You are on page 1of 37

CAPITULO 4

STANDARD DE VIBRACIONES, TENDENCIAS, ALARMAS

1. Niveles de Vibración

Un hecho notable en las maquinarias rotativas es que los síntomas de un defecto mecánico
que afecta el comportamiento dinámico de la máquina son básicamente dos: Vibración y
temperatura.
Toda máquina, aún cuando es nueva, exhibe un comportamiento vibratorio que es la
consecuencia de las tolerancias del proceso de fabricación; pero a medida que se comienzan a
manifestar pequeñas anomalías las vibraciones comienzan a aumentar. Es evidente entonces
que es posible establecer una correlación entre el estado de la maquinaria y el nivel vibratorio,
es decir definir las bandas de tolerancias en las mediciones de vibración.
Podemos definir las tolerancias de las vibraciones como el desvío aceptable a partir del nivel
vibratorio que la experiencia ha admitido como satisfactorio. En la práctica industrial, los
valores admitidos como tolerancias son los límites aceptados para distintas severidades
de vibración.
Hoy en día la industria ha aceptado e incorporado en un sentido muy amplio la práctica de
las técnicas de Mantenimiento Predictivo, y muy particularmente las relacionadas con las
mediciones de vibraciones para determinar el estado de condición, utilizando todas las
capacidades que las mismas suministran. Un programa de Mantenimiento Predictivo
utiliza computadoras personales, instrumentos de mano para medición global o espectral
de las vibraciones y técnicas de monitoreo on-line que son las que suministran los datos
necesarios para evaluar el estado de condición de la máquina. En base a los sistemas de
predictivo que utilizan, el proceso de evaluación de datos se ha podido automatizar
profundamente, pudiéndose obtener conclusiones en forma rápida y con mínima
intervención del analista, si previamente se hubieran establecido valores de alarma
adecuados.
El problema en esta última acción implica que el analista conoce de antemano la condición
de normal para un determinado componente de un equipo, de modo que la condición
de anormal es la que supera los valores de tolerancias establecidos o valores
permitidos. Para una tendencia de valores globales en condiciones normales de una máquina
nueva o después una reparación se fijan los niveles de alarma por algún criterio en base a la
propia tendencia o en función de algún standard o norma. Se toma un nivel de alarma y
un segundo nivel de alarma o también llamado nivel de peligro. Figura 4-1.
A2 Alarma 2 Peligro

A1 Alarma 1 Pre alarma

Figura 4-1. Tendencia de valores de vibración y alarmas.

Desafortunadamente sabemos de la dificultad práctica que tenemos para establecer los


valores de alarmas, ya que al establecer un sistema de Predictivo por primera vez se carece
del conocimiento necesario sobre el comportamiento de la máquina. La respuesta típica que se
tiene al alcance de las manos para vencer a este dilema, está dada por el uso, en el inicio de un
programa de normas standard que permiten tener niveles de medición aceptables sobre una gama
amplia de equipos. Existen diferentes normas que pueden aplicarse para establecer valores
de alarma en las máquinas, algunos de los cuales se pueden observar en la Fig.4-2 a 4-4. Todas
ellas se basan en el tipo, tamaño y velocidad de la máquina, y a menudo fueron desarrolladas
por las propias firmas constructoras para tener test de aceptación de los equipos durante el
período de puesta en marcha. El problema clásico con este tipo de standards es que los valores
reales de vibración no suelen corresponderse a las mismas condiciones con las que se
establecieron los valores adoptados por las normas, debido a que las condiciones de
contorno de las mismas no se pueden obtener en un ambiente industrial, como por ejemplo:
máquinas de velocidad variable hacen poco practicable los valores de normas, variaciones en la
elasticidad de la estructura de montaje cambian significativamente los valores de vibración,
algunas máquinas son extremadamente sensibles a los cambios de velocidad, en la práctica
los valores leídos en un punto pueden estar influenciados por las vibraciones de máquinas
vecinas, variaciones en la carga hacen variar los valores de vibración.
Los valores establecidos por las normas se aplican a mediciones globales, que es un
algoritmo que determina el valor RMS, el valor pico o pico a pico sobre un ancho de banda
determinado (generalmente 1 Hz a 1000 Hz). Desafortunadamente, otra desventaja que tiene
el uso de estas normas es que el valor global es poco sensible a los pequeños cambios que se
originan en la energía de las vibraciones debidas a fallas en rodamientos, problemas eléctricos,
defectos en engranajes y otros que poseen valores de energía similares.
Si se colocan los niveles de alarma de modo que detecten cambios en defectos que
poseen una energía alta de vibración, tales como desbalanceo o partes flojas, es improbable
la detección de las fallas más pequeñas como las mencionadas. La inversa es también
cierta. Esto es, si colocamos los niveles de alarma de modo tal que el programa de análisis
usado detecte los cambios de poca energía, cambios en fallas tales como desbalanceo o
desalineación aparecerán máquinas en alarma no deseadas. Por estas razones, la mayor
parte de los analistas utilizan los valores de las normas sólo para suplementar algoritmos de
análisis de alarmas más eficientes.
S
P
Figura 4-2. Carta de severidad general para máquinas.

Figura 4-3. Carta de severidad para mediciones sobre le eje (Dresser-Clark Ind.).
Figura 4-4. Carta de severidad en aceleración.

2. Alarmas estadísticas

Una metodología que resulta más aceptable para determinar si una medición es
normal (esto es, que está por debajo de un nivel de alarma) o no, es mediante la
aplicación de los métodos de la estadística. Estos métodos se pueden aplicar a mediciones
de datos históricos, o grupos de mediciones similares, a fin de determinar los límites de
alarma. Estos se basan en la estimación de valores medios y desviaciones standard de
los datos. Esta metodología se puede aplicar a cualquier tipo de datos, y le permite al
usuario determinar los límites de aplicación de las alarmas.
Por ejemplo, si se adopta como valor de alarma dos desviaciones standard, entonces en
condiciones normales de operación darán en términos probabilísticos un 5% de mediciones en
alarma.
En una alarma estadística se toma mediciones anteriores a la actual, pero como mínimo 4 a
5 mediciones y a partir de allí se determina el valor medio histórico y la desviación standard .
La Alarma se indica si el nuevo valor es mayor que el valor medio histórico más m veces la
desviación standard. Con m = 2 se logra un 95 % de confiabilidad de que si se indica alarma
las condiciones de vibraciones del equipo sufrieron un cambio significativo, con m = 3 se logra
un 99,5 % de confiabilidad.
En la figura 4-5 se muestra una tendencia con una desviación standard tal que la
nueva medición supera la alarma “estadística” calculado como el valor medio histórico
por más 2 veces la desviación standard.

