado de clasificar las cuencas por su geometría arrojó 12 de la forma


oval redonda (17%), 44 de la forma oval oblonga (63%) y 14 de la forma
oblonga alargada (20%). La presencia superlativa de la forma oval (80%) en
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

la muestra regional evidencia la primacía de sistemas altamente vulnerables


a la erosión hídrica, pérdidas excesivas por escorrentía superficial y
capacidades muy altas de erosión y de transporte de sedimentos.
En cada grupo de clasificación, el coeficiente de variación del índice de
Gravelius está por debajo de 5%, lo cual evidencia la solidez del criterio de
clasificación mediante rangos del índice de Gravelius.

La caída estrepitosa del coeficiente de variación del índice de Gravelius en


cada grupo de clasificación (menos del 5%), respecto de su valor muestral
(11.3%) corrobora una vez más la gran influencia de la geometría de la
cuenca en la similitud hidráulica.

Tabla 14. Intensidades máximas de precipitación-estación pluviométrica


Weberbauer (altitud: 2 536 msnm), microcuenca del río Mashcón.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 15. Intensidades máximas de precipitación transferidas a la microcuenca


río Jadibamba (altitud media: 3 218 msnm).

N es periodo de años consecutivos; J, incertidumbre; Tr, tiempo de retorno.

De la similitud hidráulica de sistemas hidrológicos

La frecuencia con que se da la similitud hidráulica en cada grupo geométrico


bajo los límites establecidos es de 52, 50 y 33%, correspondiente a la forma
oval oblonga, oblonga alarga y oval redonda, respectivamente, lo que
demuestra una tendencia importante a la similitud hidráulica dentro de cada
grupo. Sin embargo, respecto a la muestra, estos porcentajes se reducen a 33,
10 y 6% en el mismo orden citado, donde se vuelve a notar el amplio
predominio de similitud hidráulica en las cuencas de la forma oval oblonga.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

El grado de aproximación de la similitud, en cambio, es mayor en cuencas de


forma oval redonda, seguido por la forma oval alargada y oval oblonga
respecto al límite fijado para cada parámetro de similitud hidráulica.

De la transferencia de información hidrometeorológica

En general, la información de intensidades correspondientes a máximas


tormentas es muy escasa, pero a su vez muy útil para generar escorrentías
máximas partiendo de esta información en microcuencas sin datos
hidrométricos de máximas avenidas. Esta metodología resuelve, de manera
sencilla, el problema en cuencas con similitud hidráulica.
La selección de la variable de diseño (Tablas 14 y 15) —donde existe una
gama muy amplia de opciones en cuanto a periodos de vida útil (N),
incertidumbre (J), tiempos de retorno (Tr) y periodo de duración, acorde con
el tiempo de concentración de la superficie receptora/ colectora— permite
adecuarla a la naturaleza e importancia de cualquier proyecto hidráulico.
Finalmente, utilizando otra de las leyes de los sistemas hidrológicos
altoandinos, dado el parámetro adimensional de la ecuación (65), de donde
se deriva el método Racional, permite convertir o transformar la intensidad
de precipitación en escorrentía.

Conclusiones

Las leyes físicas que gobiernan los sistemas hidrológicos altoandinos con
base en el fenómeno precipitación-escorrentía se rigen por la morfometría
adimensional representada por las ecuaciones (63), (64), (65), (66) y (67),
cuyo conjunto constituye la base científica de esta metodología. El trípode
sobre el que descansa la similitud hidráulica de sistemas hidrológicos
altoandinos está conformado por el índice de Gravelius, relación confluencias
y coeficiente orográfico, como garantía de semejanza geométrica, cinemática
y dinámica, respectivamente, bajo niveles de aproximación previamente
establecidos.
Para los niveles de aproximación de similitud aceptables para fines prácticos
medidos mediante el coeficiente de variación pueden tomarse como
máximos referenciales los valores
de 0.05, 0.20 y 0.30, para el índice de Gravelius, relación de confluencias y
coeficiente orográfico, respectivamente. Sin embargo, esto queda a criterio
del investigador, según sus intereses.
La metodología aquí desarrollada, por su naturaleza adimensional, puede
aplicarse a cualquier región o interregiones, subnacionales o internacionales,
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

siempre y cuando cumplan las leyes físicas que gobiernan los sistemas
hidrológicos altoandinos (ecuaciones (63), (64), (65), (66) y (67)).
Los estudios de regionalización morfométrica pueden ayudar, en gran
medida, a solucionar problemas de escasez de información
hidrometeorológica con fines de manejo integral de cuencas hidrográficas
piloto, que sean motivo de réplica en cuencas similares, que coadyuven a
enfrentar fenómenos de cambio climático global, incluyendo fenómenos
extremos de El Niño. El intercambio de información hidrometeorológica
entre sistemas hidrológicos similares, mediante técnicas de morfometría
adimensional, es un proceso sencillo a diferencia de otras metodologías de
análisis regional, las que requieren de mucha información distribuida en
espacio y tiempo para conseguir resultados aceptables.

