You are on page 1of 18

EVALUACIÓN DE APRENDIZAJES

EN E-LEARNING

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA
MÁSTER EN TECNOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN
EDICIÓN 2005

Dánisa Garderes Corbellini


Índice:
Introducción................................................................................................... 3

Evaluación: construcción y continuidad......................................................... 4

Recursos e instrumentos de evaluación a distancia...................................... 8

Desarrollo de un portafolios electrónico..........................................................11

Conclusión.......................................................................................................15

Bibliografía..................................................................................................... 16
INTRODUCCIÓN:

La evaluación ha sido siempre uno de los aspectos más complejos y

discutidos dentro de los procesos de enseñanza y aprendizaje. En los últimos años,

con la incorporación de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación a

la educación, ha surgido como polémica el uso de las mismas con fines

evaluativos, sus ventajas y desventajas frente a sistemas tradicionales de

evaluación, y sus posibilidades futuras.

Si bien es posible evaluar muchos aspectos de la educación (los programas,

los materiales, los procesos de enseñanza, etc.) trataremos aquí de la evaluación en

torno a los procesos de aprendizaje de los alumnos; en particular, nos acercaremos

a la evaluación en educación a distancia y sus características.

Los objetivos de este trabajo son, en una primera instancia, realizar una

síntesis de las teorías educativas que marcan la línea pedagógica de la evaluación

actualmente. Nos centraremos aquí, por un lado, en la importancia de una

evaluación acorde a las teorías de construcción del significado y el conocimiento; y

por otro, en los tres tipos de evaluación necesarios para llevar a la práctica esa

teoría: la evaluación inicial, la formativa y la sumativa.

En un segundo momento, siguiendo un orden inductivo, plantearemos los

elementos que caracterizan una evaluación en un entorno virtual educativo. En

particular nos interesa destacar las diferencias con los instrumentos de evaluación

en educación presencial, y las nuevas posibilidades que abre.

Finalmente, realizaremos una propuesta de aplicación de uno de los


instrumentos de evaluación en e-learning, el Portafolio Virtual, dentro de un

marco hipotético de página web perteneciente a una institución educativa.

Aclaramos que nos interesa la creación de dicha página web como proyecto de

investigación para la tesis del máster, por lo que encontramos muy enriquecedor

plantearnos los instrumentos de evaluación que utilizaríamos en un proyecto de

esas características.

EVALUACIÓN: CONSTRUCCIÓN Y CONTINUIDAD

Cuando hablamos de evaluación, tenemos que centrarnos primeramente en

las teorías educativas que sustentan nuestra práctica, porque parte de ella es la

actividad evaluadora. El constructivismo, desde la psicología cognitiva, es la

corriente que nos guía actualmente en busca de que nuestros alumnos construyan

los significados a fin de lograr que estos sean significativos, es decir, que procedan

de un cambio cognitivo, y por lo tanto relevante. Los continuos procesos de

cambio, la orientación fundamental al significado, la negociación y construcción

conjunta y colaborativa de los conceptos, son la esencia de la teoría constructivista.

El proceso de construcción progresiva de los significados ha de ser

compartido por los participantes, en relación a los contenidos del currículum

escolar, mediante la interacción de aspectos cognitivos y sociales de los

individuos. Los significados deben ser negociados, modificados y compartidos

gradualmente, como componentes de un proceso activo. Es fundamental la

participación constante del alumno en este proceso interactivo, ya que es la única

manera de conseguir que sus aprendizajes sean resultantes de los cambios


cognitivos esperados, y por lo tanto se conviertan en aprendizaje significativo.

Encontramos en diversos autores (Pozo, 1989; Perret-Clermont, 1984;

Candela, 1999) planteada la idea vygotskiana de que la adquisición del

conocimiento es objeto de intercambio personal en su inicio. La interacción social

motiva a la generación de nuevos conceptos, en un principio intersubjetivos,

sociales, que luego se internalizan, pasan a ser intrasubjetivos. En el plano

intersubjetivo, el docente y los alumnos crean un espacio de negociación de las

representaciones y significados subjetivos, para llegar a construir significados

compartidos.