Alarma si
x i > x + 2.s
[4.1]

n n 2

xi > å xi + 2
i
å (x
i
i -x)
=1 =1
[4.2]
Figura 4-5. Alarma estadística.

Dos son los problemas que existen con este método de cálculo de alarmas. En primer lugar,
la estimación de los valores de alarma es más precisa cuanto más datos se incluyen
en el cálculo. Dado que al comienzo de un programa de medición no se dispone de
suficientes datos, conviene en un principio tomar datos con una periodicidad mayor, y luego, a
medida que se tienen nuevas mediciones ir recalculando estos valores. En segundo
lugar, este método ignora cualquier tendencia en los datos, ya que los métodos
estadísticos usuales tienden a considerar al conjunto analizados como si provinieran de una
muestra estacionaria, por lo que si calculamos la desviación de datos sobre una muestra
aleatoria y otra con tendencia, se obtienen resultados similares.

3. Alarma por Tendencia

Otra forma de dar una alerta en forma automática al analista a través de un procedimiento
es por tendencia de los valores anteriores. Este análisis toma n valores de vibración y calcula
una curva de regresión que puede ser lineal o exponencial y luego compara si esta tendencia
superará los niveles de alarma predefinidos en un plazo que fija el operador que puede ser por
ejemplo 7 días, 15 días, etc. Este análisis requiere que los valores tengan una tendencia
definida, cuando los valores tienen gran dispersión el cálculo de la tendencia puede ser errónea
y dar falsas alarmas. Por esto es aconsejable fijar este tipo de alarmas solo en máquinas o en
algunas variables que tengan un comportamiento predecible, en el cual este análisis es útil.
En la figura 4-6 muestra una serie de valores de vibración de una bomba donde con una
regresión se aplica una curva exponencial que extrapolada superaría la alarma en 15 días y el
nivel de peligro en 3 meses.
Figura 4-6. Alarma por tendencia de una curva exponencial.

4. Alarma por envolvente espectral.

En la práctica del mantenimiento Predictivo, como ya hemos discutido a lo largo de todos los
casos analizados, no sólo se miden vibraciones globales, sino también se utiliza con
mucha frecuencia el análisis espectral. De esto surge la necesidad de establecer valores de
alarma a dichas mediciones. Existen dos métodos clásicos: el uso de la envolvente espectral
y bandas de frecuencia selectivas.
El primer método implica la cobertura del espectro a través de una “máscara”. La mayoría de
los programas de Mantenimiento Predictivo utilizan una envolvente de porcentaje constante, el
cual crea una figura a partir del espectro de base aplicando un porcentaje constante a los datos
de la misma. En otras palabras, el analista debe registrar en primer lugar un espectro de base
de la condición normal de la máquina, y luego en forma matemática crear una envolvente sobre
ella aplicando un factor de multiplicación del 1,10 a 1,15 del espectro de base. Fig. 4-7.
La forma de bandas rectangulares que se utilizan en las máscaras, es a los fines de evitar
alarmas indeseadas por variaciones de velocidad de la máquina (un valor típico que
suele encontrarse es 5%), que serán detectadas por el espectro como un corrimiento de las
líneas espectrales correspondientes. Este efecto es entonces tenido en cuenta por la
envolvente creada.

Figura 4-7. Alarma envolvente de una espectro.


Los programas comerciales de Mantenimiento Predictivo utilizan un algoritmo más poderoso
llamado envolvente espectral de forma variable. Esta metodología utiliza tres formas de elaborar
la máscara para cada bin espectral, los cuales son:
Definición por el usuario de los valores adoptados sobre el espectro de base. Porcentaje por
encima de la baseline.
Valor absoluto a fondo de escala en la amplitud del espectro.

El tercer algoritmo que resta explicar se denomina Alarma por Bandas Selectiva en
Frecuencia. Este es, probablemente el método más poderoso de establecer un método de
diagnóstico basado en alarmas. Se basa en el hecho de que el análisis espectral de la señal de
vibración genera líneas características en frecuencia dentro del espectro de acuerdo al tipo de
falla desarrollada. Basándose en esto, es posible seleccionar bandas de frecuencia selectiva
que permitan seguir la evolución de una falla específica a medida que evoluciona. Durante la
primera fase del desarrollo de un programa de Predictivo, consistente en la creación de bases
de datos y elaboración de las rutas de medición, se selecciona para cada máquina en la que se
tomarán espectros, anchos de bandas en frecuencia y las amplitudes respectivas que fijarán
los niveles de alarma deseados. Esta selección deberá tener obviamente en cuenta las
posibles fallas que serán posibles encontrar en la máquina en cuestión. Desde ya, sobre
el ancho de banda analizado, y luego valores de alarma individuales para fallas tales
como desbalanceo, desalineación, cojinetes, motores eléctricos, fallas en correas, etc. Fig. 4-8.

PS
K

Figura 4-8. Alarma por bandas en frecuencia.


5. NORMAS DE VIBRACIONES

La primera norma que definía niveles admisibles de vibración que aún se utiliza es la norma
VDI-2056, esta norma fue luego tomada por la ISO International Organization for
Standardization.
La norma VDI-2056 determina valores absolutos de vibraciones para máquinas
con velocidad mayor a 600 r.p.m. define cuatro grupos de máquinas que son:
· Grupo K, máquinas pequeñas (< 15
· Grupo M, kW)
máquinas medianas (15-75 kW)
· Grupo G, grandes máquinas (< 300 kW)
· Grupo T, Turbo maquinas (> 300 kW)

Para cada uno de ellos se define un valor bueno, un permitido, admisible y no admisible. En
la figura 4-9 se gráfica un resumen de estos valores.