Este estudio muestral de morfometría adimensional de la región Cajamarca


reporta un amplio predominio de sistemas hidrológicos con altos
potenciales de erosión hídrica (80%), traducido en una excesiva capacidad
de drenaje superficial y de transporte de sedimentos y, por tanto, altos
riesgos de peligrosidad de inundaciones ante eventos pluviométricos
extraordinarios, acrecentándose con la presencia de eventos extraordinarios
de fenómenos de El Niño.

2. MÁXIMAS AVENIDAS.

2.1. Método Racional. (Manual de hidrología e hidráulica, Min Trans.)

Estima el caudal máximo a partir de la precipitación, abarcando todas las


abstracciones en un solo coeficiente c (coef. escorrentía) estimado sobre la
base de las características de la cuenca. Muy usado para cuencas, A<10 Km 2.
Considerar que la duración de P es igual a tc.

La descarga máxima de diseño, según esta metodología, se obtiene a partir


de la siguiente expresión:

𝑄 = 0,278 𝐶𝐼𝐴 (81)

Donde:

𝑄: Descarga máxima de diseño (𝑚3 ⁄𝑠)

𝐶: Coeficiente de escorrentía (ver tabla 16)

𝐼: Intensidad de precipitación máxima horaria (𝑚𝑚⁄ℎ)

𝐴: Área de la cuenca (𝐾𝑚2 ).


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 16. Coeficientes de escorrentía método racional

El valor del coeficiente de escorrentía se establecerá de acuerdo a las


características hidrológicas y geomorfológicas de las quebradas cuyos cursos
interceptan el alineamiento de la carretera en estudio. En virtud a ello, los
coeficientes de escorrentía variarán según dichas características.

2.2. Método Racional Modificado. (Manual de hidrología e hidráulica, Min


Trans.)
Es el método racional según la formulación propuesta por Témez (1987,
1991) adaptada para las condiciones climáticas de España. Y permite estimar
de forma sencilla caudales punta en cuencas de drenaje naturales con áreas
menores de 770 km2 y con tiempos de concentración (Tc) de entre 0.25 y 24
horas, la fórmula es la siguiente:

𝑄 = 0,278 𝐶𝐼𝐴𝐾 (82)

Donde:

𝑄: Descarga máxima de diseño (𝑚3 ⁄𝑠)

𝐶: Coeficiente de escorrentía( ver tabla 16.)

𝐼: Intensidad de precipitación máxima horaria (𝑚𝑚⁄ℎ)

𝐴: Área de la cuenca (𝐾𝑚2 ).


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐾: Coeficiente de Uniformidad

Las fórmulas que definen los factores de la fórmula general, son los
siguientes:

A) Tiempo de Concentración (Tc)

𝑇𝑐 = 0.3(𝐿⁄𝑆 0.25 )0.76 (83)

Donde:

L: Longitud del cauce mayor (Km)

S: Pendiente promedio del cauce mayor (m/m)

B) Coeficiente de Uniformidad
𝑇𝑐1.25
𝐾 =1+ 1.25 (84)
𝑇𝑐 +14

Donde:

𝑇𝑐 = Tiempo de concentración (horas)

C) Coeficiente de simultaneidad o Factor reductor (𝐾𝐴 )

𝐾𝐴 = 1 − (𝑙𝑜𝑔10 𝐴⁄15) (85)

Donde:

A: Área de la cuenca (𝐾𝑚2 )

D) Precipitación máxima corregida sobre la cuenca (P)

𝑃 = 𝐾𝐴 𝑃𝑑 (86)

Donde:

𝐾𝐴 : Factor reductor

𝑃𝑑 : Precipitación máxima diaria (mm)

E) Intensidad de Precipitación ( I )
280.1 −𝑇0.1
𝑐
𝑃
𝐼 = ( ) ∗ (11) 280.1 −1 (87)
24

Donde:

P: Precipitación máxima corregida (mm)


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑇𝑐 : Tiempo de concentración (horas)

F) Coeficiente de Escorrentía (C )
(𝑃𝑑 −𝑃𝑜 )∗(𝑃𝑑 +23∗𝑃𝑜 )
𝐶= (𝑃𝑑 +11𝑃𝑜 )2
(88)

Donde:

𝑃𝑑 : Precipitación máxima diaria (mm)


5000
𝑃𝑜 : Umbral de escorrentía = − 50
𝐶𝑁

CN: Número de curva.

2.3. Método de la Curva Número SCS (Manual de hidrología e hidráulica,


Min Trans.)

El Soil Conservation Service (1972) desarrolló un método para calcular las


abstracciones de la precipitación de una tormenta. Para la tormenta como un
todo, la profundidad de exceso de precipitación o escorrentía directa Pe es
siempre menor o igual a la profundidad de precipitación P; de manera
similar, después de que la escorrentía se inicia, la profundidad adicional del
agua retenida en la cuenca Fa es menor o igual a alguna retención potencial
máxima S. Existe una cierta cantidad de precipitación Ia (abstracción inicial
antes del encharcamiento) para lo cual no ocurrirá escorrentía, luego la
escorrentía potencial es P-Ia.