Planteando así el proceso de aprendizaje, es necesario tomar estas mismas

teorías para las prácticas evaluativas, fundamentales en asegurar un aprendizaje

real y significativo en el alumno, ya que constituyen un elemento imprescindible

en este proceso, al que afecta de forma unitaria y total. Por dicho motivo, debe

orientarse hacia la mejora y el perfeccionamiento de toda la práctica educativa.

Los procesos evaluativos orientan de un modo importante lo que se enseña

y lo que se aprende. E. Barberà (2004) plantea que “la implicación pedagógica más

fuerte de las prácticas evaluativas es la estrecha relación que hay entre el tipo de

evaluación elegido y el enfoque que se le da al aprendizaje y al estudio”.

A fin de propiciar en nuestros alumnos situaciones de evaluación que sean

instancias de aprendizaje significativo, hemos de hacer de la práctica evaluativa

una tarea mutua entre profesor y alumnos, en base a la interacción, a las preguntas

y respuestas que se sitúen en un marco de diálogo. Esta dialogicidad en la


evaluación tiene un doble propósito: el de generar una mayor comprensión del

aprendizaje, y el de mejorar su calidad. De este modo, concebimos la evaluación

como un proceso de construcción permanente del conocimiento, integrando

simultáneamente al profesor y los alumnos de manera activa y dinámica.

Al mismo tiempo, consideramos fundamental el aspecto de continuidad en

la evaluación. Concordamos con C. Rosales (1988: 15) en entender que “la

evaluación constituye una reflexión crítica sobre todos los momentos y factores que

intervienen en el proceso didáctico a fin de determinar cuáles pueden ser, están siendo o

han sido los resultados del mismo”.

Según los objetivos perseguidos por la evaluación, podemos clasificar esta

práctica en evaluación inicial o diagnóstica, evaluación formativa o continua, y

evaluación sumativa o final. Nos centraremos aquí en la evaluación formativa, por

considerarla especialmente importante para los procesos de aprendizaje, y porque

es en este aspecto de la evaluación en el que la educación a distancia puede

ofrecernos grandes beneficios.

B. Bloom (1975: 173) nos plantea que “la evaluación formativa tiene lugar

durante la etapa de formación”, por lo que “se debe efectuar todo el esfuerzo

posible para utilizarla a fin de mejorar el proceso”. Muchos autores desde Bloom

han realizado extensos y profundos estudios sobre la evaluación formativa.

Sintetizaremos aquí brevemente algunas de sus características, que definirán los

lineamientos a seguir en adelante (C. Rosales, 1988: 20; B. R. Amengual, 1989: 104):

← Debe aplicarse durante la realización del proceso didáctico.


← Su finalidad principal estriba en el perfeccionamiento del proceso

didáctico en un momento en que todavía puede producirse

← Constituye una constatación permanente del nivel cognitivo de cada

alumno en cada unidad didáctica.

← Es esencialmente orientadora, dinámica, continua y flexible, y está al

servicio de los objetivos educativos.

← Brinda la oportunidad a cada alumno de manifestar aspectos personales

(intereses, preocupaciones, etc.)

← Valora también actitudes, relaciones sociales, hábitos y habilidades,

creatividad y originalidad, etc.

← Da paso a la participación de todos.

RECURSOS E INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN A DISTANCIA.

La evaluación a distancia ofrece múltiples ventajas sobre los métodos de

evaluación presencial, siendo en general poco aprovechadas, tanto para los

docentes como para los alumnos (E. Barberà, 2004: 151 – 152) .

Los profesores encuentran que es más sencillo incluir propuestas

personales, ya que el entorno tecnológico es más flexible y adaptable a nuevos

formatos, al mismo tiempo que motiva a la creación original. Además, puede

usarse como ayuda pedagógica para acompañar al alumnos (evaluación

formativa); facilita la cooperación y la construcción conjunta del conocimiento

entre el profesor y los alumnos y ofrece mayores posibilidades de elegir los

recursos más adecuados en función de los niveles de cada alumno. Al mismo


tiempo comprueba más eficazmente su proceso; organiza y sistematiza las

unidades de aprendizaje y los resultados de la enseñanza y facilita información

visual que influya en la construcción del conocimiento.

Por otro lado, en entornos electrónicos, los alumnos acceden a:

← Generación de situaciones: Manipular diferentes variables e incluso

generar nuevas situaciones haciendo propuestas personales.