PS
K

Figura 4-9. Norma VDI-2056

ISO 10816

Vibraciones Mecánicas – Evaluación de la vibración en máquinas por medición en


partes no rotativas.
La ISO a través de su comité técnico TC108- Mechanical vibration and Shock, emitió normas
para la evaluación de máquinas de todos tamaños y tipos y con sensores de vibraciones sobre
carcaza y sensor de proximidad sobre los ejes de la máquina.
La norma ISO 10816 fue emitida su primer parte en 1995 y esta reemplaza y cancela las
normas ISO 2372-1974 e ISO 3945-1985 que eran de amplia aplicación en la industria como
standard de vibración.
La norma ISO 10816 cuenta con seis partes. La norma es aplicable a la evaluación de
vibraciones de máquinas por medición en partes no rotantes.
Las partes que componen esta norma son:
ISO 10816-1: 1995 Lineamientos generales
Grandes turbos generadores a vapor con aplicación en tierra con
ISO 10816-2: 2001
potencia mayor a 50 MW
Máquinas industriales con potencia nominal sobre 15 kW y velocidad
ISO 10816-3: 1998
nominal entre 120 y 15000 rpm cuando son medidos in-situ
Máquinas accionadas con turbinas a gas excluidas las derivadas de la
ISO 10816-4: 1998
aviación
ISO 10816-5: 2000 Máquinas de generación hidroeléctricas y plantas de bombeo
ISO 10816-6: 1995 Máquinas alternativas con potencia sobre 100 kW.

La parte 1 de ISO 10816 establece condiciones generales y procedimientos para la medición


y evaluación de vibraciones, usando mediciones realizadas en partes no rotantes de la
máquina completa. Los criterios de evaluación general se presentan en términos de amplitud
de vibración y cambios en la misma, relacionados a monitoreo en operación y prueba de
aceptación.
Estos criterios han sido definidos para lograr primeramente un funcionamiento seguro, con
una operación por largo tiempo y minimizar los efectos sobre la máquina. Los criterios
de evaluación se refieren solo a las vibraciones producidas por la maquina misma y no
a las vibraciones transmitidas a ella por otros equipos.
Esta primer parte de la norma no define niveles de vibración y criterios para
considerar aceptable o no una vibración, define nivel de alarma y un nivel de peligro o disparo
(trip), pero considera que puede ser mayor o menor para diferentes máquinas. Se definen
zonas llamadas
A, B, C y D cuyos limites son distintos según la máquina.

En la Fig. 4-10, se muestra:


Zona A Máquinas nuevas normalmente están en esta zona
Zona B Máquinas consideradas aceptables sin limitación de tiempo de operación
Se consideran no satisfactorias ,las máquinas operando en forma continua en esta
Zona C zona. Generalmente se puede operar en estos niveles un tiempo limitado hasta
encontrar la oportunidad de remediar el problema
Los valores de vibración en esta zona se consideran de suficiente severidad como
Zona D
para causar daños a la máquina.
Figura 4-10. Forma general de los criterios de aceptación de vibración en velocidad.

ISO 10816-2

Parte 2: Turbinas y generadores de montaje en tierra por arriba de 50 MW con


velocidades de operación normales de 1500 r/min, 1800 r/min, 3000 r/min y
3600 r/min.
Alcance:
Esta parte de las normas ISO da una guía específica para determinar la severidad
de la vibración medida en rodamientos de Turbinas de Vapor y generadores. Se presenta
una guía para la evaluación de mediciones in situ de los rodamientos en dirección Radial:
· Vibraciones bajo condiciones de operación estacionarias normales
· Vibración durante operación transiente, incluyendo el paso por velocidades
correspondientes a las frecuencias de resonancia durante la puesta en marcha o parada.
· Cambios en la vibración que pueden registrarse durante condiciones normales de
operación en régimen estacionario
La guía se aplica también a vibraciones axiales medidas en rodamientos de empuje.
Esta parte de las ISO 10816 es aplicable a turbinas y generadores montados en tierra con
velocidad de operación normal comprendida en 1500 r/min, 1800 r/min, 3000 r/min y
3600 r/min, y potencias de salida superiores a 50MW. También incluye turbinas de
vapor y o generadores que se encuentren directamente acoplados a turbinas de gas (como
por ejemplo para ciclos combinados). En estos casos el criterio de esta parte de las ISO
10816 se aplican solo a la turbina de vapor y al generador. La evaluación de la turbina de
gas debe llevarse a cabo mediante las ISO 7919-4 y 10816-4.
Normativa:
Evaluación de las Zonas límite
En la mayoría de los casos los valores dados en la tabla A.1 son consistentes con
las condiciones de operación normales y seguras. Sin embargo, en algunos casos,
características especiales asociadas a determinadas máquinas pueden requerir distintas zonas
límite.
Figura 4-11. Tabla A.1 ISO 10816-2 Valores recomendados en velocidad para carcaza/pesdestal de
cojinetes de turbinas a vapor y generadores

ISO 10816-3

Parte 3: Máquinas industriales con potencia nominal sobre 15 kW y velocidad


nominal entre 120 y 15000 RPM cuando son medidos in-situ
La norma ISO 10816-3 contempla la medición de las máquinas en operación in-situ con
potencias mayores a 15 kW, es aplicable a turbinas a vapor con potencia hasta 50 MW
· Compresores rotativos
· Turbinas a gas con potencia hasta 3 MW
· Bombas centrífugas
· Generadores, excepto centrales hidráulicas
· Motores eléctricos
· Ventiladores y sopladores.
Quedan excluidas las máquinas contempladas en otras partes de esta norma y compresores
a tornillos, bombas y compresores alternativos.
Esta norma evalúa las vibraciones en velocidad RMS [mm/s] y desplazamiento RMS [µm]
con un ancho de banda de 10-1000 Hz y para máquinas de velocidades de giro de 600 rpm en
un rango de 2-1000 Hz,
Define dos tipos de soportes:
Soporte rígido
Soporte flexible
Esta condición de soporte es determinada por la relación entre la flexibilidad de la máquina y
de la fundación.
Si la menor frecuencia natural del sistema combinado de soporte y máquina en la dirección
de medición es mayor a la frecuencia principal de excitación por lo menos en un 25% el soporte
se considera rígido. En los otros casos se considera flexible.
Por el tamaño de las máquinas se clasifican en 4 grupos.
Grupo 1 Grandes máquinas con potencias mayor a 300 KW, máquinas eléctricas con altura
de ejes mayor H > 315 mm.
Grupo 2 Máquinas medianas con potencia 75 a 300 kW, máquinas eléctricas con altura de
eje de 160 a 315 mm.
Grupo 3 Bombas multietapas con accionamiento separado y potencia mayor a 15 kW
Grupo 4 Bombas multietapas con accionamiento incorporado y potencia mayor a 15 kW

