You are on page 1of 29

Neurogastroenterología

Sistema Nervioso Entérico y


Trastornos Psiquiátricos

Dra. Carmen Mercedes Gutiérrez Altamirano


Especialista en Psiquiatría
• El campo de neurogastroenterología se remonta al siglo XIX
• William M. Bayliss and Ernest H. Starling (1899)
• Paul Trendelenburg (German, 1917)
• John N. Langley (1921) The Autonomic Nervous System.

1. Gershon, Michael D. (1998). The Second Brain: The Scientific of Gut Instinct and a Groundbreaking New Understandind of
Nervous Disorders of the Stomach and Intestines.
2. Fadgyas-Stanculete, M., Buga, A.-M., Popa-Wagner, A., & Dumitrascu, D. L. (2014). The relationship between irritable
bowel syndrome and psychiatric disorders: from molecular changes to clinical manifestations. Journal of Molecular
Psychiatry, 2(1), 4. http://doi.org/10.1186/2049-9256-2-4
• El concepto de eje intestino-cerebro data de finales del siglo XIX y
principios del siglo XX, a partir de observaciones de científicos de la
talla de Darwin, Beaumont o Cannon.
• Dr. Michael Gershon (1998) re-descubrimiento del Segundo Cerebro
• Desde entonces se ha ampliado las investigaciones de cómo funciona esta comunicación.
• El sistema digestivo está dotado de su propio sistema nervioso local,
denominado sistema nervioso entérico (ENS).

Stuart Brierley, Marcello Costa, The Enteric Nervous System: 30 Years Later, Springer, Jul 5, 2016 - Medical - 234 pages
•El sistema nervioso entérico (SNE), una subdivisión del sistema
nervioso autónomo, está localizada dentro de la musculatura lisa (es
decir, involuntaria) de los intestinos.
•El SNE está compuesto por 100 millones de neuronas.
•El SNE produce y almacena 95% de la serotonina en nuestro cuerpo.
•Tiene una relación estrecha e íntima con el sistema inmunitario.
Thomas E Schlaepfer, Charles B. Nemeroff, Neurobiology of Psychiatric Disorders,
Elsevier, Sep 1, 2012 - 762 pages, Pag. 609-611
Cerebro

Encéfalo Cerebelo

Bulbo Raquídeo
S. N. Central
Anatómicamente
Médula Espinal
S. N. Periférico
Médula Espinal Motor
Sistema Nervioso Nervios
Somático S. N. Simpático Sensitivos
Funcionalmente
S. N.
Autónomo
Parasimpático

Sistema Nervioso
Entérico
El plexo mioentérico,
Los principales
componentes de la ENS
El plexo submucoso
(Meissner)

Nezami, B. G., & Srinivasan, S. (2010). Enteric Nervous System in the Small Intestine: Pathophysiology and Clinical
Implications. Current Gastroenterology Reports, 12(5), 358–365. http://doi.org/10.1007/s11894-010-0129-9
Neuronas

Neuronas motoras Neuronas aferentes Interneuronas.

Nezami, B. G., & Srinivasan, S. (2010). Enteric Nervous System in the Small Intestine: Pathophysiology and Clinical
Implications. Current Gastroenterology Reports, 12(5), 358–365. http://doi.org/10.1007/s11894-010-0129-9
Es un sistema de comunicación neurohumoral
bidireccional e importante para la homeostasia.
Esta es la red a través de la cual el cerebro
influye en las funciones motora, sensorial y
secretora del intestino.
A su vez, los mensajes viscerales del intestino
influyen en la función cerebral.
Emeran A. Mayer. Gut feelings: the emerging biology of gut–brain communication. Nat Rev Neurosci. Nat Rev Neurosci. 2011 July
13; 12(8): 10.1038/nrn3071
•El eje incluye Sistema Nervioso
Central

Microbiota Sistema Nervioso


Intestinal Autónomo

Sistema
Nervio Vago
Neuroendocrino

Sistema Nervioso Sistema


Entérico Neuroinmune
Funciones de la microbiota intestinal
Desarrollo del
sistema inmunitario
adaptativo
Regulación del
metabolismo Función defensiva
energético del de barrera
organismo