Figura 13: Variables en el método.


Fuente: Hidrología Aplicada (Ven te Chow)
La hipótesis del método del SCS consiste en que las relaciones de las dos
cantidades reales y las dos cantidades potenciales son iguales, es decir:
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐹𝑎 𝑃𝑒
=
𝑆 𝑃 − 𝐼𝑎
Del principio de continuidad:

𝑃 = 𝑃𝑒 + 𝐼𝑎 + 𝐹𝑎

Combinando las ecuaciones anteriores y resolviendo para Pe se encuentra:


(𝑃−𝐼𝑎)2
𝑃𝑒 = (89)
𝑃−𝐼𝑎+𝑆

La cual es la ecuación básica para el cálculo de la profundidad de exceso de


precipitación o escorrentía directa de una tormenta utilizando el método SCS
(Ver Figura 14).

Al estudiar los resultados obtenidos para muchas cuencas experimentales


pequeñas, se desarrolló una relación empírica.

𝐼𝑎 = 0.2𝑆

Con base en esto:


(𝑃−0.2𝑆)2
𝑃𝑒 = (90)
𝑃+0.8𝑆

El uso de esta metodología exige la determinación del valor respectivo del


CN (número adimensional de curva o curva número), correspondiente al
área específica en estudio, valor que debe ser obtenido mediante procesos de
calibración. La calibración del parámetro CN se realiza con información de
campo, de algunos eventos en el que se disponga de datos de precipitación y
caudales resultantes; luego se corre el modelo hasta ajustar el hidrograma
calculado con el observado en el campo. Es un proceso de prueba error en
donde se ajusta el parámetro (CN) hasta obtener coincidencias entre ambos
hidrogramas.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 14. Ejemplo Hietograma de precipitación efectiva

Como alternativa, y como valor referencial, el parámetro CN puede estimarse


mediante el siguiente procedimiento:

Se define un número adimensional de curva CN, tal que 0 ≤ CN ≤ 100. Para


superficies impermeables y superficies de agua CN = 100; para superficies
naturales CN < 100. El número de curva y S se relacionan por:
1000
𝑆= − 10 (91)
𝐶𝑁

Donde S está en pulgadas.

Los números de curvas se aplican para condiciones para condiciones


antecedentes de humedad normales (AMC II). Para condiciones secas (AMC
I) o condiciones húmedas (AMC III), los números de curva equivalentes
pueden calcularse por:
4.2 𝐶𝑁(𝐼𝐼)
𝐶𝑁(𝐼) = (92)
10−0.058𝐶𝑁(𝐼𝐼)

23 𝐶𝑁(𝐼𝐼)
𝐶𝑁(𝐼𝐼 ) = (93)
10+0.13𝐶𝑁(𝐼𝐼)
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 17: Clasificación de clases antecedentes de humedad (amc) para el


método de abstracciones de lluvia del SCS

Fuente: Soil Conservation Service.

Los números de curva han sido tabulados por el Soil Conservation Service
con base en el tipo de suelo y el uso de la tierra. Se definen cuatro grupos de
suelos:

Grupo A: Arena profunda, suelos profundos depositados por el viento, limos


agregados.

Grupo B: Suelos pocos profundos depositados por el viento, marga arenosa.

Grupo C: Margas arcillosas, margas arenosas poco profundas, suelos con bajo
contenido orgánico y suelos con altos contenidos de arcilla.

Grupo D: Suelos que se expanden significativamente cuando se mojan,


arcillas altamente plásticas y ciertos suelos salinos.

Los valores de CN para varios tipos de uso de la tierra en estos tipos de


suelos se muestran en la Tabla 18. Para una cuenca hecha de varios tipos de
suelos y con diferentes usos de la tierra, se puede calcular un CN compuesto.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 18. Números de curva de escorrentía para usos selectos de tierra


agrícola, suburbana y urbana (condiciones antecedentes de humedad II,
Ia =0.2s)

1. Para una descripción más detallada de los números de curva para


usos agrícolas de la tierra, remitirse a Soil Conservation Service,
1972, Cap.9.
2. Una buena cubierta está protegida del pastizaje, y los desechos del
retiro de la cubierta del suelo.
3. Los números de curva se calculan suponiendo que la escorrentía
desde las casas y de los sucesos se dirige hacia la calle, con un
mínimo del agua del techo dirigida hacia el césped donde puede
ocurrir infiltración adicional.
4. Las áreas permeables restantes (césped) se consideran como
pastizales en buena condición para estos números de curva.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

5. En algunos países con climas más cálidos se puede utilizar 95 como


número de curva. (Fuente: Hidrología Aplicada (Ven te Chow))

2.4. Hidrogramas sintéticos (Manual de hidrología e hidráulica, Min


Trans.)

Además de los hidrogramas naturales, existen hidrogramas sintéticos que


son simulados, artificiales y se obtienen usando las características
fisiográficas y parámetros de la cuenca de interés. Su finalidad es
representar o simular un hidrograma representativo del fenómeno
hidrológico de la cuenca, para determinar el caudal pico para diseñar.