← Proceso de decisión: Tomar decisiones y asumir las consecuencias de las

mismas.

← Validación: Contrastar sus resoluciones e ideas con otras fuentes alejadas

de la escuela.

← Conocimiento de su evolución: Obtener información actualizada y

sistemática de su progreso.

← Discernimiento: Utilizar criterios de reconocimiento y selección de

información fiable.

← Conocimiento de estructura profunda: Considerar diversas fuentes

integrando información visualmente distinta.

← Originalidad: Generar respuestas propias y alternativas a los

procedimientos elegidos.

← Habilidades de alto nivel: Realizar planificaciones, predicciones,

valoraciones y argumentaciones.

← Percepción avanzada: Visualizar ideas y procesos propios o externos.

← Autorregulación: Interiorizar la autoevaluación.


En este contexto, hemos recabado información de diversas fuentes (Barberà,

2004; León, Velásquez y Ripoll, 2001) a fin de elaborar la siguiente tabla, en la cual

mencionamos y describimos quince posibles instrumentos de evaluación para

utilizar en entornos electrónicos.


OBJETIVOS ACTIVIDAD / INSTRUMENTO / DESCRIPCIÓN
RECURSO
A Aplicar u 1 Juego de roles Juegos de simulación de situaciones.
operacionaliza
r un
conocimiento
2 Pruebas de múltiple opción Enunciados con opción a verdadero o
falso
o bien con algunas posibles respuestas
excluyentes entre sí.
Se cuelga en la página web, y al finalizar
aparece la corrección.

3 Cuestionarios abiertos Funcionan de manera similar que las


anteriores,
con la diferencia que se envían al
profesor para
su corrección.
B Investigar, 4 Análisis de casos virtuales Resolución secuenciada de una situación
descubrir, problemática.
interpretar
5 Informes, desarrollo de temas, trabajos Entrega de trabajos de desarrollo
de investigación. temático.

C Argumentació 6 Talleres virtuales (workshops) Encuentros virtuales (modalidad de


n y chat) para
contrastación discutir la aplicación de un proyecto o
similar.

7 Foros de discusión Es el dispositivo de participación por


escrito,
que permite dar seguimiento directo a
las intervenciones.
Las fechas y horas de los foros se
publican en
el tablero de avisos del programa.
Hay foros sincrónicos (equivalentes al
chat)
y asincrónicos (los participantes aportan
durante un período preestablecido,
generalmente un día).
D Escritura 8 Fichas Se pueden realizar como síntesis de
reflexiva y lecturas,
establecimient Las que pueden recomendar a sus
o de compañeros.
relaciones
significativas
9 Mapas conceptuales Varias propuestas de mapas
conceptuales en
la misma página permiten ampliar
las posibilidades de relación entre
conceptos
trabajados en clase.
1 Páginas web Creación de páginas web y registros
0 reflexivos
de consulta en la red (hipertextos e
hipermedia).
1 Actividades para aplicar en el aula Ideación de ejercicios para sus
1 compañeros.

E Valoración 1 Ciberdiario individual Apunte de los procesos y los resultados


crítica y 2 del aprendizaje, sin disociar lo
reflexión sobre intelectual de
los procesos lo emocional.
de aprendizaje

1 Ciberdiario en parejas Similar al anterior, pero con el beneficio


3 de profundizar los procesos de
comunicación entre los alumnos.

F Autonomía y 1 Portafolios electrónicos Colección seleccionada de evidencias del


autorregulació 4 trabajo formativo del alumno.
n

G Consulta y 1 Oficina virtual Preguntas y respuestas de corrección


redacción de 5 automática (FAQs), o buzón de consulta
cuestiones donde contesten tanto el profesor como
relevantes los compañeros que lo deseen.

En el siguiente apartado, profundizaremos en el uso de uno de los

instrumentos arriba descritos, el portafolios electrónico o virtual.

DESARROLLO DE UN PORTAFOLIOS ELECTRÓNICO

En primer lugar, ¿qué entendemos por portafolios? Tomando el planteo de

Klenowsky (2005: 39), diremos que “un portafolios es una colección de trabajos que

incluyen los logros individuales, tales como resultados de tareas genuinas, la evaluación del

proceso, tests convencionales o muestras de trabajo; documenta los logros alcanzados a lo

largo del tiempo. Generalmente el individuo elige el tipo de trabajo que le sirva mejor para

expresar su éxito así como para demostrar su aprendizaje respecto a un objetivo en

particular (...). La autoevaluación es un proceso integral que implica tener capacidad de

juicio para valorar la calidad del propio rendimiento así como las estrategias de aprendizaje.