Modula el
crecimiento y Metabolismo de
diferenciación de nutrientes
células epiteliales

Aumento de la
biodisponibilidad Síntesis de
de algunos proteínas
minerales
La microbiota del intestino
La microbiota del
humano esta compuesta de Modula el
más de 100 trillones de Sistema Inmune intestino humano
bacteria, hongos, protozoos contiene más de
y virus que viven dentro del 1.000 especies y más
cuerpo humano. de 7.000 subespecies.
Microbiota

El sistema El sistema
Nervioso central Gastrointestinal

Carabotti, M., Scirocco, A., Maselli, M. A., & Severi, C. (2015). The gut-brain axis: interactions between enteric microbiota, central and enteric nervous
systems. Annals of Gastroenterology : Quarterly Publication of the Hellenic Society of Gastroenterology, 28(2), 203–209.
Tenemos 10 veces más
células microbianas en
nuestro cuerpo que las
células humanas y la
mayoría vive en su
intestino especialmente el
intestino grueso o colon.

Las bacterias intestinales


son capaces de producir
metabolitos activos para
los sistemas de órganos
humanos.
1. Factores extrínsecos como la carga microbiana del ambiente
• Factores cotidianos como hábitos
• Tipos de alimentos
• Composición de la micro flora materna
• Estrés
• Consumo de agua clorada
• Consumo regular de medicamentos
• Antiinflamatorios, laxantes, antiácidos, la administración de antibiótico
• Radio y quimioterapia.
2. Factores intrínsecos
• Carga genética,
• Fisiología del huésped
• Nutrición endógena.
• Los factores mencionados anteriormente pueden conducir al fenómeno
de que consiste en las alteraciones cualitativas o cuantitativas de
la microbiota del estómago, el intestino delgado o el colon, produciendo
un sobre crecimiento o una reducción de la microbiota.
• Para la modulación de la microbiota intestinal existen agentes
bioterapéuticos como son los prebióticos, probióticos y simbióticos, los
cuales pueden ser considerados como herramientas útiles para mantener
el equilibrio armonioso de la microbiota a través del manejo de la dieta
del individuo.

Salinas de Reigosa, Belén. (2013). Microbiota intestinal: clave de la salud. Salus, 17(2), 3-5. Recuperado en 21 de enero de 2017, de
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-71382013000200002&lng=es&tlng=es.
INTEGRACIÓN INTESTINO-CEREBRO

• Recientemente, con el conocimiento de la importancia de la en


la promoción de la salud, el eje se ha ampliado a microbiota-intestino-
cerebro.
• La flora intestinal puede producir una gama de moléculas neuroactivas.
• Los cambios en la composición de la flora intestinal lo que se correlacionan con
los cambios en los niveles de citocinas circulantes que pueden afectar la función
cerebral.
• La flora intestinal también libera moléculas que pueden activar directamente el
nervio vago que transmite información sobre el estado de los intestinos al
cerebro.
Petra, AI; et al. (May 2015). "Gut-Microbiota-Brain Axis and Its Effect on Neuropsychiatric Disorders With Suspected
Immune Dysregulation". Clin Ther. 37 (5): 984–95. doi:10.1016/j.clinthera.2015.04.002. PMC 4458706. PMID 26046241
Alteración de la
permeabilidad
intestinal
Alteración de la
Metabolitos
composión de
bacterianos
la microbiota

Respuesta
Activación
hormonal
inmunológica
Gastrointestinal

Metabolismo del
Vía Neural
Triptófano

Emeran A. Mayer, Tor Savidge, and Robert J. Shulman. Brain Gut Microbiome Interactions and Functional Bowel Disorders. Gastroenterology. 2014
May; 146(6): 1500–1512.
INTEGRACIÓN MICROBIOMA-INTESTINO-CEREBRO
• Los estudios de neuroimagen sugieren una función cerebral anormal en trastornos
gastrointestinales.
• Esto incluye el adelgazamiento de la cingula anterior y la corteza insular, y una mayor
activación del tálamo, el cingulado anterior y la corteza prefrontal de los pacientes con SII
• Recientes estudios clínicos y preclínicos están demostrando que la alteración de la microbiota
intestinal contribuye al riesgo del estado de ánimo y otros trastornos del sistema nervioso
central. (Jane Foster, PhD, Departamento de Psiquiatría y Neurociencias Cánada)
• La activación del nervio vago tiene efectos anti-inflamatorios.
• Muchos efectos positivos de la microbiota intestinal y de los probióticos en la función
cerebral dependen de la activación vagal.