2.4.1. Hidrograma sintético triangular del SCS

Con base en la revisión de un gran número de HU, el SCS sugiere este


hidrograma donde el tiempo está dado en horas y el caudal en m3/s.cm.

El volumen generado por la separación de la lluvia en neta y abstracciones


es propagado a través del río mediante el uso del hidrograma unitario.

El tiempo de recesión, tr, puede aproximarse a:

𝑡𝑟 = 1.67𝑇

Como el área bajo el HU debe ser igual a una escorrentía de 1 cm, puede
demostrarse que:
2.08𝐴
𝑞𝑝 = (94)
𝑇𝑝

Donde:

A: Es el área de drenaje en 𝐾𝑚2

𝑇𝑝 : Es el tiempo de ocurrencia del pico en horas

Adicionalmente, un estudio de muchas cuencas ha demostrado que:

𝑡𝑝 = 0.6 𝑡𝑐

Donde:

𝑡𝑝: Tiempo de retardo (entre el centroide del hietograma y el pico de


caudal) (h)
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝑡𝑐: Tiempo de concentración de la cuenca.

El tiempo de ocurrencia del pico ,𝑇𝑝 , puede expresarse como:


𝐷
𝑇𝑝 = + 𝑡𝑝 (95)
2

Donde:

D: Duración de la lluvia (h)

Figura 15. Hidrograma Unitario Triangular del SCS.

Fuente: Hidrología Aplicada (Ven te Chow)

Este método es recomendable tan solo para cuencas de hasta a 30 Km 2. Es


muy usado en cuencas sin muchos datos hidrológicos.

Para cuencas urbanas, donde tp y tc disminuyen por la


impermeabilización y canalización se aplica:

𝑡𝑝 = 𝑡𝑝 (𝑐𝑢𝑒𝑛𝑐𝑎 𝑛𝑎𝑡𝑢𝑟𝑎𝑙). 𝑓1. 𝑓2 (96)

𝑓1 = 1 − 𝑀𝑎 𝐾

𝑓2 = 1 − 𝑀𝑐 𝐾

Donde:

𝑀𝑎: Porcentaje de aumento de áreas impermeables

𝑀𝑐: Porcentaje de áreas canalizadas


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐾 = (−0.02185 𝐶𝑁 3 − 0.4298𝐶𝑁 2 + 335𝐶𝑁 − 6789) ∗ 10−6

2.4.2. Método Hidrograma Unitario Sintético de Snyder

Snyder definió el hidrograma unitario estándar como aquel cuya duración


de lluvia tr está relacionada con el retardo de cuenca tp por

𝑡𝑝 = 5.5 𝑡𝑟

El retardo de cuenca está dado por:

𝑡𝑝(ℎ𝑟) = 0.75𝐶𝑡(𝐿 ∗ 𝐿𝑐)0.3 (97)

Donde:

L: Longitud del curso principal en Km.

Lc: Longitud del curso principal al centro de gravedad en Km.

El caudal pico por unidad de área de drenaje en m3/s * km2 del


hidrograma unitario estándar es:

2.75𝐶𝑝
𝑞𝑝 =
𝑡𝑝

A partir de un hidrograma unitario deducido en la cuenca se obtienen los


valores de su duración efectiva 𝑡 R en horas, su tiempo de retardo en la
cuenca 𝑡𝑝 R en horas y su caudal pico por unidad de área de drenaje 𝑞𝑝 R
en m3/s*km2*cm.

El retardo de cuenca estándar es:

𝑡𝑝 = 𝑡𝑝𝑅 + (𝑡𝑟 − 𝑡𝑅)/4 (98)

La relación entre 𝑞𝑝 y el caudal pico por unidad de área de drenaje 𝑞𝑝 R del


hidrograma unitario requerido es:

𝑞𝑝 𝑅 = 𝑞𝑝 𝑡𝑝/𝑡𝑃𝑟

El rango de aplicación de este método es de 30 a 30 000 𝐾𝑚2 .


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

2.4.3. Método Hidrograma Unitario de Clark (H.U Clark )


Este método fue expuesto por Clark (1945) y recogido por casi todos los
textos de hidrologia (por ejemplo: Viessman, 2003; Wanielista, 1997;
Ragunath,2006); se implementa en modelos como HMS isócronas para
computar el volumen de agua caído sobre cada una de esas superficies y
considerar el retardo producido por el transito del agua a lo largo de la
cuenca.

Fundamento: tránsito de un caudal en un deposito lineal


Este método supone que la cuenca considerada funciona como un
depósito. Un aumento del caudal de entrada de un depósito o embalse se
refleja en el caudal de salida amortiguado y retardado.