Se definen zonas A, B, C, y D como se ve en la Fig.4-10


Las alarmas se fijan para estos equipos como el límite superior de la zona B y si los valores
iniciales (base-line) son mayores, la alarma deben ser menor que el limite de la zona C.
El nivel de peligro no se puede definir con un criterio único pero se recomienda que debe
estar en la zona C ó D y no excede 1,25 veces el límite C.
En las tablas se presentan los límites de las zonas A/B, B/C y C/D para cada grupo.
Clasificación de severidad de vibraciones para máquinas de grupo 1: Grandes máquinas con
potencias mayor a 300 KW, máquinas eléctricas con altura de ejes mayor H > 315 mm

PS
K
Clasificación de severidad de vibraciones para máquinas de grupo 2: Máquinas medianas
con potencia 75 a 300 kW, máquinas eléctricas con altura de eje de 160 a 315 mm.

Clasificación de severidad de vibraciones para máquinas de grupo 3: Bombas multietapas


con accionamiento separado y potencia mayor a 15 kW
Clasificación de severidad de vibraciones para máquinas de grupo 4 : Bombas multietapas
con accionamiento incorporado y potencia mayor a 15 kW

Figura 4-12. ISO 10816-3 Severidad para máquinas medidas in-situ.

En la figura 4-13 se muestra una tabla resumen de la norma ISO 10816-3 para los grupo de
máquinas 1 y 2 de potencia entre 15kW y 300kW y para 300kW hasta 50MW con
soportes rígidos y flexibles. El grupo 3 de máquinas es similar la Grupo 1 y el Grupo 4 es
similar al grupo
2.

PS
K

Figura 4-13. ISO 10816-3 Severidad para máquinas medidas in-situ. Grupo 1 y 2
ISO 10816-4

Parte 4: Conjunto accionado por Turbinas de Gas, excluyendo las derivadas de


Aeronaves
Alcance:
Esta parte de las ISO da una guía específica para determinar la severidad de las vibraciones
medidas en las cajeras de los rodamientos o basamentos de las turbinas de Gas.
Los criterios de estas normas ISO 10816 se aplican a turbinas de Gas de gran envergadura.
Las turbinas de Gas derivadas de aeronaves son excluidas de este análisis.
Existen grandes diferencias entre estos dos tipos de turbinas, por ejemplo en la flexibilidad
de la carcaza, el diseño de los rodamientos, estructura de montaje, etc. Por eso es necesario
establecer distintos criterios de evaluación entre estos tipos de turbinas.
Esta Parte de las ISO 10816 es aplicable a las turbinas de gas de alta potencia utilizadas en
mandos eléctricos y mecánicos que cubran el rango de potencias de 3 MW y una velocidad de
operación bajo carga de 3000 r/min y 20000 r/min. Esto incluye turbinas de gas
acopladas directamente a otros accionamientos primarios como por ejemplo turbinas de
vapor. También incluye los equipos que no se mencionan en la siguiente lista de exclusión.
Los siguientes items se encuentran excluidos de la ISO 10816-4:
· Turbinas de Gas con potencias de salida menores o iguales a 3 MW
· Turbinas de gas para mandos de bombas
· Turbinas de Vapor acopladas y generadores con potencias menores o iguales a 50MW
· Turbinas de Vapor acopladas y generadores con potencias menores o mayores a
50MW
· Compresores acoplados
· Vibración en cajas de engranajes
Los criterios de estas normas son aplicables a la medición de vibraciones mecánicas en los
alojamientos o soportes de los rodamientos de turbinas de gas y equipos acoplados
que utilicen cojinetes lubricados por película de aceite. Se asume que las mediciones son in-
situ, y
los valores generales son bajo condiciones de operación normal estacionaria. Esta parte de las
normas ISO 10816 contempla la posibilidad de incluir máquinas que puedan tener rodamientos
o engranajes, pero no hace referencia a la evaluación de la condición de esos rodamientos o
engranajes.

Normativa:
Evaluación de zonas límite
Figura 4-14 Norma ISO 10816-4 Tabla A.1 Límites de las zonas de evaluación para carcaza-pedestal
de cojinetes con velocidades de 3000 a 20000 RPM

