You are on page 1of 5

TRASTORNO DEL LENGUAJE EXPRESIVO F 80.

1
Trastorno especifico del desarrollo en el cual la capacidad del niño para expresar el lenguaje
hablado se encuentra notoriamente por debajo del nivel adecuado para su edad mental, pero la
comprensión del lenguaje se halla dentro de los límites normales, un niño con este trastorno puede
tener las habilidades normales del idioma necesarias para entender la comunicación verbal o
escrita. Puede o no haber anormalidades de la pronunciación.

Las causas no se comprenden bien. El daño al cerebro en el encéfalo la desnutrición puede


ocasionar algunos casos. Los factores genéticos también pueden estar involucrados.
Este problema suele hacerse evidente alrededor de los 3 años, cuando los padres manifiestan
su preocupación porque el niño todavía no habla. Más adelante entre los 4 y los 7 años, el
problema se manifiesta cuando los niños omiten silabas, o al hablar no utilizan nexos
gramaticales, ni conjugan las formas verbales, la oración está llena de sustantivos.

Síntomas y características

 Destrezas para emplear el vocabulario por debajo del promedio normal.


 Uso inapropiado de los tiempos gramaticales (presente, pasado y futuro).
 Dificultades en la composición de oraciones complejas, dificultades para recordar palabras.
 Intencionalidad comunicativa pobre y grandes dificultades para adaptarse al interlocutor.
 Expresión muy baja o casi nula, Una gama reducida de vocabulario.
 Dificultad para la adquisición de palabras nuevas.
 Errores de vocabulario o de evocación de palabras, frases excesivamente cortas, estructuras
gramaticales simplificadas.
 Limitación de las variedades de las estructuras gramaticales (p. ej., formas del verbo),
 Limitación de las variedades de tipos de frases (p. ej., imperativos, interrogantes),
 Omisiones de partes críticas de las oraciones, utilización de un orden inusual de palabras y
enlentecimiento en el desarrollo del lenguaje.

Tipos de Trastorno del Lenguaje Expresivo


El trastorno del lenguaje expresivo puede ser adquirido o evolutivo.
- Tipo adquirido: se produce una insuficiencia del lenguaje expresivo tras un período de
desarrollo normal a consecuencia de una enfermedad neurológica o médica (p. ej., encefalitis,
traumatismo craneal, irradiación).
- Tipo evolutivo: existe una alteración del lenguaje expresivo que no está asociada a lesión
neurológica alguna de origen desconocido. Los niños con este tipo de trastorno suelen iniciar
su habla tardíamente y progresan con más lentitud de lo normal a través de los distintos
estadios del desarrollo del lenguaje expresivo.

Pautas para el diagnóstico

El diagnóstico debe hacerse únicamente cuando la gravedad del retraso del desarrollo del lenguaje
expresivo exceda los límites de la variación normal y cuando la comprensión del lenguaje está
dentro de los límites normales para la edad del niño (aunque a menudo el lenguaje receptivo puede
estar en algunos aspectos por debajo de lo normal). El recurso a signos no verbales (sonrisas y
gestos) y el lenguaje interior (imaginación y juegos de la fantasía) están relativamente intactos,
así como la capacidad para la comunicación no verbal en sociedad. A pesar del déficit del
lenguaje, el niño intenta comunicarse y tiende a compensar la carencia lingüística mediante el uso
de expresiones demostrativas, de gestos, de la mímica y de vocalizaciones no lingüísticas. Sin
embargo, no son raras las dificultades de las relaciones con los compañeros, los problemas
emocionales, el comportamiento desorganizado o hipercinético y déficits de la atención. En una
pequeña parte de los casos puede presentarse una pérdida auditiva parcial (a menudo selectiva)
concomitante, pero ésta no es de una gravedad suficiente como para justificar el retraso del
lenguaje. La participación inadecuada en las conversaciones o una privación ambiental más
general, pueden jugar un papel importante o contribuir significativamente a la génesis del
trastorno de la expresión del lenguaje.

Incluye: Disfasia o afasia del desarrollo (de tipo expresivo).

En ocasiones, se emplea el término afasia para referirse a trastornos del habla y en otros casos se
usa la palabra disfasia para hablar de formas leves de afasia, usando sólo esta palabra para casos
graves.

 Disfasia del desarrollo: La persona comprende pero no puede expresar con facilidad sus ideas
en palabras. Y se produce un fracaso en el aprendizaje del lenguaje sin alteraciones cognitivas,
déficits sensoriales ni alteraciones en la interacción social, órganos articuladores intactos y
con una estimulación suficiente. Y se refleja fundamentalmente en la producción aunque en
un examen concreto aparecen también dificultades de comprensión.

Las personas con disfasia pueden no ser capaces de hablar usando frases coherentes, pueden
tener dificultades para encontrar las palabras adecuadas, puede usar palabras que no tienen
sentido en el momento o pueden tener dificultades para entender lo que otra persona dice.

 Afasia del desarrollo: Algunas personas con afasia tienen problemas en el empleo de las
palabras y las oraciones (afasia expresiva). Síntomas:

 Tiene problemas para encontrar las palabras deseadas.


 Existen defectos verbales-articulatorios.
 Realiza grandes esfuerzos para acompasar la lengua, la faringe y la laringe.
 Las palabras que emite están deformadas, y se han eliminado de su discurso aquellas más
complicadas.
 La gramática es de una enorme simplicidad, sobre todo en lo referente a elementos de enlace
(preposiciones, conjunciones...).
 La comprensión del lenguaje es casi normal.