Figura 16. Retardo de salida del caudal

El modo más simple de considerar este fenómeno es considerar un


depósito lineal (lineal reservoir): eso significa que existe una relación
lineal entre el volumen almacenado en el depósito y el caudal de salida:

𝑆 = 𝑄. 𝑅 (99)
Donde:
𝑄=Caudal de salida de un embalse o depósito
𝑆= Volumen almacenado
𝑅= Constante de proporcionalidad
Por otra parte, es evidente que para un ∆𝑡 dado:
𝑉𝑖𝑛 − 𝑉𝑜𝑢𝑡 = ∆𝑆 (100)
Donde:
𝑉𝑖𝑛 = Volumen que ha entrado en un ∆𝑡
𝑉𝑜𝑢𝑡 = Volumen que ha salido en el mismo ∆𝑡
∆𝑆= Variación del volumen almacenado en ese ∆𝑡
Dividiendo la expresión (100) por ∆𝑡 resulta (volumen
/tiempo=caudal):
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

𝐼 − 𝑄 = ∆𝑆/∆𝑡 (101)

Donde:
𝐼=Caudal de entrada medio en ese ∆𝑡
𝑄= Caudal de salida medio en ese ∆𝑡
Los caudales medios de entrada (I) y de salida (Q) a lo largo del intervalo
∆𝑡 podemos considerarlos como la media de los caudales en los extremos
del ∆𝑡. Y el ∆𝑆 a lo largo del ∆𝑡 es:
𝑆𝑖 − 𝑆𝑖−1
Sustituyendo estos valores en (101) resulta.
𝐼𝑖−1 +𝐼𝑖 𝑄𝑖−1 +𝑄𝑖 𝑆𝑖 −𝑆𝑖−1
− = (102)
2 2 ∆𝑡

E introduciendo aquí el valor de S expresado en (99), resulta:

𝐼𝑖−1 +𝐼𝑖 𝑄𝑖−1 +𝑄𝑖 𝑄𝑖 −𝑄𝑖−1


− = 𝑅. (103)
2 2 ∆𝑡

Finalmente despejando 𝑄𝑖 , resulta:


𝐼𝑖−1 +𝐼𝑖 2.∆𝑡
𝑄𝑖 = . 𝑐 + 𝑄𝑖−1 . (1 − 𝑐 ) ; 𝑠𝑖𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑐 = (104)
2 2𝑅+ ∆𝑡
Donde:
𝐼𝑖−1 , 𝐼𝑖 = Caudal de entrada en los tiempos, 𝑡𝑖−1 , 𝑡𝑖
𝑄𝑖−1 , 𝑄𝑖 = Caudal de salida en los tiempos, 𝑡𝑖−1 , 𝑡𝑖
∆𝑡= incremento de tiempo entre los tiempos 𝑡𝑖−1 , 𝑡𝑖
R= Coeficiente de almacenamiento del depósito o embalse [ec. (99)]

Aplicación práctica
Supongamos que estudiamos la cuenca representada en la figura adjunta.
(146 𝑘𝑚2 , Tiempo de concentración: 7 horas). Hemos trazado las
isócronas y planimetrado las superficies entre ellas. Si no disponemos de
esas superficies, se puede calcular aproximadamente, ver el último
apartado de este documento.

Si en un instante cayera una precipitación unidad (p. ej. 1mm), el


hidrograma que se registraría en la salida sería por definición el
Hidrograma Unitario Instantáneo (HUI). Si no existiera ningún tipo de
retardo en el tránsito, el cálculo de los valores de este HUI sería sencillo:
El caudal de la primera hora correspondería al volumen precipitado en la
primera franja, en la segunda hora llegaría el volumen precipitado entre
las isócronas de 1 hora y 2 horas, y así sucesivamente.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 17. Isócronas en la cuenca.

Las fases de cálculo son las siguientes:

1) Curva tiempo-área. Volumen y caudal para una precipitación


unidad.

Las superficies comprendidas entre isócronas quedan reflejadas en la


segunda columna de la tabla de la figura 18. Suponemos que un instante
cae sobre la cuenca una P neta de 1 mm.

Los volúmenes recibidos en cada franja (entre dos isócronas contiguas) se


refleja en la 3 columna, multiplicando área por altura: una lámina de 1
mm. En una superficie de 5 𝑘𝑚2 es un volumen de: 5 ∙ 106 𝑚2 ∙ 10−3 𝑚 =
5000𝑚3

Figura. 18. Áreas entre isócronas.

La 4𝑎 columna (Caudal, 𝑚3 ⁄𝑠) representa los caudales que se registrarían


en la salida si la escorrentía no tuviera ningún retardo o amortiguación en
la cuenca; solamente tenemos en cuenta el tiempo que interviene el flujo
entre isócronas. En la 1𝑎 hora pasarían los 5000 𝑚3 que hemos calculado
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

en la columna anterior, que dividiendo por 3600(segundos/hora)


obtenemos el caudal medio para la primera hora de 1.39 𝑚3 ⁄𝑠. (Si
hubiéramos trazado las isócronas en intervalos de 15 minutos,
dividiríamos los volúmenes por 15 x 60 segundos). En la segunda hora
llegaría el volumen caído entre la 1𝑎 y 2𝑎 isócronas (superficie de 12 𝑘𝑚2
en la figura de la página anterior).