Igualmente la discusión y la reflexión con los compañeros y tutores (...) facilita la

comprensión del proceso de aprendizaje. El desarrollo del portafolios implica por tanto
documentar no sólo los logros conseguidos sino también las autoevaluaciones, las

estrategias aplicadas y el análisis sobre las experiencias de aprendizaje, por lo que es mucho

más que una simple colección de tareas.”

El uso de portafolios se recomienda enormemente como instrumento para el

aprendizaje y la evaluación, proporciona de una estructura y procesos para

documentar y reflejar la enseñanza y las prácticas de aprendizaje relacionadas.

Este instrumento promueve el desarrollo de habilidades importantes, tales como la

reflexión, la autoevaluación y el análisis crítico; tiene un gran potencial para

fomentar el desarrollo metacognitivo, y las herramientas para lograr la

metacognición (la autovaloración y la autogestión del conocimiento) están

íntimamente relacionadas con las habilidades necesarias para alcanzar el

aprendizaje y la comprensión. Klenowsky (2005: 47) concluye sobre el particular:

“las definiciones de metacognición necesitan incluir el conocimiento del propio

conocimiento, así como el de los procesos y estados cognitivos y afectivos, además de una

capacidad para controlarlos consciente y regularmente “.

Para que la evaluación mediante portafolios sea beneficiosa en el área del

aprendizaje, es necesario considerar las necesidades particulares de cada

estudiante, junto con su motivación y confianza, ya que en el portafolios se

incluyen contenidos seleccionados por cada alumno, con la colaboración de sus

profesores y sus compañeros. En este contexto, el estudiante gestiona su trabajo de

portafolios, el cual revela pruebas significativas de sus conocimientos y

habilidades. Este trabajo refleja progreso continuo, comprensión, desarrollo o


adquisición de conceptos/ habilidades clave, originalidad y creatividad.

Ahora bien, al trasladar el concepto de portafolios al entorno digital, nos

encontramos que suman a sus propios beneficios, aquellos antes mencionados de

la evaluación a distancia. Barberà (2004: 159) define el portafolios electrónico como

sistema de evaluación como “la colección organizada digitalmente de actividades

seleccionadas mediante un criterio conocido en las que los alumnos deben mostrar lo que

han aprendido.” Así, pueden seleccionar “el resultado del trabajo realizado en clase o

virtualmente, en las distintas asignaturas: búsqueda de información, proyectos,

anotaciones, cartas, grabaciones, lecturas, dibujos, exámenes, etc.” Se trata de que cada

alumno realice una buena selección como muestra de sus logros. A su vez, cada

muestra debe acompañarse de una breve ficha en la que constará la fecha del

trabajo, y una explicación referida a los motivos de la selección del mismo, lo que

apunta al objetivo principal de reflexión y toma de conciencia del propio

aprendizaje.

Esta selección de trabajos es dinámica y flexible, está en continuo cambio,

fiel espejo de los procesos de aprendizaje del alumno, ya que se va modificando

con el avance de las consecuciones educativas.

La autora propone una modalidad de aplicación del portafolios electrónico,

a través de un programa multimedia de presentaciones (a modo de ejemplo

sugiere el HiperStudio). En este trabajo, adaptaremos su sugerencia a un

portafolios electrónico en una página web.

El portafolios se organiza como una página en la que se designan espacios


para estructurar los temas que se seleccionan y en la que se establecen enlaces

entre las informaciones y evidencias presentadas. Resulta especialmente

interesante que tanto el profesor como cada alumno pueda acceder a cualquier

portafolios siguiendo el orden que quiera y mediante los canales creados a tal

efecto. Por ejemplo, cada usuario podría acceder a los subdirectorios, según su

interés, a través del tema del trabajo, o del nombre del alumno que lo ha

realizado. De este modo, podría resultar una página que listara todos los trabajos

relacionados con cada tema, o bien todas las muestras de determinado alumno. En

ambos casos, cada título funcionaría como enlace para acceder al trabajo completo

y la ficha acompañante.