ISO 10816-5

Parte 5: Conjunto de Máquinas en plantas de Generación Hidráulicas y Plantas de


Bombeo.
Alcance:
Esta parte de las ISO 10816 da una guía para el criterio de evaluación de las vibraciones
obtenidas de rodamientos en condiciones normales de operación, en los rodamientos, soportes
de rodamientos y cajeras en centrales hidráulicas y estaciones de bombeo. Estas guías
se presentan tanto para las condiciones en términos de régimen permanente de
operación, y cualquier cambio de amplitud que pueda registrarse durante la operación
normal en este estado. Los valores numéricos presentados no son exclusivamente la base
para el análisis de
la vibración, dado que en general, la evaluación de la condición de vibración de la
máquina queda determinada por un análisis de los rodamientos y un estudio del eje.
Esta parte de las ISO es aplicable a máquinas con velocidades desde 60 r/min hasta 1800
r/min. La posición del eje puede ser vertical, horizontal o cualquier ángulo comprendido entre
estas dos direcciones.
Las máquinas involucradas en esta parte de las ISO 10816 pueden resultar de la
combinación de:
· Turbinas Hidráulicas y Generadores
· Bombas y máquinas eléctricas operando como motores
· Bomba-Turbinas y Motor-Generadores
Se incluyen equipos auxiliares como por ejemplo turbinas de arranque y excitadores
que estén sobre la línea del eje.
Esta parte de las ISO 10816 no es aplicable a los siguientes items:
Bombas en plantas térmicas o instalaciones industriales
Máquinas hidráulicas o máquinas que posean rodamientos
Para ser consistentes con la norma ISO 10816-1 1995, la determinación de la vibración en
los alojamientos de los rodamientos en plantas de generación hidráulicas puede basarse en las
siguientes tareas:
Tarea A: Monitoreo del cambio en el comportamiento de la vibración
Tarea B: Prevención de excesiva carga cinética.
Los criterios son aplicables principalmente a la vibración producida por la máquina en
si misma. Se deben tener en cuenta especiales consideraciones cuando la
vibración es transmitida desde fuentes externas a la máquina analizada.
Configuración de Máquinas:
Diferencias significativas en el diseño y configuración del conjunto de máquinas dan lugar a
la necesidad de separar en cuatro grupos principales con respecto a la rigidez radial de
los rodamientos. Los grupos se ejemplifican y especifican en las figuras que se
muestran a continuación:

PS
K

Figura 4-15. Ubicación de los puntos de medición para la Norma ISO 10816-5 grupo 1 con eje
horizontal con pedestales montados en fundaciones rígidas con velocidades usualmente
mayores a 300 RPM.
Figura 4-16. ISO 10816-5 Grupo 3 máquinas de eje vertical y carcazas de cojinetes anclados a la
fundación, usualmente con velocidad de operación de 60 a 1800 RPM

PS
K

Figura 4-17. ISO 10816-5 grupo 4 máquinas de eje vertical, cojinete inferior anclado a la fundación y
carcaza del cojinete superior sujetado solo al estator del generador, con velocidad de
operación usualmente entre 60 y 1000 RPM.
Normativa:
Las tablas presentadas a continuación se relacionan con los grupos antes mencionados. Las
condiciones de operación son en régimen permanente bajo las condiciones de
carga permitidas.

Tabla A1 Recomendación para zonas limites de máquinas del Grupo 1: Conjunto de máquinas
horizontales, con extremos de cojinetes montados en fundaciones rígidas, con velocidad de
operación usualmente sobre 300 RPM.

PS
K

Tabla A2. Recomendación para zonas limites de máquinas del Grupo 2: Conjunto de máquinas
horizontales, con extremos de cojinetes montados en fundaciones rígidas, con velocidad de
operación usualmente menores a 300 RPM.

.
Tabla A3. Recomendación para zonas limites de máquinas del Grupo 3: Conjunto de máquinas
verticales con carcaza de cojinetes todos anclados a la fundación, con velocidad de
operación usualmente entre 60 y 1800RPM.
Tabla A4. Recomendación para zonas limites de máquinas del Grupo 4: Conjunto de máquinas
verticales con carcaza de cojinetes superior solo anclado al estator del generador, con
velocidad de operación usualmente entre 60 y 1000RPM.

Figura 4-18 . Norma ISO 10816-5 Tablas A1, A2, A3 y A4.

ISO 10816-6

Parte 6: Máquinas alternativas de Potencia Nominal Superior a 100 kW.


Alcance:
Esta parte de las Normas ISO 10816 especifican las condiciones generales y
procedimientos para la medición y evaluación de la vibración, utilizando mediciones realizadas
en las partes no rotantes y no alternativas de la maquinaria en su conjunto. La vibración del eje,
incluyendo vibración torsional, está mas allá del alcance de esta parte de la norma.
Generalmente se aplica a maquinas alternativas de pistón, con rangos de potencia
superiores a 100 kW. Ejemplos típicos de aplicación son: motores de propulsión
marinos, motores marinos auxiliares, motores de generadores diesel, compresores de
gas, y motores para locomotoras eléctricas.
Los criterios generales aquí presentados se refieren tanto a las condiciones de monitoreo de
operación como a los test de aceptación. También son utilizados para verificar que los niveles
de vibración no afecten grandemente a los equipos directamente acoplados.
Se debe destacar también que el criterio tiene una limitación natural si se trata de evaluar
los efectos de componentes internos de los motores alternativos; por ejemplo problemas
asociados con válvulas, pistones flojos, aros de pistones, etc. no son muy fielmente reflejados
en las mediciones. La identificación de este tipo de problemas requiere de técnicas que están
por afuera del alcance de esta parte, al igual que el ruido.
Esta parte de la norma tampoco alcanza a motores de vehículos de ruta (camiones,
colectivos, tractores, etc)
Rango de medición:
Los criterios de clasificación de la severidad de las vibraciones provenientes de máquinas
alternativas se basan en las lecturas de valores medios de vibración en el rango comprendido
entre 2 y 1000 Hz.
Se reconoce que la mayor parte de las frecuencias de excitación presentes en las máquinas
alternativas se encuentran entre 2 Hz y 300 Hz. Sin embargo, cuando se considera la máquina
en su totalidad, incluyendo el equipo auxiliar, que es una parte importante de la maquina, se
requiere de un rango comprendido entre 2 Hz a 1000 Hz, para caracterizar la vibración. Para
aplicaciones especiales puede establecerse y acordarse un rango entre el fabricante y
el cliente.
Las figuras a continuación muestran los puntos de medición convencionales.

Claves
Lado de la medición L izquierda visto desde el acople
R derecha visto desde el acople
Nivel de la medición 1 base de la máquina
2 nivel del cigüeñal
3 parte superior del conjunto
Punto de medición .1 lado acoplamiento
relativo al largo de .2 punto central
la máquina .3 lado libre de la máquina

Figuras 4-19 Maquinas alternativas verticales en linea.

Figuras 4-20. Maquinas alternativas multicilindros en V


Figuras 4-21. Maquinas alternativas horizontales en oposición.