2) Coeficientes de almacenamiento o retardo de la cuenca


La mayor dificultad de este procedimiento es que necesita un coeficiente
de almacenamiento R (en horas) que ha aparecido al describir el
fundamento del método: representa el retardo que la cuenca impone a la
escorrentía superficial para desplazarse. Puede calcularse disponiendo de
un hidrograma real de esa cuenca o evaluarse de algún modo. Algunos
autores suponen que es similar al tiempo de retardo, o que es una fracción
del tiempo de concentración, multiplicando éste por un factor del orden
de 0,75.
Para este ejemplo vamos a suponer un coeficiente R=8 horas.

3) Calculo del Hidrograma Unitario Instantáneo (HUI)


Ya hemos indicado que el método de Clark supone que la cuenca se
comporta como un depósito lineal: Los caudales de entrada en el depósito
(la cuenca) son los obtenidos en la última columna de la tabla anterior y
los caudales de salida de ese supuesto depósito se obtienen mediante la
fórmula (104):
Si el coeficiente R=8 horas ⇛ c= 0,1176
Ahora aplicamos la fórmula (104) para cada hora. Por ejemplo, para t=2,
el cálculo sería:
1,39 + 3,33
𝑄2 = ∙ 0,1176 + 0,08 ∙ (1 − 0,1176) = 0,35
2

Tabla 19. Caudal de entrada y de salida


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Desde el principio, hemos calculado volúmenes y caudales para una P neta


de 1 mm recibida en un instante. Por ello, Clark lo denominó Hidrograma
Unitario Instantáneo.

4) Cálculo del Hidrograma Unitario para un ∆𝑡 igual al tiempo entre


isócronas
Finalmente hacemos la media del HUI con él mismo desplazado un ∆𝑡. (En
la tabla 20, la 6𝑎 columna es igual a la 5𝑎 desplazada un ∆𝑡, en este caso, 1
hora).

Los resultados finales (7𝑎 columana) son la media de las dos anteriores.
Por ejemplo, para t=2 horas, el cálculo es: (0,35 + 0,88)/2 =0,61
En esta tabla reunimos todos los cálculos realizados:

Tabla 20. Hidrograma generado.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

La representación gráfica del hidrograma resultante así:

Figura 19. Hidrograma de entrada y salida.

El hidrograma rotulado como “Sin tránsito” es que se produciría si no


existiera ningún retardo en el tránsito del caudal. (Caudales obtenidos en
la tabla de la figura 18).
Si pensamos que la cuenca se comporta como un depósito “lineal”, ese
primer hidrograma sería la entrada del depósito y el HU obtenido sería la
salida del depósito, bien como HU instantáneo, o como HU para 1 hora.

2.5. Tránsito de avenida a través de reservorios –método piscina


nivelada (Ven Te Chow,1994)

El tránsito de piscina nivelada es un procedimiento para calcular el


hidrograma de flujo de salida desde un embalse con una superficie de agua
horizontal, dado su hidrograma de entrada y sus características de
almacenamiento- caudal de salida.

Con este propósito se han propuesto cierto número de procedimientos (por


ejemplo, Chow, 1951, 1959), y con los avances en la computarización, los
procedimientos gráficos se han reemplazado por métodos tabulares o
funcionales de tal manera que los procedimientos de cálculo pueden
automatizarse.
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

El horizonte de tiempo se divide en intervalos de duración Δ𝑡, indexados por


j, es decir 𝑡 = 0, Δ𝑡, 2Δ𝑡, … , 𝑗Δ𝑡 , (𝑗 + 1)Δ𝑡, …, y la ecuación de continuidad, se
integra sobre cada intervalo de tiempo, como se muestra en la figura 20. Para
el j-ésimo intervalo de tiempo:

𝑆 +1 (𝑗+1)∆𝑡 (𝑗+1)∆𝑡
∫𝑆 𝑗 𝑑𝑆 = ∫𝑗∆𝑡 𝐼 (𝑡)𝑑𝑡 − ∫𝑗∆𝑡 𝑄(𝑡)𝑑𝑡 (105)
𝑗

Los valores del flujo de entrada al inicio y al final del j-esimo intervalo son 𝐼𝑗
e 𝐼𝑗+1 , respectivamente, y los correspondientes valores del caudal de salida
son 𝑄𝑗 y 𝑄𝑗+1 .

Aquí, tanto el caudal de entrada como el caudal de salida son tasas de flujo
medidas como información por muestra, en lugar de que el caudal de entrada
sea información por pulso y el caudal de salida sea información por muestra
como ocurría con el hidrograma unitario. Si la variación de los caudales de
entrada y de salida a lo largo del intervalo es aproximadamente lineal, el
cambio en el almacenamiento en el intervalo, 𝑆𝑗+1 − 𝑆𝑗 , puede encontrarse
reescribiendo (105) como:
𝐼𝑗 +𝐼𝑗+1 𝑄𝑗 +𝑄𝑗+1
𝑆𝑗+1 − 𝑆𝑗 = ∆𝑡 − ∆𝑡 (106)
2 2

Los valores de 𝐼𝑗 e 𝐼𝑗+1 se conocen debido a que han sido preespecificados.