Cada trabajo debe posibilitar comentarios tanto del profesor, como del

autor, o de sus compañeros, así como enlaces a los trabajos de los otros alumnos

relacionados con la misma temática. Así se construye un verdadero hipertexto o

hipermedia (en caso de que los trabajos estén realizados en diferentes soportes:

audio, videos, texto, imágenes, etc.).

Es importante el diálogo entre el profesor y cada alumno, así como entre

este y sus compañeros, mediante los sucesivos comentarios agregados a cada

muestra de trabajo. Klenowsky (2005: 45-46) dice que “involucrar a los alumnos en

un diálogo evaluativo, es un medio simple para proporcionar una riqueza de puntos de

vista sobre el impacto de la enseñanza. (...) Este punto sigue la noción de Vygostky sobre la

zona de desarrollo próximo. El diálogo en este caso es una forma de intervención enfocada a

un punto determinado.” El poder compartir este punto de vista metacognitivo


conlleva a facilitar un aprendizaje más significativo, construido simultáneamente

en los planos intersubjetivo e intrasubjetivo.

CONCLUSIÓN:

A lo largo de este trabajo hemos planteado la necesidad de prácticas

evaluativas coherentes con las teorías educativas que orientan los procesos de

enseñanza y aprendizaje en la actualidad. Al mismo tiempo, conscientes del auge

de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y de las múltiples

posibilidades que estas ofrecen a la educación y sus prácticas, hemos acercado una

propuesta de evaluación a través de la modalidad a distancia mediante una página

web.

El instrumento seleccionado para su profundización nos parece muy

adecuado tanto por su relación con las teorías planteadas como por la facilidad de

aplicación que ofrece, y los resultados positivos que se han observado.

Sin embargo, esto es apenas un enfoque posible de uno de los muchos

instrumentos utilizables en la evaluación a distancia. Todos deberían ser

considerados, estudiados y aplicados, para conocer luego cuál de estos recursos se

adapta mejor a nuestros alumnos, al nivel educativo en que se encuentren y al

momento cognitivo particular de cada uno de ellos, apostando siempre por una

educación cuyos objetivos se centren en un aprendizaje significativo y de calidad

en nuestros estudiantes.
BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

ALDEA Educativa. “Principios y Criterios para la evaluación”.

http://www.aldeaeducativa.com/aldea/docentes/Articulo.asp?id=36

ADELL, Jordi. “Tendencias en Educación en la Sociedad de las tecnologías de la información y la

comunicación” Publicado en EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa, nº 7,

noviembre de 1997. Consultado en: http://nti.uji.es/docs/nti/Jordi_Adell_EDUTEC.html

AMENGUAL, Bartolomé Rotger. “Evaluación formativa”. Ed. Cincel, Madrid, 1989.

AREA MOREIRA, Manuel y GARCÍA-VALCÁRCEL MUÑOZ-REPISO, Ana. “Los materiales

didácticos en la era digital. Del texto impreso a los webs inteligentes”. En “Educar en la Sociedad de

la Información”. M. Area (Coord.). Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao, 2001. Pp. 409 - 441.

BARBERÀ, Elena. “La educación en la red: Actividades virtuales de enseñanza y aprendizaje”. Ed. Paidós,

Barcelona, 2004. Pp. 145 – 175.

CABERO, Julio. “Tecnología educativa: Diseño y utilización de medios en la enseñanza”. Ed. Paidós,

Barcelona, 2001. Pp. 281 - 421

CARRETERO, Mario. "Constructivismo y educación". Ed. Luis Vives, Zaragoza, 1993.

COLL Salvador, César. "Aprendizaje escolar y construcción del conocimiento". Ed. Paidós, Barcelona, 1990.

CHACÓN, Fabio. “Evaluación en los Sistemas de Educación a Distancia Interactiva”. Presentación web

actualizada en junio de 2001. En: http://fcae.nova.edu/~fchacon/

GARCÍA-VALCÁRCEL MUÑOZ-REPISO, Ana. “Tecnología educativa: Implicaciones educativas del

desarrollo tecnológico”. Ed. La Muralla, Madrid, 2003. Pp. 191 - 287

GREENE, Judith. "Pensamiento y lenguaje". C.E.C.S.A., México DF., 1982,

FERNÁNDEZ LAGUNILLA, Marina; ANULA REBOLLO, Alberto. "Sintaxis y cognición: introducción al

conocimiento, el procesamiento y los déficits sintácticos". Ed. Síntesis, Madrid, 1995.