PS
K

Tabla 1. Grado de severidad de vibración (2Hz a 1000Hz)


Normativa:

S
P
Figura 4-22. ISO 10816-6 Tabla A.1 Números y guías para la clasificación de vibraciones en máquinas
alternativas.

ANSI/AGMA 6000-A88

American National Standard. Especificaciones para medición de vibraciones


lineales en engranajes.
Alcance:
Este apartado presenta el método para la medición de señales de vibración lineales filtradas
provenientes de engranajes. Se proveen los niveles de vibración específicos, el tipo de
instrumentación, y los métodos de medición. No es el tema de esta norma el dar niveles de
aceptación de señales no filtradas. Los límites y condiciones especificados aquí son referidos
como criterios de vibración en la performance de una caja de engranajes al momento
de finalizar el proceso de fabricación.
Estos estándares son especialmente aplicables a cajas de engranajes o mandos, diseñados,
lubricados y tarados según las especificaciones de la American Gear
Manufacturers Association, como se indica en la Tabla (Figura 4-23).
Standard AGMA aplicables
Nro AGMA Titulo de la Norma
420.04 Practica para reductores o multiplicadores de velocidad que usan
engranajes rectos, doble helicoidales y cónicos
421.06 Practica para unidades de engranajes helicoidales de alta
velocidad y doble helicoidal.
460.05 Practica para motor-reductor que usan engranajes que usan
rectos, helicoidales, doble helicoidal y cónicos
6017.E86 Aplicación y clasificación para reductores de velocidad de simple
y múltiples reducción, sin fin de doble envolvente y sin fin
helicoidales.
6034.A87 Practica para reductores de velocidad sin fin y corona cilíndricos
cerrados y motor-reductores.
Figura 4-23 Norma AGMA 6000 Standard aplicables.

Niveles de vibración aceptables


Los niveles máximos recomendados como admisibles en la vibración de la carcaza, en
términos de velocidad, desplazamiento, y aceleración son especificados en las Figuras 4-24 a
4-26. Cada una de estas características es mostrada en función de la frecuencia. Es importante
destacar que se debe ingresar a estas figuras solo con datos de señales filtradas.

Figura 4-24 Norma AGMA 6000 limites de desplazamiento


Figura 4-25 Norma AGMA 6000 limites de velocidad.

PS
K

Figura 4-26 Norma AGMA 6000 limites de aceleración.


ISO 8579-2

Código de Aceptación para Engranajes


Parte 2: Determinación de las Vibraciones Mecánicas de una transmisión por
engranajes, Durante la Prueba de Aceptación
Alcance:
Esta parte de las ISO 8579 especifica los métodos para determinar las vibraciones
mecánicas de engranajes individuales, conjunto de engranajes, cajas reductoras/elevadoras de
velocidad. Especifica métodos para medir vibraciones en carcaza y vibraciones en el eje, así
también como el tipo de instrumentación, métodos de medición, y procedimientos de prueba
para determinar los niveles de vibración. Los grados de vibración aceptables son indicados.
No incluye mediciones de vibraciones torsionales de un sistema de engranajes.
Estas normas se refieren a los exámenes de prueba que se realizan a los equipos
en desarrollo, dentro de la velocidad, carga, temperatura de diseño, así también como
lubricación especificada. Pueden utilizarse otras normas para la evaluación en campo de
la unidad de engranajes.
Esta parte de las normas no se aplican a trenes especiales o auxiliares de mando, como es
el caso de compresores integrados con la caja de mando reductora, bombas, turbinas, etc.
Valores Admisibles:
Las mediciones de desplazamiento de la carcaza y mediciones de velocidad son mostradas
en las figuras 4-27 y 4-28, lo que provee una buena base para la comparación. Los
rangos aceptables para cada aplicación deben elegirse de las figuras, y basándose
en la instrumentación, acordarse entre el fabricante y el usuario en una temprana
etapa de negociación. Se puede utilizar un criterio basado en la medición general de
la caja de engranajes o bien un criterio individualista de chequeo de todos los componentes
(engranajes) que constituyen la unidad, lo que puede dar lugar a distintos criterios para cada
eje o punto de medición.

Figura 4-27 Norma ISO 8579-2 Curvas de clasificación para vibraciones de eje.
Figura 4-28. Norma ISO 8579-2 Curvas de clasificación para vibraciones en carcaza

PS
K

Figura 4-29. Norma ISO 8579-2 Clasificación de vibraciones por potencia


A Naval
B Alta velocidad (sobre 3600 RPM)
C Industrial, marina mercante
D Laminadores, etc
ISO 7919

Vibraciones Mecánicas de maquinarias no alternativas – Mediciones en ejes en


rotación y criterios de evaluación.

ISO 7919-1

Parte 1: Directivas Generales


Alcance:
Esta parte de las ISO 7919, determina los criterios generales para la medición y evaluación
de la vibración en máquinas realizada directamente sobre el eje rotante con el propósito
de determinar la vibración en el eje con respecto a:
· Cambios en el comportamiento global de la vibración
· Excesiva carga cinética
· El monitoreo de juego libre radial
Es aplicable tanto a la medición de vibración del eje absoluta como a la relativa, pero se
excluye la medición de vibración torsional y axial de la vibración del eje. Los procedimientos
son aplicables para el monitoreo durante la operación de las máquinas como para una prueba
de calidad del equipo antes de la puesta en marcha. Esta norma presenta también una guía
para los límites de operación.
Para el propósito de las ISO 7919, el monitoreo de la operación se refiere a
aquellas mediciones de vibración realizadas durante la operación normal de la máquina. La
ISO 7919 permite la utilización de distintas unidades y métodos de medición bien
especificados, de manera tal que la interpretación de las lecturas sea bien entendida.
Factores que afectan el criterio de evaluación
Existe una amplia cantidad de factores que afectan las mediciones y deben tenerse en
cuenta cuando se especifican los criterios de evaluación de las vibraciones en el eje, los cuales
se citan a continuación:
· El propósito por el cual se realiza la medición
· El tipo de medición efectuada – vibración absoluta o relativa
· Las cantidades medidas
· La posición en la que se realiza la medición
· La frecuencia de rotación del eje
· El tipo de rodamiento, juego libre y diámetro
· La función, salida y envergadura de la máquina estudiada
· La flexibilidad relativa de los rodamientos, carcaza y fundamentos.
· La masa y flexibilidad del rotor.
Claramente este rango de factores hacen imposible el definir un único criterio de evaluación
que pueda aplicarse a todas las máquinas. Distintos criterios derivados de la experiencia de
campo son necesarios de ser aplicados para las diferentes máquinas, pero deben ser tenidas
en cuenta solo como guía y no como regla general, ya que muchas máquinas trabajan
en forma segura y satisfactoria por afuera de estas recomendaciones.
Mediciones de sistemas de movimiento relativo
(Transductores libres de contacto)
La Figura 4-30 presenta un diagrama esquemático de un sistema de instrumentación típico
utilizado para medir el movimiento relativo entre el eje y una parte estructural (como
por ejemplo la cajera del rodamiento). Este sistema consiste en un transductor libre de
contacto, un acondicionador de señal y un instrumento para medir.
Durante la instalación inicial del transductor, es recomendable hacer un a calibración in situ
de la salida del sensor en función de la distancia al eje. Hay que tener en cuenta que el sensor
deberá trabajar en la zona lineal.
Cuando se realiza el montaje es necesario asegurarse que el sensor está tomando
estrictamente las señales provenientes de la vibración, y que no sea afectado por interferencias
electromagnéticas o cualquier otra causa de distorsión en la medición.