Los valores de 𝑄𝑗 y 𝑆𝑗 se conocen en el intervalo de tiempo j-esimo a partir
de los cálculos hechos durante el intervalo de tiempo previo. Por
consiguiente, la ecuación (106) contiene dos incógnitas, 𝑄𝑗+1 y 𝑆𝑗+1 , las
cuales pueden aislarse multiplicando (106) por 2/∆𝑡, y reordenando el
resultado para producir:

2𝑆𝑗+1 2𝑆𝑗
( + 𝑄𝑗+1 ) = (𝐼𝑗 + 𝐼𝑗+1 ) + ( − 𝑄𝑗 ) (107)
∆𝑡 ∆𝑡
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 20. Cambio de almacenamiento durante un periodo de tránsito∆𝑡

Con el fin de calcular el caudal de salida 𝑄𝑗+1 , a partir de la ecuación (107),


2𝑆
se necesita una función almacenamiento- caudal de salida que relacione +
∆𝑡
𝑄 y 𝑄. El método para desarrollar esta función utilizando las relaciones
elevación-almacenamiento y elevación de la superficie de agua y
almacenamiento en el embalse puede determinarse planimetrando mapas
topográficos o mediante estudios topográficos de campo. La relación
elevación-caudal se deduce de las ecuaciones hidráulicas que relacionan
cabeza y caudal, como las que se muestran en la tabla 21 para varios tipos de
vertederos y de estructuras de salida. El valor de ∆𝑡 se toma como el
intervalo de tiempo del hidrograma de caudal de entrada. Para un valor dado
de la elevación de la superficie de agua, se determinan los valores de
almacenamiento S y del caudal de salida Q [(partes a y b) de la figura 21],
luego se calcula el valor de
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Figura 21. Desarrollo de una función almacenamiento – caudal de salida para


tránsito de piscina nivelada con base en las curvas almacenamiento- elevación
y elevación-caudal de salida.

Tabla 21: Ecuaciones de caudal de salida de vertederos


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

2𝑆
+ 𝑄 y se dibuja en el eje horizontal de una gárfica con el valor del caudal
∆𝑡
de salida Q en el eje vertical [(parte c) de la figura 21].

Durante el transito de flujo a través del intervalo de tiempo j, todos los


términos de la parte derecha de la ecuación (107) se conocen, luego el valor
de 2𝑆𝑗+1 ⁄∆𝑡 + 𝑄𝑗+1 puede calcularse. El valor correspondiente de 𝑄𝑗+1
puede determinarse a partir de la funcion almacenamiento- caudal de salida
2𝑆⁄∆𝑡 + 𝑄 versus Q, ya sea graficamente o por interpolacion lineal de unos
valores dados en forma tabular. Con el fin de organizar la informacion
requerida para el siguiente intervalo de tiempo, el valor de 2𝑆𝑗+1 ⁄∆𝑡 − 𝑄𝑗+1
se calcula utilizando
2𝑆𝑗+1 2𝑆𝑗+1
( − 𝑄𝑗+1 ) = ( + 𝑄𝑗+1 ) − 2𝑄𝑗+1 (108)
∆𝑡 ∆𝑡

Este calculo se repite para los subsiguientes periodos de tránsito.

Ejemplo: Un embalse, para la detención de flujo de crecientes, tiene un área


horizontal de un acre, lados verticales y un tubo de concreto reforzado de 5
pies de diametro como su estructura de salida. La relacion entre nivel de
agua aguas arriba y caudal de salida para el tubo está dada en las columnas 1
y 2 de la tabla 22 utilice el método del tránsito de embalse horizontal para
calcular los caudales de salida del embalse utilizando el hidrograma de
entrada dado en las columnas 2 y 3 de la tabla 23. suponga que el embalse
esta inicialmente vacío.

Solución. El hidrograma de entrada se especifica en intervalos de tiempo de


10 min, luego ∆𝑡 = 10𝑚𝑖𝑛 = 600𝑠. Para todas las elevaciones, el área
horizontal de la superficie de agua en el embalse es 1 acre=43,560 𝑝𝑖𝑒𝑠 2 , y el
almacenamiento se calcula como 43,560 x (profundidad de agua). Por
ejemplo, para una profundidad de 0.5 pies, S =0.5 x 43,560=21,780𝑝𝑖𝑒𝑠 3 , tal
como se muestra en la columna 3 de la tabla 22. el valor correspondiente de
2𝑆⁄∆𝑡 + 𝑄 puede determinarse. Para una profundidad de 0.5 pies, el caudal
está dado en la columna 2 de la tabla 22 como 3cfs,luego la función
almacenamiento- caudal de salida tiene un valor de:

2𝑆 2 × 21,780
+𝑄 = + 3 = 76𝑐𝑓𝑠
∆𝑡 600
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Tabla 22. Desarrollo de la funcion almacenamiento- cauda de salida para un


embalse de detención (ejemplo)

Tal como se muestra en la columna 4 de la tabla 22. La función


almacenaiento-caudal de salida se grafica en la figura 22.

Los calculos del tránsito d ecaudal se llevan a cabo aplicando la ecuación


(107).