KLENOWSKY, Val. “Desarrollo de Portafolios para el aprendizaje y la evaluación”. Ed. Narcea, Madrid,

2005.

LAFOURCADE, Pedro D. “Evaluación de los aprendizajes”. Ed. Cincel, Madrid, 1972.


LEÓN Herrera, Miriam; Velásquez Siefert, Paola; Ripio Novales, Miguel. “Evaluación en Educación a

distancia: la experiencia del Instituto de Informática Educativa de la Universidad de la Frontera, Chile ”. En:

www.virtualeduca.org/virtualeduca/virtual/actas2002/804.pdf

MONTIVEROS, María Luján; Lima, Graciela. “El diario en parejas como recurso de evaluación en

educación a distancia”. Ponencia del Primer Congreso Virtual “Integración sin Barreras en el Siglo

XXI”. En: www.redespecialweb.org/ponencias/limamontiv.htm

ORTIZ Ortiz, María Gloria. “En torno a la evaluación constructivista en educación abierta y a distancia ”.

Revista de Educación y Cultura “La Tarea”, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la

Educación de México. Nº 11, agosto de 1999 (monográfico dedicado a la educación a distancia).

En: www.latarea.com.mx/articu/articu11/mgorti11.htm

PABLOS PONS, Juan de. “ Nuevas tecnologías aplicadas a la educación”. En: “Nuevas tecnologías,

Comunicación audiovisual y Educación”, Ed. Cedecs, Barcelona, 1998. Consultado en:

http://www.ugr.es/~sevimeco/biblioteca/tecnologias/tecnologias.htm

PABLOS PONS, Juan de. “Las tecnologías de la información y la comunicación: un punto de vista

educativo”. Consultado en: http://www.ucm.es/info/multidoc/multidoc/revista/num8/jpablos.html

PAVÓN, Pilar; Pérez, Dolores y Varela, Lafuente. “La evaluación en los cursos online”. En:

http://cvc.cervantes.es/obref/formacion_virtual/metodologia/pavon.htm

PÉREZ I GARCÍA, Adolfina. “Diseño de Documentos Web”. En “Recursos tecnológicos para los

procesos de enseñanza y aprendizaje”, M. Cebrián et al. ICE / Universidad de Málaga, 1998.

PERRET - CLERMONT, Anne - Nelly. "La construcción de la inteligencia en la interacción social: aprendiendo

con los compañeros". Ed. Visor, Madrid, 1984.

POZO, Juan Ignacio. "Teorías cognitivas del aprendizaje". Ed. Morata, Madrid, 1989.

ROMERA, Carolina. “Empleo de las Nuevas Tecnologías en la evaluación de aprendizajes a distancia”. En:

www.ateneonline.net/datos/64_03_Romera_Carolina.pdf

ROSALES, Carlos. “Criterios para una evaluación formativa”. Ed. Narcea, Madrid, 1988.

SALINAS, Dino. “¡Mañana examen! La evaluación: entre la teoría y la realidad”. Ed. Graó, Barcelona,
2002. Pp. 85 – 110.

SAN JOSÉ Villacorta, Carlos (Coord.). “Tecnologías de la información en la educación”. Ed. Anaya

Multimedia, Madrid, 1998. Pp. 91 – 98.

SANTOS Guerra, Miguel Ángel. “La evaluación: un proceso de diálogo, comprensión y mejora”. Ed.

Aljibe, Málaga, 1995.

VYGOTSKY, Lev S. "Pensamiento y lenguaje". Ed. La Pléyade, Buenos Aires, 1977.

VIRTUAL Educa. “Las pruebas de evaluación y la tecnología: sistema de evaluación a través de internet”.

En: http://www.virtualeduca.org/virtualeduca/virtual/actas2002/actas02/808.pdf

WERTSCH, James V. “Voces de la mente: un enfoque sociocultural para el estudio de la Acción Mediada”.

Aprendizaje Visor, Madrid, 1991.