Robin Spiller, David Grundy, Pathophysiology of the Enteric Nervous System: A basis for understanding functional diseases. John Wiley &
Sons, Apr 15, 2008 - Medical - 272 pages
• La microbiota afecta a los niveles circulantes de citoquinas pro- y antiinflamatorias que
afectan directamente la función cerebral, especialmente en el hipotálamo.
• Las citoquinas pro-inflamatorias estimulan la liberación de la hormona liberadora de
corticotropina (CRH), que es el regulador peptídico dominante del eje hipotálamo-
hipófisis-adrenal (HPA)
• "BDNF" (factor neurotrófico derivado del cerebro). Está involucrado en la neurogénesis,
protegiendo las neuronas existentes, y alienta nuevas conexiones entre neuronas nuevas
y viejas.
• Los niveles bajos de BDNF se encuentran en trastornos mentales y neurológicos como el
Alzheimer, la epilepsia, la anorexia nerviosa, la depresión, la esquizofrenia y el TOC (trastorno
obsesivo-compulsivo).
Ansiedad y
Trastorno
trastornos del
obsesivo
estado de
compulsivo
ánimo
Neuropsiquiátricos
ENS - Trastornos

Esclerosis
Lateral Esquizofrenia
Amiotrófica

Enfermedad
Alzheimer
de Parkinson

Autismo

Nezami, B. G., & Srinivasan, S. (2010). Enteric Nervous System in the Small Intestine: Pathophysiology and Clinical Implications. Current
Gastroenterology Reports, 12(5), 358–365. http://doi.org/10.1007/s11894-010-0129-9
Thomas E Schlaepfer, Charles B. Nemeroff, Neurobiology of Psychiatric Disorders, Elsevier, Sep 1, 2012 - 762 pages, Pag. 611
• El síndrome del intestino irritable (SII) es un síndrome funcional caracterizado por dolor abdominal
crónico acompañado de hábitos intestinales alterados.
• Los estudios de neuroimagen documentaron cambios en la corteza prefrontal, córtex ventro-lateral y
parietal posterior y tálamo, e implican la alteración de los circuitos cerebrales involucrados en la
atención, la emoción y la modulación del dolor.
• Los datos emergentes revelan la interacción entre trastornos psiquiátricos incluyendo trastorno de
ansiedad generalizada, trastorno de pánico, trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar y
esquizofrenia e IBS.
• Elucidar los mecanismos moleculares del SII con o sin comorbilidades psiquiátricas es crucial para
elucidar la fisiopatología y para la identificación de nuevos objetivos terapéuticos en el SII.
Fadgyas-Stanculete, M., Buga, A.-M., Popa-Wagner, A., & Dumitrascu, D. L. (2014). The relationship between irritable bowel syndrome and psychiatric
disorders: from molecular changes to clinical manifestations. Journal of Molecular Psychiatry, 2(1), 4. http://doi.org/10.1186/2049-9256-2-4
Dra. Natasha Campbell-McBride
(Gut and Psychology Syndrome)
• Hace un compendio de las recientes investigaciones sobre
la relación entre las disfunciones intestinales y alteraciones
mentales como autismo, esquizofrenia, depresión, TDAH,
trastorno bipolar, epilesia, dislexia, entre otros.
• Se estableció la relación que pacientes con enfermedad
mental manifestaban dolencias paralelamente anomalías
intestinales.

Fadgyas-Stanculete, M., Buga, A.-M., Popa-Wagner, A., & Dumitrascu, D. L. (2014). The relationship between irritable bowel syndrome and psychiatric
disorders: from molecular changes to clinical manifestations. Journal of Molecular Psychiatry, 2(1), 4. http://doi.org/10.1186/2049-9256-2-4