Para el primer intervalo de tiempo, 𝑆1 = 𝑄1 = 0 debido a que el embalse está


inicialmente vacío; por tanto 2𝑆1 ⁄∆𝑡 − 𝑄1 = 0 también. Los valores del
caudal de entrada son 𝐼1 = 0 e 𝐼2 = 60 𝑐𝑓𝑠, luego (𝐼1 + 𝐼2 ) = 0 + 60 =
60 𝑐𝑓𝑠. El valor de la función almacenamiento-caudal de salida al final del
intervalo de tiempo se calcula utilizando la ecuación(107) con j=1:

2𝑆2 2𝑆1
( + 𝑄2 ) = (𝐼1 + 𝐼2 ) + ( + 𝑄1 )
∆𝑡 ∆𝑡
= 60 + 0

= 60 𝑐𝑓𝑠

El valor de 𝑄𝑗+1 se encuentra por interpolación lineal dando


2𝑆𝑗+1 ⁄∆𝑡 + 𝑄𝑗+1 . Si existe un par de variables(x,y), con pares de valores
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

conocidos (𝑥1 , 𝑦1 ) y (𝑥2 , 𝑦2 ), entonces el valor interpolado de 𝑦


correspondientea un valor dado de 𝑥 en el rango𝑥1 ≤ 𝑥 ≤ 𝑥2 es

(𝑦2 − 𝑦1 )
𝑦 = 𝑦1 + (𝑥 − 𝑥1 )
(𝑥2 − 𝑥1 )

Tabla 23. Tránsito de caudal a través de un embalse de detención utilizando el


método de piscina nivelada. La secuencia computacional se indica mediante
flechas en la tabla.

Figura 22: Función almacenamiento- caudal de salida para un embalse de


detención (ejemplo).
M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

En este caso, 𝑥 = 2𝑆⁄∆𝑡 + 𝑄 y 𝑦 = 𝑄. Dos pares de valores alrededor de


2𝑆⁄∆𝑡 + 𝑄 = 60 se seleccionan de la tabla 22; estos son (𝑥1 , 𝑦1 ) = (0, 0) y
(𝑥2 , 𝑦2 ) = (76, 3). El valor de 𝑦 para 𝑥 = 60 es, por interpolación lineal,

(3 − 0)
𝑦 =0+ (60 − 0)
(76 − 0)

𝑦 = 2.4 𝑐𝑓𝑠

Luego, 𝑄2 = 2.4𝑐𝑓𝑠, y el valor de 2𝑆2 ⁄∆𝑡 − 𝑄2 necesario para la siguiente


iteración se encuentra usando la ecuación(8.2.4) con j=2:

2𝑆2 2𝑆2
( − 𝑄2 ) = ( − 𝑄2 ) − 2𝑄2
∆𝑡 ∆𝑡
= 60 − 2 × 2.4

= 55.2 𝑐𝑓𝑠

La secuencia de los calculos previamente descritos se indica con flechas en


las primeras dos filas de la tabla 23.

Procediendo al siguiente intervalo de tiempo, (𝐼2 + 𝐼3 ) = 60 + 120 = 180𝑐𝑓𝑠


y el tránsito se lleva a cabo con j=2 en (tabla 23).

2𝑆3 2𝑆2
( + 𝑄3 ) = (𝐼2 + 𝐼3 ) + ( − 𝑄2 )
∆𝑡 ∆𝑡
= 180 + 55.2

= 235.2 𝑐𝑓𝑠

Figura 23. Tránsito de caudal a traves de un embalse.


M-03: DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y MÁXIMAS AVENIDAS Ing. César Terán Guevara.

Por interpolación lineal en la tabla 22, el valor de 𝑄3 = 17.1 𝑐𝑓𝑠 y utilizando


la ecuación 2𝑆3 ⁄∆𝑡 − 𝑄3 = 201.1 𝑐𝑓𝑠, tal como se muestra en la tercera fila
de la tabla 23. los cálculos para intervalo de tiempo subsecuentes se llevan a
cabo en la misma forma, los resultados se tabulan en la tabla 23 y se grafican
en la figura 23. el pico de caudal de entrada es 360 cfs y ocurre en el minuto
60; el embalse de detención reduce el pico de caudal de salida a 270cfs y lo
demora hasta el minuto 80. El caudal de salida se maximiza en el punto
donde los caudales de entrada y salida son iguales, debido a que el
almacenamiento se maximiza tambien en este momento y existe una función
de valor unico que relacion el almacenamiento y el caudal de salida para un
embalse con piscina nivelada.

La maxima profundidad en el embalse de almacenamiento se calcula por


interpolación lineal de la tabla 22 como 9.77 pies correspondiente al caudal
pico de 270 cfs.

Si esta profundidad es muy grande, o si el caudal de 270 cfs en el tubo de


salida de 5 pies también lo es, la estructura de sallida o el área superficial del
embalse deben agrandarse. Un tamaño equivalente de tubi elíptico o en arco
también tendería a bajar la elevacion del nivel hídrico aguas arriba.