Características de la afasia expresiva

 La persona usa sólo palabras sueltas al hablar (por ej., los nombre de los objetos)
 Habla en frases cortas y fragmentarias
 Omite las palabras más cortas como "el/la", "de", "y" (así que el mensaje suena como un
telegrama)
 Coloca las palabras en el orden equivocado
 Intercambia los sonidos o las palabras (por ej., usa "mesa" para "cama", o "plavalatos" para
"lavaplatos")
 Inventa palabras (por ej., jerga)
 Conecta palabras inexistentes y palabras reales con facilidad, pero lo que dice no tiene sentido
TRASTORNO DE CONDUCTA F91.9
Esta categoría incluye trastornos caracterizados por un comportamiento negativista
desafiante que no cumple los criterios de trastorno disocial ni de trastorno negativista
desafiante. Por ejemplo, incluye cuadros clínicos que no cumplen todos los criterios ni de
trastorno negativista desafiante ni de trastorno disocial, pero en los que se observa
deterioro clínicamente significativo.

Incluye:
- Trastorno del comportamiento de la infancia sin especificar.
- Trastorno disocial de la infancia sin especificar.

Los trastornos disociales se caracterizan por una forma persistente y reiterada de


comportamiento disocial, agresivo o retador.

Se da cuando aparece un patrón repetitivo o persistente de comportamiento en el que se


violan los derechos básicos de otras personas o normas y reglas para su edad y las
características de la sociedad en la que vive , estas manifestaciones van unidas a una serie
de situaciones familiares, sociales y escolares que la se pueden iniciar o mantener: aunque
aparecen en etapas infantiles, pueden continuar en la adolescencia y se extienden hasta la
edad adulta, manifestándose por la presencia de tres de los siguientes criterios durante los
últimos 12 meses y por lo menos de un criterio durante los últimos 6 meses:

A. Agresión a personas y animales:

1. A menudo fanfarronea, amenaza o intimida a otros.


2. A menudo inicia peleas físicas.
3. Ha utilizado un arma que puede causar daño físico grave a otras personas.
4. Ha manifestado crueldad física con personas o con animales.
5. Ha robado enfrentándose a la víctima.
6. Ha forzado a alguien a una actividad sexual.

B. Destrucción de la propiedad:

1. Ha provocado deliberadamente incendios con la intención de causar daños graves.


2. Ha destruido deliberadamente propiedades de otras personas.

C. Fraudulencia o robo:

1. Ha violentado el hogar, la casa o el automóvil de otra persona.


2. A menudo miente para obtener bienes o favores o para evitar obligaciones.
3. Ha robado objetos de cierto valor sin enfrentamiento con la víctima.
D. Violaciones graves de normas:

1. A menudo permanece fuera de casa de noche a pesar de las prohibiciones paternas,


iniciando este comportamiento antes de los 13 años de edad.
2. Se ha escapado de casa durante la noche por lo menos dos veces, viviendo en la casa
de sus padres o en un hogar sustitutivo.
3. Suele hacer novillos en la escuela, iniciando esta práctica antes de los 13 años de edad.

- No es un trastorno negativista desafiante:


En él se da un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante que dura por lo
menos 5 meses, estando presentes cuatro o más de los siguientes comportamientos:

 A menudo se encoleriza e incurre en pataletas.


 A menudo discute con los adultos.
 A menudo desafía activamente a los adultos o rehúsa cumplir sus demandas. - A
menudo molesta deliberadamente a otras personas.
 A menudo acusa a otros de sus errores o mal comportamiento.
 A menudo es susceptible o fácilmente molestado por otros.
 A menudo es colérico y resentido.
 A menudo es rencoroso o vengativo.
CASO CLÍNICO
Las principales pautas de desarrollo son dadas por la madre que llega a consulta por el problema
que su hijo durante ya un tiempo no está durmiendo bien; se queda hasta altas horas de la noche
despierto, además de que el comportamiento de este ha cambiado últimamente.

Siendo ahora un niño intranquilo, inquieto, caprichoso, no tolerante a la frustración, audaz y no


mide peligro ya que realiza actividades que lo pone en riesgo como el golpearse la cabeza contra
la pared y diversos comportamientos repetitivos, además del cumplimiento de reglas impuestas.
Este es su único hijo, el cual sobreprotege, castiga y riñe siempre que este tiene un
comportamiento inadecuado; sin embargo, la madre señala que es una madre cariñosa, pasiva
y tranquila.

Durante el desarrollo de la evaluación se pudo observar que el paciente presenta dificultades


para hacerse entender.

Actualmente los padres del paciente se encuentran separados, lo cual afecta aún en mayor
proporción el problema que aqueja al niño, así como las complicaciones durante el proceso de
gestación por parte de la madre del niño, la cual refiere que padeció infección de vías urinarias,
tensión emocional y preeclampsia, lo que conllevo a que la informante tenga un parto
prematuro de 7 meses, donde el niño nació midiendo 42 cm y con un peso de 1605 kg.

Según los datos recopilados de evolución del paciente, actualmente se manifiestan las
consecuencias de esta, teniendo así la presencia de un trastorno de conducta y un trastorno de
lenguaje expresivo.