PS
K
Figure 4-30. Esquema de medición de un sistema de movimiento relativo con sensores no contacto

Medición de sistemas de movimiento absoluto


(eje girando con sensores sísmicos o de contacto)
La figura 4-31 representa un diagrama esquemático de un sistema de instrumentación típico
utilizado para medir el movimiento absoluto del eje. Este sistema consiste de un sensor
de velocidad o aceleración, montada sobre un sistema deslizante sobre el eje que permite
tomar con gran exactitud los movimientos del eje; seguido de un instrumento adecuado para
realizar
la medición.
El sistema deslizante debe transmitir con gran precisión los movimientos del eje al sensor
sísmico, y debe estar libre de frecuencias naturales que pudieran afectar en forma adversa las
mediciones o distorsionar las mediciones de la vibración del eje dentro del rango de
frecuencias de nuestro interés. La salida del sensor debe ser acondicionada adecuadamente
para proveer de una señal que de una lectura precisa del desplazamiento
alternativo dependiente del tiempo del eje en cuestión.
Figure 4-31. Esquema de un sistema de medición de movimiento absoluto usando un mecanismo de
patín con sensores sísmicos.

Medición de sistemas de movimiento absoluto


(Combinación de transductores de contacto y no contacto)
La Figura 4-32 presenta un diagrama esquemático de un sistema de instrumentación típico
utilizado para medir el movimiento absoluto de la carcaza y el movimiento absoluto del eje. Este
sistema consiste de un sensor de movimiento relativo (libre de contacto), un sensor del
tipo acelerómetro o sensor de velocidad de contacto, un equipo de acondicionamiento de la
señal y
un instrumento para concretar la medición.
Los dos sensores deben montarse sobre una estructura rígida común, lo
suficientemente próximos entre si, con los ejes de medición coincidentes de forma de
asegurarse que ambos contemplan los mismos movimientos estructurales.
El sensor libre de contacto debe proporcionar una salida proporcional al
desplazamiento relativo del eje, así también como a la distancia de luz. Esta salida es
el resultado de la combinación de dos movimientos, el movimiento del eje y el de la
estructura.
La salida del sensor de contacto, que es proporcional al movimiento de la estructura a la
cual se encuentra fijo deberá ser procesada si es necesario para obtener una
señal representativa del desplazamiento. La amplitud y fase de esta señal junto a
aquella correspondiente a la del sensor de movimiento relativo, debe ser ajustada y
combinada vectorialmente para obtener una representación confiable del movimiento
absoluto del eje. Debe notarse que sistemas de medición individuales pueden modificar la
amplitud y la fase de
la señal base. En consecuencia se deben realizar las correcciones pertinentes antes de realizar
la suma vectorial.
El sistema de medición debe ser capaz de dar una indicación de la posición media del eje,
relativa a la estructura soporte y el movimiento de desplazamiento absoluto del eje dependiente
del tiempo, lo que resulta de la suma vectorial del movimiento absoluto de la estructura y el
movimiento relativo del eje.
Figure 4-32. Esquema de un sistema de medición de movimiento absoluto usando una combinación de
sensor no contacto y sensores sísmicos.

Criterio de Evaluación:
La siguiente figura representa un ejemplo de los criterios de evaluación para esta parte de
las normas

PS
K

Figure 4-33. Criterio de evaluación esquema de un sistema de medición de movimiento absoluto.


ISO 7919-2

Parte 2: Turbinas a Vapor y Generadores instalados sobre fundaciones a tierra con


potencias superiores a 50 MW, con velocidades de operación normales de
1500 r/min, 1800 r/min, 3000 r/min y 3600 r/min
Alcance:
Esta parte de las ISO 7919 da una guía para la aplicación de los criterios de evaluación para
la medición en de vibraciones en dirección radial en los rodamientos o cercanos a ellos, de las
turbinas de vapor y generadores. Esta guía se presenta en términos de:
· Vibración bajo condiciones normales de operación
· Vibración durante operación transitoria, incluyendo el paso por frecuencias de resonancia
durante la puesta en marcha o parada.
· Cambios en la vibración que puedan ocurrir durante la operación normal.

Esta parte de las normas también tiene en cuenta a los equipos de ciclos
combinados, turbinas y generadores directamente acoplados a turbinas de gas. En estos
casos el criterio es solo aplicable a la turbina de vapor y al generador. La evaluación de la
turbina de Gas debe realizarse acorde a la ISO 7919-4 y 10816-4

Normativa:

P
K

Tabla A1. Valores recomendados para desplazamiento máximo relativo del eje para turbinas de vapor
y generadores.

Tabla A2. Valores recomendados para desplazamiento máximo absoluto del eje para turbinas de vapor
y generadores.
Figura 4-34. Norma ISO 7919-2 Tabla A.1 y A.2
ISO 7919-3

Parte 3: Máquinas Industriales acopladas.


Alcance:
Esta parte de las ISO 7919 da una guía para la aplicar el criterio de evaluación
para vibración de ejes bajo condiciones normales de operación, midiendo en los
cojinetes y rodamientos de ejes acoplados. Esta guía se proporciona para la evaluación de
máquinas en condiciones estables de operación o para la evaluación de cualquier
transiente que pueda presentarse durante esta operación. Los valores dados no se
recomiendan como una guía absoluta de debido a que –como se menciono
anteriormente ISO 7919-1 – la condición de vibración de la máquina está sujeta a
vibraciones del eje y vibraciones asociadas a la estructura.
Esta parte se aplica a máquinas industriales acopladas con cojinetes lubricados por aceite,
que posean velocidades de operación continua de 1000 r/min a 30000 r/min, y no limitada por
tamaño y potencia, comprendiendo esto a:
· Turbinas de vapor
· Turbocompresores
· Turbobombas
· Turbogeneradores
· Turboventiladores
· Mandos eléctricos y engranajes asociados, donde sean significativos
Estas no son aplicables a grupos con potencias superiores a 50 MW, tampoco a grupos de
máquinas de generación hidráulicas y plantas de bombeo con potencias de salida de 1 MW o
mayores.
Normativa:

Figure 4-35. Norma ISO 7919-3 Valores recomendados para desplazamiento máximo relativo del eje como
función de la máxima velocidad de servicio para máquinas industriales acopladas.
ISO 7919-4

Parte 4: Turbinas a Gas


Alcance:
Esta parte de las ISO 7919 da una guía para la aplicar el criterio de evaluación
para vibración de ejes bajo condiciones normales de operación, midiendo en los
cojinetes o rodamientos de la turbina de gas. Esta guía se proporciona para la evaluación de
máquinas en condiciones estables de operación o para la evaluación de cualquier
transiente que pueda presentarse durante esta operación. Los valores dados no se
recomiendan como una guía absoluta de debido a que –como se menciono
anteriormente ISO 7919-1 – la condición de vibración de la máquina está sujeta a
vibraciones del eje y vibraciones asociadas a la estructura.
Esta sección de las ISO 7919 es aplicable a todas las turbinas de Gas (incluyendo aquellas
con engranajes), con cojinetes lubricados por aceite, potencias de salida mayores a 3 MW y
velocidades de rotación desde 3000 r/min a 30000 r/min. Las turbinas de motores de
aeronaves están excluidos de esta sección pues son radicalmente distintos a los aquí tratados,
tanto en el tipo de rodamiento que utilizan (rodamiento de bolas) como en las características
estructurales mecánicas de los ejes. Dependiendo de su construcción y modo de
trabajo, existen tres grupos principales de turbinas de gas:
· Turbinas de gas de eje simple y velocidad constante.
· Turbinas de gas de velocidad variable
· Turbinas de gas con ejes separados para generación con gases calientes y suministro de
potencia

PS
K

Figure 4-36. Norma ISO 7919-4 Recomendación de valores máximos para desplazamiento relativo del eje
como función de la velocidad de servico para conjuntos de turbinas a gas.
ISO 7919-5

Parte 5: Equipamiento de Centrales Hidroeléctricas y estaciones de bombeo


Alcance:
Esta parte de las ISO 7919 da una guía para la aplicar el criterio de evaluación
para vibración de ejes bajo condiciones normales de operación, midiendo en los
cojinetes o rodamientos de equipos en centrales hidroeléctricas y centrales de
bombeo. Esta guía se proporciona para la evaluación de máquinas en condiciones estables
de operación o para la evaluación de cualquier transiente que pueda presentarse durante
esta operación. Los valores dados no se recomiendan como una guía absoluta de debido
a que –como se menciono anteriormente ISO 7919-1 – la condición de vibración de la
máquina está sujeta a vibraciones
del eje y vibraciones asociadas a la estructura.
La velocidad de operación contemplada en esta parte de la norma es la propia de centrales
hidráulicas, desde 60r/min hasta 1800 r/min, cojinetes de tipo plano o tipo zapatas, y motores
principales de potencias de al menos 1 MW. La posición del eje puede ser vertical, horizontal o
cualquier ángulo comprendido entre estas dos posiciones.
Las máquinas consideradas en esta parte pueden ser:
· Turbinas hidráulicas y generadores
· Bombas y maquinas eléctricas operando como motores
· Bombas-turbinas y generadores eléctricos

Esta parte de las ISO 7919 es aplicable a turbinas o bombas conectadas a generadores a
través de conjuntos de engranajes, y o acoplamientos radiales flexibles. Las máquinas
con velocidades de operación comprendidas entre 1000 r/min y 1800 r/min deberían ser
evaluadas según ISO 7919-3.
Esta parte de las ISO 7919 no es aplicable a:
· Bombas en plantas térmicas o instalaciones industriales
· Maquinas hidráulicas o conjunto de máquinas con rodamientos (no cojinetes de fricción)
· Máquinas hidráulicas con cojinetes lubricados por agua

Las vibraciones registradas en este campo de acción deben estar sujetas a los siguientes
items:
· Cambios en el comportamiento de la vibración
· Excesiva carga cinética
· Monitoreo de juego radial

Normativa:
Los valores recomendados se dan en las tablas a continuación. La Figura 4-37 muestra el
desplazamiento vibratorio máximo en el plano de medición, Smax. La Figura 4-38 muestra
el desplazamiento de la vibración en pico a pico, S(p-p) ambas en función de la máxima
velocidad
de régimen.
PS
K

Figure 4-37. Norma ISO 7919-5 Recomendación de máximos vibración de desplazamiento en el plano de
medición Smax de máquinas hidráulicas, valido para operación de turbinas dentro del rango
de carga estable permitida.
S
P
K

Figure 4-38. Norma ISO 7919-5 Recomendación de máximos vibración de desplazamiento pico-pico en la
dirección de medición Sp-p de máquinas hidráulicas, valido para operación de turbinas
dentro del rango de carga estable permitida